lunes, 14 de septiembre de 2015

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 3, Parte 5


Parte 5


Rororo corrió sin descanso. A pesar de ser grande y pesado, tenía una velocidad similar a la de los hombres lagarto, Rororo seguía corriendo a través de los humedales. Había salpicaduras por todas partes con fuertes sonidos.

Sus ojos color ámbar se volvieron blancos debido a la alta temperatura, dos de sus cuatro cabezas habían perdido su fuerza.

A pesar de eso, se echó a correr.

Otra [bola de fuego] golpeó a Rororo de lleno en el cuerpo. El calor dentro de la [bola de fuego] explotó en un instante, y penetró en el cuerpo de Rororo. Quien sentía un dolor equivalente a ser golpeado por todo el cuerpo, sus ojos estaban secos debido al aire caliente que quemaba sus pulmones.

Con quemaduras en todo su cuerpo, la reacción del dolor que sentía Rororo no se detenía, y su propio cuerpo advirtió a Rororo: morirá si es golpeado de nuevo.
Incluso así siguió corriendo.

Corrió.

Y corrió.

No detuvo su avance ni detuvo sus pies. La alta temperatura había quemado sus escamas a esa distancia, la deformación de su piel y debajo de ella la sangre comenzaron a derramarse. A pesar de ello, todavía siguió corriendo.

Incluso las bestias que no eran inteligentes definitivamente habrían escapado, pero Rororo no lo hizo.

Rororo era un tipo de monstruo llamado hydra.

Había todo tipo de monstruos, aquellos que superaban a los seres humanos en inteligencia, y los que no eran diferentes de los animales. Rororo pertenecía a este último.

Para Rororo que sólo era tan inteligente como un animal normal, continuar avanzando al borde de la muerte hacia Iguvua que se encargaba de causarle tanto dolo como pudiera, era increíble y difícil de comprender.

De hecho, incluso su enemigo Iguvua estaba desconcertado, y sospechaba que Rororo estaba siendo manipulado por magia.

Pero eso no era así.

Así es, esa no era la respuesta.

Iguvua probablemente no lo podía entender.

Rororo que sólo tenía la inteligencia de una bestia- corría por el bien de su familia.

Rororo no conocía a sus padres, aunque las hydras eran el tipo de monstruos que no abandonaban a su descendencia. Antes de llegar a una cierta edad, debería de haber vivido con uno de sus padres y aprender la forma de sobrevivir a través de ellos. Pero ¿Por qué Rororo no lo hizo?

Eso fue porque Rororo era un bebé deforme. Una Hydra normal nacería con ocho cabezas, y aumentarían a medida que va creciendo, hasta un máximo de doce cabezas.

Pero Rororo nació con sólo cuatro cabezas, por lo que sus padres abandonaron a Rororo y se fueron con sus otros hermanos.

Aunque las hydras se convierten en criaturas poderosas en su edad adulta, era sólo cuestión de tiempo para que Rororo haya muerto en el duro ambiente de la naturaleza sin la protección de sus padres durante la infancia.

Hubiera muerto. Si no fuera por los hombres lagarto que pasaron por ahí y lo recogieron.

- Y así, Rororo consiguió una familia donde tenía un padre, madre y amigos cercanos.

La conciencia de Rororo estaba a punto de derrumbarse por el dolor cuando pensó en una pregunta que siempre había reflexionado.

¿Por qué su cuerpo era tan grande? ¿Por qué tenía tantas cabezas?

Él pensaba en esto cuando veía a su padre adoptivo. Y Rororo pensó en una conclusión, se trataba de la edad.

Según él, algunas de sus cabezas se caería en el futuro, las extremidades podrían brotar como la hierba, y se vería como su padre adoptivo.

Si Rororo realmente se transformara así- ¿Qué le pediría hacer a su padre?

Eso es. No habían dormido juntos durante mucho tiempo. Tenían que dormir separados porque Rororo era demasiado grande, lo que hacía que se sintiera un poco solo.

Las llamas parecían quemar los pensamientos de Rororo a esa distancia y llenaron todo su campo visual, el dolor era increíble había golpeado con totalidad el cuerpo de Rororo. Se quejó débilmente mientras el dolor palpitaba a través de todo su cuerpo.

El dolor era comparable a haber sido golpeado innumerables veces.

Le dolía tanto el cuerpo que no podía pensar más.

Las piernas de Rororo enviaban señales en forma de contracciones musculares para detener el avance.

Pero incluso así  Rororo no dejo de correr.

El avance de Rororo era más lento. Sus músculos estaban quemados y rígidos, no podía mantener su velocidad habitual en funcionamiento.

Sólo salir y dar un paso adelante era difícil en esas circunstancias.

Era difícil respirar y le dolía cuando inhalaba, sus pulmones probablemente estaban siendo dañados por el calor.

Sólo una de sus cabezas podía moverse, las otras eran simplemente una carga ahora. La imagen del no-muerto conjurando una bola de fuego en su mano apareció vagamente en los ojos turbios de Rororo.

Su instinto como un ser vivo no le dejaba de advertir.

Si era golpeado de nuevo, sin duda iba a morir. Pero Rororo a pesar de tener miedo, implacablemente seguía desafiando y corriendo hacia adelante-

Esa había sido la petición de su padre y amigo, por eso él no se detendría.

Rororo utilizaba todas sus fuerzas  a pesar de estar totalmente agotado; al tropezar hacia adelante con unos pocos pasos, una bola de fuego de color rojo voló de la mano del no-muerto, y una vez más, cortó el aire hacia Rororo.

Este ataque sin duda robaría la vida de Rororo, ese era un hecho innegable.

La muerte le esperaba.

Este era el final

Si-

Así hubiera sido, si ese hombre lagarto no hubiera estado ahí.

¿Será que el hombre lagarto permitiría que Rororo muriese ante sus ojos?

¿Mirar esa injusticia desplegarse frente a él?

Eso era imposible.

"-「 Ráfaga helada 」!"

Zaryusu que corría detrás de Rororo saltó hacia un lado y gritó mientras balanceaba a Frost Pain.

El aire sobre su espada pareció congelarse inmediatamente, formando una pared blanca de niebla ante Rororo. Esa era una onda extremadamente fría de aire.

Una de las habilidades de Frost Pain.

Una poderosa habilidad que sólo se podría utilizar tres veces al día- [Ráfaga Helada], podría congelar todo dentro de su rango al instante y hacer un daño severo.

La pared de niebla fría bloqueó la [Bola de Fuego] que se acercaba, como si fuera una sólida barrera. La bola de fuego y la pared fría según la teoría de la magia, era prudente que se contrarrestaran una con la otra.

Fue un éxito-

La bola estalló en llamas, luchando fuertemente contra la niebla blanca.

Ambas partes eran como una serpiente blanca y roja que luchaba por devorándose entre ellos. Después de empujarse hacia atrás entre sí por un momento, las dos energías desaparecieron.

El no-muerto se quedó atónito y desconcertado. Fue la reacción más natural después de ver su hechizo disipado.

Todavía había algo de distancia entre los dos grupos, pero estaban lo suficientemente cerca para distinguir expresiones y las acciones de los demás. Una distancia imposible estaba cubierta gracias al esfuerzo y la determinación de Rororo, con lo que llegaron los tres hombres lagarto hasta aquí sin lesiones.

"Rororo...”

Zaryusu no sabía qué decir. Al final, él eligió una frase clara y sencilla de las millones de expresiones en su mente.

"¡Gracias!"

Después de expresar su gratitud, Zaryusu corrió sin mirar atrás. Crusch y Zenberu estaban justo detrás de él.

Un grito débil que era casi inaudible vino de atrás. Ese era un grito de alegría hacia la familia.

♦ ♦ ♦

Se quedó sin palabras. Su [Bola de Fuego] había sido negada, haciéndole expresar su incredulidad con las palabras.

"¡Imposible!"

Iguvua lanzo una [Bola de Fuego], una vez más. No estaba dispuesto a reconocer que los hombres lagarto corriendo hacia él habían disipado su magia.

Una [Bola de Fuego] se disparó hacia los tres hombres lagarto.

Fue bloqueado por un muro de niebla conjurado por el capitán de los hombres lagarto con su espada, y desapareció junto con la pared. Así es, era la misma situación que antes-

"Intenta todo lo que quieras! Voy a bloquear todos tus ataques! "

Era el rugido de un lagarto enfadado.

Iguvua chasqueó la lengua con una cara de disgusto.

