Ir al contenido principal

Owari no Seraph V1 - Capítulo 1

Owari no Seraph – Kyuuketsuki Mikaela no Monogatari Capítulo 1 (Vol 1)


Capítulo 1: La inscripción de un ser odiado.

"Glen-sama, Glen-sama, desde ahora, serás un estudiante de secundaria, ¿estás mentalmente preparado para esto?"
".............."
"Yo, yo, para ser franca me estoy sintiendo nerviosa. No, estoy totalmente consciente que esto es un momento donde uno podría agraviarse ‘¿Es eso que la guardia de Glen-sama debería de estar diciendo?’, ¡Pero! ¡Pero sabes! Como sirviente de la casa Ichinose, entrar a la Primera Escuela Secundaria Shibuya es, como era de esperarse, un nerviosismo aplastante. Errm, entonces...."
Sin importar durante cuanto sonase la voz de la chica, Ichinose Glen no prestó atención a ello y miró arriba al cielo.
El cielo estaba cubierto en rosa.
Flores de cerezo bailaban en el aire.
Primavera.
La temporada de inscripciones.
Usando el uniforme escolar con cuello alto, con sus manos metidas en sus bolsillos. Glen estaba caminado debajo de las flores de cerezo. Continuando este camino, es donde la Primera Escuela Secundaria Shibuya se alzaba.
Enmarcado con cabello negro, cubierto con flecos muy gentiles, acompañado con una mirada fría en sus ojos. Con esos ojos, el miró a la chica quien ha estado hablando sin parar a su lado.
Una chica quien tenía la misma edad que él, 15 años. Su altura probablemente rondaba por los 160 cm, vestida con un uniforme marinero, coronada con cabello color café. Una belleza con rasgos bien ordenados, lo cual podría ser díficil de imaginar solo por su manera bulliciosa de hablar.
Ella era Hanayori Sayuri.
Sayuri, aparentemente muy nerviosa, tenía sus manos apretadas en contra el pecho mientras hablaba.
"Erm, entonces, a pesar que pienso que tal vez sea mis propios errores, aahhhm, Yo haré lo mejor posible entonces por favor cuida...."
Pero, interrumpiéndola, Glen dijo.
"Ahh, Sayuri..."
"S-Si, que pasa, ¡Glen-sama!"
"Tu clamor ha sido muy molesto desde hace un rato."
"¡¿Eeeehhhhhhhhh?!"
Sayuri alzó sus manos hacia su sorprendido rostro y más allá agregó,
"¡L-le ruego que me perdone!"
Muy desanimada, se movió atrás.
Y se detuvo cerca de la chica quien había estado siguiendo el rastro de Glen.
Entonces dijo.
"Uwuuhhh, Yuki-chan....Glen-sama está enojado conmigo. Él dijo que era molesta..."
Escuchando eso, la chica que se llamaba ‘Yuki-chan’ miró hacia Sayuri.
Esta era una chica pequeña* quien no pasaba de los 150 cm. Tenía un rostro calmado, frío, y sin expresiones.
Ella era Yukimi Shigure.
También de 15 años, otra guardia de Glen, ella era una chica quien ha acumulado muchos años de entrenamiento en la casa Ichinose.
Shigure dijo.
Con su rostro sin expresión.
".....Eso es porque realmente eras molesta."
"¿¡Uuuuuh!?"
"....Si parloteas mucho, solo disminuirás la dignidad de nuestro maestro, Glen-sama de la casa Ichinose, y quién además es la siguiente cabeza de la casa Ichinose, así que ¿Podrías parar?"
"¡¿Auuuh auuuh auuuh?! Yuki-chan, ¡¿Tú también?!"
Las dos seguramente eran ruidosas.
Girándose hacia a sus sirvientas,
"Haaaaah...."
Suspiró Glen y regresó su mirada hacia adelante.
Al camino de la escuela, con flores de cerezo revoloteando.
A los estudiantes quienes sonreían con júbilo entre ellos.
No obstante, a como se entendió, Sayuri no era probablemente la única que se sentiría nerviosa caminando sobre esta calzada, pensó Glen.
