miércoles, 13 de enero de 2016

Genocide Reality, Capitulo 6


Mi Relacion con Kujo Kumiko

Cuando salí del baño, todos ya estaban durmiendo a lo largo de la habitación. Habían pasado por mucho hoy y estaban agotados.

Era de noche, incluso en el mundo que estaba fuera de las ventanas. Me serví un vaso de agua antes de sacar mi Smartphone. Era poco más de las 7:30 PM.

Aún no había señal, pero el tiempo parecía estar en sintonía con el mundo real. Miré alrededor de las paredes por si había una salida, pero no encontré ninguna, como lo esperaba. Muy pronto, no iba a ser capaz de usar mi Smartphone nunca más. 

Apagué mi Smartphone y lo puse en mi mochila. Probablemente esta sería la última vez que   vuelva a encenderlo.

Podía sentir la fatiga yéndose de mí mientras bebía el vaso de agua.

"Supongo que debería ir a dormir."

Me acurruqué en una cama vacía, pero, después de un tiempo, alguien se coló dentro de mi colcha. No había nadie que haría esto, además de Kumiko.
"Lo siento, te desperté."

"Cualquier persona habría despertado. ¿Qué pasa? Estoy cansado."

"Los chicos no se vuelven más activos en sus regiones más bajas a medida que están más cansados?"

"¿De dónde sacaste esa idea?"

No había ayuda para esa puta delirante. Probablemente ella iba a decir que lo leyó en una revista.   No necesitaba escuchar sobre cuantas revistas para adolescentes tenían  artículos eróticos.

"Heh, ¿quieres hacerlo?"

Mientras decía eso,  pude sentir a Kumiko quitándose su ropa dentro de la colcha. La detuve agarrando sus manos, antes de que pudiera quitarse el sostén.

"Para. No en una situación como esta”.

"¿No deberías decir que debemos hacerlo en una situación como esta?"

Ella se echó a reír en mis oídos mientras me quitaba la ropa. Kumiko ya se había quitado su sostén. La sensación de su suave piel y el dulce aroma de su pelo me trajeron recuerdos.

La primera vez que abracé a Kumiko. Una historia de hace más de tres meses.


♦ ♦ ♦


Fue a finales de mayo, en la época cuando me acababa de matricular en la escuela secundaria. Yo estaba enojado y harto de las clases que no quería asistir, así que estaba durmiendo en el aula de educación especial en el antiguo edificio.

El antiguo edificio que había estado en uso hasta el año pasado, se había planeado demolerlo  pronto. Estaba siendo utilizando en su mayor parte como un área de almacenamiento, y nadie pasaba por ahí. Incluso tenía un viejo sofá, así que era el lugar perfecto para saltarse las clases.

La manera  en que el polvo brillaba en la luz del sol, por la ventana, le daba a la habitación un sentimiento sereno, como si el tiempo se hubiera detenido. Momentáneamente podía alejarme de todo lo molesto en el mundo.

De repente, pude oír la puerta abriéndose, y lance un vistazo hacia fuera para inspeccionar. No tenía la intención de mirar furtivamente ni espiar a nadie, pero era inevitable.

Era Nanami Shûichi y Kujo Kumiko. No había manera de que los estudiantes modelo de la Clase A vengan aquí para vagar, como yo. Ellos estaban en el primer grado, pero aun así eran parte del  consejo estudiantil, así que ellos podían ser excusados de las clases si había alguna actividad escolar especial. Pensé que estaban aquí por eso.

"Nanami-kun, por favor sal conmigo."

Casi me eché a reír mientras hacia mi mejor esfuerzo para mantenerme oculto. Nunca esperé ser testigo de tal escena, una confesión entre dos personas populares....

"¿Eso es de lo que querías hablar? Si te  refieres a que tengamos una relación, lo siento, pero no puedo salir contigo”.

Ella fue derribada. Realmente con dureza.

Presioné mi boca con mis manos y las mordí en un intento de reprimir la risa explosiva.