(La magia que ha sido lanzada por mí, yo que fui creado por el Ser Supremo Ainz-sama, ser bloqueada por un simple lagarto!)

Iguvua reprimió su ira con todas sus fuerzas.

Era muy probable que [Bola de Fuego] no vuelva a ser usada, pero ya que tuvieron que esconderse detrás de la hydra para poder acercarse, debe haber un límite para el número de veces que podían utilizar esta defensa. Puede ser que sea diez veces, o sólo podría ser usado cada cierto tiempo, y podría ser conjurado indefinidamente después de recuperarse lo suficiente.

(¿Cómo debo tratar con ellos? Si es posible, quiero probar sus palabras...)

Iguvua podía disparar muchas más veces [Bola de Fuego], pero era difícil juzgar si las palabras del hombre lagarto eran ciertas.

Iguvua y los hombres lagarto estaban a menos de cuarenta metros.

Los hombres lagarto que se acercaban parecían ser guerreros y como un lanzador de magia no-muerto, Iguvua querían evitar el combate cuerpo a cuerpo.

No podía usar [Bola de Fuego] en esta situación. Iguvua no era tan tonto como para confirmar el número de veces que podían bloquear su hechizo. Si ellos no se hubieran escondido detrás de la hydra desde un principio y no hubieran cerrado la distancia, Iguvua podría probarlo. Pero esa oportunidad había sido destruida por esa maldita hydra.

"Maldición... sólo era una simple hydra."

Después de escupir estas palabras, Iguvua decidió su próximo curso de acción.

"- Bueno, entonces, ¿qué tal esto?"

Dio la casualidad de que estaban corriendo en fila india. Iguvua señaló con el dedo a los tres hombres lagarto que estaban acercándose. Provoco electricidad en sus dedos.

"Prueben mi「 Relámpago 」!"

El destello blanco de un relámpago surgió y-

Incluso desde tan lejos, la luz blanca en el dedo de Iguvua podría ser vista- [Relámpago].

La [Ráfaga Helada] de Frost Pain podía defenderse de los ataques de fuego o elementos de hielo. Pero Zaryusu nunca lo había usado contra un relámpago antes, y no estaba seguro si iba a funcionar.

(¿Debería probar suerte, o bloquearlo para minimizar el daño que tomarán?)

Zaryusu empuño a Frost Pain con fuerza.

El aire estaba lleno de electricidad estática, lo que demostraba que el ataque de relámpago era inminente.

"Déjenme esto a mí-!"

Zenberu hizo su propio juicio ante Zaryusu, y saltó hacia adelante con un grito. El hechizo impactó al mismo tiempo.

"-「 Relámpago 」"

"Warrghhh-「 Resistencia Masiva 」!"

Cuando el rayo parecía como si fuera a atravesar a Zenberu, su cuerpo lustrado desvió el relámpago haciendo que gire en forma de arco, se suponía que el relámpago iba a golpear a los otros dos detrás de él.

[Resistencia Masiva].

Una habilidad de los monjes, les concedía la capacidad de reducir el daño mágico dispersando el Ki de su cuerpo en un instante.

Esta era la habilidad que Zenberu había aprendido como un viajero después de perder ante la [Ráfaga Helada] de Frost Pain. Aunque fuese un gran ataque de área, trabajaba en contra de cualquier magia que provocaba daño.

Ambos amigos y enemigos gritaron, pero Zaryusu y Crusch que confiaban en su compañero de equipo no estaban muy sorprendidos. Por lo tanto, los Hombres Lagarto se acercaban mientras que el no-muerto se sorprendió.

Mientras Zaryusu se acercaba, descubrió algo.

Si él hubiera utilizado [Ráfaga helada] durante su duelo contra Zenberu, sería bloqueado por esta habilidad. Él sería entonces obligado a pelear en un combate de ataques, y perdería. Esa fue probablemente la razón por la que Zenberu intentaba hacer que Zaryusu usara esa habilidad.

"¡Haha! ¡Demasiado fácil!"

La voz ocasional de Zenberu hizo que Zaryusu mostrara sonrisa, pero su rostro se tensó en el siguiente instante. Zaryusu se había dado cuenta que la voz de Zenberu tenía rastros de dolor.

Incluso para que un hombre lagarto como Zenberu no pudiera reprimir su dolor por completo, eso significaba que sus heridas debían de ser graves. Además, Zenberu no aceptaría esconderse detrás Rororo si esta técnica fuera perfecta.

Zaryusu miró al frente, el enemigo estaba a menos de veinte metros de distancia. Esa distancia imposible se había reducido a este último tramo.

Con la distancia propuesta cada vez haciéndose más cercana, Iguvua juzgó al grupo de enemigos que se encontraban en frente de él, son enemigos fuertes que no se debe subestimar. Podían defenderse de sus hechizos y eran dignos de alabanza. Iguvua tenía otro medio de ataques, pero necesitaba considerar también sus defensas.

"No está mal para una ofrenda de sacrificio, son lo suficientemente dignos para que yo les muestre mi verdadera fuerza."

Iguvua activó su magia con una mueca fría.

“Magia de cuarto nivel 「Invocar no-muerto 」."

El humedal burbujeaba y varios cuerpos esqueléticos con cuatro manos que sostenían escudos redondos y cimitarras surgieron para proteger a Iguvua. Eran no-muertos conocidos como Guerreros Esqueleto, mucho más poderoso que los esqueletos normales.

Podía convocar a otros no-muertos, pero eligió a los Guerreros esqueletos por su resistencia contra los ataques de frío. Iguvua y los monstruos hechos de huesos eran inmunes a los ataques de frío.

Iguvua miraba con altanería bajo la protección de sus guardias a los enemigos que se acercaban. Esa era la actitud de un rey frente a retadores.

La distancia se había cerrado.

Había sólo - 10 metros que faltaban recorrer.

Eso era todo lo que quedaba. Después de ver que los no-muertos no mostraban signos de atacar, miró hacia atrás.

Miró la distancia que habían recorrido. Esta corta distancia era una carrera de velocidad, pero estos cien metros tenían motivos mortales sin ningún lugar donde esconderse. Si no hubiera tenido la ayuda de Rororo, Frost Pain Zenberu o Crusch, no habría manera de que pudiera hacerlo. Pero ya habían llegado tan lejos y el enemigo estaba a su alcance.

Habían superaron esa distancia.

Zaryusu se sintió aliviado al ver que Rororo estaba siendo llevado de vuelta a la aldea por los otros hombres lagarto. A continuación, se maldijo por relajarse y miró a los no-muertos.

Zaryusu admitió que el enemigo era un oponente formidable.

Si él no lo hubiera conocido en tales circunstancias, Zaryusu definitivamente ya hubiera escapado. Su instinto le decía que escapara con sólo verlo cara a cara, e incluso su cola estaba sobre los extremos. Zaryusu podía ver desde un lado de sus ojos que las colas de Zenberu y de Crusch tenían la misma reacción.

Ellos dos debían de estar pensando en lo mismo que Zaryusu. Así es, estaban haciendo todo lo posible para suprimir su deseo de huir cuando se enfrentaban a aquel no-muerto.

Zaryusu golpeó la espalda de ambos con su cola.

Los dos miraron sorprendidos a Zaryusu.

"Podemos ganar si trabajamos juntos."

Eso fue todo lo que dijo Zaryusu.

Crusch acarició su espalda y le dio una pequeña palmada a Zaryusu y respondió.

"Eso es cierto, podemos ganar, Zaryusu."

"¡Ah, las cosas se ponen interesantes!"

Zenberu respondió con una sonrisa arrogante.

Y los tres se lanzaron al tramo final.

♦ ♦ ♦

- Ocho metros.

El grupo de Zaryusu que había recorrido hasta aquí estaba sin aliento. Por el contrario, los no-muertos no tenía necesidad de recuperar el aliento. Los dos grupos se miraron a los ojos y el no-muerto habló primero.

"Yo soy un Lich, Iguvua, y soy un sirviente del Ser Supremo. Si se rinden en este momento, les voy a conceder una muerte sin dolor”.

Zaryusu no pudo evitar sonreír. Podía decirle a este no-muerto llamado Iguvua que no sabía nada en absoluto.

No importa que tanto lo pensaras, sólo había una respuesta.

Aunque Zaryusu estaba sonriendo, Iguvua no se sentía disgustado y esperó en silencio por una respuesta. Iguvua sabía que era fuerte y tenía confianza en ser capaz de eliminar al grupo de Zaryusu. Por eso mostraba la arrogancia de los poderosos, e incluso fue agradecido con él, por ahorrarle la molestia de caminar hasta ellos.

