Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 5


—Deprisa...

—¡Uooooohhhhh!

Un fuerte ruido resonó alrededor de Neia mientras las piedras volaban. El sonido parecía barrer con la ansiedad de su corazón.

Las piedras lanzadas golpearon a los demihumanos, que aún dudaban. Aunque distaba mucho de ser fatales, parecía que habían causado cierto daño.

—¡Oigan, ustedes! ¡Dense prisa y ataquen a los demihumanos! ¡Olvídense de los niños que tienen como rehenes!

Neia reconoció al miliciano que gritaba.

Era el padre del niño que el Rey Hechicero había matado cuando liberaron el primer campo de prisioneros.

Neia se sorprendió al encontrarlo aquí.

—¡Si consiguen superarnos, las mujeres y los niños sufrirán más de lo que lo hicieron antes de que los salváramos! Si todavía aman a sus hijos, ¡entonces tiren esas piedras, tan fuerte como puedan!

Su voz pareció despejar todas sus dudas, y fue seguida poco después por una volea de varias rocas. Mientras volaban por caminos extraños y no había forma de saber a dónde iban dirigidas, el hecho era que habían sido arrojadas.

Para cuando Neia volvió a sacar su arco, una lluvia de piedras descendió sobre los demihumanos.

Muchas de esas piedras golpearon a los demihumanos que corrían al frente, los que usaban a los niños como escudos de carne. Por el contrario, sería más exacto decir que golpearon a los niños atados a ellos que a los propios demihumanos.

Los niños lloraron y gritaron de una manera desgarradora. Aun así, las rocas se estrellaron sin piedad contra esos lamentables niños. Fueron el sacrificio más trágico de todos, atrapados entre el salvajismo de ambos bandos.

Neia priorizó apuntar a esos niños.

Era un signo de respeto por los sacrificios que había que hacer para salvar a la mayoría de la gente.

Neia se asomó para encontrar su siguiente objetivo, y luego sintió algo rasgando el aire al acercarse a ella, pero todo lo que vio fue una ráfaga de luz.

¿Será un ataque mágico del enemigo?

Neia se quedó inmóvil un momento. Al mismo tiempo, sintió un hormigueo en su vientre. Se sentía como si algo la hubiera golpeado ligeramente allí.

Asustada, tropezó un paso hacia atrás y luego oyó un estruendo sobre sus pies. Ella miró de cerca y vio algo que se parecía menos a una lanza que a una flecha gigantesca —en otras palabras, un perno de ballesta.

Su punta parecía como si hubiera sido golpeada en ángulo recto por un martillo.

Neia se agachó apresuradamente detrás de la pared. Después de eso, escuchó un sonido de rasguño cuando algo enorme golpeó las murallas de la ciudad.

Sudor frío corría por su espalda.

Neia inconscientemente acarició la parte de ella donde había sentido el impacto.

Pensó en cómo el Rey Hechicero había usado su espada antes, y había sido desviada por el campo de fuerza de la armadura. Eso explicaría lo que acababa de ocurrir.

Parecería que había sido salvada por la armadura de Buser, que el Rey Hechicero le había prestado. En otras palabras, la vida de Neia había sido salvada en el momento justo.

¿Es algún tipo de protección contra ataques a distancia? Mi pecho, hombros y vientre están protegidos por la armadura, pero ¿qué pasa con otros lugares? ¿Esa habilidad tiene que ser activada? No, más importante, ¿cuántas veces más puedo usarla? ¿O es algo de una sola vez?

Sin la armadura que el Rey Hechicero le había prestado, Neia habría sido empalada a través de su abdomen.

Ese hecho envió escalofríos a través de su cuerpo.

—Huh ... hehe ... heh. venga, venga ¡venga! ¡puedo hacerlo!

Neia no había entrado en el rango de [Bajo la bandera Divina]. Ella había sentido que era innecesario porque tenía la corona que el Rey Hechicero le había prestado. Por eso podía sentir el miedo a la muerte al igual que hace un momento. Sin embargo, no había lágrimas en los ojos de Neia —en cambio, agarró su arco antes de mostrarse a sí misma.

Se había decidido a seguir luchando, incluso si eso significaba quitarles la vida a los niños. No podía permitirse perder la voluntad de luchar después de recibir un miserable flechazo de balista.

Esto era para que los niños —que no podían salvar— no sufrieran más. Al mismo tiempo, también era para matar a los demihumanos que los habían arrastrado a la batalla. La flecha que recibió encarnaba ambas cosas.

La intención de atacar sin tener en cuenta a los niños se extendió desde su parte de la muralla; hasta que todos estaban lanzando piedras contra los demihumanos.

Neia incluso vio a los paladines tirando piedras.

—¡Bastardos! ¡Bastardos!

—Ahh, malditos sean demihumanos...

—¡Lo siento! ¡Lo siento!

—Lo siento... por favor perdónenme...

Aunque esos gritos de remordimiento resonaban por todas partes, no dejaron de lanzar sus piedras ni por un momento.

Este era el ataque de aquellos que habían aceptado que "hay que derramar algo de sangre para salvar el mayor número de vidas".

Sin embargo, los números del enemigo eran demasiado abrumadores. Tan pronto derribaron la primera fila, —los que usaban niños como escudos—, los otros demihumanos ya habían llegado a la vecindad de las murallas, y comenzaron a desplegar sus escaleras una tras otra.

