domingo, 6 de septiembre de 2015

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 2, Parte 3

Parte 3

Traducido por: Sebastian Santos

Zaryusu observó el asentamiento de la tribu “Colmillo de Dragón” ante él. Al mismo tiempo, un paquete de plantas apareció a su lado. Estaba de más decir que ese paquete de plantas era en realidad Crusch. Alzo la mano para separar la hierba, revelando lo que Zaryusu pensaba, tenía un hermoso rostro.

"¿Realmente deseas entrar montado en Rororo directamente al interior de la tribu? ¿Estás tratando de entrar en conflicto con ellos de cabeza a cabeza? "

"Te equivocas, es todo lo contrario. La tribu “Colmillo de Dragón” valora la fuerza en gran medida. Si tuviéramos que dejar a Rororo y entrar en el lugar, podríamos posiblemente encontrarnos con personas que escogerían una pelea antes de que incluso podamos reunirnos con el jefe de la tribu, y eso sería problemático. Procediendo hacia adelante mientras que montamos Rororo disuadiría a que aparezcan ese tipo de situaciones".

Después de cabalgar con Rororo adelante una cierta distancia, varios guerreros de todo el pueblo los debían haber visto. Cada uno de ellos sostenía su arma, y miraban al grupo de Zaryusu con miradas inquebrantables.

Sintiendo la intención hostil, Rororo dejó escapar un gruñido. Zaryusu escuchó la advertencia de Rororo y le indicó que éste continúe moviéndose hacia adelante.

Continuando hacia adelante finalmente Rororo se preparó para una la batalla. Aun así, ellos se mantuvieron moviéndose hacia adelante hasta que habían llegado a un límite, un punto donde cualquier cosa podía suceder en cualquier momento; antes de eso pase, Zaryusu finalmente dejo parado a Rororo y saltó hacia abajo. Crusch también hizo lo mismo y bajo en un momento.

Con miradas afiladas Varios guerreros se dirigieron hacia los dos individuos. Esas miradas habían sido llevadas a tal intensidad que ya no eran simplemente hostiles, sino puro y simple deseo asesino.

Crusch se intimido un poco por sus miradas, que la hicieron detener sus pasos. Aunque ella era una persona muy calificada entre los druidas, carecía de experiencia al momento de estar en la primera línea.

Por el contrario, Zaryusu dio un paso más hacia adelante. El uso la mitad de su cuerpo para proteger a Crusch, y gritó en voz alta:

"- Yo soy el representante de la tribu “Garra Verde”, Zaryusu Shasha, y mi visita aquí es para discutir asuntos con el jefe de la tribu!"

Su voz parecía un potente bramido casi como si fuera a dispersar la intención asesina a su alrededor. Los guerreros de la tribu “Colmillos de Dragón” estaban sorprendidos e incluso parecía como si ellos hubieran sido intimidados.

Después de esto, Crusch también tomó la palabra, anunciándose a sí misma:

"Yo soy el primer jefe interino de la tribu “Ojos Rojos”, Crusch Lulu, y del mismo modo he venido a visitar al jefe de la tribu."

Aunque su voz no era fuerte, llevaba el orgullo y la conciencia de sí misma, un líder de una tribu. La delgada joven lagarto mujer se había ido con una voz segura del mismo modo que el del macho.

"Una vez más, estamos aquí para ver al jefe de la tribu! ¡Donde está él?!"

En este momento, el ambiente que los rodeaba cambio repentinamente. Era como el sí estado de ánimo de la escena se hubiera convertido de repente en un vigor atacante dirigido a ambos.

Cada una de las cuatro cabezas de Rororo hizo un salto mortal. Abriendo sus mandíbulas, dejó escapar un rugido amenazador en las cuatro direcciones, sacudiéndose sus cabezas y mirando con rabia hacia arriba. Un fuerte gruñido emanaba de la gigantesca hydra , el miedo parecía impregnar el entorno debido a esto el ambiente se puso tenso.

"... No había necesidad de protegerme de algo tan trivial" dijo Crusch.

"Yo no tenía la intención de protegerla, porque vino por su propia voluntad. Sin embargo, yo soy el único que permitió que las tribus perezcan en la guerra anterior, por lo que debería haber sido yo quien asumiera sus miradas hostiles”.

Los guerreros comenzaron a reunirse en el interior del asentamiento de la tribu. Todos ellos eran hombres lagartos musculosos y fornidos con ligeras cicatrices en sus escamas, sugiriendo que eran veteranos de innumerables batallas. Sin embargo Zaryusu se percató que el jefe de la tribu no estaba entre ellos.

Cada uno de los hombres lagarto no eran más que guerreros. Ninguno de ellos estaba llevando la autoridad como su hermano mayor lo hizo, ni tenían un aspecto extraño o una atmósfera de confianza para ser el jefe de la tribu como Crusch.

Durante este período, cuando sólo Rororo emitía sonidos de intimidación, cada hombre lagarto individualmente mantenía un alto nivel de alerta. En ese momento-

"Haah!"

Crusch exhaló un poco de aire, dejando escapar un sonido débil. Sin embargo, Zaryusu, quien predijo que vendría un hombre lagarto haciendo una entrada, se mantuvo impasible. Esto se debía a que, incluso antes de que el oponente se muestre, podía sentir que había un enorme poder que se acercaba poco a poco, cada vez estaba más cerca.

Pero él no podía dejar de mirar atónita y fijamente al lagarto que apareció frente a él.

Para decirlo en pocas palabras, la apariencia de aquel lagarto era simplemente extraña.

El oponente era un enorme individuo con una estructura corporal superior a 230 centímetros de altura. Esta característica por sí sola no sería suficiente para justificar el llamarlo extraño, por lo tanto, había otras razones para describir la aparición como tal.

En primer lugar, el hombro derecho tenía un aspecto físico raro estaba relativamente más grueso que el otro, al igual que cómo los cangrejos violinista tiene una garra gigante unilateralmente en un solo lado. No, su hombro izquierdo no era delgado en lo absoluto, con una musculatura de aproximadamente la misma con la cual contaba el hombro de Zaryusu. Se trataba simplemente de su hombro derecho, que era anormalmente grueso, y esto no era debido a una enfermedad o malformación congénita, eran músculos reales.

El dedo anular de su brazo izquierdo y el meñique se habían ido por completo.

Su boca se separaba bastante hacia atrás esto era consecuencia de un corte, y su cola era bastante plana, había sido aplastada, no era como un simple lagarto, sino más bien como un cocodrilo…

Sin embargo, incluso en comparación con éstos, la característica más llamativa era- la insignia quemada en su pecho. A pesar de que era diferente a la imagen sobre el pecho de Zaryusu, el significado era el mismo, demostrando que este hombre lagarto también era un 'viajero'.

Ese era un lagarto de extraña aparición, y con gran tamaño, hasta Zaryusu dejó escapar una terrible risa cuando sus dientes chocaron entre sí, sonando como una colisión entre la madera muerta.

"Bienvenido, portador de Frost Pain."

