Ir al contenido principal

Shuumatsu Nani Capítulo 3: Incluso si el futuro es incierto. - Parte 3



Parte 3: El joven corazón de lagarto.

Hay dos tipos de personas en este mundo: con los que puede tener una taza de té relajante, y todos los demás.

Willem estaba situado en la 68va Isla Flotante, en el centro de la ciudad, en su restaurante habitual. El hombre bestia dueño de la tienda estaba tan asustado que Willem sintió lástima por él. Una disculpa podría ser necesario después, pero el pobre tipo tendría que aguantar un poco más.

"No tienen té aquí, así que nunca puedo decidir qué beber ..." dijo Naigrat mientras miraba el menú.

"Tengo agua medicinal", declaró un gran hombre Reptrace sentado en una silla demasiado pequeña para su cuerpo gigantesco.

“Ah ... Tomaré el café “dijo Willem. 

“Entonces tomare eso también... ¿Puedo pedir algo de comida?” Sin esperar ninguna de sus respuestas, Naigrat llamó al chef, le dijo todas sus órdenes e incluso añadió una broma completamente innecesaria al final. “Si te tomas demasiado tiempo con nuestras órdenes, te comeré.”

El pelo del dueño de la tienda se erizo bruscamente, y Willem pudo decir que su rostro se había puesto completamente pálido, a pesar de ser físicamente imposible ver detrás de la piel.

"Oye, no necesitas estar amenazando a esta gente."

“No lo estaba amenazando. Era sólo una linda broma de aliento," protestó Naigrat.

"Está bien, hay una librería en esa esquina. Hoy es el día en que finalmente compraras un diccionario del idioma común.”

“¿De nuevo con eso?”

“Sólo trato de ayudarte.”

Mientras Willem y Naigrat iban y venían, Limeskin abrió la boca y soltó una carcajada. "Veo que ustedes dos están muy cerca ahora."

"En realidad no", respondió Willem.

Para aprender el sentido común, primero hay que reconocer lo que no es sentido común. Para corregir los conceptos erróneos de esta señorita Troll, alguien necesita estar a su lado y señalar el bien del mal. Simplemente sucedió que Willem era el único en esa posición para hacerlo, y eso era lo que estaba haciendo. Eso fue todo, nada más.


"... Bueno de todos modos, ¿Para qué es esta pequeña reunión de hoy? Supongo que no has llamado a este gran lagarto hasta aquí para poder disfrutar de unas vacaciones.”

"¿Oh? ¿Así que puede decir que no estoy aquí por un asunto oficial? "

“Alguien podría decirlo mirándote.”

Mirando hacia atrás, Willem sintió que se había encontrado con Limeskin con bastante frecuencia. En la parte superior de la Torre Garakuta en la 28va Isla. El distrito del puerto en la 68va isla. El cuartel general de la Guardia Alada en Collinadiluche. Todas esas veces, él llevaba puesto su (probablemente hecho especialmente) uniforme del ejército. La mirada imponente que su cuerpo gigante creó junto con su uniforme del ejército había dejado una impresión fuerte en Willem.

Su apariencia ahora, sin embargo ...

“¿Qué clase de sentido de la moda es eso?”

"Mi hija lo eligió. Estoy muy contento con ella también. "

"… Ya veo."

Fue... casual para decir lo menos. El lagarto llevaba una chaqueta de cuero sobre una camisa de lino. Unas cuantas trenzas decorativas en las que los jóvenes orcos podían coser sobre los hombros. Todos junto, cuando se combinaba con el color blanco lechoso de su piel, o más bien escalas, su traje produjo una sensación verdaderamente incómoda. A veces Willem pensaba que podía ver cómo todo se juntaba, pero otras veces ... simplemente no.

"Ella se parece a su madre, con escalas glamorosas y una cara hermosa."

"Nunca pregunté ..."

Willem ni siquiera sabía que tenía una hija antes. Si Limeskin estaba a punto de empezar a presumir su hija, sin embargo, es mejor que esté listo para presumir en su contra. Bueno, sus hijas no eran exactamente hijas de sangre y no iba a empezar a comparar sus apariencias con las de un lagarto, pero Willem definitivamente ganaría esa batalla. Decidió callarse, sin embargo, previendo que tal conversación podría terminar fácilmente en un lío.