Probablemente Kumiko nunca pensó que iba a ser rechazada. Tenía una cara en blanco, como si su alma hubiera abandonado su cuerpo. Nanami Shûichi era conocido por ser guapo en toda la escuela, pero Kumiko era una chica hermosa que estaba en el mismo nivel que él.

Ambos eran estudiantes modelo que estaban en el Consejo de Estudiantes y competían para ser el mejor estudiante en el primer grado. No había otra pareja perfecta que estuviera hecha el uno para el otro que esos dos. Incluso había rumores de que ellos ya estaban saliendo.

Nanami Shûichi dijo ese duro rechazo "Tengo a alguien que me gusta, así que no puedo salir contigo", como si lo hubiera dicho cientos de veces antes. Kumiko giro su cara, parecía como si no pudiera comprenderlo, y, finalmente, las lágrimas empezaron a gotear de sus ojos.

¿Por qué un buen tipo como Nanami Shûichi dejo a Kumiko ahí, y simplemente se fue, ese día? ¿Y por qué alguien como yo, que pensaba que ser amigo de los demás no era nada más que un dolor en el culo, decidió consolarla?

Pensando en ello ahora, sólo podía ser descrito como una inconstancia del corazón.

Creo que estuve conmovido por la escena de Kumiko llorando en silencio, sola en un aula abandonada. Una chica hermosa como ella, derribada  sin piedad, era una escena que sólo se podía ver una vez en la vida.

Incluso un espectador como yo estaba sorprendido. Podía imaginar cómo se sentía una persona que ahora estaba sufriendo. No podía evitar sonreír ante el hecho de que Kumiko fue rechazada, pero lo sentí mucho y quería consolarla.

Mientras la veía en secreto, el temblor de sus hombros se hizo más intenso. Sus hermosas lágrimas fluían y, finalmente, ella estalló en llanto.

"Uwwwwwaaaaaaaaaaaaahhhh!"

Era la primera vez que veía a alguien llorando en el suelo. Mi corazón se hundió ante la escena de una chica, que competía  por el primer lugar en la escuela, en el suelo, con lágrimas fluyendo junto con sus mocos, mientras golpeaba el suelo con su puño.

No podía explicarlo, pero algo cambió dentro de mí.

Debió haber sido eso. Yo había planeado mantenerme oculto hasta que ella se fuera, pero salí como si estuviera poseído.

"Hey."

"Sniffle.... ¿Qué quieres?”

"Hey", fue una mala elección de palabras. Lo sabía.

Los ojos de Kumiko, incluso mientras lloraba y me veía, parecían lo suficientemente grandes como para succionarme.

"¿Qué quieres decir con lo que quiero ..."

"Cuanto tiempo has estado ahí…. ¿Has oído todo eso?”

Kumiko se puso de pie con un tambaleo, sacó un pañuelo de seda de su bolsillo que estaba en su    blusa y se sonó la nariz. Sus orejas estaban completamente rojas, probablemente por la  vergüenza. Ella estaba tratando de arreglarse lo mejor que podía, pero estaba demasiado nerviosa como para comportarse adecuadamente. La normalmente perceptiva estudiante modelo, Kumiko,  se veía hecha un lío.

Yo tenía algo de culpa, ya que no debería estar viéndola en ese estado, pero creo que al final  todo salió bien. Si ella estaba avergonzada, no tendría tiempo para revolcarse en su tristeza. Era mejor para ella estar enojada conmigo que llorar sola.

Quería consolarla con lo mejor de mis habilidades, y esto era todo lo que se me podía ocurrir. No quería ver llorar más a Kumiko, así que me burlé de ella.

"Sí, lo vi tooooooooooooooodoooooo. La escena de una estudiante modelo siendo rechazada fue  más gracioso de lo que pensaba”.

"Así que estabas escuchando desde el principio! Kyaaaa!!! "

Kumiko gritó y corrió hacia mí. Ella me agarró del cuello y me empujo para mirarme cara a cara. Sus ojos, hinchados y enrojecidos por el llanto, me vieron.

