viernes, 13 de noviembre de 2015

Overlord, Volumen 8, Historia 1, parte 6

Traducido por Cristhofer_Shadow

Parte 6


Al final, Enri no pasó la noche en E-Rantel y se dirigió a casa en Villa Carne.

Estuvo durmiendo en las llanuras, pero no se sintió preocupada. Por el contrario, tuvo una muy buena noche de sueño. Eso era debido a los duendes, que estaban de guardia en el vagón de su carreta.

"Ahh ~ por fin la veo."

Adelante de ellos estaba el muro de Villa Carne. Aunque los troncos dispuestos ordenadamente parecían impresionantes a su propio estilo, Enri no podía dejar de pensar que estaban en mal estado en comparación con las fortificaciones de E-Rantel.

"Ciertamente. Tengo que informar al jefe rápidamente".

Enri estaba diciendo esto a uno de los duendes en el vagón de la carreta. Cinco duendes habían ido a E-Rantel con Enri como sus guardias, incluyendo a Cona el sacerdote y un jinete Goblin, que actualmente se mantenía a distancia para detectar cualquier amenaza potencial.

"Bueno, la mayoría de los problemas se han solucionado, pero ¿qué hay de la petición del jefe, Ane-san?"

"Sí, sobre eso... de acuerdo a los sacerdotes, casi nadie quiere vivir en la aldea."

"Eso es extraño. Quiero decir, ya hay inmigrantes de otros pueblos aquí. ¿Por qué no aumentar el número de residentes? ¿El sacerdote mintió? "

"No, un sacerdote nunca miente" Enri sonrió débilmente. "Para ser honesta, los pueblos fronterizos son bastante peligrosos, por eso están manteniendo su distancia. Aunque algunas personas piensan que, al igual que los terceros hijos que inmediatamente abandonan la ciudad, si ellos tienen la oportunidad de una parcela de tierra... pero no mucha gente va a venir aquí sin una orden. Y las personas que se mudaron aquí en un principio habían vivido en pueblos fronterizos como nosotros. Hay una diferencia".

"Es así…"

"Así es como es. Pero, en realidad, lo prefiero así".

Probablemente sería muy difícil para la gente normal tener una buena relación con los duendes que viven con ellos en el mismo pueblo. Cualquier inmigrante probablemente palidecería ante lo que viera y lo más probable es que se mantuviera alejado.

Y, francamente hablando, si Enri se viera obligada a elegir entre los habitantes de la ciudad y los duendes, elegiría a los duendes sin dudarlo.

En ese momento, el carro se sacudió, y el sonido de algo metálico que golpeaba la base del vagón sonó detrás de ella.

"Ah, lo siento. ¿Estás bien?"

Enri giro la cabeza para mirar atrás.

Aunque los duendes estaban sentados en el suelo del vagón, había algunos sacos allí, uno de ellos produjo el ruido metálico cuando el carro se sacudió.

"Ah, estamos bien, Ane-san. No hay necesidad de preocuparte. Hablando de eso, con esta cantidad de flechas, vamos a ser capaces de cazar el contenido de nuestros corazones".

Los duendes se veían tan felices cuando miraron el bolso que Enri olvidó de responderles, simplemente sonrió en su lugar.

Cruzaron los campos de trigo, y entraron por una puerta entreabierta.

Después de saludar a todos, Enri condujo el carro a su lugar original, con el fin de realizar la descarga.

Cuando detuvo el carro en el punto de reunión, los duendes en el interior de la casa, habiendo oído al carro, se apresuraron a saludarla.

"¡Oh! Bienvenida de nuevo, Ane-san. Me alegro de que no pasó nada".

Enri sonrió. Su bienvenida era lo que hacía sentir a Enri que realmente había regresado al pueblo, porque para ella, los duendes eran parte de su familia.

"¡Estoy en casa!"

"Son un montón de cosas. ¿Vas a llevarlas dentro? "

"Así es, hermano. Hazme un favor y échame una mano".

"¡Vamos!"

Los duendes se movían al unísono, con destreza bajaron la carga. Algunos iban y otros venían, y, finalmente, todos los artículos fueron acomodados lejos sin necesidad de que Enri los dirigiera. Esta era la prueba de que los duendes se habían integrado a la vida del pueblo.

"Ah, Ane-san, nosotros nos encargamos del resto. ¿Por qué no vas a ver a tu hermana?.

"Gracias, pero antes tengo que informar al jefe de la aldea."

"¿De Verdad? Lo tengo. Entonces, sólo para estar seguro, iré contigo. Después de todo, todavía está la cuestión de los ogros".

Gokoh habló con algunos de sus compañeros después de abandonar el lugar de reunión, saltó al vagón a lado de Enri, que conducía. Los otros duendes que habían sido guardias de  Enri en el camino a E-Rantel miraban con celos, pero ninguno de ellos expreso ninguna oposición. Probablemente era porque estaban de acuerdo en que estaba haciendo lo correcto.

"Entonces, Ane-san, vámonos!"

Enri sonrió y dijo: "¡Cuento con ustedes! ¡Y muchas gracias!"

