miércoles, 15 de junio de 2016

Chaotic Sword God Capítulo 148



Perdónanos

A medida que los mercenarios hablaron, sus ojos se posaron en Jian Chen  con la impresión escrita en sus rostros.

Ni uno de ellos había pensado que después de buscar por todas partes en la sierra de bestias mágicas, ellos se iban a cruzar  con él por casualidad. Lo más divertido era exactamente como encontraron a Jian Chen.

Otro mercenario rió con amargura mientras miraba a Jian Chen.
“A ver compañero hermano, no se debe bromear de tal manera porque algún idiota podría creer lo que dice y lo arrastraría al clan Tianxiong por la recompensa.”


Al escuchar lo que el mercenario decía los otros mercenarios vieron una luz y empezaron a forzar una sonrisa también.

“Compañero amigo, en este momento el nombre de Jian Chen no es famoso por esta zona, sería mejor para usted si se abstiene de bromas así de nuevo o de lo contrario corre el riesgo de tener problemas al venir a buscarle.”
Dijo un mercenario.

Ni uno solo de ellos creía que la persona que lleva piel de animal era el Jian Chen que estaban buscando.
Jian Chen se rió y dijo.
 “Entonces, que necesitan para creer que soy Jian Chen?”

“Según lo que sabemos, la Santa arma de Jian Chen es una espada larga delgada y bastante joven. Alrededor de 20 años de edad para ser exactos. Su velocidad es bastante rápido así como los golpes de la espada hasta el punto que incluso algunos expertos Santos maestros no son capaces de esquivar. Se dijo que debido a que estos Santos maestros no fueron capaces de esquivar la espada murieron por las manos de Jian Chen.”
Dijo un mercenario.
Una espada plateada apareció en las manos de Jian Chen, era la Espada Luz de viento. Riendo Jian Chen dijo.
“Miren, la espada que utiliza Jian Chen ¿Es como esta?”

Oyendo esto, los mercenarios observaron la Espada Luz de Viento en manos de Jian Chen con una mirada curiosa.

“¡Hee! ¡Mira! Esta espada de aquí tiene una cierta semejanza.”

“Eso es correcto, es bastante similar, casi exactamente igual.”

De inmediato, dos mercenarios no podían dejar de gritar. Al oír, el resto de los mercenarios comenzó a creer, mientras  miraban a Jian Chen, cambiando lentamente  sus actitudes
hacia él  .
“¿De verdad eres Jian Chen?”

Un mercenario se quedo mirando la cara de Jian Chen llena de polvo. Como eran las cosas ahora, todos los mercenarios llegaron a la conclusión de que la persona que estaba en frente de ellos era la persona que habían estado buscando cuidadosamente.

Jian Chen se rió y dijo.
“Así es, yo soy Jian Chen. El Jian Chen que ha sido perseguido por el clan Tianxiong. En este momento, yo estoy aquí esperando para ver si me puede capturar y llevar de vuelta la ciudad Wake por la recompensa.”

Al enterarse de esto, los mercenarios empezaron a reír en voz alta mientras se miraban uno al otro antes de que uno de los mercenarios dijera.
“Mis hermanos rodéenlo.”

Con esa orden, un mercenario se precipito hacia Jian Chen, mientras que el resto de los mercenarios dudaron un momento de atacarlo. Rodeando a Jian Chen en un círculo.

Al igual que Jian Chen absorbiendo la Espada Luz de viento, ambas manos descansaron sobre su pecho mientras miraba a los mercenarios rodeándolo. Con desdén dijo.
“Parece que muchas personas  fueron tentadas por las diez mil monedas purpuras, pero no creía que incluso Grandes santos también habría llegado a capturarme. ¿Podría ser que usted no escucho a cerca de cuantos Santos maestros murieron por mi mano? o ¿Cree usted que su fuerza supera a las de los Santos maestros?”

Los mercenarios esperaron con algunas dudas ya que lo escuchaban, pero uno de los mercenarios dijo.
“Jian Chen,  puede dejar de pretender ser valiente. En este momento, todo el mundo sabe que está muy herido, por lo que su fuerza está muy lejos del nivel que era. Sería mejor para usted si viniera con nosotros sin decir nada o de lo contrario, no nos culpe por ser maleducados.”

Jian Chen negó con la cabeza sin poder hacer nada mientras murmuraba.
“Parece que el dinero realmente ha podrido el cerebro hasta el punto en que ni siquiera se preocupan por su propias vidas. Olvídalo no quiero estar hablando contigo.”

Jian Chen entonces dejó de hablar sacudiéndose un poco el cuerpo apareciendo al instante justo en  frente de un mercenario cercano. Haciendo un puño en su mano derecha golpeo la nariz del mercenario con movimientos simples.
“¡Ah!”
El mercenario lanzó un grito de agonía mientras sostenía su nariz con dolor. La sangre empezó a gotear lentamente hacia debajo de ella y en poco tiempo toda la parte inferior de su cara estaba cubierta de sangre. El puño de Jian Chen había roto su nariz.

Después de romper la nariz de mercenario, Jian Chen no se detuvo allí. Inmediatamente le dio una patada en su estomago, el hombre salió volando hacia atrás ci.nco metros. 

Justo después, el cuerpo de Jian Chen desapareció y reapareció en frente de otro mercenario con una gran cantidad de Fuerza santa rodeando su pierna arremetió contra el pecho del mercenario.
“¡Paa!”
Con el choque. El mercenario no tuvo tiempo de reaccionar por lo que fue enviado en el aire con sangre volando fuera de su boca.

“Jian Chen, ¡qué persona tan humilde es para usar un ataque sorpresa! Todo el mundo hacia adelante nos lo llevamos.”

Después de que Jian Chen había atacado a esos dos mercenarios, el resto volvieron a ser consientes y se lanzaron sobre Jian Chen listos con sus Santas armas para cortarlo.”

Jian Chen esquivó ágilmente los ataques y se lanzó hacia adelante y con los puños en mano atacó algunos de los mercenarios a un ritmo muy rápido, causando que un sinfín de sonidos podían ser escuchados.

Ahora que Jian Chen era un Santo maestro, Podría fácilmente hacerse cargo de los que estaban en el nivel Gran santo sin usar su Espada Luz de Viento.
Cada usuario de una espada piensa que su espada es sumamente importante y muchos vieron su espada ser similar a su segunda vida. Jian Chen no fue la excepción. En cuanto a estos mercenarios en frente de él, si tuviera que usar su espada para matar a estos mercenarios, sería como matar a un pollo con un cuchillo para una vaca.

A pesar de que Jian Chen estaba utilizando el arte de boxeo chino, estos mercenarios seguía siendo incapaces de responder. En unas cuantas respiraciones habían caído al sueño con la nariz sangrando y las caras hinchadas.

Jian Chen junto las manos mientras miraba a los mercenarios en el suelo con dolor y se rió.
“¿Todavía creen que me pueden llevar para conseguir la recompensa?”

“Señor Jian Chen, por favor perdónanos, perdónanos por favor. Nosotros… estábamos poseídos y seducidos hasta el punto de la locura por pensar en la recompensa. Usted debe ser generoso, por favor…”
Un mercenario se arrastro desde el suelo y empezó a bajar la cabeza a Jian Chen, mientras declaraba en voz alta.


6 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top