Ir al contenido principal

OVERLORD, Volumen 4, Capitulo 2, Parte 2

Parte 2


Traducido por: Sebastian Santos

"El gran Bosque de Tobe" que acababa de ser dominado estaba lleno de silencio, cada ser vivo tenía miedo de la mirada del rey y contenían la respiración.

Pero, solamente este lugar era diferente.

Los sonidos de los árboles siendo talados y las voces se extendían por todo el entorno.

Los golems de ese lugar estaban pensando en hacer la construcción de una pesada maquinaria de hierro, donde se transportaría troncos de madera hacia el área de construcción de una edificación. A esta construcción todavía le faltaba mucho antes de estar terminada, el establecimiento era enorme, y una pequeña parte había sido completada.

Dentro de esta área trabajaban un grupo de golems y muertos vivientes.

Los muertos vivientes venían desde fuera a trabajar aquí, la mayoría de ellos eran Viejos Liches, que vestían trajes rojos llamativos.
(Liches, plural de la palabra “Lich”)

Sobre los hombros de cada uno había demonios de unos treinta centímetros de largo, luciendo largas alas de murciélagos y piel de demonios de color rojo cobre conocidos como diablillos. Los diablillos levantaron sus colas venenosas en alto con el fin de evitar que gotee veneno y obstaculizar a los Viejos Liches.

Uno de los Viejos Liches más trabajadores abrió los planos de la construcción con sus manos, y dio órdenes a los golems de trabajo.

Quienes se detuvieron y obedecieron sus órdenes, comparó la obra y los planos que estaban en sus manos. Después de considerarlo un poco, habló con el diablillo sentado sobre su hombro.

Después de escucharlo, el diablillo expresó su comprensión, batió sus alas y voló hacia el cielo.

Aquello forma de volar del diablillo no podía ser considerada como elegante, el diablillo inspeccionó la zona con sus ojos abiertos. No mucho después, el diablillo encontró su objetivo y rápidamente voló hacia abajo.

Esa persona era el Guardián del Sexto piso de la Gran Tumba de Nazaríck, Aura Bella Fiore, y también uno de los nuevos reyes de este bosque.

La Muchacha elfa oscura utilizaba un papel enrollado como un megáfono, permitiendo que su voz se escuchara desde lejos. El diablillo voló hacia abajo y se puso de pie en señal de saludo en frente de ella, Aura luego le preguntó en un tono familiar.

"Bueno ~ ahora de qué grupo vienes?"

"Aura-sama, vengo del Grupo Z, número 3."

"Grupo U, bueno bueno, entiendo. Ahora, ¿Cuál es el problema? "

Los que trabajan aquí se dividieron en grupos nombrados con letras, de la A hasta la Z, cada grupo fue enviado a un área diferente para hacer un trabajo diferente. Dentro de la mente de Aura, ella recordaba que el trabajo del Grupo Z fue la construcción de la bodega de almacenamiento, cuyo progreso de la construcción también era el segundo más rápido.

"Tenemos problemas con los registros utilizados para el ancho de la construcción, necesitamos un poco de su ayuda-"

En ese momento, la voz del diablillo se detuvo de pronto, esto se debía a un sonido que salió de una pieza de hierro que colgaba alrededor de la muñeca de Aura.

"Es hora de su tiempo de descanso ~"

Se escuchó una burbujeante voz femenina, el color de la cara de Aura de repente cambio, sus oídos se dejaron caer, y se transformó en una expresión avergonzada.

"Sí, entendido, Tetera-sama!"

Aura energéticamente respondió a la voz de una muñeca.

"Por lo tanto, debido a que ya es la hora de comer, el trabajo de esta mañana terminará por ahora."

A excepción de todos los monstruos que trabajan en la zona, la mayoría de ellos no necesitaban comer. En ese aspecto, Aura también llevaba puesto el anillo de sustento, y no necesitaba comer ni dormir. Pero desde que su propio maestro preocupado por el bienestar le decía "Siempre tengan un buen descanso", seguía sus órdenes felizmente.

"Siento ser grosera con usted, pero es tiempo del descanso, así que por favor regrese en una hora."

"Entendido, entonces este subordinado tomará su descanso."