Mientras que los demihumanos tecnológicamente atrasados sólo podían hacer arietes y escaleras de asalto --en términos de armas de asedio--, la verdad es que no había una contramedida perfecta contra ambas. Varios hombres trataron de apartar las escaleras con bastones largos o dejaron que los ángeles las destruyeran, pero había tantas que no sabían qué hacer.

—¿Qué hay de las bombas incendiarias? ¡Haz que los sacerdotes ayuden con sus hechizos!

—¡Esto es malo! Hay una escalera por ahí. Voy para allá, ¡ocúpate de este lado por mí!

—¡Tira esas piedras!

Había una gran conmoción encima de las murallas. Los defensores estaban lanzando piedras o apuñalando con lanzas largas para repeler a los demihumanos que subían, pero las escaleras aumentaban una tras otra, y se hizo difícil tratar con todas ellas.

Varios demihumanos evitaron ágilmente las lanzas de los milicianos, agarrando las lanzas y tirando a sus portadores del muro. Luego estaban los demihumanos como los Armatts y los Bladers, que tenían armaduras naturales a la par de las placas de acero. Ignoraron las lanzas y subieron corriendo.

Mientras que los paladines habían sido entrenados en combate y podían lidiar con estos demihumanos fuertemente protegidos, el número de demihumanos en la cima de las murallas crecía y crecía. Si apareciese algún espacio en las líneas defensivas, se llenaría casi inmediatamente.

Después de endurecer su determinación, Neia se asomó por detrás de una pared y disparó a un demihumano que subía por un costado.

No era tanto la habilidad de Neia sino el arma que manejaba lo que mató a los demihumanos rápidamente. Podría matar a los resistentes Armatts y Bladers porque poseía el arco que le había sido otorgado por El Rey Hechicero Ultimate Shootingstar Super.

El cuerpo de Neia era claramente visible cuando ella se asomaba, y era golpeada varias veces por las piedras escupidas por los comedores de piedra. Aunque esas piedras podían poner abolladuras en placas de metal. Neia estaba protegida por la armadura de Buser. Aun así, ella probablemente estaría magullada y podría haber sufrido una fractura o dos.

Aunque estaba sudando mucho, no dejó de disparar contra los demihumanos en ningún momento.

—Todavía puedo hacer esto ... ¡Solo tengo suficiente maná para usar el collar de curación que Su Majestad me prestó una vez, así que tengo que guardarlo!

Mientras continuaba tomando un trago tras otro, parte de su mente intentó calcular cuánto tiempo podría resistir. Después de todo, la magia de recuperación —que solo tenía un solo uso— era su carta del triunfo.

Sacó una flecha de su carcaj, la apuntó con su arco, apuntó a la cabeza o corazón de algún demihumano y luego disparaba. Ella repitió esa secuencia innumerables veces.

Una roca la golpeó lo suficientemente fuerte como para tirar la flecha de su mano.

Neia rápidamente se escondió detrás de una pared.

Había soltado su flecha porque el ataque del Devorador de Piedra había sacudido todo el cuerpo de Neia, pero esa no era la única razón.

Los paladines eran usuarios de espadas. Como escudera, había entrenado con espadas, por lo que incluso si conocía los fundamentos de la arquería, no había pasado mucho tiempo practicando con arcos. Esta falta de práctica hizo que le calaran los brazos y le dolieran los dedos.

Si no pudiera usar un arco, entonces solo estaría interfiriendo en el camino. Era demasiado pronto para usar su carta de triunfo ahora, pero no tenía otra manera de restaurar su habilidad para pelear.

—¡Activación de objeto! [Curación Mayor]

El maná se escapó del cuerpo de Neia, y la hizo sentirse un poco mareada. Ella no podría hacer esto por segunda vez.

Al mismo tiempo, todo el dolor en su cuerpo desapareció, ya fuese por los calambres en sus brazos o sus dedos doloridos.

—¡¡Puedo hacer esto!!

Neia se asomó de nuevo y continuó disparando.

Afortunadamente, las fuerzas de Jaldabaoth poseían cierto grado de liderazgo. De lo contrario, las ballestas habrían disparado a Neia para matarla sin dudarlo, pero como estaban siendo lideradas, no dispararon por miedo a golpear a sus aliados.

Neia se concentró en disparar, y eventualmente la mano que llegó hasta su carcaj apareció vacía.

Miró hacia abajo con pánico y vio que se le habían acabado las flechas.

En ese momento, un grito vino de los milicianos.

Había un demihumano de aspecto muy fuerte parado frente a una escalera. Aunque no era diferente de los Stone Eaters que habían disparado piedras a Neia, su físico era excelente. Aunque no era rival para Buser, aún irradiaba el aura de un ser poderoso.

Tenía en su mano derecha una gran espada que parecía una cuchilla de carne. En la otra tenía un casco que parecía contener algo. Era la cabeza del paladín que comandaba esta zona.

—¡El gran Jajan-sama de la Tribu Lagon ha tomado la cabeza del comandante enemigo! ¡Ahora, perros, mátenlos! ¡Maten a todos los humanos!

La situación se tornó inmediatamente sombría.

Los paladines eran pocos en número, y una muerte de entre esos pequeños números significaba que la fuerza defensiva de esta área se desplomaría. Eso no era lo único.

Había una tremenda disparidad en la fuerza de combate entre un miliciano y un paladín, incluso si estos últimos no formaban parte de una élite cuidadosamente escogida. No había forma de que los milicianos pudieran ganar contra un demihumano que podía matar a uno de esos paladines.

Mientras los milicianos se congelaban de miedo, los demihumanos escalaron la escalera detrás del Stone Eater, Jajan. Ellos estallaron como el agua de una presa rota, uno convirtiéndose en dos, y dos convirtiéndose en cuatro. Era como una mitosis.

