Ir al contenido principal

Shuumatsu Nani
Capitulo 4: Cuando está batalla termine. - Parte 4


Parte 4: El cielo estrellado bajo el cielo estrellado

“Al parecer está a bordo de un barco de exploración de la Guardia Alada, cerca de la 66° Isla”

“… ¿Cómo demonios termino allí?”

“No sé, pero dijo que está volviendo a casa. Montará en el barco un rato, y luego volará el resto por sí misma.”


Con un chasquido, Naigrat cortó la transmisión del cristal de comunicación.

“Una forma bastante interesante de huir de casa, ¿eh? Me pregunto si tiene alguna idea de lo preocupados que estábamos…”

“Lo sé, ¿cierto? Niños con alas tienen tantas formas de expresar sus sentimientos, estoy celosa. La única forma con la puedo aliviar el estrés es comiendo.” Suspiró con una expresión de desesperación sobre su rostro. 

“A ellas en serio les gustas. No solo ella, pero los otros niños también. Como su cuidadora, admito que estoy un poco envidiosa.”

“Hmm… No lo sé.”

“¿No lo has notado?” Naigrat junto sus manos en su boca sorprendida.

“¿Eres tan denso? ¿O tal vez eres un tipo disimulante?”

“Qué se supone que significa…”

“Hm, bueno, aproximadamente, es una amplia clasificación para aquellos ‘chicos buenos para nada que pretenden no tener ningún interés en el romance, pero secretamente quieren ser abordados por chicas.’”

… Eso no hace las cosas más claras.

“Si eres un tipo denso, significa que realmente no notas que estas siendo querido, y probablemente nunca supondrás por tu cuenta. Las chicas se frustrarán mientras intentan acercarse más y más, todo sin efecto. Una variación es el tipo malinterpretado, quien malinterpreta el interés romántico de las chicas por otras emociones.

El tipo disimulante en realidad nota que está siendo querido, pero pretende que no sabe. El efecto es similar al tipo denso, pero puede haber un sentimiento de culpa por seguir engañando, o tal vez la chica eventualmente notara que estas pretendiendo… otros desarrollos pueden ser esperados. Bueno de todas formas, ¿qué tipo eres?”

“… Hay bastantes cosas desordenadas con tu explicación que ni siquiera sé dónde comenzar.” Willem suspiro profundamente. 

“Si quieres hablar sobre romance y ficción, hazlo en otro lugar. Quiero decir, no negare que parezco ser querido por algunas de ellas.”

“¿Hmm?” Naigrat abrió sus ojos completamente. 

“Eso es un poco inesperado. Creí que eras el tipo de personaje ajeno a ese tipo de cosas.”

“No digas personaje… no estoy interpretando un acto o algo.” Rasco su cabeza. 

“Quiero tener una conversación seria. Amar es algo que brota en ti cuando llegas a esa edad, a pesar de si de verdad tienes o no una pareja. La mayoría de ellas rápidamente encontraran alguien a quien enfrentar con esos sentimientos. Alguien cercano al género opuesto, una figura idolatrada distante, esa persona ideal que esperan conocer algún día. Algunos siguen lanzando sus sentimientos a estos sueños inútiles hasta el final.

… Las chicas aquí nunca tendrán la oportunidad de hacer cualquiera de esas cosas. Entonces vine. Sus posibles objetivos incrementaron de cero a uno. Así que, por alguna extraña lógica suya, se convencieron de que están enamoradas. De todas formas, algo así — ¿Qué pasa con esos ojos?”

Se dio cuenta de que Naigrat lo estaba mirando fijamente con la máxima intensidad.

“Ojos de incredulidad al descubrir a un hombre peor de lo que esperaba.”

“Qué… No creo decir nada extraño. De todas formas, creo que la mayoría de ellas solo ansían una figura paterna. Por supuesto, me alegro de que yo les guste, pero no es nada más que eso.”

“Una respuesta aburrida, ¿eh?”

“Aburrido significa pacifico. Nada mejor que eso, ¿cierto?”

“Supongo… no negare eso, pero…” Naigrat apunto al pecho de Willem.

