martes, 24 de noviembre de 2015

Chaotic Sword God, Capitulo 23

Ganando popularidad


En el momento en que Ka Di Yun sintió dolor, se balanceó con su otra mano hacia los brazos de Jian Chen, mientras apuntaba con su pierna izquierda a la ingle de Jian Chen.

A pesar de tener solo un brazo útil, Ka Di Yun todavía era capaz de lanzar un contraataque. Incluso con esta escena desagradable, Ka Di Yun tenía alguna experiencia en batallas y trató de escapar de esta situación.

Observando un aluvión de brazos y piernas que destellaban ante sus ojos, Jian Chen sabía que no sería capaz de tomar directamente los ataques. Impotentemente soltó el brazo de Ka Di Yun, y de inmediato se retiró. Se las arregló para esquivar el ataque de Ka Di Yun rodeando su espalda, y usando su fuerza santa amplifico su ataque en la espalda de Ka Di Yun.

Sintiendo el fuerte viento a sus espaldas, Ka Di Yun no dudó un segundo y evadió a Jian Chen moviéndose a un lado. Sin embargo, incluso mientras esquivaba, Ka Di Yun estaba asombrado. No importa dónde se moviese, él siempre sentiría un viento que soplaba en su espalda; él no era capaz de seguir el ritmo de los movimientos de Jian Chen.

"Peng!"

Ka Di Yun era completamente incapaz de seguir el ritmo de Jian Chen, quien rompió las dos manos en su espalda, creando un sonido crujiente cuando fue golpeado por un ataque violento. Esto causó que Ka Di Yun se tambalee dos pasos adelante, pero ya que contaba con su fuerza santa, inmediatamente se estabilizó. Sin embargo, su rostro palideció, cuando se dio cuenta de que Jian Chen le había pegado en el mismo lugar dos veces con los puños. La fuerza de Jian Chen ya se podía medir en la cima de la etapa novena, y a pesar de que Ka Di Yun era más fuerte que él en rango, él era el más herido. En ese momento, sólo podía sentir una oleada de Qi y por supuesto la sangre a través de su cuerpo, sus órganos gritando de dolor.

Cuando Ka Di Yun se estabilizó, Jian Chen ya se había movido de nuevo, y golpeó la espalda con su mano derecha una vez más. Aunque el puño viajó a una velocidad que hizo que pareciera como si fuera tan ligero como una pluma, el efecto era aplastante. Cualquier persona que se había enfrentado contra Jian Chen antes, estaría de acuerdo en que la fuerza de Jian Chen era más extraordinaria de lo que parecía.

Ka Di Yun se dio la vuelta bruscamente, sus ojos estaban indignados por la ira. Para que una persona fuerte como él, sufra ante los ataques incesantes de un estudiante más joven y débil, era inaudito, su simple plan para humillar a Jian Chen ya no era tan simple como pensaba.

"¡Ja!" Ka Di Yun gruñó con ira, mientras su mano comenzó a brillar de un color oro. La enorme concentración de Fuerza santa se condenso en su mano cuando se enfrentó a Jian Chen, apuntando hacia el pecho de este. Al ver el ataque de Jian Chen con un puño aparentemente ligero, Ka Di Yun se preparó para tomarlo de frente con el fin de acercar las distancias.

La situación se convirtió en un punto crítico del partido, cuando los ataques pasaron entre sí. El puño de apariencia ligera y débil de Jian Chen silenciosamente golpeó contra el pecho de Ka Di Yun. Inmediatamente, el propio puño de Ka Di Yun dejó escapar un sonido sordo al chocar contra el cuerpo de Jian Chen, dejando un agujero en su uniforme, y revelando una tierna piel blanca que sería el blanco de envidia de muchas de las chicas. Pero en un abrir y cerrar de ojos, la piel debajo se convirtió en un montón de moretones después de recibir el golpe de Ka Di Yun.

"Deng" "Deng" "Deng!"

Después de recibir un golpe de Ka Di Yun, el rostro de Jian Chen se contorsionó de dolor, y el color empezó a drenarse de su rostro. Con un golpe de tal cantidad de energía, sus piernas no fueron suficientes para evitar que se deslice hacia atrás, hasta que estaba a unas pulgadas de distancia del límite de la arena. En este momento, aparte de su rostro pálido, Jian Chen no parecía tener ningún otro problema, a pesar de que Ka Di Yun uso su fuerza santa para acentuar su ataque.

