viernes, 19 de agosto de 2016

The Great Ruler, Capitulos del 60 al 63



Capitulo 60 – La extraña Roca




Dentro de la cuenca negra, una fría brisa soplo y los numerosos densos huesos temblaron ligeramente. Esta escena hizo que todo el mundo se estremeciera.

“¡Este es el lugar donde esta la Novena Ave Infernal!”

En esta área, los ojos de los dos grupos se levantaron. Las miradas que ellos usaron para mirar al volcán negro mostraba que estaban extasiados.

Los ojos de Liu Qingtian estaban ardiendo. Inmediatamente volteo y contemplo a Mu Feng. Entonces, dejo salir su desprecio cuando su densa Energía Espiritual surgió y se dirigió derecho hacia el volcán.

Detrás de él Liu Zong, Liu Ming, Liu Mubai y los otros también inmediatamente lo siguieron.

“¡Rápido!”

Mu Feng dejo salir un intenso grito. Una densa Energía Espiritual eructo afuera de su cuerpo y formo una gigante ave de fuego. Las alas de la Ave Dragón de Fuego se sacudieron y se volvieron un flash de luz. Después, Mu Feng salto en la espalda de la Ave Dragón de Fuego.

El humano y el ave se fueron. Esta violenta Energía Espiritual causo que una tormenta apareciera en medio del aire.

“¡Hmph!”

Viendo a Mu Feng dirigirse hacia su dirección, los ojos de Liu Qingtian se volvieron fríos. Dejo salir un grito en voz baja y una luz plateada eructo desde dentro de su cuerpo- Una gigante bestias plateada emergió poco después.

Esta gigante bestias plateada era como un mono gigante. No obstante, el cuerpo entero estaba lleno con escamas de plata. Encimas de las escamas, relámpagos destellaban cruzándolas. Además, sonidos de estruendo estallaban cuando aullaba.

“¿Esta es…La Bestias Escama Relámpago?” Mu Chen contemplo a la gigante bestia plateadas detrás de Liu Qingtian y estaba ligeramente sorprendido. Esta era una poderosa Bestia Espiritual clasificada número ciento treinta y tres en el Clasificación Tierra del Registro de Bestias Miríada. Aunque no alcanza a las Bestias Espirituales Celestiales, aun así era una existencia en la parte alta de las Bestias Espirituales Rango Alto.

“¡Bang!”

La Bestia Escama Relámpago se paro en el cuelo y relámpagos surgieron hacia fuera. Levaba a Liu Qingtian cuando fue a detener a Mu Feng.

“Haha, Liu Qingtian, ¿finalmente ya no podrás evitar luchar? ¡Entonces permíteme ver lo mucho que ambos hemos mejorado en los pasado años!” Viendo esto, Mu Feng no estaba asustado y en cambio se reía. La Ave Dragón de Fuego debajo de él dejo salir un agudo grito y cargo hacia Liu Qingtian cuando libero una violenta y feroz Energía Espiritual roja.

¡Boom!

Los dos monstros masivos colisionaron salvajemente en medio del aire. La violenta Energía Espiritual del impacto causo que muchos huesos abajo se quebraran.

Los Lores Territoriales del Territorio Mu y Liu ya habían empezado su lucha. Los hombres de ambos lados naturalmente no actuarían educadamente entre ellos y sus ojos estaban llenos con malicia cuando se dirigieron a luchar.

“¡Déjenme a Zhou Ye a mí!”

El segundo Maestro del Territorio Liu, Liu Zong, miro maliciosamente a Zhou Ye, quien lideraba a los hombres del Territorio Mu en esa dirección. Con un frio grito, una luz negra fue emitida fuera y una gigante bestia ilusoria se formo detrás de él.

Era un escorpión gigante completamente verde. Una débil fragancia salió de su cuerpo y era obvio que era veneno.

“Escorpio Venenoso de Jade, clasificada en el lugar doscientos cuatro en la Clasificación Tierra del Registro de Bestias Miríada.” Mu Chen inmediatamente reconoció al escorpio de jade cuando lo vio.

¡Don!

Los hombres de ambos lados finalmente estaban luchando. Los sonidos de la lucha quebró el silencio dentro de este lugar y Energía Espiritual interminablemente era emitida con deseos asesinos.

Bajo la protección de Duan Wei y los otros, Mu Chen también colisiono contra los hombres del Territorio Liu. No obstante, rápidamente se apresuro a pasarlos y no dudo en salir disparado como una flecha hacia el volcán negro.

“¡Mubai, detenlo!”

Viendo esto, Liu Ming, quien estaba luchando contra Duan Wei, inmediatamente grito.

Liu Mubai asintió cuando escucho esto y volteo. Rápidamente persiguió a Mu Chen.

Cuando Mu Chen escucho los sonidos del viento quebrándose detrás de él, las esquinas de sus ojos se crisparon y frunció el ceño ligeramente. Inmediatamente circulo la Energía Espiritual dentro de su cuerpo y la infundio en sus piernas. Causando que su velocidad aumentara nuevamente.

“¡¿Quieres huir?!” Viendo esto, Liu Mubai bufo y acelero también para seguirlo.

Los dos rápidamente saltaron dentro de la cuenca negra uno después del otro y se acercaron al volcán negro. Ello subieron el empinado precipicio de la montaña como unos agiles monos.