Tras agradecer a los duendes, espoleó a su caballo y avanzaron.

"Así que, ¿qué pasó en el pueblo desde que me fui?"

"Nada especial. Lo más importante fue que se construyó un lugar donde los ogros puedan permanecer en el interior del pueblo. Por supuesto, los golems de piedra hicieron la mayor parte del trabajo, y está hecho de madera rudimentaria, pero al final, terminó siendo un lugar bastante agradable. Sin embargo, no podemos hacer nada acerca de su olor. Incluso las toallas que les damos terminan apestando”.

"Aun así... sigue siendo muy rápido!"

"Como he dicho, los golems hicieron la mayor parte del trabajo. Si desea dar las gracias a alguien, déselas al hechicero que nos los dio".

"Y a Lupusregina-san, ¿no?"

"... No hablemos de ella por ahora. No quiero hacer nada como agradecerle. Algo en ella simplemente me molesta. "

Enri encontró difícil de creer lo que oía. Esta era la primera vez que Gokoh había hablado mal de alguien.

"¿Cómo debo ponerlo ... ella es muy aterradora, como un monstruo que nos observa ... No creo que Ane-san lo perciba todavía ..."

"Pero ella es la sirvienta de quien salvó a nuestro pueblo, Ainz Ooal Gown, por lo que no puede ser tan mala."

"... Ah, ¡qué dolor! ~"

Los hombros de Enri y Gokoh temblaron. Hablando del demonio…

Enri miró frenética, e igual que el día anterior, la dama estaba sentada en el vagón como si perteneciera allí.

"Realmente, es una molestia."

"¿Qué quieres decir?"

"Tal vez, tal vez antes de eso, puedas decirnos cómo apareces de la nada."

"¿Mm? Es sencillo. Caí del cielo".

"Eso no es volar. Hay unas cuantas veces que ha llegado desde arriba como ahora, pero no la puede sentir".

"Puedo hacerme invisible, ~Do. Estoy tratando de ser sutil en lo que hago. Mira lo buena que soy ~ "

Gokoh volvió su cara al frente una vez más. Su irritación se veía por todas partes.

"Pero, ah, sí. Es un poco raro que lleguemos a ver a Lupusregina-san dos días seguidos. ¿Paso algo?"

Lupusregina hizo una mirada molesta a Enri. Incluso cuando estaba enojada, ella todavía se veía hermosa, pensó Enri.

"Bueno, algo así. Pero de todos modos, me preguntaba qué estaba pasando. Hablando de eso, ¿qué pasó con ese duende miniatura tuyo? "

"…Él está bien. Creo que debería estar en la casa del jefe".

"¿Por qué está en la casa del jefe?"

"Ah, ¿para ayudar a los duendes de su tribu, o algo así. Van a permanecer allí mientras construimos un lugar para que los duendes se queden en el pueblo".

"Ah- sí, eso tiene sentido, Agu es el hijo del jefe de su tribu. Él debe sentir que tiene el deber de protegerlos o algo así. En realidad, él es sólo un niño, pero está actuando como un hombre ~ "

Aunque Lupusregina estaba sonriendo ligeramente, cualquier persona que la viera se cautivaría por el encanto que irradiaba. Incluso Enri se encontró mirándola con nostalgia a pesar de que las dos eran mujeres.

"Aiya, ¿no deberías estar viendo al frente?"

"Eso, eso es correcto!"

Enri, se sonrojo hasta la puntas de sus orejas, apresuradamente miró al frente una vez más.

Después de parar en frente de la casa del jefe, Enri y Gokoh bajaron del vagón.

"Entonces, voy a llevar el caballo a los establos. No tengo ganas de molestarlos. Déjame saber lo que ustedes hablen más tarde ~ "

Enri se inclinó ante Lupusregina, quien sonrió con un "hoho" y condujo el carro a lo lejos.

Enri llamó a la puerta, hablo lo suficientemente alto para que todo el mundo dentro la oyera, y abrió la puerta.

El Jefe y Agu estaban de frente a través de una mesa.

"Oh, bienvenidos de nuevo. Por favor tomen asiento. ¿Cómo fueron las cosas en la ciudad? "

Como dijo el Jefe, Enri se sentó al lado de Agu. Por un momento el cuerpo de Agu parecía tenso, pero debe haber sido un truco de la luz.

"Ah, entonces, eso es todo de mi parte. En ese caso, jefe, por favor cuide de nosotros".

Enri no tenía ni idea de a quién estaban destinadas esas palabras. Ya que las únicas personas presentes eran Enri, Gokoh y el Jefe, parecía obvio que habían sido destinadas para el jefe de la aldea.

Sin embargo, Agu la había estado mirando, con la espalda rígida y los labios fruncidos. Enri miró los ojos de Agu, y en su firme mirada sin parpadear, se dio cuenta de que él no estaba bromeando o jugando una mala broma.

"Eh... ¿eh?!"

¿Por qué tenía que ser ella?

En medio de la confusión de Enri, Agu se despidió y se fue de la casa del jefe.

