Ir al contenido principal

Owari no Seraph Vol 1 - Capítulo 2

Owari no Seraph – Kyuuketsuki Mikaela no Monogatari Capítulo 2 (Vol 1)



Capítulo 2: La clase de Shinya
Clase.
Aula.
Una vista común en una escuela normal.
"..............."
Aquí, estaba Glen.
En Año 1 Clase 9, en la silla por la ventana al fondo.
Era la primera lección de clase ahora mismo. Una mujer quien parecía que era la profesora estaba hablando de la ceremonia de bienvenida que iba a comenzar a continuación.
Por cierto, Sayuri y Shigure no estaban en esta clase.
Sayuri estaba en la clase 1.
Shigure estaba en la clase 2; las dos fueron asignadas en las clases más alejadas de la 9, lo cual claramente podía ser la intención de alguien.
"Bueno, no es algo inesperado."
La razón era porque, el lugar en el que Glen estaba, era uno cuyo objetivo era enseñar al próximo jefe de los Ichinose el excepcional y abrumador poder que poseía la Casa Hiiragi.
"Aislar, acosar y subyugar huh. Esto ha sido así bajo sistema que han usado por 200 años después de todo."
Glen sonrió.
Por cierto, 25 años antes, su padre asistió esta escuela tal como Glen lo estaba haciendo ahora, y fue completamente sometido por la Casa Hiiragi. Poniendo a un lado lo que le gustaba o no de la casa principal, cada vez que era hora de hacer una decisión importante, el siempre actuaba en el rol de la mascota de la Casa Hiiragi.
De esta manera, su padre tenía una buena reputación entre los Mikado no Tsuki.
Pero Glen no pensaba que era algo malo. No le importaba. No le había hecho perder respeto por su padre.
Su padre había hecho todo lo que estaba en su poder. Mientras pudiera evitar conflictos con su organización, no le importaba.
E incluso en aquel día.
"............"
Glen recordó.
La memoria de aquel tiempo, cuando era un niño.
La memoria del último día que vio a Mahiru.
La memoria de cuando fue golpeado por las personas de la Casa Hiiragi y devuelto a su casa.
Su padre lo miró con arrepentimiento, y dijo.
"Por favor, perdona a tu débil padre...."
Con un rostro lloroso, su padre abrazó a su hijo, cubierto de heridas e inmediatamente se giró para pedir perdón a los Hiiragis.
A pesar que su hijo era el que había sido golpeado, él seguía disculpándose.
".............."
Glen salió de su ensueño y alzó la vista.
El miró a su alrededor.
40 personas.
Los hombres y mujeres, cada uno hacía la mitad de la clase.
Por el registro de la clase, parecía que ésta aula tiene un buen número de hijos de los Altos Mandos de Mikado no Oni.
Casa Jyuujou.
Casa Goshi.
Casa Sanguu.
Aún entre el mundo de hechicería, estas estaban entre las casas famosas.
Por cierto, la Casa Ichinose solía ser la familia de apoyo de los Hiiragi que estaba en el rango más alto. Pero ahora, habían caído al rango más bajo.
Algunos estudiantes lanzaron breves miradas hacia este bajo rango. Solo sentían repugnancia y animosidad de saber que alguien como él estaba en su clase.
La profesora en adición dijo.
"Bueno, ahora que todos aquí se han convertido en un miembro de la Primer Escuela Shibuya,  espero que todos aquí tengan una fructífera vida escolar con el orgullo y confianza adecuados de un estudiante de la mejor escuela de magia en Japón."
Siguiendo eso, la profesora volteó su mirada alegre hacia Glen.
"Bueno, a pesar que tenemos una rata quien se las ingenió para mezclarse, no dejen que les concierne. Como los élites más talentosos y con los mejores resultados, los estudiantes de esta clase tendrán que encargarse de demostrar la dignidad de esta escuela a la rata"
Con la rata se refería a Glen.
Los estudiantes rieron. Aunque no todos lo hicieron, los que sí parecían disfrutar del momento.
Y entonces, incluso la rata también sonrió tontamente por ahora.
A continuación, midió la fuerza de la profesora. Midió si la profesora que le había insultado era más fuerte que él.