¡swish!

Justo cuando Mu Chen rápidamente estaba alcanzando la cima, repentinamente sintió un salvaje viento disparado desde atrás hacia él. Inmediatamente se lanzo adelante y presiono el suelo con sus palmas. Su cuerpo roto en medio del aire.

¡Ding!

Una afilada daga ferozmente se inserto en el lugar donde Mu Chen aterrizo. Directamente perforo la dura montaña volcánica.

¡Swish! ¡Swish!

Liu Mubai apretó sus manos nuevamente y un par de dagas fueron disparadas nuevamente. Esta vez, directamente apunto al frente de Mu Chen. Era obvio que estaba tratando de conducir a Mu Chen hacia atrás.

Sintiendo el sonido del viento quebrándose, Mu Chen apreso su mano y numerosos Sellos Espirituales rápidamente emergieron. Entonces salieron disparados y rápidamente se integraron en el aire.

¡Chi! ¡Chi!

Numerosas luces emergieron. El aire empezó a distorsionarse y fluctuaciones de Energía Espiritual salieron furiosas de la luces de Energía Espiritual. Directamente bloquearon todas las dagas.

Cuando organizo la pequeña Formación Espiritual defensiva, Mu Chen no planeo dejar a Liu Mubai tener un momento placentero. Paso a través de una pila de afiladas rocas volcánicas y dejo salir una patada remolino con uno de sus pies mientras pisaba el suelo con el otro.

Las afiladas rocas volcánicas inmediatamente cubrieron el cielo cuando salieron disparadas hacia Liu Mubai, quien estaba detrás de Mu Chen.

¡Bang! ¡Bang!

Viendo esto, Liu Mubai formo un puño con sus manos y dirigió un golpe. La feroz Energía Espiritual roja se mesclo con el violento viento quebrando las rocas volcánicas que fueron disparadas en su dirección.

Aunque Liu Mubai bloqueo el ataque, sus velocidad se redujo ligeramente. Observo como Mu Chen tomaba ventaja de esta pequeña brecha y se alejaba lejos como un ágil mono. No pudo evitar apretar sus dientes antes de apresurarse a perseguir Mu Chen nuevamente.

Los dos continuaron tratando de bloquear al otro varias veces. Cualquier cosa que pudiera ser utilizada fue usada por ellos. Esta escena parecía bastante animada. No obstante, sólo ellos dos podían sentir que tan peligroso era esto. Ellos nunca mostraban nunca tipo de piedad cuando atacaban.

¡Swoosh!

Después de uno pocos minutos de perseguir y corren, Mu Chen estaba a un paso de alcanzar la cima del volcán negro. La cima era un cráter hundido.

No obstante, estaba bastante oscuro así que Mu Chen no fue capaz de ver qué estaba dentro.

“¡Boom!”

Los ojos de Mu Chen barrieron a través del cráter del volcán. Detrás de él, un puño de viento fue bombardeando. Dudo por un momento antes de caer derecho hacia dentro del cráter del volcán.

Liu Mubai seguía persiguiéndolo acaloradamente. Noto que Mu Chen entro en el cráter negro del volcán y dudo por un momento también. No obstantes, pronto apretó sus dientes y lo siguió.

Los dos rápidamente se deslizaron dentro del cráter del volcán y aterrizaron vigorosamente dentro.

Dentro del cráter, las luces eran tenues y estaba lleno con rocas volcánicas.

La mirada de Mu Chen rápidamente escaneo el área. Pero para su sorpresa no vio ningún rastro de la Novena Ave Infernal. Sólo habían muchas rocas negras volcánicas aquí causadas por los impactos volcánicos en este lugar.

Cuando Liu Mubai entro en el cráter, él no ataco inmediatamente a Mu Chen. También escaneo los alrededores buscando rastros de la Novena Ave Infernal.

Los dos observaron los alrededores, sin embargo sus ojos estaba llenos de dudas.

Mu Chen frunció el ceño. Cuidadosamente se movió alrededor de la parte baja del cráter y continúo buscando.

Al mismo tiempo, Liu Mubai también echo un visto a Mu Chen antes de moverse lejos. Resultaba evidente que él tenía la misma idea que Mu Chen.

La parte baja del cráter no era muy espaciosa. Los dos rápidamente entraron en un círculo, pero ellos no tenían nada. Esto hizo que la duda dentro de sus ojos creciera aun más.

¿Podría ser qué lo que menciona la pieza de cobre sea falso?

Mu Chen torció sus labios y busco por los alrededores. En ese momento, el había inconscientemente caminado hacia el centro de la parte baja del cráter. En ese lugar, había un par de rocas gigantes, rocas negras volcánicas que habían sido empujadas por el volcán en los alrededores.

Miro estas gigantes rocas negras volcánicas, sin embargó no vio nada. Suspiro impotentemente y estaba a punto de voltear. No obstante, se detuvo y apretó sus palmas dentro de sus mangas. Entonces, la antigua pieza de cobre emergió de sus palmas. En ese momento, la pieza de cobre emitió un débil calor.

“¿Esta pieza de cobre… puede sentir la localización de la Novena Ave Infernal?”