"¡Oye! Espera-"

"Entonces, Enri, ¿Qué me puedes decir al respecto?"

"¿Eh? No, eso... esto... ah, sí. Entiendo."

Tenía muchas preguntas en su cabeza, pero podía aclarar sus dudas después. El informe era más importante por ahora.

Después de decidirse, Enri clara y concisamente relato los hechos ocurridos en la ciudad. La parte más importante fue que nadie quería vivir en Villa Carne. Sin embargo, el jefe parecía haber anticipado esto, porque no había ningún remordimiento en su rostro, solamente una tranquila aceptación.

"Así que eso es lo que es. Bueno, no se puede evitar. Somos un pueblo fronterizo, así que la gente no va a querer vivir donde la tasas de aparición de monstruos es alta".

El jefe de la aldea dijo lo que Enri había estado pensando. Podría haber sido lo que todos en el pueblo ya habían aceptado.

"Has hecho mucho por nosotros. Gracias."

El jefe bajó la cabeza, y Enri dijo: "Está bien," a cambio. Había sido confuso a veces, pero también había sido una buena experiencia.

"Entonces-" la vista del jefe observo a Gokoh por un segundo. "Hay una cosa que me gustaría confiarle a Enri Emmot."

"Ah, sí. ¿Qué es? Estás muy serio, Jefe... "

"... Espero que continúes con mi posición como la jefa de la aldea."

La expresión de Enri había superado la interpretación hablando en términos de la rapidez espectacular con la que su rostro cambió.

"¡¿Haaaaaaaa?! Qué, ¿qué es esto? ¡Oye! Por eso Agu dijo eso... ehhhh ?! "

"Que estés nerviosa no ayudará..."

"¡No me interrumpa cuando estoy nerviosa! Jefe, ¿está loco? ¡¿Por qué dice esto?!"

"... Tal vez el termino “loco” es demasiado. Entiendo que estés emocionada y nerviosa por esto - Yo sé que es mucho, pero espero que puedas calmarte y escucharme".

"Calmarme, ¿cómo puedo calmarme? Sólo soy una chica, ¡¿por qué tengo que hacer frente a esta tontería de jefe de la aldea?! "

"Contrólate!"

La voz estaba llena de poder, pero para Enri era sólo un poco ruidoso. Aun así, la ayudó a recuperar algo de su compostura. No, si no hubiera escuchado al jefe, nunca habría sentido tales cosas, o al menos eso era lo que parte de ella estaba pensando.

"Entiendo que estés muy confundida. Sin embargo, espero que puedas sentarte y considerar las cosas con la cabeza despejada. Para empezar, ¿quién es el corazón del pueblo? "

"¿No es usted, jefe?"

"Eso sería incorrecto. Este viejo hombre siente que tú eres el corazón del pueblo. Los duendes y los ogros recién llegados todos te reconocen como su líder, ¿no? "

"Eso es correcto. Todos somos leales a Ane-san desde el fondo de nuestros corazones".

" De lo que Agu me ha contado, también te ven como el jefe ".

La boca de Enri tomo la forma de una 'Λ'. Podría ser cierto que los duendes pensaban de esa manera, pero ¿qué pensarían los aldeanos? Ellos nunca aceptarían esto.

"Puedo adivinar lo que estás pensando. Los habitantes del pueblo se opondrán, ¿es eso? Ya he hablado con todo el mundo y conseguí su aprobación. Ayer por la noche, tuvimos una reunión los habitantes del pueblo y nos dieron sus opiniones. Y fue unánime - todos querían que fueras la nuevo jefa".

"Pero, pero, ¿cómo?!"

"... Ese ataque fue un gran shock para todos nosotros, Enri. Todo el mundo está esperando un gobernante fuerte".

"¿Cómo que soy fuerte? ¡Sólo soy una sencilla chica de pueblo! "

Aunque había un poco de músculo en sus brazos, todavía era una chica de pueblo que apenas podía usar un arma. Si querían fuerza, deberían haber pedido a la fuerza en defensa propia, ¿no deberían?

"La fuerza no se mide solo por los músculos. ¿No crees que poder ordenar a los duendes de alrededor es una forma de fuerza también? El muchacho Bareare dijo esto proporcionando tu nombre".

"Nfirea!"

Enri dejó escapar un sonido como si alguien estrangulara a un pollo hasta la muerte.

"Eso, y que este hombre que vez se está haciendo viejo. Necesito encontrar un sucesor pronto”.

"¿Qué quieres decir, con envejeciendo?. Jefe no es ni de lejos viejo. ¿Es por eso que has estado hablando como un hombre viejo? "

El jefe tenía alrededor de cuarenta y tantos años, por lo que todavía era un poco pronto para llamarlo viejo. Después de todo, él todavía estaba en una edad en que podía contribuir a las labores de la aldea.

"Dejando de lado la cuestión de hablar como un hombre viejo, debes haberlo notado ahora, pero el bosque alrededor de la aldea está experimentando una serie de cambios. Dado que el virtuoso rey del bosque se ha ido, hay una mayor probabilidad de que los monstruos nos ataquen. En estas circunstancias, no soy adecuado para ser el jefe".