Su profunda voz era muy apropiada para su físico, excepto que tenía el efecto de que al hablar de forma clara sonara amenazante.

"Esta es la primera vez que nos hemos reunido. Yo soy el representante de la tribu “Garra Verde”, Zaryu- "

El lagarto hizo un gesto con la mano indicando que las presentaciones no eran necesarias.

"Sólo el nombre es suficiente."

"... Yo soy Zaryusu Shasha, y ella es Crusch Lulu".

"Esa persona no puede ser... es un monstruo de planta? Sin embargo, suponiendo que ya traían una hydra aquí, con lo que llevar a un monstruo para ser su alimento no debería de ser demasiada sorpresa. "

"... Ese no es el caso."

Hacia Crusch que estaba a punto de arrojar su traje de malezas, el extraño lagarto mirando una vez más agitó la mano para indicar que no era necesario.

"Relájese es solo una broma, no se ofenda."

"-"

Sintiéndose desinteresado, el extraño lagarto dio una breve mirada al conjunto de las malas hierbas que era Crusch antes de volver su mirada hacia Zaryusu.

"Entonces, ¿por qué has venido?"

"Antes de eso, Por favor nos podría dar su nombre?"

"Ah. Yo soy el jefe de la tribu “Colmillo de Dragón”, Zenberu Gugu. No duden en llamarme Zenberu”.

Zenberu reveló sus dientes al sonreír. Aunque estaba dentro de las expectativas, el hecho de que un viajero también fuese el jefe de una tribu todavía era una noticia sorprendente.

Pero entonces por el contrario, esta fue también la respuesta más aceptable. Era imposible que un poderoso hombre lagarto con tales virtudes masculinas debía ser un simple viajero. En realidad, en el momento en que había aparecido, la intención hostil que los rodeaba se había dispersado inmediatamente como el humo. Este lagarto macho poseía tal autoridad general, así como una extraordinaria destreza en combate y la cohesión.

"Sería posible que también me llame solo Zaryusu. Entonces, Zenberu, por favor, háganos saber si ha habido algún monstruo que haya visitado su pueblo recientemente”.

"Un, un tal ser supremo."

"Dado que el oponente ha estado aquí, el asunto a discutir se vuelve mucho más simple-"

Zenberu levantó la mano, interrumpiendo el discurso de Zaryusu.

"Ya sé lo que vas a decir. Sin embargo, sólo creemos en la fuerza. Desenvaina tu espada”.

El pie fornido del hombre lagarto ante Zaryusu - el jefe de la tribu “Colmillo de Dragón”, Zenberu Gugu - sonrió revelando su boca llena de dientes.

"¡Qué!"

Sólo Crusch exclamó. Zaryusu y los guerreros que los rodeaban mostraron expresiones de acuerdo.

"... Este método es simple, Jefe de la tribu “Colmillo de Dragón”. Se mantiene el breve juicio, y no se pierde el tiempo en lo absoluto”.

"Realmente eres un emisario excepcional. No, después de todo tu eres el portador de Frost Pain, eso debería ser un hecho, ¿verdad? "

♦ ♦ ♦


Seleccionar al hombre lagarto más fuerte como jefe de la tribu era una cuestión natural y ordinaria.

Sin embargo, para un problema donde la subsistencia de la tribu estaba en juego, era ese el método correcto para determinar la mejor respuesta? ¿No debería ser esto un asunto a ser discutido y evaluado por todo el mundo, teniendo el detallado análisis desde diferentes enfoques antes de llegar a una conclusión?

Crush pensó como tal, entonces se dio cuenta de que su idea estaba llena de incredulidad.

En realidad, todos los guerreros que se podían observar a los alrededores, sin importar si eran hombres o mujeres, todos estuvieron de acuerdo con el juicio del jefe de la tribu. Entonces también se dio cuenta que esa opinión sobre la lucha también era una de las opciones.

Entonces ¿por qué siento una frecuente duda sobre esto?

¿Por qué se originó esta duda?

¿Pensaba de esta manera porque ella había sufrido el ataque de magia de un desconocido? Imposible. Cuando se trataba de magia, ella estaba segura de que no iba a perder contra nadie.

Crusch volvió para mirar a los dos individuos.

Zaryusu y Zenberu.

Los dos de ellos juntos de pie se parecían a un niño frente a un adulto.

Por supuesto, el físico corporal no lo determinaba todo, y como lanzadora de magia ella entendía este punto totalmente. Sin embargo después de ver la diferencia en la estructura corporal, que era como la del cielo y la tierra, no pudo evitar gritar internamente para sí misma que no quería que se resuelva de esa forma.

No quiero? Espero que ellos no- No, yo no quiero que ellos tengan una batalla?

Crusch quería comprender por qué un sentimiento tan milagroso había aparecido dentro de ella. ¿Por qué ella no deseaba que esto suceda? ¿Por qué ella no deseaba que luchen entre sí?

Sólo había una respuesta que era obvia.

Crusch dejó escapar una leve sonrisa. Era a la vez una sonrisa irónica y una sonrisa burlona.

Sólo puedo admitirlo honestamente ahora, Crusch. Tu no quieres ver a Zaryusu luchar porque temes que se haga daño... temes que, posiblemente, pueda morir.

En pocas palabras, esa era la cuestión.

En este tipo de batalla, sólo en raras ocasiones terminaba con la muerte de una de las partes. Sin embargo, el significado de "rara" significaba que todavía había una posibilidad de que esto ocurra. Si la lucha se intensificaba al punto que implicaba una pérdida de razonamiento, una vida podía   fácilmente ser arrebatada. Nacida como una mujer lagarto, ella no quería que su compañero fuera a perder su vida a causa de su participación en esta batalla.

Esto también quería decir que, de hecho, inconscientemente, Crusch hacía tiempo que ya había aceptado la promesa del amor de Zaryusu.

Sera porque no hubo hombres en el pasado que me trataron como él lo hizo... por eso yo tan simple... si es así, ¿significa que soy fácilmente ilusionada? Eh, a lo menos me siento... un poco feliz y también un poco triste... ah, en realidad, es suficiente!

Al aceptar honestamente sus sentimientos, Crusch caminó al lado de Zaryusu que se preparaba para la batalla, y le tocó suavemente el hombro.

"¿Te falta algo en tus preparativos?"

"Nada. No hay ningún problema”.

Una vez más Crusch tocó su hombro.

Sus hombros poderosamente firmes.

Desde muy joven, ella había recorrido el camino de un druida, y había entrado en contacto físico con los cuerpos de los Hombres Lagarto masculinos durante las oraciones, la unción de la medicina, y al lanzar magia. Sin embargo parecía que esta vez el tiempo que pasó tocando el cuerpo de Zaryusu fue incluso mayor que el tiempo de aquellos momentos.

Así que este es el cuerpo de Zaryusu ... ah.

Cuando se está por enfrentar en batalla, la sangre caliente que fluye a través de su cuerpo inflado de poderosos músculos permite que otros perciban su masculinidad.

