Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 209

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 209: Regresando a Ciudad Despertar

Viendo a la bestia de guerra derribada, instantáneamente la cara de cada Mercenario Espíritus Leales se quedó sin vida. En ese momento, todo movimiento se había detenido como si todos se hubieran congelado. Los ojos estaban clavados en la bestia de guerra cuya cabeza estaba sangrando abundantemente con una mirada de incredulidad extrema.
Esa bestia de guerra de clase 4 en frente de ellos tenía una defensa más fuerte de lo que cualquiera pudiera imaginar. Incluso un Gran Maestro Santo tendría dificultades para dañar una bestia de guerra y un Maestro Santo Terrenal con una habilidad de batalla todavía necesitaría usar una asombrosa cantidad de esfuerzo para matarla. Para ver a esta increíblemente tenaz bestia de guerra asesinada por un joven que aún no tenía ni 20 años, todo el mundo estaba increíblemente sorprendido. Nadie había esperado este tipo de poder de una persona que recogieron de camino a Ciudad Despertar.
En ese momento, todos los Mercenarios Espíritus Leales se dieron cuenta de que este hombre de perfil bajo viajando con ellos era en realidad un experto de alto nivel.
Jian Chen no se dio cuenta del asombro de los Mercenarios Espíritus Leales. En ese momento, su mente estaba tambaleándose por el shock. Estaba sorprendido al saber que el poder de los Espíritus Espada violeta y azul eran tan grande. A pesar saberlo de antemano, Jian Chen aun no podía evitar sorprenderse por el alcance de ese poder.
Según los cálculos de Jian Chen, sería increíblemente difícil causarle una cantidad sustancial de daño a la defensa de una bestia de guerra. Si realmente quisiera herir a la bestia de guerra, necesitaría al menos la fuerza de un Maestro Santo Terrenal y aun así, con el poder de los Espíritus Espada, la defensa de la bestia de guerra fue como tofu. Permitió que la Espada Viento Ligero perforara a través del cráneo sin la menor señal de resistencia.
En este momento, Jian Chen entendió como de terrorífico eran los Espíritus Espada violeta y azul. Aunque el Qi Espada era una extensión de los Espíritus Espada que estaban en un estado muy debilitado, su poder aún era abrumador.
Con esto, Jian Chen se dio cuenta de que tenía la fuerza de combate de un Maestro Santo Terrenal.
“La bestia de guerra está muerta…”
“¡Oh cielos! Una bestia de guerra fue asesinada, y era una bestia de guerra que incluso tenía la fuerza del nivel de una clase 4…”
Todo el mundo había regresado ya a donde estaban las caravanas. Uno por uno expresaron sus sentimientos mientras miraban a Jian Chen con una expresión de shock mientras que otros cuantos tenían expresiones de adoración.
El líder de los Mercenarios Espíritus Leales, Hudolf, soltó un suspiro mientras examinaba el suelo donde yacía muerta la bestia de guerra. Con un ligero movimiento de cabeza miró a Jian Chen que estaba cerca. Después de un momento de vacilación, se acercó a él.
“¡Jian Chen, no creía que fueras un experto con tal fuerza profunda! Ai, es realmente inconcebible que con tu edad actual seas capaz de matar una bestia de guerra de este nivel. Sin embargo, como representante de todos los miembros de los Mercenarios Espíritus Leales debería darte las gracias. Has solucionado un gran problema.”
Hudolf habló honesta y respetuosamente.
La emoción de Jian Chen comenzó a disminuir de nuevo a la normalidad antes de sonreír,
“No fue gran cosa, así que el capitán no necesita ser tan cortés. Además, estamos compartiendo el camino, si uno de nosotros se encuentra en problemas, entonces, es normal que el otro lo ayude.”
