Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre 20, 2015

The New Gate, Volumen 1, Capitulo 2-3

Shin salió de [Tsuki no Hokora] y cruzó el bosque hasta que estuvo frente a las murallas donde comenzó a caminar a un lado de ellas. Debido a que no sabía en que lugar se localizaba la entrada al pueblo, decidió seguir esa idea El sabía que lograría llegar a la entrada del pueblo si solo seguía caminando al lado de las paredes de la muralla.
"La verdad es que estas murallas se ven realmente resistentes"
Shin lo meditaba mientras observaba la muralla de nuevo. Debido a que [Analizar] era originalmente una habilidad para ver los detalles de los jugadores y los monstruos, no sabía mucho acerca de su magia mas allá de nivel de habilidad V. Pero a partir de la historia de Tiera, todas las habilidades eran valiosas y podía adivinar que había excelentes sucesores de habilidad.
Después de caminar durante unos 15 minutos, pudo ver una línea formada frente a la muralla. Parecía que había una entrada de la ciudad cerca.

Zhan Long, Capitulo 139

Espíritu traicionero
*Disculpen por el retraso tuve unos inconvenientes, mañana habrá dos capítulos*


 "Hum ...".

Me acerqué a la parte delantera con mi espada Freezing Rain temblando ligeramente en mi mano. Lei la informacion del Mago. Era un personaje muy poderoso, pero también era el Boss principal que teníamos que matar para completar la misión.

 [Espíritu Profesional - Locus] (Boss grado purpura)

 Nivel: 56
 Ataque: 1400-1850
 Defensa: 1020
 Salud: 200000

 Habilidades: [Hellfire] [Shaking Heaven Nine] [Hability Steal]

Introducción: Una vez Locus fue un famoso mago en Ba Huang City. Sin embargo, se fue por el camino equivocado en la búsqueda de las artes oscuras. Asesinó a su propio maestro y destruyó la mitad de la escuela de magia. Con el tiempo, vagó en el medio natural, para vivir con los demonios y los muertos. Para cazar este mago no-muerto, Ba Huang City creo varias expediciones, pero nadie sabía dónde encontrar Locus. Incluso si hubieran ubicado Locus, los pobres…