"Jefe, esto puede ser grosero, pero tengo que preguntar. ¿No puedo salir de esto, ¿verdad? "

"…¿Francamente? Incluso si te negaras, no podrías hacer mucho al respecto".

Lo que Enri vio fueron los ojos de un hombre que estaba hablando con honestidad en su mente.

"Todavía recuerdo ese día, incluso ahora. Ese día horrible cuando mis amigos en la aldea fueron asesinados. Sabía que los Emmots también. Si no hubiéramos vivido sin hacer nada, si hubiéramos construido un muro, si hubiéramos estado en guardia, tal vez no hubiéramos sufrido tanto... tal vez podríamos haber resistido hasta que Gown-sama viniera a ayudarnos."

Eso sería difícil, pensó Enri. Este pueblo también tenía una gran cantidad de inmigrantes que eran sobrevivientes de las otras aldeas destruidas. Sus aldeas tenían muros fuertes - aunque no tan fuerte como los de Villa Carne en el presente - pero todavía habían sido atacados y masacrados. Pero esas paredes podrían haber retrasado a los atacantes por poco y permitir que más personas se salvaran. Enri estaba de acuerdo en esa parte.

"La vieja manera de pensar que tenía no va a funcionar. Tenemos que reorganizar y proteger la seguridad del pueblo, con nuestras propias manos. Los único que puede hacer eso... son la flexibilidad, la juventud, y junto con ello necesitan la fuerza, así".

El jefe había dicho su parte. Él miró con calma a Enri.

Cuando el jefe habló, Enri había hablado en serio con él. Al principio, quería negarse porque la carga era demasiado pesada. Si fueran atacados de nuevo, ella no estaba segura de poder asumir la responsabilidad por la vida de sus paisanos. Sin embargo, al igual que había dicho el jefe, ella no podía simplemente huir.

"No sé si puedo aceptar esta responsabilidad."

"Esa es una reacción natural. Los duendes me pueden ayudar con la administración de la aldea. Incluso si lo pido, sin embargo, siempre está el temor de tener que tomar grandes decisiones".

"¿Qué tal un consejo formado por los habitantes del pueblo?"

"Para ser sincero, se me había ocurrido. Sin embargo, entre más grande sea el problema, más probable es que algo vaya a dividir al grupo y dejarlos paralizados por la indecisión. Al final, si una sola persona no toma la última palabra, no vamos a ser capaces de resolver los problemas de manera eficaz”.

"¿Qué pasaría si tuviéramos dos sistemas, uno para tratar con las situaciones normales y otro para emergencias?"

"Eso no va a funcionar. No va a mejorar a nuestros líderes. La gente va a seguir a líderes en situaciones de emergencia y trabajaran juntos porque saben que esos líderes son capaces también en tiempos de paz”.

La voluntad del jefe era firme y él le había explicado sus razones. Con una expresión agria, Enri le hizo una última pregunta.

"... Cuando necesita mi respuesta?"

"No te voy a presionar. Tomate el tiempo que consideres necesario".

"Entiendo."

Después de que Enri dijo eso, se levantó y se fue.


♦ ♦ ♦


Al salir de la casa del jefe, Gokoh seguía detrás de Enri.

"Oye, quiero pensar en esto sola, ¿puedo tener un poco de privacidad?"

"Entiendo, Ane-san. Entonces, toma tu tiempo y piensa en ello. El resto de nosotros va a hacer guardia, Ane-san. Si necesitas algo, sólo háznoslo saber".

"Sí, cuento con ustedes entonces."

Después de ver la reverencia de Gokoh, Enri volvió a su propia casa.

¿Puedo ser un buen jefe?

Enri no se sentía seguro de eso en absoluto.

¿Quién sabía que, cuando llegara el momento, ella podría tener que dar una orden que no le gustara - sacrificar a pocos por el bien mayor.

Yo no puedo hacer eso en absoluto...

Todo el mundo en el pueblo piensa demasiado bien de mí. Para empezar, los duendes que todo el mundo dice que son mi fuerza, ni siquiera eran aliados que hice con mi propio carisma y conexiones. Al final, fue un simple efecto del cuerno que me dio el gran lanzador de magia Ainz Ooal Gown.

Esto fue la primer ayuda que el pueblo recibió del Extraño, ¿Fui yo la primera persona a la que ayudó? Lo que sí recuerdo es que Gown-sama se veía raro... ¿Hm? ¿Estaba usando una máscara?

Sus recuerdos de ese incidente eran confusos, pero eso era de esperar dado el caos de la situación.

Enri sacudió su cabeza para despejar sus dudas.

En todo caso…

Si el cuerno hubiera sido dado a cualquier otra persona, esa persona sería el próximo jefe, no ella. Lo que significaba que el problema no era cuestión de la propia competencia de Enri, había sido nada más que pura suerte.

Debo hablar con alguien sobre esto...

Nfirea fue la primera persona en la que pensó. Había vivido en la gran ciudad antes, y visto un montón de personas, y Enri sentía que él sabría si podría ser la próxima jefa. Y él era muy inteligente, por lo que sin duda sería capaz de darle una respuesta.