"... ¿Qué estas haciendo?"

Desde que Crusch comenzó, todavía no lo había soltado, Zaryusu en algunos momentos sentía que esto era extraño.

"-Eh? Ah, eso... esto es la bendición de un druida”.

"Esto... ¿Tus espíritus ancestrales aún me ayudaran, aunque yo sea de una tribu diferente que la tuya, Crusch?"

"Los antepasados ​​de mi tribu no son tan estrictos. Buena suerte."

Crusch retiró las manos de los hombros de Zaryusu, y oró en su corazón para el perdón de sus antepasados. Esto se debía a que había mentido con el fin de desear que el hombre de su corazón consiga la victoria.

Al mismo tiempo, Zenberu estaba experimentando preparaciones similares. En su muñeca derecha tenía un enorme lanza de metal con una longitud cerca de los tres metros, un arma que los hombres lagartos normales necesitarían ambos brazos para poder utilizarla.

Entonces él casualmente hizo un movimiento con la lanza.

El movimiento de barrido lateral genero una ráfaga de viento de gran alcance, de tal magnitud que Crusch, que estaba a una distancia lejana de ese movimiento de barrido, también lo sintió.

"Ganaras... no, estará todo bien?"

"Acerca de eso... voy a adaptarme a la situación según sea necesario."

Crusch originalmente tenía la intención de preguntarle si era posible para él poder ganar, pero ella no se lo dijo. Después de todo Zaryusu sabía que se enfrentaba a una batalla en la que la derrota no era una opción.

Entonces este lagarto masculino no podía perder. Sólo habían familiarizado durante su viaje de medio día, y sólo se habían conocido desde hace un día, pero si de algo Crusch estaba segura.

Este hombre lagarto era digno de ser el favorito de ella.

"Entonces, están tus preparaciones completas? Portador de Frost Pain... ah, Zaryusu”.

"Estoy listo, podemos empezar en cualquier momento."

Zaryusu volvió a poner su espalda hacia Crusch, y entraron en el perímetro de la zona de combate.

Crusch exhaló un suspiro. La razón era que ella no podía resistir mirando a su figura.

La mano de Crusch estuvo en contacto con él durante mucho tiempo - en realidad no fue tan largo - y el calor de su hombro izquierdo ya estaba desapareciendo lentamente.

La próxima batalla sería simple, similar a la utilizada para determinar al jefe de tribu. Debido a que era un uno contra en una pelea, por lo tanto, la participación de terceros mediante la mejora con la magia era una violación de las reglas.

Cuando el calor estaba todavía sobre sus hombros, la mente de Zaryusu se puso caótica. Mientras las manos de Crusch no habían dejado sus hombros, pensó que ella había echado un poco de magia defensiva en él, como jefe interino de su tribu seguramente ella no sería ajena a esta regla.

Entonces, incluso cuando la otra parte evidente no había utilizado la magia de encantamiento, ¿por qué todavía se sentía tan entusiasmado por dentro?

¿Era porque él mismo era un hombre, y quería poner un buen desempeño frente a una mujer? Su hermano mayor le dijo una vez que él era demasiado estúpido... pero esta frase parecía ser cierta ahora.

Zaryusu entró en el círculo formado por los hombres lagarto y rápidamente desenvaino a “Frost Pain” La espada respondió al mandato de Zaryusu y emanaba una niebla blanca helada.

Los hombres lagarto que lo rodeaban estallaron en clamor.

Sabían las hazañas anteriores de Frost Pain, y también eran sobrevivientes de la tribu “Borde Violento”, por lo tanto, habían reconocido personalmente las proezas de Frost Pain.

Al ver la capacidad que sólo el verdadero dueño de Frost Pain podría llevar a cabo, la expresión facial horrible de Zenberu se convirtió en uno de deleite, revelando sus dientes mientras gruñía profundamente, al igual que una bestia salvaje lo haría.

Hacia el lagarto delante de él que emitía un afán de luchar, Zaryusu lo miro fríamente y lo desestimo con una frase:

"Yo no quiero que sufras lesiones graves."

Este discurso provocativo agudizo al máximo la antipatía de los hombres lagarto que lo rodeaban, sin embargo, el chapoteo del agua posterior y el sonido de la colisión con la superficie del agua provocada por un extraordinario impulso silencio a los alrededores.

Ese fue el resultado de Zenberu que había apuñalado los humedales con su alabarda.

"Oh ... entonces déjame saborear la derrota con satisfacción! Escúchame bien! Si tuviera que morir en esta batalla, y tú te volvieras el jefe de la tribu! Nadie se quejaría sobre esto! "

Los guerreros que los rodeaban deberían haber estado en desacuerdo, pero nadie expreso a cabo una queja. En verdad, si Zaryusu realmente mataba a Zenberu, todo el mundo le daría a su obediencia, incluso si tenían que morderse los labios para hacerlo.

"Muy bien, entonces se resolverá si me puedes matar en la pelea. Deberías ser el rival más difícil hasta la fecha ".

"Está bien ... entendido. Entonces, si yo fuera a morir por tus manos desnudas”

La mirada de Zaryusu se movió un poco hacia atrás, hacia Crusch.

"Por supuesto, voy a dejar a su mujer que regrese a casa a salvo."

"... No es" mío "por el momento."

"Ho, parece que realmente desea perseguir a ese monstruo de plantas. ¿Es ese lagarto hembra tan bueno? "

"SI lo es."

Zaryusu ignoró el allanamiento de la mujer lagarto con las manos cubriendo su rostro.

"Eso realmente me hubiese gustado ver por mí mismo. Si gano, poco antes de que la dejé ir, ¿por qué no le veo el rostro primero? ".

Hasta entonces, Zaryusu tenía la voluntad de un guerrero para luchar. Ahora otra motivación para pelear había salido a la superficie.

"... Parece que ahora tengo una razón para que yo no pierda absolutamente por nada. No voy a dejar que un tipo como usted vea la cara de Crusch.

"Realmente te gusta ella hasta el punto de que ningún medicamento pueda salvarte."

"Sí, eso es lo mucho que me gusta."

Había varias mujeres lagarto que le decían algunas palabras a Crusch que estaba de rodillas, y ella inmediatamente dio una respuesta negando y sacudiendo la cabeza para señalar que deberían ignorar esos dos por ahora.

"¡Ja!"

Zenberu encantado rió en voz alta.

"Entonces derrótame! O se pasara todo el tiempo, sin hacer nada! "

"Derrotarlo era mi intención desde el principio."

El intercambio de palabras de Zaryusu y de Zenberu concluyo en este punto y se miraron unos a otros.

"- Estoy a punto de hacer mi movimiento."

"- Ven."

Ambos hombres lagarto intercambiaron breves palabras, pero tampoco hicieron ningún movimiento.

Así como los hombres lagarto que los rodeaban empezaban a inquietarse, Zaryusu comenzó a acercarse lentamente cada vez más cerca. Estaban en los humedales llenos de agua, sin embargo, ninguna salpicadura se podía escuchar.