“Willem, tu deseo de presumir de sus propias hijas se está mostrando en tu cara”, señaló Naigrat.


"Como el comandante durante la derrota anterior, he sido castigado. Por un tiempo, no podré vestir mi uniforme.”

“Un castigo bastante ligero.”

La derrota a que se refirió Limeskin fue la batalla en la que cayó toda la 15ta isla. Teniendo en cuenta la gran responsabilidad que debería haber venido con una pérdida a gran escala y el ligero castigo recibido, Willem calculó que él castigo debe haber sido sólo por las apariencias. Que fue dirigido hacia el resto de la Guardia Alada o la gente común que no conocía, pero la ausencia de graves consecuencias debió ser una manera de esconder toda la información clasificada sobre el incidente.

Una organización es un ser vivo por sí mismo. Para seguir viviendo, hay que hacer muchas cosas inútiles y poco razonables. A Willem le pareció que esos puntos de vista molestos no habían cambiado mucho en quinientos años.

“No necesito lastima. El cuerpo de un guerrero ocasionalmente requiere descanso. Estoy disfrutándolo esta vez. "

Eso era lo que Willem sabía. El hombre anciano (o lo que Willem suponía) estaba muy visiblemente emocionado por su rara oportunidad de llevar algo nuevo y relajarse.


Naigrat se aclaró la garganta. "Pasemos al tema principal."

“¡Ah!” A pesar de que al principio le preguntó acerca de eso, Willem olvidó que tenían problemas reales para discutir.

"En primer lugar, quiero hablar de qué hacer con Kutori a partir de ahora. Su condición actual es sin precedentes en el almacén de hadas. "

“Hm”

Cuando Naigrat comenzó a hablar, la comida que ordenaron fue llevada a ellos en platos que temblaban violentamente. Una taza muy apestosa de agua medicinal, dos tazas de café, y una orden de sándwiches con tiras de tocino gruesas en ellos.

"Dado que las hadas son consideradas armas, no hay un protocolo oficial para la jubilación o despedir. Según los documentos, sigue siendo un soldado de hadas, aunque ya no es un hada. Quiero pedirle a la compañía y al ejército que la retiren de las líneas del frente.”

“Así que ya no es un hada, ¿esto es verdad?”

La pregunta de Limeskin fue muy razonable. No mucha gente creería si escucharan que alguien cambió repentinamente su especie entera. A Willem le resultaba difícil llegar a un acuerdo. Sin embargo…

"Lo hemos comprobado muchas veces, pero el resultado nunca ha cambiado".

Cuando la persona que hizo el descubrimiento lo contó, quien debió haberlo dudado y reconfirmado cuidadosamente más que nadie, es imposible negarlo. El sentido común necesitaba salir por la ventana.

"¿Podemos cambiar el sistema entero de alguna manera? Obviamente no es lo suficientemente adecuado para cubrir la situación actual ", preguntó Willem.

"Tomará mucho tiempo conseguir que un cambio así pase. Podrían ser años. Y si consigue una orden para ir a la batalla durante ese momento, todo será por nada.”


"Puedo hacer algo acerca de las órdenes hasta cierto punto", dijo Limeskin.

"Bueno. Entonces le pediré que lo haga por favor lo que puede hacer hasta ese 'cierta punto'. Quería preguntártelo en persona, por eso te he hecho venir hoy.”

“El soldado dentro de mí no puede responder a una petición tan injusta”, dijo Limeskin antes de tomar un sorbo de agua medicinal.


Tenía un aire digno alrededor de él, como el de un anciano sabio, completamente contrario a su traje juvenil. Willem se preguntó qué edad tenía en realidad. La gran variación en los tamaños de cuerpo de la Reptrace se debe a las diferencias de cada uno en las edades en las que dejan de crecer. Teniendo en cuenta que Limeskin era muy grande, debió de haber pasado bastante tiempo creciendo. También tenía un alto rango como primer oficial y al parecer tenía una hija, por lo que Willem se imaginó que había vivido durante un buen número de años.