Sin embargo, el jefe había dicho que Nfirea - o más bien, los Bareares - había aprobado su sucesión. Eso significaba que, incluso si hablaba con Nfirea, acabaría empujándola para el puesto.

Él no va a hacerlo... y tampoco lo hará ninguno de los habitantes del pueblo. Eso deja a Agu y a los ogros, pero Agu ya piensa de mí como el jefe, y los ogros son simplemente tontos.

En este momento, alguien llamó a Enri frunciendo el ceño con una voz alegre.

"Ossu ~ Parece que terminaron de hablar... Oya? ¿Qué pasa, tienes una extraña mirada en tu cara? ¿Cuál es el problema, Enri? "

Esa voz hizo a Enri sentir cosquilleo, como si la electricidad corriera por su piel. Eso es correcto. Ella era una persona ajena a la aldea, un tercero neutral que con calma y lógica podría evaluar la situación.

Enri corrió hacia Lupusregina con todas sus fuerzas.

"Lupusregina-san!"

Ella agarró con fuerza los hombros de la criada sorprendida.

"¿Qué qué qué qué es esto? ¡Oh, no ~ los latidos de mi corazón están acelerados. Pero por favor no te me declares. Yo no soy lesbiana, me gusta el sexo opuesto. Noooooo ~ Déjame ir ~ Voy a ser violada Do ~ "

"¡Espera! ¡Por favor, espera un poco! "

Las manos de Enri dejaron sus hombros, porque tenía la intención de cubrir la boca de Lupusregina. Pero ella ágilmente se deslizo de las manos de Enri y le sonrió.

"Ahhhh, lo siento, lo siento, pero parecías tan emocionada, pensé que lo necesitabas para refrescarte un poco. Era sólo una broma Do ~ "

"Es una muy mala broma..."

Enri bajó sus hombros. Sin embargo, ella inmediatamente se recuperó de nuevo. Lupusregina era una persona que iba y venía a su antojo, si no aprovechaba esta oportunidad para pedir su apoyo ella desaparecería de nuevo.

"Por favor, escúchame. ¡Necesito algunos consejos sobre qué hacer a ahora! "

"No sé de qué estás hablando, ¿Pero podemos hablar mientras caminamos verdad? No quiero que los aldeanos me miren extraño ~ "

El rostro de Enri se puso rojo. Lupusregina tenía razón en eso. Sin embargo-

"Peeeero si quieres violarme otra vez no voy a gritar ~"

"Ggk!"

Lupusregina sacó la lengua juguetonamente a Enri.

"¿En serio - en realidad, Lupusregina-san?"

"Vamos, vamos, vamos, vamos."

Sin esperar su respuesta, Lupusregina camino, y Enri la siguió.

"Bueno, cuéntale tus problemas a onee-san – acaso se trata de las cosas –H “hentai” para tentar a los hombres ~"

"¿Ah, es eso cierto? Lupusregina-san es realmente una adulta entonces... "

Para Enri, que no sabía nada acerca de tales asuntos, ciertamente parecía lo suficientemente adulta. No hubo ningún cambio obvio, pero por alguna razón Lupusregina parecía mirarse más madura ahora.

"¡Ejem! Soy una mimidoshima después de todo! "

[Mimidoshima es una mujer joven que no tiene experiencia, pero tiene una gran cantidad de conocimientos sobre cosas - H]

"... ¿Eh?"

¿Qué significa "mimidoshima"? Cuando Enri considero el extraño término, Lupusregina le hizo señas de nuevo con un gesto de "ven acá". Deseosa de conseguir las preguntas sospechosas, Enri comenzó a hablarle de lo que había sucedido en la casa del jefe.

"¿Entonces, qué debería hacer?"

"¿Hm? Ni idea".

Eso fue todo.

"Hey - ¿no dijiste que podía confiarte mis problemas de vida?"

"Aw, ¿tengo que responderte?... hm, bueno, como sea. Para empezar, si tú está siendo obligada a esta situación y sabes que te vas a arrepentir, entonces es mejor que no lo hagas para empezar. Piensa en qué tipo de cosas puedes y no puedes hacer".

La habitual chica despreocupada había desaparecido, y en su lugar estaba un inquietante y hechizante belleza. Los ojos normalmente abiertos se estrecharon, y la sonrisa de ella daba un escalofrío por su espalda.

"Esto es sólo mi opinión de todos modos; Probablemente tu debas decidir lo que quieres hacer por tu cuenta. Siéntate, medita un poco, ese tipo de cosas. Para empezar, déjame poner esto aquí, no importa si tú eres el jefe o alguien más es el jefe, vas a meter la pata, tarde o temprano. Sólo hay cuarenta y un personas que conozco que nunca van a cometer un error. Por eso, no tiene sentido preocuparse por lo que vaya a pasar. Pero cuando se piensa en ello, nadie es más adecuado para el trabajo que tú".

"¿Qué quieres decir?"