Los demihumanos comenzaron a llenar la parte superior del muro y, a su vez, el número de milicianos comenzó a disminuir.

Demihumanos y milicianos. La diferencia en sus habilidades individuales era evidente.

Miró a su alrededor con pánico.

Flechas. No podía hacer nada sin flechas.

Miró a su alrededor como un viajero en busca de un oasis en el desierto, y luego vio a un soldado exhausto apoyándose en una pared. Había un carcaj con flechas a su lado.

«¡Eso es! Tomaré las flechas del herido y lo enviaré de vuelta a la retaguardia.»

Pero Neia se ahogó mientras corría. Al hombre que parecía un arquero le faltaba la mitad de la cara. Estaba claramente muerto.

Probablemente había recibido un golpe directo de un Stone Eater. Su cerebro se escurría, su ojo vidrioso miraba fijamente a la nada, y su destino muy pronto podría ser también el de Neia.

Miró más de cerca, y encontró varios cadáveres similares. Su normalmente sensible nariz finalmente captó el espeso olor de la sangre en el aire. No, su nariz estaba bien, simplemente su cerebro no había captado el mensaje,

Mientras la avena se elevaba en su garganta, Neia se obligó a tragarla con todas sus fuerzas. Apenas tuvo éxito, pero no sabía si era porque había tenido suerte, o porque se había vuelto resistente a esto después de ver el " espectáculo de comer en vivo " anterior.

Neia apretó los dientes y se traspasó las flechas que quedaban en el carcaj del arquero anónimo a la suya propia. Al reabastecer su carcaj vacío, sintió que estaba restaurando su propio espíritu de pelea.

Todavía puedo luchar. Todavía hay cosas que puedo hacer…

Después de terminar rápidamente su trabajo, Neia juntó las manos del arquero y cerró el ojo que le quedaba. No había tiempo para hacerlo, pero no podía dejarlo.

—Yo también lucharé por ti, hasta el final...

Cuando Neia se giró y se levantó, ya no murmuró para sí misma.

Su espíritu llegó a un nivel nunca antes alcanzado, y sus sentidos eran increíblemente agudos. Sentía que era parte del arco que sostenía.

La parte superior de la muralla era ahora un caótico tumulto. Dadas las habilidades de Neia, parecía casi imposible acertar a Jajan, que sostenía la cabeza del paladín, dada la cantidad de amigos y enemigos que había entre ellos. Sin embargo—

¡Todavía tengo estos guantes! ¡Y el Ultimate Shootingstar Super!  ¡Puedo hacer esto!

Ella soltó su flecha mientras se llenaba de esa poderosa convicción.

Para cuando Jajan notó el silbido en el aire, ya era demasiado tarde.

La flecha le atravesó su cabeza, y Jajan cayó sin fuerzas al suelo.

—¡Jajan de la Tribu Lagon ha caído a manos de Neia Baraja!

Aunque ella gritó esas palabras, no fue respondida por una ovación. Eso era de esperar. No había tiempo para un largo hurra en medio de una batalla de vida o muerte. Neia se sonrojó un poco al darse cuenta de eso, pero se las arregló para estremecer a los demihumanos. Podía sentir que la presión que ejercían sobre ellos disminuía.

Esto no había sido una derrota completa.

Neia volvió a tomar su flecha, y luego se giró para mirar a un demihumano adecuado antes de clavarle una flecha. Ella le disparó al demihumano en la cabeza y él cayó del muro.

Neia agarró otra flecha. Lo estaba haciendo como si no fuera nada, como si no pudiera evitarse. ¿Acaso ahora era una gran arquera como su padre?

La destreza de Neia en el arco había mejorado rápidamente durante el curso de esta batalla. Así fue cómo se las había arreglado para matar a Jajan, aunque este último había sido herido durante la batalla contra el paladín.

En medio del caos de la guerra, Neia buscó nuevas presas que derribar.

¿Por qué no me están atacando?

Esa pregunta fue respondida cuando su siguiente flecha atravesó otro cráneo demihumano.

—¡No te acerques a ese humano descuidadamente! ¡Lleva la armadura del Gran Rey!

—¿El Gran Rey?

—¿Gran Rey? ¿la armadura del Gran Rey Buser?

Los sensibles oídos de Neia captaron la charla entre los demihumanos.

—¡Sin duda alguna! ¡Es la armadura de Buser!

—No me digas que ese humano derrotó a...

¡Ah! ¿Es eso!? Cuando el Rey Hechicero dijo que me protegería, ¿no se refería a la habilidad de la armadura para protegerme contra ataques a distancia, sino a la reputación de derrotar a Buser?

El nombre del Gran Rey Buser era bien conocido entre las fuerzas demihumanas. Por lo tanto, los demihumanos que habían subido a la muralla tenían la falsa impresión de que estaban luchando contra el guerrero que había derrotado a Buser. El hecho de que Neia hubiera matado a un demihumano de clase líder de un solo disparo no hizo más que agravar la situación.

Por eso se negaron a avanzar contra ella, aunque sabían que Neia era arquera.

Con toda probabilidad, pocos demihumanos la perseguirían ahora, aunque se diera la vuelta y huyera. Probablemente darían prioridad a mantener su posición por encima de perseguir a un enemigo fuerte, incluso si estuvieran cometiendo un error. Por lo tanto, la vida de Neia probablemente no estaba en gran peligro. El consejo del Rey Hechicero de "huir a la puerta al este" de repente llegó a su mente, pero no podía hacerlo después de todo.