Una idea apareció en la mente de Mu Chen. Inmediatamente miro tranquilamente a Liu Mubai, quien estaba buscando en otra dirección antes de dirigirse tranquilamente hacia las gigantes rocas negras volcánicas.

Toco cada una de las rocas negras cuando pasaba. Poco después, se detuvo y miro a la ligeramente brillante gigante roca negra en frente de él. Cuando se paro allí, la pieza de cobra dentro de su mano se volvió excepcionalmente caliente.


Capitulo 61 - El misterioso Huevo Negro 



La roca gigante negra que estaba en frente de Mu Chen era aproximadamente del taño de docenas de Zhang (Una medida China, aprox. 3.3 metros). Había hoyos en ella, sin embargo era particularmente suave como si hubiese sido erosionado con magma antes. 

Las palmas de Mu Chen tocaron un poco a la roca gigante negra. Podía sentir que la antigua pieza de cobre dentro de su mano se volvía anormalmente caliente. 

“¿Podría estar la Novena Ave Infernal dentro?” 

Una idea destello a través de la mente de Mu Chen y sus ojos se crisparon. Entonces, miro a Liu Mubai, quien estaba en el otro lado, y formo un puño. Energía Espiritual oscura surgió a través de sus palmas y el Ilimitado Sello de la Muerte emergió en la superficie del puño. 

¡Boom! 

Mu Chen trajo su brazo hacia él antes de lanzar una salvaje puño. El sonido del viento quebrándose estallo en la distancia. Golpeo pesadamente encima de la gigante roca negra mientras su brazo estaba envuelto por Energía Espiritual. 

¡Bang! 

El puño de Mu Chen aterrizo encima de la roca gigante negra y un intenso sonido resonó. La gigante roca se quebró un poco. Entonces, Mu Chen fue capaz de ver gritas lentamente esparciéndose desde detrás de su puño. 

Crack. 

Pedazos de escombros continuaron cayendo interminablemente de la roca gigante. La velocidad a la que se esparcían las gritas acelero y pronto llenaron la enorme roca. 

Viendo esta escena, Mu Chen dio un paso hacia atrás cuidadosamente. Después que golpeo, ya había descubierto que el interior de la roca estaba hueco… 

La roca gigante continúo temblando y pedazos de escombros constantemente caían. Justo cuando Mu Chen estaba observándolos, sus ojos de entrecerraron. Este era debido a que vio una luz negra siendo emitida fuera de las gritas de la roca gigante. 

La conmoción aquí atrajo la atención de Liu Mubai. También observo sorprendido a la temblante roca y un poco de sorpresa apareció en sus ojos. 

Luces negras salieron disparadas de la gritas en la roca. Una onda de fluctuación se esparció fuera y la gigante roca exploto después de un estruendo. 

Los escombros salieron disparados y unos pocos cruzaron al lado del cuerpo de Mu Chen. No obstante, él se mantuvo imperturbable y observo el lugar de donde los escombros fueron disparados. En ese lugar, la gigante roca ya había eructado y una luz negra lentamente apareció cuando flotaba en la parte baja del cráter. 

Cuando la luz floto en el aire, un huevo negro del tamaño de un Zhang parecía estar dentro de la luz. El huevo negro era liso. En la superficie del caparazón del huevo, había un par de excepcionalmente oscuros y misterioso grabados. Los grabados parecían ser una misteriosa ave negra esparciendo sus alas y protegiendo el huevo. 

“Esto es…” 

Los ojos de Mu Chen se crisparon cuando vio al brillante huevo negro. Dudo por un momento y felicidad lleno sus ojos. De la imagen dentro de la pieza de cobre, la Novena Ave Infernal parecía haberse vuelto un huevo negro y aterrizo aquí al final. ¿Podría ser el mismo en frente de él? 

Cuando Mu Chen vio el huevo negro, Liu Mubai también era consciente de él. Avaricia inmediatamente broto de sus ojos y se dirigió derecho por el huevo negro. 

Viendo esto, los ojos de Mu Chen destellaron. No obstante, no se apresuro temerariamente. No creía que sería así de fácil obtener la Novena Ave Infernal. 

Liu Mubai rápidamente se acerco al huevo negro. Pero justo cuando estaba a punto de entrar a un par de Zhang de distancia del huevo negro, una luz negra estallo desde superficie del huevo. 

¡Bang! 

La luz negra salvajemente bombardeo el cuerpo de Liu Mubai. Su cuerpo que originalmente se estaba moviendo fue disparado hacia atrás y aterrizo pesadamente en el suelo. Él no pudo evitar escupir sangre fresca. 

¡Fizz! 

Después que el huevo negro causara que Liu Mubai volara hacia atrás, parecía ser activado y una luz negra envolvió sus alrededores. Entonces, lentamente voló al cielo encima del cráter. 

Viendo esto, Mu Chen se apresuro hacia afuera del cráter apareciendo en la cima del volcán. 

¡Fizzz! 

El huevo negro finalmente se suspendió él mismo en el cielo encima del cráter. Las luces negras fueron emitidas y causaron que la Energía Espiritual dentro del mundo se volviera violenta. 

Esta conmoción pronto atrajo la atención de todo el mundo. Mu Feng y Liu Qingtian ambos se retiraron hacia atrás y observaron desconcertados al misterioso huevo negro que apareció. 

