jueves, 10 de septiembre de 2015

OVERLORD, Volumen 5, Capitulo 1, Parte 3

Parte 3




Mes 9, Día 3, 04:35

El lugar al que se dirigía era una gran sala. Todo un piso de la torre había sido vaciado para servir como área de entrenamiento.

Normalmente el lugar irradia el calor que los soldados desprenden en su formación. Sin embargo, estaba desierto tan temprano en el día. El espacio vacío estaba tranquilo; casi se podría escuchar el silencio. Debido a que el piso era de piedra en todas direcciones, el sonido de los pasos de Climb resonó con fuerza.

La sala estaba brillantemente iluminada por una luz semi-permanente de fuego mágico.

En el interior, había armaduras montadas sobre estacas y muñecos de heno que actuaban como blancos de tiro con arco. Las paredes estaban cubiertas con bastidores de nobleza encima de diversas armas que quedaron sin punta.

Por lo general, un área de entrenamiento debería ser instalada a la intemperie. Pero había una razón por la que se decidió tenerla dentro.

La ciudad de Ro-Lente fue el hogar del castillo de Valencia. Tener a los soldados entrenando afuera significaría que serían vistos por los embajadores extranjeros. Para evitar el riesgo de parecer de clase baja, numerosas áreas dentro de la torre se despejaron a cabo para servir como áreas de entrenamiento.

Una demostración de soldados fuertes practicando intrépidamente sus ejercicios tendría beneficios diplomáticos, pero el Reino no lo veía como tal. Más que nada, hubo una tendencia a ser visto como elegante, espléndido, y de alta cuna.

Con eso dicho, todavía había ejercicios que eran imposibles de realizar en el interior. Tenían que hacerse discretamente en una esquina o en un campo fuera del castillo, aunque fuera de la capital.

Climb entró a la sala tranquila como si estuviera cortando a través del aire fresco y poco a poco comenzó a estirarse en una esquina.

Treinta minutos más tarde, después de una sesión de estiramiento profundo, la cara de Climb se enrojeció, su frente estaba empapada de sudor y su respiración estaba cargada de calor.

Climb se secó el sudor de la frente y se acercó al estante de armas. Comprobando la adherencia, se asegura de que encaja firmemente en sus manos. Sus palmas estaban ásperas y duras de las numerosas ampollas que iban y venían.

A continuación, se llenó los bolsillos con trozos de metal y los abrochó fuerte como para evitar que se caigan. 

Las numerosas piezas de metal que llenaban sus ropas lo hicieron tan pesado como una armadura de placas llenas. Una armadura de placas regular sin encantamientos mágicos proporciona una excelente defensa a costa de la libertad de movimiento. Mantener batallas reales en mente, entrenando con el peso adicional era el curso de acción correcto.

Pero aun así, era raro llevar puesta la armadura de placas durante formación, por no hablar de la armadura blanca que se le dio. Fue por eso que estaba usando los trozos de metal como una alternativa.

Climb se apoderó de un arma de hierro que superaba el tamaño de una gran espada y la sostuvo en alto sobre la cabeza. Lentamente bajó la espada, exhalando mientras lo hacía. Paró justo antes de que golpeara el suelo, sopló y levantó la espada a su posición original en la cabeza. Se quedó mirando el espacio delante de él con los ojos afilados, completamente absorto en su formación, elevando gradualmente la velocidad de sus oscilaciones.

Ya había terminado 300 repeticiones.

El sudor corría por el rostro completamente enrojecido. Su respiración estaba caliente, como si estuviera expulsando el calor acumulado en su cuerpo.

Aunque Climb entrenó arduamente como soldado, era difícil de soportar el peso del gran espadón. Detener la hoja justo antes de que tocara el suelo era especialmente difícil.

Tal hazaña requiere una gran cantidad de fuerza.

Cuando el recuento de sus oscilaciones alcanza 500, sus brazos comenzaron a sufrir calambres y se sentían como si estuvieran gritando de dolor. El sudor cayó de su cara como una cascada.

Climb sabía muy bien que era su límite. A pesar de esto, él no mostraba señales de detenerse.

Sin embargo

"Quizás es suficiente"

Al oír la voz de otro, Climb se giró rápidamente a la dirección de la voz y sus ojos reflejaron la figura de un hombre.

Llamarlo corpulento habría sido un eufemismo. El hombre era como la encarnación del acero. Las arrugas en la cara que recuerdan a la roca le hacían parecer mayor de lo que realmente era. Sus músculos abultados hicieron evidente que este no era un hombre ordinario.

