Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 207

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 207: Conflicto con una bestia gigante


A medida que los temblores en el suelo se hacían más evidentes, cada uno de ellos se ponía más y más serios mientras intentaban encontrar que era exactamente lo que causaba los temblores.
Todos los Mercenarios Espíritus Leales agarraron sus armas mientras miraban hacia adelante. Oían sonidos viniendo desde delante, pero aun no podían ver nada. Cada uno de los mercenarios sabía que si lo que Jian Chen había dicho sobre lo de la bestia mágica era cierto, entonces, de hecho, se trataba de una bestia mágica fuerte.
“¡Todos, tened cuidado, si no podemos pelear, prepararos para escapar!”
Gritó Hudolf con un tono serio
Justo entonces, un hombre con una túnica cara y una cara de aspecto débil apareció detrás y se movió al lado de Hudolf.
“Capitán Hudolf, ¿qué está pasando? Solo oí algo sobre una bestia mágica en el camino, ¿es cierto?”
Señor Hari, deberías regresar por ahora, aún no sabemos si estamos a salvo, pero en base al movimiento de en frente, o es un grupo de mercenarios montados o una gran cantidad de bestias mágicas. Y no solo una bestia mágica.”
La voz de Hudolf estaba calmada, pero su expresión era extremadamente seria.
“¿Se puede salvar la mercancía?”
Preguntó el hombre de aspecto débil.
“Es difícil de decir” Hudolf sacudió su cabeza,
“Señor Hari, por ahora deberías prepararte para correr. En caso de que haya un gran grupo de viajeros, entonces no será tan malo. Pero si es una sola bestia mágica… Entonces, señor Hari, deberías de saber el resultado.”
“Ai…”
Escuchando las palabras de Hudolf, el hombre solo podía suspirar pesadamente. Esa mercancía era suya y los Mercenarios Espíritus Leales eran el grupo que había contratado para protegerla hasta llegar a Ciudad Despertar. Si la mercancía que transportaban se perdía, entonces, no sería capaces de compensar las pérdidas, ya que todo su inventario de bienes había sido comprado con todos los ahorros del hombre.
Jian Chen se sentó con las piernas cruzadas en la caravana con sus ojos centrados hacia el frente. Sin embargo, comparado con los demás, estaba mucho más calmado. No se podía ver ni un solo rastro de pánico en su rostro.
En ese momento, se podía ver una pequeña nube de polvo desde más allá del horizonte. La nube de polvo no se movía demasiado rápido, pero a medida que se movía arriba y abajo, el grupo de mercenarios podía sentir como los temblores en el suelo se hacían cada vez más fuertes. Esos temblores continuaron extendiéndose cada vez más y más lejos en un amplio perímetro de varios kilómetros.
En este punto, finalmente todos pudieron ver que la razón de esa nube de polvo y esos temblores era una bestia mágica.
La cara de todo el mundo se volvió unos tonos más blancos. Si fuera un grupo de personas el que estuviera causando los temblores, entonces podrían ser capazas de dejarlos pasar, o incluso darle algo de dinero para pasar a salvo, pero con una bestia mágica, no había ninguna otra opción más que pelear y pelear.
La gran bestia mágica justo delante de ellos se parecía a un gran gorila de diez metros de altura con pelaje marrón. Se paró a dos patas como un humano y también caminó como uno. Paso a paso, fue hacia ellos
“¡Eso es… es una bestia de guerra…!”
Viendo la gran bestia mágica humanoide, la cara de Hudolf perdió su expresión, y también dejó de fruncir las cejas significativamente.
Una bestia de guerra, como su nombre dice, existía para pelear. No solo su defensa física era terroríficamente fuerte, sino que su fuerza era incomparable y podía derribar las murallas de una ciudad. Estos tipos de bestias mágicas eran conocidos como “Niños de la Tierra”, “Mascotas de la Madre Tierra”, o “Controladores Naturales de la Tierra”. Un solo paso de estas bestias de guerra podía causar temblores en un centenar de kilómetros. Si fuera una bestia de guerra fuerte o un grupo de ellas, podrían derribar las paredes de una ciudad de clase 1 con sus pasos desde una distancia de 10 kilómetros.
