Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 208

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.


Capítulo 208: El tremendo Qi Espada Violeta y Azul

“La defensa de una bestia de guerra es realmente fuerte. ¡Todos, poned más fuerza en los ataques, combinarlos!

Gritó Hudolf mientras materializaba su Arma Santa en la mano derecha. Con un grito explosivo, una gran cantidad de Fuerza Santa surgió del arma mientras atacaba a la bestia de guerra.
Aun cuando Hudolf usó su toda su fuerza en ese ataque, no tuvo ningún efecto. La piel de la bestia de guerra seguía intacta, al igual que antes, y ni siquiera consiguió cortarle una sola hebra de pelo.
“Maldición.”
Hudolf no puedo evitar maldecir en voz alta.
“¿Por qué esta bestia de guerra tiene una defensa tan fuerte? ¡Solo está ahí para matarla, pero no so soy capaz!”
“¡Capitán, esta bestia de guerra es demasiado fuerte en términos de defensa! No somos lo suficientemente fuertes para dañar su defensa, así que, ¿qué deberíamos hacer? ¿escapar?”
Le gritó un mercenario a Hudolf.
“¡Capitán, esta bestia de guerra es una bestia mágica de clase 4! ¡Incluso si un Gran Maestro Santo puedo dañarlo, con nuestra fuerza seguramente no seamos capaces! ¡Sería mejor retirarnos!”
Un hombre de mediana edad con una túnica gris le dijo a Hudolf desde un lado.
“¡Es verdad, Capitán! ¡No tenemos ninguna forma de derrotar a esta bestia de guerra!”
Oyendo las opiniones de los mercenarios, Hudolf no vaciló. Inmediatamente dio una orden, gritando en voz alta,
“¡Compañeros, id hacia las caravanas, retendré a la bestia mágica lejos!”
“¡Sí!”
Inmediatamente una docena de hombres regresó a la parte trasera del grupo de la caravana. En el momento que vieron las caravanas, cada uno de ellos se quedó atónito. Cada una de las caravanas había colapsado por las ondas de choque, haciendo imposible la huida.
“Maldición, ¿Qué hacemos ahora? ¡Con tantos artículos, no seremos capaces de guardarlos todos en los cinturones espaciales!”
Todos los mercenarios se sintieron un poco incómodos mientras Hari comenzaba a entrar en pánico y se aturdía con preocupación.
“¡Bang! ¡Bang!”…
En ese momento, la tierra se sacudió violentamente una vez más mientas la bestia mágica cargaba hacia delante con pasos pesados. Llevando consigo un aire majestuoso que había destruido las caravanas, sus pies continuaron persiguiendo a los Mercenarios Espíritus Leales debajo de el sin ninguna preocupación.
“¡Maldición, está viniendo! Señor Hari, primero deberías guardar los artículos más importantes en tu cinturón espacial. Con tantas cosas, es imposible guardarlas todas”
Viendo venir a la bestia mágica pisoteando todo, uno de los mercenarios gritó nerviosamente al hombre de aspecto débil tras él.
“¡Pero, pero, esos son todos artículos preciosos! ¡Son prácticamente los ahorros de toda mi vida, si los dejo, sufriré unas pérdidas desastrosas! ¡Además, para empezar, mi cinturón espacial no es tan grande, así que no seré capaz de llevar mucho!”
Hari gritó amargamente mientras veía las diez caravanas destruidas con el corazón roto.
“No necesitas entrar en pánico. Esta bestia de guerra, déjamelo a mí y la detendré.”
Justo cuando Hari y algunos otros mercenarios estaban en pánico, de repente sonó una voz tranquila. Todas las personas cercanas giraron la cabeza para ver de quien era la voz solo para ver a Jian Chen, que no se había molestado en participar en la batalla hasta ahora.
La cara de los mercenarios y Hari tenían una mirada escéptica cuando vieron al joven Jian Chen de veinte años de edad caminar hacia delante. Claramente no creían en las palabras que estaba diciendo, por lo que un mercenario no pudo evitar decir,
“Jian Chen ¿Qué dijiste? ¿Vas a detener a la bestia de guerra?”
“Jian Chen, esta bestia de guerra es increíblemente fuerte en términos de defensa. No solo eso, sino que también es una Bestia Mágica de clase 4. A menos que tengamos un Maestro Santo Terrenal con nosotros, será imposible pelear con él. Incluso un Gran Maestro Santo sería incapaz de atravesar las defensas de esta bestia de guerra”
Un mercenario experimentado le explicó a Jian Chen. Dudaba de Jian Chen por su edad y por lo fuerte que era la bestia de guerra.