No había ningún soldado en el Reino que no supiera de él.

"Señor Stronoff"

El guerrero capitán Gazef Stronoff, alabado como el más fuerte en el Reino y sin igual, incluso en las naciones vecinas.

"Cualquier esfuerzo adicional sería sobre-entrenamiento. No hay sentido en dañarte a ti mismo si quieres ser más fuerte”.

Climb bajó la espada y se quedó mirando sus brazos temblorosos.

"Eso es correcto. Me excedí un poco. "

Al ver el rostro inexpresivo de Climb mientras le daba las gracias, Gazef se encogió de hombros.

"Si eso es lo que piensas de verdad, podrías no hacerlo tan a menudo? ¿Cuántas veces te voy diciendo lo...? "

"Me disculpo."

Gazef se encogió de hombros una vez más cuando Climb bajó la cabeza.

Esta era una conversación que habían repetido innumerables veces entre ellos, como un saludo de clases. Por lo general, este era el momento donde su intercambio terminaría y cada hombre buscaría su propia formación. Pero hoy era diferente.

"¿Qué te parece, Climb. ¿Te gustaría probar el cruce de espadas? "

Debido a las palabras de Gazef, la expresión en blanco de Climb casi vaciló un instante.

Hasta ahora, nunca habían cruzado espadas al encontrarse en este lugar. Fue su regla no escrita.

No había nada que ganar, incluso si fueran a entrenar juntos. No, no sería completamente inútil, pero los contras superaban en gran medida a los beneficios.

Actualmente había una lucha de poder entre la facción del Rey y una alianza entre tres de las seis grandes familias nobles. La situación fue lo suficientemente peligrosa para esparcir los rumores de que la única razón por la que el Reino no se dividía es debido a la guerra anual contra el Imperio.

En medio de esa lucha, si el confidente personal del Rey, Gazef Stronoff aunque muy poco probable perdiera, sería dar a la facción de la nobleza una gran bendición.

Por otro lado, los nobles saltarían por el resultado evidente de la derrota de Climb y susurrarían que él es incapaz de proteger a Renner. Había muchos a los que no les gustaba la idea de que la princesa soltera confié en un soldado solitario para su protección, uno con un historial y futuro incierto.

Ambos se encontraban en una posición en la que no podían perder.

No podían parecer débiles, ya que al hacerlo podría ser aprovechado en un ataque. Los dos eran de un mismo sentir en el que ambos estaban cautelosos para no herir a sus respectivos maestros.

¿Por qué razón iban a romper la regla no escrita?

Climb miró a su alrededor.

Debido a que no había nadie más aquí? Eso era impensable. Esta era una morada de demonios.

No había fin a los que los miraban desde lejos u observaban ocultos. Pero no podía pensar en ninguna otra razón.

Sin averiguar sus intenciones, Climb no permitió que su agitación desconcertante se muestre en su rostro.

El hombre de pie delante de Climb era un guerrero aclamado como el más fuerte en el Reino. Sintiendo profundamente el breve ejemplo de emoción en el que una persona común se perdería, habló.

"Recientemente ocurrió algo que me hizo dar cuenta de que me faltaba algo. Me gustaría practicar con alguien que es competente”.

"Tan impresionante fue el evento señor Stronoff?"

Gazef, el más fuerte en el Reino, qué clase de incidente podría hacerle sentir inadecuado? 

Climb de pronto recordó que el número de tropas en la unidad de Gazef había disminuido.

Climb no tenía compañeros cerca por lo que había escuchado el rumor que circula en el comedor. Según la historia, había perdido un número de sus tropas después de ser envuelto en un incidente.

"Sí. Si yo no hubiera conocido a un hechicero mágico misericordioso, si no nos hubiese prestado su fuerza, yo no estaría aquí ahora mismo".

Al oír esto, Climb sintió que su máscara de hierro se desmoronaba. Antes de darse cuenta, la curiosidad de Climb sacó lo mejor de él e hizo una pregunta.

"¿Quién era ese hechicero mágico misericordioso?"

"... Se hacía llamar Ainz Ooal Gown. Esto es sólo una corazonada, pero siento que él puede rivalizar incluso con ese monstruo hechicero en el Imperio”.

Nunca había oído hablar de ese nombre.

Climb investigo a los héroes y tenía una manía de recoger historias de sus hazañas. Hizo caso omiso de sus carreras e historias; incluso sabia de aventureros famosos en los países cercanos. Pero aun así, el nombre del que Gazef hablaba hace un momento era desconocido para él.