“Padre, el huevo negro fue formado por la Novena Ave Infernal. ¡Rápido y tómalo!” Liu Mubai dijo incómodamente después de seguirlo y dejo salir un grito. 

“¡¿La Novena Ave Infernal?!” 

Los ojos de Liu Qingtian se entrecerraron y éxtasis fluyo dentro de su corazón. Su cuerpo se volvió una borrosa figura cuando se dirigió como un rayo hacia el misterioso huevo negro encima del cráter. 

Viendo esto, Mu Feng no quiso quedarse detrás e inmediatamente lo siguió. 

Los dos eran muy rápidos y se dirigiendo al cráter en un instante. Ambos extendieron sus palmas y querían capturar al misterioso huevo negro. 

“¡Papá, no lo hagas!” 

Los ojos de Mu Chen mantuvieron fijos en el misterioso huevo negro. No obstante, repentinamente recordó el esqueleto con el que se había reunido dentro de la Ciénaga Espeluznante Negra. Su corazón estaba repentinamente lleno de ansiedad e inmediatamente grito. 

Mu Feng, quien estaba a punto de tomar el misterioso huevo negro, escucho este grito y fue ligeramente sorprendido. Sus ojos se crisparon y apretó sus dientes. Entonces, se forzó a sí mismo a detener su cuerpo. 

Aunque esta era una rara oportunidad, aun así suprimió el impulso que había dentro de su corazón debido a la confianza que tenía en Mu Chen. 

Por otra parte, Liu Qingtian mostro una sonrisa de burla cuando vio a Mu Feng detenerse y toco el misterioso huevo con un dedo. Justo cuando estaba a punto de tomarlo para sí mismo, su cara repentinamente cambio. 

¡Fizz! 

Un extraño sonido salió del misterioso huevo negro. El dedo de Liu Qingtian, el cual toco el misterioso huevo negro, rápidamente comenzó a carbonizarse y un enorme dolor fue trasmitido de su dedo. 

Este repentino cambio de eventos hizo que la expresión de Liu Qingtian cambiara. Él lucho frenéticamente, pero encontró que sus dedos estaban adheridos al huevo negro como si estuviera pegado. No importa que tanto lucho, fue incapaz de deshacerse de él. Además, lo que le hizo sentir terror fue que la Energía Espiritual dentro de su cuerpo rápidamente fluía hacia dentro del huevo negro a través de su dedo. 

“¡Maldición!” 

Liu Qingtian dejo salir un aullido de molestia y sus ojos se volvieron crueles. Levanto su espada y corto el dedo que estaba en contacto directo con el misterioso huevo negro. El dedo cayo abajo y sangre se derramo. Liu Qingtian soporto el dolor y desesperadamente se retiro hacia atrás. 

Todos estos eventos sucedieron en un instante. Mu Feng era el que estaba más cerca y claramente vio la escena. Él inmediatamente tembló cuando contemplo al misterioso huevo. Este objeto no estaba debilitado. Fue una fortuna que él fuera detenido por Mu Chen hace poco. De otra manera, él probablemente hubiese pagado un gran precio. 

“¡Gran Hermano!” 

Viendo la desesperada retirada de Liu Qingtian, Liu Zong y los otros se apresuraron a su lado. Sus ojos se crisparon cuando vieron que el dedo de Liu Qingtian fue cortado. 

“¡Sean cuidadosos, esta maldita cosa es un poco extraña!” Liu Qingtian se apresuro en hacer circular su Energía Espiritual, detuvo la sangre de su cortado dedo y dijo con un sombría expresión. 

Liu Zong y los otros asintieron. Parecía que no sería fácil obtener la Novena Ave Infernal. 

Mu Feng también aterrizo en ese momento y se reunió con los hombres del Territorio Mu. Acaricio el hombro de Mu Chen y dijo con una sonrisa amarga: “Suerte que me advertiste rápidamente.” 

Los ojos de Mu Chen se volvieron serios. Sus ojos continuaban fijos en el misterioso huevo negro encima del cráter. Entonces, dijo suavemente: “Papá, se cuidadoso. Siento que algo está mal.” 

Mu Feng también asintió, La Novena Ave Infernal no era una ordinaria Bestia Espiritual. Era una súper existencia que estaba clasificada Once en la Clasificación Tierra del Registro de Bestias Miríada. Comparado con la Novena Ave Infernal, su Ave Dragón de Fuego no tenía ningún valor. 

La atmosfera repentinamente se volvió extraña. Los dos grupos de hombres, que estaban originalmente peleando una batalla de vida o muerte mientras se rehusaban a dejar al otro obtener la más mínima ventaja, repentinamente no se atrevían a actuar. Ellos sólo contemplaban vigilantemente y avariciosamente al misterioso huevo negro. 

Una brisa soplo en de la lejanía y relajo la tensa atmosfera un poco. 

Los ojos de Mu Chen también estaban fijos en el misterioso huevo negro. No obstante, sus ojos repentinamente se volvieron fríos. Esto era debido a que descubrió que él los misteriosos grabados en el huevo negro repentinamente empezaron a brillar. 

Una extraña fluctuación tranquilamente nació desde dentro y se emitía hacia afuera.



Capitulo 62 – Un cambio Inusual 



Fizzzz. 

