Ir al contenido principal

Atrapados en el tiempo, Capitulo 23

Encendiendo el Fusible


En la superficie, estar acompañado con Novedad parecía una receta para la frustración y el fastidio interminables - ella era una charlatana impaciente e impulsiva que parecía no tener ningún concepto de espacio personal, siempre caminando incómodamente cerca de él y empujándolo con sus patas delanteras. Zorian no temía a las arañas, pero ese tipo de contacto físico cercano era demasiado.

Básicamente, ella era una versión araña de Kirielle. Y sólo toleraba las payasadas de Kirielle tanto como él porque ella era su hermana pequeña.

A pesar de esto, Zorian estaba realmente contento de haberla conocido. Su personalidad ciertamente dejaba mucho que desear y a menudo tenía que mantenerla enfocada en sus lecciones en vez de ir a tangentes extrañas sobre varios temas, pero ella seguía siendo una gran fuente de información tanto sobre los psíquicos como sobre las aranea. Y a diferencia de la matriarca, cuya explicación sonaba como un intento de manipulación a Zorian, Novedad no tenía ni un solo hueso engañoso en su cuerpo. La mayoría de las veces dijo lo que quiso decir y fue dolorosamente obvio cuando trató de cambiar el tema o de encubrir la verdad. Fue un cambio de ritmo refrescante con respecto a sus anteriores interacciones con las aranea.


Novedad permanecía felizmente inconsciente de sus pensamientos, demasiado absorta en su inspección del equipo de alquimia de Zorian. Esa era otra diferencia entre Novedad y la matriarca - Novedad no podía leer sus pensamientos superficiales a menos que estructurara sus pensamientos muy despacio y claramente los dirigiera hacia ella. Eso le hacía estar mucho más relajado con su presencia de lo que hubiera estado de otro modo.

[Los humanos construyen tantas cosas extrañas] declaró Novedad después de inspeccionar los frascos de vidrio con la vista y el tacto. Zorian no sabía si la aranea tenía generalmente esta afición a tocar cosas o si era simplemente desenfrenada en sus interacciones con él o si la araña delante de él era simplemente una especie de niña biológicamente, pero a Novedad ciertamente le gustaba tocar las cosas que estaba estudiando. Molesto, esto incluía tanto a él como a objetos inanimados al azar, pero al menos parecía que por fin había internalizado la idea de que no le gustaba que se metiera en su regazo. [¿Cómo hiciste esto? Es el mismo tipo de roca transparente que usas para esas cosas llamadas 'ventana', pero no tengo ni idea de cómo te las arreglaste para tallarlo en esta forma. Y es tan suave, también... sé que tus miembros superiores ramificados son mejores manipulando cosas que nuestras piernas, pero esto es una locura. Sabes, las araneas una vez trataron de mantener a esclavos humanos para que crearan cosas para nosotras, pero fue una enorme molestia y resultó ser mucho más fácil comerciar con humanos. Ustedes los humanos no parecen vivir muy bien bajo tierra y el secuestro de personas siempre pareció enfurecer mucho al resto de las comunidades humanas, incluso cuando no pertenecían al mismo clan o algo así. Y... eso fue hace mucho tiempo y ya no hacemos esas cosas y deberías olvidarte de todo lo que dije sobre eso, ¿de acuerdo?

"Uh-huh", dijo Zorian dudosamente antes de decidir no seguir con el tema. "Por si sirve de algo, la roca transparente se llama vidrio y no está realmente tallada. Está hecho de arena, que se calienta hasta que se vuelve liquida y por lo tanto maleable y luego se moldea pegando tubos largos en la masa fundida resultante y soplando aire en ella".

Novedad se giró para concentrar todos sus ojos en él. ¿Cómo se les ocurrió, en nombre del saco de huevos arrugado de la abuela, hacer eso? ¿Los humanos tienen algún tipo de sentido mágico de piedra o algo así?

"Err, no", dijo Zorian pacientemente. Explicarle estas cosas a Novedad era molesto, pero eso la hacía mucho más dispuesta a compartir cosas con él a su vez, así que él seguiría trabajando. "Los humanos siempre han estado jugando con herramientas de varios tipos. Somos bastante frágiles en nuestras formas naturales, así que construir cosas es cuestión de supervivencia. Usamos herramientas crudas para crear mejores herramientas y luego esas mejores herramientas para crear herramientas más precisas y así sucesivamente. No sé cómo empezó a existir el vidrio soplado, pero no apareció mágicamente en la cabeza de alguien de repente..."

No creo que se te pueda considerar frágil, dijo Novedad con dudas. [Ustedes ejercen una magia increíble y prácticamente conquistaron el mundo de la superficie con ella.]

"No todos los humanos tienen magia", dijo Zorian. "Sólo un pequeño número de personas son magos y el número era aún más pequeño cuanto más se retrocede en el tiempo."

La mayoría de tus "herramientas" me suenan a magia, para ser honesta, dijo Novedad. [Tomas rocas y cosas y realizas complicados rituales para convertirlos en esas maravillosas creaciones que ninguna cantidad de tejido web puede duplicar. Es la parte que más me fascina de ustedes los humanos, esa extraña magia de construcción suya. Esperaba poder aprender algunos de tus secretos mientras te enseño, pero parece que eso será bastante difícil porque, ya sabes] ella agitó sus patas delanteras en el aire para enfatizar, [no tengo estas "manos" que los humanos usan para todo. ¡No es que me esté rindiendo o algo así! ¡Definitivamente voy a pensar en algo!]

