Ir al contenido principal

Zero no Shalltear, Capitulo 4

Comenzando un nuevo día


La vida es ciertamente un misterio. Llegados a cierta edad, siempre se puede ver en retrospectiva que hubo momentos en el camino donde tomamos decisiones importantes o pasaron cosas que nos cambiaron irremediablemente. Conocer el amor de nuestras vidas, cambiar el lugar donde vivimos, tener un accidente. La vida es una caja de sorpresas. Y aun cuando no podemos escoger el tipo de situaciones que vendrán, podemos decidir el tipo de actitud con la que las vamos a enfrentar. 

Es así como Louise después de una larga y extraordinaria noche, sintió por primera vez que el futuro podía ser diferente de verdad. Ya no sentía esa noción de que cada mañana sería igual que la anterior, que cada decisión que tomaba era una decisión que en verdad no está tomando porque al fin de cuentas no había opciones verdaderas, solo el menor de dos males. De algún modo Louise sintió que Shalltear sería el motor de cambio para su vida. La compañera que necesitaba para transitar ese doloroso camino en busca de ser una maga de verdad.

“Es verdad, ella es un poco rara” concluyo Louise al pensarlo. “pero ella es mi familiar” pensó después con felicidad.

Louise lo pensó toda la noche. Reconoció que su situación no era muy favorable. Probablemente sería fuertemente castigada o incluso expulsada si algún noble intervenía y obligaba a la academia a ser más estrictos con su castigo. Si eso pasaba su familia se decepcionará de ella tras el escándalo y peor aún, después se enterarían de que Louise era una marginada que no podía hacer magia alguna. Su futuro como tal se veía tan sombrío que a veces solo quería ser otra persona y cambiar de vida.

Pero todo eso ya no se sentía tan oscuro con Shalltear junto a ella. No sabía exactamente de donde vino su increíble sentido de devoción hacia ella, ya que normalmente las criaturas invocadas naturalmente eran neutrales o incluso apáticas con sus maestros.

“ella dijo que yo la salve, pero yo no siento eso. ¿De verdad lo hice?” meditaba Louise mientras miraba acostada a su compañera durmiente.

La cara cerrada de Shalltear sonreí incluso durmiendo. Como si estuviese teniendo un muy buen sueño. Aun cuando su familiar le había dicho que no necesitaba dormir, Louise le ofreció un lado de su cama para que descansara. Después de eso, Shalltear acepto encantada y ya que Louise se sintió rara siendo observada tan intensamente mientras ambas estaban en la cama, le ordeno a Shalltear que durmiera.

“Afortunadamente ella hace todo lo que le ordeno o habría sido una noche algo incomoda” pensó Louise feliz de que su familiar fuera tan obediente.

“Es por eso que ella no tiene la culpa de nada” suspiro Louise después de recordar su miedo inicial y la mala reacción con su clase.

Levantando su mano como si quisiera alcanzar algo, Louise apretó el puño con fuerza “Lo arreglare todo. Hare que ellas se sientan orgullosas de mi”. Dijo con firmeza y con cuidado de no despertar a Shalltear.

Esa declaración era dirigida no solo a su madre y sus hermanas que habían sido desde siempre las figuras que permanecían siempre en su corazón, sino que además incluía a Shalltear, su familiar.

Era reconocido públicamente que el deber de un invocador como tal, era la de formar una relación amistosa con su familiar, algo que normalmente tomaría años en cultivar o incluso toda una vida. Sin embargo, su misteriosa vampira parecía quererla más de lo que cualquier otro ser o persona lo había hecho nunca. Ese sentimiento era algo abrumante al principio, pero lentamente fue diluyéndose y termino como un sentimiento cálido en el corazón de Louise. La sensación de que podía confiar en su familiar. Que ella la protegería no importa cuán oscuro se vea el futuro.