Me doble un poco hacia atrás por su inmensa fuerza. Esta era una chica que entro en shock justo después de ser rechazada por un chico que le gustaba. Era imposible saber lo que esta chica haría  en un ataque de histeria.

Ella era pequeña, pero peligrosa si actuaba impulsivamente. Fue un error haberla provocado.

"No, no, espera. Voy a mantener esto en secreto. No le  voy a decir a nadie”.

"Así que estás pensando en chantajearme para hacerme todo tipo de cosas sucias en este decrepito salón mientras me amenazas con el secreto. Eres de lo más bajo”.

Era una suposición poco razonable. Sería peligroso si ella iba por ahí  difundiendo rumores acerca de cómo planee atacarla.

"¡No no! No me malentiendas, sólo quería consolarte”.

"Hee- así que tu plan era tratar de recoger a una pobre chica que acababa de ser rechazada jugando a ser el chico bueno. Eso es un método tan obvio. Así que estabas tratando de hacer todo tipo de cosas sucias conmigo de esa manera! Pervertido."

Ella me agarró del pelo y me sacudió. Su situación era lamentable, pero la manera en que interpreto todo empezó a molestarme.

"Oi, ¿por qué sigues en hacerme parecer una especie de villano? Lo siento por haber escuchado, pero fue un accidente”.

"Qué conveniente fue para ti haber presenciado el peor momento de mi vida simplemente por accidente. No sé qué clase de persona eres, pero la vida perfecta que he vivido hasta ahora ha terminado. TER-MI-NA-DO, ni siquiera me preocupa lo que pase  ahora, ja, ja, ja”.

Ella escupió sus palabras, puso sus manos encima de mí y se me inclino con todo su peso. ¿Estaba planeando hacer una especie de movimiento de lucha libre y agarrarme por la cintura? No tenía   idea de qué hacer. ¿Qué le pasa a esta mujer? Qué hay con que ella es como una "ojou-sama"? Su inestabilidad mental daba miedo.

"Oi, ¿qué estás haciendo?"

"Ja, ja, ja, ¿'consolarme '? Que risa. Probablemente sólo querías calmarme con algunas palabras baratas para bajarme las pantis. No soy una mala mujer, ¿así que has estado interesado en mí por un tiempo? Bueno, ahora tienes una oportunidad. No tienes que hacer algo tan molesto, te dejaré    hacerlo justo ahora. Nadie vendrá aquí por un tiempo, así que puedes hacerlo rápidamente”.

De qué estaba hablando. Esto se estaba volviendo verdaderamente aterrador.

Ella estaba actuando muy, muy extraño.

Incluso si me convirtiera en el chico malo, incluso si Kumiko me culpara por todo y lanzara un berrinche, si ella ya no estaba triste, era suficientemente bueno. Puesto que las cosas de alguna manera dieron un giro en este tipo de dirección, yo jugaría con ella hasta satisfacer su corazón.

"Entonces voy a consolarte. Ven aquí."

"Así que voy a ser violada en ese viejo sofá. En un salón de clases del antiguo edificio... Es un lugar increíble para la primera vez. "

Después de eso, en el sofá, con unos rechinantes resortes, tuvimos sexo increíble....... no. Tal absurda primera vez tampoco estaba en mi mente.

Sólo quería consolar a una chica que estaba llorando. Algunos pueden llamarlo simpatía barata, pero yo sólo quería estar con ella hasta que dejara de llorar. Kumiko, que estaba llorando mientras ocultaba su cabeza en mí con sus brazos alrededor de mi cuello, era una linda chica.

Su cabello negro era bonito y tenía un olor agradable. Su frágil y delgado cuerpo era increíblemente suave cuando la abrazabas. ¿Por qué Nanami Shûichi rechazo a tal hermosa    mujer?

Quien era esa "chica que me gusta", que mencionó Nanami? Había un montón de estudiantes en mi escuela, pero había solo un puñado de personas en nuestro grado que eran tan bonitas como Kumiko.