El misterioso huevo negro flotaba encima del cráter del volcán negro. En este momento, un par de los grabados oscuros se levantaron de la superficie del huevo negro. Cuando estos grabados de luces emergieron, todos fueron capaces de sentir que la Energía Espiritual dentro del mundo repentinamente se volvió extremadamente violenta. 

Mu Feng y todos los otros miraron solemnemente esta escena. Él podía sentir el incansable movimiento de la Energía Espiritual dentro del mundo. Un poco de incomodidad surgió a través de sus ojos. Esta situación estaba ligeramente más allá de sus expectativas. 

De la imagen que obtuvo de la pieza de bronce, la Novena Ave Infernal debería haber estado en un estado muy débil después de fallar en evolucionar. No obstante, de la forma que el misterioso huevo le cortó el dedo Liu Qingtian, parecía que este objeto no era algo que ellos sólo pudieran agarrar como pensaron. 

“Sean cuidadosos.” 

Mu Feng dijo en voz baja: “Si la situación se sale de control, nosotros inmediatamente nos retiraremos. Nos rendiremos en tomar la Novena Ave infernal.” 

Zhou Ye y los otros fueron ligeramente sorprendidos cuando escucharon esto. No obstante, viendo la seria expresión de Mu Feng, ellos asintieron. Resultaba evidente que ellos notaron que algo estaba mal. 

La mirada de Mu Chen estaba también fija constantemente en el misterioso huevo en el cielo. La Novena Ave infernal era demasiado poderosa. Aunque ellos no sabían el nivel que la Novena Ave Infernal había alcanzado después de fallar en evolucionar, definitivamente sobrepasaba la fuerza de la Etapa Espíritu. 

Y la Novena Ave Infernal que poseía esta fuerza probablemente sería algo que nadie podría someter incluso si solo posee un 50% de su poder. 

No muy lejos, los hombres del Territorio Liu también contemplaban al misterioso huevo negro encima del volcán como si ellos se hubiesen reunido con un gran enemigo. La cara de Liu Qingtian se volvió extremadamente sombría. Por otra parte, la cara de Liu Mubai se volvía roja y azul alternativamente. Si no hubiese sido por sus palabras de hace poco, Liu Qingtian probablemente no lo habría frenéticamente agarrado. Además, en el momento crítico, Mu Chen decidió gritar algo completamente diferente que él y salvo a Mu Feng. Después de comparar sus acciones, su hermosa cara se volvió roja y fue llenada con odio. 

“Gran Hermano, ¿estás bien?” Liu Zong y Liu Ming contemplaron donde el dedo de Liu Qingtian fue cortado y preguntaron preocupados. Si algo fuera a sucederle a Liu Qingtian, sería un severo golpe para el Territorio Liu. 

Liu Qingtian sacudió su cabeza con una sombría expresión. Sus ojos se mantenían fijos en el cielo y no pestaño en lo absoluto. 

“Todos ustedes debe mirarlo. ¡No quiero retornar con las manos vacías esta vez!” Liu Qingtian dijo con una voz deprimente. Cuando los hombres del territorio Liu escucharon esto se apresuraron a asentir. 

Bajo la intensa mirada de ambos grupos, la luz de los grabados del misterioso huevo negro gradualmente empezó a brillar más en el aire. Además, siguiendo un ritmo, se iluminaban y oscurecían como si estuvieran respirando. 

Fizz. 

Cuando la luz de los grabados brilló, el misterioso huevo negro tembló. Entonces bajo la mirada de sorpresa de todos, la luz negra eructo fuera del huevo negro. 

El cielo inmediatamente se volvió oscuro. Parecía haber causado que el día se vuelva en noche. Este cambio hizo que la cara de todo el mundo cambie. 

¡Grito! 

Justo cuando la oscuridad envolvió el lugar, un claro grito resonó. 

Este fuerte grito parecía haberse vuelto ondas de sonido y se esparció hacia las afueras antes de desvanecerse más allá de sus campos visuales. 

Mu Chen contemplo a la luz negro que envolvía el cielo. Repentinamente salto y un poco de incomodidad apareció. “¡Algo está mal! 

La cara de Mu Feng repentinamente cambio. Apretó su puño y dejo salir una aterrorizada expresión: “¡La Energía Espiritual dentro de nuestros cuerpos rápidamente está desapareciendo!” 

Después de decir esto, la expresión de Zhou Ye y los otros cambio. Ellos apresuradamente inspeccionaron sus cuerpos. Como esperaban, la Energía Espiritual dentro de sus cuerpos estaba desapareciendo anormalmente. 

¡Era como si algo estuviera succionando la Energía Espiritual dentro de sus cuerpos salvajemente! 

Después de escuchar el grito de Mu Feng, el corazón de Mu Chen salto. Él solo estaba en la Etapa del Movimiento Espiritual Ultima Fase, así que él no era tan sensitivo sobre la pérdida de su Energía Espiritual. En cambio, Mu Feng y los otros en la Etapa Espíritu son más sensitivos que la mayoría. 

“¡Es debido al huevo negro!” Mu Chen dijo en voz baja. En ese momento, el misterioso huevo era la única cosa que podía explicar esta extraña escena. 

