viernes, 2 de octubre de 2015

Haken No Kouki Altina, Volumen 2 en Español


Capítulo 1


Regis se convirtió en un estratega.

A pesar de que no estaba seguro, tenía que hacer que funcione de alguna manera.

Él había dicho en voz baja a Altina el mejor curso de acción. Después de haber sido reconocida como la comandante, emitió las órdenes a las tropas.

"Ordeno a Sir Jerome que lidere a 100 soldados de caballería para interceptar al enemigo. Averigüe el número de fuerzas enemigas y forme un frente de batalla si es posible... Si las fuerzas enemigas son demasiado grandes, se retirara por la seguridad de nuestras fuerzas como prioridad! "

"Las ordenes fueron recibidas !!"

General Jerome quien se convirtió en su subordinado de buen grado por el duelo, dirigió la caballería de la fortaleza.

El sonido de los cascos, los choques de hierro y rugidos valientes vinieron de más allá de los muros de piedra.

Volviendo la espalda al sonido de batalla, Regis y Altina se dirigieron a la torre central.

 La parte superior de la torre central era un puesto de observación con vistas al campo de batalla y se duplicó como una sala de conferencias para simular tácticas de batalla.

En primer lugar, necesitaba tratar las heridas sufridas de Altina durante el duelo. Ella había ganado a causa de la espada del emperador y algo de suerte, pero estaba muy herida y no sería extraño que necesitara ser llevada en una camilla.

Debe ser difícil para ella, pero aun así quería caminar sobre sus propios pies.

El perdedor Jerome se había dirigido a la batalla, por lo que si el ganador Altina no podía caminar, su objetivo de mostrar su fuerza sería en vano.

La sangre goteaba lentamente sobre la nieve a sus pies. La joven que parecía que iba a derrumbarse arrastró sus pies y siguió adelante.

"Ja... ja...”

"Vamos, Altina".

Regis a su lado no podía hacer otra cosa que animarla en voz baja.

La distancia de la plaza de armas a la torre central parecía tan lejana.

La torre en el centro de la fortaleza era un enorme edificio de piedra, la puerta principal estaba hecha de acero.

Después de mucho esfuerzo, finalmente llegaron a la puerta.

Regis utilizó su peso corporal para cerrar la puerta.

"Ugu ~~~"

La puerta de acero se cerró con una fuerte explosión.

El pasadizo encerrado por las paredes de piedra se convirtieron en oscuridad, el sonido de la lucha parecía muy lejano.

Después de estar fuera de la vista de los soldados, Altina se derrumbó.

Se apoyó en la pared y jadeaba intensamente.

"Al, Altina, ¿estás bien?"

"Si... Ja... ja... Ugu ... estoy bien ... no puedo ... seguir en pie ..."

Los soldados de la fortaleza se habían dirigido a sus puestos de combate a causa del ataque de los salvajes, o se preparaban para salir de la plaza de armas. Ellos no ven la escena dentro de la torre central, por lo que estaba bien descansar aquí por un momento.

"Altina, todo estará perdido si usted muere. No se exija, tenga un buen descanso."

"Ugu, sí...”

Apoyando la espalda en la pared de piedra se quedó sin aliento.

Regis se sentó junto a ella también.

Y miró a su perfil.

Su madre podría ser una campesina, pero ella se hizo una concubina por su belleza excepcional. Altina se decía que era aún más bella que su madre.

Su brillante pelo rojo parecía más atractivo después de la batalla peligrosa, con los ojos ligeramente abiertos y de color rubí.

Mientras ella estaba agotada, su piel era más blanca que la nieve sin una pizca de oscuridad.

Incluso Regis que no estaba demasiado preocupado por la belleza de una dama quedó cautivado.

Su perfil inocente le recordó que no era más que una niña de 14 años de edad. En el imperio Belgarian, solamente los que tenían 15 años serían tratados como adultos, por lo que Altina era todavía una niña.

Pero era fuerte.

Ya se trate manejando una espada o su resolución.

Ella no se rendiría sin importar lo grave de la situación.

A pesar de que sus manos estaban manchadas de tierra y sangre, Regis pensó que se veía hermosa como esta.

Sus delgados dedos de porcelana parecían que se romperían con un toque suave. Esos dedos empuñaban una espada de dos manos más alta que ella, e incluso derroto al héroe Jerome conocido por su destreza en combate.

Su fuerza en el brazo insondable era probablemente debido a su linaje y formación.

Ella era demasiado increíble...

"¿Qué es Regis?"

Altina miró.

"Ah, ¿estás bien?"

"Sí, me siento mucho mejor... en lugar de eso, me estás mirando, ¿qué es?"

"¿Eh? Yo, yo, yo la estoy mirando?"

"Si, puedo sentir que mi cuerpo está atravesado por la mirada. No, me veo rara? Tengo suciedad en la cara? No te reprimas y sólo dime esas cosas."

"No, usted está muy bien. Está muy hermosa."

"Hah?"

Regis se cubrió la boca.

--¿Qué Qué le dije a una niña cinco años menor que yo?

Me cautivó porque eres demasiado hermosa - Un bardo de la capital imperial, probablemente hiciera una canción en este momento. Pero lamentablemente, Regis no tenía tanto talento artístico.

Sólo podía guardar silencio y rubor.

Altina lo miró con cara de preocupación.