Por supuesto, existía la posibilidad de que se trataba de un alias.

"-Th entonces- * tos!"

Climb contuvo el deseo de hacerle más preguntas.

Tratando de interrogar acerca de un incidente que le costó a sus soldados... incluso la rudeza tiene sus límites.

"Voy a grabar su nombre en mi corazón. ... Pero, ¿está realmente bien para nosotros combatir? "

"No es una pelea, simplemente cruzamos espadas. Lo que obtengas de ella depende únicamente de ti. ... Usted mismo es un primer soldado entre las tropas del país. Yo también debería beneficiarme. "

Aunque fue un gran elogio hacia Climb, eran palabras simplemente vacías.

No era que Climb fuese particularmente fuerte, su nivel era bajo. Las habilidades de un soldado del Reino eran sólo un poco mejores que la de sus ciudadanos de a pie. Incluso en comparación con los "Caballeros”, soldados alistados del Imperio, eran débiles. Tampoco había nadie en los países cercanos con distinción militar. Las tropas de Gazef eran realmente fuertes, pero aun así, en comparación con Climb él tenía mucho que aprender. Si Climb se evaluaba a sí mismo de acuerdo a los niveles de los aventureros, con el cobre, hierro, plata, oro, platino, mithril, oricalco y adamantium, sería oro. No es débil, pero había muchos por encima de él.

¿Podría alguien así ser considerado rival para un hombre como Gazef? Un hombre, que sería, sin duda, de nivel adamantium?

Climb se sacudió esos pensamientos débiles.

El hombre más fuerte del reino se estaba ofreciendo para entrenarlo. Este tipo de experiencia no vendría a menudo. Incluso si el resultado final decepciona a Gazef, no habría nada que lamentar.
"Entonces le pido su ayuda."

Gazef sonrió y asintió con la cabeza con impaciencia.

Los dos se acercaron al estante de armas y cada uno escogió una espada que se ajusta a su tamaño. Gazef eligió una espada bastarda, Climb un pequeño escudo y una espada larga.

Climb luego sacó los trozos metálicos de los bolsillos. Frente a alguien más fuerte que él era una descortesía. No sólo eso, él tendría que luchar con todo lo que tenía para beneficiar su crecimiento. Su oponente era el guerrero más fuerte en el Reino. 

Ahora que Climb había terminado con sus preparativos, Gazef pregunto.

"¿Cómo están tus brazos? ¿Siguen estando adoloridos? "

"Sí, estoy bien ahora. Mis brazos se sienten tiesos, pero no será un problema para mi agarre”.

Climb flexionó sus dos manos. Al ver que él estaba diciendo la verdad, Gazef asintió una vez más.

"Ya veo. ... Eso es una vergüenza a su manera. Uno rara vez está en perfectas condiciones en el campo de batalla. Si su agarre sufre entonces debes luchar de una manera que seas capaz de compensarlo. ¿Alguna vez ha entrenado con esas condiciones? "

"Hm, No, no lo he hecho. Entonces voy a retomar mis ejercicios y... "

"Ah, no. No hay necesidad de ir tan lejos. Pero ya que usted es responsable de la seguridad de la princesa, haría bien en aprender a luchar en situaciones en las que llevar una espada está prohibido. Quizás también el versículo a sí mismo en el manejo de varias armas, así”.
"¡Sí!"
"... La espada, escudo, lanza, hacha, daga, guantes, arco, garrote y armas arrojadizas. Es la formación de los nueve tipos de armas que sirven de base para la lucha armada, sin embargo... Si te exiges demasiado solo empeoraras tu situación. Sería mejor para usted reducirlo a dos o tres armas y aprender a partir de ahí. Hmm. Parece que he dicho algo innecesario”.

"No, en absoluto, Señor Stronoff. ¡Muchas gracias!"

Gazef llevaba una amarga sonrisa y respondió con un gesto de la mano.

"Si usted está listo entonces comencemos. En primer lugar, trata de atacarme en esa postura. Si lo haces bien podría enseñarte algunas tácticas utilizando los nueve armas”.

"¡Sí! Entonces voy a estar bajo su cuidado”.

"Ven, pero no tengo ninguna intención de tratar esto como entrenamiento. Considera que se trata de un ataque real”.

Climb bajo lentamente su espada y giro el lado izquierdo de su cuerpo, cubierto por el escudo, hacia la dirección de Gazef. Su mirada era aguda y sus sentidos ya sabían que esto no era un juego. Del mismo modo, Gazef exudaba una presencia que le advierta de que se trataba de una lucha real.