"Bueno, ya me dijiste que estás aprendiendo a usar magia, así que siempre puedes recurrir a la magia real", dijo Zorian. "Después de todo, los hechizos de fabricación son una cosa. Por supuesto, uno tendría que entender las propiedades de los materiales con los que está trabajando y los principios de ingeniería de las cosas que está tratando de crear, pero si se toma en serio lo de ser una artesana, eso es algo que de todos modos es casi obligatorio".

[Seré honesta y admitiré que no tengo ni idea de lo que acabas de decir], dijo Novedad después de un breve silencio. ¡Pero supongo que intentabas animarme, así que gracias!

"Bien", Zorian suspiró. "Nos hemos ido por la tangente. Volvamos a centrarnos en las lecciones".

¡Pero esas lecciones son tan aburridas! Se quejó Novedad. Ya sabes la mayoría de estas cosas; es sólo cuestión de practicar y no puedes hacer eso aquí. Estás practicando, ¿verdad?

"Claro que sí", Zorian estuvo de acuerdo. "Paso la mayor parte de mis clases tratando de sentir a mis compañeros y otros estudiantes en el edificio. No es como si obtuviera algo más útil de las clases en estos días. Va bastante bien, pero todavía tengo que concentrarme bastante para conseguir cualquier tipo de alcance. También he tratado de sentir sus emociones, pero eso sigue siendo bastante difícil. ¿Estás segura de que nadie va a detectarme haciendo eso? Porque voy a aterrizar en agua caliente si alguien detecta que me estoy metiendo con la mente de la gente".

Sigo diciéndote que nadie va a detectar nada sin invadir tu mente primero, Novedad le aseguró. [Incluso pregunté a otras aranea sobre eso, ya que sigues preguntando y ellas lo confirmaron. Básicamente, sentir las mentes y la empatía simple no implica indagar en las mentes de otras personas. Sé que no crees en la Gran Web y todo eso, pero imagina una especie de plano mental que impregna todo. Las mentes crean ondas en este plano mental, como piedras arrojadas a un charco de agua estancada y aquellos que son Abiertos pueden usar estas ondas para ubicar otras mentes alrededor de ellas y advinar algunos hechos básicos sobre ellas. Cosas como su especie y su estado de ánimo general.

"Huh. Eso tiene sentido," dijo Zorian. "Así que sentir la mente y la empatía son en realidad dos aspectos de una sola habilidad -la habilidad de percibir este plano mental tuyo e interpretar las 'ondas' que se propagan a través de él? ¿Sabes si los hechizos de escudos mentales tienen un efecto en esto?"

Definitivamente, confirmó Novedad. Los hechizos básicos de proteccion que los magos prefieren usar arruinarán tu habilidad de usar empatía con ellos. Demasiada interferencia. Detectarlos, por otro lado, se vuelve aún más fácil. Cualquier hechizo que afecte a la mente hace que la mente sea 'más ruidosa' para un psíquico, incluso defensivo. Especialmente los defensivos, ahora que lo pienso. Bueno, excepto por ese infame hechizo llamado "Mente en blanco" que en realidad causa que una mente se desconecte de la Gran Red, haciendo a una persona completamente indetectable para la mente y totalmente inmune a la magia que afecta a la mente. Cosas aterradoras, eso.]

Zorian sabía del hechizo del que hablaba. “Mente en blanco” era bien conocido como una especie de "defensa definitiva" contra la magia mental, pero el hechizo era infame por causar problemas psicológicos si se malinterpretaba o se usaba demasiado. Varios magos paranoicos con temor de que allá gente que invada sus mentes se habían vuelto locos después de dejarlo permanentemente puesto en funcionamiento, dándole una reputación algo pobre entre los magos. Había otras protecciones menos drásticas que eran suficientes en la mayoría de los casos.

"Eso es extraño", dijo Zorian inocentemente. "La matriarca me dijo que ninguna magia humana podría protegerme contra ella si estaba decidida a atraparme, pero aquí me estás diciendo que hay un hechizo que podría aprender a hacerme completamente inmune a los poderes psíquicos".

[Bueno, ya ves...] Novedad se derrumbó. [Ella tenía razón porque, porque son cosas totalmente diferentes, ¿sí? Un escudo es una cosa, podemos derribarlo o evitarlo. ¡Pero si te sales de la Gran Web, es como si no estuvieras allí! Primero tienes que sentir una mente para conectarte a ella y si no puedes conectarte a ella--

"Lo entiendo", interrumpió Zorian. "No hay relación telepática, no hay magia mental aranitmética. Y no puedes conectarte a algo que no sientes telepáticamente. Hmm, claramente el creador de Mente en blanco sabía una o dos cosas acerca de los poderes psíquicos - suena como si el hechizo estuviera diseñado específicamente para derrotarlos."

La idea no es tan revolucionaria, novedad refunfuñó. Un psíquico suficientemente hábil puede desconectarse de la Gran Web con algún esfuerzo. Se llama "oscurecer". Es una habilidad bastante sombría, sin embargo, usada mayormente por asesinos, ladrones y saboteadores. De todos modos, el problema no es sólo el espacio en blanco en tu mente - es el hecho de que cualquier mago lo suficientemente poderoso como para lanzarlo es también lo suficientemente poderoso como para enfrentarse a toda la red aranea en solitario. Tenemos formas de tratar con gente así, pero no puedo decírtelo porque las otras me desmembrarían si dijera algo al respecto, ya que, ya sabes, defensas secretas y cosas así.

"Bien", dijo Zorian. No tenía ninguna intención de crear problemas en casa para Novedad, por lo que no seguiría con ese tema. Sus planes de defensa súper secretos probablemente se redujeron a 'derrumbar todo el túnel encima de ellos', de todos modos. "Así que Mente en blanco es una habilidad psíquica traducida en un hechizo. No es sorprendente, supongo que a los magos les encanta tomar habilidades de criaturas mágicas y convertirlas en hechizos para su propio uso".