Es cierto que Louise no podía descuidarse con esto como excusa. Más bien era de sentido común. Cualquier maestro indigno de su propio familiar, terminaría siendo comido o abandonado por este cuando su relación o su confianza mutua se desvaneciera. Es por eso que Louise tendrá que actuar en consecuencia a esto. Tendrá que ser una maestra digna de Shalltear. Una verdadera ser suprema tomando las palabras de su familiar.

Con ese sentimiento en mente, Louise finalmente cerro los ojos esperando que la mañana llegara más resplandeciente y colorida que nunca.


♦♦♦


La mañana no podía haber comenzado mejor.

Después de despertar, Louise y Shalltear se bañaron y cambiaron ambas con el uniforme de la academia. Ya que Shalltear solo tenía un solo vestido y ya que su cuerpo tenía casi las mismas medidas que las de Louise, el uniforme que se puso le sentó extraordinariamente bien. La camisa blanca, la falda negra, las medias hasta la rodilla, los zapatos negros y la capa le daban un antinatural sentimiento de elegancia. Lo mejor de todo fue poder verla con el cabello suelto justo como Louise lo llevaba. Le daba un aura más juvenil y libre que era totalmente diferente a su anterior atmosfera de muñeca.

Louise no pensaba ir a clases, eso era bastante obvio. No podía ir después de todo lo que paso ayer. No creía que Shalltear podría volver a causar ese tipo de incidente nuevamente, pero considerando la prevención era mejor no tentar a la suerte. Además, aun desconocía el castigo que le darían por todo el asunto. Louise decidió que lo mejor sería esperar en su habitación, lista para lo que viniese.

Era una lástima que no pudiera salir a la cafetería ya que llevaba más de un día sin comer nada, pero era algo inevitable por ahora.

Afortunadamente para Louise, no tuvo que esperar demasiado ya que una mujer de aspecto serio que aparentemente era la secretaria del director, le entrego una carta donde se le informaba su castigo, así como la conclusión a la que había llegado la institución con todo el incidente.

Fue más leve de lo que Louise pudo haber imaginado. Quizás algo para pensar considerando cuan dramático fue todo, pero dejando eso de lado, era algo bueno para Louise. Aparte de una cuantiosa cantidad de dinero que cubriría la cuenta medica del chico que fue desmembrado, se le ordenaba la capacitación de su familiar como advertencia, además de la suspensión de sus clases por una semana.

Louise estaba encantada, ya que esto era justo lo que necesitaba. Todos menos la multa claro está. Aunque pasar todos sus ahorros era mil veces mejor a que se armara un escándalo por todo el reino, alarmando a su familia y arruinando su reputación.

Salir de la academia por una semana no estaba tan mal. Podía ir a pasear por el pueblo vecino y conocer más detalles sobre el nivel de poder de Shalltear que, aunque poderosa, aun desconocía su alcance.

Quizás tener dinero habría sido mejor para estas mini vacaciones, pero siempre podía vender algo para al menos tener el dinero para hospedarse en algún hotel durante toda la semana. Puede que incluso deba trabajar en algo en el peor de los casos, pero nada alarmante como para preocuparse por ello.

El único problema de todo esto, era que Louise aún tenía sus dudas sobre cómo se comportaría Shalltear en un pueblo donde habría cientos o miles de personas que con total seguridad no trataran a Louise con el respeto que Shalltear esperaba que lo hicieran.

Esto ciertamente era un problema que la debilitada y hambrienta Louise se esforzó por solucionar.

Afortunadamente, el día tenía esa aura de buena suerte que inesperadamente inspiro a Louise una solución lo bastante razonable como para calmar a Shalltear.

“muy bien, Shalltear. Nos iremos de esta academia durante una semana. Durante el tiempo que estemos fuera, voy a tomar el papel de otra persona y espero pasar totalmente desapercibida. ¿Lo entiendes?” pregunto Louise a Shalltear que tenía una expresión claramente dudosa de todo esto.