No le importaba si era ridiculizado.
El vino aquí sabiendo que esto iba a pasar.
Pero Glen no se permitiría perder en poder. No podía permitirse perder en habilidad de invocar un conjuro.
A diferencia de su padre, él cargaba con una misión.
A diferencia de él, quien manejó la organización en una manera gentil y pacífica, Glenn tenía una ambición escondida en su corazón.
"............"
Mientras sonreía tontamente, Glen miró a su alrededor.
La chica de la Casa Jyuujou
El chico de la Casa Goshi
La chica de la Casa Sanguu.
Por cierto, él ya sabía por el registro que solo había una persona especial en esta clase.
Su nombre era---

Hiiragi Shinya.
Una persona quien poseía el nombre Hiiragi.
Para aquellos quienes leales  al Mikado no Oni, el nombre Hiiragi poseía un especial y distinguido status- tanto que los Hiiragis podían llamarse como representantes de Dios.
Para aquellos de Mikado no Tsuki, los Ichinose eran lo mismo. Tal y como Glen era para Sayuri y Shigure.
Pero ahora mismo, ese asiento estaba vacío.
El más alejado de la silla de Glen --- el asiento tomado por el distinguido Hiiragi fue asignado al lugar más alejado de la sucia rata.
En otras palabras, era la primera fila del aula, cerca de la entrada.
En ese momento, la profesora dijo.
"Todos deberían haberse dado cuenta ya, pero esta es la clase especial en la que Shinya-sama estará. El honor de estar con....."
Y así sucesivamente.
En otras palabras, ellos podrían estar en la misma clase que una persona maravillosa.
Los estudiantes en la clase escuchaban a la profesora con miradas soñadoras. Era una actitud diferente comparada con las miradas anteriores dirigidas a la rata.
Glen sonrió de nuevo al estúpido, fácil de entender cambio de actitud. Siguiendo eso, miró fuera de la ventana. El camino de flores de cerezo afuera del portón de la escuela podía ser vistos desde de la ventana.
Mientras lo miraba,
"Estoy preocupado por Shigure y Sayuri."
En el momento, pudo escuchar el sonido de la puerta deslizándose. En ese instante, era evidente que la clase volvió al silencio y podía sentir la clase estaba tensándose.
Y entonces,
"¿Por qué tan serios?"
Esa voz vibró desde la salida de la clase.
Era la voz de un hombre.
La profesora dijo en una voz nerviosa,
Oh cielos, es Shinya-sama, bienvenido a mi clase.....Shinya-sama, aquí está su asiento......"
Shinya la interrumpió y dijo-
"Ehh, no quiero la silla de enfrente"
"Eh, erm...."
"Yo, quisiera esa silla. ¿Puedo cambiarme?"
"Que, digo.....pero esa....."
Glen podía escuchar una conversación que parecía indicar la llegada de un rey.
Parece que el que cargaba la sangre de los Hiiragi finalmente ha aparecido.
Glen alzó la vista y volvió su mirada a la clase.
Pero acabó siendo sorprendido.
La razón era porque, el hombre de ahí, era el que tiró el talismán hacia Glen en el portón de la escuela esta mañana.
Cabello blanco. Un uniforme con cuello alto, a pesar de llevar una sonrisa en su cara, tenía un destello agudo en sus ojos. Tenía una sonrisa que estaba rebosando con confianza.
Parecía que esta persona  era nada más y nada menos que Hiiragi Shinya.
No necesitaba pedir a Shigure que investigara su identidad al final huh, pensó Glen.
Encima de esto, ese Shinya se acercó de Glen. Con una sonrisa en la cara, le dijo a la chica que estaba sentada a la par de Glen.
"¿Hey? Quisiera sentarme aquí. ¿Podemos cambiar?"
La chica estaba aturdida por un instante y luego dijo, frenéticamente.
"Ah, ¡S-Si! Por supuesto, ¡por favor acomódese!"
Viendo esto, la profesora dijo.
"Pe-pero, sentándose al lado de esa rata......"
Shinya la interrumpió con ojos entrecerrados.
"Hey sensei. ¿Está bien para una profesora llamar a su estudiante una rata?"
"Ah, erm...."