[¿De verdad?] Preguntó Novedad. Pero pensé que la magia humana es tan buena que no hay nada que puedas aprender de los demás. La matriarca habla siempre de lo increíble que es su magia y de cómo nadie puede igualarla...]

"No, eso está completamente mal", dijo Zorian. "Los magos de la tradición Ikosiana -que es prácticamente cada mago que vas a encontrar- se dedican a tomar la magia de otras personas y hacerla tuya. Todo el sistema de magia estructurada está específicamente diseñado para ser expandido según sea necesario. Es cierto que hoy en día rara vez encontramos algo que valga la pena aprender entre otras especies mágicas, pero eso se debe principalmente a que ya robamos y cambiamos por todo lo que valía la pena tomar".

[Esa no es... la historia que me contaron] Novedad admitió.

"No te sientas tan mal - la mayoría de los humanos también piensan que toda nuestra tradición mágica surgió completamente formada en los primeros días del Imperio Ikosiano", dijo Zorian. "Pero volvamos a nuestra conversación sobre las defensas mentales. Dijiste que una aranea podría derribar o ignorar la magia defensiva que no fuera el espacio mental. ¿Eso te incluye a ti personalmente?"

[¡Por supuesto! ¿Por quién me tomas?] Novedad protestó. ¡Si no hubiera podido luchar telepáticamente, me habrían devorado estando en la incubadora!

Zorian parpadeó. "¿Qué, en serio? Como en, ¿en realidad se comen o...?"

[No, no, no, no comido literalmente. No hemos dejado que las crías se coman entre ellas desde... en realidad, no hablemos de eso. Era sólo una forma de hablar, eso es lo importante.] ¡De todos modos! Novedad se apresuró a cambiar de tema. [No sé cómo funciona entre los humanos, pero las aranea recién nacidas están confinadas a una incubadora durante los primeros meses de su existencia. Normalmente somos muchas las que estamos encerradas en esta pequeña y aburrida habitación sin nada que hacer, por lo que molestan a las cuidadoras por historias o pelean entre ellas, pero a las cuidadoras no les gusta cuando las crías pelean físicamente entre sí. Son mucho más indulgentes... experimentando... con nuestros poderes psíquicos, sin embargo. Un poco de violencia telepática es de esperarse, así que aprendes rápidamente lo básico de defender tu mente.]

Zorian trató de imaginar el escenario que Novedad acaba de describir y abandonó ese hilo de pensamiento con un estremecimiento.

"Eso es... interesante... pero no es exactamente lo que te estaba preguntando. Pregunté sobre cómo contrarrestar las defensas, no cómo defenderse", dijo finalmente.

[No se puede ganar una pelea sólo defendiendo], se burló Novedad. [No entiendo realmente esta extraña división entre ataques mentales y defensas en las que insistes. La defensa contraatacando es una parte crucial de cualquier defensa que valga la pena. Incluso un contraataque débil fuerza a tu oponente a pasar algún tiempo y concentrarse en sus defensas y debilita su propio ataque.

"Supongo que sigo olvidando que los poderes psíquicos no son hechizos discretos, sino más bien una manifestación múltiple de una sola habilidad holística", admitió Zorian. "Aún así, las represalias no tienen que ser mentales - si pudiera detener tus ataques mentales el tiempo suficiente, podría simplemente golpearte o hechizarte para que te detengas. Considerando que no sé nada sobre el combate telepático, esa es probablemente la opción más inteligente para mí de todos modos. Y eso me lleva a mi proposición - quiero ver cómo mis defensas mágicas se comportan contra tus capacidades. Voy a lanzar unos cuantos escudos mentales y vas a hacer todo lo posible para desarmarlos. ¿Qué dices?"

[La honorable matriarca me dio instrucciones estrictas sobre cuánto puedo ayudarte a progresas con las lecciones] dijo Novedad vacilante.

Sin duda acompañada de una instrucción estricta sobre lo que no se le permitía enseñarle. Zorian no se hacía ilusiones de que la aranea pretendía enseñarle nada más que una pequeña fracción de sus habilidades psíquicas. Mientras que las aranea parecía adorar su habilidad en algún sentido y trataron de alentar su propagación entre la humanidad, claramente consideraban la mayor parte de ella como un secreto personal. Demonios, algunas de las cosas que la matriarca le dijo implicaban que mantenían algunas cosas en secreto incluso entre ellas. Sin mencionar que sería bastante tonto por parte de la matriarca enseñar a Zorian cómo hacer algunas cosas, ya que él podría utilizar rápidamente esas habilidades en contra de sus intereses. Por ejemplo, estaba bastante seguro de que Novedad recibía instrucciones muy claras de no decirle nada sobre la manipulación de la memoria, ya que eso le permitiría manipular el paquete de memoria de la matriarca y potencialmente alimentarla con información falsa.

Aún así, Zorian estaba de acuerdo con eso. Ya obtuvo más de las aranea de lo que pensaba y en caso de que alguna vez se volviera codicioso por más de lo que la matriarca estaba dispuesta a proporcionar. Bueno, había más araneas que las que habia debajo de Cyoria y Novedad dejó claro que no se hablaban mucho. Si intercambiaba un solo secreto con diez grupos diferentes, fácilmente podía acumular mucho más conocimiento de lo que cualquier grupo se sentiría cómodo con él teniendo... por ironía adicional, incluso podría cambiarles un secreto que obtuvo de uno de los otros grupos con los que comerciaba. Era un truco clásico que los Ikosianos usaban cuando trataban con grupos tribales y el bucle de tiempo sólo lo hacía más fácil.