“Louise-sama, no es necesario que salga si necesita algo. ¡Puede ordenarme lo que sea y yo se lo conseguiré!” respondió Shalltear esperando complacer a su ama.

“¡No!, ¡no es eso lo que quiero! Tenemos que salir y pasar desapercibidas. ¿Entendido?” respondió Louise algo frustrada.

“Espero me disculpe por el atrevimiento Louise-sama, sus órdenes son absolutas para mi” Shalltear se arrodillo y bajo su cabeza para Louise captando que su respuesta anterior había molestado ligeramente a su maestra.

“No, Shalltear, no estoy enfadada.  Solo espero que comprendas que nadie puede saber quiénes somos, así que es natural si nadie me rinde respeto” dijo Louise un poco dudosa de su última declaración.

“No se preocupe Louise-sama. ¡Masacrare a cualquiera que ose irrespetar a su excelencia!” declaro Shalltear alzando su cabeza hacia Louise muy seriamente.

Louise puso su mano sobre su rostro en señal de frustración. Parecía que convencer a Shalltear de no armar un escándalo, sería un poco más difícil de que lo esperaba.


♦♦♦


Louise y Shalltear se encontraban deambulando en el vecino pueblo de Cirin. Era un punto de encuentro para el comercio mágico de la nación. Debido a su proximidad con el bosque Oscuro, la población no superaba los 20.000 ya que muchos lo consideraban peligroso para asentarse con sus familias. Pero gracias a la gran cantidad de material mágico proveniente del bosque, así como de la fama que la academia tenía en todo el continente, muy rápidamente se convirtió en un paso obligatorio para todos aquellos con intereses en conseguir hechizos, objetos mágicos, criaturas y plantas medicinales. Era un poblado enteramente comercial, por lo que no era raro ver a dos jóvenes bellezas deambulando por sus calles sin llamar mucho la atención.

Louise finalmente había convencido a Shalltear de que no armara un escándalo, aunque aún sentía que esto no era del todo seguro. Pero era mejor que nada. A cambio de poder salir de la academia, solo tendría que tener extra cuidado de no toparse con situaciones que podrían activar la ira de su familiar.

Las prioridades por ahora eran básicas. Conseguir un buen restaurante para finalmente saciar su hambre. Intentar vender alguna de sus joyas o en caso contrario conseguir un empleo sencillo para conseguir los fondos suficientes para no terminar durmiendo en el parque como un indigente. Encontrar una residencia barata donde las dos puedan quedarse. Y finalmente encontrar un buen lugar donde poder ver el poder de Shalltear en todo su esplendor.

No había nada complicado, pero considerando que Louise no conocía muy bien el pueblo, sentía que quizás el día no les alcanzaría para hacer todo lo que planeaba. Quizás el mayor de los problemas era conseguir un empleo que Shalltear considere digno para Louise. Aunque pensándolo un poco mejor, quizás sería más sencillo si solo vendía las joyas que había traído. Era una lástima tener que vender un regalo de cumpleaños, pero no tenía a nadie a quien pedirle dinero prestado de todos modos.

Así, mientras ambas deambulaban por las calles repletas de gente y mientras Shalltear se encargaba de asustar a cualquiera que posara su mirada sobre ellas, Louise finalmente dio con la calle que estaba buscando.

Era un hermoso paseo empedrado, famoso por la variedad de sus restaurantes. No eran locales de lujo claro está, pero gozaban de la fama de tener una amplia variedad de platos que abarcaban los gustos de todo mundo.

Tomando un vistazo de los restaurantes a su alrededor y con el estómago exigiéndole comida, Louise se paró momentáneamente y se ubicó en un lugar donde no obstruiría al flujo constante de gente que iba y venia.

“Ehm, Shalltear. ¿Qué te apetece comer?” dijo Louise con vacilación. “Sé que a los vampiros les gusta la sangre, pero no creo que vendan eso por aquí cerca. Así que bueno…” pregunto con un tono dudoso.