No muy lejos, los hombres del Territorio Liu también entraron en una conmoción y sonidos de exclamación resonaron interminablemente. Era evidente que ellos detectaron la extraña situación. 

“Lord Territorial, ¿Qué debemos hacer?” Duan Wei pregunto rápido, si esto continuaba, la Energía Espiritual dentro de sus cuerpo sería completamente agotada. ¿Entonces cómo se irán de la Ciénaga Espeluznante Negra? 

Los ojos de Mu Feng cambiaron rápidamente y apretó sus dientes: “¡Retirada, nos retiramos!” 

Esta situación aquí era demasiada extraña. Mu Feng entendía que el viaje esta vez fue demasiado temerario. ¿Justo que tipo de existencia es la Novena Ave Infernal? Incluso si fallaba en evolucionar y estaba en un estado muy débil, ¿Cómo sería posible para ellos fácilmente obtener tal ganancia con su fuerza? 

En este momento, no había más uso para la codicia. No importa que tan precioso era el tesoro, seria inservible si no pudieran proteger sus vidas. Por lo tanto, Mu Feng actúo decisivamente y los lidero lejos. 

¡Bang! 

No obstante, justo cuando Mu Feng dejo salir la orden de retirada, el suelo parecía temblar como un terremoto. 

“¡Lord Territorial, mire rápidamente!” 

Una voz llena de horror repentinamente resonó. Mu Feng, Mu Chen y los otros a toda prisa levantaron la vista y miraron detrás de ellos. Ellos vieron varias luces emerger desde dentro de la Ciénaga Espeluznante Negra. Las luces eran todas poderosas Bestias Espirituales. ¡A la cabeza, había al menos una docena de Bestias Espirituales Alto Rango! 

Estas Bestias Espirituales estaban apresurándose hacia esta dirección locamente. La escena de docenas de bestias apresurándose hizo a Duan Wei y los otros palidecer. 

Mu Chen no pudo evitar aspirar el frio aire. ¿Qué es esta situación? ¿Podría ser que todas las Bestias Espirituales dentro de la Ciénaga Espeluznante Negra vinieron aquí? 

“¡Rápido y esquiven!” 

Los ojos de Mu Feng se crisparon, suprimió el horror que sentía y los lidero a un acantilado. Contra tal cantidad de bestias apresurándose, incluso una potencia en la Etapa Espíritu tendría que esconderse. Cuando Mu Feng y los otros se apresuraron a salir del camino de las bestias, el Territorio Liu también descubrió esta escena. Muchos de sus hombres perdieron el poder en sus piernas. Esta formación era definitivamente demasiado terrorífica. 

Liu Qingtian estaba también impactado. Por suerte, no perdió el control y llevo sus hombres lejos. Ellos no se atrevieron aparecer en frente de las bestias apresurándose. 

Los dos grupos estaban separados por algo de distancia y no se atrevieron a hacer ningún sonido. Ellos cuidadosamente se agacharon y contemplaron al grupo de Bestias Espirituales dirigiéndose hacía esta dirección en la distancia. 

Mu Chen fijo su mirada en las Bestias Espirituales mientras estas se dirigían hacia allá. Sus ojos inmediatamente se volvieron serios y noto que signos de locura aparecieron en los ojos de las Bestias Espirituales. Parece que algo misterioso las había vuelto locas. 

Mu Chen frunció el ceño y finalmente pensó en el esqueleto del Usuario de Insectos Espirituales. Él se volvió más cuidadoso con la Novena Ave Infernal. Parece que no era simple en lo absoluto. 

La manada de bestias trajo mucho polvo y se dirigió hacia dentro de la cuenca. Los densos huesos que estaban allí anteriormente fueron destrozados bajo sus pies. No obstante, ellos lo ignoraron y se dirigieron en dirección del misterioso huevo encima del cráter. 

Mu Chen miro a la manada de bestias y observo como ella se dirigían dentro de la cuenta hacia el misterioso huevo. Entonces, sus ojos se entrecerraron cuando presencio la luz del grabado de ave negra en el misterioso huevo gentilmente revolotear sus alas como si estuviera renaciendo por sí misma. 

El originalmente oscuro cielo se volvió incluso más oscuro. 

¡Grito! 

Otro claro grito fue emitido como el sonido de una onda negra nuevamente. Esta onda de sonido era tan gentil como el fluir del agua y se esparció hacia la alocada manada de bestias galopando en su dirección. 

El cielo y la tierra parecían haber vuelto completamente silencioso en ese momento. 

Mu Chen salvajemente inhalo aire frio. Un poco de incredulidad surgió de sus negros ojos. Esto era debido que vio a las Bestias Espirituales inmediatamente congelarse cuando fueron afectadas por la onda de sonido negra, ya sean Bestias Espirituales Alto Rango o Bestias Espirituales Bajo Rango. Entonces, su carne se destripo y revelo densos huesos que estaban en posición de correr mientras estaban parados dentro de la cuenca. 

Mu Chen intercambio miradas con Mu Feng. Ambos vieron incredulidad dentro de los ojos del otro. Después, ellos pensaron sobre los huesos que ellos vieron cuando llegaron. Así que los huesos blancos aparecieron así… 

En otras palabras, esta no era la primera vez que esta situación ocurría.