Pero si alguna vez quiso hacer algo así, necesitaba tener alguna forma de defender su mente. Tuvo la impresión de que las tribus de origen aranésico fuera de Cyoria no eran tan amistosas como la matriarca y su tribu y los efectos mentales seguirían con él, a través de los reinicios. La matriarca prometió enseñarle 'lo básico del combate telepático', que tradujo como 'inadecuado para amenazarnos, pero lo suficientemente bueno como para protegerse de las ratas cráneo y los magos mentales aleatorios', por lo que necesitaba saber cómo la magia mental humana iba contra una aranea promedio.

"No estamos' progresando en mis lecciones', porque no me vas a enseñar nada", insistió Zorian. "Es sólo un experimento. Quiero ver cómo mis hechizos se comportan contra ti".

[Bien, ¡estoy totalmente de acuerdo, entonces!] Novedad estuvo de acuerdo, repentinamente entusiasta. Pero no puedes atacarme físicamente en respuesta, ¿de acuerdo?

"Hacer eso estropearía el propósito del experimento", estuvo de acuerdo Zorian.

[Bien. Entonces, ¿asumimos que estoy atacando desde una emboscada o que me falta tiempo? Preguntó Novedad.

"¿Cuál es la diferencia?"

[Bueno, si atacaba desde una emboscada, trataría de simplemente penetrar su escudo por completo a través de una habilidad superior. Es muy efectivo cuando funciona, pero es lento de configurar, por lo que no funciona si el objetivo no está demasiado ocupado con algo para ocuparse de mí o si no es consciente del intento. Por otro lado, si el tiempo es esencial, derribaría los escudos con fuerza bruta. Es más rápido, pero más caro. Oh y es difícil juzgar la cantidad exacta de fuerza necesaria para atravesar una defensa sin dañar la mente que estaba defendiendo, así que... asumamos que estoy atacando desde una emboscada, ¿de acuerdo?

"Sí, vamos", Zorian se quedó sin respuestas.

La siguiente hora fue tan frustrante como instructiva. Novedad tomó la practica como un juego, mejorando a medida que pasaba el tiempo, a pesar de los inútiles intentos de Zorian por refinar sus defensas a través de lanzamientos repetidos y combinaciones de hechizos. Fue bastante vergonzoso ver a la aranea sobreexcitable y descerebrada pasar por sus hechizos como si no existieran en 30 segundos. Aunque esos 30 segundos serían suficientes para que él la incinerara en la vida real, no se imaginaba haciéndolo ya que esa podría ser una suposición injustificada. ¿Y si ella estaba escondida de él? ¿Y si ella estaba detrás de algún tipo de protección? ¿Y si no era la única atacante?

Pero un poco de verguenza valió la pena. Ahora sabía que su mejor defensa contra las aranea (y otros psíquicos, suponía) era en realidad el hechizo básico del escudo mental. Otros hechizos más sofisticados no parecían poder hacer frente a los ataques telepáticos de Novedad.

[La mayoría de los hechizos que usaste fueron realmente fáciles de engañar y desviar con algunas fintas y un poco de tiempo] explicó Novedad. Todos se basaban en simples patrones de defensa y siempre reaccionaban igual a mis ataques. Esa concha mágica con la que solías rodear tu mente, aunque... es una cosa tan cruda, tengo que admitir que me causó problemas. No hay patrones ni nada elegante, sólo una barrera mental sólida e inflexible. No creo que sería capaz de evitarla si no hubieras seguido arruinando el hechizo cada vez que lo lanzabas.

"¿Lo estaba estropeando?" preguntó Zorian sorprendido.

[sí. La cáscara al final quedo con imperfecciones diminutas por las que pude pasar. No creo que se suponía que estuvieran allí] dijo Novedad.

Minúsculas imperfecciones, ¿dijo? Sonaba como un resultado normal de un hechizo habitual. Muy pocos magos podían lanzar un hechizo impecablemente y rara vez necesitaban - las imperfecciones minúsculas raramente importaban a menos que uno estuviera tratando con circunstancias muy especiales.

Aparentemente, esta fue una de esas circunstancias especiales. Zorian reprimió un suspiro - ya podía oír la voz fantasmagórica de Xvim en su cabeza, hablándole sobre los fracasos de los magos de hoy en día y la necesidad de practicar hasta que pudieras hacer los hechizos correctamente en lugar de ser lo suficientemente bueno.

En retrospectiva, sólo estaba buscando problemas con esa línea de pensamiento.


Cambio de escena


Cuando Zorian llegó a su sesión semanal con Xvim, esperaba recibir una hora de su basura habitual... que en este reinicio particular significaba tomar un manojo de palos delgados y tratar de incinerar uno de los palos sin quemar el resto de ellos o quemar su mano en el proceso. Es cierto que Xvim lo miraba fijamente cuando llegó, pero Xvim siempre hacia muchas cosas extrañas durante sus sesiones.

Zorian ni siquiera se había sentado antes de que Xvim decidiera hablar con él.

"He oído que has estado lanzando bolas de fuego", dijo Xvim. "¿Es eso cierto?"

Zorian se detuvo de fruncir el ceño al hombre. Él haciendo un comentario como ese nunca fue una buena señal - Xvim nunca se impresionó con nada de lo que Zorian hizo, así que sin duda encontró algo objetable en su práctica de combate con Taiven. ¿Cómo diablos se enteró el hombre de eso?