Las más bellas chicas de primer grado eran extremadamente populares. Como Aoi Leona de la Clase D, quien era una modelo y un ídolo al mismo tiempo. Ella siempre era seguida por la tal llamada "Princesa”, Mayuzumi Kyouka, del club de lectura.


¿O es alguien de la clase A? O tal vez un chico guapo y popular como Nanami estaba interesado   en una chica de más edad y su objetivo era el pastel en el cielo, nuestra venerada Presidenta del Consejo Estudiantil.

Si era una chica de alta especificación como ella, era natural que Kumiko perdiera. A pesar de que   era bonita, Kumiko era pequeña y plana. Ella no podía ser del tipo de Nanami. Me di cuenta de que Kumiko había dejado de llorar y estaba desabrochando mi uniforme mientras yo estaba pensando en esas cosas.

"Espera, ¿qué estás haciendo."

“no podemos hacerlo si llevamos puesta nuestra ropa.”

Suspiré. Cuando dije que quería "consolarla" no me refería sexualmente. Por último, yo ni siquiera tenía la más mínima intención de hacer algo como eso con ella.

"No te rindas en tu vida."

"Algo que me haría renunciar a ella ya ha sucedido.”

Ella estaba más allá de la ayuda. Se sentó sobre mí mientras me empujaba sobre el sofá y enviaba  una aguda mirada en mi dirección. Ella acercó su cara con la mía y nuestros labios se encontraron. Ella me besó sin ninguna duda.

No me pude resistir. Incluso lamió mis labios.

".... Que estás haciendo."

"Fu, fu, ¿qué quieres decir. Esto es sólo el comienzo”.

Kumiko agarró mis labios humedecidos por su saliva, y los empujó hacia arriba. Eso dolió. ¿Estaba tratando de silenciarme? Ella sonreía mientras empujaba mis labios con sus dedos pálidos.

"Deja de jugar con mis labios. Estabas llorando hace unos momentos, qué demonios. "

"Fue mi primer beso. No estuvo mal para mí. ¿Qué hay de tí?"

"Incluso tú me preguntas eso.”

"Salió de la nada, entonces, una vez más."

Kumiko me besó una vez más. Ella pudo haber estado apresurada para sorprenderme una vez más, pero este beso fue un fracaso. Nuestros dientes resonaron uno con el otro.

Kumiko parecía avergonzada. Cubrió su  boca y lentamente se movió sobre mí mientras dejaba  escapar un pequeño suspiro. Incluso siendo una estudiante modelo, si no estaba acostumbrada a ello, podía fallar en algo como besar. Sonreí amargamente. No, este no era el momento para estar sonriendo.

"Oi, ya basta... Kujo-san."

"Estamos en diferentes clases, pero sabes mi nombre."

"Bueno, tú y Nanami son bastante famosos."

"Sí... Tu también eres muy famoso, Shinjo Wataru-kun de la clase F."

Kumiko me miró como si le hiciera gracia cuando le mostré mi sorpresa. Tal vez pensó que había conseguido vengarse con eso. Después de todo, me equivoqué al ver toda la escena de su vergüenza.

Pensé que había caído bajo en mi vida en la escuela secundaria, pero, llegar a ser marcado por el consejo estudiantil... esto era un problema.

"¿Por qué una estudiante modelo de la Clase A me conoce..."

“llegas a la escuela, pero te saltas las clases. También eres conocido por ignorar los profesores. Hay una gran cantidad de estudiantes problemáticos en la clase F, pero no hay nadie tan podrido como tú. También estás en el primer año. No hay manera de que pases desapercibido”.

Llegué a una escuela secundaria a la que no quería ir, así que hice todo a medias y al   descontento. Incluso cuando me saltaba las clases, contaba mi asistencia y no hacia actos vandálicos, pero, supongo que lo que ella decía era cierto. Para captar la atención del Consejo, esto no fue planeado en absoluto.

"Parece que el Consejo de Estudiantes es una organización muy considerada, cuidando de un estudiante delincuente y otras cosas."