"Todos estamos en la misma clase. Debemos llevarnos bien".
"Bueno..."
La chica quien había estado sentada a lado de Glen dio lugar.
"Gracias."
Shinya sonrió y tomó la silla al lado de Glen.
Entonces,
"Aah, todos, lamento interrumpir. Por favor continúen la lección"
Luego de que Shinya dijera eso, la profesora tomó un paso atrás hacia el podio en una agitación impropia de una profesora, y resumió la lección.
Ella hablaba del protocolo para la ceremonia de bienvenida.
Acerca de cómo el término en esta escuela de magia podía comenzar y como serían las clases.
Shinya escuchaba con una sonrisa por un rato.
Glen giró su mirada hacia la ventana otra vez.
En ese momento,
"Hey."
Shinya lo llamó.
"................"
"Erm, Ichinose Glen-kun, ¿verdad? ¿Puedo llamarte Glen?"
Glen volteó la mirada y miró a Shinya. Seguía sonriendo.
Glen se quedó mirando la cara de Shinya, y replicó.
"¿Me está hablando a mí?"
Shinya luego sonrió y dijo.
"¿Por qué el lenguaje formal?"
"He sido instruido de forma estricta desde joven que no debo desafiar a la Casa Hiiragi".
"Eeh, ¿de verdad?
"Si."
"Ya veo, eso es algo aburrido".
"Lo siento mucho."
Glen bajó su cabeza. Cuando Shinya paró de hablarle, Glen devolvió su mirada a la ventana, pero fue entonces que Shinya empezó de nuevo.
"Pero entonces, recibiste mi ataque a propósito en esta mañana, ¿no?"
".............."
"¿Me pregunto por qué hiciste eso? ¿Quizás para esconder tu verdadero poder?"
"............"
¿No es eso no es un claro acto de desafío? Tu ambición es muy obvia, ¿sabías?"
Maldición. Parece que realmente lo vio a través de ello.
Glen miró hacia Shinya y dijo.
"De eso....Lo siento mucho".
"Oh, lo admites con rapidez, ¿huh?"
"Sin embargo, No estaba admitiendo la parte ambiciosa. Eso solo que he sido enseñado en casa que no debo desafiar a nadie, y no traer la furia de las personas de la Casa Hiiragi, y como resultado, es cierto que yo recibí el ataque para no generar algún problema. No es que estuviera tratando de esconder mi verdadero poder."
"Fuhn. Ya veo."
"Si."
"Ya veo~."
Shinya miró duramente a Glen. Muy duramente, sonriendo. Y por alguna razón, se acercó. Extrañamente cerca, dijo a su oído.
Con una voz baja,
"Hey Glen. Detén tus mentiras aburridas."
"..........."
Glen estrechó sus ojos al escuchar eso. El miró intensamente a Shinya.
"No estoy mintien...."
Pero Shinya lo interrumpió y dijo.
"Bueno, no importa~. Pero es solo que he estado esperando todo este tiempo que podamos ser camaradas, sabes.
Ya que ambos odiamos a la casa Hiiragi, estaba pensando que podíamos unir nuestras manos y en secreto hacer muchas cosas interesantes."
"........."
Por cierto, la sangre Hiiragi no corre en mí. Soy un hijo adoptivo. Desde que era un niño, he sido criado para ser digno de unirse a la casa Hiiragi. Es por eso que odio la casa Hiiragi. En otras palabras, somos camaradas."
Dijo Shinya.
Glen había escuchado algo parecido antes. Para incrementar el poder de la magia en descendientes de su línea de sangre, la casa Hiiragi buscaba niños capaces, les enseñaban y criaban, y entonces, a través de  un proceso de filtración y selección, adoptar a  quienes sobrevivían como sus hijos adoptivos.
Entonces les harían casarse miembros de la sangre Hiiragi y dar a luz a nuevos niños.
Tal rumor ha estado alrededor por un buen tiempo.
Pero Glen no sabía si Shinya era realmente un hijo adoptivo de la casa Hiiragi o no. Más importante, aún si lo de Shinya era cierto, no había razón para Glen revelar sus verdaderos pensamientos.
De esta forma, Glen estaba a punto de replicar "estás malentendiendo". Estaba a punto de replicar con un "No soy la persona que estás pensando".