"Vamos a escuchar su respuesta."

"Haha, realmente necesitas una respuesta? Acaso no es obvio...”

Zaryusu levantó fuertemente a Frost Pain; Zenberu levantó sus puños y tomó una postura; Crusch no hizo nada, se podía sentir el maná profundamente dentro de ella, se estaba preparando para lanzar hechizos en cualquier momento.

"Yo te daré una respuesta entonces- esperanza!"

Los Guerreros Esqueletos juzgaron la respuesta de manera hostil y levantaron sus cimitarras y los escudos blindados de sus cuerpos.

"Luego de tener una muerte terriblemente dolorosa. Se arrepentirán de rechazar mi oferta final de misericordia! "

"Eso es lo que estoy tratando de decirte, vuelvan al infierno no-muertos! Iguvua! "

En ese momento, la batalla que decidiría el resultado de la guerra comenzó.

♦ ♦ ♦

"Zaryusu! ¡Atrápalo!"

Zenberu quien salió corriendo más rápido que nadie extendió su brazo gigante y atacó al Guerrero Esqueleto.

No le importaba cuanto el Guerrero Esqueleto pudiera bloquear con su escudo, usando la fuerza bruta para presionar de nuevo. El escudo fue abollado, y el Guerrero Esqueleto tambaleándose chocó con otro Guerrero Esqueleto y perdió el equilibrio. Al mismo tiempo, Zenberu utilizo su cola para golpear a otro Guerrero Esqueleto, pero falló.

La formación de los Guerreros Esqueleto estaba rota y Zaryusu utilizó esta oportunidad para entrar.

"¡Deténganlo!"

Dos Guerreros Esqueletos se dirigieron hacia Zaryusu después de escuchar la orden de Iguvua.

Era posible que Zaryusu sea capaz de esquivarlos; también podía usar a Frost Pain para bloquearlo si quisiera. Pero Zaryusu no hizo ninguna de las dos. Esquivar significaría que estaría vulnerable, Zaryusu no quería hacer ningún movimiento innecesario en frente de Iguvua.

Y lo más importante, alguien ya se había encargado de ellos-

"「 Enlazar Tierra 」!"

La tierra se movía como látigos, atando a los dos guerreros esqueléticos. Los látigos hechos de barro eran como cadenas de acero, restringiendo el movimiento de los dos guerreros esqueléticos por lo tanto Zaryusu ataco a la brecha en su formación.

Así es, Crusch estuvo presente también.

Zaryusu no estaba luchando solo, él sólo tenía que confiar en sus compañeros.

Incluso la magia de Crusch no pudo sellar sus movimientos por completo. Las cimitarras de los Guerreros Esqueleto todavía cortaban a Zaryusu. Pero eso no era nada, su sangre hirviendo le hacía inmune a este dolor.

Zaryusu corrió con pasos enérgicos.

Se lanzó hacia Iguvua quien estaba apuntado su dedo hacia él. Aun cuando fue golpeado por un hechizo, Zaryusu tuvo que soportar y lanzarse hacia el objetivo. Se movía con una determinación de hierro inquebrantable.

"Tontos! Conozcan el verdadero temor! 「Susto」! "

La visión de Zaryusu se sacudió y él estaba confundido acerca de dónde estaba. Un malestar extraño se extendió en su corazón y él estaba paranoico sobre las cosas que le rodeaban o sobre quien podría atacarlo...

Sus piernas dejaron de correr hasta detenerse. Zaryusu estaba sacudido mentalmente debido al efecto del hechizo [susto] y sus piernas no le estaban respondiendo a él. A pesar de que su mente estaba diciendo a sus piernas para moverse, su corazón los detenía.

"Zaryusu! 「Corazón de León」! "

En el momento en Crusch gritó, su miedo desapareció al instante y su voluntad brotaba desde dentro más fuerte que antes. La magia le concedió coraje que venció su miedo.

Iguvua miró con descontento a Crusch y la señaló con su dedo.

"Que Molesta! 「Rayo」! "

"Hya!"

- Crusch gritó.

Zaryusu comenzó a correr de nuevo estaba casi consumido por el odio, pero volvió a ser el mismo luego de reflexionar un momento. El odio puede ser una buena arma a veces, pero contra un enemigo poderoso, este podría interferir en su camino. Lo que se necesitaba para enfrentarse a un fuerte enemigo era un corazón ardiente y una mente despejada.

Zaryusu no tenía que mirar atrás por ningún motivo.

Iguvua atacó a Crusch hace un momento, pero eso significaba que Zaryusu podría utilizar esta oportunidad para acercarse aún más. Se podía ver disgusto en el rostro de Iguvua quien sabía que cometió un error. Esta reacción hecha por Zaryusu, cuya mujer amada fue perjudicada, hizo que Iguvua se enfadara.

"Tch! [Relampa…]"

"¡Demasiado lento!"

Frost Pain golpeo desde un lado cortando el dedo de Iguvua.

"¡Uf!"

"Un guerrero te ha alcanzado, lanzador de magia! Voy a hacerte saber que tus hechizos son inútiles ahora! "

A diferencia de los magos legendarios, los lanzadores de hechizos que estaban en combate cuerpo a cuerpo podían ser detenidos de emitir sus hechizos.

Incluso un potente lanzador de magia no-muerto como Iguvua no era la excepción.

Zaryusu entrecerró los ojos, sintió que algo estaba mal. Se sentía extraño cuando Zaryusu cortó a Iguvua, debía de tener algún tipo de defensa contra las armas físicas.

Pero él no era invulnerable. Así es, si tenía resistencia contra el daño, Zaryusu sólo necesitaba hacerle todo el daño posible.

Lo que tenía que hacer era mantenerse cerca.

Hablar era sencillo, pero hacerlo sería difícil. Zaryusu sabía eso. Pero eso era lo único que Zaryusu un simple guerrero podía hacer.

"No mires hacia abajo, lagarto!"

Tres flechas de luz de repente volaron hacia Zaryusu desde el cuerpo de Iguvua. Las flechas de luz aparecieron sin acciones que requieran preparación o indicio que hicieran que Zaryusu pudiera bloquearlos con su espada por reflejo, pero las flechas mágicas pasaron por el arma y golpearon el cuerpo de Zaryusu, infligiendo un sombrío dolor.

Esto era [Flecha Mágica]. Magia silenciosa que no requería acciones para usarla, por lo tanto Iguvua no podía ser interrumpido para lanzar esta magia. No sólo eso, [Flecha Mágica] también era un tipo de hechizo que no podía ser evadido, por lo que Zaryusu tampoco lo podía esquivar.

Zaryusu apretó los dientes y le hizo un corte a Iguvua con Frost Pain.

"Ughh! Bicho! Eres sólo un simple lagarto! "

[Flecha Mágica] podría ser imposible de esquivar, pero el daño que ocasionaba era bajo también. Para alguien que había pasado por un duro entrenamiento como Zaryusu, no era tan débil como para ser incapaz de luchar después de haber recibido un poco de daño mágico.

[Flecha Mágica] hirió a Zaryusu una vez más, el dolor perforó a través de su corazón y su voluntad. Zaryusu se mantuvo estable ante el insoportable dolor y contraatacó.

Después de varios intercambios, los movimientos de Zaryusu se volvieron cada vez más lentos. El agudo dolor le impedía hacer movimientos ágiles, a diferencia de los no-muertos que no conocían el dolor.

Iguvua y Zaryusu entendieron este punto, haciendo expresiones totalmente diferentes.

Los débiles mueren y los fuertes prevalecen, esa era la ley natural del mundo. El resultado de un duelo uno a uno entre ambos era obvio. Pero también estaba el hecho de que la unión de los débiles les daba la oportunidad de luchar a la par contra los fuertes.

"「 Curar heridas de Clase Media 」!"

El dolor de Zaryusu desapareció con esa voz y recobró su vitalidad, una vez más.

El calmado de Iguvua se enojó por el hechizo de curación que venía de la parte de atrás y gritó:

"Maldito Lagarto!"

Zaryusu luchaba junto a sus compañeros de su confianza. Crusch, Zenberu y-

"Rororo... no voy a perder!"

"Imbécil ... ¿Cómo podría yo, una creación del Ser Supremo perder ?! Ingenuo! "

Iguvua miró a los tres hombres lagarto con ojos venenosos. No utilizó ningún tipo de magia de invocación como los no-muertos que había convocado anteriormente que estaban todavía alrededor. Mientras los no-muertos estuvieran en los alrededores, no podía levantar a otros nuevos. Por lo tanto, Iguvua continuó echando silenciosamente [Flecha Mágica] mientras Zaryusu recortó la distancia hacia el cuerpo- de Iguvua esta lucha monótona se repetía.