Los dos se fulminaron con la mirada, pero Climb no podía dar el primer paso.

Incluso si la eliminación de los trozos de metal hizo más ágil su movimiento, Climb no pensaba que podría batir a Gazef. Tanto en la fuerza y la experiencia, Gazef era abrumadoramente mejor que él.

Si cerraba la distancia de inmediato recibiría un contraataque. Su oponente era un maestro que estaba a ligas de distancia sobre él por lo que no podía ser ayudado. Pero si esto fuera una pelea de verdad, podría simplemente darse la vuelta y morir a causa de algo así?

Entonces, ¿qué podía hacer?

Tuvo que luchar contra él con un factor que Gazef no poseía.

Cuerpo, experiencia y mente, Climb perdía en todo lo que era necesario para un guerrero. La única diferencia estaba en sus equipos.

Gazef blandía una espada bastarda. Por otro lado, Climb tenía una espada y un escudo pequeño. Si fueran armas mágicas entonces sería diferente, pero estos fueron utilizados para el entrenamiento, no había disparidad en las armas.

Gazef sólo tenía un arma mientras Climb poseía dos, ya que un escudo podría ser utilizado como un arma también. Esto significaba que tenía más formas de atacar a costa de dividir sus fuerzas.

Bloquear el primer ataque con el escudo y la atacar con la espada. Bloquear con la espada y la golpear con el escudo.

Después de haber decidido su estrategia, Climb se centró en la observación de los movimientos de Gazef.

Después de varios segundos, Gazef mostró una sonrisa.

"¿No estás llegando? A continuación voy a atacar por la derecha”.

Con una actitud de calma absoluta, Gazef preparó su postura. Con la cadera ligeramente baja, la fuerza comenzó a brotar de su cuerpo como un resorte. Climb también; reunió la fuerza en su cuerpo para poder bloquear la cuchilla.

Gazef cerró y bajó su espada mientras que el objetivo era el escudo.

-Rápido!

Climb renunció a la idea de mover su escudo para desviar el golpe. Centró toda su mente y cuerpo en defenderse, simplemente bloqueando el ataque.

Al siguiente movimiento - su escudo fue capturado por un enorme impacto.

El nivel de fuerza fue suficiente para hacerle pensar que el escudo se había destrozado. Fue un ataque lo suficientemente potente como para paralizar la mano que sostenía el escudo. Soportar un impacto tan grande requeriría la fuerza de todo su cuerpo.

Desviarlo ?! ¿Cómo hacer coincidir el momento para algo como esto ?! Sólo el choque es suficiente para...

Pensamientos ingenuos de Climb lo dejaron vulnerable; sintió otro impacto en el abdomen.

"Gah!"

Su cuerpo voló hacia atrás, su espalda choco con el suelo de piedra dura y expulso el aire de sus pulmones. Un vistazo a Gazef dejó claro lo que había sucedido.

Hace un momento, él estaba bajando su pierna con la que le dio una poderosa patada a Climb.

"... Incluso si es la única arma en la mano, es peligroso centrarse únicamente en la espada. Como ahora, usted podría ser golpeado con una patada. Apunté hacia tu estómago justo ahora, pero normalmente se golpea donde la armadura es más ligera. Se pueden romper las rodillas... incluso si llevases una almohadilla sobre tu entrepierna, si tienes mala suerte, tus botas blindadas se aplastarían. Observa todo el cuerpo de tu oponente y ve cada movimiento”.

"... Sí."

Climb soportó el dolor sordo de su abdomen y lentamente se puso de pie.

La fuerza física del más fuerte del Reino Gazef Stronoff fue verdaderamente formidable. Si hubiera pateado en serio, entonces no habría sido un problema romper las costillas a través de la cota de malla y hacer que él no pueda luchar. La razón de que haya sido así fue porque Gazef protegió el estómago de Climb y se limitó a tocar con el pie y lo empujó con la intención de derribarlo.

Se trataba de una pelea de instrucción después de todo... gracias.

Al darse cuenta de que el más fuerte del reino había practicado con él, Climb estaba agradecido cuando reanudó su postura.

Tenía que tener cuidado de que este precioso momento no terminó abruptamente.

Climb una vez más levantó su escudo y lentamente apunto hacia Gazef. Gazef miró en silencio mientras él se acercaba. Si esto sigue así, sólo sería una repetición de lo que acaba de suceder. Climb tuvo que idear un nuevo plan mientras se acercaba.

Gazef esperó, exuda una calma abrumadora. Simplemente no había manera de hacerle luchar en serio.