Alguien así nunca habría venido aquí en primer lugar.

Neia soltó otra flecha y mató a otro demihumano.

—¡Uoooh! Esa... esa mirada de nuevo...

«¿Qué mirada?... solo, los estoy viendo...»

—¡Son los ojos de alguien que mata como si fuera su segunda naturaleza! Esa, esa cerda humana, es increíble.

«Una cerda, eh...»

—¡Mira ese arco! ¡Es asombroso! ¡No son sólo sus habilidades!

«Jeje!»

— ¡La Arquera de Ojos Locos!

«... ¿Eh?»

—¿Qué, ¿qué pasa con ese nombre?  ¿Conoces a esa humana?

«...No, no.…»

—¿Esa cerda humana tiene un apodo?

«... ¡Esperen!»

—Una vez oí que había un arquero humano con cara de demonio y habilidades asombrosas... ¿podría ser esa?

«¡Ese era papá!»

— ¡La Arquera de Ojos Locos! ¡La arquera que mató a Buser!

Por alguna razón, la frase "Arquera de ojos locos" se extendió por las filas demihumanas como una ola. ¡Ya lo han decidido! Mientras ese pensamiento corría por su mente, Neia ya no tenía ninguna oportunidad de corregirlos.

Mientras Neia disparaba sus flechas, los milicianos empezaron a moverse.

—Todos, ¡mantengan la línea! ¡No dejen que los demihumanos se acerquen a esa chica!

—¡Formen filas! ¡Recuerden su entrenamiento!

—¡Estamos avanzando!

Alrededor de 20 milicianos estaban planeando usarse a sí mismos como escudos para ella.

—¡Mata a esos bastardos por nosotros! ¡Te protegeremos!

— Lo entiendo...

El sonido del aleteo de alas vino del campamento enemigo.

Neia giró y apuntó con su flecha a la fuente del sonido.

Sus ojos se llenaron con la vista de demihumanos alados surgiendo de la formación enemiga. Había muchos de ellos.

Aunque parecía como si su objetivo hubiera sido eludir la muralla, varios de ellos se lanzaron del cardumen y descendieron sobre Neia.

Hacía tiempo que había desistido de pensar a quién apuntar. En este silencioso y puro mundo blanco donde todo lo que podía ver eran sus enemigos, Neia soltó tranquilamente una flecha contra todos y cada uno de sus enemigos. Su trance de velocidad sin titubeos era inhumano en su exactitud mecánica.

Después de derribar a los demihumanos alados que se dirigían hacia ella, Neia exhaló levemente. Podía oír de nuevo después de ser liberada de ese estado de hiperenfoque.

A un lado—

Quería esquivar, pero un torrente de dolor provino de su brazo izquierdo.

Su brazo había sido desgarrado por las garras de un Armatt desde un costado.

—¡Gwaaargh!

A pesar de su grito de dolor, Neia siguió sacando otra flecha, pero luego pensó que tal vez no sería capaz de sujetar bien su arco. En ese caso, quizás desenvainar su espada sería mejor.

Su vacilación fue una gran debilidad, y el salvaje Armatt levantó el brazo, preparándose para seguir su ataque anterior con un golpe en la cara.

Ella quería dar un paso atrás, pero su oponente era un luchador superior y consiguió acercarse a ella, por lo que no pudo evitarlo.

Un intenso dolor llenó su rostro. Aunque había logrado girar la cabeza y así evitar que sus ojos fueran destrozados, las garras le habían rasgado la mejilla izquierda y le abrieron una herida que le permitía acceder al interior de la boca.

Sangre fresca llenó su boca, y el sabor de la sangre se extendió por su lengua. Además, podía sentir su sangre caliente salir de su mejilla, mientras la sensación se extendía por su cuello y pecho.

Neia no tuvo tiempo de desenvainar su espada, por lo que le dio un golpe con el Ultimate Shootingstar Super en la cara al Armatt.

El Armatt probablemente no esperaba que lo hiciera con el arco, así que intentó retroceder para evitar el ataque.

Como no podía mover bien su brazo izquierdo para sujetar su arco, Neia desenvainó su espada con su brazo derecho.

Neia clavó una puñalada como si estuviera poniendo su vida en ello. El Armatt contrarrestó inmediatamente con sus garras afiladas como cuchillas de afeitar, pero un miliciano cercano le había herido la pierna y había perdido la puntería. La garra no le dio en la oreja por una fracción de pulgada, pero su propia hoja de acero se hundió en la garganta del Armatt.

Neia miró al Armatt mientras se derrumbaba y luego observó la situación.

Mientras ella se concentraba en lanzar flechas, los milicianos que la protegían habían sido aniquilados casi por completo. Los demihumanos habían llegado a Neia, y solo quedaban cinco hombres más, todos apretados contra la pared.

Los refuerzos más cercanos estaban luchando al otro lado de los demihumanos que habían subido por las escaleras, y tendrían dificultades para ayudarla aquí. Francamente, parecían estar enfrascados en una pelea cuerpo a cuerpo, por lo que no tendrían tiempo libre para venir a ayudarla.

Había más de 30 demihumanos en el sector de Neia, y sólo había seis personas de su lado.

Neia miró con indignación a los demihumanos, y retrocedieron un poco, aliviando la presión sobre ellos.

—¡Mis disculpas, Baraja-sama!

Los milicianos que habían sido presionados contra la muralla tomaron una formación defensiva frente a Neia.