Se sentía como si esta batalla nunca terminaría.

En ese caso, el deber de romper este círculo interminable se basaba en los que estaban detrás de ellos. Cuando uno de los lados reciba refuerzos, la batalla será decidida.

Tanto Zaryusu y Iguvua estaban seguros de eso.

Soportando el dolor del ataque [Relámpago] que recorría por su cuerpo, Crusch lanzo nuevamente un hechizo [Magia de tercer nivel, Invocar Bestia].

Con un 'dong', apareció un cangrejo gigante alrededor de 150 cm de grande - un cangrejo con una gran garra derecha.

Parecía como si hubiera estado esperando bajo los humedales todo el tiempo, pero en realidad era una bestia de la naturaleza convocada por [Magia de tercer nivel, Invocar Bestia].

La bestia de la naturaleza avanzó al lado de Zenberu y golpeó a un Guerrero Esqueleto con su garra de gran tamaño.

Zenberu que había recibido refuerzos inesperados sonrió. Para Zenberu que tenia que soportar los ataques que venian de todos lados y proteger a Crusch, estaba contento de recibir ayuda.

"¡Oye! Extraño cangrejo! Voy a dejar que te encargues de esos dos de allí! "

El cangrejo reconoció la orden, agitó su garra más pequeña y se dirigió hacia los Guerreros Esqueletos.

(¿Cómo debería decir esto? ... La situación podría ser grave ... pero los dos son tan parecidos.)

Crusch pensó en algo que no debería estar pensando en un momento así y sonrió. Pero ella dejó su sonrisa inmediatamente y contempló la batalla, la regulación de su respiración eran respiraciones profundas.

Ella había estado lanzando magia de defensa y magia curativa en Rororo desde que llego al campo de batalla. Ella también había estado lanzando magia de apoyo para Zenberu, se estaba sobrepasando.

El uso consecutivo de los hechizos y la magia de invocación habían agotado a Crusch, ella ni siquiera podía soportar constantemente en ese estado.

Apenas tenía la energía suficiente para curarse a sí misma. Analizando con calma la situación, Crusch concluyó que su valor como combatiente era inútil y sanarse a si misma sería una pérdida de maná.

Aun así, que pasaría con Zaryusu y Zenberu que luchaban en el frente inquietamente, si ella quedaba inconsciente por el desgaste de maná. La sangre goteaba por la comisura de los labios de Crusch, ella se mordió el interior de su boca para mantenerse consciente.

"「 Curar Heridas de Clase Media 」!"

El hechizo de curación voló hacia Zaryusu pero fue bloqueado en combate cuerpo a cuerpo con Iguvua.

Sus piernas perdieron fuerza y su visión vaciló. Podía sentir la sensación del agua sobre toda su piel.

Crusch no podía entender lo que estaba pasando, por qué y desde cuándo estaba tirada sobre el barro.

Pero ella entendió de inmediato que ella no sufrió heridas nuevas, por lo que probablemente perdió el conocimiento momentáneamente.

Crusch se sintió aliviada, no porque ella todavía estaba viva, sino porque todavía podía seguir luchando.

Ella no se forzó a sí misma a ponerse de pie. No, ella no tenía la energía para hacerlo, por lo que decidió conservar su fuerza.

En su campo de visión borroso por el agotamiento, pudo ver a Zaryusu y Zenberu luchando. La parte de atrás de sus compañeros durante su corto tiempo juntos. Zenberu luchaba con los cuatro guerreros esqueletos y Zaryusu estaba soportando los ataques mágicos de Iguvua estaba cubierto de heridas.

Crusch ajustó su respiración y lanzó su hechizo.

"「Curar Heridas de Clase Media」!"

Ella curó las heridas de Zenberu.

"「Curar Heridas de Clase Media」!"

Ella curó las heridas de Zaryusu.

"Huff, huff ..."

Crusch jadeó con fuerza.

Pero seguía respirando fuertemente, sintió que el aire no entraba a pesar de que estaba respirando con tanta fuerza.

Estos eran probablemente los síntomas del agotamiento de maná. Ella sintió temblores violentos y dolores de cabeza. Aun así, Crusch hizo su mayor esfuerzo para abrir los ojos.

Habían sacrificado tanto para esta batalla, ¿cómo iba a permitirse ser la primera en retirarse del campo?.

Crusch utilizó todo su esfuerzo para abrir sus ojos y lanzo un hechizo.

"「Curar Heridas de Clase Media 」!"

♦ ♦ ♦

Zenberu golpeó el cráneo de un Guerrero Esqueleto con su puño cerrado. La sensación de él haciendo una ligera abolladura se convirtió en la sensación de la ruptura del cráneo. Y así, él mató a un Guerrero Esqueleto.

"Ese es el segundo. Huff ... Hah ".

Expulsó el aire de su cuerpo en un intento de botar la fatiga de su cuerpo, y miró a los Guerreros Esqueleto restantes. El cangrejo convocado por Crusch no estaba por ningún lado. Zenberu sólo logró derrotar a los otros dos, gracias a que el cangrejo lo defendió de los otros dos enemigos.

Él sólo estaba de pie gracias al apoyo de Crusch.

Solo quedan dos. Después el siguiente será Iguvua.

Flexionando su grueso brazo derecho, Zenberu confirmó que todavía podía moverse.

Su brazo izquierdo estaba herido gravemente y no podía ejercer poder. Zenberu había utilizado su brazo izquierdo como escudo y exageró un poco. Se quedó mirando su flexible brazo derecho.

"No importa, sólo pensare en ello como si estuviera dándoles una pequeña ventaja."

Zenberu miró ferozmente a sus molestos enemigos. Intentó mover su brazo izquierdo, pero el dolor corriendo por su cuerpo no era lo que esperaba, ni siquiera podía mover sus dedos.

Esto no es nada. Un camarada, continuó atacando incluso después de que sus cabezas se volvieron una carga. Yo, Zenberu, no quiero ser burlado por ellos.

Zenberu entendio lo fuerte que eran los guerreros esqueletos después de luchar contra ellos. Dos de ellos podría luchar a la par con Zenberu. Eso demostraba lo fuerte que eran.

Si se enfrentaba a los cuatro al mismo tiempo, sus posibilidades de ganar serían mínimas.

(Gracias, cangrejo gigante. No voy a comer cangrejos de barro durante mucho tiempo como agradecimiento).

Después de ofrecer gracias a su amada comida, Zenberu volvió a tener la intención de matar a los dos Guerreros Esqueleto acercándose.

Apretó los puños.

(Todavía estoy de pie, aún puedo luchar).

Para ser honesto, Zenberu se sorprendió de que todavía podía luchar.

"Deja de pensar en tonterías!"

(Listo, solo necesito tener una razón para seguir luchando).

Zenberu se burló de cómo era él en el pasado.

Detrás de los guerreros esqueleto estaba la espalda de Zaryusu. La figura de alguien que no había retrocedido ni un solo paso mientras se enfrenta a la poderosa existencia de Iguvua.

"Su espalda es realmente grande..."

Realmente-.

(Zaryusu, Crusch y Rororo. Luchamos juntos todo este tiempo, es por eso que todavía puedo seguir adelante, aun no puedo rendirme).

"Hey hey Zaryusu, estás herido por todas partes. ¿Acaso no estás en un peor estado que cuando luchaste conmigo? "

Zenberu envió a un Guerrero Esqueleto a volar con su gran brazo, y utilizó su brazo izquierdo para bloquear la cimitarra del otro Guerrero Esqueleto.

Pero él no pudo parar la espada, que le hizo otra herida en el abdomen. Ese fue el lugar que Crusch había sanado con su magia.

"Crusch ya estás llevando una carga pesada sobre tus hombros, y aun así lanzar un hechizo..."

Él fue sanado por el hechizo de curación de Crusch una vez más y la herida se reparó lentamente. Zenberu no se volvió para mirar hacia atrás, pero la voz de Crusch venía desde la superficie del suelo. Era fácil imaginar en qué tipo de situación estaba mientras lanzaba el hechizo. Aun así, no dejaba de lanzar su magia.

"... Esa si es una buena mujer."

(Si alguna vez tengo una esposa, una mujer así sería genial).

Zenberu pensaba que sentía envidia de Zaryusu.