Sería arrogante incluso sentirse enojado.

El límite de Climb ya era visible. A pesar de despertarse temprano para entrenar su manejo de la espada, su progreso fue más lento que un caracol. En comparación con la primera vez que comenzó a entrenar, ya era demasiado lento.

De cara al futuro, incluso si podía entrenar su cuerpo y aumentar la velocidad y el peso de su espada, habilidades como artes marciales estarían fuera de su alcance.

Alguien como Climb, sentirse molesto por el hecho de que el hombre que es la encarnación del talento no luche en serio sería una falta de respeto. Él, que no fue capaz de extraer toda su fuerza del hombre, sólo podía culpar a su propia falta de capacidad.

Sus palabras de antes de no tratar esto como entrenamiento y atacar en serio era una advertencia. Significaba "ataque con la intención de matar o no tendrás siquiera una posibilidad." Una advertencia que venía de un hombre que estaba de pie en un lugar que estaba muy por encima de él.

Climb apretó los dientes.

Odiaba su propia debilidad. Si se hacía más fuerte, entonces podría ser más útil. Podría convertirse en su arma y luchar directamente contra los que ensucian el Reino y dañan a su pueblo.

El hecho de que su única espada era tan débil significaba que tenía que tener cuidado de dónde apuntar, lo que llenó a Climb de culpa.

Sin embargo, inmediatamente tiró a un lado esos pensamientos. Lo que tenía que hacer ahora era no perderse en la negatividad. Daria su máximo esfuerzo contra el hombre que estaba de pie en el sima del mundo de los fuertes y quizás haciendo esto el mejoraría un poco, no importa cuán pequeño sea el avance.

Sólo un pensamiento llenó su corazón.

Para ser de ayuda a la Princesa.

¿Oh?

Gazef dejó escapar un suspiro y cambió ligeramente su expresión.

Fue porque la cara de aquel que estaba delante de él, que era a la vez un niño y un hombre, había cambiado. Si tuviera que comparar hasta ahora, era como un niño que se reunió con una celebridad y no pudo contener su emoción. Esa inquietud se había desvanecido después de la patada y fue reemplazado con el rostro de un guerrero.

Gazef elevó su nivel de alerta por una muesca.

Más aún luego de cambiar de actitud se dio cuenta, Gazef tenía una alta opinión de él. En particular, su búsqueda única, su obsesión por fortalecerse, su lealtad que rayaba en el fervor religioso, y su manejo de la espada.

El manejo de la espada de Climb no era algo que le habían enseñado. La obtuvo furtivamente mirando a otros que estaban en medio de su formación. Era antiestético y lleno de movimientos excesivos.

Pero a diferencia de los que entrenan sin pensar, cada movimiento de su espada fue meticulosamente pensado y desarrollado para uso práctico. Para decirlo mal, se convirtió en una espada para matar.
Gazef pensó que era muy espléndido.

Una espada era en última instancia, una herramienta para el asesinato. Una que fue entrenada casualmente no será capaz de mostrar su eficacia en una pelea real. No va a ser capaz de proteger a los que debe proteger.

No será capaz de salvar a los que hay que salvar.

Pero Climb era diferente. Él va a reducir a su enemigo y a proteger lo que es importante para él.
Sin embargo

"Incluso si endureciste tu resolución, la diferencia en la habilidad con tu oponente sigue siendo letal. Ahora, ¿qué vas a hacer? "

Era cierto Climb no tenía talento. Aunque trabajó más duro que nadie en otras partes, no importa lo duro que formaba su cuerpo, sin talento, no va a ser capaz de ser fuerte. Él no será capaz de llegar a los hombres como Gazef o Brain Unglaus.

Incluso si Climb quería ser más fuerte que cualquier otra persona, sólo podía ocurrir en los sueños y fantasías.

Entonces ¿por qué estaba ayudando a Climb? ¿No sería más útil pasar su tiempo en alguien con más talento?

La respuesta era simple. Gazef no podía esperar y ver a Climb repetir su esfuerzo inútil. Si el talento era la pared que decidió los límites de los seres humanos, tenía que apiadarse del muchacho y su interminable carga imprudente contra la pared.

Por eso quería enseñarle un método diferente.

Creía que si bien había un límite en el talento, no había un límite en la experiencia.

Y debido a la ira que sentía por la figura de su lamentable mayor rival, decidió distraerse.

Pero aun así, tratando de conseguir la satisfacción en otros lugares... Le debo una disculpa a Climb. Pero frente a mí debería ser útil para este chico también.