Zenberu permaneció inmóvil mientras esperaba.

Un momento después, en el instante en que Zaryusu se acercaba, algo brillo como una fuerte explosión, los ojos de Zaryusu se movieron de un lado a otro. Ese fue el sonido hecho por la alabarda de Zenberu.

No se trataba de ninguna técnica; era simplemente fuerza bruta.

Pero ese era el motivo de que fuera tan impactante.

Zenberu tomó una postura con su alabarda mientras se preparaba para atacar a Zaryusu nuevamente. Con sólo su mano derecha, Zenberu pudo esgrimir la alabarda gigante. Después de cada acción de balanceo como un tornado, fue capaz de reanudar inmediatamente su postura inicial.

Zaryusu estaba perplejo.

Por lo tanto, con el fin de confirmar la intención de estas acciones, una vez más se lanzó al ataque dentro del rango del enemigo y fue recibido de nuevo con otro golpe feroz horizontal idéntico al anterior. Zaryusu bloqueaba los ataques con Frost Pain y el impacto del golpe derribo su mano en la que sostenía a Frost Pain, y su cuerpo callo de espalda.

Para enviar al suelo a un hombre lagarto con una sola mano, el poder de su brazo derecho era extraordinario.

- La sangre hervía de la emoción.

Cuando los guerreros vieron el poder del brazo de su jefe, comenzaron a aclamarlo.

Zaryusu balanceaba su cola para recuperar el equilibrio mientras retrocedía.

Sacudió la mano entumecida y entrecerró los ojos.

¿Qué significa esto?

Zaryusu se centró en el cuerpo gigante ante sus ojos.

¿Qué significa esto? Él es... demasiado débil.

Zenberu era rápido como un rayo, y enviaría a Zaryusu a volar si este lo bloqueaba con su espada. Pero eso era todo, no tenía nada de miedo por eso.

Los movimientos de Zenberu eran semejantes a los de un niño jugando con un palo: no había ninguna técnica de la cual hablar, sólo cambios de gran alcance con su fuerza bruta. Pero era eso realmente todo? Con ese brazo gigante de Zenberu debería ser capaz de manejarlo con mayor habilidad que esto.

Está conteniéndose a propósito para atraerme con la guardia baja?

Zaryusu sentía que no era eso.

El debía de tener cuidado con esta sensación extraña que sentía, tenía que volver a pensar su estrategia. Zenberu que todavía tenía que dar un paso le preguntó con una sonrisa:

"¿Bueno? Acaso no piensas utilizar la habilidad de Frost Pain? "

Ese tono de desprecio probablemente era una burla y Zaryusu no reaccionó de la misma manera.

"Fui derrotado por el portador de Frost Pain en el pasado."

Zaryusu lo recordaba, él sabía también a quién se refería Zenberu. Esa persona era el jefe de “Filo de Navaja”, quien fue asesinado por Zaryusu.

Zaryusu aliviado se enfocó en Zenberu levemente y observó a los alrededores.


Entre la hostilidad que sentía a su alrededor, los que tienen la más fuerte intención asesina debían de ser los sobrevivientes de “filo de Navaja”.

"Perdí los dos dedos en esa lucha."

Zenberu mostró a Zaryusu su mano izquierda a la cual le faltaban dos dedos.

"Si utilizas el poder que ese tipo desató para derrotarme, es posible que puedas ganar."

"¿Sera asi?"

Zaryusu respondió con calma.

De hecho, esa habilidad era fuerte.

Y porque esa habilidad solo se podía usar tres veces al día, tenía una gran oportunidad de ganar si es que utilizaba esa habilidad. Zaryusu solamente derrotó al anterior propietario de Frost Pain debido a que no podía usar su habilidad. Si él hubiera utilizado esa habilidad, Zaryusu probablemente hubiera muerto.

Pero era imposible que alguien que conocía la habilidad de Frost Pain se burlarse de que alguien lo use.

Zaryusu aumento su guardia.

No entiendo... De todos modos, las cosas nunca terminarán si seguimos así, debo atacar.

Zaryusu tomó una decisión y se lanzó con el doble de velocidad.

Zenberu blandió su alabarda en Zaryusu con una velocidad increíble.

Zaryusu no lo quiso esquivar y lo bloqueó con Frost Pain. Todos los que vieron esto pensaban que Zaryusu sería enviado de volar otra vez.

La espada golpeo la- alabarda y el ataque fue repelido fácilmente.

No había ninguna necesidad de utilizar habilidades. Zenberu simplemente estaba manejando la alabarda como un niño, y esto podría ser rechazado fácilmente, no importaba lo duro que la hizo girar.

Zenberu abrió los ojos de forma impactada - no, era la admiración.

Al mismo tiempo, Zaryusu se dirigía hacia Zenberu- sin darle tiempo de retirar la alabarda para defenderse. Incluso si tuviera ese tipo de músculos, se necesitaría mucho tiempo para recuperar la alabarda desviada hacia atrás por el impacto. Eso fue el tiempo suficiente para que Zaryusu lograra acercarse.

En ese momento, Frost Pain se acercó hacia el cuerpo- de Zenberu

- La sangre salpicó al cabo de un momento.

Una gran admiración por el grupo de espectadores estalló y un suave grito se oía.

El que estaba sangrando y retrocedía no era Zenberu. Fue Zaryusu que sangraba de los dos cortes en la cara.

Contradiciendo su táctica hasta ahora, Zenberu tomo unos grandes pasos hacia Zaryusu para atacar con su otra arma, y no dejar que retroceda.

Esa arma era sus propias- garras.

Frost Pain y las garras chocaron con un estruendo metálico. Después de eso, se escuchó el sonido de la alabarda caer al agua.

"Wargghhh-!"

Zenberu respiró profundamente, y atacó de forma consecutiva con su gran brazo mientras daba un paso hacia adelante.

A diferencia de los infantiles movimientos con la alabarda anterior, el ataque de Zenberu con las garras estaba en un nivel maestro. Zaryusu finalmente entendió después de que la información más importante se filtrara.

Zenberu no era un guerrero, pero si un monje que utilizaba su propio cuerpo como arma mediante la utilización de una energía especial llamada Ki.

Zaryusu lo bloqueó con la parte trasera de Frost Pain.

Las garras del lagarto eran más duras que las armas de los humanos, pero no podían emitir tal ruido metálico. Así es, este fue el resultado del endurecimiento de las partes-del cuerpo, como garras y colmillos. Una habilidad conocida como [Armas de Acero natural], una capacidad de monjes.

Se decía que el golpe de un monje que había alcanzado el nivel más alto podría destruir el adamantium que era el material más duro. Pero a juzgar por la sensación de los intercambios, Zenberu aún no estaba a ese nivel, estaba como máximo en el nivel del acero. Aun así, él estaba a la par con uno de los cuatro tesoros de los Hombres Lagartos Frost Pain, y con la cual no se debía jugar.

Los dos intercambiaron golpes.

