Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 14, 2015

OVERLORD, Volumen 5, Capitulo 3

Parte 1
(Mes 8), Día 26, 15:27 Después de escoltar a la anciana a su casa, Sebas se dirigió hacia su destino original.
El lugar al que llegó estaba rodeado de muros anchos.
Más allá de ello, se podía ver tres torres, cada una tan grande como un edificio de cinco pisos de altura. Ninguno de los edificios ubicados alrededor de la zona era lo suficientemente grande como para igualarse a las torres, esto ocasionaba que las cinco torres pareciesen increíblemente altas.

Las torres estaban rodeadas por diversos edificios estrechos de dos pisos.

Este lugar era la sede del Gremio de magos del Reino. Ello requerían de una amplio espacio y terreno con la finalidad de poder desarrollar nuevos tipos de magia y para mejorar a los lanzadores de magia. La razón por la cual ellos poseían un terreno tan grande, incluso si tener financiación por parte del Reino, era por que el Gremio de magos eran los encargados de la creación de artículos mágicos, por lo tanto ellos se dedicaban a crear artículos y ven…

OVERLORD, Volumen 5, Intermedio

Intermedio
Sonido metálico sonido metálico. Uno podía escuchar el sonido de los metales preciosos golpeando uno contra el otro.
Después de haber confirmado que ya no había nada en la cama boca abajo, Ainz extendió las monedas relucientes en la parte superior de la mesa.
Contó las monedas de oro y plata en pilas de diez piezas cada uno.
A pesar de tener contado ya en numerosas ocasiones, Ainz recogió el saco y miró dentro.
No hace falta decir que no hubo cambios aun después de comprobar por segunda vez, Ainz tiró a un lado el saco y se agarró la cabeza.

OVERLORD, Volumen 5, Capitulo 2

Parte 1
(Mes 9), el día 3, 08:02
Con una blanca armadura de plata  y una espada sujeta en su cintura. Su equipo estaba en perfectas condiciones, Climb entró al Palacio de Valencia.
Valencia Palace se dividió en gran medida en tres edificios principales. A donde Climb se dirigía era al más grande y era el lugar donde residía la familia real.
A diferencia de donde había estado hace momentos, el lugar fue diseñado para dejar entrar tanta luz como fuese posible, por lo que es deslumbrantemente brillante.

OVERLORD, Volumen 4, Epilogo

Zaryusu sintió una sensación suave que cubre todo su cuerpo. Una mano que quería sacarlo del abismo, pero Zaryusu esquivo a un lado. Sentía algo desagradable proveniente de esa mano
Después de un período de tiempo entre un instante y la eternidad, sintió la mano estirarse hacia él una vez más. Justo cuando estaba a punto de esquivar a un lado por segunda vez, dudó. Escuchando con atención, se oía una voz que viene de ese lado. Al final resultó que, este rudo despertar era la voz de la mujer que lo amaba profundamente.
La vacilación.
Aún dudando.
En este mundo en el que no se sabía si existía , Zaryusu seguía dudando. Finalmente, tomó la mano a pesar de ser muy reacio a hacerlo.
Y entonces entró en un mundo de claro.
Fatiga penetró a través de todo su cuerpo.
Como si sus entrañas se hubieran convertido en pasta.

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 5

Parte 1
La base donde se encontraba Ainz era en la fortaleza que Aura había construido- el lugar que Cocytus visitó ayer. Todavía se podían escuchar los débiles ruidos de construcción.

Cuando entraron a la sala, Víctim que había estado siguiendo en silencio a Ainz desde detrás, le dijo.

"EMOH gniog m'I, syug uoy Wercs ... (Bueno, entonces, con su permiso me retiro.)

"Gracias por tu duro trabajo. Por favor, defiende el primer piso de Nazarick hasta que volvamos”.

"Amabo sknaht ... (Cumpliré su voluntad)."

"[Portal]."

