Ir al contenido principal

Shuumatsu Nani Capítulo 1: Antes que la batalla comience



Antes que la batalla comience

La noche antes de la batalla final.


Por lo menos pasar esos momentos finales con la gente que desea reunirse una última vez. El grupo de héroes reunidos para derrotar a Elq Harksten, un "Visitante" oficialmente reconocido como un enemigo de la Iglesia de la Santa Luz, fue temporalmente liberado por esa razón.

"... Entonces, ¿por qué viniste a visitarme?", Dijo el maestro con cara gruñona.

"Quiero decir, yo no tengo una familia o un novio, asi queeee ..." Leila respondió con una risa.

La posada en la que se alojaba su maestro estaba situada en el 6to Distrito de la Capital Imperial, en un barrio pobre lejos de las rutas de patrullaje de los caballeros, en una zona con reputación agresiva. Las tablas del piso chirriaban con fuerza a cada paso, la chimenea cubierta de polvo apenas parecía utilizable, y la única lámpara en la habitación estaba casi sin aceite. El precio de cinco monedas de plata para este lugar que parecía basurero era bastante exagerado, pero el diseño de cabra en el letrero de frente llevaba una buena cantidad de valor por sí solo. En otras palabras, cualquier persona que se quedara en la posada estaría bajo la protección de los 'Whisperers', la organización que tuvo la mayor influencia en la zona.

"Traté de pensar en alguien que era como un pariente, y tú fuiste el único que apareció. Qué vida tan solitaria viví ...” Leila soltó otra risa forzada.

Su maestro era un hombre lleno de misterios. A primera vista, sólo parecía un hombre flaco de edad cuestionable. Si lo intentabas, podría convencerte de que tenía entre treinta y sesenta años. Leila se conoció por primera vez hace más de diez años, pero su apariencia apenas había cambiado en todo este tiempo. De hecho, incluso parecía estar cada vez más joven.

Sin embargo, no sólo se detuvo con su edad, sino que su nacimiento y educación estaban envueltos en misterio. También de alguna manera dominó una amplia variedad de técnicas de combate y conocimientos adquiridos que podrían rivalizar con la de todos los estudiosos de la capital juntos.

El maestro suspiró dramáticamente. “¿Qué le pasó a tu amado discípulo mayor?”

“¿Willem? Volvió a Gomag para ver Aly y los demás.”

“Entonces, ¿Por qué no fuiste con él? Si su adorable discípulo se le pidiera estoy seguro de que no podrías negarte.”



"Ahahaha, tus bromas son tan malas como siempre, maestro." Leila rió, pero frunció el ceño. "Si le pregunto a ese idiota tal cosa, no sólo no se negaría, sino que trataría de tratarme como si fuera su familia".

"Probablemente. ¿Algo malo con eso?”

"El mundo está al borde de la destrucción." Un breve silencio. "Un lugar que tan desesperadamente quieres volver a casa, pero ya sabes que nunca podrás. Todos tenemos un lugar así. Tú, yo, todos mis predecesores. Es casi como si fuera uno de los requisitos mínimos para convertirse en un Regul Brave. Así que sería malo si tuviera un hogar al que pudiera regresar, ¿no?

“Bueno, en realidad no es una regla.”

"Pero, aun así, fui reconocida por la Iglesia de la Luz Sagrada como la persona más infeliz en el mundo. Es por eso que llego a ser un Regul Brave, ¿No? Así que, si de repente me convierto en la persona más feliz del mundo, probablemente perdería mis privilegios. Por supuesto, con mi poder desbordante y talento todavía podría llegar bastante lejos en la batalla, pero no en contra de los Visitantes. "

"No puedes convertirte de repente en la persona más feliz del mundo ..."

“No, creo que sí. Ahora mismo estoy solo.” Un breve silencio. "Usted dijo una vez. Que nadie pueda mantenerse al día con la fuerza de los Bravos Regales, así que siempre estarán aislados. Estabas muy lejos, ¿sabes? Ahora mismo, soy tan fuerte que incluso me asusto, pero hay un tipo que no deja de perseguirme, a pesar de que sabe que no puede ponerse al día. Si me detengo un poco y me doy la vuelta, siempre está ahí. ¿Que clase de mala historia de horror es esta? Él sólo sigue persiguiéndome y persiguiéndome, negándose a darse por vencido. No me dejará en paz.