"¿has cogido un resfriado mirando el duelo en la ventisca? Tu rostro esta todo rojo. Tenga cuidado”

Su mano derecha cogió a Regis.

Se estremeció ante esto y retrocedió.

Su reflejo era por vergüenza.

Pero ella parecía confundida.

"Ah... Lo siento. Tengo las manos sucias?"

"No, no es eso."

"Ah, no me importa, no me gusta la adulación o la simpatía. Mis manos son totalmente diferentes de las damas nobles verdad? Están llenas de sudor por el entrenamiento, de suciedad y sangre del duelo."

"... Lo digo en serio, no es eso."

Regis extendió la mano esta vez.

Incluso si el corazón le latía violentamente, todavía estaba decidido a resolver este malentendido.

Puso su mano en la parte superior de la mano de Altina.


"¿Eh?"

"Tú, tu, tus manos son realmente bonitas, éstas son las manos que llevan a cabo su propia voluntad... Ehh, porque no tengo experiencia con el contacto íntimo con mujeres, así que... no estoy acostumbrado a tocar chicas, así que estaba un poco sorprendido”.

"Ah sí..."

A pesar de que logró que lo entendiera, perdió la oportunidad de retractar su mano.

Regis pensó en ello.

Esta escena fue la misma en un libro que ha leído hace mucho tiempo. Recordó que era Cuiller Romeros '' amor de viaje”.

- Tomé la mano de la joven, dejando que acaricie mi rostro y besé los dulces pétalos de flores...

¡De ninguna manera!

Si la historia avanzaba en esa dirección, sería colgado por no respetar a su superior, Cuiller amo!

Regis estaba muy preocupado.

Es una lástima, pero el personaje principal de cualquier historia no sería tan inútil y dejar ir la mano de una chica sin hacer nada después de elogiar su belleza. Él no tenía a nadie a quien consultar.

Justo cuando se preguntaba qué hacer ya estaba petrificado,

Tos tos, oyó un sonido de tos que se hizo con fuerza.

Se dio la vuelta y vio a una dama en uniforme azul - Clarisse sonriéndole.

"¿Quieres acumular experiencia tocando mujeres con la princesa? ¿Quién no puede ni siquiera caminar como su socio en privado? señor Regis."

"Eh eh? Yo no estaba pensando en hacer eso."

"Usted es inesperadamente tortuoso".

"¡No lo soy!"

"¿Qué va a hacer con la princesa?"

"No, no voy a hacer nada!"

"¿Es así? Me preguntaba si la princesa necesita tratamiento."

"¡Eso es! Por supuesto. Eh... Las tropas no pueden verla en la enfermería por lo que no podemos ir allí. Volver a su habitación por un cambio de ropa como excusa, entonces llamar al médico.”

Altina asintió con la cabeza.

Clarisse expresó su comprensión.

"Entiendo. Y así, princesa."

"Espera que...”

Altina puso las manos en la pared y se empujó hacia arriba.

"Fuu ... Finalmente, la fuerza ha vuelto a mis piernas."

Su cara se veía a gusto.

Regis enderezó la espalda también.

"No se exija demasiado."

"Están empezando la batalla por ahí ¿no? Me reconocí como la comandante después de ganar el duelo, para que nadie me tratará como una molestia."

"... Habrá problemas si actúa demasiado imprudentemente; Muerte ciertamente vendrá... mi muerte por una úlcera de estómago."

"Ara, que te preocupa. Trabajé muy duro para convertirse en mi estratega."

"Altina, vuelva rápidamente a su habitación y reciba el tratamiento por parte del médico correctamente."

"Estas palabras... es el consejo de un estratega? O un oficial de administración de quinto grado? O como amigo?"

"Por supuesto, es como estratega".

"Hmm ... Bueno, tengo que escuchar obedientemente."

Altina comenzó a caminar y Clarisse siguió en silencio.

Ella no se apoyó, simplemente caminaba a su lado, pero estaba en condiciones de ayudar si Altina vacilara.

"... Por otra parte, ¿por qué esta acá la señorita Clarisse?"

El plan era que esperara en el carro.

"Porque creía que la princesa iba a ganar el duelo y volvería a su habitación. Pero no esperaba que el señor Regis sujetara sus manos con tanta fuerza."

"Allí había una razón detrás de esa complicada, al igual que en los cuentos... Y eso es, bueno...”

Esta vez, Altina se sonrojaba junto con Regis también.

Aunque las palabras de Clarisse estaban llenas de impacto como de costumbre, su expresión era suave.

“ Señor Regis, por favor deje a la princesa a mí cuidado."

"No, yo te acompañare por un tiempo. He delegado a Sir Evrard ir con la segunda ola."

Evrard era el comendador del regimiento de la frontera de Beilschmidt, un veterano guerrero feroz y fiable.

Clarisse pareció entender y asintió.

"Eso significa que usted quiere ver a la princesa desvestirse mientras esté en tratamiento."

 No he dicho eso?”

"Lo sé. Usted está preocupado por la princesa."

"Claro."

"Pero estoy preocupada por la pureza de la princesa '."

"Me hace parecer una bestia, no importa lo que...”

Regis se encogió de hombros.

La mirada de Clarisse se inclinó hacia abajo.

"¿Es así? Me preguntaba si eso está bien para un hombre."

"¿Eh!?"