Como todo el mundo intentaba convencer a la fuerza a Jian Chen de esto, el solo podía reírse sin explicarse. Caminando hacia delante, su cuerpo de repente voló como una bala hacia la bestia de guerra a cien metros de distancia.
La velocidad de Jian Chen era extremadamente rápida. En un abrir y cerrar de ojos apareció justo en frente de la bestia de guerra y la Espada Viento Ligero instantáneamente se materializó en su mano derecha. Con una gran cantidad de Qi Espada transformando el resplandor alrededor de la hoja, Jian Chen la empujó entre las cejas de la bestia de guerra.
Aun cuando la Espada Viento Ligero hizo contacto con el espacio entre las cejas de la bestia de guerra, no logró ir más lejos. Los ojos de Jian Chen se estrecharon por un momento mientras sentía una gran cantidad de resistencia contra su espada. Por un momento, Jian Chen había comenzado a dudar de que era una bestia de guerra y en cambio era una esencia incomparablemente defensiva.
“¡Hou!”
La bestia de guerra dejó salir un gruñido furioso mientras sus dos ojos miraban fijamente a Jian Chen con una mirada sedienta de sangre y lanzaba su mano hacia él.
Girando su cuerpo en el aire, voló hacia abajo para esquivar la pata y aterrizar elegantemente en el suelo. Sus ojos se endurecieron mientras miraba a la bestia mágica de tipo gorila.
“Que defensa tan fuerte, de alguna manera superó mis expectativas por mucho, no es de extrañar que las leyendas dijeran que ni siquiera los Cañones de Cristal Mágico eran capaces de herirlo.”
Sin embargo, observando detenidamente, el golpe de espada inicial había dejado una débil marca, a pesar de que no aterrizó un golpe sustancial en la bestia de guerra. Aunque no usó toda su fuerza, Jian Chen sabía que incluso con ella, no tenía garantías de que sería capaz de romper las defensas de la bestia de guerra.
Las defensas de una bestia de guerra eran legendarias en el continente Tian Yuan y los rumores decían que los humanos y bestias mágicas en el mismo nivel que las bestias de guerra serían totalmente incapaces de dañarlas. Incluso si un humano fuera a usar una habilidad de batalla extremadamente fuerte, quizás sería capaz de provocar una pequeña cantidad de daño. En el momento en el que una bestia de guerra alcanzaba el nivel de una bestia de guerra de clase 4, las defensas también se incrementarían e incluso un Maestro Santo Terrenal tendría dificultades para matarlo.
¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!…
La bestia de guerra siguió a Jian Chen con los ojos mientras que con cada paso hacía que el suelo se sacudiera. Caminando hacia Jian Chen, podía sentir un leve dolor de la espada de Jian Chen.
“¡Jian Chen, date prisa y corre! ¡La bestia de guerra está a punto de atacarte!”. Gritó Hudolf.
Sin embargo, Jian Chen hizo como si no escullara la advertencia de Hudolf y con una mirada afilada llena de energía miró a la bestia de guerra que se acercaba, la Espada Viento Ligero de Jian Chen de repente estalló con un resplandor violeta y azul.
“¡Hou!”
La bestia de guerra ahora estaba justo delante de Jian Chen. Con otro rugido, levantó la pierna para golpear a Jian Chen.
Jian Chen esquivó el siguiente paso moviéndose a un lado. Después saltó entre las cejas de la bestia de guerra y la Espada Viento Ligero apuñaló hacia delante como un rayo.
Esta vez, en el momento en el que la afilada Espada Viento Ligero hizo contacto con el entrecejo de la bestia de guerra, era casi como si las defensas ya no existiesen. La Espada Viento Ligero apuñaló fácilmente a través de las defensas de la bestia de guerra directamente en su cráneo.
La defensa de la bestia de guerra era como un trozo de tofu en comparación con la Espada Viento Ligero. En el momento que Jian Chen apuñaló con la Espada Viento Ligero, sintió que no había ninguna resistencia.
“¡Ao!”
La bestia de guerra dio un grito miserable que resonó a través del aire. Lentamente, los aullidos de dolor remitieron mientras el cuerpo gigante lentamente se estrelló en el suelo.
Jian Chen sacó la Espada Viento Ligero del cráneo de la bestia de guerra mientras unas cuantas gotas de sangre caían al suelo.
“¡Bang!”

El cuerpo gigante de la bestia de guerra golpeó el suelo, sacudiendo el suelo un par de veces enviando una tonelada de polvo por el aire.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.