—¡No dejaremos que esos bastardos nos pasen, aunque sea lo último que hagamos!

La persona que dijo esto parecía un hombre temerario de unos 40 años, con un vientre malsano y protuberante. Sin embargo, su cara estaba enrojecida con lo que parecía ser la excitación de la batalla, y su cuerpo estaba cubierto de tanta sangre que uno no podía decir si era suya o del enemigo. Aun así, se negó a arrodillarse, manteniéndose erguido con un espíritu indomable.

Ciertamente parecía un guerrero confiable.

—¡Muchas gracias! —Dijo Neia mientras escupía una bocanada de sangre fresca que se había acumulado allí. Entonces, ella continuó —¡Te dejaré esto a ti!

No era el único que estaba así. Ninguno de los cuerpos heridos de los milicianos mostraba ninguna señal de que hubieran intentado abandonar el perímetro que habían formado alrededor de Neia. ¿Qué más podía hacer que poner su fe en ellos?

Los ojos del hombre se dirigieron al brazo izquierdo de Neia, y su cara se endureció.

—Se puede ver el hueso...

—Por favor, no digas eso, duele mucho más cuando lo señalas.

—Ah, ahhh, lo siento.

Una vez que uno alcanzaba un cierto grado de habilidad como paladín, podía usar hechizos de recuperación de bajo nivel. Sin embargo, Neia era sólo una escudera, así que no podía hacerlo. No había paladines ni sacerdotes al lado de Neia, y su maná aún no se había recuperado lo suficiente como para volver a usar el objeto mágico. Probablemente sería mejor abandonar la idea de usar su brazo izquierdo en esta batalla.

Neia miró con ira a los demihumanos, pero el solo hecho de mover los ojos le hizo doler la herida en la cara.

El dolor hizo que su mirada fuese mucho más siniestra, y cuando los demihumanos la sintieron, se pusieron en guardia.

—Baraja-sama, seguiste disparando contra ellos con tu arco, así que ahora no queda nadie como ese tipo que acaba de venir. Así es como nos las arreglamos para sobrevivir.

Si los demihumanos ante los ojos de Neia los atacaran a todos a la vez, los milicianos probablemente serían derrotados en un instante. Sin embargo, todos desconfiaban de Neia, la arquera, por lo que no podían moverse juntos. En verdad, podía entender su cautela una vez que escuchaba lo que decían los demihumanos.

—La Arquera de Ojos Locos... no es gran cosa usando una espada

—No te descuides, ella sólo finge que no puede usar una espada para despistar a sus oponentes.

—¿En serio? Realmente eres un tipo inteligente.

—¿Deberíamos traer a los Snakemen y matarla a distancia con lanzas?

Neia se burló de ellos con el corazón. Parece que se había ganado una reputación inmerecida gracias al poder del arco mágico que le habían dejado".

«... ¿Hay esperanza para mí?»

Neia se hizo esa pregunta lo suficientemente en voz baja como para que los demihumanos no pudiesen oírla, y luego se rió.

—... Si se trata del arco... el arco que tomé prestado de Su Majestad, el Ultimate Shootingstar Super, disparar no sería un problema, pero...

El hombre intentó decir el nombre de Ultimate Shootingstar Super, y luego se rió con tristeza.

— Entonces es muy malo. Oye, Baraja-sama... baja de la muralla y huye. Tú deberías seguir viviendo.

—¡Aiieee! Perdóname... perdóname. Es natural que te enfades con palabras tan tontas. Pero, pero, aunque no sé qué clase de infierno viviste, tienes más o menos la edad de mi hija... creo, que dejar morir a una chica así es...

«No estaba enfadada, sólo te miraba normalmente.» Eso pensó, pero esto ya era algo común y Neia no se ofendió.

El hombre estaba diciendo la verdad. Sería más sabio retroceder por el momento y curar sus heridas hasta que pudiera usar su arco, en vez de blandir una espada a la que no estaba acostumbrada.

¿Qué les pasará si hago eso? Lo sé muy bien. No puedo ayudarlos, aunque me quede y luche. Moriré por nada. Pero...

Neia deslizó el arco de su mano izquierda hacia abajo y hacia un lado.

Necesito devolver esta arma. Hay muchas razones por las que debería huir. Pero, pero, ¿qué pensarán los enemigos de Su Majestad si huyo mientras empuño un arma que me entregó? En ese caso—

—¿Cómo podría correr?, --gritó ella--. ¿Cómo se supone que yo, que tengo un arma prestada de Su Majestad, puedo escapar?

Agarró con fuerza la espada con su mano derecha.

Pagar bondad con bondad era natural para un ser humano.

La gente de este país —específicamente, la líder de sus paladines— no era del tipo que hacía eso, pero ella quería mostrarle al Rey Hechicero que no todos en este país eran así.

—¡Yeeaaaart!

Neia fue a la carga con un grito de guerra que sonó como un lamento. Como no podía usar su arco, los milicianos morirían por nada que sirviese. En ese caso, debería aprovechar el erróneo miedo de los demihumanos a su poder y atacar mientras no pudiesen hacer valer su fuerza.

El enemigo probablemente no esperaba que Neia atacase a tantos enemigos, y se movieron lo suficientemente despacio como para que incluso con su escasa destreza con la espada fuese suficiente para cortarlos.

Los milicianos que quedaban detrás de Neia siguieron su ejemplo.

Neia blandió su espada.

Esta rebotó, y los demihumanos golpearon su cuerpo descubierto, solo para que sus ataques fueran desviados por la armadura de Buser.

Neia empujo su espada.