La cara de Xvim no le dijo nada y Zorian ya había intentado usar su empatía rudimentaria en él sin éxito, tratando de descifrar la esencia de lo que en verdad era este hombre molesto. Xvim tenía un control increíble sobre sus emociones y virtualmente nada le molestaba o realmente lo hacía estallar.

"Puedo lanzar el hechizo, sí," dijo Zorian con cuidado, como si hablar más despacio le ayudara a evadir cualquier campo de minas que Xvim le hubiera preparado con su pregunta. "Admito que sólo con la potencia mínima, pero-"

"Así que eso es un no, entonces", Xvim respondió decepcionado. Le miró fijamente, como si desafiara a Zorian a contradecirle. Afortunadamente, Zorian era demasiado sabio para ponerse nervioso por las proclamaciones de Xvim en este momento, así que simplemente se quedaron mirándose en silencio durante unos momentos. Finalmente, Xvim rompió la mirada con un suspiro de dramatismo. "Los magos en estos días, siempre corriendo hacia cosas a medias. Esperaba algo mejor de ti. No hay nada de malo en estar interesado en la magia de combate, pero inmediatamente ir por el hechizo más llamativo o el más valorado es imprudente. Una bola de fuego a medio poder no es ninguna bola de fuego. Deberías haberte concentrado en construir una base sólida hasta que pudieras hacerlo bien".

" Bueno, Zorian dijo con calma: ¿Por qué no me enseña cómo se hace?"

En respuesta, Xvim sin palabras sacó una pila de cartas de su cajón y se las tiró. Zorian las pilló instintivamente antes de que pudieran chocar con su cabeza, demasiado acostumbrado a sus payasadas para sorprenderse con la jugada.

"¿Cartas?" Preguntó, dándoles la vuelta en sus manos. Parecían cartas normales, excepto que sus caras fueron reemplazadas por cuadrados, líneas, círculos y otras formas geométricas.

"Cartas", Xvim confirmó. "Específicamente, tarjetas hechas de material absorbente de maná. Los signos aparentemente ornamentales en las esquinas expulsan cualquier maná que las cartas recojan, irradiándolo hacia los alrededores. Se necesita mucho maná para afectarlas de cualquier manera."

"¿Y yo las estaré afectando?" Zorian lo adivinó.

"Lo intentarás, estoy seguro", dijo Xvim airosamente, reordenando los bolígrafos de su mesa en vez de mirar a Zorian. "Son muy difíciles de afectar para magos con tan pocas habilidades como las suyas. Para resumir la historia, intentarás quemar las formas pintadas en las tarjetas y sólo las formas. Puedes empezar cuando te sientas listo".

Zorian miró fijamente las cartas durante un momento. Sospechaba que sabía cuál era el objetivo de este ejercicio - tenía que usar mucho maná y tenía que usarlo instantáneamente o los glifos de las esquinas simplemente irradiarían su maná. Ese fue el reto básico de toda la magia de combate: dar forma a una gran cantidad de maná rápidamente sin estropear demasiado el contorno del hechizo.

Así que respiró hondo, tomo una carta que le pareció más fácil (era sólo un círculo en el medio, ¿qué tan difícil podía ser?) y echó un buen pedazo de maná en su primer intento.

Aparte de los glifos de las esquinas brillando un poco, no pasó nada.

Maldita sea. Esto podría ser un poco más difícil de lo que él pensaba.


Cambio de escena


Después de no afectar las cartas unas cuantas veces y luego de haber sobrecargado y quemado algunas cuentas cartas a cenizas, quemando sus dedos en el proceso, Zorian finalmente logró quemar algunas formas borrosas que fueron claramente inspiradas por lo que se dibujó sobre ellas en lugar de ser un agujero irregular quemado a través del centro de la carta. Como era de esperar, Xvim tenía algunas cosas muy despectivas que decir al respecto.

Eventualmente, Zorian se quedó sin maná y tuvo que parar. ¿Qué clase de ejercicio de modelado era tan intensivo que realmente se puede agotar mientras se practica? Del tipo Xvim, aparentemente. En vez de simplemente echarlo, sin embargo, Xvim procedió a hablarle sobre la manera apropiada de reunir maná ambiental. Aparentemente había una manera de asimilar el maná del ambiente más rápido si uno se quedaba completamente quieto y se concentraba en no hacer absolutamente nada más. Así que no fue muy útil, pero probablemente ayudara si pretendía completar el nuevo ejercicio de Xvim en cualquier tipo de plazo razonable.

Entonces, como comentario de despedida, Xvim comentó casualmente que mañana iban a continuar su lección. Que mañana ni siquiera fuera un día de escuela no le molestaba a Xvim en lo más mínimo.

"Bien", concluyó Xvim. "Tenemos un día entero, entonces. Necesitaremos tiempo para reforzar lo de hoy."

No fue un acontecimiento aislado. A partir de ese día, Xvim insistió en las sesiones de práctica todos los días, monopolizando cada parte del tiempo libre que tenía Zorian. ¿Por qué Xvim decidió de repente hacer eso, cuando normalmente nunca interactuaba con él fuera de las horas de reunión asignadas? Como demonios se supone que lo supiera. Ciertamente hacer esto era muy molesto.

La aranea, por otra parte, tenía sus propias frustraciones. Tratar de localizar al sospechoso que contrató al grupo de Taiven para recuperar el reloj resultó ser bastante fácil, pero conseguir acceso a él no fue nada sencillo. Además de ser bueno en romper y analizar protecciones, el hombre también era bueno en construirlos y era un mago muy capaz para empezar. La aranea perdió a dos de sus miembros intentando acorralarlo y finalmente se rindieron con él por este reinicio en particular, centrándose en otras pistas por el momento.