Zenberu atacó con sus garras mientras Zaryusu lo bloqueaba con Frost Pain Evadieron los ataques y se alejaron hacia atrás.

"- Jajaja, todavía sigues vivo!"

Zenberu se lamió la sangre y la carne sobre sus dedos.

Zaryusu utilizo su larga lengua para lamer el líquido rojo en su rostro.

Zaryusu se sentía afortunado por haber evitado que la garra le dé en los ojos. Estaba herido, pero fue sólo un rasguño, aún podía luchar. Él agradeció la protección del ancestro y-

Tal vez yo lo pude esquivar debido a los antepasados ​​de Crusch.

Zaryusu agradeció mientras Zenberu se quejaba con tristeza.

"Hablando de eso, parecías estar negándote a usar esa habilidad."

Zenberu apretó los puños y en varias ocasiones se golpeaba el pecho.

"Mis disculpas, pero no tengo ninguna intención de utilizarla en esta pelea."

"¿Eh? Luego no te quejes después de tu derrota diciendo que no haz utilizado tu fuerza completa”.

"Después de haber intercambiado golpes conmigo, todavía piensas que soy el tipo de persona que diría una cosa así?"

"... No, no lo creo. Lo siento, he dicho demasiado. Sin embargo - si usted no tiene planeado utilizar ese movimiento, entonces es mi turno ahora "!

Con el sonido de haber perforado el viento, Zenberu lanzó una patada hacia Zaryusu con su pierna que era tan gruesa como el tronco de un árbol.

El movimiento se hizo sin una pizca de vacilación.

Como Zaryusu estaba evitando el empuje de la pierna, él giró a Frost Pain para cortar a Zenberu. Sin embargo, un sonido metálico resonó y la espada fue desviada.

Zaryusu abrió los ojos sorprendido.

Si uno tuviera que usar una cuchilla para bloquear un ataque por la carne, la parte atacante sería el que quede herido, esto era de sentido común. Sin embargo, el Ki de energía que utilizaba el monje revocó esta lógica.

Este fue el efecto de [Piel de Acero]. En el momento en que el ataque entró en contacto con la piel del usuario, esta habilidad especial usaría Ki para envolver el cuerpo, convirtiendo la piel en tan dura como el acero. Esta capacidad era lo mismo que [Arma natural de acero], donde de manera similar la cantidad de entrenamiento que se ponía en el perfeccionamiento de la técnica significaba que una mayor tenacidad se podría lograr.

La piel del oponente había desviado una espada mágica. Esto significaba que el oponente ya había perfeccionado la habilidad de los monjes a grandes alturas. Sin embargo Zaryusu seguía confiando en que la victoria estaba a su alcance.

No es que la diferencia en la técnica de la batalla de ambas partes era gigante, sino más bien que las circunstancias de Zenberu eran relativamente desfavorable.

Haciendo que uno se sienta abrumado por los continuos ataques.

Patadas, barridos de cola, golpes, ataques de todo tipo.

Zenberu confió en la capacidad de su cuerpo con cada ataque, que no sólo era rápido sino también era pesado. Frente a tal enemigo, incluso Zaryusu tuvo que abandonar su ofensiva para mantener su defensa.

Los continuos ataques fueron seguidos por ataques aún más continuos.

Si tuviera que renunciar a la defensa contra ataques aplastantes del enemigo, Zaryusu sin duda sería derrotado. Los hombres lagarto que estaban alrededor creían que el jefe de la tribu que estaba lanzando ataques continuos sin parar tenía la victoria en sus manos y gritaban diciendo “acabalo”.

Las garras de Zenberu en ocasiones rozaban a Zaryusu, fácilmente podían romper las duras escamas que protegían sus cuerpos, haciendo que la sangre fresca fluya. Sus heridas no eran ligeras en lo absoluto.

El cuerpo de Zaryusu estaba lleno de estas heridas. Su vida era como una vela en el viento, y no sería de extrañar que él se rinda en algún momento. La evidencia era que todos los rostros de los Hombres Lagarto, revelaban sonrisas alegres para el jefe de su tribu victoriosa.

Sin embargo, Zenberu no compartía sus sentimientos.

Cada vez que una ataque continuo era bloqueado, Zenberu sentía que la victoria se le escapaba cada vez más lejos, lo que le angustiaba muchísimo.

La hoja de Frost Pain albergaba un frío congelante que apilaba lesiones heladas por cada corte que les hacía a los enemigos. Además, tenía un efecto que hacía que cualquier enemigo que entrara en contacto con el arma sufra algunas lesiones heladas. En otras palabras, simplemente mediante el intercambio de golpes entre la cuchilla y la carne, Zenberu fue lentamente siendo erosionado por el frío de la espada.

Con ambas manos congeladas y ambas piernas entumecidas, sus movimientos se hicieron más y más lento.

Qué pena... porque en la pelea anterior contra el antiguo portador de Frost Pain fue derrotado tan rápido... Que él ni siquiera sabía que tenía originalmente tal habilidad! Parece como si no sólo tuviera una habilidad! No es de extrañar que sea uno de los cuatro tesoros!

Fue precisamente porque Zaryusu sabía que el arma tenía tal efecto , que decidió apegarse a la defensa - Más bien, eligió este método , por que garantizaba no hacer daños graves al oponente. Fue debido a esto que él no evadía los ataques de Zenberu y los tomaba de frente.

Esta elección fue la más prudente y también una ruta elaborada a la victoria.

Era perfecto. Para el actual Zenberu, quien era el mayor enemigo.

En ese instante Zaryusu saltó por encima, Zenberu lanzó un potente golpe. Si este movimiento fuese bloqueado, las posibilidades de ganar de Zenberu se desplomarían.

Zenberu sentía como si estuviera en una lucha en solitario contra una fortaleza inexpugnable.

Ah, ah, qué pena, no puedo derrotarlo... Sin embargo, he esperado este momento durante mucho tiempo!

Recordó el momento cuando fue a buscar pelea con el antiguo portador de Frost Pain. Desde ese entonces, se había vuelto mucho más fuerte, y había pasado por interminables sesiones de entrenamiento agotador para obtener la victoria. Cuando se enteró de la noticia de que la persona que lo había derrotado había muerto, había sentido un remordimiento inmensurable, y sin embargo no había dejado de seguir entrenando.

Preparándose para este día.

Como jefe de la tribu, era incapaz de abandonar la tribu para buscar retos, por lo tanto, cuando se enteró de que el portador de Frost Pain había llegado al pueblo, no podía contener su alegría.

No podía permitir que esta lucha, que había estado esperando durante todo este tiempo, vaya a terminar con tanta facilidad.

Zenberu dio puñetazos y patadas, sin embargo, su sentido del tacto fue disminuyendo gradualmente, y su Ki también era cada vez más ineficaz para llegar a sus manos y pies. Aun así, todavía atacó implacablemente.

Tan fuerte, incluso más fuerte que el individuo, a partir de ese momento!

En vista de que él mismo había entrenado sin cesar, este hombre lagarto frente a él también debe haber recibido una formación continua y estricta hasta este punto.