Apuñaló el cuerpo de un demihumano, y cuando la sacó, sus órganos le siguieron. Antes de que ese demihumano cayera al suelo, las garras de otro demihumano golpearon la cara de Neia. La herida en su mejilla izquierda fue seguida por una a su derecha, y la sangre que fluía hacia afuera entró en sus ojos.

Un intenso dolor llenó sus piernas.

Un demihumano clavó su daga en la carne.

Uno de los milicianos cayó.

Las espadas se balanceaban.

Dos milicianos más cayeron.

Un demihumano se derrumbó.

Todos los milicianos estaban muertos.

No había nada más que enemigos delante de ella y a sus lados.

Su respiración era irregular, y los latidos de su corazón la irritaban.

Las partes de su cuerpo que habían sido golpeadas por el enemigo ardían, y cada vez que las movía, oleadas de dolor agobiante llenaban de agonía a Neia.

«...tengo miedo.»

Neia tenía miedo.

Iba a morir, y la idea de eso la asustó.

Estaba preparada para morir aquí.

El enemigo los superaba en número varias veces a uno, y también eran mejores luchadores individuales.

El enemigo tenía todas las ventajas, y la única ventaja de su lado era su posición defensiva.

Siendo así, sería más extraño que no muriese.

Aun así, mirar a la muerte a los ojos era aterrador.

La palabra "puerta este", dicha por la persona que ella respetaba profundamente, resonó en su mente. Aunque estaba preparada para morir, todavía quería vivir.

Neia había pensado una vez en lo que pasaría cuando la gente moría.

¿Qué pasará en el momento de su muerte?

Su alma regresará al gran río, donde los dioses la juzgarán, y los que hicieron el bien como se describe en las Escrituras irán a una tierra de descanso eterno, mientras que los malvados serán entregados a una tierra de tormento.

Sin embargo, aunque había acumulado buenas obras a lo largo de su vida con el fin de alcanzar su descanso eterno, todavía tenía miedo de llegar al final de su vida.

Ella blandió su espada.

Ese ataque impotente no podría matar a un enemigo de un solo golpe.

Cualquiera que atacaba, incluso cuando estaba rodeado, recibía feroces contraataques del enemigo.

Las espadas atravesaron la armadura de Neia, y estaba cubierta de heridas.

Neia seguía viva gracias a la armadura que el Rey Hechicero le había prestado. Habría muerto hace mucho tiempo sin ella. De hecho, se habría convertido en un cadáver como los innumerables milicianos y civiles muertos que habían sido dispersados por toda la ciudad como si hubieran sido desechados descuidadamente.

«Debo estar en muy mal estado...»

Neia se rió de sí misma por ser capaz de pensar en cosas tan inadecuadas incluso cuando estaba tan cerca de la otra vida...

Sus pies resbalaron debido a la fuerza de su swing. Su muslo izquierdo se paralizó y su muslo derecho estaba lesionado por lo cual no podía sostenerse erguida.

Perdió el equilibrio y se cayó. Se apoyó en el muro, pero fue todo lo que pudo hacer para no derrumbarse.

El mundo se estaba volviendo blanco y nublado, y podía oír un lejano jadeo entrecortado.

Era un sonido molesto. Se preguntó quién lo estaba haciendo y se dio cuenta de que era ella misma.

Ella estaba en su límite

Neia iba a morir.

—¡Sólo un poco más y la Arquera de Ojos Locos estará muerta!

—¡Ahhh! ¡Todos juntos ahora!

Las voces de los demihumanos venían de muy lejos.

«Esto es... realmente doloroso...»

Neia ya no sabía lo que decían los demihumanos. Sin embargo, probablemente no estaban cantando para alabarla. A medida que sus procesos de pensamiento fallaban uno tras otro, una parte de su mente pensaba sólo en cosas así.

Simplemente agitaba la espada en su mano para mantenerlos alejados —sus ataques estaban destinados a mantener al enemigo a raya.

«Estoy... tan asustada... pero todo el mundo... me está esperando...»

En ese mundo blanco y nublado, vio las sonrisas de su madre, su padre y los amigos de su pueblo natal.

«¿Quiénes... son ellos... ahh... Bu-chan... Mo-chan... ¿Dan-nee...? Estoy... asustada... Su... Majestad...»

Sus pulmones, su corazón, sus brazos y su cerebro querían descansar.

Neia ya no podía resistir esa tentación, sin embargo, aún no estaba lista. ¿Por qué era así?

Le tenía miedo a la muerte, pero estaba decidida a luchar hasta el final.

Aparte de eso, ella quería lograr resultados que fueran dignos del equipo que había pedido prestado.

Las armas de los demihumanos se abalanzaron de inmediato, apuñalando el cuerpo de Neia.

Y después de eso, Neia Baraja murió.

Comentarios

  1. ¡Cómo se te ocurre poner esa foto *** :´v! eres un demonio que busca el sufrimiento de tus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. Me Di cuenta que era un crimen dañarles el final xD!!

      Eliminar
    2. Que alguien haga algo con este malhechor :´(

      Eliminar
    3. Aaaah! insensible! el espoiller de la imagen fue 100vcs peor que los de infinito war D: no tienes corazón

      Eliminar
    4. la foto de Neia en blanco y negro, en un cuadro que es común para los difuntos.

