Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 236

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 236: El inmenso Qi Espada

El Qi de Jian Chen se había entrelazado en el aire con el Qi del enviado de forma que recordaba a dos bestias peligrosas desgarrándose la una a la otra sin echarse atrás.
En contraste al lugar en el que estaba Jian Chen y el enviado, el jardín de sus alrededores fue asaltado por un fuerte vendaval que solo aumentaba en tamaño a medida que pasaba el tiempo.
El enviado gentil asintió con la cabeza aun con una sonrisa antes de incrementar aún más su poder. En un momento, la situación peligrosa en la que se encontraba Jian Chen se había intensificado repentinamente.
La cara de Jian Chen inmediatamente se puso más firme cuando sintió que el Qi incrementaba la presión. Justo hace un momento Jian Chen estaba luchando en un nivel similar con el hombre, pero de inmediato, Jian Chen notó como si toda la zona de su alrededor se hubiera congelado y como si estuviera atrapado dentro. Incapaz de liberarse de las restricciones, incluso su ropa había sido presionada apretándola contra él debido al Qi del enviado.
La garganta de Jian Chen soltó un pequeño gruñido mientras el incrementaba su Qi rápidamente. Rápidamente, empezó a alcanzar un pico, pero la cantidad de Qi del otro hombre aún estaba controlando a Jian Chen y aún era incapaz de liberarse. A pesar de todos sus esfuerzos, la cantidad de fuerza puesta sobre Jian Chen era similar a escalar una montaña que no se puede escalar.
Esos dos enviados estaban en el nivel de Maestro Santo Terrenal mientras que Jian Chen solo tenía el nivel de un Gran Maestro Santo temprano, por lo tanto, era imposible para él tratar de competir con cualquiera de los dos.
Aunque Jian Chen no era capaz de moverse ni siquiera un poco bajo el Qi abrumador, aún permanecía inflexible ante el hombre. Su fuerza santa interior continuaba circulando mientras trataba de contraatacar el Qi enemigo que lo rodeaba. Bajo las piernas de Jian Chen, el suelo empezó a dividirse en varias grietas. Desde el centro de sus pies, empezaron a formarse una serie de grietas como telarañas en todas direcciones. Después de que la piedra se rompiese, Jian Chen empezó a hundirse lentamente en el suelo.
Viendo como estaba tratando a Jian Chen el enviado de Ciudad Monarca, Yun Li no pudo evitar tener una mirada ansiosa en su rostro desde un lado. En su corazón, ya había sido convencido de que Jian Chen era el joven hijo de un clan influyente de algún lugar con un potencial que solo se podía ver una vez cada cien años. Si un joven como él fue capaz de alcanzar el nivel de un Gran Maestro Santo, entonces, era difícil decir exactamente donde estaba realmente su límite, o que altura podría alcanzar. Si este enviado fuera a ofender a Jian Chen, entonces, no estaba seguro de que problemas ocurrirían después. Aún más importante, si Jian Chen guardara rencor después de esto, entonces, definitivamente sería un dolor de cabeza y ocurrirían problemas.
A pesar del rostro preocupado de Yun Li, los dos enviados frente a él no eran personas que pudiera darse el lujo de ofender. Así que, después de un solo intento de calmar a los dos, no dijo nada más y por temor a enfadarlos, se mantuvo a un lado una vez más.
Los enviados estaban tratando de probar la fuerza de Jian Chen así que continuaron incrementando la presión sobre él. En este momento, ambas piernas de Jian Chen estaban abriéndose paso en la tierra, haciéndolo hundirse en el suelo. La cara de Jian Chen estaba incomparablemente blanca como si una piedra pesada aun estuviera presionándolo hacia abajo sobre su cuerpo. Solo el respirar era una tarea difícil para Jian Chen, pero siguió apretando los dientes y perseverando mientras sus ojos se enfriaban cada vez más con cada segundo que pasaba mientras la intención de matar aumentaba con ello. Claramente, las acciones de estos enviados habían provocado su intención asesina.