“¡Louise-sama comeré lo que usted quiera que coma!” dijo Shalltear después de soltar su mirada asesina sobre la multitud que comenzaba a juntarse sobre la espalda de Louise.

“Uhmm. ¿No hay problema entonces? ¿Te parece bien ese local de ahí?” pregunto Louise con curiosidad.

“Comeré cualquier cosa que usted personalmente me dé” dijo Shalltear sonrojándose por su respuesta y sin molestarse en observar el lugar al que su ama apuntaba.

“¿Ahh?” Louise no entendió del todo la respuesta, pero notando la gente que empezaba a juntarse a su alrededor, decidió no seguir pensando y entraron al restaurante más cercano que llamo su atención.

No es como si Louise conociera personalmente cada restaurante. Solo conocía la fama de la calle, por comentarios que había escuchado en su clase. Normalmente la comida de la cafetería seria suficiente para ella, pero ya habían dejado la academia y con la oportunidad presente de visitar el pueblo de Cirin, decidió que sería bueno experimentar nuevos sabores.

El lugar en sí, parecía tener herencia extranjera, ya que todo parecía ser muy diferente de lo que Louise estaba normalmente acostumbrada.

“Ah Louise-sama, no sabía que le gustaban los Maid-Café” dijo felizmente Shalltear que tomo de su mano en dirección a la mesa más alejada y solitaria del local.

“¿Eh? Lo siento, pero nunca he estado antes. Solo sentí curiosidad por el lugar” respondió Louise con algo de vergüenza.

“No se preocupe Louise-sama. Yo misma hechizare su plato con un rayo de amor” dijo Shalltear con gusto.

“¿Ah?” Solo alcanzo a decir Louise, antes de que Shalltear la arrastrara al interior del restaurante.

Mientras ambas buscaban una mesa para las dos, la gente a su alrededor dejo de hablar por un par de segundos mientras examinaba la increíble oportunidad de ver a esas dos bellezas rosas entrar a un local tan fuera de sí.

Afortunadamente solo fueron un par de segundos, ya que para cuando ambas se sentaron el parloteo y el ruido ambiental de siempre comenzó a fluir de nuevo, sin cesar.

Después de tomar asiento, Louise no pudo evitar ver el disgusto claramente visible en la cara de Shalltear. Decidió preguntar primero, antes de que de repente estallara como una olla a presión si las cosas seguían juntándose, así como así.

“Que pasa Shalltear. ¿No te gusta el lugar?” pregunto Louise mirando la expresión de su acompañante.

“Louise-sama, sé que quería probar esta comida, pero me parece que este lugar no es lo suficientemente bueno para complacer su paladar. ¡Además, esos insectos siguen mirando hacia aquí!” exclamo Shalltear con furia.

Louise volteo su mirada para darse cuenta de que el lugar aparentemente vacío donde habían decidido sentarse, ahora parecía más lleno que hace apenas un momento. Estaba claro que algunos de los clientes tenían curiosidad por las dos y eso molestaba mucho a Shalltear.

“Por favor, ignóralos Shalltear. Solo concéntrate en mi rostro ¿quieres?” Respondió Louise ante el disgusto de su familiar.

“Ehm, si, Louise-sama. ¡Lo hare con gusto!” Dijo Shalltear sonrojándose ante la idea de ver a su ama comiendo con el permiso de esta.

Louise se sorprendió por el cambio tan repentino de su familiar, pero decidió volver su atención a la camarera que se acercaba para tomar su orden. Después de todo era extraño ver a una joven mucama vestida con orejas y cola de gato en estos días. ¿O quizás era Louise la anticuada? No pudo evitar pensar en eso.

“Bienvenidos al Gato Café, soy Ana y espero que nuestro restaurante las complazca-Miau” anuncio la camarera sonriendo al llegar a la mesa y ofreciéndoles el menú del restaurante.