"Atácame, Climb".

En las palabras que pronunció para sí mismo, un poderoso grito volvió en respuesta.

"¡Sí!"

Climb corrió tan pronto como él respondió.

Gazef, con una expresión seria que era diferente de antes, lentamente levantó su espada sobre el hombro.

Era una postura para un ataque vertical por encima de la cintura.

El bloqueo con el escudo restringirá por completo sus propios movimientos y parar con la espada solo hará que se le escape de las manos. Fue un ataque que dictó el acto de defensa del sentido.

El bloqueo era tonto. Pero el espadón de Climb era más corto que la espada bastarda.

La única opción era correr hacia adelante. Sabiendo esto, Gazef estaba esperando para contraatacar.
Era lo mismo que saltar en la boca del tigre, pero su vacilación sólo duró un instante.

Climb se lanzó al frente de la espada de Gazef.

Como si estuviera esperando este momento, la espada de Gazef fue derribada y se estrelló contra el escudo de Climb. El tremendo impacto fue aún más fuerte que antes. Climb torció la cara del dolor que se transmitió a su brazo.

"Es una pena. Es el mismo resultado que antes. "

Con un ligero toque de decepción, el pie de Gazef alcanzó el abdomen de Climb

"「 Fortaleza 」!"

Con el grito de Climb, Gazef tenía una expresión un poco sorprendido.

La activación del arte marcial, 'Fortaleza' no se limitó sólo a la espada o escudo. Es posible utilizarlo en cualquier parte del cuerpo. La razón por la que normalmente se activa cuando se bloqueó con las armas era simplemente porque era muy difícil encontrar el momento correcto para nada más. Su uso en la armadura llevaba el riesgo de recibir el ataque de su oponente sin defensas. La reserva de la habilidad para el bloqueo con la espada o el escudo era simple sentido común.

Sin embargo, el problema era resuelto si se pudiera predecir el siguiente movimiento de su oponente como Climb lo hizo con la patada de Gazef.

"¿Estabas esperando esto ?!"

"¡Sí!"

El poder detrás de la patada de Gazef desapareció como si hubiera sido absorbido por algo suave. Sin poder canalizar la fuerza en la pierna extendida, Gazef renunció a la tentativa y trató de llevar el pie hacia abajo a la tierra. Con la captura de él en una posición desventajosa, Climb golpeó.

"「 Raya vertical 」!"

Un arte marcial, de alto nivel.

Sólo uno, tener una sola habilidad que se puede utilizar con confianza.

Tomando las palabras que escuchó de un cierto guerrero de corazón, este fue el ataque que Climb sin talento practicaba día a día.

El cuerpo de Climb no fue envuelto por una armadura de músculos. Desde el principio, su constitución nunca fue para ese tipo de figura. Además, incluso si desarrollaba sus músculos, no podía mantener su agilidad.

Debido a esto, su cuerpo se forjó en una especialización a través de la repetición sin fin.

El resultado fue un haz vertical, un ataque de alta velocidad que rayaba en el reino de lo absurdo. Como un rayo de luz, un ataque que parecía invocar el vendaval.

Este ataque estaba bajando a la parte superior de la cabeza de Gazef.

En la mente de Climb, la idea de que el golpe de conexión daría lugar a una lesión fatal había desaparecido por completo. Era una técnica que sólo fue posible gracias a la confianza inquebrantable de que el hombre llamado Gazef no moriría con algo de este nivel.

Con el sonido rugiente del metal, la espada bastarda fue levantada al chocar con la espada bajando.
Todo hasta el momento era de esperar.

Climb vierte toda la fuerza de su cuerpo en un intento de romper el equilibrio del Gazef.

El cuerpo de Gazef sin embargo no se movió.

Incluso en la incómoda posición de pie sobre una pierna, él fácilmente mantuvo a raya el ataque que tenía la plena capacidad de Climb detrás de él. Era como un gigantesco árbol con raíces gruesas incrustadas en la tierra.

Su ataque más fuerte con todo lo que tenía, junto con dos artes marciales, y Climb todavía no podía igualar a Gazef de pie sobre una pierna. A pesar de su sorpresa, los ojos de Climb se trasladaron a su abdomen.

Aun cuando su espada había bajado la distancia no disminuyo. También significó que Gazef estaba libre para patear el estómago.

La patada aterrizó en el cuerpo de Climb tan pronto como él saltó hacia atrás.

Hubo un pequeño, dolor sordo. Los dos se quedaron cara a cara a solo unos pasos de distancia que los separa.