Jian Chen y Hudolf comenzaron a hablar durante un rato educadamente, mientras que los otros mercenarios se ocupaban de otros asuntos. Los Mercenarios Espíritus Leales estaban divididos en dos grupos, uno era responsable de reparar las caravanas y cargar los bienes y el otro era responsable de tratar con el cuerpo de la bestia.
El cuerpo de una bestia de guerra era algo que los Mercenarios Espíritus Leales querían vender, pero como el cuerpo era tan fuerte y extremadamente pesado, no eran capaces de moverlo. Así que solo podían morderse amargamente la lengua y abandonar después de que Jian Chen extrajera el núcleo de monstruo dentro de él.
En un instante las caravanas estaban reparadas, y todos reanudaron el viaje a Ciudad Despertar una vez más. Ahora Jian Chen estaba sentado al frente de la mejor caravana que le podían ofrecer junto con el propietario de la mercancía, Hari, que se sentó con una sonrisa amistosa.
De repente, un pensamiento pasó por la cabeza de Hudolf. Girando hacia Jian Chen, preguntó
“Ah, Jian Chen, viendo lo joven que eres, solo acabas de empezar a viajar en el continente Tian Yuan, ¿cierto?”
Jian Chen asintió con la cabeza.
“Ah, sí, solo he estado viajando por dos o tres años.”
“¿Entonces, considerarías unirte a nosotros, los Mercenarios Espíritus Leales? Aunque no somos extremadamente fuertes, aquí cada miembro es muy cercano. Somos un grupo muy unido. Después de viajar por el continente Tian Yuan durante muchos años, nuestra experiencia es bastante grande. Además, si viajas con nosotros, te familiarizarás con el continente rápidamente y aprenderás sobre muchos peligros. Hasta la fuerza de los mercenarios fuertes perderán en muchas cosas si no tienen experiencia en el continente”. Dijo Hudolf con una mirada ansiosa de anticipación mientras intentaba atar a Jian Chen a su grupo.
Dando una sonrisa de disculpa, Jian Chen respondió:
“Agradezco al Capitán Hudolf por la oferta, pero ya me uní a un grupo de mercenarios.”
“Ah, que lástima, entonces.”
Dijo Hudolf decepcionado. Luego miró a Jian Chen una vez más y volvió a hablar,
“Para que un grupo de mercenarios tenga una persona como tú, entonces debe significar que es un grupo de mercenarios muy fuerte.”
Jian Chen sacudió su cabeza con una sonrisa amarga.
“Ahora mismo, aparte de mí, solo hay otra persona más. Soy el capitán.”
Hudolf miró a Jian Chen asombrado pero las palabras no salían de su boca. El hombre estaba pensando en algo en su cabeza.
Después el grupo siguió viajando lentamente hacia Ciudad Despertar. En el camino, la posición de Jian Chen en los Mercenarios Espíritus Leales había cambiado drásticamente. Todos eran muy respetuosos con el hasta el punto de que lo eran más que con el capitán Hudolf. Hasta el mismo capitán Hudolf tenía un tono cálido y afectuoso con él.
El camino fue relativamente pacífico después de eso. Pasaron otros tres días antes de que la caravana finalmente llegara al territorio de Ciudad Despertar. Ahora, Jian Chen ya podía distinguir la Cordillera de Montañas de Bestias Mágicas a veinte kilómetros de Ciudad Despertar.
Delante de ellos, los muros altos de Ciudad Despertar aparecieron ante sus ojos. Incluso después de un año, las murallas de la ciudad no habían cambiado mucho. La única diferencia era que la cantidad de soldados en lo alto de los muros de la ciudad se había multiplicado. Incluso la cantidad de guardas en la puerta había alcanzado un número mayor de lo que Jian Chen recordaba.
Viendo los muros familiares una vez más en el estado en el que los recordaba. Jian Chen no podía evitar acordarse de cuando el Clan Tianxiong lo había perseguido fuera de la ciudad y lo había forzado a escapar miserablemente.

“¡Clan Tianxiong! ¡¡Yo, Jian Chen, he regresado!!”

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.