Louise disperso sus pensamientos efímeros sobre la moda y tomo la carta donde estaba la lista de platos, así como de los precios. Normalmente, solo pediría la especialidad de la casa considerando que no conocía nada de esta cocina, pero ya que sus fondos eran limitados, tuvo que considerar la cuenta final para que sea acorde al poco dinero que aun llevaba consigo.

“mmm, creo que este tal ramen, suena bien. ¿Qué piensas Shalltear?” pregunto Louise a la chica que parecía conocer este tipo de comida.

“Si me lo permite Louise-sama. Lord Peroroncino siempre decía que en un maid Café, lo más importante era escoger un omlette rice y sazonarlo con Moe Magic” respondió Shalltear que aun centraba su visión sobre Louise y no la dejaba escapar.

“¿Eh?, bueno, eso está dentro del presupuesto, así que está bien” Asintió Louise a Shalltear algo incomoda por su decisión de pedirle que solo la mirara a ella. “Pediremos dos omlette rice” le pidió Louise a la camarera.

Esta sintió y después de anotar la orden salió de su alcance, dejando a las dos solas de nuevo.

Sintiéndose incomoda por la mirada directa de Shalltear sobre ella, Louise decidió mirar hacia otro lado y concentrase en las voces de las mesas a su alrededor, en busca de cualquier detalle que pudiera distraerla de esta incomodidad.

Muy pronto encontró una conversación que se ajustaba a lo que estaba buscando.

“¡Lo sabía!  Ese maldito dragón Negro volvió a hacer de las suyas. ¡Maldición! ya van 3 grupos enteros que van fracasando. ¡No podemos dejarlo vivo por mucho más!” Exclamo un tipo calvo y musculoso no lejos de la mesa de Louise con la suficiente fuerza como para que su voz llegue clara a sus oídos.

“¿Un dragón?” Pensó Louise con curiosidad enfocando más sus oídos.

“Si, esto se les salió de las manos a las autoridades. Si no estuviera tan ocupados con las amenazas de Albión en las fronteras, quizás enviarían a un batallón o dos para encargarse de esa bestia. Pero dudo mucho que pase. Sabes que somos un país pequeño y no tenemos fuerzas para concentrarlas en otro sitio que no sean las fronteras, ¡maldición!” el compañero del hombre calvo, un hombre con pinta de militar golpeo fuertemente la mesa donde estaban.

“A pesar de la enorme recompensa por ese dragón. Nadie quiere hacerse cargo de su sumisión. El alcalde de la ciudad incluso ofreció una mansión a las afueras del pueblo, muy cerca de la academia mágica como parte del pago, pero ni así hemos atraído gente dispuesta a arriesgarse en esa aventura.” Contesto el hombre calvo a su compañero.

“Si, es una vergüenza para nosotros los guaridas de Cirin, pero no podemos dejar nuestros puestos. Tendremos que esperar que un valiente se encargue de esa amenaza. Solo podemos rezar para que sea más pronto de lo que las víctimas empiecen a contarse por cientos.” Respondió el otro hombre algo deprimido.

“Dinero, fama, una mansión y hasta la oportunidad de ver la fuerza de Shalltear. Vaya, eso nos viene como anillo al dedo” pensó Louise mientras escuchaba la conversación de los dos hombres.

“¿Pero será demasiado para nosotras?” Louise volvió a pensarlo en profundidad.

Regresando su atención a su familiar que no despegaba ojo de sus facciones, Louise sonrió amargamente mientras intentaba encontrar el ánimo para ponerse seria con su familiar.

“Shalltear……. ¿Crees que podrías encargarte de un dragón tu sola si te lo pidiera?” pregunto Louise como un tono como si quisiera pedirle un favor a Shalltear en vez del de una orden que un amo le daría a su sirviente.

“¿Ahm Louise-sama?” Shalltear salto después de ser despertada del trance en el que se encontraba.

No hizo falta repetirle la pregunta ya que segundos después le contesto a Louise.