Desde el inicio, ambos hombres lagarto no se habían acercado más durante la lucha, y por supuesto que también podría encontrar una excusa diciendo que él había perdido debido a la capacidad de Frost Pain, pero él no deseaba utilizar palabras tan cobardes.

¡Increíble! No es de extrañar que él sea el dueño de Frost Pain! El hombre lagarto más fuerte entre todos los hombres lagartos!

En el exterior, Zenberu no detuvo sus ataques continuos, pero por dentro estaba felicitando calmadamente a Zaryusu que estaba usando a Frost Pain para bloquear sus movimientos.

 Lesiones, flujo de sangre, y más lesiones.

Crusch, que estaba firmemente mirando este feroz encuentro, ya había predicho el resultado a través de sus excelentes habilidades de druida.

Su visión era realmente increíble... que ya había descubierto el transcurso de la pelea más o menos justo después de que empezara.

Ella estaba muy sorprendida al ver la excelente capacidad de Zaryusu como un guerrero.

El entorno incesantemente emanó sonidos de aliento.

Los espectadores estaban dirigiendo su odio hacia el implacable retador, Zenberu parecía estar completamente acorralado en contra de su oponente. Los hombres lagarto circundantes parecían no darse cuenta al hecho de que las extremidades de Zenberu estaban disminuyendo sus movimientos.

Zaryusu era muy fuerte. Crusch confiaba en esta conclusión.

Casi todos los hombres lagarto se basaban en sus cuerpos fuertes y robustos, utilizando la fuerza bruta para luchar, pero Zaryusu... no, incluso Zenberu así... se basó en su técnica para luchar. Y Frost Pain no era más que un apoyo activo para Zaryusu.


Como tal, estaba la situación actual... la brecha entre los dos individuos estaba bastante relacionada con Frost Pain, pero Crusch entendía claramente que Frost Pain no era el único factor en el logro de este resultado.

Hipotéticamente, si uno fuera a dar Frost Pain a una persona común, esa persona seria capaz de hacer frente a Zenberu como lo hacia él?

Probablemente la respuesta era no. Zenberu no era un rival fácil.

El arma era realmente poderosa, pero Zaryusu era capaz de utilizarla a muy buena capacidad, él era también un guerrero de primera clase.

Pero aún más sorprendente era su mente aguda y perspicaz.

Zaryusu había sido capaz de evadir la garra del rival cuando había caído la alabarda, porque él estaba siempre cauteloso y en constante observación de la situación. La primera vez que observó se dio cuenta que el oponente tenía una carta de triunfo, y se dio cuenta de que la alabarda no era más que un farol.
Incluso después de haber enfrentado a la difícil decisión de ser tildado de viajero, aun así, tenía la voluntad de asumir las consecuencias, junto a lo demás con la cantidad de conocimiento que había traído durante sus viajes al margen de la crianza de peces,¿ también trajo estas tácticas de batalla?

Sin ser consciente de ello, ya se había convencido Crusch la firme creencia de que Zaryusu tenía la victoria en sus manos. En ese momento su corazón latía rápidamente, no de preocupación por él, era por otra razón mientras miraba en silencio el rostro de Zaryusu.
“Realmente es un hombre lagarto excepcional”
La emocionante batalla hacia que el tiempo pasara rápidamente para todos, pero para los dos que luchaban, se sentía como si fuera un tiempo muy largo. Estaban sin aliento y el agotamiento físico y mental era mucho mayor que el tiempo que se gastó.

Zaryusu quien retuvo su voluntad de luchar a pesar del sangrado por todas partes tenía un coraje admirable. Recibió elogios de los hombres lagarto que miraban,por mantenerse a la par con su jefe por mucho más tiempo del que nadie haya podido.

De repente, Zenberu quien parecía estar a poca distancia de la victoria dejó caer su posición de batalla.

Los hombres lagarto que los rodeaban esperaban con gran expectación a Zenberu para que anunciara su victoria cuando gritó.

Pero el contenido de las palabras era lo contrario de lo que se esperaban.

"Es mi derrota!"

Su jefe debía haber estado a tiempo de la victoria.

Entonces, ¿por qué el jefe declaraba su derrota? Sólo Crusch sabía que esto iba a pasar. Se dirigió rápidamente al centro de la formación del círculo.

"¿Te encuentras bien?"

Zaryusu recupero el aliento profundamente cuando se enteró que había conseguido la victoria. Bajó la espada sobre su mano y respondió exhausto:

"No hay heridas mortales... No le afectará en ninguna batalla futura."

"... Bueno, te voy a sanar con algunos hechizos."

Crusch hizo un sonido susurrante con su atuendo de hierba y reveló su rostro.

Zaryusu sintió un calor tranquilizante sobre sus heridas, diferente al dolor agudo que sufrió antes. Zaryusu se sumergió en la sensación de la energía que fluía por su cuerpo y volteo la cabeza para observar al lagarto gigante que luchó en un duelo a muerte con él.

Zenberu fue rodeado por miembros de su tribu mientras explicaba qué fue exactamente lo que pasó y en qué consistía la táctica de Zaryusu.

"Eso debía hacer."

Después de emitir su hechizo dos veces, Crusch anunció que el tratamiento estaba completo. Zaryusu bajó la mirada hacia su propio cuerpo.

Todavía tenía sangre seca sobre su piel, pero las heridas habían cicatrizado completamente. Zaryusu todavía podía sentir rigidez cuando flexionó sus heridas, pero no parecía que se iban a rasgar.

"- Gracias."

"Estas de vuelta."

Crusch sonrió brillantemente, se veía hermosa mostrando sus dientes blancos como perlas.

"- Que hermoso."

"Ah ...!"

Su cola golpeó la superficie del agua dura.

Los dos se quedaron en silencio.

Crusch guardó silencio porque estaba desconcertada por cómo casualmente dijo este hombre lagarto esas palabras. Para Crusch que no estaba acostumbrado a los elogios, no era bueno para su corazón escuchar a Zaryusu decirlo con demasiada frecuencia.

Por otro lado, Zaryusu no entendía por qué Crusch no respondía. ¿Podría haber sido que cometió un error- una sensación de malestar cruzó por su mente. En realidad, él siempre había sentido que su vida no tendría nada que ver con mujeres lagarto, así que no sabía qué tipo de reacción iba a hacer. Inesperadamente, Zaryusu también estaba en una confusión.

Como los dos estaban en problemas y se preguntaba qué hacer, una voz los salvó.

"Hey hey hey, eres demasiado envidiable bastardo."

Los dos miraron hacia – Zenberu que era quien estaba hablando.

Zenberu se quedó estupefacto momentáneamente cuando los dos de ellos reaccionaron de la misma manera.

"Eh ~ por favor el lagarto blanco, ¿me puede sanar?"

Zenberu ni se inmutó siquiera después de ver el rostro albino de Crusch. Cuando Crusch recordó su impresión después de ver la apariencia de Zenberu por primera vez, comprendió la falta de reacción de Zenberu.