Gazef relajó un poco los ojos y bajó sus labios.

Aunque él sonrió, no era desagradable, sino refrescante. Hizo sentir un poco avergonzado a Climb.
Para él, parecía la sonrisa de un padre al ver el crecimiento de su hijo.

"Eso fue espléndido. Voy a ir un poco más enserio, entonces”.

La expresión de Gazef cambió.

Climb sintió la piel de gallina en todo el cuerpo. El más fuerte en el Reino finalmente se había mostrado.

"Tengo una poción conmigo así que no hay necesidad de preocuparse. Se pueden curar fracturas”.

"…Gracias."

La forma taciturna de Gazef implicaba que debía de estar preparado para romperse algún hueso motivo que hizo palpitar fuertemente el corazón de Climb. Estaba acostumbrado a las lesiones, pero eso no significaba que disfrutaba mucho de ellas.

Gazef se acercó al doble de la velocidad de Climb.

La espada bastarda dibujó un arco que era lo suficientemente bajo para derrapar en el suelo y cortar las piernas de Climb. Con su velocidad llena de fuerza de rotación, Climb rápidamente apuñaló su espada en el suelo en un intento de proteger sus piernas.

Las dos partes chocaron, por lo menos, eso es lo que Climb había creído. En ese instante la espada de Gazef cambió de rumbo y se dirigió hasta el lado de la espada.

"Kuh!"

Climb inclinó su cuerpo hacia atrás y la espada voló pulgadas delante de su cara. El viento de la barra cortó un mechón de su cabello, ya que pasó de largo.

Temeroso por el hecho de que Gazef lo había acorralado de manera rápida, Climb vio en su visión que la espada bastarda se había detenido y estaba llegando rápidamente de nuevo.

Antes de que pudiera pensar, el instinto de supervivencia causo que Climb siga adelante con el pequeño escudo. La espada bastarda se estrelló en el escudo y un sonido metálico fuerte sonó.

"Ugh!"

Climb sintió un intenso dolor mientras era arrastrada hacia un lado. El impacto hizo que su cuerpo se estrellara violentamente contra el suelo obligándolo a soltar su espada.

La espada bastarda que había chocado con el pequeño escudo se había movido hacia arriba y pronunció un duro golpe al flanco de Climb.

"Es el flujo, no simplemente atacar y defender. Debes moverte de manera que cada acción pueda fluir en tu próximo ataque. Tu defensa debe servir como una parte de tu próximo asalto”.

Gazef habló a Climb con voz suave mientras que él cogió su espada y trató de levantarse.

"Controlé mi fuerza para no fracturarte. Deberías de ser capaz de continuar... ¿Qué harás?"

Gazef, que ni siquiera parece cansado y Climb tenso, agitado por el dolor.

De seguir así podría conectar uno que otro ataque aunque sólo estaba perdiendo el tiempo de Gazef. Aun así, Climb quería ser más fuerte, no importa cuán leve.

Levantando su espada, él asintió con Gazef y volvió a su postura.

"Muy bien, continuemos."

"¡Sí!"

Con un grito ronco, Climb arremetió.

Golpeado, arrojado e incluso recurriendo a puñetazos y patadas, Climb cayó al suelo con respiraciones forzadas. El escalofrío de la tierra se sentía agradable, ya que absorbe el calor de su cuerpo a través de su camisa.

"Ja, ja, ja...”

Ni siquiera trataba de limpiar su sudor. No, ni siquiera tenía la energía para hacerlo.

Soportando las punzadas de dolor, Climb, incapaz de resistir la fatiga creciente durante todo su cuerpo, cerró los ojos ligeramente.

"Buen trabajo. Traté de no romper o agrietar tus huesos, pero ¿estás bien? "

"......"

Tumbado en el suelo, Climb movió sus manos y tocó las partes que aún le daban dolor.

"Yo no creo que haya problemas. Es Doloroso, pero son sólo contusiones”.

El dolor de Climb fue la luz; no sería un obstáculo para la seguridad de la princesa.

"¿Siendo así... entonces no vamos a necesitar la poción?"

"Sí. Después de todo, el uso descuidado anularía los efectos del entrenamiento muscular”.

"Ciertamente. Debemos dejar que la curación sea de forma natural, ya que la magia restauraría los músculos a su estado original. Supongo que vas a regresar a tus deberes como el guardia de la princesa? "

"Sí."

"Aun así llévala contigo. Utilízala si lo sientes necesario”.

Con un tintineo, la botella de poción pasa a las manos de Climb.