El enviado aún seguía sonriéndole a Jian Chen con una expresión gentil, casi como si fuera un anciano amable que cuidaba de sus animales domésticos. Sin embargo, en este punto, la cantidad de Qi cada vez mayor que presionaba a Jian Chen era tanta que no era capaz de mover ni una uña.
“Este debe ser el verdadero grado de fuerza de un Maestro Santo Terrenal. Solo con su Qi, he sido incapaz de moverme; ¡qué terrorífico! Ni siquiera puedo compararme con él como un Gran Maestro Santo.” Jian Chen pensaba para sí mismo en estado de shock. La diferencia entre un Maestro Santo Terrenal y un Gran Maestro Santo era como la diferencia entre el cielo y la tierra. Entre ellas había una línea enorme que las separaba.
Así como Jian Chen apenas era capaz de controlar su respiración, de repente los resplandores de luz azul y violeta de su dantian emergieron repentinamente de su cuerpo en forma de dos resplandores de luz alrededor de su cabeza. Parecían como dos mangos de espada que se encontraban apuñalando su cabeza.
Al mismo tiempo, una cantidad increíblemente fuerte de Qi espada voló hacia fuera casi como si estuviera apareciendo de la nada. En una fracción de segundo, todo el jardín estaba lleno con Qi espada y todo el aire se condensaba con él. La sensación era bastante afilada, a diferencia de la caricia suave de una simple corriente de viento. De hecho, la sensación era similar a ser cortado por varias espadas con una sensación punzante.
En el momento en el que el Qi Espada salió del cuerpo de Jian Chen, todas las flores alrededor del jardín empezaron a bailar salvajemente mientras que un momento después, una tormenta de polvo cubrió toda la zona. Con una segunda mirada, no quedaba ni un solo tallo de hierba o flores.
De repente, el pabellón de piedra resonó con un sonido crujiente, ya que toda la tormenta de polvo cubrió el cielo en todas direcciones. Un corto momento después, ni siquiera se podía ver el exterior del pabellón debido a que la nube de polvo cubrió completamente la vista de todos.
“¿Qué…? ¿Qué tipo de poder es este? ¡Apresúrate y vuelve!” Los dos enviados ya no tenían la expresión tranquila en sus rostros e inmediatamente volaron hacia atrás para escapar del perímetro del Qi Espada.
La reacción de Yun Li tampoco fue demasiado lenta y él también saltó hacia atrás inmediatamente. Toda su cara estaba llena de ansiedad antes de que el shock lo sorprendiera rápidamente.
Justo cuando los dos enviados se retiraron, las dos espadas de color azul y violeta desaparecieron repentinamente en su cuerpo en un solo instante. Después de desaparecer, el manto de Qi Espada retrocedió dejando atrás los restos del jardín de flores con marcas por todos lados.
Los dos enviados y Yun Li se encontraba a cien metros de distancia en shock mientras miraban a Jian Chen con incredulidad. Sin embargo, comparado con antes, Jian Chen estaba en un estado más apenado que antes mientras el suelo bajo sus pies se llenaba de grietas. En la cara de los tres hombres, se podía ver una buena cantidad de heridas pequeñas con un poco sangre. Sin embargo, no fueron lo suficientemente rápidos como para retirarse antes de que algunos cabellos fueran cortados en pedazos y flotaran lejos por el viento. Incluso su ropa había sido rasgada y comenzó a mancharse con sangre.
“¿So…? ¿Solo qué tipo de poder es este? ¡¿Cómo podría ser tan aterrador?!” El enviado de aspecto gentil grito en estado de shock y una gran cantidad de miedo se reflejó en su cara.

En esa fracción de segundo, ambos enviados habían usado su fuerza santa para protegerse, sin embargo, había sucedido algo absolutamente impactante. Este tipo de poder misterioso aparentemente había ignorado sus defensas e hirió a ambos. E incluso lo más asombroso era que habían sentido innumerables cuchillas diminutas como objetos cortantes por todos sus cuerpos. Sus muslos, cintura, brazos, manos, cara, frente y pecho habían sido cortados de alguna manera y casi se convirtieron en un revoltijo sangriento.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.