Ir al contenido principal

Entradas

Atrapados en el tiempo, Capítulo 42

La suma de sus partes
No lejos del restaurante donde se suponía que se encontrase con Raynie, Zorian estaba sentado en un banco, esperando. No había ninguna señal de ella aún, pero eso no era muy inusual- había juzgado mal la cantidad de tiempo que le tomaría encontrar el lugar, y por lo tanto había llegado un poco temprano. No dejó que eso lo molestara, en cambio eligiendo pasar su tiempo experimentando con su sentido mental en las multitudes transcurriendo a su alrededor, accediendo a los ojos de las palomas volando sobre su cabeza y practicando sus habilidades de formación en unas piedritas que se había acostumbrado a llevar en su persona constantemente.
Entradas recientes

Atrapados en el tiempo, Capitulo 41

Innumerables motivos enfrentados
El principio de este bucle difería poco del anterior- se subió al tren a Cyoria con Kirielle, la entretuvo con hechizos mágicos y relatos de sus aventuras disfrazados (y más que un poquito embellecidos) para evitar el aburrimiento, y hasta le habló a Ibery un poco. Solo un poco, igual- no estaba terriblemente interesada en él esta vez, ya que había terminado de contarle historias a Kirielle para cuando llegaron a Korsa, y no demostró ninguna habilidad mágica asombrosa mientras ella estuvo en el compartimiento.

Atrapados en el tiempo, Capítulo 40

Pistas cambiantes
Zorian se despertó muy temprano en la mañana, sacado de su ensueño por el débil e incoherente murmullo de Kirielle durmiendo a su lado. Por un momento se preguntó por qué Kirielle estaba durmiendo en su cama en vez de en su propio cuarto, hasta que salió de su confuso estado medio-dormido, y los recuerdos de la noche anterior se precipitaron ante él.

Atrapados en el tiempo, Capítulo 39

Coincidencias sospechosas
Zorian miró a atormentador en silencio, tan relajado e imperturbable como uno podía estar cuando se enfrentaba a un hombre tan despiadado e irrazonable. Xvim le devolvía la mirada, su cara una pintura de compostura inquebrantable espontánea que hacía que los mejores esfuerzos de Zorian al estoicismo fueran cómicos en comparación. Aún así, no se rompería. Él no se rompió. Había (eventualmente) satisfecho todas las demandas ridículas que Xvim le había dado y nunca había explotado con el hombre ni una sola vez. Por supuesto, eso no había impresionado al hombre para nada, ni siquiera cuando había demostrado habilidades de formación increíblemente buenas para un estudiante de tercer año, pero eso era parte de sus expectativas.

Atrapados en el tiempo, Capitulo 38

El regreso a Cyoria
Las previas experiencias de Zorian tomando el tren a Cyoria con Kirielle no habían sido muy alentadoras. Ella siempre empezaba emocionada y curiosa, mirando intensamente al paisaje que pasaba y comentando sobre cualquier cosa que le llamara la atención, pero eso nunca duraba mucho. Simplemente no había mucho que ver en la ruta a Cyoria, así que ella rápidamente se aburría de mirar por la ventana del compartimiento y se volvía hacia la única otra fuente de entretenimiento que le quedaba- él.
Y él lo había encontrado difícil entretenerla durante el viaje entero.

Overlord, Volumen 14, Epilogo

Elias Brandt Dale Raeven bajó de su carruaje, solo para encontrarse estupefacto, mirando aterradoramente la escena frente a él.  
        Extendida frente a sus ojos había una montaña de escombros.

Overlord, Volumen 14, Capitulo 4, Parte 11

"Excepcional."
        Y entonces
        Su visión…
        Fue devorada por una oscuridad interminable.

Overlord, Volumen 14, Capitulo 4, Parte 10

Climb se detuvo en el pasillo, observando el paisaje exterior a través de las ventanas de vidrio demasiado gruesas.
        Renner le había dicho que ahora estaría ocupada maquillándose para no avergonzarse en caso de que el ejército del Reino Hechicero llegara antes de que pudiera reunirse con su padre, por lo que fue expulsado de la habitación. También le informó a Climb que incluso podría cambiar el atuendo que llevaba puesto, naturalmente, le tomaría bastante tiempo.

Overlord, Volumen 14, Capitulo 4, Parte 9

"Hey ~, no se metan en mi camino ~"
        Aura llamó a los soldados soprendidos sobre las murallas de la ciudad. Hizo uso de las imperfecciones a lo largo de la pared para subir en un solo impulso.