domingo, 27 de diciembre de 2015

Chaotic Sword God, Capitulo 43

Oponiéndose al robo


Jian Chen y Tie Ta inmediatamente se lanzaron a un lado. Después de dos días de luchas contra bestias mágicas, incluso Tie Ta había comenzado a ganar experiencia en batalla. Esto dio sus frutos; cuando Tie Ta esquivó el ataque entrante, instintivamente blandió su hacha de batalla en la pierna del agresor en una contra espectacular.

Sin embargo, el grupo en frente de ellos estaba resultando difícil de tratar. Así como el hacha de batalla estaba a punto de golpear a uno de ellos en el muslo, una espada salió volando y golpeó el hacha de guerra con un sonido de colisión.

"Deng!"

El metal resonó con el metal, cuando el hacha de batalla de Tie Ta fue obstruida. Debido a la fuerza terrible de este, el hacha de batalla continuó deslizándose por el filo de la espada antes de detenerse en la empuñadura. Inmediatamente, el joven que sostenía la espada de repente sintió todo su brazo adormecido, cuando el hacha de batalla se estrelló contra su extremidad, haciendo que toda su mano tiemble terriblemente.

El joven se sorprendió y gritó a sus amigos, "Todo el mundo tenga cuidado, la fuerza de este tipo es anormalmente fuerte. Es mejor si se apartan del alcance de él! "

Al escuchar la advertencia, los otros dos estudiantes que luchaban con Tie Ta inmediatamente se volvieron más cautelosos, y trataron de evitar su hacha de batalla gigante.

Al lado, Jian Chen estaba luchando intensamente con el otro joven que sostenía una espada. Aunque el arma de Jian Chen era sólo una barra de hierro corroída, sus capacidades de combate no eran más bajas que las de Tie Ta. Él no era débil, ya sea utilizando fácilmente su agilidad para moverse con los movimientos de su oponente. Al ver una abertura, Jian Chen apuñaló rápidamente su barra de hierro en el muslo rival con una rápida estocada. Como se trataba de otro estudiante en la academia, no se atrevió a tratar de matar, sino que apunta a lesionar.

La velocidad de Jian Chen era tan rápida que el estudiante no tuvo tiempo de reaccionar, y sólo podía ver en shock mientras la barra de hierro se clavaba en su muslo.

"¡Ah!" El joven gritó de dolor mientras su rostro palideció, y el sudor caía por la frente.

Al oír a su compañero gritar, la cara del otro joven empuñando una espada cambió. Siendo incapaz de luchar contra Jian Chen personalmente, gritó a su amigo, "Harry, ¿estás bien?"

Aunque el joven ya no estaba atacando, Jian Chen no iba a dejarlo tan fácilmente. Cuando Jian Chen se dirigió hacia él, la Fuerza santa condensada en su puño de repente se estrelló contra el pecho del joven.

Moviéndose a gran velocidad, se negó a escuchar las quejas de los jóvenes, o incluso a esperar sus reacciones. La palma de Jian Chen ponchó en silencio como una víbora, y golpeó a otro de lleno en el pecho.

"Peng!" El joven fue enviado a volar por el aire, con sangre que brotaba de su boca.

Tras derrotar a los dos, de inmediato fue a ayudar a Tie Ta. Por el momento, Tie Ta se vio envuelto en una dura batalla, y ya había tomado el daño de las 3 personas. La piel de lobo que llevaba ya se había reducido a pedazos y arruinado por la sangre que estaba goteando de sus heridas. Si no fuera por su fuerza corporal y su cuerpo extremadamente resistente, los otros no habrían tenido miedo de luchar contra él y lo habrían derribado al suelo.

Con la aparición de Jian Chen, la presión de Tie Ta se alivió por un poco. La fuerza de Jian Chen en la batalla era abrumadora, e incluso los Santos normales no serían capaces de luchar en igualdad de condiciones. Después de unos segundos de combate cuerpo a cuerpo contra Jian Chen, los tres que había rodeado a Tie Ta ya habían comenzado a perder. Cada uno de ellos lucían nuevas lesiones, y poco después, los 5 de ellos se retorcían en el suelo de dolor, ya no tenían la energía para moverse.