La razón era porque la escuela aquí no era normal.
Ya que era una repugnante, maldita escuela dirigida por Oni y la brujería.

       «Primera Escuela Secundaria Shibuya»

Era una escuela para educar hechiceros, una escuela operada y administrada por una destacada organización religiosa en Japón, la cual era conocida comoMikado no Oni.
Por supuesto, la apariencia exterior era diferente. Tenía una apariencia igual a la de una escuela normal. No obstante, la mayoría de las personas aquí eran hijos de aquellos que pertenecían a Mikado no Oniy quienes creían en sus enseñanzas.
Y era también una escuela de élite, donde solo los mejores de los creyentes de Mikado no Onieran seleccionados.
Esa era la verdadera naturaleza de la Primera Escuela Secundaria Shibuya.
En otras palabras,
"Todas las personas aquí, son mis rivales, ¿huh?"
La anticipación de un nuevo término mejoró el humor en Glen mientras examinaba a los estudiantes.
Shigure, que estaba detrás de Glen, se puso a su lado y dijo, con una pequeña sonrisa mientra los examinaba también.
"No, no, es impensable que esos mocosos de Mikado no Onipuedan ser tan poderosos como tú, Glen-sama"
Siguiendo eso, Sayuri se unió emocionada.
"¡A-así es! Nuestro próximo jefe de la casa Ichinose, Glen-sama, mostrará su poder a esos engreídos de la casa Hiragi con un bam!"
Por cierto, Hiragi, ha estado dominando la casa Mikado no Onidesde que la organización surgió hace 1200 años.
Luego, 500 años atrás, la casa Ichinose se separó de la casa Hiragi para formar Mikado no Tsuki y desde entoncesMikado no Oniy Mikado no tsuki han estado en conflicto.
Por supuesto, la casa Ichinose no podía públicamente oponerse a la casa Hiragi la cual era abrumadoramente más grande y poderosa.
La sirvienta de la casa Ichinose, Shigure, dijo.
"Primero, juzgando el sistema que crearon, por el cual tienen a la cabeza de la casa Ichinose entrar a la escuela secundaria de su territorio mientras el aún es joven y hacerle rendirse, uno puede saber el calibre de esa gente de los Hiragi. Su era ha terminado, he dicho."
Sayuri luego dijo lo siguiente.
"Sí, sí, Yo también he pensado lo mismo, entonces, Glen-sama, por favor no se preocupe. Nosotros definitivamente somos los más fuertes".
Escuchando eso, Glen se volteó y dijo a Sayuri.
"No menciones el preocuparme, Ni siquiera estoy nervioso. Tú eres la que ha estado comentándolo todo este tiempo"
"¿¡Uuuuh!?"
Siguiendo eso, el bajó la mirada hacia Shigure y dijo.
“Y por cierto, Shigure”
"¿Si?"
"Tú estabas llamando mocosos a esos Hiragi......"
"Ah, me disculpo de ello. Es el resultado de mi repulsión hacia las personas Hiragi. Yo solo...."
"No, no estoy hablando de su elección de palabras."
"¿Entonces?"
Shigure ladeó su cabeza.
Glen luego le dijo.
"En lo que aspecto se refiere, tú eres la mocosa."
"Ah."
Soltó Shigure, quien después dijo mientras mordía sus labios, su habitual rostro inexpresivo en un matiz rojo.
".....¿Me estás diciendo del hecho del que usted sabe que me molesta?"
"Haha, yo solo estoy diciendo que ustedes están subestimando a la casa Hiragi. Pero me atrevo a decir esto. No dejen su guardia descuidada ni siquiera un segundo. Estén alertas. Deberían de saber esto, pero las únicas  personas de Mikado no tsuki aquí somos ustedes y yo. En otras palabras, el resto de gente alrededor de nosotros---son todos enemigos".
Dijo Glen.
Y para entonces, sus alrededores ya estaban rebosando con estudiantes afiliados a la casa Hiragi.
Naturalmente.
Este es el camino usado para llegar a su escuela.