"Está bien... Pero, ¿no sería un problema dejar que un druida de otra tribu lo cure?"

"Sí, no importa. No hables tanto, me duele ahora mismo, incluso mis huesos están congelados, puedes darte prisa? "

"Tú eres el que quiere que haga esto, recuerda explicárselo a tus druidas."

"Sí, yo soy el que te obligó, así que por favor."

Crusch suspiró y comenzó su tratamiento.

Zaryusu sintió que el número de miradas hostiles había caído, y habían comenzado a aparecer miradas con buena voluntad.

"Bueno, he terminado."

Crusch fundió más hechizos de curación en comparación con Zaryusu. Esto significa que sus heridas eran profundas, a pesar de que no se notaban.

"Oh, tu habilidad es mejor que los druidas de mi tribu."

"Gracias, pero rara vez lo hago por otras tribus... No, muchas gracias por su cumplido."

"Bueno, nuestras lesiones se curaron, vamos a entrar en el tema principal de hoy ¿de acuerdo? O acaso es demasiado pronto para usted? "

"¡Oh! Vamos a escuchar lo que quiere decir- Aunque yo quería decirte que... "Zenberu se detuvo al llegar a este punto, y luego dijo con una sonrisa:" Pero vamos a echar un trago primero "!

Zaryusu y Crusch- los dos se quedaron perplejos, como si ellos no entendían lo que estaba diciendo Zenberu.

"Cuestiones formales y problemáticas tienen que ser discutidas en un banquete, ¿entiendes?"

Dejar que la otra parte supiera que su fuerza le diera la ventaja en las negociaciones. Zaryusu entendía que tenía que arriesgar su vida para esto y era así como los hombres lagartos hacían las cosas. Pero no podía entender el comportamiento de lanzar un banquete ya que la tribu “Garra Verde”; no tenía tal costumbre.

Le parecía extraño una fiesta justo después de una batalla mortal.

"Yo no lo entiendo...”

Un sentimiento de resignación se apoderó de Zaryusu, por lo que mostrando su sorpresa honestamente respondió en voz baja. Pero las ondas del pesar aparecieron en su corazón de inmediato, pues había mostrado una reacción tan infantil a un jefe de tribu que aún tenía que aliarse con él. Zaryusu también podía sentir que Crusch lo observaba con una mirada extraña.

Para Zaryusu que no tenía experiencia en el amor, era imposible para él saber que Crusch lo miraba porque a ella le gustaba la nueva faceta que Zaryusu demostró en batalla. Era una mirada de curiosidad adorando algo lindo.

"No, lo que quise decir es que beber demasiado dañaría mi mente y podría ser preocupante para mí."

Zaryusu cambió sus palabras en un pánico, pero Zenberu no parecía importarle y respondió:

"Hey hey hey, usted es un viajero, ¿verdad? Deberías desear aprender las costumbres de por aquí, como esta, que es una costumbre de los enanos, cierto? "

"No, yo no aprendí de los enanos, sino de los hombres que viven en el bosque."

"¿Es eso así? Entonces recuerda esto, personas que beben juntos se convertirán en amigos, esa es la enseñanza de los enanos. Puede que no haya pasado mucho tiempo desde que llegaron, pero debemos comenzar nuestra conversación pronto. Estoy en lo cierto, Zaryusu Shasa? "

"Ya veo... Ahora lo entiendo, Zenberu Gugu".

"¡Impresionante! Todo el mundo, tendremos un banquete! Traiga eso aquí! Comenzare los preparativos! "

♦ ♦ ♦


Un pozo de fuego de casi dos metros de ancho se creó en el suelo, las llamas casi abrasaban el cielo. Su resplandor rojo ilumino la oscuridad de la noche.

Cerca del pozo de fuego había una olla gigante de más de un metro de alto y unos 80 cm de diámetro, el olor del alcohol se quedó en el aire.

Decenas de hombres lagarto se turnaron para tomar el líquido de adentro. Pero el vino del recipiente parecía no tener fondo.

Como la espada de Zaryusu “Frost Pain”, este era uno de los cuatro tesoros, 'Giant Pot of Wine’.

El sabor del vino era interminable haría a cualquier persona fruncir el ceño. Pero para los hombres lagarto, esto era un delicioso vino.

Es por eso que siguieron viniendo a por más.

A poca distancia de la olla del vino estaba un lugar muy tranquilo. En cuanto al por qué, fue a causa de que los Hombres Lagartos borrachos terminaron tirados e inmóviles.

Los hombres lagarto que habían caído por el alcohol eran arrojados aquí.

Crusch que se había quitado su atuendo de hierbas y lo había puesto en el suelo con cuidado - a pesar de que pisó la cola de un lagarto sin querer - mientras se movía hacia atrás. Sus pasos eran firmes y no, no parecía estar borracha, pero ella no parecía estar completamente bien tampoco.

Su cola parecía moverse de forma independiente, agitándose de manera animada. Se acurrucaba a veces, y luego se enderezaba. Estuvo así durante un momento, y luego se detuvo, emocionada como un niño.

De hecho, Crusch sintió como si un viento refrescante soplara a través de su corazón. Parte de la razón era el alcohol, pero el sentimiento de liberación también ayudó en esto.

Esta fue la primera vez que mostró su cuerpo albino a un gran grupo de personas, Algunas de las personas se sorprendieron, pero desde que su jefe también parecía un mutante, se mezclaban con los demás sin ningún problema.

Crusch llevaba comida en las dos manos y se dirigió con pasos energéticos.

Ella llegó al lugar donde Zaryusu y Zenberu estaban sentados con las piernas cruzadas y bebiendo con los demás.

Los dos utilizaban un coco como una taza. Dentro estaban un fluido transparente, pero el olor de alcohol era fuerte.

El pescado crudo se colocó justo delante de ellos para complementar el vino. Zenberu saludó a Crusch quien se acercó con una sonrisa.

"Ah, monstruo de la planta."

"... ¿No puedes cambiar la forma de pensar sobre mí?"

Ella ya había dejado esa vestimenta, pero aquel hombre lagarto insistió en llamarla así. Probablemente tenía la intención de burlarse de ella así para siempre. Crusch quien se dio cuenta de este hecho decidió dejar su resistencia inútil.

"¿Han terminado su discusión?"

Zaryusu y Zenberu se miraron y asintieron.

"En su mayor parte."

Querían hablar de hombre a hombre, por lo que pidieron Crusch darles un poco de tiempo a solas. Ya lo había hecho, por lo que no tuvo más remedio que recoger la comida, esperando intervenir. Si pensaban hablar sobre la guerra que se acercaba.

Quería conocer la esencia de las cosas y evitar los incómodos detalles-

"Esta es una charla entre hombres."

Pero Zenberu la excluyo del tema con frialdad con esta frase. Crusch mostró su disgusto en su cara con honestidad, y no tenía otra opción que cambiar del tema.