Altina parecía confundida.

Clarisse palmeó la cabeza del asombroso de Altina.

"Mi princesa es tan linda ~ mi princesa."

"¿Eh? ¿Qué está pasando?"

"... La señorita Clarisse me preocupa, ella probablemente le va a enseñar a Altina algunas cosas raras."

Regis murmuró para sí mismo.

Para la princesa sin un solo amigo en el palacio, su conocimiento común fue escandalosamente deficiente.

Ella sería un adulto un año más tarde y está en edad de casarse. Regis estaba un poco preocupado, pero todo lo que sabía provenía de libros de todos modos.

Para ser honesto, no se sentía real para Regis tener esta conversación. Su estado era demasiado diferente de Altina, era normalmente imposible para ellos charlar de brazos cruzados.

Ella era la princesa, así como el comandante. Su rango era mayor general... En comparación, la familia de Regis habían sido plebeyos durante generaciones. Él podría ser un estratega, pero su rango en el ejército era sólo un oficial administrador de quinto grado.

General de División, general de brigada, primero, segundo, tercero, cuarto y quinto grado, sus rangos tenian seis niveles de diferencia.

Tener permiso para dirigirse a ella por su apodo era nada menos que un milagro...

Regis sacudió la cabeza con fuerza para eliminar pensamientos innecesarios.

Los soldados afuera estaban participando en una batalla con los bárbaros. Su trabajo consistía en pensar en el plan de batalla, incluso si su confianza era deficiente.

"Bueno, voy a ir a la plataforma de observación en el piso más alto y dirigir la batalla desde allí."

"Queda en sus manos, Regis."

"Yo creo en usted, señor Regis."

Clarisse sonreía con facilidad.

Después de separarse de ellas, Regis subió corriendo las escaleras.

Estaba agotado cuando llegó a la planta superior.

Apoyó las manos en las rodillas, se centró en el envío de aire a sus pulmones.

"Fu... fu... fu... fu...”

"¿¡Estás bien!?"

Un joven caballero pasó por encima.

De alrededor de 16 años de edad, menor que Regis.

Su cabello rubio estaba atado en la parte posterior, tenía los ojos azules y una cara delgada, un hombre guapo con una expresión refrescante.

Llevaba una armadura de metal de grado superior con una larga espada de oro en su cintura, un personaje salido de una novela. Su voz era tan clara como un niño.

"¿Estás herido en alguna parte !?"

"¿Eh? Ah, no...”

Regis que estaba confiado en su falta de confianza al extremo, dudaba en decirle al más joven que él subir las escaleras casi lo mato del esfuerzo. Todavía tenía una cantidad de orgullo en él.

Él desvió la mirada y regulo su respiración.

"Fu ... fu ... Ahh .. No... No es nada."

"Me alegro de que este sano, señor Regis."

"¿Eh? ¿Nos conocemos?"

"Mi nombre es Eric Michael de Blanchard."


Eric se inclinó ante él, cortésmente.

Cuando Regis escuchó el apellido Blanchard, recordó un nombre familiar.

"Podría ser... Usted es el nieto de Sir Evrard? Recuerdo que estabas en el ejército del marqués Thénezay."

"¡Sí!"

Regis escuchó de Evrard que su nieto estaba en la misma unidad donde Regis solía trabajar como oficial.

Los bárbaros que estaban luchando contra atacaron la brecha en su formación, acabando con el Marqués de Thénezay. Eric se salvó debido al mando de “Regis”, o por lo menos Eric pensaba así.

Para Regis, pensó que el oficial de la unidad de reservas merecía los créditos.

Nuevamente lo miro para verlo bien.

Esto debe ser lo que significa un aspecto agraciado.

El comandante Evrard era como un gorila en armadura empuñando una alabarda, un hombre calvo gigante con una barba corta. Regis pensó que aún estaba en su mejor momento, pero se sorprendió que tuviese un nieto.

Pero lo más sorprendente era la falta de parecido en la apariencia de los dos.

El rostro de Eric se sonrojaba de la agitación.

"La firme figura, actitud tranquila y dominio preciso de Sir Regis en ese entonces... yo estaba convencido de que eres el hombre por el que debo apostar mi vida y dedicar mi servicio."

Su tono era fuerte, pero no crudo.

Su refrescante sonrisa era elegante como una fuente brillante.

Tratar con tanto respeto a Regis quien casi mure solo al subir escaleras, Regis sintió pena al respecto.

"... He oído que se ofreció para venir aquí?"

"¡Sí! llegué aquí anoche. Quería saludarlo, pero usted parecía estar ocupado”.

"No mucha gente quiere venir a la primera línea de batalla. Este es un lugar peligroso. "

"Es por eso que estoy aquí. Me salvé debido a Sir Regis, esta vez seré su escudo."

"... Estoy muy agradecido... Pero yo no soy digno."

"¿No asumio el cargo de estratega? Vi el duelo y su declaración en este momento."

"Ugh."

Tenía que decirlo en esa situación. No era una mentira, pero a Regis que no estaba acostumbrado a ser el centro de atención, quería acurrucarse en una bola.

"... ¿Sería capaz de servir bien el papel de un estratega...? Y la comandante del regimiento de la frontera es la cuarta princesa Marie Quatre. Un caballero debe jurar lealtad hacia su princesa?"