A pesar de eso, el ataque de una sola bestia de guerra era patéticamente débil, y tenían una debilidad aún mayor, que era su velocidad.
No había muchas bestias de guerra en el continente Tian Yuan, pero tampoco eran extremadamente raras. Prácticamente todos los países tenían unas cuantas bestias de guerra bajo su mando.
“Capitán, es una bestia de guerra. La defensa es fuerte, pero el ataque es relativamente débil. ¿Qué deberíamos hacer, pelear y forzarlo a huir?”
Un Mercenario Espíritus Leales preguntó.
“No es de extrañar que haya semejante temblor fuerte, ¡era una bestia de guerra! Ya que es una bestia de guerra. Será fácil de tratar.”
Hudolf se rio, “Compañeros, una bestia de guerra no es una gran amenaza para nosotros, vamos a hacerla retroceder a la fuerza.”
“¡Bien!”
Inmediatamente, un grupo de mercenarios saltó de sus monturas y corrió hacia la gran bestia de guerra.
Jian Chen se sentó en la caravana mientras calculaba que probablemente solo había quinientos metros separándolos de la bestia de guerra. Su mente se aceleró mientras intentaba pensar en alguna información buena sobre las bestias de guerra.
“La fuerza de una bestia de guerra está determinada por su tamaño. Una bestia de guerra que ha alcanzado el nivel de clase 6 será de una altura de un centenar de metros. Una bestia de guerra de clase 5 será de alrededor de cincuenta metros de alto, y una bestia de guerra de clase 3 será de unos 10 metros de alto. A juzgar por esta bestia de guerra, es de poco más de diez metros, haciéndola una bestia de guerra de clase 4.”
Murmuró Jian Chen
“La defensa de una bestia de guerra es especialmente fuerte. Incluso un Cañón Mágico sería incapaz de causarle daño. Cuanto mayor fuerza, más terrorífica era su defensa. Sería increíblemente difícil matar una. Incluso el clan dragón en su periodo pico de la era de las bestias mágicas se decía que era incapaz de igualarse a la defensa de una bestia de guerra. No estoy seguro de si puedo penetrar sus defensas con mi fuerza actual.”
“¡Hou!”
Al ver a un grupo de mercenarios cargando hacia ella cómo un grupo de hormigas pequeñas, la bestia de guerra soltó un rugido antes de pisotear fuertemente el suelo.
“¡Bang!”
Cuando el rugido opresor resonó, el suelo alrededor de la bestia mágica comenzó a temblar ferozmente. Una serie de grietas en forma de telaraña recorrió el suelo en todas direcciones. Pronto, el área dentro de un gran perímetro se cubrió de grietas.
El violento temblor del suelo había causado que las caravanas se movieran violentamente. La fuerza era tan grande que incluso Jian Chen no fue capaz de controlarse y cayó al suelo.
“Creakkkk…”
Las caravanas comenzaron a crujir con un sonido doloroso mientras los diversos bienes caían al suelo. No mucho después decenas de caravanas colapsaron.
Este tipo de terremoto no afectó para nada a los Mercenarios Espíritus Leales. El grupo rápidamente llegó a los pies de la bestia de guerra y acuchillaron con determinación el cuerpo de la bestia de guerra con la Armas Santas llenas de Fuerza Santa.
Sin embargo, no dañaron nada a la bestia de guerra gigante. Incluso su pelaje permanecía completamente sin cortes.
“¡Hou!”
La gran bestia de guerra gruñó enfadada. Levantó una de sus grandes patas en el aire antes de estamparla con fuerza hacia la cabeza de un mercenario.

El mercenario se alejó perezosamente y esquivó el pie de la bestia de guerra. Cuando la bestia de guerra estampó su pie fuertemente en el suelo con una cantidad de fuerza aparentemente infinita, toda la zona se sacudió violentamente una vez más. Pero lo que sorprendió a todos fue el hecho de que cuando la bestia de guerra levantó la pierna, no se podía ver que el golpe hubiera dejado ni un solo rastro de un cráter.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.