Aunque Jian Chen solo estaba en el octavo nivel, debido a que había estado usando la Ley Espada para cultivar constantemente, su cuerpo había fortalecido cada órgano individual y su cuerpo se encontraba en un estado superior a la de cualquier persona. Así, mientras que en el exterior, parecía que el cuerpo físico de Jian Chen era bastante débil, su capacidad real para resistir y tomar daños, dejaría atónito a cualquiera. Aunque Ka Di Yun era un santo, sin necesidad de utilizar su Arma Santa, sus ataques regulares no serían capaces de herir gravemente a Jian Chen; a lo sumo, Jian Chen tendría algunos pequeños hematomas.

Por otro lado, mientras Ka Di Yun estaba de pie en el mismo lugar, su rostro se había arrugado en gran dolor cuando su cuerpo empezó a temblar visiblemente por el dolor que sentía.

Antes, el puño de Jian Chen, que parecía ser tan ligero como una pluma, se impactó contra su estómago y causó una sensación peculiar que se transfirió a través de él. El poder entro por la fuerza en su cuerpo y de repente se volvió loco, ya que explotó dentro de él, haciendo que su cuerpo interno se revolviera del dolor.

El rostro de Ka Di Yun se hizo incomparablemente oscuro, obligándolo a usar toda la fuerza santa dentro de su cuerpo para comenzar a luchar contra el poder que se rebelaba dentro. Ya que su Fuerza santa era más fuerte que la de Jian Chen, la potencia invasora dentro de él se disipó rápidamente, pero el daño estaba hecho. En este punto, Ka Di Yun estaba sufriendo daños internos. Los daños no fueron muy graves, pero sin duda afectarían su desempeño en la batalla, sobre todo si esta se prolongaba.

Ka Di Yun miró al calmado Jian Chen frente a él, con una expresión de sorpresa. No había imaginado que iba a ser puesto en un lugar tan difícil. A pesar de que no estaba usando su Arma Santa, su fuerza era aún más fuerte que la de los que estaban en la cima de la 10ª etapa, y mucho menos el octavo nivel de Jian Chen.

En ese momento, Ka Di Yun finalmente se dio cuenta de lo difícil que era hacer frente a Jian Chen, pero ya era demasiado tarde para detenerse. En los últimos enfrentamientos, comprendió que sin utilizar el Arma Santa, sería muy difícil vencer a Jian Chen e incluso podría perder ante él. Con el Arma Santa, él definitivamente ganaría, pero eso no sería una situación brillante. Además, él había afirmado claramente que no iba a usar un arma contra Jian Chen. Si rompiera su palabra, incluso en caso de ganar, su reputación se desplomaría hasta el fondo. Después de todo, había un montón de gente viendo el encuentro, junto con algunas personas mayores. No sólo eso, sino que era el hijo mayor del clan Ka Di del Reino Gesun; no podía perder la cara ahora.

Ka Di Yun estaba empezando a reflexionar sobre sus acciones, pero en ese momento Jian Chen decidió arremeter contra él con ambos brazos extendidos. Rápidamente acercándose, Jian Chen estaba usando una técnica extraña que causaba que sus movimientos sean impredecibles y lo hacía parecer un rayo. A los ojos de Ka Di Yun, Jian Chen se había convertido en una imagen residual.

Ka Di Yun bloqueó el golpe de Jian Chen. Su brazo derecho estaba dislocado, y no había tenido tiempo suficiente para regresarlo a su lugar, por lo que sólo podía usar su mano izquierda para bloquear los ataques de Jian Chen. Debido a esto, Ka Di Yun cayó de su posición invencible, y comenzó a luchar seriamente. Ya no menospreciaba a Jian Chen, y empezó a verlo como un rival del mismo nivel.

Las dos personas continuaron luchando a una velocidad trepidante; el campo de batalla se convirtió en feroz. Jian Chen no se atrevió a detenerse ya que la fuerza de Ka Di Yun era mucho más fuerte que la suya. Con ambos en un punto muerto, los dos sólo podían defenderse.

Los ataques de Jian Chen se estaban volviendo más y más fuertes, mientras que Ka Di Yun sentía a cada segundo que era más difícil resistir. Poco a poco delante de los ojos de Ka Di Yun, lo único que podía ver eran las palmas de las manos de Jian Chen; sus ojos se estaban poniendo demasiado cansados para diferenciar entre las imágenes de sus ataques, y sólo podía confiar en sus habilidades de escucha para decidir cuándo y dónde Jian Chen atacaría.