Aunque a Regis se le concedió permiso para abordar a la princesa con su apodo Altina, todavía evita hacerlo en presencia de los demás para que no haya malos entendidos.

"Por supuesto, como un caballero del Imperio Búlgaro, mi espada se ejercía en el servicio de la realeza y los nobles. Pero la hoguera de esperanza que encendió en la desesperación de la oscuridad nunca será olvidado."

Esa es una línea extraída del teatro. Regis leyó sobre óperas así que no le disgustan, pero los elogios de los demás le inquietaban.

"mmm, hoguera... Si se refiere a la lámpara, que llevaba en ese entonces...”

Él desvió la mirada inconscientemente.

El entusiasmo de Eric no se enfrió, lo dijo con una sonrisa.

"Yo había traído la espada de la princesa por órdenes de mi abuelo."

Regis finalmente recuperó el aliento y miró hacia la sala de conferencias.

Un pedazo de tela colocada sobre la mesa y la espada de Altina la Gran Tonnerre Quatre se colocó sobre ella. No podía llevarlo junto con su estado físico después del duelo, así que tuvieron que enviar a alguien para entregarla aquí.

El barro y la nieve se habían limpiado, dejándolo en su gloria original. No tenía ni siquiera un rasguño después de pasar por una batalla tan feroz.

Las particiones de ventanas que conducen a la plataforma de observación estaban muy abiertas, custodiado por dos caballeros. Lo saludaron cuando su mirada se encontró con Regis.

Regis miro a través de las ventanas y llegó a una posición en la que podía ver la batalla. La nieve se acumulaba lentamente.

El viento soplaba hacia su cara.

Esta fue la segunda vez que vino a la plataforma de observación de esta sala de conferencias. La vez anterior fue la siguiente mañana después de llegar a la fortaleza Sierck y Altina le mostró su alrededor.

El paisaje era espectacular ante él entonces, pero la vista fue oscurecida por la nieve en este momento y no podía ver a lo lejos.

La batalla estaba progresando ante sus ojos.

La fortaleza de Sierck fue construida sobre la base de una montaña hacia el norte. Un gran grupo de soldados se reunieron en la plaza de armas, esperando la señal para desplegarse. Las unidades de defensa a su derecha tenían 2000 unidades como soporte.

300 caballeros fueron enviados

Se enfrentaron contra 600 salvajes.

La situación había evolucionado desde el choque inicial mirando el uno al otro desde la distancia.

Si ellos participan en combate cuerpo a cuerpo, van a luchar hasta retirarse un lado. Pero con el mando y el control adecuado, era posible tirar a cierta distancia de la oportunidad de descansar antes de que accidentes innecesarios fueron causados por la fatiga.

Jerome y los caballeros de Evrard adoptan una formación de defender el fuerte. Los bárbaros fijan sus ojos en su presa, esperando la oportunidad de escabullirse.

En las llanuras de blancas nevadas devastadas por pasos, varias personas se establecieron sin signos de movimiento. Aunque los salvajes tenían mayores pérdidas, los caballeros del imperio también tenian bajas.

Eric se acercó a Regis.

"Un gran número de bárbaros están reuniéndose."

"Sí. Los bárbaros en esta región parecían excepcionalmente fuertes... Y probablemente deberían ser más."

"¿Por qué lo crees así?"

"Mira cómo los salvajes se están comportando. Siempre miran a la espalda de vez en cuando. Si los soldados en la parte posterior estaban haciendo eso, sólo podrían estar preocupados porque su ruta de retirada sea corta. Pero los de delante están haciendo lo mismo, por lo que deben estar esperando refuerzos”.

"Ahora lo entiendo. ¿Pero por qué el ataque en oleadas? ¿Es para ganar tiempo para transportar la artillería?"

"Los bárbaros no tienen artillería. El plan era probablemente atacar con 600 a la vanguardia e infiltrarse en la fortaleza bajo la cobertura de la tormenta de nieve abriendo las puertas para los refuerzos."

"Los salvajes pueden utilizar esas tácticas !?"

"Bueno, lo pueden hacer al menos con esta cantidad para tomar un fuerte... Pero ellos deben retirarse después de que el plan fracase. Podrían tener alguna razón de peso para apoderarse del fuerte?"

El estancamiento no duró mucho.

Los bárbaros pegan un rugido.

La batalla comenzó de nuevo.

Apoyando sus lanzas, los caballeros se preparan para participar. Esta debería ser su victoria en casos normales. No es de extrañar que 300 caballeros derroten a 600 salvajes con facilidad.

Pero había muchos guerreros fuertes entre los bárbaros, a la altura de los caballeros.

Al frente de todos los bárbaros había un hombre con un traje extravagante llevando un hacha de guerra gigante. Tanto su apariencia y su poder eran prominentes.

Los caballeros le enfrentan y atacan con sus lanzas.

Las lanzas fueron quebradas por el hacha de guerra.

El hombre entonces salto hábilmente como un mono, más alto que el lomo del caballo y cortó con la hacha de guerra.

El caballero sangraba mucho en la cabeza.

Y cayó sin fuerzas desde el caballo.

Había unos salvajes que podían derrotar a los caballeros de uno a uno. No los caballeros con títulos vacíos que viven lujosamente en la capital imperial, sino los que están en las líneas del frente. Era raro que cayeran tan fácilmente.

Regis que estaba viendo suspiró.