"Yo no quiero ser el primero en caer y ser el hazme reír."

Amagando con su gran brazo, atacó con su cola. Zenberu rio. (Soy mayor que los dos.)

Los dos Guerreros Esqueletos escondieron su cuerpo detrás de sus escudos y se protegieron. Los escudos bloquearon la vista de Zaryusu, causando emociones fuertes desde dentro Zenberu.

"No bloqueen el camino! No puedo ver la espalda de un hombre impresionante como él! "

Zenberu rugió y atacó sin demora.

♦ ♦ ♦

La batalla entre Iguvua e Zaryusu aún continuaba. Sus rostros se reflejaban en los ojos del otro. Zaryusu vio que la mirada de Iguvua de desvió un poco lejos de él. La cara sin emociones del no-muerto de Iguvua de repente se torció horriblemente. Lo que pasó después, congeló la mente y el cuerpo de Zaryusu.

Oyó el sonido del agua que salpicaba detrás de él. Alguien cayó.

"¡Mira! Tu compañero ha caído! "

No podía mirar atrás. Podría ser cierto, podría ser falso. Sus pensamientos hicieron que sus escamas se erizaran, pero el enemigo delante de él tenía una fuerza abrumadora. Él no podía darse el lujo de volver la cabeza para averiguar. En el momento en que intentara ver que había pasado detrás de él, la lucha habría terminado. Zaryusu no había luchado durante tanto tiempo sólo para perder por alguna razón estúpida.

Zaryusu luchó para asegurar firmemente la victoria en su mano.

Si Iguvua estaba diciendo la verdad, sería malo para él, tendría que luchar contra los refuerzos enemigos.

Zaryusu fue armándose de valor para recibir el siguiente ataque de magia, cuando oyó el sonido de alguien levantarse del agua y sus huesos agrietándose.

"Zaryusu! No te preocupes, nos ocuparemos de este lado! ¡El resto depende de ti!!"

"「 Curar Heridas de Clase Media 」!"

Zenberu rugió con un gran dolor y el sonido cayendo en el agua alcanzó a Zaryusu.

En ese mismo momento se oyó la voz ronca de Crusch, y las heridas de Zaryusu quedaron reparadas.

"Muu-!"

Iguvua se encontraba totalmente enfadado. Sin mirar atrás, Zaryusu entendió que los dos completaron su tarea a la perfección. ¿Lo único que queda es-

"¡Mi turno!"

Iguvua utilizó su bastón para detener a Frost Pain que se le venía encima.

"Ku ku ku ... Yo soy el Lich Iguvua, no me mires hacia abajo a mí, porque no sea un experto en combate cuerpo a cuerpo!"

Aunque Iguvua dijo esto, se podía decir que su oportunidad de ganar era baja.

En una pelea uno contra uno, Iguvua podría ganar por sus atributos físicos superiores. Pero Crusch había estado constantemente curando las heridas de Zaryusu, haciendo la diferencia en términos de salud.

Sólo uno de cada tres golpes era desviado. Los otros dos rasgaban el cuerpo de Iguvua. A pesar de que tenía resistencia hacia las armas como los esqueletos, y denegaba los ataques de hielo, aun así la situación era grave para Iguvua.

Iguvua fue presa del pánico.

(Yo soy la creación del Ser Supremo Ainz Ooal Gown, el comandante de este ejército. No puedo fallar!)

Quería llamar a los soldados no-muertos para usarlos como escudos de carne, pero Iguvua sería atacado cada vez que intentara lanzar hechizos. Era difícil hacerlo con un enemigo ante sus ojos.

Él perdería si esto seguía así.

Iguvua decidió mostrar su última carta. No fue una gran planificación, pero dependiendo de las circunstancias, esto podría hacer que él mismo se condenara, pero era la única opción que le quedaba.

De repente se dio la vuelta y echó a correr. Mientras Zaryusu se sorprendió, pero aun así tomó la oportunidad para romper la espalda de Iguvua. Iguvua quien recibió un golpe en la parte posterior se tambaleó, pero no cayó. Zaryusu chasqueó la lengua por la aparentemente interminable salud de Iguvua, y corrió para alcanzar a Iguvua quien se estaba alejando.

Iguvua volvió a mostrar su cara llena de ira, pero parecía estar eufórico por algo.

Una esfera roja de luz apareció en la mano de Iguvua. Era [Bola de Fuego].

(¿Usando un hechizo de área, a esta distancia? Acaso quiere matarse a sí mismo- ¡No!)

Al darse cuenta de que Iguvua no lo miraba, Zaryusu se llenó de miedo. Iguvua estaba mirando detrás de Zaryusu. Él se estaba centrando en Crusch y Zenberu que estaban tendidos en el suelo.

- ¿¡Qué debería hacer!?

Zaryusu pensó frenéticamente.

Este era un importante intervalo de tiempo. Podía dar a Iguvua el golpe final a costa de sacrificar a sus compañeros. Si él no lo hacía, no podría saber que transcurso tomaría la batalla. Con ambas partes totalmente agobiadas por la batalla, cualquier error sería fatal.

Tenía que derrotar a Iguvua- ¿No se supone que había luchado durante todo este tiempo con el fin de derrotarlo? Muchos hombres lagarto habían dado sus vidas por este objetivo.

Incluso después de sacrificar a ellos dos. Ellos definitivamente lo perdonarían con una sonrisa. Si él estuviese en sus zapatos, Zaryusu querría que la otra parte hiciera lo mismo.

- Aun así.

Zaryusu no era alguien que abandonaría a los compañeros que lucharon a su lado.

(Sólo hay una manera de salvar a ambos y luego destruir a Iguvua).

Las cosas serían simples una vez que tomara una decisión.

"-「 Ráfaga helada 」!"

Zaryusu había creado una barrera de aire frío en el suelo cerca de sus pies.

"Gaarrgghh!"

El cuerpo de Zaryusu se enfrió por el aire frío que brotaba, el dolor solo podía ser descrito como una intensa difusión a través de todo su ser.

Miró a Iguvua con ojos penetrantes a pesar de que estaba a punto de perder el conocimiento. Zaryusu soportó ese dolor adormecedor.

No podía dejar de gritar a pesar de hacer su mejor esfuerzo, mientras que la niebla fría lo rodeaba.

El frío aire blanco cubrió todo e Iguvua se rió siniestramente cuando su plan tuvo éxito.

(Ku ku, podría haber ganado si hubiera abandonado a sus camaradas).

Iguvua era completamente inmune al frío y la electricidad. Y se encontraba en el interior del chorro de aire frío, que aplastó el hechizo [bola de fuego] en sus manos. Si él hubiera lanzado el hechizo, este impactaría contra la niebla fría, y haciendo que Iguvua causara una explosión.

Él iba a asestar el golpe final a los otros dos después de que la niebla se disipara. Más importante aún, necesitaba acabar con el hombre lagarto que aún estaba de pie. Él miró a su alrededor, el rostro de Iguvua frunció el ceño. Había calculado algo mal.

"Bueno, entonces, ¿dónde estás?"

Esta era una niebla que ocultaba todo, desde su punto de vista.

Iguvua tenía la capacidad de ver a través de la oscuridad con los ojos, pero no podía ver a través de objetos que oscurecían su vista así. No tenía idea de dónde estaba el enemigo.

Pero eso no era un gran problema. Por la forma de como chillaba ese hombre lagarto hace un momento, parecía haber sufrido grandes lesiones. Disparó el aire frío para contrarrestar la [Bola de Fuego], por lo que debe de haber sufrido daños del mismo nivel como si hubiera recibido el impacto de una [Bola de Fuego].

Aumentar este daño, en su cuerpo que estaba totalmente herido, habría sido fatal. Lo único que quedaba era para aplastarlo lentamente.

(Dejare este lugar brumoso primero…)

Después de considerarlo, Iguvua decidió no hacerlo.

- Si se trasladaba en este momento, estaría dando su posición.

Lo importante era convocar a sus guardias no-muertos. Con un escudo de carne, la victoria será suya, incluso si ese hombre lagarto todavía estuviese vivo.

Iguvua que estaba a punto de lanzar su hechizo oyó un sonido de ondulación del agua.

- Era uno de los cuatro tesoros de los Hombres Lagarto, Frost Pain.

Un arma hecha del hielo extraído del lago cuando se congeló, el lago solo se había congelado una única vez. La espada albergaba tres poderes mágicos.

Número uno, la espada estaba imbuida de energía fría, haciendo daño de hielo adicional hacia el enemigo al cual atacaba.