Hicieron todo lo posible para contrarrestar a los invasores durante el festival de verano, por supuesto.

Los dos siguientes reinicios fueron muy parecidos: las araneas recopilaron información sobre los invasores, a veces pidiéndole a Zorian que hablara por ellas si tenían que interactuar con alguien abiertamente y comenzó una campaña limitada de asesinatos entre los ocultistas y otros colaboradores de la invasión que consiguieron identificar. Zorian aprendió magia de combate, artes mentales araneas y trató de sobrevivir a las lecciones de Xvim sin golpear al hombre en la cara. Sus esfuerzos estaban dando frutos, con la invasión yendo cada vez más desenfrenada con cada reinicio subsiguiente y la matriarca esperaba que su misterioso tercer viajero apareciera pronto.

La sorpresa más grande, para Zorian, fue que Novedad realmente recordaba sus interacciones en los reinicios previos. Aparentemente, la matriarca no estaba monopolizando la transferencia de memoria como Zorian pensó que haría y en su lugar le estaba dando memorias a 6 araneas diferentes en ese paquete de memoria suyo. Novedad, que era la entrenadora personal de Zorian, se consideraba lo suficientemente importante como para ser incluida en ese grupo de élite, algo de lo que la joven araña estaba muy orgullosa.

Ahora, sin embargo, Zorian sentía que era hora de un cambio de ritmo. Dos reinicios llenos de Xvim le bastaron y Taiven le había enseñado la mayor parte de lo que ella sabía sobre magia de combate.

Llamó a la puerta de la oficina de Ilsa y esperó a que ella le invitara a entrar.


Cambio de escena


"Buenos días, señor Kazinski", dijo Ilsa con un toque de diversión. "No te esperaba hasta el viernes. ¿Supongo que habrás oído algunas historias sobre tu mentor, entonces?"

"No, ya sé qué clase de persona es Xvim. No es por eso que estoy aquí", dijo Zorian. "No, estoy aquí porque quiero aprender a teletransportarme."

Ilsa parpadeó sorprendida. "Eso es... bastante ambicioso. Dejando a un lado la pregunta de por qué debería dedicar mi tiempo a enseñarte eso, ¿qué te hace pensar que eres capaz de lanzar tal hechizo? Hasta los más simples hechizos de teletransporte son muy difíciles."

"Una pregunta justa", admitió Zorian. "¿Qué tal una demostración?"

"Por todos los medios", se rió Ilsa, invitandolo a seguir adelante. Zorian no necesitaba empatía para ver que no creía que él fuera capaz de impresionarla.

Bueno, entonces - desafío aceptado.

Cada ejercicio difícil de modelar, cada hechizo complicado que aprendió en los últimos dos años en el bucle del tiempo - él los mostró todos. Cada prueba escrita o pregunta teórica que ella le hacía, la contestaba con una respuesta perfecta - a veces porque él conocía el tema honestamente y a veces porque ella solía hacer las mismas preguntas cada vez que intentaba impresionarla. Y entonces, cuando ella todavía estaba tambaleándose al darse cuenta de que él era lo suficientemente hábil como para graduarse de la academia en ese momento, sacó varios objetos mágicos de su mochila y comenzó a explicarle sus experimentos de fórmula de hechizos. Aunque no era una maestra oficial en fórmulas, Zorian sabía por anteriores reinicios que tenía muy buen conocimiento del campo y podía apreciar la dificultad de las hazañas que él le estaba mostrando.

"Me sorprende que no hayas solicitado la transferencia a un grupo de nivel 1 con este tipo de habilidades", comentó Ilsa cuando finalmente terminó.

Ah sí, los grupos de nivel 1 - la respuesta de la academia a los estudiantes demasiado avanzados para el currículo normal. Lamentablemente, el prestigio de pertenecer a uno de esos grupos significaba que muchas personas hacían todo lo posible para colocar a su hijo en uno de ellos y eso significaba que las lecciones reales no podían ser mucho más avanzadas que las normales, de lo contrario todas las personas que compraban o arreglaban su presencia allí no podían mantenerse al día. Zorian había oído todo tipo de cosas sobre esos grupos, buenas o malas, pero el cuadro general parecía ser de un montón de escaladores sociales que desdeñaban a los demás. Nada de lo que Zorian quisiera ser parte.

"Creo que puedo hacer más cosas a través del estudio independiente", dijo Zorian. "Aunque si realmente piensa que sus clases no me ayudaran en nada, lo probaría".

"No te precipites demasiado", advirtió Ilsa. "Estoy segura de que los recursos de la academia te serán útiles por un año o más. No estás tan avanzado".

A la academia no le gustaba cuando la gente se saltaba grados. Se enorgullecían públicamente de poder ayudar incluso a los magos adultos, ni hablar de niños superdotados. Graduarse temprano implicaba que el estudiante no tenía nada que aprender de la academia y fue considerado como una bofetada en la cara en nombre del estudiante. Tampoco te devolvían el dinero por terminar temprano.

En resumen, Zorian no tenía la intención de hacer pruebas - eso no le daría nada excepto crear mala sangre entre él y la academia. Sin embargo, él sabía que amenazar ligeramente en una negociación hacia que la otra parte lo tomara más en serio.

Ilsa continuó pensando en silencio durante un rato, golpeando rítmicamente su lápiz sobre una carpeta llena de pruebas escritas que Zorian había llenado rápidamente antes en la reunión. Zorian no la interrumpió, aunque consideraba el largo silencio una mala señal. Con toda probabilidad, este intento fue un desperdicio y tendría que intentar otro enfoque en el próximo reinicio.