      Eliminar
    5. Ricardo pizarro. Mi empresa solo trabaja con fotos, videos y links... xDDDD

      Eliminar
    6. https://2.bp.blogspot.com/-s6HTvY8fcsM/WucwLJ9cvzI/AAAAAAAAFd0/gKtNUVHBSewcS33xCpPQV5Od70P5Q1juQCK4BGAYYCw/s1600/V13_cover.png

      Eliminar
    7. https://2.bp.blogspot.com/-s6HTvY8fcsM/WucwLJ9cvzI/AAAAAAAAFd0/gKtNUVHBSewcS33xCpPQV5Od70P5Q1juQCK4BGAYYCw/s1600/V13_cover.png

      Eliminar
    8. Ahora que veo la foto, solo puedo decir una cosa.... El corazon del traductor esta hecho de pura maldad.jpg :'v xD

      Eliminar
  2. jajaja Es verdad estaba fea la foto xD pero esta esta genial gracias pòr el capitulo bro sigue asiii ^^

    ResponderEliminar
  3. ,JAJAJAJA, estaba viendo a ver si todo el capitulo estaba en inglés o había alguna parte en español y en el proceso he leído UNA sola frase........... me cago en mi vida q tiene q ser la del final para spoilearme y deprimirme hasta el proximo capitulo, la vida es injusta... muy injusta :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me paso exactamente lo mismo xD ojala nunca hubiera estudiado ingles en la escuela

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. al menos ha muerto con honor. la muerte al puro estilo de los grandes heroes y heroinas, el camino del guerrero

      Eliminar
  5. ESTABA SELECCIONANDO TODO PARA COPIAR Y PONERLO AL TRADUCTOR,, Y LEO NEIA DIED !!!!!!! AAAAAAAAAAAAAAAA VOY A VIAJAR A JAPON A GOLPEAR A ALGUIEN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero al menos ha muerto con honor y epicamente. no hay mejor muerte que esa morir lluchando acabando con el maximo de enemigos posibles con todo su corage y determinacion hasta que no puedas mas y mueras en el intento. o sea marcarse un boromir no hay mejor muerte que esa una muerte a lo vikingo, una muerte a lo ibero, una muerte a lo samurai, la verdadera muerte al estilo de todos los guerreros

      Eliminar
  6. esta es una de las batallas a muerte mas epicas que he leido, visto o oido. no hahi mejor muerte que la de morir luchando. una muerte con honor me recuerda esta batalla a la batalla de los bastados de juego de tronos. esas muertes en plan lla que voy a morir, morire luchando y llevandome a todos los posibles por delante en plan berseker. es la muerte al estilo guerrero, con esto en esta batalla ha pasado de escudera a la guerrera que siempre quiso ser una guerrera como su su madre. sin duda la mejor y mas epica batalla de esta serie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es marcarse un boromir y lo demas son tonterias

      Eliminar
  7. Neia realizó una batalla épica Hasta su último aliento. Te recordaremos Neia Baraja, siempre te recordaremos con cariño o al menos hasta que Ains te reviva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en serio este autor tiene que ser un fan aferrimo como yo de las pelis del señor de los anillos es como si fusionases la batalla del abismo de helm con la ultima batalla de boromir que como este es una muerte heroica luchando hasta la muerte contra una horda de enemigos matando a todos los posibles antes de caer pero neiya se lo marca de una forma aun mas epica. una muerte con honor la muerte heroica por exelencia al puro estilo de los vikingos y los iberos. ha demostrado ser una autentica samurai. la batalla mas epica de esta serie sin duda.

      Eliminar
  8. les daria spoilers pero yo soy de esos xD que bien estudie ingles como carrera :v

    ResponderEliminar
  9. Por favor que alguien me diga que la reviven

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no creo que neia aguante la resureccion

      Eliminar
    2. ---Spoiler-sama llego---
      No necesitas aguantarlo siendo que ainz-sama puede usar hechizos de resurreción de nivel 9 que si no me equivoco, casi no consume energia vital xD. En conclusión, la waifu no se nos va :3

      Eliminar
  10. Pero pon la foto en los comentarios, para los que no la vieron.

    ResponderEliminar
  11. Ahora quiero saber cual es al foto que puso al final y luego saco jajajjajaj que alguien explique o vuelva a subirla xD

    ResponderEliminar
  12. quieren pen.. digo spoiler, pos todos sabemos que pasara y como terminara esto asi que dejen de llorar baraja no es archer asi que no se pongan nenas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo al contrario estoy orgasmeado con esta muerte que muerte mas epica. morir matando no hay nada mas epico que eso, una muerte con honor, la autentica muerte heroica de los vikingos y los iberos, una muerte con honor. marcarse un boromir por todo lo alto luchando en una epiquisima batalla que me recuerda a la del abismo de helm hay tantas referencias y similitudes con el señor de los anillos. me encanta

      Eliminar
  13. una muerte sumamente heroica tanto que lenneth la valkiria a vendria a buscar en persona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desde luego es una muerte vikinga en toda regla. se ha marcado un boromir. si lo miras bien en este capitulo 4 la cantidad de cameo s y referencias del señor de los aillos es increible

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. No me duele me quema me lastima :,v

    ResponderEliminar
  16. SPOILER:

    https://www.reddit.com/r/overlord/comments/8f04ij/finished_reading_overlord_volume_13/?utm_source=reddit-android

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el zelda que yo mismo deje ayer en los comentarios de la parte de ayer xDDDDDDDD :v