"Ese es el... rey bárbaro?"

"¿A quién te refieres?"

Eric además le preguntó.

"De acuerdo con los informes de exploración, había una poderosa figura que unía al menos 3 tribus bárbaras".

"Ya veo, así que ese es su rey?"

"Yo no sé nada de su jerarquía, pero llamar al pez más grande en el estanque como el rey debería ser común."

"Y así, es el rey bárbaro."

Eric asintió con la iluminación.

Su voz era tranquila, sin atisbo de sonrisa. Ahora no era el momento para charlar alegremente.

Perdieron 2 soldados más.

Jerome cargado sobre su caballo negro. No estaba con su armadura, así que decidió ir al duelo en uniforme y se fue así a la batalla.

Él no estaba sosteniendo la lanza fina utilizada en el duelo, ahora tenía una lanza de plata.

Regis señaló a Jerome.

"Esa es la lanza de sir Jerome 'Le Cheveu D'une Dame' (pelo de Dame). Es famoso por tener el arma de héroes. (311cm) de largo, la punta está hecha de plata de hadas."

"Plata de hadas se decía que era un regalo de las hadas al “Emperador Llama”.

"Había una leyenda así... La teoría actual dice que es algún tipo de aleación natural."

La fundición de varios tipos de metales y mezclándolos puede formar un material mejor que el hierro, éste era de conocimiento común en esta era.

Jerome empujó con su lanza. El ataque fue tan claro que incluso los transeúntes podían decir de lejos que era mejor que los otros caballeros. La lanza salió disparada hacia adelante en un instante.

El rey bárbaro bloqueó con su hacha de guerra y trató de cerrar la brecha con el fin del contraataque.

Viendo a través de la intención de su oponente, Jerome empujó la lanza a su enemigo.

Cuando la lanza estaba a punto de llegar, el rey bárbaro torció la parte superior del cuerpo y la esquivo.

Sin dar tiempo al rey bárbaro para recuperarse, Jerome dirigido por su corazón se lanzó al ataque. Fue rechazado por el hacha de guerra de nuevo.



El enemigo de Jerome se retiró.

Eran más o menos iguales en habilidades, pero su arma y estar en un caballo dieron a Jerónimo la ventaja—Así analizo Regis la batalla.

Eric se inclinó hacia delante.

"Es el abuelo!"

Evrard estaba dispersando a los salvajes con su alabarda gigante.

"Hmmm, como se esperaba del capitán caballero."

"Quiero pelear también! Sir Regis, permítame reforzarlos! Debemos enviar la tercera oleada si el enemigo tiene refuerzos adecuados?"

Esa era el curso normal de las órdenes. No importa cómo fuera el proceso, todas las fuerzas se desplegarán desde el frente.

"El enemigo se escapara si enviamos más tropas en este momento."

"¿No es expulsarlos el objetivo?"

"Estás en lo correcto, pero definitivamente van a intentarlo de nuevo... Si es posible, quiero que esta batalla pueda afectar a todo compromiso futuro."

"Compromisos futuros? ¿Qué quieres decir?"

"Eh ... Lápiz y papel ...?"

"¡En seguida!"

Eric corrió a la sala de conferencias por papel, pluma y tinta y los trajo.

Regis pensó acerca del uso de la mesa, pero se acordó de la 'Thundering Cuarteto' que reposaba sobre ella.

Será un gran error en el libro de historia si goteo tinta en la espada. Y Regis sintió que podría hacer eso con la forma en que estaba preocupado.

"... Lo siento, ¿podría mantener la tinta por mí?"

"¡Ok!"

Eric tomó el lugar de un escritorio.

Empezó a escribir a toda prisa.

"Em-Será esto suficiente? Esto debe ser fácil de entender...”

Él firmó y rodó el papel hacia arriba. La tinta no se secó aún, pero está bien si es legible.

Se lo entregó a Eric.

"Por favor entregar esto a Sir Jerome, Sir Evrard y el comandante de la plaza de armas."

"Entendido! Se trata de las primeras órdenes del estratega!"

"Hmm? Ah ... Eso es verdad ..."

"Ya que son del señor Regis, deben haber instrucciones brillantes escritos en ella."

"Jajaja ... Eso es imposible. Es todavía manejable cuando una unidad fuera de alrededor de 300 hombres, pero para el regimiento de frontera con 3.000 soldados, un comando brillante es sólo una teoría sobre el papel."

"¿Es eso así?"

"Eso es lo que pasa si no se prepara los pedidos. Estar al mando requiere predecir 5 pasos por delante como en el ajedrez y dar instrucciones."

Eric miró el papel en la mano.

"¿Quiere decir... Usted había escrito los siguientes 5 pasos en esto?"

"Bueno, se puede decir eso."

"Eso es como una profecía."

"No puedo adivinar el futuro y he oído que no es nada bueno tampoco... Acabo de leer casualmente registros de batalla similares y pasó a saber sobre esto."

"Voy a entregar este mensaje aunque me cueste la vida!"

"No, no. No pasa nada si lo pierdes, puedo escribir otro. Eso sí, no se lastime."

"Sí, está bien... lo entiendo."

Prácticamente hablando, escribir lo mismo no va a funcionar por como la batalla progresa, pero Regis tenía miedo 

Eric podría ser demasiado joven y enfadarse rápidamente.

