Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre 1, 2017

Overlord, Especial, El invitado

Capítulo 1: Bienvenidos a Nazarick
En el noveno piso de la Gran Tumba de Nazarick, la doncella de combate Pléiades, Narberal Gamma acababa de regresar de una misión con su amo, el Supremo, Ainz Ooal Gown. El trabajo había consistido en eliminar un nido de arpías que amenazaba a un pequeño pueblo. La misión había sido un completo éxito. ¿Qué otro resultado era posible cuando Ainz-sama estaba involucrado? Las arpías habían sido masacradas con ridícula facilidad. El único contratiempo, muy menor, había sido que los aldeanos ya habían sido devorados. Sorprendentemente, Ainz-sama estaba molesto por esto. Él siguió mencionando cómo podrían haberlos salvado si no se hubiesen retrasado en la salida para investigar un grupo de aventureros llamado Blue Rose.

Narberal no podía imaginar por qué le preocupaba un detalle tan pequeño. La petición había sido específicamente deshacerse de las arpías, así que la meta se había cumplido y Ainz-sama recibiría el dinero. La destrucción de los insectos loc…

Overlord, Volumen 12, Capitulo 1, Parte 4

Parte 4

Remedios agarró su espada sagrada y rozó a un demonio - cuyo nombre había oído de uno de sus ayudantes, pero que había olvidado por completo - por la mitad. Imbuida de poder sagrado, la espada podía infligir heridas graves a los seres malvados y lo hacía con gran efecto. Había derribado a los demonios que revoloteaban por la ciudad uno tras otro. Los demonios caídos desaparecieron como espeso humo blanco que salía de sus heridas. En segundos, no había rastro de que los demonios hubieran estado allí.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 1, Parte 3

Parte 3

Era el demonio que había causado grandes estragos en el Reino y según los rumores, había usado una poderosa magia para destrozar la muralla como si hubiera estado hecha de papel.

La alianza demihumana estaba formada por dieciocho especies y su número se estimaba en más de cien mil. Este ejército de demihumanos se centraba ahora en destruir los muros y las fortificaciones y su progreso se había detenido.