"Sin embargo, ahora soy un ciudadano de vacaciones. Acepto tu solicitud con pleno corazón y alma. "

“Gracias.” Naigrat soltó un breve suspiro de alivio.

La Naigrat sentada ante Willem parecía algo más madura que de costumbre. Un aura diferente la rodeaba que cuando estaba en el almacén jugando con las más pequeñas. Con ellas parecía una vieja hermana mayor, o una joven madre.

"... Escucharlos hablar ahora mismo, me di cuenta de algo ..." Willem no era demasiado aficionado a la manera de hacer las cosas de adultos, y tampoco era muy bueno en eso. Pero eso era probablemente cierto para sus dos compañeros también, así que Willem pensó que no era el momento de preocuparse por ese tipo de cosas. “El Gran Sabio. ¿Qué tan conectado está con el ejército?”

Los hombros de Limeskin temblaron ligeramente. "Él es el más alto consejero de la Guardia Alada. No tiene casi ninguna autoridad formal, pero sus palabras tienen gran influencia ".


"Perfecto. Reportelo al ejército para que este más alto consejero escuche: "El Segundo Técnico de Armas Encantadas ha elegido al soldado de hadas Kutori Nota Seniolis como un raro sujeto experimento con el fin de resolver alguna luz sobre la misteriosa naturaleza de los Leprechauns".

Naigrat parpadeó confundidoa "¿Experimentar? ¿Qué quieres decir?"

"El Técnico de Armas Encantadas es una posición de investigación, ¿verdad? Entonces obviamente tengo el derecho de solicitar materiales y recursos necesarios para mi investigación. Sé que es sólo un título y lo que sea, pero todavía debería ser capaz de al menos hacer una solicitud. Y si pasa, eso al menos asegurará que Kutori sea tratada de manera diferente que las otras hadas por el momento.”

" Si es que eso pasa. Además, el Gran Sabio, ¿No es él de la leyenda del nacimiento de Aire Regular? ¿Por qué estamos hablando de él ahora?”

“Es un viejo amigo. Nos hemos acostumbrado a hacer peticiones ridículas el uno al otro.”

Naigrat miró a Willem como si fuera un vagabundo loco. Al parecer, no estaba convencida. Bueno, no es como Willem necesitaba que ella lo creyera de todos modos.

“¿Cuál será el contenido de esos experimentos?” preguntó Limeskin.

"Una observación de cómo quitar del campo de batalla afecta el proceso de recuperación de la destrucción de la personalidad. La medicina especializada también se administrará según sea necesario. Dilo así."

"... ¿En otras palabras?"

"Llevarla lejos del campo de batalla y hacer de su vida una vida cotidiana normal. También podríamos solicitar algunos fondos de la tienda de comestibles para el almacén mientras estamos en eso. "


“Si su plan entra a los oídos del Gran Sabio, ¿se abrirá el camino?” preguntó Limeskin en su extraño dialecto.

"Es correcto."

Las diferencias de Willem y del Gran Sabio quedaron claras en su conversación en la segunda isla. El gran sabio era el guardián de Aire Regular y por lo tanto miró una gran imagen en su largo camino. Debido a eso, él cortó sus emociones y vio a las hadas solamente como energía militar. Si no fuera capaz de hacerlo, el Aire Regular habría caído hace mucho tiempo. Willem podía respetar eso, pero él mismo nunca podría aceptar tal punto de vista, y tampoco quería ser capaz de hacerlo.

Desde la perspectiva del Gran Sabio, aunque Kutori era el usuario de Seniolis, siguió siendo sólo un hada y no merecía ningún trato especial. Para seguir protegiendo al mundo, se necesita un sistema que pueda mantener el poder militar necesario en un largo plazo. Willem predijo que, ante la petición, el Gran Sabio juzgaría que no debían invertir innecesariamente tantos recursos en una sola hada, que ni siquiera podría volver a luchar.


"Cuando se trata de eso, es un tipo serio. Incluso si no quiere hacer algo, siempre encontrará y ejecutará la mejor solución posible a la situación que enfrenta. Así que la mejor manera de conseguir que elija una determinada opción es agregar un valor extra para él. Si le pido que me deje cuidar de Kutori, probablemente lo aceptará. No creo que pasara tan fácilmente la oportunidad de hacerme endeudarme con él. “

"... ¿Eh? ¿No bromeabas cuando dijiste que eran viejos amigos?