"Bueno, el Consejo de Estudiantes de esta escuela supervisa a los estudiantes. He tenido un interés personal en ti. Me pregunté qué clase de persona era el hijo de un detective privado”.

El estado de ánimo se volvió agrio, como si alguien me hubiera echado agua. Me quejé con un suspiro.

"No hables de mi padre."

"¿Estás enojado? ¿No te gusta hablar de tus padres? Mis padres son estrictos, así que lo puedo entender... Pero, que apropiado. Tú también fuiste muy grosero al escuchar mi momento embarazoso a escondidas”.

“Dije que lo siento."

"Si realmente lo sientes, entonces consuélame más. Sé más apasionado conmigo y hazme olvidar".


Kumiko me besó repetidas veces, con sus ojos aun hinchados de tanto llorar. Ella era una chica débil, así que simplemente podría empujarla, pero no podía. Kumiko parecía haberse acostumbrado a besar con sus  labios y empujó su lengua dentro de mi boca.

El pelo largo de Kumiko me tocó la cara y pude probar su saliva en mi boca. Su saliva fluía en mi boca desde su lengua, como si me estuviera diciendo que lo beba. Llegué a pensar que tal vez el olor de Kumiko se me iba a pegar por un tiempo después de esto.

"Oi, es suficiente."

"¿que, finalmente quieres hacerlo?"

"¡No! Sólo quería consolarte. Nada más que eso... "


"¿De qué estás hablando, Shinjo-kun. Ese fue mi primer beso. Para llegar hasta aquí y no ir más allá, es imposible”.

De que estaba hablando ella? No planeé nada de esto desde un inicio.

"Aún no eres tú misma. ¿Me entiendes? Te arrepentirás más tarde si haces esto solo por un momento de pasión”.

"Así que, estoy siendo rechazada incluso por un delincuente como Shinjo-kun. Ah-ha-ha-ha, cuan  bajo he caído. Yo era una chica perfecta, hasta ese momento”.

Kujo empezó a llorar de nuevo. Sus ojos se humedecieron y sus lágrimas, que parecían perlas,      cayeron sobre mí una vez más. Parece que ella no se puso mejor cuando dejó de llorar. Su inestabilidad mental continuó.

"Cálmate, Kujo."

"Estoy tranquila. Dije que estoy tranquila. Sabes, yo trabajé muy duro desde que llegue a la escuela secundaria. Incluso era una de las mejores estudiantes cuando vine aquí, y me metí en el Consejo de Estudiantes con una recomendación. Nanami-kun aún era más impresionante que yo. Así que hice mi mejor esfuerzo para no perder, pero no fue suficiente. "

“era eso. Kujo, a ti realmente no te gusta perder”.

"Sí. Lo Hice todo perfectamente hasta hoy. Así, decidí que si no podía ganarle, solo tenía que salir con Nanami-kun”.

"¿Qué clase de lógica es esa?"

"No lo sé. Sin embargo, todo el mundo me presionaba,  y ¿no debería ganar si me convertía en su novia y lo hacía caer por mí? "

"No puedo entenderte ni un poco, pero puedo simpatizar contigo.”

"Eso es algo. De todas formas, me rechazaron.... Fue otra derrota”.

La confesión de Kumiko no era porque a ella realmente le guste Nanami, era porque quería    ganar. Ella trató de ganar usando su encanto de mujer contra Nanami Shûichi, ya que no podía ganarle en nada. No era algo que pudiera entender, pero podía simpatizar con ese sentimiento.

Cuando un hombre y una mujer se convierten en uno, se pertenece el uno al otro. Tal vez ella estaba apuntando a ese tipo de pelea.

Al final, Kumiko perdió la batalla de la feminidad. Probablemente esa fue la razón del porque ella dijo que su vida había terminado. Era una obsesión anormal por la victoria, pero una pequeña parte de mí no quería rechazar Esa clase de pensar.

Me agrada la gente que no le gusta perder, como Kumiko. Su ira era una prueba del esfuerzo que puso en ello. Soy una persona a medias, así que podía decir que respetaba a la gente que vivía al máximo.