“¡Louise-sama! ¡Por usted me enfrentaría a cientos y miles de dragones si con eso complazco sus deseos! ¡Una pequeña lagartija de seguro no será nada!” declaro Shalltear orgullosa ante su maestra.

“¿es eso así?” pregunto incrédula Louise, que claramente desconfiaba de la resolución con la que su familiar había respondido. Después de todo, era un dragón adulto al que se enfrentaban. Una amenaza que el gobierno local no podía enfrentar y que incluso tenía en jaque a las fuerzas de la ciudad y de los grupos de exterminio.

“¡Si! ¡Por usted, hare lo que sea Louise-sama! ¡Permítame demostrar mi fuerza y le garantizare que no arrepentirá!” respondió Shalltear notando la duda de su maestra.

“Muy bien, Shalltear. Así lo haremos” sonrió Louise, ante la declaración de esta. Después de todo, sus problemas se resolverían en su totalidad si podían tomar esta misión y se encargaran del dragón. Puede que incluso la academia la recompense por su travesía y por encargarse de una de las amenazas que asolaban al reino de Tristan.

Así mientras Louise empezó a calcular cuales serían sus próximos pasos a seguir, la camarera regreso con los dos platos en sus manos.

Una vez puestos en la mesa, la mesera quiso dibujar algo con kétchup en los platillos, pero Shalltear la fulmino con la mirada tan intensamente que la mesera tirito ante su presencia y salió corriendo de vuelta a la cocina.

Louise estaba demasiada concentrada planeando su aventura con el dragón como para darse cuenta de esto, pero pronto noto que Shalltear se levantaba de su silla y se acercaba a su asiento con un embace de salsa roja en sus manos.

Notando la mirada de Louise sobre ella, Shalltear solo sonrió y comenzó a cantar

“¡Oishi kunare!” Shalltear canto con un corazón formado con sus dedos.

“¡Moe Moe Kyun!” señalo al plato como si estuviera poniéndole un rayo de sabor al platillo de Louise sobre la mesa.

Louise solo se quedó con la boca abierta sin saber cómo responder. 

Su familiar era una chica verdaderamente extraña. Aterradora, celosa, intensa, obediente y aparentemente tierna. Algo que a Louise no le molesto mucho.

“Gracias Shalltear. De seguro ahora sabrá mucho mejor” Respondió Louise siguiéndole el juego a su familiar.

“¡Muchas gracias Louise-sama! Siempre quise hacer esto” Respondió Shalltear cayendo de rodillas y abrazando el cuerpo de Louise de paso.

Louise no se molestó por esto. Solo le acaricio la cabeza suavemente mientras Shalltear ronroneaba como un gato.

El resto del local no podía evitar dejar de lado sus asuntos y notar esta escena que derritió el corazón de muchos.

El omlette rice de verdad sabia muy bien.


Anterior - Indice - Siguiente

Comentarios

  1. Yo tambien quiero un omlette rice y sazonarlo con Moe Magic

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaa n.n

    pero... demasiado corto u.u
    por eso es que mis caps terminan tan largos x.x

    bryan-sempai.... Me gusta tu historia

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmmm

    Interesante

    Mmmmmmm

    Me parece interesante

    ResponderEliminar
  4. Haras referencia a los dragones de overlord durante su pelea o algo así? por qué creo que son diferentes entre ambas series los dragones en sus características

    ResponderEliminar
  5. Bueno es cierto que los dragones del mundo de Zero no tsukaima se ven un poco opacados ante la presencia y poder de los del mundo al que fue a parar Momo, aun así se ha visto que cada raza tiene una característica que los difiere unos de otros, como la velocidad de los dragones de viento o el poder y resistencia de los dragones de fuego.

    Eso solo para las pequeñas monturas, si vas a hacer un dragón para que se enfrente Shalltear creo que algo increíble en poder para que ella demuestre su propio poder abrumador y una razón de porque el dragón nunca causo desastres en la obra original estaría bien, algo como que al final dos dragones se enfrentaron entre si matándose mutuamente y ahora con la intervención de Shalltear tiene que aplastarlos por si misma seria épico de cojones.