"Muy bien, aquí está mi oferta", dijo de repente Ilsa. "Transferiré tu tutoría de Xvim a mí misma. Te daré instrucción en aspectos avanzados de ilusionismo, alteración, animación y conjuración. Si me impresionas con tu dedicación, entonces incluiré hechizos de menor dimensionalismo en esa lista y si te muestras adepto a esos... entonces te enseñaré el hechizo básico de teletransporte."

Zorian parpadeó. ¿Qué? ¡Eso fue mucho más de lo que pidió! No es que se quejara, pero...

"Eso sonó mejor de lo que esperaba", dijo Zorian. "¿Cuál es el truco?"

"Bueno, primero que nada, espero que seas mi asistente personal", dijo Ilsa. "He estado tratando de conseguir uno durante los últimos dos años, pero el director se niega a pagar su salario y encontrar a una persona capacitada que quiera trabajar gratis es sorprendentemente difícil. De todos modos, la mayoría de las veces te ocuparás del gran número de exámenes y tareas que hago cada día y también puedo pedirte que te encargues de algunas de mis tareas de enseñanza en las clases de primer año. O cualquier otra tarea aleatoria que yo piense que considero inferior a mí".

Molesto, pero era un precio justo por lo que estaba ofreciendo. De hecho, todo esto sonó muy parecido a--

"Y oficialmente serás mi aprendiz", continuó Ilsa. "Si voy a enseñarte magia avanzada y confiarte mi trabajo, quiero tener algún tipo de control legal sobre ti."

... así que esto era. Normalmente, Zorian sería muy receloso de firmar un contrato de aprendiz con alguien que apenas conocía, considerando que su propósito principal era joder al aprendiz si iba en contra de su acuerdo con su mentor, pero este contrato sólo iba a durar hasta el final de la reanudación, así que, qué demonios.

"Oh y tomarás el puesto de representante de tu clase", dijo repentinamente Ilsa.

Zorian se estremeció. No sólo era un trabajo horrible y desagradecido, sino que también ya estaba ocupado.

"Akoja va a estar devastada", murmuró Zorian. Se sentía un poco mal por robarle su posición, especialmente porque no la quería en primer lugar, pero no había forma de que perdiera esta oportunidad.

Ilsa se rió. "Zorian, la razón por la que te estoy dando el puesto es que Akoja ya no lo quiere. Dice que odia la posición - que todo el mundo la rechaza por ello y que yo debería dársela a otra persona. Desafortunadamente, no he recibido ninguna oferta para cambiar con ella. No de nadie en quien confíe, de todos modos." Le dio a Zorian una mirada sabia. "Tú fuiste una de las personas que me recomendó para el puesto, pero ni siquiera me molesté en preguntarte. Todo lo que oí de ti sugirió que no aceptarías el puesto".

"Y tenías toda la razón", estuvo de acuerdo Zorian, todavía conmocionado. ¿Akoja no quería ser la representante de la clase? ¡Pero la chica vivía para eso! Y de todos modos, si ella no quería hacerlo, ¿por qué lo hizo con tanta dedicación? Si Zorian estaba atrapado en un trabajo que odiaba, haría lo menos posible o incluso lo estropearía deliberadamente para que Ilsa se sintiera presionada a reemplazarlo lo antes posible. ¿Por qué Akoja no podría hacer lo mismo? "La única razón por la que acepto esto es porque la oferta es muy buena."

"Entonces, ¿tenemos un trato?" Ilsa pidió confirmación.

"Sí, pero tengo una pregunta y una demanda", dijo Zorian. "Primero, ¿por qué quiere enseñarme esas materias en particular? Y segundo, quiero aprender el hechizo de teletransporte antes del festival de verano".

"Dudo que en poco menos de un mes consigas dominar los requisitos previos para el hechizo de teletransportación", dijo Ilsa. "Pero en el caso altamente teórico de que lo hagas, no tengo ningún problema en satisfacer tu demanda. ¿Por qué estás tan decidida con ese hechizo?"

"Es un sueño mío poder hacer eso", dijo Zorian. "En mi mente, la teletransportación siempre ha sido uno de los ejemplos de lo que un mago puede hacer, por eso quiero lograrlo."

"Interesante. Por curiosidad, ¿qué es lo demás que un mago debería poder hacer?" preguntó Ilsa.

"Hacer un campo de fuerza, crear un objeto mágico, producir una bola de fuego, reparar objetos rotos y volverse invisible", dijo Zorian. "Ya puedo hacer los primeros cuatro y el quinto es ilegal sin permisos especiales."

Él ya estaba trabajando en la adquisición de un hechizo de invisibilidad de todos modos, pero ella no tenía que saberlo.

Ilsa le dio una mirada sabia y Zorian habría tenido miedo de que ella estuviera leyendo sus pensamientos si no estaba seguro de que pudiera detectar cualquier intrusión casual en su propia mente.

"Para responder a su primera pregunta, elegí esas disciplinas porque son mi propia especialidad", dijo Ilsa. "Sólo es apropiado que un aprendiz aprenda la especialidad de su maestro, ¿no?"

"Claro", Zorian estuvo de acuerdo. "No estoy seguro de lo que todas esas cosas tienen en común. ¿No se supone que las especialidades deben estar más concentradas?"

"Bueno, cuando era una maga joven, yo también tuve un sueño", dijo Ilsa. "Específicamente, quería dominar la verdadera conjuración".

Zorian parpadeó. "Como, ¿Crear materia real de la nada? ¿No es eso un mito?"