"Bueno, puedes intentarlo de nuevo y encontrar algo en que puedas ganarle a Nanami. Tal vez intenta confesándote de nuevo”.

"Mm, está bien. Sabía que no iba a funcionar, y he perdido el interés en Nanami-kun".

Estaba obsesionada por ganarle a Nanami hace un momento, pero su interese desapareció de repente.

"Bueno, si eso funciona para ti."

Nanami Shûichi tenía algo así como un aura inalcanzable sobre él. Él era tan perfecto, no parecía humano. Casi había  una impresión de él, ocultando su verdadero yo al actuar como un ser humano perfecto.

Su historia sobre tener una chica que le gustaba podría ser mentira. A pesar de ser el centro de atención, siendo agradable y amable, aún mantenía distancias con la gente.

Una mujer apasionada como Kumiko se lastimaba cada vez que perdía contra un hombre que era tan frío como el aire en la cima de una montaña.

"Sí, así que tengamos sexo rápidamente."

"¿Por qué la conversación sigue fluyendo de esta manera?"

Kumiko parecía feliz ante mi desconcierto. ¿Se estaba burlando de mí? Kumiko casi parecía que estaba a  punto de estallar en carcajadas, pero luego recito algo.

"Mi manera de ser, hay un lugar en el que no soy completamente   ."

".... Kojiki".

(Koijiki: libro histórico de la historia de Japón)

"Hee...sabes tus cosas, a pesar de ser un delincuente.”

"No digas algo estúpido. Por lo menos se sobre la mitología japonesa”.

Lo que  Kumiko dijo era una frase de Kojiki sobre la mitología de la creación. Tenía algunos contenidos 18+,  así que no voy a entrar en demasiados detalles, pero era una escena donde el      Inazami decía algo acerca de "un lugar vacío en mi cuerpo".

Implicaba la inserción de su sobresaliente parte en su parte vacía. Por lo tanto, los dioses habían  nacido de donde " eso" había entrado, y el Ooyashimanokuni, o las islas japonesas, fueron creadas. Ah, y los dioses que crearon esta tierra, Inazagi e Inazami, eran hermanos. Este país realmente estaba en mal estado desde el principio.

"¿Por qué no lo haces conmigo? O estás tratando de hacer algún vergonzoso tipo de juego de rol? ¿Estás tratando de avergonzarme aún más? "

"No tengo ninguna intención de hacer cualquier tipo de juego de rol contigo.”

No tenía planeado crear las islas japonesas con Kumiko, así que me negué con severidad. Después de todo, si pienso detenidamente, Kumiko era una chica muy engorrosa.

Ella no sólo era una estudiante modelo y una chica linda, también era una mujer atractiva con un montón de cualidades positivas. Con su regular auto-serenidad  y su auto - descomposición en este mismo momento, el gap moe* habría sido suficiente para mí,  para seguirle la corriente y sólo tener relaciones sexuales, pero tenía que ser lógico.

(Gap moe: contradicciones encontradas que vemos en alguien, del cual es difícil de creer por la idea o de la impresión, pero termina siendo agradable de ver o de encariñarse)

Me acordé de que ella era de una antigua renombrada familia y era la princesa del clan Kujo. Entre todas las ojou-samas en la escuela, ella era una de las más prominentes.

Nanami Shûichi era el hijo del presidente de una compañía que hacía varios artículos deportivos, Nanami sports, así que la renombrada familia de Kumiko iba bien con él. Ella no era alguien para mí. Debido a la línea de trabajo de mis padres, sabía que si ponía mis manos sobre una chica de una familia de clase alta, como Kumiko, no iba a terminar bien. Esto no iba a terminar como un trato temporal.

Podría  haber otras habladurías de su familia. Ya había un montón de problemas en mi vida y yo me negaba a añadirla a ella a la lista.

"Entonces…. que quisiste decir con  eso?”

"No tengo intención de hacer nada de eso contigo, Kujo-san."