“Como una chica, déjame decirte eso. Aunque respeto tu filosofía asumida en esto, al final aún estas ignorando sus sentimientos. A pesar de que pueden ser niños, siguen siendo chicas con emociones reales. No me gustan los chicos que no pueden ser considerados.”

Willem se preguntaba si Naigrat aún podía decir ‘como una chica’ a su edad, pero decidió no mencionar de pasada el asunto. Al menos era así de considerado.

“Y debido a que son jóvenes, para algunas de ellas podría ser la última oportunidad para tener esos tipos de sentimientos. Así que quiero que las confrontes apropiadamente. No estoy bromeando; esta es una petición verdadera desde el fondo de mi corazón.”

“No puedo hacer eso.” Una respuesta inmediata. 

“Si el romance o amor o lo que sea es tan importante, entonces aún más razones para no forzarlo y apresurarlo en este lugar angosto. Regul Aire es vasto. Hay miles de otros buenos hombres ahí afuera. Tener a tu hija tomada algún día por uno de esos chicos es el deber de un padre.”

Willem tomo un minuto para pensar sobre lo que acababa de decir. Por supuesto, no había estado mirando a su alrededor con esos ojos, así que cuando pensó de hombres en Regul Aire, todo lo que apareció en su cabeza eran chicos con piel verde o rostros de cerdo o escamas creciendo por todas partes. Pero espera… ¿tal vez la discriminación por apariencia y raza era ahora una cosa del pasado? Si solo mirabas la personalidad, podría haber algunos chicos decentes… Imagino una situación hipotética. Que si, un día, Kutori llegaba a casa e introducía a su novio Borgle, diciendo ‘estamos en una relación seria’, ¿Podría darles su bendición con una sonrisa?

“¿¡Ah!? ¿Qué pasa con esa sonrisa?”

“Oh, lo siento. Solo estaba pensando que Grick podría no ser tan malo después de todo, cuando lo miras de esa forma…”

“¡Eso literalmente no tiene absolutamente nada que ver con nuestra conversación!”

Willem miro fuera de la ventana. Ni una sola nube vagaba por el cielo. Una noche pacífica.

“Voy a salir. Si aún quieres hablar, continuaremos después.”

“Espera, ¿a dónde vas?”

“Contemplar las estrellas o algo. De cualquier forma, tomare prestado esta llave.”

Dijo adiós con las manos brevemente, luego salió de la habitación.

“¿Eh? ¡Oye! ¡Espera… esa llave!”

Pretendió no escuchar los gritos de Naigrat detrás de él.

Willem estaba encima de una pequeña colina ubicada cerca del borde de la 68° Isla sosteniendo a Seniolis, la cual había tomado del almacén. Una suave brisa flotaba, el aire se sentía limpio y refrescante, y las estrellas centelleaban ligeramente en la distancia. De todas formas, era una noche perfecta.

Desenvolviendo la tela que cubría a Seniolis, la expuso al viento. Willem luego encendió una pequeña cantidad de Venom. Una porción de dolor roía su frente, pero podía tolerarlo por el momento.

“Comenzar mantenimiento” murmuró y toco uno de los fragmentos de metal brillando en el cuerpo de la hoja. Con un ruido bajo, el trozo solitario se separó de la hoja, vagando por el aire hasta detenerse a aproximadamente cinco pasos de distancia de él. Cuando se colocó en posición, emitió el sonido claro de un metalofóno siendo golpeado.

Toco un fragmento de metal diferente. Ese también se deslizo por el aire antes de detenerse a una pequeña distancia. Produjo un sonido claro ligeramente diferente al anterior. Repitió el proceso con otro. Y otro.

La legendaria espada antigua Seniolis consistía de un total de cuarenta y un fragmentos de metal unidos por líneas hechizo. Manipulando las líneas hechizo, Willem era capaz de desenlazar la hoja en sus piezas individuales. Pronto, solo un pequeño cristal, previamente oculto dentro de la hoja, permanecía en su palma. A su alrededor, los cuarenta y un fragmentos flotaban por todas partes, emitiendo tenues brillos de luz como si crearan su propio pequeño cielo estrellado.