Capitulo 63 – La Divina Nube de Trueno Negro 



La onda de sonido negro gentilmente se propago hacia las afueras de la cuenca negra. Cuando la onda de sonido negra paso, todas las Bestias Espirituales inmediatamente se volvieron densos huesos. Ni un simple rastro de sangre quedo en los huesos. 

Mu Chen y los otros contemplaron esta escena, aturdidos. Entonces, ellos se estremecieron dado que esta escena era demasiado anormal. 

Swish. 

Una densa luz surgió fuera de las Bestias Espirituales que se volvieron huesos y formaron una arcoíris de luz cuando volaron a través del cielo hacia el misterioso huevo negro encima del cráter. 

Fizz. 

Y mientras encaraban la densa luz del arcoíris llena con Energía Espiritual, el misterioso huevo negro también soltó una luz negra. Entonces, succiono todas las luces del arcoíris como un pozo sin fondo. 

El arcoíris de luces interminablemente se levantaba desde dentro de los cuerpos de las Bestias Espirituales. Bajo ese brillo, ellos entregaron sus vidas. 

Por otra parte, la cosa más terrorífica era que las Bestias Espirituales observaron esta terrorífica escena sin nada de pánico. Un indicio locura estaba dentro de sus ojos escarlatas. Era como si ellos estuvieran volando hacia el fuego, sin embargo ellos parecían sentir gloria en sus acciones. 

Este extraño contraste hizo que Mu Chen se estremeciera. Entonces, contemplo al misterioso huevo negro que estaba interminablemente tragando el arcoíris de luces dentro del cielo. Esto método había sobrepaso por mucho la inteligencia de todas las Bestias Espirituales que Mu Chen había visto antes. Era incluso más cruel y astuta que un humano. 

“Ese huevo negro esta probablemente formado por la Novena Ave Infernal…” La cara de Mu Feng se volvió seria cuando contemplo asustado al huevo negro absorbiendo muchos arcoíris en el cielo. 

Las Bestias Espirituales en la Ciénaga Espeluznante Negra parece ser un proveedor de enormes cantidades de Energía Espirituales para la Novena Ave Infernal…” Mu Che hablo rápidamente. 

Mu Chen asintió y dijo: “Además, no es la primera vez que una escena similar a esta ocurre. Durante estos años, numerosas Bestias Espirituales en la Ciénaga Espeluznante Negra se han convertido en huesos entregando toda su Energía Espiritual a la Novena Ave Infernal.” 

“Las Bestias Espirituales en el Ciénaga Espeluznante Negra…” La cara de Mu Feng se volvió extraña cuando dijo: “Parece que fueron criadas por la Novena Ave Infernal. Les dejo crecer y engordar para que después la Novena Ave Infernal los masacrara para extraer su Energía Espiritual.” 

Al lado, Duan Wei y todos los otros temblaron cuando ellos escucharon esto. Si esto fuera hecho por un humano ellos no se sorprenderían tanto. No obstante, este escenario fue planeado por una Bestia Espiritual que era considerablemente poderosa. 

“Y… quizás la pieza de cobre que obtuvimos fue también su intención. Uso eso para atraer algunos codiciosos humanos aquí para absorber la Energía Espiritual fuera de sus cuerpos.” Mu Feng dijo con una sonrisa amarga y dijo: “Ahora mismo no piensa altamente de nosotros. De otra manera, siento que no terminaríamos mejor que las Bestias Espirituales.” 

La cara de Zhou Ye se volvió pálida. Si todo esto fue planeado por la Novena Ave Infernal, entonces sería demasiado terrorífico… 

Mu Chen también suspiro. Sabía que lo que su padre decía era seguramente verdad. Habían probablemente muchos humanos que vinieron a este lugar como el esqueleto con el que se reunió en la Ciénaga Espeluznante Negra debido a la codicia por los pasados años. No obstante, el esqueleto fue ligeramente afortunado dado que se las arreglo para escapar. No obstante, él aun así murió debido a que las lesiones eran muy severas. 

“Entonces ¿qué deberíamos hacer ahora?” Duan Wei y los otros limpiaron el sudor frio de sus frentes. Aun así esta fue la primera vez para ellos reuniéndose con tal terrorífica Bestia Espiritual. El terror no era por su fuerza, sino de los astuta y despiadada que era igual como un humano. 

“¡Retirada!” 

No había ni la más mínima duda en la voz de Mu Feng: “Ni si quiera piensen en la Novena Ave Infernal. Nadie en el Reino Espiritual del Norte es capaz de capturar esta existencia. ¡Debemos retirarnos inmediatamente mientras su atención está concentrada en las Bestias Espirituales!” 

“¡Sí!” 

Duan Wei y los otros dejaron salir un suspiro de alivio cuando escucharon esto. Ellos no podían ver ninguna esperanza en esta bizarra situación. Sería una sabia decisión para ellos dejar este lugar tan pronto como fuera posible. 

Mu Feng parecía haber tomado la decisión de rendirse sobre la Novena Ave Infernal. Después que dio la orden, sacudió sus manos. Un grupo de hombres tranquilamente escalaron el acantilado y cuidadosamente se dirigieron fuera de la cuenta negra. 

“¡Gran Hermano, las personas del Territorio Mu se están retirando!” El Territorio Liu estaba consciente de los movimientos del Territorio Mu y Liu Ming grito rápidamente. 