“¿Lo odias tanto?” preguntó el maestro.

Leila se quedó mirando el espacio, gruño mientras buscaba palabras para describir a Willem.

"Hm, supongo. Realmente lo odio mucho. A pesar de que ha crecido todavía es un niño dentro, a pesar de que está estudiando todas estas cosas todavía lo hace todo por la fuerza bruta, a pesar de que se reunió con usted un poco antes de mí como el discípulo mayor, incluso era lindo antes de ser tan alto, incluso era consciente de los sentimientos de las chicas... "

"Tan malo…"

Bueno, él no estaba equivocado. Leila pensó eso de sí misma. Estaba exagerando groseramente sobre algunas de sus quejas, pero ¿Qué otra cosa podía hacer? Si no lo hacía, Leila Asprey no podría seguir odiándolo. Y en el mismo momento en que dejó de odiarlo, probablemente se enamoraría de él.

Willem Kumesh era el tipo de persona que no podía soportarlo cuando la gente que lo rodeaba no estaba feliz. Además, no discriminaba. Si alguien, sin importar quién, le dijera que se sentía solo y le pidiera que se quedara a su lado, él obedecería, sin duda alguna, aunque esa persona fuera Leila Asprey. Él podría hacer una cara amarga, pero todavía lo haría.

Y si eso sucediera, el gran vacío en su corazón sería llenado. Tendría que tirar el título de persona más infeliz del mundo. Y entonces, la Iglesia de la Luz Sagrada comenzaría a buscar la próxima persona apta para convertirse en un Regal Brave. Y entonces... No quería pensar en lo que pasaría después de eso.

“Bueno, no sería muy amable olvidar a un aprendiz que vino hasta el final para verme en su última noche, incluso si me elegiste por proceso de eliminación.” Rascándose la cabeza, su maestro agarró el abrigo del respaldo de su silla. "Esta habitación no es muy buena para tener una larga charla, así que vamos a ir a algún lugar con algo de comida. Cuéntame algunas historias de los valerosos hechos de tu discípulo mayor.”

"Por supuesto. ¿Conoces algún lugar bueno por aquí?”

“No te hagas ilusiones. Los restaurantes que sirven comida decente son unos pocos.” Él camino hasta la puerta temblorosa y puso su mano en el pomo. ” Por cierto, Leila. ¿Cómo supiste dónde estaba? No creo haber estado reportando mis recientes movimientos a la Alianza. "

"Hm? Oh, bueno, fue un poco problemático”.

Antes de esta noche, Leila no tenía conocimiento del paradero de su maestro. Caballero Honorario del Viejo Dineo y ex Brave Regal de la 18ª generación. Una persona tan famosa seguramente tendría dificultades para viajar sin ser notado por el público. Pero conocer a su maestro aquí en esta posada era pura coincidencia.

Había estado buscando a alguien más: un personaje peligroso que dirigía los restos de la organización religiosa contra la Capital Imperial que habían aplastado hace apenas unos días. Esta posada fue uno de los lugares que apareció en su investigación. Y en el interior de la posada, se encontró con el maestro que no había podido encontrar, por mucho que buscase.

Leila quería creer que era sólo una coincidencia. Quería creer ciegamente a las personas importantes para ella. Pero no era lo suficientemente ingenua ni lo suficientemente irresponsable como para empujar todas las dudas bajo la alfombra en esta situación.

"Oh sí, justo lo recordé. Hay algo que quería preguntarle.”

"Hm? ¿Qué es?"

Leila respiró profundamente y lo dejó salir. Después de calmar su mente, ella preguntó: "El actual líder del Mundo Verdadero... Es usted, ¿verdad, maestro?"

El hombre que estaba de pie en el umbral de la habitación oscura y destartalada se giró lentamente. Nunca respondió con palabras, no era necesario. Ver los indicios de precaución y sospecha en sus ojos fue suficiente para que Leila confirmara con exactitud su conjetura.

Esta vez, tener razón no se sentía muy bien.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.