“Muy bien…”

Primero miro el estado general del arma. Algunas resistencias, tales como veneno o maldición, parecían estar operando a un nivel más alto que el normal, mientras que otras, tales como parálisis, apenas funcionaban. Esto debe haber sido el resultado de un largo periodo de combate sin ningún mantenimiento. Los hábitos de sus usuarios y los tipos de batallas que enfrentaban probablemente también la afecto con los años.

Después, reviso los parámetros más específicos. Dicho simplemente, era un desastre. A causa de haber sido empuñada desde hace tiempo forzando magia salvajemente en ella, problemas habían brotados por todas partes. Una gran obstrucción de Venom se había formado en la raíz del circuito de la columna la cual se extiende por toda la espada, con protuberancias de varios tamaños a su alrededor. Tres líneas hechizo habían sido destruidas completamente, y la mayoría de las otras estaban golpeadas gravemente, operando a una baja eficiencia de como treinta por ciento en promedio.

“Cómo se las arreglaron para seguir luchando con esto…” Murmuro con una risa.

Willem golpeo ligeramente el cristal con la punta de su dedo, enviando una pequeña cantidad de Venom. Iluminando la previamente invisible línea hechizo, el cual luego fue absorbido por uno de los fragmentos de metal flotantes. Otro claro sonido metálico atravesó el aire. Envió otro chorro de Venum, lo cual causo que una diferente línea hechizo brillara y un diferente fragmento de metal sonara.

Repitió el proceso de nuevo. Y de nuevo. Una ráfaga de luz y sonidos bailaban en el aire a su alrededor. Uno por uno, las líneas hechizo dormidas despertaron, y los fragmentos de metal agotados recuperaron su vigor.

— Sintió una presencia detrás de su espalda.

“Bienvenida a casa, Señorita Fugitiva.” Willem le hablo al recién llegado sin darse la vuelta.

“… ¿Qué estás haciendo?” La presencia detrás de su espalda pregunto con desconfianza, negándose a devolver su saludo.

“Lo que parece. Haciendo algo de mantenimiento a tu compañero.”

“Espera un segundo. ¿Siquiera conseguiste permiso de su usuario primero?”

“Soy el director por aquí, ¿No? El único permiso que necesito es el mío.” Dejo salir una carcajada.

“Esa risa no te queda.”

“Hmm, ¿es así?”

“Me gusta tu usual risa suave”

“Hmm…”

Hace solo un momento, había estado hablando con Naigrat de cómo estaba consciente de los sentimientos de las niñas. Había intentado hacerse el genial diciendo que obviamente decidió rechazar esos sentimientos. Sin embargo, justo ahora, le dio un vuelco el corazón.

“Bueno, sigue. Continua tu pequeño concierto.”

“¿Concierto?”

“Esos hermosos sonidos. Aunque no encajan muy bien juntos.”

“No estoy intentando interpretar una sinfonía o algo.”

“Entonces haz una interpretación callejera. No te daré donaciones, pero…”

“… Un extraño invitado ha venido a escuchar, ¿eh?”

Willem cambio su atención de su espalda al cristal que yacía en su palma. Kutori se sentó detrás de él, espalda contra espalda. Una vez más, el claro sonido metálico lleno el cielo nocturno alrededor de la colina.

“Esas luces… ¿qué son?”

“La Kaliyon está hecha de un montón de diferentes Talismanes atados por venas hechizos en la forma de una espada. ¿Sabes que son los Talismanes?”

“He escuchado de ellos antes.”

Ahora que todos los métodos involucrados en la fabricación o reparación de las espadas habían sido perdidos, eso naturalmente también incluía los pequeños detalles y técnicas secretas. Todo lo que había escuchado era que hechizos poderosos o Talentos podían ser grabados en papel, cerámica, o fragmentos de metal. Aquellos que podían ejercer esos fragmentos recibían los beneficios de los hechizos contenidos… o algo así.

A veces, tales objetos eran traídos del suelo por rescatadores. Al parecer, no era demasiado raro para ellos estar circulando entre los ricos de clase alta.

“La luz flotando en frente de tus ojos ahora… ese es un Talismán que protege tu lengua de quemaduras cuando bebes algo caliente.”

