lunes, 7 de diciembre de 2015

Overlord, Emisario de la Muerte, Parte 7


 ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Parte 7

Los Monstruos invocados o creados podían ser desvanecidos ​​de varias maneras - cuando terminara su tiempo de invocación, cuando tomaban demasiado daño, o cuando sus amos los desvanecían de forma manual. Cuando un monstruo era desvanecido por haber tomado   demasiado daño, era una táctica común volver a invocar inmediatamente otro monstruo del mismo tipo.

Después de que Ainz desvaneciera al Caballero de la Muerte, lanzó 'Mensaje'. Al igual que un enlace por llamada telefónica, Ainz comenzó a hablar una vez que sintió el establecimiento del enlace.

(Que descanse en paz el Caballero de la Muerte T.T)

"-Albedo."
-Sí, Ainz-sama? ¿Qué desea de mí? ( ͡° ͜ʖ ͡°) Oshe Khe Rikho

"No, no es nada importante, sólo me gustaría charlar contigo. ¿Dónde estás ahora?"

u, una charla! Pero solo tiene que darme la orden y yo inmediatamente me apresurare para estar a su lado!

"No hay necesidad de que te molestes con eso. Sólo quiero charlar contigo en tu habitación. ¿Dónde estás ahora?"

Mi-mi! ¡¿En mi habitación?!

El estridente chillido de alegría pronto se convirtió en una sombría inexpresión.

  Estoy en la sala del trono...

"¿Quieres decir que estás patrullando en la sala del trono?"

La respuesta fue cortada sólo por un momento.

No, no es eso... si usted me permite esta falta de respeto, esto es, en cierto sentido, mi habitación...

Ainz se imaginó la sala del trono en su mente, y se quedó en silencio. Esa habitación era sin duda un lujo para alguien, sin embargo, como un lugar para vivir, era bastante deficiente.

La respuesta frenética vino de Albedo, que parecía haber malinterpretado el silencio de Ainz como algo completamente distinto.

Mi-mis más sinceras disculpas, y pensar que he considerado la gran sala del trono de Ainz-sama como mi propio dormitorio! Si esto le desagrada a Ainz-sama, entonces me iré de este lugar inmediatamente!

Ainz no dijo nada, pero activó su anillo.

Después de llegar a la habitación con un techo semiesférico, que estaba flanqueado por decenas de golems, rápidamente abrió las grandes puertas que estaban talladas con ángeles y demonios.

Las puertas se abrieron lentamente, revelando la gran visión de la sala del trono ante sus ojos.

"Albedo!"

Ainz gritó el nombre de la Supervisora de los Guardianes.

Albedo, que estaba en un lado del trono, se congeló por el pánico, e incluso a esta distancia, Ainz podía ver claramente que las características perfectas de Albedo estaban sólidamente congeladas.

"Albedo! ¡disculpame !"

Ainz avanzó mientras se disculpaba.

"Elegí este lugar para que sea tu habitación. Fue mi culpa no asignarte una habitación apropiada. Disculpame ."

Para ser precisos, la culpa le pertenecía a Tabula Smaragdina. Después de todo, él debio haberle dado a Albedo un lugar para vivir. Pero había que tener en cuenta el hecho de que antes de que fueran transportados a este Nuevo Mundo, Albedo no era nada más que una colección de datos. Esperar que él haya contado con esa posibilidad y haya diseñado una habitación para ella, hubiera sido demasiado, incluso para su trastorno obsesivo-compulsivo.

Por cierto, Ainz y los creadores de los demás guardianes lo habían hecho, pero eso era casi normal. Aunque Tabula Smaragdina era un maníaco de ajustes que produjo documentos de diseño extremadamente largos para sus creaciones, su imaginación probablemente estaba dentro de los parámetros normales.

Si hubiera que señalar con el dedo a alguien, entonces Ainz sólo podía señalar a una persona.

Esta era Ainz Ooal Gown.

El nombre de la única persona  - que hasta el momento - había venido a este bravo nuevo mundo.

Después de venir a este mundo, los NPCs comenzaron a moverse de acuerdo a su propia voluntad. Entonces, antes de eso, Ainz debió haber entendido sus respectivas situaciones y haber asegurado la calidad de sus condiciones de vida, a fin de garantizar que ellos puedan llevar a cabo sus funciones sin ningún inconveniente.

Y pensar, que en este lugar...

Ainz forzosamente dio un paso en la alfombra de color rojo brillante, apretando los dientes. El suelo era de un blanco mármol, y cuando levantó su cabeza, pudo ver el techo, un espacio amplio y vacío.

Aquí no había nada que pudiera sustentar la vida.

Y pensar que ella tuvo que dormir en este lugar!

Ainz recordó las quejas que había escuchado de Herohero-san.

-Tuvimos que utilizar sacos de dormir en la oficina, y acabe comprando dos. Uno era para cuando el otro estaba siendo limpiado. Jajaja-

Ainz se sentía como si hubiera sido golpeado en la cabeza con un bate. Él quería caer de rodillas ,   mientras lloraba y mendigaba por perdón.