"Pregúntale a los Goblins. Cuando el pueblo sea atacado por monstruos que den miedo y sepas que no pueden ganar, ¿qué sucederá? Imagina la situación contigo como la jefa y tú misma no siendo el jefe".

La expresión de Lupusregina cambió de nuevo, de vuelta a su alegría habitual.

"Bueno, eso es todo. Haaa, no quiero ser consejera en absoluto. Por otra parte, si En-chan no se convierte en la jefa, una bella tragedia se desarrollaría y sería más divertido”.

"-Eh?"

Lupusregina sonrió mientras dio palmaditas en el hombro de Enri.

"Personalmente, creo que serías una gran jefa. Además... ¿por qué no le preguntas a ese chico? "

Después de tomar la mano del hombro de Enri, Lupusregina giró en su lugar. Fue un movimiento que parecía alejado de cualquier concepto de la palabra "fricción".

"Nos vemos entonces."

Lupusregina se alejó, sus manos volaban libremente por el aire. Frente a ella estaba Nfirea con la mano de Nemu en la suya. Lupusregina palmeó a Nfirea en el hombro, y como si hubiera volteado un interruptor, los dos volvieron a la vida.

"Bienvenida de nuevo, onee-san!"

Nemu debe haber estado muy preocupada, porque ella lanzo un abrazó a Enri, mientras corría a toda velocidad. Enri fue golpeada con tanta fuerza que pensó que podría ser derribada, pero los músculos fuertes de sus piernas absorbieron el impacto.

"Bienvenida de nuevo, Enri. Regresaste antes de lo esperado. ¿Te quedaste anoche? "

"Estoy en casa. Y sí, yo acampe anoche".

"¿Fue así entonces? ... Me alegro de que no fueran atacados por monstruos. Aun así, no puedo aprobar ese tipo de cosas. Los duendes son fuertes, pero todavía existen bestias más fuertes que ellos. Por supuesto, no he visto a ninguno cerca de las llanuras... "

"¡Nee-san, no hagas cosas peligrosas!"

Nemu dijo esto mientras se aferraba firmemente a la ropa de Enri. Enri era la única familia de su hermana pequeña. Su vida ya no era exclusivamente suya. Parecía que Enri había olvidado ese pequeño detalle.

"Estás bien. Lo siento."

Enri sonrió y le revolvió suavemente el cabello a Nemu.

"Mm! Entonces te lo perdonaré Nee-san! "

Nemu la miró y sonrió.

"Gracias. Hablando de eso, ¿Nemu ha sido una buena chica? No diste molestias a Nfirea, ¿verdad? "

"¡No lo hice! Realmente ~ ¡Ya no soy una niña! Verdad, Nfirea -kun? "

"Ajaja ... bueno, he estado tratando a las tribus de Agu, por lo que no la veía muy de cerca, pero confío en que Nemu se comportara."

"¡En serio, Nfirea -kun! Oye, ¿qué tal esto?, Nee-san. Nfirea -kun apesta! "

"Nemu-chan! ¡Ese es el olor de las hierbas! Cuando tú las mueles, ¿No dijiste que tus manos apestaban así? "

"Esa cosa colorida es de hierbas?"

"... No, es diferente. Eso es de lo que elementos alquímicos, así que por favor no digas que apesto... "

"Pero te hace oler mal!"

El rostro de Nfirea se congeló.

"Mm, Esta todo sobre la ropa de Nfirea. ¿Así que tal vez deberías comprobarlo cuando no está trabajando? "

Enri frenéticamente trató de explicar el significado real a su hermana pequeña, y la cara de Nfirea se suavizó cuando la oyó.

"No tengo ninguna otra ropa, aunque... en E-Rantel Casi me ponía lo mismo todo el tiempo."

"Entonces, ¿qué tal si te hago algunas para ti?"

"¿Eh? ¿Puedes hacer eso?"

" Nfirea, ¿quién te crees que soy? Todavía puedo hacer ropa sencilla por mi cuenta".

"¿Es asi? Compré toda mi ropa, así que la posibilidad de hacer eso es impresionante".

"Bueno, gracias por eso. Pero todo el mundo en el pueblo puede... Nemu, será mejor que empieces a aprender".

"Okey ~"

"Entonces, Nemu, ¿te importa regresar primero? Tengo que discutir algo con Nfirea".

Nemu se cubrió la boca con las manos, pero la sonrisa ya estaba haciendo sus ojos brillar.

"¡Mm! ¡Lo tengo! Entonces, me voy primero. Buena suerte, Nfirea -kun! "

Nemu los saludó, luego se dirigió de vuelta a casa con saltitos en sus pasos.

Enri la observó mientras ella se iba, murmurando para sí misma.

"Ella es tan obediente. No importa, ¿no me ocultas nada verdad? "

"No, no creo... ah, ¿te refieres a eso? ¿Es asi? A pesar de que más o menos puedo adivinar, ya que estaba en la reunión del consejo de la ciudad ".

Con eso, se había saltado una gran cantidad de exposición inútil. Enri dijo a Nfirea lo que ella y el jefe habían discutido.

No se detuvo allí. También le habló de su discusión con Lupusregina y Nfirea escucho todo sin decir una sola palabra. Después de terminar, Nfirea miró a Enri directamente a los ojos y habló.