"Gracias."

Se incorporó y miró a Gazef, al hombre cuya espada no podía tocar ni una sola vez.

El hombre sin un rasguño miró con extrañeza, y habló.

"¿Qué es?"

"Nada... Sólo pensaba que usted es increíble."

Su respiración era firme, casi no hay rastros de sudor en su frente. Climb suspiro; se dio cuenta de que ésta era la diferencia entre él, que estaba en el suelo, y el más fuerte en el Reino. Por otro lado, Gazef llevaba una sonrisa amarga.

"Incluso Si me preguntan porque soy tan fuerte, no tengo respuesta que dar. Se trata simplemente de talento. Aprendí a luchar durante mis días como un mercenario. Estas patadas vulgares como la llaman los nobles las aprendí durante esos días también. "

No hay truco para ganar fuerza, Gazef declaró. La única manera es dedicar tiempo y esfuerzo en fortalecer tu cuerpo e incluso así tienes que tener la disposición para hacer lo que sea por sobrevivir.
"Climb, tiene potencial en ese sentido. Puñetazos y patadas, utiliza tus puños para pelear”.

"¿Es eso así?"

"Ciertamente. De hecho, es una suerte que no fueras entrenado como espadachín o un soldado.
Cuando uno sostiene una espada, tiende a centrarse en la lucha, mientras que sólo se usa el arma en las manos. Creo que esto está mal. Cambiar nuestra visión para ver que una espada es simplemente otra manera de atacar y a la vez incorporar los puños y las piernas, ¿no sería más eficaz en una batalla real? Bueno... mi estilo es más adecuado para los aventureros”.

La cara en blanco habitual de Climb se había ido y se sustituye por una sonrisa. No esperaba que el más fuerte en el Reino alabara sus habilidades tan altamente; con sus movimientos poco ortodoxos y habilidades carentes de elegancia.

La espada de la cual los nobles se burlaban a escondidas estaba siendo elogiada. Su alegría era inmensa.

"Pues bien, voy a despedirme. No debo llegar tarde a la comida del rey en la mañana. ¿Quieres venir también? "

"No. Hoy tenemos un invitado”.

"¿Un huésped? Un noble, tal vez? "

Gazef pensaba que era extraño que la princesa reciba a un invitado, Climb respondió.

"Sí. Aindra-sama va a visitarnos”.

"Aindra? ... ¡Ah! Pero a que Aindra te refieres? La azul, ¿verdad? No la carmesí? "

"Sí. Rosa azul."

El alivio en el rostro de Gazef era evidente a simple vista.

"Bien... Eso es lo que era. Si un amigo se encuentra de visita... "

Gazef debe haber adivinado que la razón por la que Climb no fue invitado para el desayuno fue porque un amigo se acercaba. En verdad, Climb fue quien rechazó su oferta. Incluso si él estaba en una posición en la que se le permitió tal cosa, Gazef surco el ceño ante la noticia. Por eso Climb permaneció en silencio sobre el asunto y lo dejó a la imaginación del hombre.

Incluso Aindra misma, que estaba familiarizado con Climb a través de Renner, pidió que se uniera a ellos. No iba a compartir la reacción adversa de los otros nobles aunque Climb fuera a unirse a su comida.

Esta fue su consideración para su ama que tenía muy pocas amigas. La princesa casi no tenía oportunidad de participar en charlas vánales y Climb sintió que su ausencia sería lo mejor.

"Gracias por sus consejos, Gazef-sama."

"No, en absoluto, no fue nada. Fue algo que disfrute. "

"... Si no es mucha molestia, podría pedirle que supervisará mi formación la próxima vez?"

Gazef se detuvo brevemente: antes de que Climb se disculpe, él habló.

"No veo ningún problema con eso si lo guardamos para cuando los demás estén ausentes."

Climb no abrió la boca, entendía claramente la razón de la vacilación del hombre. Luego obligó a su cuerpo rígido de pie con el fin de mostrar su sinceridad.

"¡Muchas gracias!"

Gazef movió lentamente su mano y se volvió.

"Voy a dejar la limpieza para usted. Será preocupante si me olvido de la comida. ... Ah, cierto. Ese corte vertical no era malo, pero usted debe pensar su próximo movimiento antes. Piense en lo que pasará después si su oponente lo bloquea o lo esquiva”.

"¡Sí!"

1 comentario:

  1. Muy buen trabajo sigue así. Yo acabo de descubrir tu blog gracias a la búsqueda de las novelas de Rokka en español. Ya he guardado el url. Suerte.

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top