Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 238

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 238: La víspera de la invasión

Con Yun Li anunciando inmediatamente el comienzo de la ola de bestias mágicas, la noticia se había extendido por toda Ciudad Despertar como un incendio. Repentinamente, toda la ciudad explotó en acción, mientras que cada grupo mercenario que escuchó la noticia inmediatamente caminó hacia las puertas de la ciudad con sus compañeros para prepararse.
Con la noticia de que el combate se acercaba, la atmósfera era anormalmente seria, pero al mismo tiempo, todo el mundo estaba bastante excitado.
En el momento en el que Jian Chen dejó la mansión del señor de la ciudad, regresó al Clan Kai, donde los siete Gran Maestros Santo y un centenar de otros miembros de los Mercenarios de la Llama corrieron a saludarlo.
En el camino, ya no se podía ver ni una sola caravana, solo una gran cantidad de grupos mercenarias fuertemente armados dirigiéndose hacia el mismo destino. Entre ellos, muchos de los mercenarios caminaban con un aspecto excitado en sus caras; esta vez, la Unión de Mercenarios de Ciudad Despertar había emitido un informe de que, si eran capaces de proporcionar la oreja izquierda de una bestia mágica, entonces, serían capaces de reclamar el dinero de la recompensa por matar una bestia mágica de su rango. Aunque la ola de bestias mágicas era extremadamente peligros, donde uno podía perder la vida si no era cuidadoso, la atracción de una recompensa monetaria era tentadora para los que no temían a la muerte.
Sin embargo, esta suma de dinero era pagada personalmente por el señor de la ciudad. Aunque no era una cantidad de dinero pequeña, con Ciudad Despertar estando tan cerca de la Cordillera de Bestias Mágicas y los núcleos de monstruo que eran una buena fuente de ingresos, se podía decir que ambos, tanto el señor de la ciudad como Ciudad Despertar eran ricos. De lo contrario, nunca habría sido capaz de permitirse el tipo de muros que tenía una ciudad de clase uno.
Cuando Jian Chen llevó a los cien hombres a mil metros de las puertas de la ciudad, de repente encontró difícil moverse, ya que una gran multitud de hombres llenaba la zona y hacía imposible el moverse.
Con esto, Jian Chen solo se limitó a dar un paso atrás y hablarle a los siete Gran Maestros Santos tras él: “¡Abrir un camino para nosotros!” Los siete Gran Maestros Santo eran todos personas famosas en Ciudad Despertar y mucha gente sabían quiénes eran. Así qué, muchas personas abrieron paso para ellos inmediatamente, ya que muchos de los hombres se sentían intimidados por su presencia.
Cambiando de lugar con Jian Chen, la presencia de los siete hombres ganó intensidad mientras Duo Kang gritaba: “¡Compañeros, por favor, abran paso!” Bajo su control, la cantidad de poder que emanaba de ellos, de repente, había hecho un camino libre frente a ellos como si una espada afilada hubiera cortado a través de ellos y forzado al grupo de gente a moverse hacia un lado.
“¿Eh? ¿No es ese el capitán de los Mercenarios Dragón Dorado? Pensaba que no estaría aquí…”
“Ese es el capitán de los Mercenarios Sangre Caliente también…”
“He oído rumores de que disolvieron sus grupos mercenarios para unirse a otro grupo llamado Mercenarios de la Llama. Aunque no estoy seguro de si es cierto o no…”
En el momento en el que los siete Gran Maestros Santo mostraron sus caras, habían ganado inmediatamente la atención de todos los que empezaron a hablar de ellos.
Oculto tras el gran grupo, Jian Chen siguió a los siete Gran Maestros Santo sin llamar nada la atención. Justo cuando el grupo estaba a 500 metros de distancia de los muros, de repente se pudo oír una gran conmoción por delante. Entonces, un soldado fuertemente armado llegó caminando hacia Jian Chen; era el comandante Duo Li.
“Jaja, joven Jian Chen, el señor y los enviados especiales están esperándote en los muros, permíteme acompañarlo.” En el momento en el que el comandante Duo Li vio a Jian Chen, su voz se volvió incluso más cortés que antes.
Caminando delante del grupo, Jian Chen le devolvió la sonrisa: “Entonces, si por favor me hicieras el honor de dirigirme.”
Después, ante las miradas atónitas de todos los demás, Jian Chen y Duo Li se fueron juntos hacia las puertas de la ciudad.
Los muros de Ciudad Despertar eran de la misma calidad que los muros de una ciudad de clase 1. Eran de cuarenta metros de altura y veinte metros de espesor. En lo alto de los muros, había todo tipo de soldados de fuerzas distintas. No solo eso, sino que también había muchos mercenarios fuertes en lo alto de los muros. Además, también había treinta cañones de cristal mágico montados sobre los muros con cinco mercenarios manejando cada uno de ellos y con un tronco lleno de núcleos de monstruo.
El comandante Duo Li llevó a Jian Chen hacia el señor Yun Li, que estaba mirando hacia fuera de los muros de la ciudad con una expresión seria. A su lado, había algunas figuras conocidas de Ciudad Despertar y los dos enviados. Ambos estaban llevando túnicas de color negro y no parecían estar dispuestos a hablar. Incluso si alguien fuera a tratar de hablar con ellos, parecía como si los enviados ni siquiera se molestaran en fingir notarlos.
“Señor Yun Li, ¿cómo está ahora la situación?” Jian Chen le habló en voz baja al señor de la ciudad.
Yun Li siguió mirando más allá de la ciudad sin cambios en su expresión: “No parece tranquilizador; esta vez, la ola de bestias mágicas tiene muchas más bestias mágicas que las anteriores. Joven Jian Chen, echa un vistazo, sus números son casi inconmensurables.”
Jian Chen se volvió solemne después de oír eso mientras miraba hacia donde estaba apuntando Yun Li, solo para ver una tormenta negra de bestias mágicas que lentamente hacían su camino hacia la ciudad. Ni siquiera podía distinguir el cuerpo de una bestia mágica, y mucho menos contarlos.
Con este espectáculo, los ojos de Jian Chen solo se estrecharon concentrándose. Para que las bestias mágicas mentalmente estúpidas caminaran hacia la ciudad de una manera semejante, deberían de estar siendo comandadas por una bestia mágica de clase 5. Después de todo, poseían una inteligencia que, aunque era menor que la de un humano, les era suficiente para controlar a otras bestias mágicas.
“Esta ola de bestias mágicas es bastante peculiar. Señor Yun Li, recuerdo que en la última ola de bestias mágicas solo se lanzaron temerariamente contra los muros. ¿Cómo es que esta vez están caminando de una manera tan disciplinada?” Un anciano de pelo blanco habló en confusión.
“Es verdad, la última vez que Ciudad Despertar fue invadida, era totalmente diferente de esta.” Dijo otro hombre de mediana edad con preocupación mientras miraba la ola que se acercaba.
Después de que los dos hablaran, los hombres parados al lado de Yun Li empezaron a discutir entre ellos. No eran hombres de poca inteligencia, cada uno de ellos podía darse cuenta de que algo estaba mal con esta ola de bestias mágicas.

Viendo que todo el mundo tenía una sensación algo extraño sobre la ola, Yun Li sabía que no valía la pena tratar de ocultar el secreto más tiempo. Sin considerarlo más, habló en voz alta: “Todos, la verdad es que esta ola de bestias mágicas contiene oculta una bestia mágica de clase 5. Para Ciudad Despertar, esta ola de bestias mágicas se podría decir que es un examen de supervivencia con una naturaleza extremadamente horrible.”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.