Cuando Eric se iba, les dijo a los caballeros en espera:

"Ustedes también. No hay nada más por ahora, así que sean los escoltas de Eric."

Ellos se miraron con sorpresa, pero luego expresan su comprensión.

Los 3 caballeros salieron de la sala de conferencias.

"Ara ara ..."

Regis apoyó su cara con la mano mientras se inclina sobre la barandilla de la plataforma de observación.

Debería haberle dicho a Eric que el futuro del imperio dependía de la entrega segura del mensaje?

Eso sin duda mejorará su moral...

"Hmmm, por lo general, los jóvenes soldados en esas posiciones son imprudentes con sus vidas ~~"

La lucha entre Jerome y el rey bárbaro era intensa.

Estaba claro incluso en la plataforma de observación que el ataque de Jerome estaba lleno de sed de sangre.

Eso no quiere decir que iba a ser fácil como con Altina en aquel entonces, donde luchaba sin la intención de matar a la princesa.

El rey bárbaro era bueno, defendiéndose de los ataques consecutivos con su hacha de guerra en búsqueda de una apertura para romper el ataque de la lanza.

Si la lanza no estuviera hecha de plata de hadas, probablemente se rompería.

Al final, el hacha de guerra se quebró en un enfrentamiento, lo que obligó al rey bárbaro a dar la espalda.

Jerome quería presionar el ataque, pero Eric llego justo a tiempo.

Las órdenes fueron leídas—

Jerome estaba muy lejos de Regis, pero aún así lo miró.

La distancia desde la plataforma de observación al campo de batalla era enorme y no debería ser capaz de ver la expresión. Pero Jerome transmitió de alguna manera su ira.
No se pudo evitar ya que esta era una batalla.

Pero si la distancia no fuera tan lejos, esa mirada podría haber penetrado el corazón de Regis. ¿Qué le hubiera dicho si estuviesen a poca distancia?

Un breve momento después—

100 caballeros de Jerome y 200 jinetes de Evrard se hacen a cada lado, dejando un camino a la fortaleza.

Él no era feliz, pero Jerome llevó a cabo sus órdenes.

Al mismo tiempo, la puerta principal se abrió.

La puerta de metal gigante se abrió hacia el exterior.

En este momento, el sonido de pasos corriendo a la sala de conferencias se oía. Regis se volvió y miró.

"Hmmm?"

"Ah, está aquí!"

Altina irrumpió, con la muñeca izquierda en un cabestrillo. Llevaba un vestido nuevo, vestida con toda su armadura, excepto las partes del pecho y el brazo izquierdo.

Detrás de ella estaba una dama y Clarisse –

Una mujer vestida de blanco.

Esa señora miró disgustada.

"Princesa, ¿no le dije que descansara tranquilamente?"

El uso de lentes que eran costosas en esta época y con su pelo cortado a la misma longitud, dio la impresión de un hombre.

Su identidad era el médico imperial, de 29 años de edad.

Regis no consiguió su nombre. Mujeres médicos eran raros en el imperio y la fortaleza Sierck sólo tenía un doctor, así que cada uno se dirigió a ella como la doctora.
Al igual que Clarisse, ella parecía haber seguido a la princesa desde el palacio.

Altina se veía mucho mejor.

Regis sonrió con alivio.

"Hola. ¿Estás bien ahora?"

"¡Sí!"

"Usted no está bien!"

La doctora miró con sus ojos detrás de sus gafas y rugió.

Altina negó con la mano derecha.

"Estoy muy bien!  Puedo caminar normalmente ahora. La doctora es muy sobreprotectora."

"Usted tiene una fractura!"

"Lo sé pero..."

"¿¡Eh !? Fractura !?"

Regis le preguntó en estado de shock, la doctora asintió con irritación.

"Realmente, usted es la princesa. La recuperación total será de 3 meses. Princesa, por favor no aumente mi carga de trabajo."

"¿No sería aburrido si no practicas tus habilidades médicas?"

Altina se negó a hacer concesiones.

Clarisse suspiró.

"Se die que los animales salvajes continuaran la caza, incluso si sufren una fractura. Eso es lo que es, nada que podamos hacer al respecto."

Regis y la doctora suspiraron profundamente.

"Ah ~~ ... Nuestra princesa es igual que los lobos grises".

"Ara ara ..."

"¿Qué? No se pudo evitar, ya que era un duelo! Aparte de eso, ¿cómo va la batalla, Regis !? ¿Hemos ganado !?"

Altina se puso con Regis a ver la situación desde la plataforma de observación.

Su expresión cambió.

"¿Eh !? Que está pasando !? ¿No debería el enemigo estar escapando!"

"Bueno... Jerome y Evrard se separaron a ambos lados y la puerta principal se dejó abierta. Vamos a intimidarlos con la posibilidad de un ataque desde 3 lados."

"En una situación de este tipo, no debería ser custodiada la parte delantera de la fortaleza y dividir las fuerzas después de que los refuerzos se desplieguen !? Si abre la puerta principal delante de ellos, ¿no entrara el enemigo !?"

Altina analizó la situación hábilmente.

Regis estaba impresionado.

"Impresionante. Usted ha aprendido de memoria los conceptos básicos de la táctica!"

"Es obvio que hay una falla catastrófica aquí! El enemigo entrara por la puerta principal ... Ah, ellos están llegando uno tras otro !?"