Y ahora mismo, Glen y sus ayudantes estaban entrando a la escuela que estaba administrada por su enemigo.
Los rostros de Shigure y Sayuri se tensaron.
Ellas probablemente sintieron las numerosas miradas dirigidas a ellos.
Ellas podían escuchar sus voces.
"¿Quiénes demonios son ellos?"
"La cresta en sus collares de sus insignias no son de Mikado no Onihuh..."
"Si~, Ya veo. Este es el año huh. Ellos son los chicos de Ichinose. Esos sin ningún poder real están vagando en nuestra escuela".
Voces como estas empezaron de inmediato a proliferar entre grupos de estudiantes.
Glen se dirigió hacia ellos.
En ese momento, él podía sentir más de cien pares de ojos dirigidos hacia él.
Miradas frías. Miradas burlonas. Rencor. Desagrado. Desprecio.
Shigure dijo,
"Maldición, ellos nos despreciando..."
Pero, ella fue interrumpida por Glen.
"Estoy acostumbrado. No te muevas".
"Pero."
"Guárdalo para otra ocasión. No expondremos nuestro poder aquí. No hay necesidad de enojarnos como niños, y enseñar el alcance de nuestro poder en reacción a su provocacion".
Luego de decir eso, Glen se volteó a mirar a sus ayudantes y les sonrió.
A pesar de que las dos de ellas estaban insatisfechas, Glen ya tuvo esa intención desde el comienzo.
No podían enseñar sus poderes aquí.
Incluso en la escuela, él había decidido que ellas no podían enseñar ni un milímetro del sistema de magia que la casa Ichinose había desarrollado.
"............................."
Pero en ese momento, de repente.
Dohn, el sintió algo golpeando su cabeza.
Glen volteó hacia el frente.
Lo que golpeó su cabeza era una botella de plástico que contenía cola. La tapa estaba abierta. Naturalment, su cabeza estaba cubierta de cola.
"¡Glen-sama!"
Sayuri exclamó.
"Maldición."
Shigure quería actuar.
Pero Glen la agarró del hombro.
"No te metas"
Él la puso detrás. Glen no sabía que rostro Shigure tenía en ese momento.
Sin embargo, sonriendo como un estúpido, Glen puso la mano en su cabeza y dijo.
"Ah~, ¿esto duele eh?"
Tras decir eso, los estudiantes quienes estaban bajo patrocinio de la casa Hiragi empezaron a reír a la vez.
--- ¿qué pasa con él?
--- ¿cuán cobarde puede ser?
--- esto es todo a lo que los Ichinose pueden llegar a ser.
Glen no sabía quién tiró la botella. Pero no le importaba.
La razón era porque todos ahí eran enemigos de todos modos.
De esta manera, mientras recibía las molestas y desagradables risas, Glen le dijo a sus seguidoras.
"Sayuri, Shigure".
"........si"
"¿Cuál es su voluntad?"
Sus voces temblaban. Ellas temblaban de disgusto. Ellas estaban molestas al ver a su maestro ridiculizado.
Y esto era probablemente debido a su propia impotencia.
Si tuviese el poder de destruir la casa Hiragi ahora, el no necesitaría cargar con todo esto. Porque si los Ichinoses pudiesen enfrentarse a los Hiragis, entonces tal cosa no estaría pasando.
De esta manera, Glen se volteó y dijo.
"Lo siento por hacerles sentir tan mal. Pero, tenemos que soportar esto por tres años. ¿Aún continuarán en acompañarme?"
Ambas, Sayuri y Shigure le miraron. Con miradas llorosas que no querían que los Hiiragis vieran, ellas le miraron y mientras se posicionaban más cerca de Glen.
"P-por supuesto. ¡La única razón por la que nací es para servirlo, Glen-sama!"
Dijo Sayuri, cuyacabeza es apartada por Glen, quien luego dijo.
"El alcance de ese sentimiento, pesado".
¡¿Auh auh ah?!
Sayuri se quejó mientras era apartada a un lado.
Siguiendo esto, Shigure lo mira.
