Ir al contenido principal

Shuumatsu Nani V2 Capítulo 1: Ahora un distante sueño -A



Ahora un distante sueño - A


La teletransportación mágica no era tan conveniente como la sociedad lo hacía creer. Conectar dos lugares distantes por venas mágicas a través de un procedimiento mágico, abrir una especie de pasillo pseudo-físico y mover “equipaje” a través. El proceso de entrega de recursos o personas a lugares lejanos donde originalmente puede tomar unos meses en llegar se puede acortar en gran medida.



Bueno, está bien, si solo escuchas eso parecen como sueños. Incluso sentir que podría ser llamado la cima del progreso tecnológico de la humanidad.

Por supuesto el mundo no es tan indulgente. Tiene que cambiar el lugar donde la ceremonia se lleva acabo sobre la base de las posiciones del sol y la luna, los magos realizan la ceremonia todos tienen que evocar magia hasta sus límites o de lo contrario no pasa nada y si transporta un ser vivo una carga extrema se coloca en él. De todos modos, en las sombras detrás de este sueño tecnológico se esconde la fea, dura realidad.

Por todo ello, solo dos tipos de persona en este país pueden tener el placer de experimentar la magia de transporte; mensajes que necesitan transmitir información vital rápido como sea posible, y los soldados de elite o aventureros que pueden cambiar el rumbo de la batalla

- Una cabaña en una montaña abandonada, en las afueras del Distrito Tijuana, cerca de las fronteras del territorio del imperio.

“¿No se supone que debemos reunirnos al mediodía?”

En el interior de la cabaña, tres hombres y mujeres se reunieron. Uno de los tres, Willem, miró a su alrededor con una cara cansada. No importa cuántas veces comprobó, todavía solo había tres personas, incluyendo a él. El número de caras que podría contar era alrededor de cuatro por debajo de lo que debería ser.

“¿Los otros aparecerán tarde? Vagos…”

“Oye oye espera un segundo. ¡No puedes andar por ahí diciendo eso! Ni siquiera llegamos aquí hasta que el sol empezó a ponerse”

“Bueno, si los dos guardias guardan silencio sobre eso, los otros cuatro nunca lo sabrán.”

“¿Y porque demonios cree que íbamos hacer eso? Incluso si lo cubrimos para ti, la verdad no cambia y en primer lugar no tenemos ninguna razón para hacerlo.”

“Bien bien lo que sea, pero no grites tan fuerte, Suwon. Todavía tengo un dolor de cabeza por cruzar todo el continente con la magia de transporte.”

“¡¿Y de quien crees que es la culpa?!”. Después de levantar su vos una vez, el joven taumaturgo, Suwon dejó caer sus hombros.

Luciendo el pelo rubio suave y esponjoso con ojos azules y una cara bastante bonita una figura delgada, que probablemente obtendría una buena cantidad de atención por parte de las señoritas con su apariencia, pero, bueno, no importa la hora ni el lugar, siempre que se pueda ver vistiendo su manto de gran tamaño de color blanco puro. Es tan largo que la parte inferior arrastra en el suelo detrás de ella y, de todos modos, muchos van a perderse allí.

“Siempre termina así cuando te hablo. Nadie más me lleva el sentido contrario como como lo hace – ‘Maestro Espada Ágata Negra”.

“Yo sigo diciendo que dejes de llamarse así”.

“Una vez más con los disparates. Suena bien ¿Qué más puedes pedir? Pues bien, a pesar de que está bien, ni siquiera se acerca a mi nombre, ‘Mago de la Estrella Polar’. Pero soy mucho mejor que tú, por lo que realmente no se puede evitar.

“Está bien, creo que es hora de que te calles, EL dolor es cada vez pepero, pero por una razón diferente ahora”.

“¡Oye!, ¿Que estas tratando decir?”.

Suwon continuo con sus quejas, pero no prestando atención por más tiempo.
Willem fue a la otra persona en la habitación.

“Así que termino viniendo ¿he? Leila”.

“¿Hm?, Qu– hmhmmhm “(Masticando una galleta)
La niña levanto la vista del libro que estaba leyendo y murmuró un lio incoherente. Su pelo rojo, que tenía el color de un ladrillo quemado, lo sacudió ligeramente.