Los salvajes estaban reuniéndose en la plaza de armas frente a la torre central.

Estaban participando las tropas del imperio que se había reunido para el refuerzo.

El rostro de la doctora se puso pálido.

"Hey, Mr. estratega, está realmente bien !?"

"... Por el momento."

Altina miró fijamente.

"Creo en Regis. Así que, por favor explíqueme con claridad."

"Explicarle, ¿cómo debo... Si ustedes fuera los bárbaros – que haría si las tropas defensoras se retiran de repente? Y la puerta principal estaba abierta, ¿qué pensarías"

"Gran oportunidad!"

Altina respondió inmediatamente.

La doctora respondió: "¿Podría ser una trampa?" Clarisse dijo: "Yo no lo sé."

Regis continuó explicando.

"Bueno, eso son las pocas opiniones posibles. Habrá gente que ataca pensando que es una oportunidad, algunos serán cautelosos acerca de la posibilidad de una trampa y otros no lo entenderán y se quedaran sin hacer nada... Ellos definitivamente dividirán sus opiniones. Es una pregunta difícil, una verdadera batalla es diferente al ajedrez, las acciones podrían ser poco ortodoxas... Los soldados están luchando bajo el delicado equilibrio psicológico del miedo y la gloria”.

"¿No deberían limitarse a cumplir sus órdenes?"

"Si supieran lo que está sucediendo, podría ser posible mantener comandos. Pero los bárbaros no tienen una cadena de mando clara, por lo que no serán lentos al atacar si detectan una inesperada buena oportunidad".

La doctora inclinó la cabeza.

"¿Por qué apostarán en conjunto a pesar de que es posible que esto es una trampa? Si fuera yo sin duda alguna me reusaría a ir."

"Debido a que la caballería del imperio están viendo desde los lados. Tienen que seguir si sus compañeros atacan, serán atacados por ambos lados por los caballeros si se quedan."

"Ah ... ya veo ... Así que tienen que estar de acuerdo."

"Sí. Pero los jinetes será más rápidos en subir por la ladera nevada, por lo que Sir Jerome y los jinetes de Sir Evrard volverán a la puerta principal más rápido que ellos."

Fue como dijo Regis.

Sólo 200 de los 600 salvajes fueron hacia el fuerte. El lento avance del enemigo fue cortado por las caballerías desde el lado.

Los jinetes se convirtieron en una doble pared en frente de la puerta principal.

Altina cierra sus manos.

"Ya veo, divide y vencerás!"

"... Eso es parte de ello."

"Hay otra razón?"

"La división de ellos es sólo un medio... Una manera de rodear la pieza de ajedrez más fuerte del enemigo... El rey bárbaro es muy fuerte, incluso a Sir Jerome le cuesta dominarlo... A juzgar por su personalidad, parece que prefiere estar en la vanguardia de la batalla”.

Imprudente, como una cierta princesa.

Altina asintió con la cabeza.

"Así es como un comandante debe actuar."

"En mi última unidad, el comandante se encuentra por lo general en la parte trasera... De todas formas, debemos hacer uso de esto. Él debe cobrar en recto si ve alguna debilidad."

Clarisse preguntó:

" Señor Regis, todo va bien?"

"Probablemente podamos ganar".

"¿De qué estás preocupado entonces?"

"¿Eh? ¿Es esa la expresión de mi cara? ¡Oh, no ..."

"Eso es lo que me parece."

Altina y la doctora le miraron después de escuchar a Clarisse.

Regis se rascó la cabeza.

"... En general, las cosas están progresando como lo esperaba, pero hay un factor preocupante. Si los salvajes se niegan a rendirse, la estrategia sería un fracaso."

Eric había transmitido las órdenes a los soldados en la plaza de armas.

Los soldados equipados con pantallas gigantes para defenderse de las flechas formaron una pared interior en las puertas principales, detrás de ellos estaban listos para atacar a los hombres.

Después de establecer la trampa improvisada, las puertas se abrieron y los bárbaros invadieron poco después.

"Warghhh-- !!"

Los bárbaros rugieron como bestias y acusados.

Los escudos de madera y cuero gruesos estaban siendo destrozados.

"Hya-- !!"

Los pechos de los salvajes eran perforados y la sangre rociaba hacia fuera.

La batalla sería un fracaso si rompían el cerco. Con un gran número de combatientes que apoyan a los soldados en la fortaleza, no habría muchas bajas.

Los soldado del imperio en la fortaleza eran 1000-- los bárbaros solo tenían 200.

Podrían someterlos bajo condiciones normales.

Un hombre de repente salió volando de los bárbaros.

Regis que estaba observando desde el mirador le señaló.

"Ese es el rey bárbaro.

"¿Es fuerte !?"

Altina se asomó para mirar.

Uno de los salvajes, probablemente notó que Regis estaba observándolos.

Una flecha fue disparada.

Regis ni siquiera tuvo tiempo para darse cuenta.

El hierro con punta de flecha voló por el aire.

A pesar de que podría haber evitado la atención del rey bárbaro, él no tenía la habilidad para defenderse de la flecha.

La punta estaba justo delante de sus ojos.

"¿Eh ...?"

Altina se abalanzó sobre Regis de repente.

Un ruido metálico resonó a cabo.