Jian Chen miró a las muchas heridas en Tie Ta, y le preguntó con cierta preocupación, "Tie Ta, ¿estás bien?"

Tie Ta asintió con la cabeza y dijo: "Estoy bien, solo son unos cuantos rasguños." Señaló el grupo de 5 personas retorciéndose en el suelo, "¿Qué debemos hacer con ellos?"

Pensando en ello, Jian Chen de repente esbozo una extraña sonrisa en su rostro, "Tie Ta, reúne sus correas espaciales y toma todos sus núcleos monstruo antes de devolvérselos."

Ante lo dicho por Jian Chen, las 5 personas en el suelo palidecieron de inmediato; algunos de ellos estaban realmente indignados. Los núcleos en sus correas espaciales fueron ganados en el lapso de 2 días de luchas constantes por sus vidas; en este momento sólo quedaba un día de competición. Si fueran a perder todos sus núcleos monstruo ahora, entonces definitivamente fallarían la misión.

Tie Ta rio. Sin dudarlo, inmediatamente siguió las órdenes de Jian Chen, y tomó todos los núcleos que había en los 5 cinturones espaciales. Jian Chen les miró hacia abajo con la barra de hierro ensangrentada en la mano, como un tigre mirando a su presa para evitar que hagan ningún movimiento brusco.

Los cinco estudiantes habían planeado originalmente defenderse, pero cuando vieron el agarre de Jian Chen en la barra de hierro ensangrentada, inmediatamente renunciaron a todos los pensamientos acerca de resistirse, y obedientemente dejaron que Tie Ta tomara todos sus núcleos.

Después de reunir todos los cinturones, Tie Ta los trajo de vuelta a Jian Chen y comenzó a contar los núcleos monstruo de uno en uno. En total, sólo tenían 12 núcleos monstruo, todos los cuales eran de clase 2.

Jian Chen rió mientras tomaba 6 de los núcleos y los ponía en su propio cinturón antes de decir: "Tie Ta, vamos a dividir estos a la mitad"

"¡Muy bien!" Tie Ta dijo mientras colocaba su parte en su propio cinturón espacial.

Pero cuando los 5 escucharon el nombre de Tie Ta, todos ellos expresaron caras realmente feas a la vista. Cuando notaron el nombre, todos sabían que se trataba del aprendiz del director. Aunque no era un santo, cuando se trataba de prestigio en la escuela, nadie se atrevía a meterse con él.

En este punto, los 5 estudiantes comenzaron a lamentar tanto sus acciones que solo esperaban que las tierra se los tragara. Si hubieran sabido antes de que uno de ellos era Tie Ta, entonces no habrían intentado robar al aprendiz del director no importa qué. Pero ahora, no sólo se les privó de lo que estaban tratando de robar, ni siquiera podía vengarse ahora que sabían quién era él; sus sufrimientos no podrían resumirse en las palabras.

Después de almacenar todos los núcleos de Clase 2, Tie Ta sonreía aún más emocionado. "Xiang Tian, es porque eres tan increíble que venciste a los 5 de ellos tan rápidamente. Yo, Tie Ta, simplemente no puedo compararme contigo".

Jian Chen rió y dijo: "Muy bien, volvamos al camino y esperemos poder matar a unos cuantos animales por el bien de nuestra cultivación,"

Poco después, Jian Chen y Tie Ta no vieron las miradas paralizadas de los 5 estudiantes en el suelo mientras se alejaban.

Cuando los dos desaparecieron en el bosque, uno de los jóvenes comenzó a maldecir en voz alta, "F*ck, qué mala suerte tenemos! Y pensar que nos encontraríamos con el aprendiz del director y nos derrotarían. No sólo eso, ni siquiera podremos vengarnos de este incidente. Tal suerte miserable! "

El joven que había llevado el martillo pesado dijo con voz ronca: "Eso no es todo, no hay que olvidar que no era sólo Tie Ta quien nos atacó; había otro”.