“… ¿Eh?”

“Junto a ese está uno que te permite decir en cual camino está el norte incluso en lugares donde no has estado antes. Encima de ese está uno que previene pesadillas mientras estas en la cama con un resfriado. Entonces, tenemos uno que te permite imitar sonidos de gato perfectamente, uno que protege tus uñas de rasguños, una que te consigue una proporción de seis a diez cabezas en lanzamientos de moneda…”

“Espera un segundo. Esta es Seniolis, ¿cierto? ¿El arma legendaria? ¿No es la cima de cien convenientes pequeños talismanes?”

“Piensa en la comida. Algunas cosas, si las comes separadamente, sabrán bien y bajarán bien. Pero si los comes todos juntos, o en cierta combinación, destruirán tu estómago. Es la misma idea.

Si atas un montón de diferentes Talismanes con líneas hechizo, podrán producir salvajemente diversos efectos debido a algunos complejos mecanismos de interferencia. No soy un especialista así que no conozco los detalles, pero los ingenieros en el taller central dijeron algo así.

De todas formas, sobre Seniolis en particular, es de las Kaliyons más viejas. Escuche que surgió prácticamente por un milagroso accidente en el campo de batalla. Por eso tiene demasiados Talismanes aleatorios y excéntricos.”



“Hmm…” Kutori, inclinando su cuello desconcertada, chequeo los cuarenta y un Talismanes flotantes. 

“No sabía eso. Dado que es la legendaria espada sagrada y todo, pensé que fue heredada directamente de dios o algo.”

“Bueno, desafortunadamente ese no fue el caso.”

Los Emnetwyte en aquel entonces estaban, no hace falta decir, desesperados por sobrevivir. Para lograr esa meta, utilizaron todo lo posible. Luchar no era una buena cuestión. Pero, aun así, anhelaban belleza y perfección. Así que nombraron a sus largamente buscados símbolos de fuerza Kaliyons, o espadas sagradas.

“Ya veo.” Kutori se quedó en silencio por un momento. Sonidos metálicos y luces bailaban por el aire. 

“No hace mucho, hable con el Primer Oficial” Lentamente, comenzó a hablar de nuevo. 

“Dijo que si no quiero cuando el momento llegue, no tengo que abrir la puerta a la tierra natal de las hadas. Para aumentar mi fuerza y resolución, apostaría el hundimiento de la 15° Isla Flotante”

“… ¿Es así?”

“¿En serio puedo volverme más fuerte?”

“Incluso si no quieres, estoy seguro de que lo harás. Soy tu director, después de todo.”

“Pensé que dirías eso.” Willem podía sentir que su espalda se movía mientras ella reía. 

“Bueno, supongo que seguiré adelante y lo diré. No quiero volverme más fuerte.”

“Espera, espera. ¿No es esta la parte donde descubres cuanto amor y apoyo te dan las personas y abres tus sentimientos honestos mientras lagrimeas?”

“Estoy siendo honesta aquí. ¿Y sí te das cuenta de eso?”

Willem pretendió no escuchar ese último comentario. Así que se había vuelto uno de esos chicos tipo disimulante que Naigrat menciono antes, ¿eh? La culpa era un poco peor de lo que había esperado.

“Bueno, qué tal esto. Si vas a luchar y regresas a casa, escuchare una petición. Cualquier cosa que quieras.”

“¿Eh?” Kutori fue tomada por sorpresa por un segundo. 

“N-No es como que realmente tenga algo que quiero que hagas por mí. Además, incluso si dices ‘cualquier cosa’, probablemente no harás nada grande. Como si dijera ‘¡Cásate conmigo!’ o algo…”

“Paso.”

“… Claro que sé eso. Pero, estoy curiosa. ¿Por qué?”

“Bueno, simplemente no está en el rango de cosas que puedo hacer. Igual que si me pides ‘trae a un chico muerto devuelta a la vida’ o ‘elimina a todas las Bestias’, eso sería obviamente imposible.”

“¿Casarse conmigo es tan imposible como esas cosas?”

“Por supuesto.”