Altina utiliza la armadura de su muñeca derecha para desviar la flecha—Regis finalmente se dio cuenta después de ver que la flecha cayo.

"Ugu, wah !?"

"¿Qué pasa !? ¿Estás herido !?"

"¿estás bien Altina !? ¿Y tú herida?"

"¿Yo? Yo simplemente bloqueé con mi armadura. Es imposible para las flechas disparadas desde un arco perforar el metal de la armadura, ¿verdad?"

"No estoy diciendo eso."

De todos modos, ella parecía estar bien.

El rey bárbaro se levantó de un salto alto, sobre las cabezas de las personas a su alrededor. Haciendo uso de los hombros de sus subordinados, saltó de nuevo.

Sobre la parte superior de los soldados del imperio arremetió contra picas y escudos.

"Hyaaa --- !!"

Usando una nueva hacha de guerra gigante, él rompió las cabezas de los soldados.

Los gritos estallaron.

Su fuerza hizo que la gente de los alrededores cayera en el caos.

¿Qué tan extenso fue el daño ... Tal vez el cerco ya se había derrumbado.

Hace años, en una batalla con Germania, el caballero negro Jerome rompió al enemigo con la caballería pesada de la parte delantera, convirtiéndose en el héroe que cambió el curso de la guerra.

Tal vez el rey bárbaro lograría algo similar y se convertiría en una nueva leyenda.

... Si el estratega era inepto.

Mientras Regis estaba siendo intimidado por el vuelo de la flecha, su plan estaba en marcha.

Si alguien viera desde arriba, se daría cuenta que una sección del cerco era más débil que el resto.

Y el rey bárbaro ataco este punto naturalmente.

Tuvo que ir.

Se vio obligado a una situación de este tipo. Si él no rompiera el cerco, los miembros de su tribu serian diezmados dentro de la fortaleza.

Usando su tribu como una plataforma, el rey bárbaro saltó de nuevo.

Los soldados del imperio que no estaban armados con espadas o lanzas se lanzaron a la espera por delante y tiraron algo de inmediato.

"Hya !!"

Las tropas gritaron al unísono.

Era una cuerda anclada por 3 pesos de plomo. Se utiliza principalmente para la caza, que era un arma arrojadiza conocido como Balls.

A diferencia de las flechas, es una gran arma de zona, capaz de golpear rápido a los animales que se mueven fácilmente. Pero rara vez se utiliza en la guerra...

Varios fueron lanzados al mismo tiempo.

El rey bárbaro blandía su hacha de guerra, desviando 3 de la misma.

"Shyaaaa !!"

Pero una de ellas se enreda con su brazo. Cuando intenta quitársela, otra tiene las piernas.

El peso de plomo golpeó el estómago y el rey se cayó con un brazo apoyándose.

"Uguu !?"

Cuando levantó la cabeza, varias alabardas estaban frente a él.

Un capitán caballero rugía ferozmente "No te muevas! Usted mono! “mientras levantaba su espada.

"No lo mates!"

Un sonido fuerte que colmó los ruidos de lucha en la plaza de armas se pronunció con claridad.

Fue Altina.

 Los oídos de Regis sonaban porque él estaba de pie junto a ella.

Por su mando, el caballero calmó su espada, sin escatimar la vida del rey bárbaro.

Regis ahuecó sus oídos.

"... ¿Qué es todo esto de repente?"

"Quiero hablar con esa persona."

"¿Eh? ¿Qué?"

Él no lo entendió debido a que sus oídos zumbaban... En realidad no, Regis estaba sorprendió por lo que ella dijo.

Para los ciudadanos de Belgaria, los bárbaros eran una existencia similar a bestias peligrosas.

Era como tratar de hablar con un hombre lobo comiendo, por eso otros la miraba con confusión.

Era una suposición común no poder comunicarse con los salvajes.

Aunque Regis pensó diferente... Pero se sorprendió cuando alguien como Altina dijo algo así.

"¿No es una lástima que un poderoso guerrero muera de esta manera?"

"... No entiendo cómo eso es una lástima. Pero estoy de acuerdo en un diálogo. De hecho, creo que es necesario para usted en este momento."

"Realmente no lo conseguiré, pero parecía que no apruebas esto."

Altina respiró hondo.

Regis dio un paso atrás y tomó sus oídos. Clarisse y la doctora hicieron lo mismo.

Altina gritó una vez más.

 La princesa cuarta Marie Quatre Argentina De Belgaria! Deseo hablar con el rey de los bárbaros! Ambas partes, cesar de inmediato la batalla!"

Ella sólo gritó sus verdaderos sentimientos.

Pero los soldados pensaron en ella como una declaración de victoria. Era un anuncio de la captura del rey bárbaro.

Y añadiendo la emoción de la batalla, naturalmente, se convirtió en eso.

Los soldados levantaron la espada o picas, animando victoriosamente.

"Woahhhh-- !!" "

"Viva la emperatriz !!"

"Larga vida a Marie Quatre !! Viva la emperatriz !!"

Con la batalla decidida de manera concluyente, los vítores desmoralizaron por completo a los salvajes.

Después de subir por la cuesta empinada en una tormenta de nieve, luchando contra las caballerías difíciles y sitiadas después de la carga en el fuerte, el cansancio acumulado fue un factor importante que contribuyo...

La mayoría de los bárbaros dejaron de lado su arma y se arrodillaron.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top