El diablillo rápidamente salió y voló por los aires, dejando sólo el sonido del aleteo de sus alas.

Mientras tanto el diablillo se dirigía hacia donde estaba ocurriendo la construcción del almacén, Aura sacudió sus hombros y luego miró a la correa en su muñeca.

Esta vez, ella mostró una expresión llena de felicidad.

Esta fue una recompensa dada a ella por su maestro debido a todo su duro trabajo. Por supuesto, estos también eran sus trabajos como Guardián de Piso, esforzándose duro en sus trabajos fue que lo consiguió, y no garantizaba una recompensa. De hecho, debería ser obvio dar todo lo que tiene al maestro.

Sin embargo, ella no podía rechazar el reloj que le dio su amo.

"Hohoho, realmente quiero escuchar más la voz de Tetera-sama."

Aura tocó calurosamente la correa en su muñeca. Sus acciones actuales podrían ser comparativamente más caliente que cuando ella estaba tocando a sus propias mascotas.

Todas las voces que provenían de este instrumento eran del creador de Aura.

A pesar de que las voces eran utilizadas solamente para saber la hora, esto todavía servía para satisfacer a Aura en gran medida.

Cuando se enteró de que su hermano menor había recibido el Anillo de Ainz Ooal Gown, sintió un poco de envidia, pero hablando honestamente, ahora sentía que el objeto que obtuvo era mucho mejor.

"Hohohohohohohoho."

Las orejas de Aura se caían, y miraba tímidamente al reloj. Miró a la luz que brilla intensamente sobre el reloj, y satisfactoriamente asintió con la cabeza.

"¿Por qué Ainz-sama estableció algunas ocasiones en las que no se puede usar?"

Ainz-sama ordenó que los tiempos de 7:21 y 19:19, no se podían establecer como hora de alarma.

"Eh... ¿por qué no se lo preguntamos? Ah, eso es malo! "

Aura miró a los números del reloj, y rápidamente salió corriendo.

Frente a dónde estaba ella había una dama.

Era una de las 41 doncellas que había dentro de la Gran Tumba de Nazarick, un homúnculo cuyo aspecto externo era el de una bella dama, pero ella era una excepción.


Su cabeza era la de un perro, con una línea vertical que recorría el centro de su cara como una cicatriz con signos de costura. Se sentía como si la cara que se había dividido en dos mitades se hubiera cocido de nuevo.

Su nombre es Pestunia S Wanka.

Ella era la jefa de criadas de la Gran Tumba de Nazarick, y también un Sumo Sacerdote.

"De acuerdo con los deseos de Aura-sama, he traído una hamburguesa, así como dos encurtidos, patatas fritas con cascara, la bebida sería cola... Guau."

Después de una larga pausa, dejó escapar un sonido "Ladrido" haciendo que Aura pensara que ella pudo simplemente haber olvidado de añadir algo al final. Pero Aura no dijo nada en especial acerca de esto, porque había otra cosa que llamaba su atención. Era el olor lo que hacia que le gruñera su propio estómago. Aunque el anillo de Sustento hacia que uno no necesite consumir alimentos, eso no significaba que no podía comer. También comer debía ser una suerte, sobre todo si se trataba de comida que era tan deliciosa.

"Cuál es el beneficio total de comer esto...”

"Ah, no hay necesidad, no hay necesidad, no estoy comiendo esto por el bien de un efecto beneficioso."

"Entendido Guau."

Aura caminó hacia el lado de Pestunia, donde un carro de comida emitía un olor fragante.

"Es hora de comer, la hora de comer."

Pestunia, al enterarse de la composición de la canción se refería a la comida de Aura, quitó la funda del carrito de comida.

"Aah ~"

Aura no podía dejar de mirar fijamente a la comida revelada ante ella, al mismo tiempo, pronunció las palabras que inmediatamente se vinieron a su mente.

"A pesar de que la carne de vacuno A7 también es buena, pero yo prefiero una mezcla de carne de res y cerdo. Si tan sólo pudiera utilizar esa combinación para crear un pastel de carne de tres capas ".

"Entonces, este siervo le dirá su sugerencia al chef."

"Ah lo siento por molestarte!"


Aura entonces tomó el plato y felizmente se alejó con el carrito.

Anterior    -    Siguiente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.