"....pero, esto es molesto. Si tu solo puedes usar los conjuros que tienes, Glen-sama, aún en la casa Ichinose, has sido apodado como el talento quien aparece sólo una vez cada mil años".
"¿Quién dijo eso?"
"Mi, padre....".
"Samidare ¿huh?"
"Si. Incluso el resto de los altos mandos de Mikado no tsuki, han dicho eso, que Glen-sama es el genio que aparece cada mil años. Tengo que protegerte, incluso al coste de mi vida......"
Pero, interrumpiendola, Glen dijo.
"Ya veo. Tanto bien piensan de mí huh."
"Sí."
“Entonces, diles a esos vejestorios de los altos mandos."
"¿Huh?"
"Para la casa Ichinose la cual tiene una historia de ni siquiera 500 años, no hay manera que puedan obtener a un genio quien aparece solo una vez cada mil años, imbéciles".
"Eh, ah....bueno....haha, ciertamente."
Shigure sonrió en ligera diversión.
Mirando a Shigure.
"Oh, Yuki-chan, estás sonriendo, que extraño"
Sayuri dijo.
Ambas parece que se calmaron.
Glen las miró y luego se volteó de nuevo. Apenas quedaban estudiantes. La escuela estaba a punto de empezar.
Si la escuela estaba empezando, entonces los otros estudiantes no podían sino parar de burlarse de la basura sin importancia.
De esta manera, la mayoría ya no estaba ahí.
Los que quedaban eran Glen quien estaba en remojo debido a la cola que le tiraron y sus dos ayudantes.
"Entonces, ¿ vamos?"
Shigure luego dijo.
".....Glen-sama."
"¿Ah?"
".....nosotras somos las que deberían de proteger a nuestro maestro, pero fuimos nosotras quienes fueron protegidas".
"Cállate tonta. Es el deber del maestro proteger a sus subordinados".
".....ah."
Shigure luego quedó callada.
Luego, desde atrás, Sayuri empezó.
"Hey hey hey, Yuki-chan, ¿porque tu rostro está rojo?"
"'¡T-te voy a matar!"
"Eh eh eh eh ¡¿Por qué?! ¿Por qué me estás pegando, Yuki-chan?"
Las dos eran igual de molestas que antes.
Entonces, con un rostro sombrío, Glen comenzó a caminar hacia la escuela.
La escuela ya era visible. No, este lugar ya era parte del territorio de la escuela, donde las personas normales no podían poner un pie.
Un largo camino de árboles de cerezo.
Al final de este, estaban las puertas a la escuela, y ahí, un hombre de pie.
Él tenía un extraño cabello blanco, y como él, usaba el uniforme de cuello-largo.
El chico estaba sonriendo tenuemente.
Y el de repente levantó su mano.
En su mano derecha.
Un talismán estaba en sus dedos. Glen inmediatamente supo qué tipo de talisman era. Era un talismán de conjuro. Era usado para preparar un conjuro Hiiragi. Ese talismán se quemó y desapareció.
De inmediato, un rayo de luz apareció frente a sus ojos.
Esa rapidez de invocación era asombrosa. Ese hombre probablemente era muy habilidoso. Quizás puede que sea alguien con el nombre de Hiiragi.
No obstante, aun así.
----Yo puedo esquivarlo.
Glen juzgó.
Yo inclusopuedo hacer un contraataque.
Si es así, ¿cómo debería actuar?
¿Cómo debería lidiar con esto?
Las señales nerviosas interconectaron en su cerebro mientras consideraba de esta manera, y luego, actuó.
Primero, volvió su mirada hacia la derecha. En la dirección opuesta de la dirección del rayo. Como si el no notase el rayo, empezó a girarse hacia sus seguidoras que estaban detrás de él.
Luego, en ese momento, el rayo reventó.
Pohn, un pequeño sonido vibró, y podía sentir su cuerpo siendo golpeado.
"Guah".
Desde ese instante de intenso impacto, casi perdió la consciencia. Era consciente de su cuerpo cayendo al suelo. Pero, aún así, su cuerpo no podría moverse por un tiempo.