Tú dijiste mucho acerca de no dejar que la situación de Herohero-san se muestre en Nazarick... Ainz, has cometido un grave pecado, un error imperdonable!

Aunque la anulación de sus emociones ya se había activado en numerosas ocasiones, Ainz aún  estaba consumido por la culpa.

"¿Qué está diciendo? Los seres supremos me otorgaron  este lugar. Por lo tanto, debo utilizarlo para alcanzar sus objetivos con todo- "

"No digas más, Albedo".

Ainz finalmente había llegado a la base de las escaleras, y mientras las escalaba, levantó su mano   para silenciar a Albedo”.

"Esto fue causado por mi descuido. Preparare de inmediato una habitación para ti. ¿Tienes algún lugar en el que desees quedarte? "

Los ojos de Albedo parpadearon de izquierda a derecha. Ainz tomó eso como una señal de su pensamiento, y con calma, la observó en silencio.

Después de un largo tiempo, lo que probablemente era una señal de la profunda reflexión que ella  había puesto en esto, Albedo finalmente respondió.

"Aunque esto podría sonar un poco atrevido, siempre y cuando pueda quedarme al lado de Ainz-sama, cualquier lugar estaría bien. Después de todo, yo soy la más adecuada, entre los guardianes, en la defensa . Nadie es mejor en custodiar el cuerpo de Ainz-sama que yo. Sin embargo, si estoy separada de Ainz-sama, entonces puede haber una posibilidad de que le pueda llegar un ataque, ya sea una en un millón o mil millones. Como tal, estaría encantada si se me concediera una esquina en algún lugar de la habitación de Ainz-sama... "

Mientras Albedo respondia rápidamente, se inclinó hacia adelante con desesperación, sus alas batían ruidosamente.

A pesar de que Ainz había considerado satisfacer su deseo por todos los medios, después de todo, compartir una habitación plantearía algunos problemas.

Ya que su cuerpo no tenía deseos sexuales y había perdido varias cosas, Ainz estaba confiado en que no le iba a hacer nada despreciable a ella. Sin embargo, si ella vivía con Ainz, él no iba a tener tiempo para leer en secreto sus libros, y tendría que mantener constantemente su fachada de   gobernante, y eso sólo aumentaría el estrés mental en el que ya estaba sumido.

"De hecho, mis habitaciones son grandes, pero, lamentablemente tengo que negar tu solicitud."

"Ya veo…"

Las alas de Albedo se decayeron. Cuando Ainz vio eso, sus sentimientos de culpa se intensificaron.

"Más al tema, creo que los Guardianes de los diversos pisos no permitirán que cualquier intruso de esta poderosa fortaleza, que es Nazarick, hagan su camino hacia mi dormitorio. ¿No es así? "

"Es como usted dice."

La mente de Ainz trabajaba furiosamente mientras veía a Albedo con sus alas decaídas. Si él tuviera que elegir entre las habitaciones personales de los pisos 9 y 10, entonces tendría que descartar el piso 10 ,ya que todas las habitaciones de ese piso habían sido diseñadas para otros fines, lo que dejaría al noveno piso. En ese piso, las únicas habitaciones vacías de las que Ainz estaba al tanto, eran las que pertenecían a sus ex - compañeros.

A pesar de que esto solo podría ser una ilusión, si Ainz le daba una de esas habitaciones a Albedo, su corazón siempre iba a estar lleno de dudas, de que él podría haber privado a un compañero de gremio, que podría haber venido a este mundo, de su habitación que le corresponde. Sin embargo, esa posibilidad era minúscula.

En lugar de darle una habitación perteneciente a uno de sus compañeros, sería mejor darle una de las habitaciones libres.

"Entonces, Albedo. Te concederé una de las habitaciones del noveno piso para tu propio uso. Es una habitación libre, preparada para la posibilidad de que podamos darle la bienvenida a nuevas incorporaciones al gremio. Por supuesto, tratare de darte una habitación que este cerca a la mía como sea posible, y si ocurre una emergencia - sí, cuando llegue el momento, puedo contar contigo? "

"¡Sí! ¡Claro! no hace falta decirlo, Ainz-sama! "

Sus alas de repente se expandieron.

Al ver los ojos brillantes de Albedo y la brillante sonrisa en su rostro, Ainz no pudo evitar estar conmovido. Para camuflar eso, Ainz tosió ruidosamente.

"Entonces, te llevare a tu nueva habitación. Iremos una vez que termines de empacar tus cosas".

Cuando Ainz dijo eso, se preguntó si ella tenía algo que empacar.

Los NPCs debian tener un inventario de espacios de bolsillo, como Ainz, para el almacenamiento de sus equipos. Esto podría ser visto por los demás como si ellos estuvieran poniendo sus manos en la nada, pero en realidad, era más como el uso de un smartphone. Mientras que los jugadores - con su acceso a los items de cash  - podían almacenar mucho más en sus inventarios que los NPCs, a pesar de eso, los NPCs podían encajar todo su equipamiento en sus inventarios.

Era muy probable que el equipo de Albedo sea almacenado en su inventario. Las cosas en su inventario debían ser ítems de recuperación y scrolls que le permitan usar magia.