Un niño en torno a esa edad sintiendo algún tipo de atracción a una cercana figura mayor confiable del género opuesto era sencillamente natural. Puede haber sido una valida forma de amor, pero también era una pasión temporal traída por la pura escasez de opciones. Por lo que dar un paso atrás mientras esa fiebre bajaba era lo responsable a hacer como un adulto.

“Al menos espera hasta que hayas crecido un poco más.”

“¡Si tuviera el tiempo entonces lo har–!”

“Tienes tiempo,” dijo Willem, interrumpiendo a Kutori en media oración.

“Estas a punto de ir a luchar y comprar ese tiempo, ¿no?”

“… pero no sé cómo terminara.”

“Entonces encuentra una razón clara por la que necesites volver a casa. ¿Sabes? Los soldados que tienen una prometida esperando su regreso o algo tienen un índice más alto de supervivencia. Están tan determinados a vivir que no importa lo que la batalla les lance.”

“Bueno, esa opción de tener un prometido esperando su regreso acaba de ser destrozada hace un segundo…” Interrumpió Kutori, mirando fríamente a Willem.

“Ah —bueno, ya sabes. No puedes perseguir desesperadamente un futuro poco realista. Ten un sueño más realista.”

“¿No está mal? Si estas intentando darlo todo con esta cosa de impulso emocional, ¿entonces por qué te limitas a la realidad?”

“… Eres inteligente, ¿eh?”

Todo lo que pudo hacer era una risa. Tener una razón por la que necesites volver a casa —por supuesto, esas no eran originalmente las palabras de Willem. Solo las tomo prestado de otra persona. Además, podría haber sido un poco hipócrita, dado que cuando ese alguien le dijo esas palabras, termino desenfrenándose y no pudo regresar a casa como prometió. Aunque Kutori ciertamente no sabía eso, parecía que lo había captado en la superficialidad de su consejo.

“Bueno, si soy tan inteligente, entonces deseo que dejes de tratarme como un niño.”

“Me temo que no puedo.”

“¿Por qué eres tan persistente solo en ese punto?” Kutori dijo con un extraño suspiro de adulto. 

“… Dulces.”

“¿Eh?”

“Ya sabes, ese postre que hiciste en la cafetería hace tiempo. ¿Tienes otras recetas?”

“Unas cuantas, supongo.”

“Entonces, ¿qué tal pastel de mantequilla?”

— Ah.

“¿Eso, de todas las cosas?”

“¿Eh?”

“No importa.” Era completamente inesperado. Había una sensación de que la conversación eventualmente fluiría en esa dirección. 

“Sé cómo hacerlo. Fue prácticamente metido en mí por mi maestro. Pero, alguien mucho, mucho mejor que yo siempre estaba alrededor, así que en realidad nunca lo hice.”

“Bueno, si sabes cómo, entonces eso es suficiente. Uno de mis séniores siempre se veía tan feliz comiendo pastel de mantequilla después de regresar casa de una batalla, aunque, para cuando pude empuñar una espada, había desaparecido del menú de postres, así que nunca pude ser como ella. Por eso te lo estoy pidiendo.”

Willem respiro profundamente, y lentamente soltó todo. 

“Muy bien,” respondió, luego reanudo su trabajo.

Después de un poco más, completo el mantenimiento de Seniolis, reestableció varios niveles de resistencia mientras dejaba solo la resistencia hechizo a un nivel más alto. Las líneas hechizo sobrantes que resultaron de cortar funciones obsoletas fueron para fortalecer los fundamentos.

Con la punta de su dedo, Willem oprimió el cristal. Los fragmentos de metal flotantes a su alrededor se deslizaron por el aire, y uno por uno se reunieron a su alrededor. Cuando cada fragmento regreso a su lugar original, emitieron un suave sonido campaneante. La sinfonía siguió por un breve momento, después del final, una gran espada había sido restaurada en manos de Willem.

“Está bien, está bien. Te haré comer tanto pastel que tendrás acidez estomacal. ¿Comprendes? Mejor sobrevive y regresa a casa.”

Devolvió a Seniolis a su legítimo falso propietario.

“Déjamelo a mí” la chica dijo con una sonrisa. 


Traductor: Mera 
Editor: Jona


Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.