Número dos, la poderosa habilidad que sólo se podía utilizar tres veces al día, [Ráfaga Helada].

Número tres-

El sonido del aire siendo cortado hacía eco.

Antes de entender lo que estaba sucediendo, Iguvua pudo ver la punta de un objeto punzante.

La cabeza de Iguvua fue golpeada por un potente disparo de gran alcance.

La espada que estaba dentro del ojo derecho de Iguvua se sacudió violentamente. Iguvua finalmente entendió lo que estaba sucediendo y gritó.

"Hyaaa! ¡Por qué! ¿Por qué no estás muerto! "

Frost Pain atravesó profundamente en la cuenca del ojo derecho de Iguvua, podía sentir disminuir drásticamente su salud

Frente a Iguvua quien estaba de pie tambaleándose con una espada alojada en su cabeza se encontraba Zaryusu cubierto de escarcha.

Iguvua no podía entender por qué Zaryusu seguía de pie después de tomar un ataque de hielo de tal magnitud y alcance.

La tercera habilidad de Frost Pain.

Otorgar al usuario resistencia a los daños de hielo.

A pesar de que Frost Pain otorgaba resistencia al frío, no podía denegar por completo una habilidad de gran alcance como [Ráfaga Helada]. El daño del frío hizo que Zaryusu se enfriara hasta los huesos. Él estaba a punto de derrumbarse, su respiración entrecortada y sus movimientos embotados. Su cola se dejó caer débilmente en el agua. Era casi imposible luchar cuando tenía dificultades solamente para respirar. Ese golpe no había sido dirigido cuidadosamente, pero era golpe expulsado por instinto usando todas sus fuerzas.

Fue un golpe de suerte.

Zaryusu luchaba por mantener los ojos abiertos.

Dio todo lo que tenía al dar este golpe final a Iguvua, y podía sentir que era un golpe fatal.

Zaryusu que no tenía la energía se fue a la lucha mirado a Iguvua con un rayo de esperanza.

Iguvua vacilaba. No podía mantener su cuerpo intacto, la piel se cayó de su rostro y aparecieron grietas en sus huesos. Incluso su ropa estaba pudriéndose. Era una cuestión de tiempo antes de que él se desvanecería. En el momento en que Zaryusu estaba seguro de haber conseguido la victoria-

Una mano huesuda cubierta de piel agarró la garganta de Zaryusu.

"Yo ... yo fui creado para servir al Ser Supremo ... ¿Cómo pude ser ... vencido así?"

Iguvua ni siquiera podía sostenerlo con mucha fuerza y Zaryusu podría liberarse con facilidad, pero-

"- Ahhhh-!"

- Zaryusu gimió como si un dolor intenso se hubiera impregnado en todo su cuerpo.

La energía negativa fluía en el cuerpo de Zaryusu, robándole su vitalidad. Incluso Zaryusu que había entrenado para soportar el dolor, no podía soportar la sensación del dolor causada por el frío que parecía ser inyectado directamente a sus venas.

"Muere-! ¡Hombre lagarto!"

Los pedazos que se habían caído de la cara de Iguvua, se desintegraban en el aire.

La vida de Iguvua estaba desapareciendo, pero su intensa lealtad hacia su amo le hizo aferrarse a la vida desesperadamente.

Zaryusu estaba luchando con todo lo que tenía, pero fue superado por el miedo mientras que su cuerpo se negaba a moverse a su antojo.

Zaryusu no tenía mucha salud, estaba de más decir que su cuerpo estaba totalmente herido. La energía negativa que Iguvua estaba inyectando en él estaba drenando su fuerza vital en poco tiempo.

La mirada de Zaryusu vaciló y su visión comenzó a ponerse borrosa.

El mundo parecía estar cubierto por una niebla fina.

Iguvua se aferraba poderosamente a permanecer consciente y tenía una sonrisa victoriosa mientras observaba a Zaryusu perder lentamente su fuerza para luchar.

(Matare a este lagarto, así como a los otros dos detrás de él. Deben ser la élite de los hombres lagarto).

Matar a estos hombres lagarto sería el mejor regalo que podía ofrecer al ser-Supremo su creador.

La expresión de Iguvua estaba describiendo estas emociones fuertemente, lo que permitió a Zaryusu averiguar lo que estaba pensando Iguvua.

"¡Vete al infierno!"

Su cuerpo no reaccionaba como él quería, él podía sentir como disminuía la temperatura de su cuerpo como si un veneno se estuviera extendiendo por todo su cuerpo. Apenas podía respirar, y su mente era lo único que estaba clara.

Él no podía morir todavía.

Rororo quien había corrido con todas sus fuerzas.

Zenberu que le había protegido de los guerreros esqueletos.

Crusch que agotó todo su maná.

No sólo ellos, también se encontraba sobre sus hombros la carga de todos los hombres lagarto que se habían sacrificado a sí mismos en esta guerra.

Zaryusu quien había trazado un camino, de alguna una manera escuchó un susurro.

- La suave voz de Crusch

- La voz cordial de Zenberu

- Los gemidos lúdicos de Rororo

Sonidos que deberían ser imposibles para él escuchar.

Crusch había perdido el conocimiento y Zenberu debía estar noqueado.

Rororo debería de estar en la aldea.

Era Zaryusu quien estaba perdiendo la conciencia, y por eso escuchaba voces? Imaginar las voces de los compañeros que conocía por menos de una semana? La llamada de su familia?

No.

Así es, esta línea de pensamientos estaba equivocada.

Todo el mundo estaba aquí con él-

"-Ahhhh ... Ahhhhhh-!"

"-? Todavía te queda tanta fuerza ?! "

Zaryusu que estuvo a punto de perder la conciencia rugió y la voz del sorprendido de Iguvua se podía escuchar.

Zaryusu movió los ojos y miró a Iguvua. Sus ojos estaban llenos de una voluntad indomable, por lo que era difícil de creer que hasta hace un momento sus ojos estaban desenfocados, Iguvua hizo una expresión de rigidez.

"Crusch! Zenberu! Rororo! "

"-! ¡Qué estás haciendo! Solo muere-!"

¿De dónde proviene toda esa vitalidad? La enorme cantidad de energía negativa que se inyectaba en Zaryusu estaba drenando su fuerza de vida constantemente. Zaryusu también consideró que sus extremidades eran pesadas y su cuerpo estaba helado por el frio.

Aun así, Zaryusu se sentía más caliente con cada nombre que gritaba. Este calor no se originó de su fuerza vital.

Llegó desde dentro de su pecho- su corazón.

El sonido de sus músculos tensándose estalló. Venían de su brazo derecho de Zaryusu, su puño cerrado. Él estaba recogiendo toda la fuerza que le quedaba en eso ahora.

"Imposible-! ¿Cómo puede todavía moverse!? Maldito monstruo-! "

La escena de Zaryusu moviéndose a pesar de todo parecía pura incredulidad.

Una emoción climatizada apareció en la mente de Iguvua, pero él la suprimió.

Él era Iguvua, el comandante de campo de la Gran Tumba de Nazarick. Y lo más importante, era un no-muerto creado por el gran rey de la muerte- Ainz Ooal Gown.

Él no podía permitirse así mismo perder esta lucha.

"Muere-!"

"Se acabó monstruo!"

Zaryusu fue un instante más rápido.

Así es, el golpe de Zaryusu con todas sus fuerzas fue un instante más rápido que la inyección de la energía negativa de Iguvua.

El puño fuertemente apretado golpeó la empuñadura de Frost Pain, que se encontraba en el ojo derecho de Iguvua-

El puño de Zaryusu sangró. Después de tomar un golpe tan fuerte, Frost Pain apareció en el ojo izquierdo, atravesó todo el camino a través del cerebro de Iguvua.

"Oooowwwwww !!"

Iguvua que era un no-muerto no podía sentir dolor, pero- aún así podía sentir su vida negativa disiparse.

"Esto ... esto ... imposible ... Ainz ... sama ..."

Los ojos de Iguvua reflejaban su comprensión de lo que significaba el fracaso. Cuando el cuerpo de Zaryusu cayó como una marioneta con sus cuerdas cortadas, un chapoteo enorme pudo ser escuchado-

"... Por favor... por favor... Perdóname... me...”

El cuerpo de Iguvua cayó mientras él se disculpaba con su amo.

♦ ♦ ♦

La habitación estaba en silencio. La escena reflejada en el espejo era increíble y nadie dijo una palabra. A excepción de Entoma-.

"Cocytus-sama, Ainz-sama lo está convocando."