Los ojos de todos se iluminaron, "Estás hablando de Changyang Xiang Tian."

El estudiante con el martillo asintió con la cabeza, "Así es, Tie Ta cuenta con el apoyo del director, por lo que no podemos vengarnos de él. Pero Changyang Xiang Tian no tiene ese mismo apoyo”.

"Pero la fuerza de Changyang Xiang Tian es tan fuerte. Los 5 de nosotros no lo pudimos vencer, mientras él estaba solo, ¿cómo podríamos alguna vez ganarle? "Otra persona preguntó.

"Así es, y el hecho más importante era que Changyang Xiang Tian era demasiado rápido, ni siquiera pudimos esquivar ninguno de sus ataques."

Luego, la persona con el hacha abrió la boca de repente, "Ustedes se olvidan de que Changyang Xiang Tian ya ofendió a mucha gente en la academia como al Señor Cheng y al Maestro Luo, cuya fuerza es mayor que la nuestra. Si podemos encontrar una oportunidad de unirnos a ellos, tarde o temprano encontraremos una oportunidad de atacarlo".

  ...... ..

En un abrir y cerrar de ojos, los colores del cielo comenzaron a oscurecerse. Las bestias mágicas en la tercera región eran mucho menos abundantes que los de la segunda. La mitad de un día había pasado, pero Jian Chen y Tie Ta sólo habían encontrado algunas bestias mágicas. Cada vez que se encontraban con una, experimentaban una ardua batalla para acabar con ella. Dentro de esa tarde, los dos de ellos sólo habían ganado 7 núcleos de Clase 2. En comparación con la generosidad en la segunda región, este número era claramente insignificante. Pero cuando pensaban acerca de cómo los 5 estudiantes que los atacaron antes sólo habían ganado 12 Núcleos en 2 días a pesar de ser santos, sus corazones se sentían un poco más aliviados.

Estaban mucho más inquietos en la tercera región que en la segunda, ya que los monstruos eran mucho más difíciles de matar. Además, dado que el número de bestias era menor, más personas estaban dispuestas a robar a otros sus núcleos. Después de que Jian Chen y Tie Ta habían luchado contra los 5 estudiantes, tuvieron otros 3 encuentros con ladrones. Por lo menos cada grupo tenía 4 personas consigo y a lo sumo un grupo tenía 7 de ellos. Pero al final, superaron cada desafío victorianamente, y se llevaron todos los núcleos de los otros grupos. Pero lo que había deprimido a Jian Chen fue que el grupo de 4 que los atacó antes no tenía un solo núcleo, pero los otros 2 grupos tenían un total de 33.

Cuando llegó la noche, Jian Chen y Tie Ta se sentaron junto al fuego, ya que asaron la carne de un animal mágico. Los dos parecían agotados; en comparación con la segunda región, la tercera región era mucho más agotadora.

En este punto, el uniforme de Tie Ta había desaparecido en esencia. Su pecho estaba al descubierto. Sólo la parte más importante de su cuerpo estaba cubierta por una de las pieles de lobo, que lo hacía lucir como un salvaje. Él ya estaba cubierto de cicatrices por todas partes, y aunque se veían dolorosas, eran sólo heridas superficiales que no afectaban a Tie Ta en absoluto. Este era un cuerpo fuerte que incluso Jian Chen miraba con envidia.

Jian Chen, por otro lado, no se veía mucho mejor. A pesar de que todavía seguía usando su uniforme de la academia, este ya se había teñido de rojo por la sangre, dándole un aspecto negruzco después de que la sangre se haya oxidado.

De repente, Jian Chen podía oír los sonidos de una batalla lejana. Con sus oídos agudos, podía oír el más leve de los sonidos.

Jian Chen se levantó de donde estaba sentado, y miró hacia donde escuchaba los sonidos, "Tie Ta, hay una pelea hacia allá."


8 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top