"Esa es la postura actual de la Academia, sí", estuvo de acuerdo Ilsa. "Las fuentes del pre-cataclismo afirmaban que los magos poderosos podían manejar el hechizo, pero toda la información al respecto se ha perdido y nadie ha sido capaz de recrearlo en los tiempos modernos. Muchos magos piensan que nunca existieron y que los viejos registros están inventando cosas o describiendo algo más que la creación de materia real. De todos modos, como una joven maga, mi sueño era recrear esos hechizos, así que estudié todo lo que pensé que podría ser útil en mi camino hacia esa meta. La conjuración moderna consiste básicamente en hacer ilusiones sólidas, por lo que era algo natural empezar con el ilusionismo y luego progresar a la conjuración. Y entonces, puesto que la verdadera conjuración implica trabajar con materia real, pasé a los hechizos de alteración que tratan sobre la fabricación de objetos".

"¿Y... tuviste algún éxito?" preguntó Zorian con curiosidad.

"Depende de tu definición del éxito", Ilsa se encogió de hombros. "Mi objetivo final era diseñar un hechizo que convoque al material desde otro lugar, sin que el lanzador tenga que saber exactamente de dónde vienen los materiales. Así es como imaginaba que los antiguos Ikosianos podían 'falsificar' la creación de materia. Lo conseguí, pero el hechizo que hice sólo funciona en una sala especialmente preparada y el coste de maná del hechizo varía enormemente de casting a casting, dependiendo de lo que estoy tratando de conjurar. Y hubo un embarazoso incidente con la parte de la creación de oro del experimento que robó unas monedas antiguas de un museo cercano..."

Agitó la cabeza. "Una historia para otro momento. Tengo que ir a clase pronto, de todos modos. Prepararé un contrato de aprendiz para que lo firmes mañana, así que asegúrate de pasar cuando tengas tiempo".


Cambio de escena


Los siguientes cinco reinicios fueron frenéticos y aburridos. Agitados porque siempre había algo que hacer y aburridos en el sentido de que poco de ello era realmente novedoso. El mejoró constantemente sus varias habilidades, las aranea se estaban volviendo muy hábiles en contrarrestar a los invasores de varias maneras y Zach parecía haber aceptado finalmente que algo muy inusual estaba sucediendo en el fondo y no fue causado por él.

Había pocas posibilidades de que Zach identificara a Zorian como la causa de los cambios, ya que la magnitud de los mismos tendió a ahogar todo lo que Zorian hizo personalmente. Las araneas comenzaron a moverse cada vez más agresivamente, dando consejos anónimos al departamento de policía de Cyoria, asesinando a unas pocas personas e incluso difundiendo algunos rumores. El resultado fue que cuando Zorian entró en su primera clase, los cambios ya se habían propagado por toda la ciudad, incluyendo a profesores y estudiantes. Zach no parecía sospechar que Zorian fuera la causa final o cualquier otro compañero de clase.

Zorian estaba empezando a estar de acuerdo con Zach en ese aspecto - quienquiera que fuera el tercer viajero, ciertamente no estaba en su clase. Zorian había hablado con todos ellos, por medio de varias excusas -ayudó a pasar los últimos cinco reinicios como el nuevo representante de la clase, por lo que tenía muchas excusas para ello- usando su empatía, que poco a poco iba mejorando, para ver si reaccionaban con sorpresa cuando dejaba caer algunas de las frases más sugerentes que sólo tendrían sentido para una persona atrapada en el bucle del tiempo. No encontró nada que implicara a ninguno de ellos.

En total, las cosas iban bastante bien en opinión de Zorian. El último reinicio fue especialmente bueno en lo que a Zorian se refiere: finalmente había logrado aprender el hechizo de teletransporte de Ilsa, Zach estaba empezando a hacer inteligencia para contrarrestar a los invasores en vez de simplemente tratar de tomarlos a todos por la fuerza y el último intento de invasión fracasó en la conquista del edificio principal de la academia y de los refugios estudiantiles porque las araneas de alguna manera lograron influir en el liderazgo de la academia para ajustar sus hechizos de protección.

Pero la matriarca se estaba impacientando. Algo la ponía cada vez más nerviosa con cada reinicio y ella se negaba a decirle qué, dándole excusas débiles cada vez que se lo pedía. Parecía concentrar la mayor parte de sus energías en algún tipo de proyecto personal, que describió como "recopilación de información" y "seguir una corazonada", y los resultados que obtenía la estaban molestando claramente. Zorian sospechaba fuertemente que había descubierto algún tipo de información vital sobre la naturaleza del bucle del tiempo y se negó a compartirla con él por cualquier razón. Honestamente estaba un poco amargado por eso. ¿Qué podría ser más perturbador de lo que ya sabían sobre el fenómeno?

A pesar de todo, la matriarca insistió en que había que encontrar al tercer viajero y cuanto antes mejor. Una vez que Zorian confirmó que no estaban en su clase, ella se convenció de que el tercer viajero, al igual que Zach, ni siquiera estaba presente en la ciudad la mayor parte del tiempo. Con toda probabilidad, simplemente dio información crítica a los invasores al principio del reinicio y luego se fue a hacer sus propias cosas. Si querían llamar su atención, la invasión probablemente tendría que ser un fracaso espectacular.

En consecuencia, la matriarca trazó su plan para el próximo reinicio, uno que definitivamente sería imposible de ignorar...



Comentarios

  1. Gracias por la traducción ya era hora de que saliera un capitulo de "atrapados en el tiempo".

    ResponderEliminar
  2. Cuando sale otro capítulo? Y gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un par de horas. Aunque estoy haciendo todo lo posible por regresar a la tasa de publicacion de 1 capitulo diario. Gracias por comentar

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?