Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 161

Traducción al español: Valvrave.


Capítulo 161: Luchando contra bestias mágicas de clase 5

Al ver como Jian Chen continuaba acercándose, las dos bestias mágicas de clase 5 fatigadas se enfurecieron aún más.
Si estuvieran en plenas condiciones, naturalmente ni prestarían atención a un Maestro Santo pico, pero en este momento no lo están. Después de tal frenética batalla, ambas estaban claramente muy heridas y no podían hacer nada. Incluso sus energías interiores se habían agotado completamente. En tales estados, un Maestro Santo, o incluso un Gran Santo podría llegar a ser capaz de matarlas.
Las dos bestias mágicas lucharon por un instante, tratando de ponerse en pie. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, ni siquiera fueron capaces de realizar esta tarea sumamente sencilla.
Viendo esta lamentable escena, el corazón de Jian Chen que estaba que se le salía, finalmente empezó a calmarse un poco. Sin embargo, continuó en alerta por si acaso sucedía algo.
Caminando acercándose más y más a las bestias mágicas, Jian Chen llegó rápidamente a 30 metros de ambas. Ahora que estaba aún más cerca, la alerta de Jian Chen era mucho mayor.
“¡Hou!” En ese momento, la bestia mágica con forma de perro de color blanco como la nieve empezó a gruñir una vez más. Una gran cantidad de energía se concentró en su boca comprimiéndose formando una esfera de energía mientras advertía a Jian Chen con sus ojos.
La otra bestia mágica con forma de vaca miraba fijamente a Jian Chen cuando las alas en su espalda comenzaron a sacudirse emanando una fuerte cantidad de energía de las mismas.
Jian Chen que seguía avanzando comenzó a titubear mientras evaluaba las dos bestias mágicas heridas analizando las circunstancias. Viendo como las dos reunían energía, sintió que estaban listas para tomar medidas si seguía acercándose.
Jian Chen había empezado a dudar, a pesar de ver lo heridas que estaban estas dos bestias mágicas, todavía emitían una fuerte cantidad de presión sobre él. Justo levemente, Jian Chen pudo detectar una extremadamente peligrosa cantidad de Qi irradiando desde las dos bestias mágicas de clase 5.
Las dos bestias mágicas y Jian Chen se miraron nerviosamente entre sí, justo antes de que el cuerpo de Jian Chen de repente se tambaleara y en un instante desapareciera en un borrón. Se lanzó rápidamente hacia el perro blanco como la nieve con una gran cantidad de Fuerza Santa estallando desde su interior mientras llevaba su velocidad al límite.
Cuando Jian Chen salió disparado, los 30 metros entre él y las bestias mágicas se redujeron a 0 en una fracción de segundo. Justo cuando Jian Chen se acercaba a la bestia mágica con forma de perro, su brazo derecho realizó un suave movimiento bajo apuñalando con su Espada Viento Ligero hacia su vientre reforzando el golpe con una afilada cantidad de Espada Qi.
“¡Hou!” La bestia mágica de clase 5 no era más lenta que Jian Chen, y en el momento en que él llegó junto a ella, la esfera de energía que había reunido dentro de su boca fue lanzada a una velocidad enorme hacia el pecho de Jian Chen.
En ese momento, Jian Chen llevó atrás su espada e inmediatamente trató de esquivarla con una enorme cantidad de esfuerzo, haciendo que la esfera de energía pasara volando por su lado.
Por desgracia la esfera de energía viajaba demasiado rápida. A pesar del esfuerzo de Jian Chen por esquivar la esfera, no fue capaz de evitar por completo recibir daño. Originalmente la esfera iba directamente hacia el pecho de Jian Chen, pero debido a que movió su cuerpo, había golpeado con firmeza en su hombro izquierdo.
“¡Pum!”
La esfera de energía era solamente del tamaño de un pequeño puño, pero la cantidad de energía que contenía era aterradora. Como resultado, cuando la esfera explotó en el hombro izquierdo de Jian Chen, todo su cuerpo salió volando hacia atrás.
Después de volar 10 metros por los aires, Jian Chen se estrelló contra el suelo y rodó dolorosamente antes de lentamente llegar a detenerse. Su rostro comenzó a sacudirse y sangrar mientras sentía una intensa cantidad de dolor viniendo de su hombro izquierdo.
La ropa alrededor del hombro de Jian Chen había sido totalmente destrozada a causa de la esfera de energía. Al mismo tiempo, toda la parte superior de su cuerpo agonizaba puesto que su hombro izquierdo había sido mutilado hasta el punto de que sus huesos podían ser vistos y la sangre fluía libremente desde su herida.
Jian Chen trató de aguantar la intensa cantidad de dolor en su hombro izquierdo, ya que incluso moverse era un tormento. De pie dolorosamente, los ojos de Jian Chen miraron hacia la bestia mágica con forma de perro.
Después de que la bestia mágica atacara, la expresión de esta se había marchitado mientras el brillo de sus ojos se atenuaba. Al parecer, con ese ataque había utilizado hasta la última parte de su energía por lo que actualmente estaba aún más fatigada que antes.
A pesar de que el ataque había causado una seria cantidad de daño a Jian Chen, no había afectado demasiado a sus movimientos. En un pequeño borrón, Jian Chen se lanzó hacia la bestia mágica una vez más con Espada Viento Ligero y listo para golpear con Espada Qi.
“¡Keng!”
Justo cuando la Espada Viento Ligero arremetía, un borrón de color blanco golpeó con firmeza contra la hoja de la Espada Viento Ligero desviándola de su trayectoria original y haciéndola apuñalar en nada más que aire. Inmediatamente, Jian Chen miró hacia la mancha pero no fue capaz de averiguar exactamente lo que había bloqueado su espada antes de sentir otra fuente de dolor en su pecho.
“Deng, deng, deng…”
La feroz cantidad de ataques sobre Jian Chen le hizo tropezar unos pasos hacia atrás cuando sintió un dolor ardiente en el pecho. Inclinando la cabeza hacia abajo, vio que su pecho pecho se había vuelto de un rojo muy profundo y la sangre comenzaba a gotear del mismo.
Forzosamente tragando la sangre en su garganta, Jian Chen miró hacia la bestia mágica de clase 5 en el suelo solo para ver una larga cola balanceándose débilmente tras ella. Fue esta cola la que acababa de atacar a Jian Chen.
“Mmm, no me imaginé que encontraría tal fuerte resistencia contra estas bestias mágicas de clase 5, pero hoy definitivamente tomaré sus núcleos profundos.” Jian Chen se mordió el labio antes dejar que la Espada Viento Ligero se separara de su mano y volara hacia la bestia mágica.
Contra tal rápida Espada Qi, la bestia mágica de clase 5 fue incapaz de esquivar y solo pudo tratar de aguantar el ataque.
La Espada Qi salió disparada con precisión hacia una de las heridas de la bestia mágica, haciendo que todo el cuerpo de la misma temblara. Sin ninguna vacilación en los movimientos de Jian Chen, avanzando con su Espada Viento Ligero, su arma golpeó a la bestia en la garganta.
“¡Pch!”
Esta vez la bestia mágica con forma de perro ya había agotado toda su energía hasta el punto que incluso no podía mover ni su cola.

La Espada Viento Ligero sin ninguna obstrucción se clavó profundamente en la garganta de la bestia mágica. Entonces, la espada se deslizó directamente a través de su cuello hasta el suelo bajo la misma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.