"Creo que Enri puede hacerlo y no importa la respuesta que des, yo siempre te apoyaré... ugh, esa línea es tan cursi. Espero que te conviertas en la nueva jefa".

"¿Por qué? Sólo soy-"

"No. No eres una sencilla chica de pueblo ahora. Eres la líder de los duendes, Enri Emmot. Tú probablemente quieras decir que los duendes no son tu fuerza, ¿no? Pero al final, los duendes son realmente tu fuerza. Lupusregina te pidió que se lo preguntaras a los duendes, pero te lo voy a explicar. Si tú no fueras el jefe, y si el pueblo estuviera en peligro, los duendes lucharán con la intención de detenerlos hasta que puedas escapar".

"¡De ninguna manera! ¡Ellos nunca harían tal cosa! "

"Se podría decir que, en tiempos de paz no. Sin embargo, durante una crisis van a hacer precisamente eso. Lo escuché de ellos personalmente. "

"De ninguna manera…"

Enri miró con incredulidad a Nfirea. ¿Estaba mintiendo? Pero no había ni siquiera una pizca de engaño en el aire a su alrededor.

"Lo más importante para ellos no es el pueblo, eres tú. Pero si tú te conviertes en el jefe, entonces el pueblo se convierte en su propiedad, y los duendes se quedarán a luchar por el pueblo hasta el amargo final. Puede no parecer una gran diferencia, pero es una diferencia. Como acotación al margen, me han dicho que si una emergencia llegara a suceder, están esperando que pueda tomar a Nemu y huya contigo. Enri... si tú lo quieres, puedes comprobarlo con ellos. Pero espero que si lo haces, mantengas el hecho de que te lo dije en secreto".

"No voy a preguntar."

Nfirea levantó su pelo al oírla, la respuesta directa, dejando al descubierto sus grandes ojos.

"¿Está bien? Yo podría estar mintiendo”

"-Eso no es posible. Nfirea no me mentiría. Confío en ti. Sin embargo, de verdad tener un amo es tan importante para ellos? "

"Bueno, ¿no creo que se porque eres su amo? Tú compraste armas a los duendes, ¿verdad? ¿No crees que ellos te harían su principal prioridad por eso? Puede sonar mal, pero los duendes nunca han conseguido nada de los habitantes del pueblo, ellos los tratan simplemente como tus monstruos convocados. ¿Quién crees que tendría prioridad, las personas que apenas los reconocen a ellos, o la persona que abrió sus brazos y les da de comer? "

Por supuesto, ninguno de los habitantes del pueblo de hecho diría ese tipo de cosas en voz alta. Sin embargo, es cierto que no recordaba a ninguno de los aldeanos agradeciéndoles de ninguna manera concreta.

"... Pero, los habitantes del pueblo están agradecidos a los duendes."

"Son agradecidos. Es como el pago de reembolso por gastos incurridos y el tiempo empleado. ¿Alguna vez has visto a alguien en el pueblo que llame a los duendes por su nombre? "

No había ninguno. Al principio pensó que era simplemente porque no podían distinguirlos, pero cuando pensaba en ello, era porque no querían distinguirlos.

La idea lleno a Enri con una soledad indescriptible.

"Es eso así."

Sin embargo, en su voz no había simplemente abatimiento, sus ojos brillaban con la luz de la revelación.

"Eso es correcto. Es por eso que, en lo personal, siento que serás un buen jefe. Por lo menos, cuando seas el jefe, podrás cambiar las cosas para los duendes”.

"... Todo el mundo me va a ayudar, ¿verdad?"

"Claro. Siempre estaremos contigo".

"Entiendo. Entonces, iré a la casa del jefe. ¡Será mejor que lo haga antes de que cambie de opinión! "

Nfirea sonrió al oír la declaración de Enri.

Él entendió la tormenta de emociones detrás de la decisión de Enri.

"¡Correcto! ¡Buena suerte, Enri! "

Ella asintió con la cabeza en respuesta, y luego sin mirar atrás, puso un pie en el camino de convertirse en el nuevo jefe.


♦ ♦ ♦


Desde el cielo, Lupusregina pudo ver que casi todas las personas en el pueblo se reunieron en la plaza del pueblo. Enri estaba a la cabeza frente a ellos, pero no podía oír lo que estaba diciendo Enri.

Después de que Enri termino de hablar, los aldeanos aplaudían.

"Ha ...  salió de esta manera después de todo. Ahhhh, será divertido, uhihihi. "

"-¿Qué es tan gracioso?"

La voz detrás de Lupusregina hizo que se diera vuelta para enfrentarlo.

"Oya ~ No es Yuri-nee? ¿Estás volando a causa de un objeto mágico? "

"Eso es correcto. Ainz-sama me dio un objeto para eso. Esto es... Villa Carne, ¿no? Eso es por lo que te regañó”.

"Eso es correcto. Ahhh, ahora la diversión está a punto de comenzar ~ "

"¿Qué quieres decir?"