"- Entendido."

Cocytus que había bajado la cabeza se volvió lentamente para enfrentar Entoma.

Tomando el sol en la mirada preocupada de su subordinado, él apretó los dientes de la vergüenza.

Al mismo tiempo, quiso felicitar a los hombres lagarto.

Una magnífica batalla.

Hicieron posible lo imposible y lograron un giro hacia la victoria. El Lich tenía algunos fallos, pero era más que capaz de ganar la batalla, a pesar de eso.

"... Espectacular. Absolutamente espectacular”.

Cocytus repetía esta frase que refleja la forma en la que realmente se sentía.

(Los hombres lagarto pudieron superar este enorme obstáculo).

"... Es una pena."

Cocytus suspiró mientras observaba a los hombres lagarto animados y bailando por la celebración.

Los guerreros que se reflejan en el espejo podrían ser débiles, pero estimularon el espíritu de lucha de Cocytus.

"Ah ... Qué lástima ..."

Cocytus vaciló. Cogió el peor escenario que se le ocurrió, pensó e hizo su conclusión.


"-Vamos ."

  Parte 6


Zaryusu sintió que su cuerpo estaba siendo rescatado de la oscuridad, era una sensación muy cómoda.

Al abrir los ojos, un mundo borroso lo saludó, similar al que se ve cada vez que uno se despierta.

(¿Dónde estoy? ¿Por qué estoy durmiendo aquí?)

Tenía muchas preguntas, y al mismo tiempo se dio cuenta de que algo estaba presionando sobre él.

(Blanco).

Zaryusu contempló el color blanco, que fue la primera palabra que se le vino a su mente soñolienta. A medida que recuperaba la vista, entendió de qué se trataba.

Esa era Crusch. Ella estaba durmiendo sobre él.

"Ah ..."

(Yo sobreviví).

Zaryusu se sintió aliviado y casi dijo eso en voz alta, pero se detuvo. No podía soportar la vigilancia de Crusch que seguía durmiendo sobre él, estaba reprimiendo sus ganas de tocarla. A pesar de que sus escamas eran hermosas, no podía acariciar las escamas de una mujer lagarto de manera irreflexiva.

Zaryusu alejo el pensamiento de Crusch fuera de su mente y pensó en otras cosas.

Había muchas cosas que necesitaba tener en cuenta.

(En primer lugar, ¿por qué estoy aquí?).

Buscando en su memoria, intentó recordar lo que pasó. Después de ver la destrucción de Iguvua, su conciencia se cortó. Él no fue capturado y todavía estaba viviendo aquí, es decir, la alianza, probablemente ganó la guerra.

Para no despertar a Crusch, Zaryusu suspiró suavemente. Sintió la carga de sus hombros aligerados recientemente. Pero al pensar sobre ello con calma, aún había algunas preocupaciones. Ellos todavía no sabían sobre el enemigo o cuál era su objetivo, había una alta probabilidad de que sus enemigos atacarán de nuevo... No, definitivamente iban a hacerlo.

Él dejo descansar a su mente. Zaryusu sintió el calor del cuerpo de Crusch y suspiró de nuevo.

Después de esto, Zaryusu ligeramente movió su cuerpo. Todo su cuerpo podía moverse sin problemas. Él pensó que pudo haber sido mutilado, pero por suerte estaba bien.

Zaryusu recordó a sus compañeros de batalla. Aparte de Crusch, no había nadie más aquí. ¿Qué pasó con Zenberu? Estaba inquieto, pero estaba seguro de que un hombre lagarto de gran tamaño como Zenberu estaría bien.

Crusch parecía estar despertando por el movimiento de Zaryusu y por cómo se agitaba, como si un alma hubiese sido inyectada en su flexible cuerpo. Ella iba a despertar pronto.

"Hmm ..."

Crusch hizo un lindo sonido y movió sus ojos aturdidos a mirar a su alrededor. Poco después, se dio cuenta que Zaryusu estaba debajo de ella y sonreía feliz.

"Muu-"

Crusch que todavía estaba medio dormida abrazó a Zaryusu y lo estaba abrazando muy fuerte como si quisiera matarlo. Al igual que un animal queriendo dejar su olor atrás.

Zaryusu se puso rígido, lo que le permitió a Crusch abrazarlo a su antojo. Un mal pensamiento de «yo no hice nada" surgió en un rincón de su mente.

Sus escamas blancas y lisas eran suaves y confortables, emitían una fragancia seductora de hierbas.

(¿Debería estar bien si la abrazo también, cierto?)

Cuando ya no podía soportarlo más, los ojos de Crusch miraron enfocadamente a Zaryusu directamente a sus ojos.

- Y se congeló al instante.

Frente a él, estaba Crusch que no se movía mientras lo abrazaba, Zaryusu se preguntaba lo que debía decir. Al final, optó por algo que él pensó que no sería un problema.

"- ¿Te puedo abrazar también?"

Sólo a él le parecía bien, porque su pasión climatizada se metió en su cabeza.

Crusch hizo un grito intimidatorio y su cola se movió alrededor. Luego se apartó de Zaryusu hasta que golpeó la pared.

Podía oír a Crusch que estaba tumbada boca abajo diciendo "Estúpida, estúpida, soy una estúpida".

"... Bueno, me alegro de que estés a salvo, Crusch".

Estas palabras permitieron a Crusch recuperar su compostura- pero su cola aún se mantenía moviendo- Levantando la cabeza, sonrió a Zaryusu.

"Tú también, es muy bueno que te encuentres bien."

Al ver la cara amable de Crusch, Zaryusu tuvo pensamientos lascivos, pero los reprimió e hizo una pregunta adecuada.

"¿Sabes lo que pasó después de que me desmayé?"

"Sí, más o menos. Después de haber derrotado a Iguvua, el enemigo se retiró. Su hermano también derrotó a los otros monstruos y nos salvó los tres ... Eso fue ayer. "

"Zenberu no está aquí...”

"Él está bien. Él tenía una mayor velocidad de recuperación que tú y recuperó la conciencia después de recibir hechizos de curación. Él debe estar solucionando las secuelas de la batalla. Me parecía haber tachado a varias perdidas del combate... "

Crusch se levantó y se sentó junto a Zaryusu. Zaryusu quería levantarse también, pero Crusch lo detuvo.

"No te exijas, tienes las lesiones más graves de entre todos nosotros."

Ella probablemente estaba recordando la escena en el momento en cómo su voz se agudizo.

"Es muy bueno que estés bien, es realmente bueno...”

Zaryusu acarició a Crusch que estaba mirando hacia abajo y la consoló.

"No voy a morir antes de escuchar tu respuesta. Estoy preocupado por ti también. "

Al responder eso.  Se detuvieron sus movimientos.

No dijeron nada y la habitación cayó en silencio, su ritmo cardíaco casi parecía ser audible.

Crusch movió su cola lentamente, enredándolo con la cola de Zaryusu. La cola blanca y negra se enredaron juntas y se parecía a dos serpientes en apareamiento.

Zaryusu miró a Crusch en silencio, y Crusch lo miraba también, su reflejo se podía ver en los ojos del otro.

Zaryusu pronunció algo en voz baja. No, no fueron palabras, sino un grito. Ese era el grito que pronuncio cuando conoció a Crusch.

- Una llamada de apareamiento.

Zaryusu no hizo nada después del grito. No, no podía hacer otra cosa que dejar que su corazón siga latiendo intensamente.

Momentos más tarde, Crusch hizo el mismo grito. El mismo grito emocional agitando su cola, que era- el grito para aceptar la llamada de apareamiento.

Una expresión indescriptiblemente seductora apareció en el rostro de Crusch, Zaryusu ya no podía mover sus ojos de Crusch. Crusch se empujó hacia Zaryusu, la situación era similar a la que tenían mientras Zaryusu descansaba.

Casi no había distancia entre sus caras, sus cálidas respiraciones se mezclaban, su latido estaba sincronizado a través de sus pechos que se estaban tocando, y los dos de ellos se convirtieron en uno.

"¡Oh! Sigue Ocupado !? "

La puerta se abrió con fuerza y ​​Zenberu entró.

Crusch y Zaryusu se quedaron congelados como esculturas de hielo.

Zenberu miró a los dos de ellos con una mirada confusa hacia Crusch que estaba encima de Zaryusu. Zenberu inclinó la cabeza y preguntó.

"¿Qué, todavía no han comenzado?"

Ellos entendieron lo que trataba de decir Zenberu y silenciosamente se apartaron el uno del otro, ambos se pusieron de pie acercándose a Zenberu sin decir una palabra.