Ignorando a Naigrat, Willem continuó. "Los verdaderos problemas son que Kutori ha estado actuando un poco extraño últimamente y también le restara fuerza militar sin Kutori. La carga será demasiado grande para que Aiseia y Nephren puedan soportar las dos...” Vaciló antes de terminar. 

“Necesitamos que Tiat se prepare para la batalla pronto.”


"Oh, sobre eso." Naigrat levantó su mano y oscureció su expresión. "Recibimos el contacto de la Compañía de Comercio Orlandri esta mañana. La expedición del estudio de tierra ha sido atacada por una gran bestia, y el dirigible Saxifraga ha caído. "

"¿Huh?"

"Hm ..." la expresión de Limeskin también se nubló ... probablemente. “¿Los guerreros lucharon honrosamente?

"El ataque ocurrió en la noche, justo antes de que despegara. Las dos repelieron con éxito el ataque y, afortunadamente, se cansaron, pero no resultaron heridas. Pero, por desgracia, están atrapadas en la tierra día y noche. La situación parece bastante sombría ", explicó Naigrat.

"Ya veo. ¿Así que supongo que debemos enviar un par de hadas para ir encontrarse con ellas? "Preguntó Limeskin.

"Probablemente. Pero los grandes barcos capaces de descender a la tierra son pocos y distantes entre sí. Podría tomar algún tiempo preparar uno. "

"Como apuñalar la escala de un dragón con una aguja, ¿eh? Espero que permanezcan ilesos ".


Willem no tenía absolutamente ninguna idea de por qué los dos de repente comenzaron a hablar de alguna misión de estudio o lo que sea. Por lo que sabía, estaban hablando del resto del poder militar que quedaba en el almacén de hadas. ¿Cómo una expedición que fue enviada por la compañía para estudiar la tierra se relacionada con eso? Estaba completamente desconcertado.

"Esperen un segundo, chicos. Exijo una explicación.”

El Troll y el Reptrace se giraron a mirar a Willem.


"¿Explicación? ¿De que?"

"Saben, por qué de repente empezaron a hablar de la tierra. Quiero decir, seguramente encontrar un nuevo Kaliyon podría ser agradable, pero eso no cambia el hecho de que la carga de Aiseia y Nephren será demasiado grande.”


“¿Por qué?” Naigrat estaba completamente desconcertada. Ella levantó la vista y pensó un poco.

Ahora bien, no era demasiado raro que Naigrat comenzara de repente a actuar extraño, y Willem ya se había acostumbrado a eso, pero no era ni el momento ni el lugar para tales travesuras.

"¡Ah! Ya veo. Es cierto. Hace sólo un mes que has llegado aquí. “Naigrat soltó una risita alegre. "Me he acostumbrado tanto a ver a nuestro padre desesperado y torpe que se me olvido".

"Oye, quita la parte desesperada y torpe."

“¿Así que aceptas la parte del padre?”


"Sólo dime. ¿De quién han estado hablando?

"Hmm, veamos ... ¿Cuántas soldados de hadas crecidos crees que hay en el almacén?"


“Excluyendo a Kutori, tres. Si no cuentas a Tiat sin espada, entonces dos.”


"No, la respuesta correcta es cinco. Aisea, Noft, Nephren, Lantolq, y por último Tiat.”

Willem miró el techo y reflexionó un poco. "Hay dos nombres que no reconozco. ¿Dónde se han estado ocultando?”

"Deberías saberlo de nuestra conversación.” Naigrat señaló con el dedo hacia abajo.

Willem no veía nada encima de la mesa. No había nada de pie en el suelo tampoco. El lugar que Naigrat indicaba con su gesto era mucho más allá. Robó uno de los bocadillos de tocino delante de Naigrat, se lo metió en la boca, masticó un rato, tragó saliva y luego dijo en palabras el primer pensamiento que se le ocurrió desde lo más profundo de su corazón.


"¿De verdad?"

“Esto es verdad.” El Troll y Reptrace asintieron con la cabeza en sincronía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.