"¿Cuáles son sus planes? Formar una alianza y luchar juntos? "

"¿Eh? Oh, por supuesto, que vamos a luchar. Incluso si las demás tribus se niegan, todavía estaríamos dispuestos a luchar”.

Un sonido como si fueran tablones de madera que chocaban los unos a los otros vino de la boca de Zenberu.

"Realmente eres un maniático de las batallas."

"No me alague de esa manera, que voy a comenzar a avergonzarme."

Zenberu ignoró a la aturdida de Crusch y pidió algo de ella.

"Ah, claro, monstruo de la planta, podría usted ayudarme a convencerlo? No importa lo que me pida, Zaryusu todavía no esta listo para convertirse el jefe de nuestra tribu”.

Zaryusu también mostró una resignada y fatigada expresión hacia Crusch, ella podría hablar sobre esa mirada cansada, cuando no estuviese cerca, esta pregunta se la había repetido en innumerables ocasiones.

"Es imposible para él que tome ese trabajo. Él es de una tribu diferente y es un- "Crusch quería decir viajero, pero recordó que Zenberu era un viajero también, así que ella cambió el tema:" ¿Por qué te hiciste un viajero "

"¿Eh? Oh, perder ante el antiguo portador de “Frost Pain” fue un duro golpe para mí, por lo que sólo era natural para mí querer salir y visitar diferentes lugares y ser más fuerte ¿no? Así que me convertí en un viajero”.

Zaryusu que estaba junto a él se colgaba de sus hombros con cansancio. Crusch recordó a Zaryusu hablando de sus viajes también.

Cuando Zaryusu se convirtió en un viajero, fue motivado por su determinación, resolución y sentido del deber a su tribu. Zenberu que era un viajero debía haber tenido pensamientos similares... Pero eso no era evidente por la forma en la que se comportaba.

Crusch puso su mano suavemente en el hombro de Zaryusu para consolarlo, transmitiendo a él un mensaje “él es él, y usted es usted”.

Para el espectador, la acción de Crusch debía parecer la de un amante. Cuando él se dio cuenta de que, la cola de Crusch comenzó a entrar en pánico. Y la cola de Zaryusu también se agitaba intensamente.

Los dos se miraron a los ojos del otro y sonrieron tímidamente.

Zenberu fingió no ver todo eso y continuó diciendo alegremente:

"Pensé que debía haber hombres poderosos en las montañas, ya que eran tan grandes, aprendí mucho de los enanos que conocí en mis viajes y conseguí esta guadaña de guerra. Yo no la quería al principio, pero como dijeron que era un recuerdo de nuestro encuentro, no tuve más remedio que aceptarlo. "

"... Así que eso sucedió, eso es genial."

Crusch respondió con frialdad.

"Si gracias."

- El sarcasmo no funcionaba.

Con el buen ambiente en ruinas, Crusch cogió un vaso y se lo bebió todo. Ella sintió que su garganta se calentaba, sintió el difuso calor del vino en todo su cuerpo. Zaryusu hizo lo mismo.

En ese momento, el sonido de una fuerte pregunta se pudo escuchar. La sensación era totalmente diferente a la anterior, por lo que era difícil de comprender lo que preguntaba.

"Así que, ¿crees que podemos ganar?"

Zaryusu respondió en voz baja.

"... No lo sé."

"Sí, he adivinado, que no hay garantías en esta guerra. Si alguien asegura la victoria sin conocer la fuerza de los adversarios, quisiera darle una paliza y pedirle que se largue”.

Crusch no dijo nada más hacia Zenberu que se reía en voz baja.

"Pero... nuestro enemigo es descuidado, esto podría afectar a nuestra posibilidad de ganar."

Crusch explicó al desconcertado Zenberu en lugar de Zaryusu.

"¿Te acuerdas de lo que dijo ese monstruo?"

"Lo siento, yo estaba durmiendo la siesta entonces."

"... Alguien debió habértelo contado?"

"HMMP, me olvidé, porque es una molestia. De todos modos, lo importante es que nos atacan, y les devolveremos el golpe, ¿verdad? "

Ante este tipo de desesperanza Crusch renunció a explicarle con una cara, mientras que Zaryusu le explicó con una sonrisa irónica.

"... Ellos dijeron, 'Resistan obstinadamente, mortales'."

Una expresión peligrosa apareció en el rostro de Zenberu, sus características fruncieron el ceño en una mueca.

"¿Cómo es posible, mirándonos hacia abajo a nosotros desde el principio?."

Zenberu rugió con furia.

Se molestó fuertemente de la ira y disgusto.

"Eso es correcto, estaban burlándose de nosotros. Parecen estar seguros de que... Tienen la fuerza para abrumarnos fácilmente... Pero vamos a aplastar la arrogancia de nuestros enemigos. Vamos a unir a las cinco tribus y mostrarles la fuerza más grande que podemos dirigir. Vamos a golpearlos abajo de frente, y decirles que no somos débiles e indefensos. "

"HMMP, no está mal, es una forma sencilla de decirlo. Me gusta eso."

Mientras los dos hombres lagarto macho estaban discutiendo apasionadamente sobre cómo luchar, Crusch echó agua fría sobre sus planes.

"No nos servirá de nada herir su orgullo demasiado. Sólo tenemos que mostrarles nuestro valor, ¿correcto? Si supieran que somos de valor, puede ser que se abstengan de acabar con nosotros”.

"Hey hey, quieres que inclinemos nuestros rostros hacia esa gente molesta?"

"Zaryusu ... Entiendo el peligro de esto, pero creo que mantener nuestras vidas es más importante que la pérdida de nuestra libertad."

Crusch dijo lo que pensaba.

Los otros dos no se sorprendieron sobre sus pensamientos y tampoco se burlaron de ella acerca de esto.

Nadie quiere ser dominado, pero al ser esclavizados tenían más futuro que al perder la vida. Si tenían un futuro, habrá un sinfín de posibilidades.

Por ejemplo, si se les enseña la técnica de cultivo de peces a todo el mundo, podrían ser capaz de abandonar sus hogares actuales y salir corriendo.

Si uno iba a renunciar a esta posibilidad y pedir a todos morir, no tenía el derecho a ser un líder.

"Escucha esto."

Después de escuchar lo que dijo Zaryusu suavemente, los tres se percataron en sus oídos y escuchaban las risas del banquete que era llevado hasta aquí por el viento.

"Puede que no seamos capaces de divertirnos de esta manera después de ser dominados."

"Tal vez si podríamos, ¿verdad?"

"¿En serio? No creo eso. No creo en una existencia tan divertida, después de que nuestras muertes sean caritativas. Si no tenían ninguna piedad en lo absoluto, no tratarían de acabar con nosotros con una actitud juguetona”.

Crusch asintió con la cabeza.

Aun así-

"Lo que quiero decir es... por favor no mueran."

"- No lo haré, no antes de escuchar la respuesta a esa pregunta."

"-"

Crusch y Zaryusu se miraban los ojos bajo el cielo frío de la noche.

Y hicieron un juramento.

- Completamente ignorando al descontento de Zenberu.

Anterior    -    Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top