Zenberu miró a los dos de ellos confusamente y se inclinó hacia delante.

"-Gahhhh!"

Le dieron dos golpes en el estómago. Después de exhalar, el cuerpo gigante de Zenberu se desplomó en el suelo.

"Wooo ... ¿Qué golpes tan poderosos ... especialmente los de Crusch ... Gahh ... me duele mucho ..."

Dejando a un lado a Zaryusu, el golpe de la furiosa mujer lagarto podría incluso ganar contra Zenberu. Esto no era suficiente para descargar su ira, pero no importaba lo mucho que golpearan a Zenberu, la atmósfera ya no volvería.

Ellos se tomaron de las manos, Era una extraña vista para Zenberu. Zaryusu preguntó a Zenberu una cosa para aliviar sus preocupaciones.

"Olvídate de eso por ahora, tengo unas preguntas para ti. He oído algo de la situación de parte de Crusch, pero ¿podría decirme cuál es la situación en este momento? "

Zenberu no se preocupaba por que ambos estuviesen cogidos de las manos y respondió:

"¿No lo sabes? Todas las tribus están teniendo una fiesta de la victoria”.

"¿Mi hermano mayor está organizando la fiesta?"

"Correcto. De todos modos, los cazadores exploraron la región y no encontraron ningún signo del enemigo, y no hay rastros de refuerzos o emboscadas. Sería difícil de ocultar un ejército tan grande. Todavía estamos en estado de alerta, pero tu hermano ya ha declarado la victoria. Estoy aquí por orden de tu hermano”.

"¿Órdenes de mi hermano?"

"Sí, su hermano dijo -'Shahaha, ellos deben estar durmiendo juntos. Puede ser que incluso ya lo estén haciendo, shahaha. Es un poco vergonzoso para interrumpirlos, pero soy muy curioso, shahaha '".

"No mientas! ¿Qué pasa con ese shahaha? "

"Oh ... No había ningún shahaha ..."

"No hay manera de que mi hermano tenga una risa de esa forma, ¿Cierto...?”

"Sólo me estoy expresando vivamente...”

"- Eres el peor."

Un frío que podría compararse con [Ráfaga Helada] salió de la boca de Crusch junto con estas palabras. Esa voz aterradora incluso le puso la piel de gallina a Zaryusu. Zenberu que estaba haciendo su conferencia se estremeció y se puso rígido.

"Así que, ¿por qué estás aquí?"

"Ermm, estoy aquí para romper...”

"Si te atreves a decir que estás aquí para ser la tercera rueda, voy a lanzarte todos los hechizos de magia que te puedas imaginar."

Zaryusu y Zenberu estaban bastante seguros de que Crusch no estaba bromeando.

"Eh ... Yo estoy aquí para invitarlos a ustedes a unirse a la fiesta. Somos las figuras clave en esta victoria, ¿no? No podemos perdernos la celebración. Y tenemos que discutir sobre el futuro de los hombres lagarto también... "

"Ya veo…"

Después de escuchar la explicación rotonda de Zenberu, Zaryusu sonrió irónicamente después de entender lo que quería decir. Zenberu quiso decir: Puede haber otra batalla, ahora era el momento para mostrar nuestra fuerza.

"Lo tengo, vamos a la fiesta también, Crusch?"

La enojada de Crusch infló sus mejillas, mirando al igual que una rana que residen en las zonas húmedas. Pero Zaryusu pensó que era mucho más lindo.

"Así que, ¿vamos?"

Zenberu casualmente preguntó a Zaryusu y Crusch que estaban buscándose en los ojos del otro.

"Ah ... Sí, tienes razón, vamos a ir."

Después de que ambos estuvieron de acuerdo, el trío se dirigió a la fiesta. Cuando caminaban por las escaleras y entraron en los humedales, Zaryusu instantáneamente desapareció de la vista de Crusch y Zenberu. Algo grande golpeó a Zaryusu abajo.

- Bang voom voom splash..

Eso era más o menos la forma en que sonaba.

Zaryusu desapareció de su vista, y fue reemplazado por la figura de Rororo. Sus cuatro cabezas retorcidas alrededor energéticamente, empujando sus narices hacia Zaryusu.

"Rororo! ¡Estás bien!"

Zaryusu que se encontraba cubierto de barro se levantó y caminó hasta Rororo, acariciando suavemente su cuerpo lo observó. Parecía haber recibido tratamiento mágico, todas sus heridas de quemaduras de antes habían sido sanadas, era como si nunca hubiera estado lesionado en primer lugar.

Rororo gimió mientras enredaba a Zaryusu con todas sus cabezas, casi cubriendo completamente a Zaryusu en su apretado abrazo.

"Hey hey hey, deja eso, Rororo."

Zaryusu se reía mientras contenía a Rororo con su voz. Rororo solamente gritó con alegría, pero no lo soltó.

Splash splash splash.

Zaryusu oyó de repente este sonido rítmico de las salpicaduras de agua, y estaba desconcertado cuando encontró la fuente.

Era Crusch. Ella estaba viendo a Zaryusu y Rororo con una sonrisa suave, pero su cola golpeaba los humedales con un ritmo fijo.

Zenberu que estaba de pie al lado Crusch estaba arrastrando los pies lentamente con una dura expresión.

Rororo dejó de moverse demasiado. Probablemente tuvo la sensación de que algo andaba mal.

"¿Qué es?"

"No, no es nada...”

Zaryusu miró a Crusch que le hizo la pregunta y estaba confundida. No importa lo que él miró, Crusch estaba sonriendo y feliz de que Zaryusu y Rororo se reunieran. Pero de alguna manera, tenía una sensación escalofriante.

"Qué extraño-"

Crusch sonrió de nuevo.

Rororo se separó de Zaryusu y recobró su espacio. Zenberu parecía tener miedo de algo. Zenberu probablemente no podía soportar este ambiente extraño más y cambió el tema a toda prisa.

"Muy bien Rororo, tú y yo nos moveremos juntos."

Por supuesto, Rororo no podía entender el lenguaje de los hombres lagarto, pero obedientemente permitió a Zenberu montarlo y salió corriendo a una velocidad increíble.

Después de que esos dos se habían ido, una extraña atmósfera cayó entre Zaryusu y Crusch.

Crusch agarro su cabeza como si estuviera agitándolo.

"Ah ~ realmente, ¿qué estoy haciendo?. Se siente como si mi corazón no me perteneciera. A pesar de que es irracional, no puedo ayudarme a mí misma. Esto es como una maldición”.

Zaryusu entendió cómo se sentía. Porque él sentía lo mismo cuando se reunió con Crusch por primera vez.

"Para ser honesto, Crusch- estoy muy feliz."

"- ¿¡Qué!?"

Splash, un fuerte sonido de agua entró en erupción. Zaryusu luego se trasladó al lado de Crusch.

"Oye, ¿puedes oír?"

"Hmmm?"

"Aquello que defendimos con éxito durante la guerra, es lo que debemos proteger de ahora en adelante."

Sonidos de risas escandalosas eran llevados aquí por el viento, debía de ser la celebración de un banquete en este momento. El banquete era el significado para despedirse de los ancestros, celebrar su victoria y para llorar a los muertos.

Servir vino originalmente era un lujo. Pero se las arreglaron para tener varios banquetes gracias a la tribu de Zenberu que trajeron uno de los cuatro tesoros que abastecía de vino ilimitado. Y como todas las tribus se reunieron aquí, podrían disfrutar de este ambiente increíblemente feliz.

Zaryusu escuchó los gritos de alegría y le dijo a Crusch con una sonrisa:

"Esto podría no haber terminado aún, ese “Ser Supremo” esa persona aún nos podría atacar, pero aun así... debemos descansar por hoy."

Zaryusu luego puso sus manos en la cintura de Crusch.

Crusch siguió la corriente y se pegó a Zaryusu, apoyando su cabeza en el hombro de Zaryusu.

"¿Deberíamos ir?"

"Sí ..." Crusch respondió,  después de vacilar un momento, ella gritó: "... Mi amado."

Los dos hombres lagarto caminaron juntos, y desapareciendo en la ruidosa multitud.
                                                       

Anterior    -    Siguiente

2 comentarios:

  1. Una historia genial y una excelente traducción (mejor que mi lectura directa a la versión en ingles) se agradece el esfuerzo, seguiré leyendo y apoyando

    ResponderEliminar
  2. Cocytus ya lo dijo todo espectacular simplemente espectacular

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top