"Entendido. Entonces, pido disculpas por el retraso, pero ¿puede esperar un poco más? "

"Ah, ahhh...”

Ainz vaciló un poco porque la respuesta era inesperada.

"Yo debería decir esas palabras. Entonces, Albedo, ve a buscar tus cosas”.

"Sí."

Las alas de Albedo revoloteaban ruidosamente mientras ella tomaba vuelo.

Como una súcubo, sus alas no eran simplemente una decoración.

Después de volar alrededor de tres pisos en el aire, ella jugueteo con la parte de una pared, y sacó una bolsa, lo suficientemente grande que tuvo que abrazarla con sus dos manos para llevarla. Como una guardián, su fuerza física era lo suficientemente grande, que ella podía levantar la bolsa fácilmente. Debido a eso, Ainz no podía decir que era lo que había dentro.

"... ¿esas son tus cosas?"

"Sí. Estos son los ítems que Tabula Smaragdina-sama me dejo. ¿Desea verlos? "

"¿Ah? Ahhhh. Hablando de eso, Tabula Smaragdina, él ... hm. ¿Te importaría dejarme ver lo que hay en la bolsa? "

Aunque Tabula Smaragdina no había preparado una habitación para Albedo, él había reservado esta bolsa para ella. Su curiosidad sobre lo que habia dentro de la bolsa se intensificó.

Podría haber ítems especiales adentro... o no.

Si realmente había un ítem raro... el coleccionista en Ainz encontraría difícil controlarse.

"Por favor, mire."

Al mirar más allá de la cremallera abierta, el interior parecía casi tan grande como lo aparentaba  en el exterior, y no parecía haber ningún ítem especial. Tampoco había un cadáver cubierto de sangre mirandolo fijamente con odio en sus ojos, ni nada de eso.

Lo que vio fue muchos conjuntos de ropa cuidadosamente doblados, todos eran artículos muy normales de ropa femenina. No había nada que despertara el interés de Ainz. Sin embargo, bajo las ropas, había muchos pequeños objetos multicolores que habían sido ovillados. Era imposible no darse cuenta de ellos. Ya que Tabula Smaragdina era un fan de las películas de terror, Ainz no sabía lo que iba a encontrar luego. Esa mezcla de miedo y curiosidad despertó su interés.

"Esos son pañuelos...?"

"... No, Ainz-sama. ¿Por qué no toma uno y lo mira de cerca? "

Albedo se quedó en silencio, con una sonrisa misteriosa en su rostro.

En ese momento, su anticipación aumentó cada vez más.

Sí, podrían haber sido unidos juntos por algún tipo de truco...

Con emoción en su corazón, Ainz cogió un bulto ovillado y lo abrió.

Después de eso, se quedó en silencio.

Incluso Ainz sabía lo que era eso.

“Oshee khee rikoo”

Era ropa interior. Ropa interior femenina.   ( ͡° ͜ʖ ͡°) Osheee zyyyyyyy

"¿esto no es... lo qué haría Peroroncino-san...? ¿Cómo debería decir esto ... parece que he aprendido demasiada información acerca de un amigo ... "

Mientras  los hombros de Ainz se hundían, recordó que aún no había pedido perdón a alguien que lo merecía.

"... Perdóname, Albedo".

Mientras Albedo observaba los movimientos de Ainz, su rostro se puso rojo, y su respiración se volvió irregular.

Un Ainz muy incómodo intentó doblar las bragas abiertas y guardarlas, pero no podía manipularlas. Así que Albedo le dio una mano desde al lado, y pulcramente las dobló.

"No soy Peroroncino-san, no voy a emocionarme por un trozo de tela si no es usado por alguien."

Con el fin de ocultar su incomodidad, Ainz trató de salirse del camino con palabras que no entendía muy bien. De repente, Ainz recordó que no tenía idea de lo que había pasado con el hentai ( ͡° ͜ʖ ͡°) que había recibido de sus antiguos compañeros de gremio .

"Entonces... ¿necesita que me las ponga para la verificación?"

“Oshee zyyyy”

Un sorprendido Ainz miró de reojo a Albedo, cuyos ojos irradiaban un brillo lascivo.

"Ah, espera, Albedo. Antes de eso, resolvamos el asunto de tu habitación. Te llevaré allí con el poder del anillo, así que vayamos. "

"Entendido, Ainz-sama."

Mientras Albedo se acercaba, envolviendo a Ainz con su aroma y haciéndole cosquillas con su aliento, él activo el poder de su anillo.

“Es hora de sacar el Fémur”

Traducido por Nando El Zabrozhongo papaaaaa


9 comentarios:

  1. No volverá a quitarse las pantsu que Ainz tocó xD. . . Será Peron-chin Nando?! |¬x¬)'

    PD: Hai |°w°)/

    ResponderEliminar
  2. Bueno se acaba la zukulencia....A pensar que mas leer.

    ResponderEliminar
  3. No se puede decir que es un día si no se lee esta "zukulenzia zavrozonga" Gracias Nando-sama :3

    ResponderEliminar
  4. al pobre aizn le falta el troso por lo que no podra hacer nada, jajjajajajaja

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top