Víctim se dirigió hacia la puerta oscura conjurada por Ainz- con, hacia el primer piso de la Gran Tumba de Nazarick como su destino.

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 4

Parte 1
Cocytus caminaba con pasos muy pesados ​​hacia el Salón del Trono. Como si hubiera sido afectado por una enfermdead, sus funcionarios lo seguían detrás igualmente tenían pisadas muy lentas y pesadas.

La razón de estos pesados ​​pasos era la causa de la derrota que habían permitido, como resultado de la guerra contra los Hombres Lagarto. El comandante del glorioso ejército de Nazarick, había permitido que su error manchara su reputación.

Claro, desde el punto de vista de un guerrero, él mismo Cocytus tenía un gran respeto por los guerreros destacados de los Hombres Lagarto.

Sin embargo, esto se trataba de un asunto completamente diferente.

OVERLORD, Volumen 5, Capitulo 1, Parte 4

Parte 4
Mes 9, Día 3, 06:22

Tras despedirse de Gazef, Climb se limpió el sudor con una toalla húmeda y se dirigió a un lugar que era completamente diferente de la sala principal.
Era una habitación tan ancha como el pasillo que estaba antes. Había muchas personas que participaban en la conversación. Un delicioso aroma se siente, el apetito de la gente emerge.

Era el comedor.

Climb caminaba por el bullicio y se puso detrás de una fila de personas. Al igual que la persona delante de él, agarró uno de los platos que estaban apilados. En su bandeja, colocó una placa de madera, un tazón de sopa de madera, y una taza de madera.

Le fue servida su comida de una manera ordenada.

Una papa grande al vapor, pan de cebada, estofado blanco con pequeños trozos de carne y verduras, encurtido de repollo en vinagre, y una sola salchicha. Desde el punto de vista de Climb, era una comida de lujo.

Con la comida en su bandeja se abrió camino, Climb olía un aroma suntuoso y sintió que esto estimulaba el es…

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 3, Parte 5

Parte 5
Rororo corrió sin descanso. A pesar de ser grande y pesado, tenía una velocidad similar a la de los hombres lagarto, Rororo seguía corriendo a través de los humedales. Había salpicaduras por todas partes con fuertes sonidos.
Sus ojos color ámbar se volvieron blancos debido a la alta temperatura, dos de sus cuatro cabezas habían perdido su fuerza.
A pesar de eso, se echó a correr.
Otra [bola de fuego] golpeó a Rororo de lleno en el cuerpo. El calor dentro de la [bola de fuego] explotó en un instante, y penetró en el cuerpo de Rororo. Quien sentía un dolor equivalente a ser golpeado por todo el cuerpo, sus ojos estaban secos debido al aire caliente que quemaba sus pulmones.
Con quemaduras en todo su cuerpo, la reacción del dolor que sentía Rororo no se detenía, y su propio cuerpo advirtió a Rororo: morirá si es golpeado de nuevo.

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 3, Parte 4

Parte 4
Después de eliminar a todas las bestias no-muertas, los Hombres Lagarto encorvaron sus hombros con cansancio y suspiraron con alivio. Estaban tristes por sus pérdidas, pero tenían una leve sonrisa en sus caras.
Hubo muchas lesiones, pero ellos contaban con mucha suerte por no haber sufrido más perdidas. Si las hadas de los humedales no se hubieran unido a la batalla... No, si hubieran aparecido solo un poco más tarde, su formación se habría roto y habrían sido derrotados.
"Vámonos."
Dijo el Jefe de los Guerreros, anunciando el inicio de la próxima batalla.
Todo el mundo estaba débil por la fatiga, y lograron recoger sus armas después de algún tiempo, parecían muy cansados como para manejarlas. Podrían estar agotados, pero la guerra aún no había terminado.
Ellos eran necesarios para asistir al grupo que se enfrentaba contra los zombis en la distancia y evitar refuerzos enemigos.