Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 193

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.


Capítulo 193: Enfrentándose a un Maestro Santo Terrenal


“Señor, ¿podría ser que también esté tras mis núcleos de monstruo de clase 5?”. La voz de Jian Chen resonó a través del lugar.
“Heh, aunque un núcleo de monstruo de clase 5 es ciertamente valioso, no tengo interés en él. Wu Yun, deseo tu habilidad de batalla, dámela, y no te daré más problemas”. El anciano respondió desde atrás, su voz era fuerte y clara.
En el tiempo que se tarda en tomar dos respiraciones, el anciano, que estaba a 5 kilómetros detrás de Jian Chen, ahora estaba a 4 kilómetros.
Viendo la velocidad terroríficamente rápida del anciano, la cara de Jian Chen se puso seria, dejó de vacilar, saltó de su montura y comenzó a correr. Aunque esto usara Fuerza Santa, montar una bestia mágica era mucho más lento que correr. Si continuaba montando la bestia mágica, entonces el anciano acabaría atrapándolo.
Jian Chen continuó corriendo a toda velocidad a pesar de sentir el intenso dolor de la herida en la espalda que le hicieron anteriormente. Mientras su corazón se retorcía del dolor, sus músculos también temblaban, causando que su cara se volviera aún más pálida. En su frente, comenzaron a formarse gotas de sudor.
Si solo fuera un simple corte en la espalda, Jian Chen no se sentiría tan angustiado. Sin embargo, ahora que su cuerpo se estaba moviendo tan violentamente, la herida en su espalda estaba constantemente siendo forzada, desgarrándose y estirándose, causando que una oleada tras otra de dolor pusiera a prueba sus nervios.
Jian Chen no pudo evitar sentir el dolor de su herida en la espalda mientras corría hacia delante lo más rápido posible. Aunque él no había peleado con este anciano aún, había sentido en éste un peligro sin precedentes.
El anciano tras él era sin lugar a dudas más fuerte de lo que podía imaginar.
Viendo a Jian Chen correr aún más rápido, el anciano persiguiéndolo no pudo evitar burlarse:
“Wu Yun, sólo estás desperdiciando tu energía, no puedes escapar de mí”. Con eso, el anciano también comenzó a aumentar su velocidad y voló acercándose a Jian Chen.
Cuatro kilómetros…
Tres kilómetros…
Dos kilómetros…
El anciano era increíblemente rápido. En un instante había acortado la distancia de cinco kilómetros a un solo kilómetro. Incluso con Jian Chen yendo lo más rápido que podía, no fue suficiente para deshacerse de este anciano.
Con toda la Fuerza Santa que usó para ayudar en su huida, él ya se encontraba en un estado críticamente bajo. Finalmente, el anciano estaba a menos de 500 metros; al final, Jian Chen solo pudo detenerse y girarse para enfrentarse al anciano.
Viendo a Jian Chen detenerse, el anciano lentamente también redujo su ritmo, antes de detenerse a veinte metros de distancia. Su cara todavía tenía una amable sonrisa, pero sus ojos estaban llenos de una curiosa y sorprendida mirada hacia Jian Chen.
“Ah, Wu Yun probablemente no es tu nombre real, pero eso no me importa. Sin embargo, ser capaz de matar a 30 Gran Maestros Santos con solo la fuerza de un Maestro Santo Pico, realmente me asombró”. La cara del anciano tenía una pequeña sonrisa en él. Oyendo la amable voz del anciano, Jian Chen frunció el ceño. El sonido de su voz le era vagamente familiar, pero no tenía ni idea de donde la había oído.
Entonces, la mente de Jian Chen se iluminó cuando repentinamente recordó a una persona. Dijo en voz baja:
“Anciano, si adivino correctamente, tú eres del clan Harido de Ciudad Loess”. Jian Chen tenía una profunda impresión del clan Harido, ya que ellos eran unos de los clanes del top 10 que habían aparecido dentro de la Casa de Subastas Fénix Celestial. El clan Harido era el clan que había pujado por el primer cuerpo de bestia mágica clase 5, sin haber tenido competencia por él. Al final, el clan Harido sólo había gastado 10.000 monedas púrpuras por un solo cuerpo de bestia mágica.
Desde ese momento, Jian Chen sabía claramente que el clan Harido tenía una terrorífica cantidad de poder. Incluso los clanes alejados del clan Harido estaban asustados del poder de este clan.
El anciano asintió con su cabeza:
“Así es, este anciano es parte del clan Harido. Wu Yun, sólo deseo esa habilidad de batalla que tienes; los dos núcleos de monstruo clase 5 no me importan.
Viendo el brillo en los ojos de Jian Chen, el anciano resopló y continuó:
“Wu Yun, deberías entregarme la habilidad de batalla. Este anciano no será tan fácil de tratar como esos Gran Maestros Santos. Contra un Maestro Santo Terrenal, no tienes escapatoria con tu fuerza en el Maestro Santo Pico.”
‘¡Maestro Santo Terrenal!’. Oyendo eso, Jian Chen jadeó. Aunque él anteriormente había supuesto que la fuerza del anciano era la de un Maestro Santo Terrenal, eso sólo había sido una suposición. Ahora que el anciano lo había confirmado personalmente, podía confirmar que estaba en lo cierto. Este anciano frente a él era verdaderamente un Maestro Santo Terrenal.
Tomando otra respiración, Jian Chen rápidamente se calmó.
“Señor, si yo te dijera que no tengo ninguna habilidad de batalla, ¿me creerías?”
La sonrisa del anciano se congeló de repente mientras sus ojos se volvían fríos y una pequeña intención de matar salía de ellos.
“Wu Yun, mi paciencia tiene un límite. No tengo mucho tiempo para pelearme contigo, así que date prisa y entrégame la habilidad de batalla. De otra forma, te forzaré a sacarla”. Con esto, la voz del anciano se detuvo momentáneamente mientras una pequeña muestra de desprecio se mostraba en su cara.
“Si tú realmente no tienes una habilidad de batalla, me es indiferente, vendrás conmigo al clan Harido y me la entregarás por escrito. También escribirás como puedes controlar tu Arma Santa para volar en el aire.”
Oyendo al anciano, el corazón de Jian Chen se sobresaltó. No tenía ningún margen para actuar aquí, a menos que él entregara la habilidad de batalla, este anciano Maestro Santo Terrenal no dejaría que se fuera de este lugar. En esta situación, solo una pelea a muerte sería la mejor vía de escape para dejar este lugar con vida.
En el fondo, Jian Chen sabía que incluso si este anciano quería matarlo, no se atrevería a hacerlo antes de conseguir la habilidad de batalla. Esto hizo que Jian Chen se sintiera realmente impotente, él no tenía una habilidad de batalla después de todo, los otros habían confundido su Ley de Espada Ziqing con una habilidad de batalla.
Habiendo tomado una decisión, Jian Chen no dudó por más tiempo. Sus piernas pisaron bruscamente el suelo enviando rápidamente su cuerpo volando hacia atrás.
Viendo las acciones de Jian Chen, el anciano mostró una cara de desdén mientras que él también, simultáneamente, voló hacia la dirección de Jian Chen con ambas manos extendiéndose hacia el cuello de Jian Chen.
La Espada Viento Ligero apareció instantáneamente en la mano de Jian Chen. Contra este Maestro Santo Terrenal, Jian Chen no se podía contener. Tendría que usar su mejor baza escondida, la Espada Espiritual.

La Espada Viento Ligero se convirtió en un relámpago plateado. Un chillido perforante se oyó mientras perforaba a través del aire hacia el Maestro Santo Terrenal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.