No obstante, antes que pudiera decir eso---
Shinya dijo.
"Por cierto, mi pareja es Mahiru. Hiiragi Mahiru. Desde que nací, he sido criado para ser su pareja."
Instantáneamente, Glen se dio cuenta de que había reaccionado
Shinya lo observó.
Recibiendo la mirada de Glen de frente, Shinya sonrió.
"Oh, tu verdadera naturaleza salió muy fácilmente."
"¿A qué podrías referirte?"
"Bueno bueno, no te preocupes. Nunca pensé que fuésemos a ser amigos nada más conocernos."
"............"
"Por cierto, ¿sabías que Mahiru también viene a esta escuela? Ella es realmente excelente y ha sido seleccionada para dar un discurso como la representante, al parecer. ¿No es asombroso? Tu ex-novia es...."
Escuchando esas palabras, Glen respondió mientras mantenía su expresión.
"Mahiru-sama y yo no tuvimos esa clase de relación....."
"Aunque ahora ella es mi prometida."
"..........."
En un destello, Las palabras de Glen se detuvieron, y el dirigió una mirada ligeramente forzada hacia Shinya.
Shinya no se perdió eso y sonrió con su bien ordenado rostro. Y el luego difo mofándose un poco.
"¿Qué pasa? ¿Molesto?"
"No realmente."
"Ha, haha, esa cara. Tu ambición está completamente escrita en tu cara. Entonces ¿por qué no nos llevamos bien? Solo lo comento, pero Mahiru y yo no somos muy cercanos, no te preocupes. Aunque obtuve el nombre Hiiragi, aún sigo siendo un hijo adoptivo. Solo soy un sucio engendro de origen humilde. En la casa principal, el trato que tengo es el mismo como el que tú recibes aquí ahora. Por supuesto, estoy molesto por eso, entonces, pienso destruirlo todo"
Dijo Shinya.
Él dijo algo por lo que podrían atraparlo y ejecutarlo inmediatamente si era descubierto.
¿Es esto una trampa, o este chico realmente tiene pensado rebelarse en contra de los Hiiragi? Glen no sabía.
A pesar que no sabía, no parecía que Shinya fuera alguien con quien debería involucrarse, de modo que Glen cambió su enfoque.
Levantó la mirada, apartó sus ojos de Shinya, y dijo.
"Tch, realmente eres charlatán, huh. Mi objetivo es diferente que el tuyo. No sé qué quieres lograr, pero no me involucres."
En un instante, el rostro de Shinya se iluminó.
"Ah, detuviste tu tono amable."
"Cállate."
"Entonces, ¿somos amigos? ¿Seamos amigos?"
"Te dije que te callaras."
"Ah-haha. Bueno, como sea. De todos modos, soy el único camarada que puedes tener aquí. Entonces no tienes otra opción más que llevarte bien conmigo."
Como antes, Shinya sonrió en deleite.
Glen luego tomó mirada hacia Shinya. Su humor cambió, muy amargo, al tener la atención de un busca pleitos el primer día de clases.
En ese momento, la profesora dijo.
"Muy bien, es tiempo para la ceremonia de bienvenida. Todos, ¿vamos?"
Con eso, los estudiantes se levantaron.
Shinya también se levantó y dijo.
"Bueno, ¿vamos? Vayamos a escuchar el discurso de nuestra diosa"
La diosa era probablemente Mahiru.
Sin embargo, desde ese día, cuando ellos fueron separados por los adultos, Glen no ha visto a Mahiru por 10 años. De esta forma, cuando escuchó su nombre mencionado después de todo este tiempo, no sabía qué clase de emociones el debería sentir.
Pero, ahora mismo, él iba al lugar en donde Mahiru estaba.
Mahiru iba a dar el discurso como la representante.
A pesar que Glen nunca ha pensó que volverían a encontrase en estas circunstancias.
Shinya extendió su mano y dijo.
"Ven, vamos, Glen."
Le llamó por su nombre sin ningún honorífico.
Glen observó esa mano, frunció el ceño, y lo apartó.
"No te acerques a mí."
"Haha."

Y luego, Glen y el resto de la clase se dirigieron al auditorio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.