“¡Olvídense de ellos!” Liu Qingtian dijo ruidosamente: “Algo está mal con la actual situación. Nos sentiremos más seguros si ellos se van dado que no tendremos que mantenernos alerta contra ellos.” 

“Entonces, nosotros…” Liu Ming dudo por un momento. De hecho, él estaba terroríficamente asustado cuando presencio la escena en frente de él. El misterioso huevo negro era demasiado bizarro y sus instintos le decían que sería más inteligente para él irse los más lejos posibles. 

“¡Sólo esperen un poco más!” 

Signos de lucha podían ser vistos dentro de los ojos de Liu Qingtian. No obstante, él aun así apretó sus dientes y dijo estas palabras. La tentación era demasiado grande. Si él fuera capaz de obtenerla, incluso si la posibilidad fuera extremadamente pequeña, ¡él inmediatamente se volvería el Lord del Reino Espiritual del Norte! 

Liu Ming y Liu Zong intercambiaron miradas y asintieron. Ellos se habían preparado por un largo tiempo para este plan. Si ellos fueran a irse ahora, ellos no estarían dispuestos a aceptarlo. 

Justo cuando el Territorio Mu estaba tranquilamente retirándose y el Territorio Liu estaba renuente a rendirse, miles de Bestias Espirituales en la cuenca negra se volvieron hueso por la onda de sonido negra. 

Hu. 

Los números arcoíris de luz en el cielo silbaron y eventualmente todos ellos fueron succionados dentro del misterioso huevo negro. Cuando el último arcoíris de luz fue absorbido, el mundo parecía haberse inusualmente tranquilo. 

Crack. 

Durante este silencio, un repentino sonido de algo agrietándose sonó. Era ruidoso, pero el Territorio Liu y Mu parecía haber sido impacto por un relámpago. Entonces, todos sus ojos se mantuvieron fijos, llenos de miedo, en el Misterioso huevo negro. Ellos podían ver que sutiles grietas emergían en la superficie del huevo negro. 

Cuando las gritas surgieron, una flama negra apareció y envolvió el misterioso huevo negro completamente. Cuando la bizarra flama negra salió, el aura espiritual en el mundo parecía mostrar signos de estar hirviendo. 

“Esta es…” Sudor frio parecía caer lentamente de la cara de Mu Feng. Su voz se volvió ronca cuando dijo: “La Novena Ave Infernal está saliendo.” 

¡Li! 

Justo cuando termino de decir esas palabras, un grito resonó en el mundo del misterioso huevo negro. Una flama negra inmediatamente envolvió el cielo como una tormenta. 

Las gritas en la superficie del huevo negro estaban concentradas en toda la superficie. Entonces con un sonido crujiente estallo. 

Cuando la flama negra aumentaba violentamente, Mu Chen y los otros estaban algo impactados cuando vieron de alas negras que podía cubrir una montaña dentro de las flamas. 

Las flamas negras continuaban quemando el cielo. Mu Chen y los otros podían vagamente ver una gigantesca sombra dentro de la monstruosa flama. Era un cuerpo estirado elegantemente como si estuviera renaciendo del Nirvana como el Ave Fénix de las flamas. 

Una horripilante presión de Energía Espiritual también fue emitida. Causo que el Aura Espiritual dentro del mundo hirviera. 

“¿Es esta la Novena Ave Infernal?” 

Mu Chen observo en shock a la masiva criatura alargando su cuerpo elegantemente en las monstruosas flamas negras. Aunque él no era capaz de ver su apariencia claramente, el contorno ya era algo que se sentía increíble. 

“Esta fluctuación…” 

Mu Feng mantuvo un ojo cerca de los vagos contornos e inmediatamente trago. ¡Esta presión de Energía Espiritual probablemente no era algo con lo que una potencia en la Etapa de los Tres Cielo pudiera compararse! 

Ellos en realidad habían deseado captar esta clase de existencia. Eso era verdaderamente ridículo. 

“¡Apresúrense y corran!” 

Mu Feng inhalo profundamente. Dejo salir un grito y se preparo para retirarse sin importa qué. 

¡Retumbar! 

No obstante, justo cuando Mu Feng ordeno a sus hombres a retirarse, sonidos de trueno resonaron en el cielo. Ellos miraron hacia arriba y se congelaron. Una nube de trueno negro abruptamente se reunió encima de las flamas negras en el cielo. Además, ellos podían débilmente sentir que había un dragón relámpago negro tranquilamente surgiendo desde dentro de la nube de trueno. 

Una destructiva energía fue emitida fuera de la nube de trueno negra, 

“¿Esta es la… Divina Nube de Trueno Negra?” 

Mu Feng contemplo a la nube de Trueno Negra y sus ojos inmediatamente se entrecerraron. No pudo evitar decir esas palabras cuando suprimió el terror dentro de su voz. 

“¿La Divina Nube de Trueno Negro?” Mu Che estaba aturdido. 

Mu Feng inhalo profundamente y suprimió el impacto dentro de su corazón cuando murmuro: “La Novena Ave Inferna… en realidad no se ha rendido aun. ¡Está tratando de evolucionar!”


 Anterior - Indice - Siguiente

5 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top