Glen se dio cuenta que Sayuri y Shigure estaban gritando algo. Con sus ojos ligeramente abiertos y rostros a punto de llorar, las dos le llamaban...
Viéndolas vagamente, Glen pensó.
Eso fue un poco peligroso----
Si hubiera esquivado irreflexivamente, había posibilidad de que su fuerza real fuera revelada.
Pero, ¿me las arreglé para mostrar que no podía reaccionar bien ante ello?
Siguiendo eso.
"...................."
Si me tomo en serio esta pelea, ¿Podría ganar?
Mientras examinaba esas cosas, el esperó a que su cuerpo recuperara sus sentidos.
Sayuri sujetaba su cabeza hacia ella y estaba llorando.
"Glen-sama, Glen-sama."
Glen después dijo.
"Mi cara está tocando tu pecho, ¿sabías?"
"¿¡Hey!?"
Siguiendo eso, Shigure se colocó enfrente de él como si fuera a protegerlo y estaba mirando el portón de la escuela.
"Le-le rugo su perdón, Glen-sama. Tal cosa pasó incluso estando yo aquí."
Glen luego le dijo.
"No hiciste ningún error. Yo tomé el golpe a propósito."
"¿¡Eh!?"
"¿Podrás ser capaz de reaccionar inmediatamente a un ataque viniendo de cualquier dirección? Si no, mis capacidades podrían ser descubiertas. Así que, pretende que tú eres más capaz que yo. Deja que ellos piensen que soy un inútil pedazo de basura que no puede hacer nada sin ser protegido por ti."
"No puede ser...."
La basura se levantó. Y sujetó su cabeza.
"Maldición, qué rayos pasó....."
El trató de decir.
La cara de Shigure se vio en conflicto por un instante, y siguiendo eso, ella señaló hacia la dirección del portón de la escuela.
"U-un ataque vino de allí."
Ella dijo en un tono monótono.
Luego, al punto, Glen volteó sus ojos hacia el portón de la escuela por primera vez.
El hombre seguía observándolos.
Les miró directa e intencionalmente hacia ellos, aun sonriendo.
Viendo eso, Glen gemío con melancolía.
".....ah~ esto no está bien huh. ¿Lo ha descubierto?
El hombre luego encogió sus hombros, y se volteó. Entró a la escuela.
Glen observó con dificultad la espalda del hombre y luego dijo.
"Bueno, ¿Seguimos también?"
Sayuri luego dijo.
"Pero tu herida....."
"¿Hnah?"
Glen tocó su frente con sus manos. Había un poco de sangre. El quitó la sangre con su mano.
"Haha, la sangre huele como a cola. Consíganme ropa limpia."
"Entonces, volveré a cogerla"
Dijo Shigure. Glen luego le dio otra orden.
"Y además, investiga la identidad de ese tipo. El parece muy fuerte. Necesitaremos estar en guardia con él."
"Entendido."
Después de asentir en reconocimiento, Shigure empezó a correr a la dirección opuesta de la escuela.
"Bueno entonces, ¿Vamos a la escuela?"
Escuchando eso, con una mirada arrepentida como antes, Sayuri dijo.
"E-erhm, Yo realmente no fui de mucha...."
"Solo estando a mi lado, ya eres una gran ayuda para mí."
"..................."
"Primeramente, nosotros estamos en medio del territorio enemigo, ¿sabes? No traeré a nadie excepto los que más confió. Así que, no hagas esa cara."
Escuchando eso, la cara de Sayuri se puso nerviosa por alguna razón y sus mejillas se enrojecieron.
"E-E-erhm, Glen-sama, mi vida le pertenece...."
"Como dije, eso suena pesado."
"¿¡Aauh auh ah!?"
Glen se rió de Sayuri, quien tenía su rostro apartado y su cuerpo arqueado hacia atrás.
"Bromas aparte, vamos. Pero bueno, parece que ya desde el primer día, nuestra vida escolar va a ser divertida."

Y de tal manera, el chico de 15 años Ichinose Glen, se convirtió en un estudiante de primer año de secundaria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.