      Eliminar
  17. Por fin salio y que triste u,: T-T y epico final

    ResponderEliminar
  18. Neia en realidad murió en acción una vez, pero ella fue resucitada por Ainz usando 9 Tier Magic llamada "True Resurrection". Ella no se da cuenta de la resurrección y cree que sobrevivió a la batalla. Debido a la resurrección y sus pensamientos excesivamente positivos sobre Ainz, su personaje ha cambiado drásticamente en comparación con ella en el volumen 12. Por lo tanto, tenemos otra hoja de personaje para ella. Ainz le toma prestada la armadura que usó Buser, una corona, un collar y un guante para disparar flechas que no sean "Ultimate Shooting Star Super". Se devuelven a Ainz al final del volumen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sos un puto uno que lee loscomentarios para ver lo que piensan todos y salis con esto me lo esperaba pero como ains no estabaseguro que ella lo admiraba esperaba que la deseche en el monton

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Acerca de la muerte de Ainz, la ilustración de Demiurge y Albedo: la muerte de Ainz es falsa (simplemente se esconde de las personas). Como él quiere saber qué pasará con Nazarick y cómo otros guardianes tomarán medidas o algo por el estilo, él le cuenta el plan de su muerte a Alebdo y Demiurgo. Entonces los dos reaccionan al plan de una manera diferente. Albedo se enoja, mientras Demiurge acepta el plan. ¡La acción genial del Demiurgo hace que Albedo se enfurezca, luego Demiurge la refuta, y, y, y ...! Lupusregina se aterroriza por la tensión causada por el enfurecido Demiurge y Albedo. El rumor de la muerte de Ainz se extiende porque Ainz se esfuma en medio de la batalla contra Jaldabaoth y sus doncellas. Finalmente, se muestra cuando las personas se enfrentan a Jaldabaoth nuevamente.

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias capo, es una lastima que la arquera de ojos locos haya muerto....Pero asi es la vida en el cmapo de batalla, me ha encantado y la calidad de traducción es perfecta, muchas felicitaciones y agradecimientos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Los que llegamos tarde exigimos la foto de Neia-chan que colocaste al subir la traducción en la caja de comentarios >:'v/

    ResponderEliminar
  23. Cuanto a que la revive, yo espero que lo haga, pero asi como es ainz lo dudo

    ResponderEliminar
  24. "¿Quiénes... son ellos... ahh... Bu-chan... Mo-chan... ¿Dan-nee...? Estoy... asustada... Su... Majestad..." " Esta parte rompio mi kokoro-chan :'(
    Y esta: "Y después de eso, Neia Baraja murió." rompio toda mi existencia >:'v

    ResponderEliminar
  25. supongo que ainz la revive con un objeto para experimentar y esos son mis delirios v":

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si aja como ainz siempre revive a los humanos.... :'c

      Eliminar
    2. la revive pero con un hehizo de nv 9 no con un objeto

      Eliminar
  26. Uuxuu que buen cap, esta novela no decepciona.... m7s respetos para el autor y el traductor que nos dejo disfrutar este gran capítulo y lo que falta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encantan la cantidad de referencias que esta dando este cap de la novela a el señor de los anillos

      Eliminar
  27. Buen capitulo y nooooo nei murió pero se llevó muchos. Demihumanos con ella murió con honor esperar el próximo capitulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ese es el mejor tipo de muerte morir a lo boromir morir llevandose a todos los posibles por delante una muerte heroica

      Eliminar
  28. AHHH!!!!!! Carajo, mataron a mi waifu :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No no no, ella es MI waifu >:'(

      Eliminar
  29. Shoro por ti Baraja-san 😖. Pero espero que no te revivan porque le bajaría lo épico a este momento.

    ResponderEliminar
  30. Respuestas
    1. es una al dia por las 5 o 6 de la tarde en hora española mas o menos ten encuenta que son 574 paginas eso no se traduce en un dia ni de coña

      Eliminar
  31. Haha Murió como Broxigar una muerte 💀 muy epica.

    ResponderEliminar
  32. gracias por la traduccion y pls ban a el usuario espoiler

    ResponderEliminar
  33. Algunos personajes sabes que mueren por que el mundo es así, pero! Cuando lo conoces y la sigues por tanto tiempo... te llega 😢

    ResponderEliminar
  34. No mames Ainz... por una maldita vez en tu puta vida pudiste actuar de manera generosa y salvar a Neia kvron... La dejaste morir pinche culero, tan bien que me caía XD si de verdad te mueres en este vol me voy a cagar en tus vivos :V

    ResponderEliminar
  35. Llevate a Remedios pero no a Neia :,c

    ResponderEliminar
  36. En realidad no pensé que moriría.

    ResponderEliminar
  37. La parte que viene es la lucha de la capitana odiosa esa, pero luego de la muerte de Neia ya esta batalla perdio casi toda su importancia para mi, Ains debió decir nombre al final del libro anterior, Yo estaba poniendo Neia como uno de mis personajes favoritos, este ultimo cap me recuerda mucho a la obra de JJ Martin, es suprema mente triste la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autor https://memegenerator.net/img/instances/73566724.jpg

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, volumen 12, capítulo 1 Parte 1

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Reina Santa que podía usar la magia divina y que estaba íntimamente ligada a las iglesias. Dicho esto, no eran tan religiosos como la Teocracia Slaine.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 5, Parte 2

Neia cerró en silencio la puerta de la habitación del Rey Hechicero y se giró sobre sus talones. Y entonces... su cuerpo se estremeció.

Ella palmeó suavemente sus mejillas rojas y algo ardientes para forzar su cara a tensarse antes de que colapsara completamente. Una de las razones era porque sabía que su rostro relajado hacía que otros desconfiaran, mientras que la otra razón, más importante, era porque se sentía profundamente avergonzada.