Por último, Ka Di Yun se descuidó, y Jian Chen ataco su hombro izquierdo con una fuerza de gran alcance. Ka Di Yun no pudo evitar retroceder, cuando Jian Chen comenzó a bombardearlo con una gran cantidad de ataques. Era casi como si Ka Di Yun estuviese en una tormenta muy violenta donde era maltratado desde todos los ángulos.

"Peng!" "Peng!" "Peng!"

Jian Chen golpeó repetidamente a Ka Di Yun en el hombro con feroces ataques. Incluso un santo como Ka Di Yun no podía soportar tales ataques. Constantemente se retiró. Y un rastro de sangre goteaba de la boca de este.

Al ver que Ka Di Yun había sido conducido hasta el borde de la arena, los ojos de Jian Chen ferozmente brillaron. Gruñendo, Jian Chen reunió la fuerza santa en su mano y golpeó a Ka Di Yun en el pecho otra vez. Este puño era mucho más fuerte que el anterior, y el momento en el que el puño conecto, Ka Di Yun cayó de la arena hacia abajo en el suelo.

Jian Chen estaba de pie en la arena, mientras respiraba con dificultad. Ya que constantemente había utilizado toda su energia, su suministro de fuerza santa se había agotado, hasta el punto en que no quedaba nada dentro de su cuerpo. Si Ka Di Yun no aceptaba la derrota, aquí y ahora, a continuación, Jian Chen no sería capaz de mantener sus probabilidades de ganar por mucho tiempo.

La arena se puso en calma, cuando todo el mundo se quedó mirando la figura solitaria de pie en la parte superior de la arena. En este momento, todo el mundo mostró expresiones incomprensibles. Esto ya había superado la conjetura salvaje que nadie se atrevió a hacer, y nadie había pensado que Jian Chen iba a ganar contra un Santo. Lo más importante, era que había derrotado a un Santo y salir casi ileso. A pesar de que el Santo no usó su Arma Santa, este resultado no era menos sorprendente ni predecible.

En estos momentos, la arena estaba completamente en silencio, tan silencioso que se podía oír a un alfiler caer. Habia más de 200 personas que estaban viendo, pero ni una sola persona se atrevió a hacer un sonido.

"Hermano mayor…"

Una voz finalmente rompió el hechizo de silencio sobre la arena, cuando los hermanos Ka Di a toda velocidad se dirigieron a donde Ka Di Yun yacía en el suelo.

Como si despertaran, todo el mundo comenzó a estallar en ruido, como si el sello de una olla se hubiese roto. Todos alrededor de la arena, estaban charlando ruidosamente con entusiasmo y en shock.

"Cielos, no estoy soñando, un estudiante de octavo nivel logró vencer a un Santo. Este es un hecho sin precedentes en la historia de la academia... "

"¿Changyang Xiang Tian realmente está en la octava etapa? Incluso una persona en la cima de la 10ª etapa no sería capaz de derrotar a un santo, aun si este no usara su arma santa... "

"La fuerza de Xiang Tian no puede estar en el octavo nivel. Quién sabe, podría ya haber condensado un Arma santa. De lo contrario, ¿cómo si no, iba a ser capaz de vencer a un estudiante como el senior Ka Di Yun, un Santo ... "

"Tal vez Xiang Tian utilizo algún tipo de método despreciable para ganar...”

Jian Chen no se molestó en responder a cualquiera de los comentarios y saltó hasta donde estaba su hermano mayor Changyang Hu. En cuanto a la expresión de su hermano de asombro extremo, Jian Chen rió, "Hermano, no te decepcione. Gane."

Changyang Hu se emocionó después de escuchar eso, y abrazó a Jian Chen con ambos brazos. "cuarto hermano, eres enserio increíble! Te las arreglaste para vencer a Ka Di Yun, un Santo. Tu hermano mayor realmente te admira! "Dijo mientras envolvía a Jian Chen en un enorme abrazo de oso.

Jian Chen soltó una sonrisa feliz de afecto, antes de que se desenredara gradualmente del abrazo de su hermano: "Hermano mayor, hay demasiada gente aquí para hablar. Salgamos de aquí”.



2 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top