Ir al contenido principal

DanMachi Volumen 3 en español

Novela Dungeon ni Deai wo Motomeru no wa Machigatteiru Darou ka
Arco de la lucha con el minotauro
Autor: Fujino Ōmori
Fecha de lanzamiento:15 de mayo de 2013 
Traductor: Kurosaki-Vizard

Descipsion:


Con la ayuda de su nueva seguidora Lilliluka, el aventurero novato Bell Cranell avanza más profundo en la mazmorra. Con los nuevos equipos y nuevos aliados, él piensa que las cosas finalmente están comenzando a mejorar ... pero está equivocado! Bell esta en estado de pánico, Lilliluka cambia de parecer y Hestia se emborracha! El problema no parece terminar en este tercer volumen de la exitosa serie de comedia y fantasía!

Click en la imagen para descargar

Comentarios

  1. muchas gracias x la traduccion espero este pronto el proximo volumen

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.