    Aunque eso la opinión de un fan tuyo, realmente me encanta tu historia, espero que la continúes te deseo la mejor de las suertes para tu proyecto.

    ResponderEliminar
  6. Yo solo digo que deberias hacer una aparicion de ains-sama diciendo que el, junto con el resto de nazarick, fueron teletransportados a otro mundo y que solo shaltear fue a parar a otro lado y que luego ains va a por ella o algo asi xD
    creo que estaria bueno ver eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apoyo la opinión del desconocido!! Tiene que aparecer ainz

      Eliminar
    2. No creo que sea del todo necesario que aparezca ainz-sama.... pero seria un buen vuelco en la historia mucho mas adelante, pero el detalle de todo esto, es que no tienen idea lo complicado que se puede volver escribir tal cosa.
      me explico... el puede aparecer pero eso seria mas complicado para bryan-sempai y haria que tardaran aun mas en salir los capitulos :s

      al menos esa es mi opinion.

      PD: como estoy escribiendo una historia al igual que bryan....por eso es que puedo decir esto con seguridad

      Eliminar
    3. Bueno, no voy a descartar nada, puede que si o que no. Pero en definitiva tendra que ser mucho mas adelante. Por ahora recien esta comenzando la historia. Por ahora quiero profundizar la relacion entre Louise y shalltear, ademas de contar los pormenores y exitos del lado de saito.

      Eliminar
  7. Yo también quiero que shalltear me lance un momento magic XD por cierto, dado que estas Hasta arriba de proyectos puedes pedirle a algún conocido tuyo que haga un dibujo de shalltear en uniforme y con pelo suelto tal como describes en el cap eso si me gustaría descargarlo. Un saludo y sigue con el buen trabajo que haces.

    ResponderEliminar
  8. Mas o menos cada cuanto subes un nuevo capítulo?

    ResponderEliminar
  9. A todos nos gustaria saberlo >.<
    Bryan-sempai le gusta tenernos sufriendo (o al menos bajo suspenso)
    pero yo diria que cada dos semanas y media debe publicar??
    quizas mas.... pero por el camino que va....yo diria que la tasa de publicacion esta entre 2 y 3 semanas cada capitulo

    ResponderEliminar
  10. El plan original era publicar almenos un capitulo por semana. Pero si, evidentemente, aveces no puedo lograrlo. La verdad no es que me tome tanto tiempo escribirlo. si no tuviese nada mas que hacer podria escribir un capitulo al dia. Pero lamentablemente debo ocuparme de muchisimas cosas y no tengo mucho tiempo libre disponible. Solo puedo dedicarle una parte del domingo a la novela. asi que bueno. Mis disculpas, pero no puedo hacer nada mas. El capitulo 5 ya esta escrito, pero debo corregirlo. Me parece que para el sabado o el domingo lo tendre listo.
    Gracias por el interes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hmmm pienso que tal vez hubiera sido mejor tener unos cuantos capitulos listos antes de comenzar a publicarlos.... pero mejor no me meto demasiado en eso >.<
      solo digo que hubiera sido una buena idea hacerlo asi

      Eliminar
    2. Esperó q salga pronto, esta es una muy buena historia la verdad y también agradezco el esfuerzo q haces para subirlo ☺

      Eliminar
  11. Bryan-sempai...es domingo e.e
    nos odias verdad T.T
    te gusta tenernos sufriendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, lo siento, pero la verdad es que me encontre un fanfic super genial de naruto, tan atrapante que sinceramente me dio pereza ponerme a escribir hasta no terminar los 142 capitulos que tiene la historia. Aunque ya voy en el 120 xD.
      Lo super recomiendo para cualquier fanatico de la serie.
      aqui esta la direccion por si les interesa
      https://m.fanfiction.net/s/7347955/1/Dreaming-of-Sunshine

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.