“Me dijo que estaba bien huir, ¿Recuerda?”

“Ah, habl– ¿Hmhmhm? Que de nuevo”. Comiendo hasta los últimos restos que quedaban en la boca, “No es que no hay ninguna otra manera… Si no lo hago, ¿Quién lo hará?”.

“Voy a “.

“Aquí estamos otra vez. Sabes que no puede”.

Willem quedó en silencio. Ser golpeado con la pura y simple verdad, sin ninguna capa de azúcar, que no tenía nada que decir a cambio.

“Bueno mi error, saldremos al campo de batalla muy ocasionalmente. Es solo, ya sabes, soy un prodigo rebosante de talento sin precedente”, dijo Leila con sarcasmo, luego estallo en una carcajada.

Sin palabras y un sabor amargo en la boca, Williem se quejó.

“Como de costumbre, tu-“.

“¿Tu? Si bien el país está en ruinas, todavía resulta que soy de sangre real, ¿Sabes? Muestra algo de respeto”.

“Bien, bien. Como de costumbre, parece que la personalidad de la Alteza está podrida hasta la medula”.

“Aw, así que debe ser que su podredumbre se está extendiendo a mí. Supongo que realmente necesito elegir sabiamente sus amigos”.

“Hmm ¿Es así? Supongo que no va necesitar esto entonces”, dijo Willem cuando tomó una bolsa de galletas de su bolsillo y las agitó delante de la cara de Leila.

“Almaria dijo 'comparte con todo el mundo' y me lo hizo traer, pero no tengo ninguna obligación de compartirlo con los no amigos”.

Justo cuando terminó la frase, Leila tomó la bolsa y vació todas las galletas en un recipiente.

“Es para todo el mundo, por lo que deja algo para Emi y los otros.”

“Lo sé, lo sé” respondió sin pensar Leila, a continuación, comenzó llenarse la boca con las galletas. ¡En una fracción de segundo más tarde, Suwon gritó “no es justo!” y rápidamente se unieron.

“Ustedes...” Las bromas habituales sin sentido con los amigos. "… asi que…"

“¿Hm?”

“¿Por qué luchas, Leila?”

“¿Esa pregunta de nuevo? En realidad, no importa, ¿verdad? Los seres humanos pueden estar en un campo de batalla sin ninguna razón en particular y, con algo de talento, luchar lo suficientemente bien. Eso es suficiente para mí “.

“Bueno, si estás siendo honesta, entonces por supuesto que es lo suficientemente bueno. No estoy de acuerdo, pero puedo aceptarlo. Desde la forma en que lo dices, aunque-”

“¿Parece que estoy mintiendo? ¿Acerca de?"

Si Willem supiera la respuesta a esa pregunta, él no habría tenido ningún problema en primer lugar.

“¿Ves?” Dijo Leila aire de orgullo, ya que era incapaz de responder.

“Todo lo que necesita hacer es estar tranquilo y seguir detrás de mí. También, podrías cuidar de Senioli's y darme esos masajes. Su existencia no vale mucho más que eso de todos modos, por lo que sólo mantén la cabeza hacia abajo y has las cosas que es realmente capaz de hacer”. Ella dio otro poco presumida hmph como terminó su discurso.

Willem no pudo decir nada a cambio, a pesar de tenia muchas cosas que quería decir. Por ejemplo, la cara siempre sonriente de Leila parecía que estaba a punto de empezar a llorar, pero él no sabía por qué, por lo que no podía decirlo. No importa la cantidad de tiempo que pasaron juntos en la lucha o simplemente perdiendo el tiempo como ahora, nunca podía saber qué Leila estaba pensando.

"Así que…"

“¿Hm? ¿Qué es esta vez?"

“Realmente no te gusta mucho, después de todo.”

“Ah.” Una amplia sonrisa se dibujó en el rostro de Leila. “¡Sé!”, Exclamó con una voz extrañamente orgullosa.

Lo que Leila estaba pensando, o lo que estaba escondiendo, Willem nunca tuvo la oportunidad de averiguarlo.


Traductor: Mera 
Editor: Jona

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.