"Un nuevo líder ha surgido dentro de la aldea. Para los habitantes del pueblo, esto solo es una nueva página en su historia. Sin embargo, me pregunto qué pasaría si, en este momento glorioso, el pueblo fuera atacado e incendiado. ¿Me pregunto qué tipo de rostros harían esos aldeanos? "

Una sonrisa sádica se vio sobre su hermoso rostro, y cualquier persona que la viera concluiría inmediatamente que algo malo y horrible se había desatado.

"Y pensé que vivías junto con esta gente. ¿Esto viene desde el fondo de tu corazón? "

"Así es, Yuri-nee ~ Quise decir cada palabra. Cada vez que pienso en la gente con la que me llevo bien, pienso en como pisotearlas como hormigas y exterminarlas con fuerza bruta, no puedo dejar de reír".

"Eres terrible. Eres tan mala como Solutión. ¿Por qué mis hermanas pequeñas son así? Realmente, la única buena es Shizu... aunque supongo que Entoma no es una chica mala”.

Lupusregina se rió mientras su hermana mayor se quejó.

"Ah ~ será el pueblo destruido después de todo?"


Editado por: Bryan C


34 comentarios:

  1. quiero agradecer a mi mama por este logro
    PD: gracias por la traducción

    ResponderEliminar
  2. Soy.....no importa. Gracias por esta traducción, espero el proximo

    ResponderEliminar
  3. Hace unos dias queria decir, porque lo traducen como duendes y en otros momentos como goblins ?. No tendrian que poner goblins siemrpe y ya?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mm es algo de cultura general asi que la verdad siento que no vale la pena cambiarlo. es como cuando hablan de hechiceros o lanzadores de magia xD. Quizas tengas razon, pero en fin, lo tendre en cuenta para las siguientes publicaciones. lo dejare en duendes entonces.

      Eliminar
  4. Jajajaj el problema es que mas de uno traducimos la novela y cada uno lo maneja a su manera yo que hice esta parte la deje como duendes y ya en la edición final cuando sale el pdf se unifica el termino...... pero al final lo importante es que se logra entender y los que nos han seguido saben que no somos buenos poniéndonos de acuerdo con nuestros termino al principio sino hasta el PDF ... y lo que si quiero decir es que agradezco sus comentarios. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ps yo les puse enanitos verdes
      Tendré k cambiarlo

      Eliminar
    2. Oye Nando, me podrías decir si la historia 2 es de un enfoque totalmente distinto a este o va por al mismo camino, es que no entiendo el porque de divide en 2 historias, supongo la cuentan de 2 formas diferentes, supongo...

      Eliminar
    3. si es unido junto a la historia 1 , aunque añade algunos momentos en nazarick, en la k esta la violacion de Ainz por Albedo, y Esta Bien ZuKUl3nT0

      Eliminar
    4. Jajaja es lo que quiero leer, gracias por responder.. Y aun esperó la parte de hoy.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Esa Lupu-chan mostrando a Nfirea como se divierte Enri con los duendes (en la imagen, el circulo de abajo)... Se agradece el aporte por traducir esta droga diaria :3

    ResponderEliminar
  6. Cuando leei el resumen del vol9 me sorprendió que estando Lupus en el pueblo, los soldados del reino (SPOILER NO LEEAN SI NO LEYERON EL RESUMEN) --- lograran asediar y entrar al poblado y matar a parte de los habitantes. Pero con lo que se lee ahora en los ultimos parrafos... ya se ve porque, fue intencional ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO lo lei maldita sea T_T maldita sea ...... venganza!!!!!

      Eliminar
    2. jajajaja cuando dicen spoiler referente a esta novela es muy dificil no leerlo la dura tentacion

      Eliminar
  7. -Voy a ser violada, xD Luppu es un lokilla
    Gracias por la traducción

    ResponderEliminar
  8. cuando yo trato de abrie el resumen o el intermedio del volumen 9 me da error la pagina como lo pudo resorver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de revisarlo y anda perfectamente bien, no se si puedes especificar tu problema. vuelvelo a intentar.

      Eliminar
  9. esa lupu y sus pensamientos loquillos xD

    ResponderEliminar
  10. esa lupu y sus pensamientos loquillos xD

    ResponderEliminar
  11. Suben el nuevo cap a la tarde, logro ser primer comentario por primera vez... y luego borran la pag :/ . Cristhofer Shadow es usted Diabólico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pd: ya que lo borraron, es que algo van a cambiar. Yo ya lo leei, me podrian decir que se cambio. Para ver si tengo que volver a releer o era nada mas pulir la traduccion :3

      Eliminar
    2. Lo siento, tuve que poner la pagina en borrador porque tenia que cambiar unas partes. si ya lo leiste no hace falta que lo leas de nuevo. solo puli la traduccion

      Eliminar
    3. Y no me borraron el "primer comentario", por fin honre a mis ancestros (?) :d haha

      Eliminar
  12. que tan despiadada puede ser Lupus para querer llegar a esos niveles de sadismo. apoyo a Yuri, Chizu es la unica Maid buena entre todas ellas aparte de la misma Yuri.

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top