Kumiko murmuró "Ok" y finalmente me dejó ir. Desde entonces, ella comenzó a seguirme     obsesivamente.

Me di cuenta de que sólo estaba actuando la parte de una chica pura, pero realmente era una mujer lasciva. Ella me presionaba en cada oportunidad para dormir con ella.

Kumiko empezó a llamarme "Shinjo-kun", pero pronto se convirtió en "Wataru-kun". Fue lo mismo para mí. "Kujo-san" se convirtió en "Kumiko-kun" en un abrir y cerrar de ojos.

No, más allá de eso, empecé a llamarla "puta virgen". Por alguna razón, ella estaba feliz por eso, diciendo "¿es una especie de juego de rol?".

Besarme o tentarme se convirtió en algo común para ella. ¿Cómo salieron las cosas de esta manera? Quería preguntarle Kumiko cómo llegó esto a ser así.



Yo no salía con Kumiko y nunca crucé esa línea. Estábamos acostados en la misma cama en este momento, pero no estábamos desnudos. Kumiko intentó seducirme hasta el punto en que quería    que se detuviera, pero ella quería que yo cruzara la línea por mí mismo.

Yo sabía eso demasiado bien y me contuve. Así fue como se formó esta relación extraña entre Kumiko y yo.


♦ ♦ ♦


"Vete a dormir. Ahora no es el momento para este tipo de cosas. Tú misma sabes eso”.

"Dicen que los seres humanos tratan de dejar a los niños detrás cuando su vida está en peligro."

"¿Eres estúpida, ¿qué clase de idiota moriría mientras se toma su tiempo para hacer ese tipo de cosas. Además, ¿qué vas a hacer si quedas embarazada en este mundo? "

"Ummmm. Un hotel del amor que no tiene anticonceptivos, su servicio es bajo. "

Sigue sin dejar de hablar sobre los hoteles de amor.

Esta sólo era una simple posada. Geno-Real era para todas las edades, así que no había nada parecido a hoteles del amor en el juego.

“Puedes dormir a mi lado, pero no me molestes."

"que hay sobre hacerlo fuera? puedes hacerlo dentro de mí si quieres. "

Dejé de hablar con ella. Decidí dormir, no me importaba si Kumiko frotaba su cuerpo contra el mío, o no.

Kumiko era realmente una chica sin una pizca de sentido común, y yo no podía decir lo que ella   pensaba de mí. Ella nunca dejaba de hacer cualquier cosa en que haya puesto su mente.  Era demasiado para mí resistir lo que Kumiko estaba haciendo. Lo mejor que ella podía hacer era tocarme o besarme, así que le permití que haga lo que quiera.

"Haa. Lo siento, Wataru-kun.... Lo siento…."

¿Por qué Kumiko se disculpaba cada vez que actuaba de la manera en que quería, nunca lo dije en voz alta. Ella simplemente enterró su cara en mi pecho. Pronto, el somnoliento aliento de Kumiko confirmó que, efectivamente, se quedó dormida. Ella debió estar agotada.

Era egoísta de mi parte estar aferrado a esta puta virgen, cuando no tenía intención de dormir con ella, pero su piel y el calor me tranquilizó.

Si realmente no me gustara esto, no dejaría que ella me toque tanto como quiera, así que no había necesidad de una disculpa.

Saqué la manta de la durmiente Kumiko y la puse sobre mi cansado cuerpo. En la oscuridad cálida, mi conciencia se quedó dormida mientras escuchaba la respiración y el latido del corazón de Kumiko.

Traducido por Nando



4 comentarios:

  1. wtf primero??bue... genial el cap lastima que no paso nada de "eso" xD me tienen harto los mangas y/o anime donde nadie muere o q son para hombres con solo peleas y cero romance o si son de mujeres mucho amor y nada de violencia novelas con protagonistas fuera del tipico heroe o del princeso y en este caso la "heroina"lejos de ser PURA jajjaja gracias x estas traducciones man seguire atento

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Primero dicen que tienen sexo para despues no tener nada... Chasco.

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top