miércoles, 27 de enero de 2016

Rokka no Yuusha Volumen 5 en español


Capítulo Uno: Primera parte


¿Por qué demonios me importa tanto el asunto acerca de Fremy? Adlet de repente se preguntó mientras corría por el bosque.

Era el día 18vo después del despertar del Majin y el sol ya empezaba a ponerse.

Adlet corría por el centro de un bosque en la parte norte del Territorio de las Lamentaciones. Hans, Goldof, Rolonia y Fremy estaban detrás de él, y todos se dirigían a la zona conocida como la Cordillera de los desmayos. Según Dozzu y Nashetania había una pista importante que decidiría el resultado de su lucha con los Kyoma.

Supuestamente bajo absoluto secreto, Tgurneu había construido un templo dedicado a la Diosa del Destino en la cordillera. Y para empeorar las cosas, en el templo, Tgurneu produjo su última arma que eliminaría por completo a las Seis Flores: la llamada Estéril flor negra.

(A partir de aquí traduciré el término como Flor negra. siento que el termino estéril está sobrando o no suena también como lo haría en inglés “black barren flower”. Ademas se repite mucho y es un fastidio =p)

Por el momento, el objetivo de Adlet y de los otros fue determinar la veracidad de esa información y, si lo que Dozzu y Nashetania afirmaban resultaba ser cierto, buscar la Flor negra.

Hace sólo treinta minutos que habían matado al Especialista oscuro Número 9, un Kyoma que había estado bloqueando el camino al templo. Y ahora Mora, Chamo, Dozzu y Nashetania estaban esperando en el centro del bosque a que Adlet y los otros llegaran.

Las cáscaras sin vida de los soldados cadáveres yacían esparcidos por sobre el bosque, pero ahora no era el momento para llorar su muerte.

"... Adlet, estás desviándote del camino", Fremy llamó a Adlet desde atrás.

Sin embargo, él no respondió y siguió recto.

"Adlet!"

Al oír llamar su nombre por segunda vez, Adlet volvió a sus sentidos.

"¿Estás escuchando? Estoy diciendo que estás dirigiéndote lejos del camino”.

Adlet consultó su mapa mental del terreno y se dio cuenta de que estaban de hecho virando un poco lejos de la ruta de acceso al punto de encuentro. Corrigió su dirección y siguió corriendo.

"¿Qué pasa? Pareces raro ", dijo Fremy.

Adlet negó con la cabeza ligeramente como si dijera que todo estaba bien.

Pero ella tenía razón. Él no estaba en un estado de ánimo tranquilo. Justo hace un rato, toda la gente de su ciudad natal había muerto, incluyendo al amigo de Adlet, Raina. Durante su niñez, Raina le había salvado la vida. En aquel entonces, cuando Adlet era un niño tímido, había deseado ser como Raina. Su amigo había sobrevivido y luchado contra viento y marea para impartir a los Héroes de las Seis Flores la información crítica, incluso después de que había sido convertido en un soldado muerto.

Ese amigo también había muerto en los brazos de Adlet; si hubiera sido un poco más rápido, podría haber sido capaz de salvarlo.

"Fremy-san, por ahora por favor sea amable con él. Algunas cosas terribles han sucedido ", dijo Rolonia.

"Sí, pero me gustaría que explique lo que pasó primero," dijo Goldof.

Hans respondió: "Miau. Lo haremos después de que nos reunamos con los demás, miau”.

Sin embargo, la razón por la que Adlet estaba preocupado no era sólo por su amigo. Adlet había estado sufriendo por la última pieza de información que Raina le había dejado.

La última cosa que Raina había dicho era la verdad acerca de la Flor negra; Un Instrumento Santo que Tgurneu había creado.

"La flor negra es un instrumento santo en forma de un ser humano. Es una chica con el pelo blanco y un solo cuerno en la frente. Ella es una chica con los ojos terriblemente fríos”.

Adlet no sabía de nadie que no sea Fremy que coincidía con esa descripción.

Sin embargo, la información de Raina aún no había sido probada y tampoco había ninguna prueba de que la persona a la que Raina se refería era Fremy. Podría haber habido otra chica de ojos fríos con un cuerno en la frente.

Sin embargo, era imposible pensar que Raina había mentido. Así que a la luz de su situación actual, no parecía haber nadie que no sea Fremy quien podría ser la Flor Negra.

¿Y si ella es la flor Negra? ¿Y si no la mato y somos incapaces de salvar al mundo? Adlet tenía que matarla. Era un héroe de las Seis Flores. Salvar al mundo era el destino que se había colocado sobre sus hombros.

Pero para Adlet esto era insoportable, hasta el punto en que sentía como todo su cuerpo estaba siendo destrozado. Si tenía que dejar que Fremy muera para salvar el mundo, entonces Adlet prefería renunciar a su destino de salvar al mundo por completo

Si él fuera la Flor negra, entonces no dudaría en sacrificar su vida con el fin de proteger el mundo, y aunque probablemente entraba en conflicto si uno de sus otros compañeros fuera la Flor negra, probablemente no tendría problemas en la situación tanto como ahora.

Pero Fremy era diferente. Para Adlet, Fremy era especial. Ella había sido especial para él desde la primera vez que la vio.

Por supuesto, él no tenía el mejor de los recuerdos con Fremy. Ella le salvó la vida, pero también lo había amenazado con su rifle un par de veces.

Si le decía palabras amables, ella lo trataría con frialdad. Si se preocupaba por ella, ella rechazaría su preocupación. Y una y otra vez expresaba su descontento con sus acciones.

Aunque no de la misma manera, había habido otras chicas. Por ejemplo, Rolonia era su amiga. Y, por supuesto, había habido chicas que había llegado a conocer durante su formación y viajes. Pero ninguna de las otras chicas podía compararse con Fremy.

Adlet oró en su corazón que Fremy no fuese la flor Negra. Sin embargo, tuvo el presentimiento de que ese deseo no iba a ser concedido.

"El ambiente está empezando a cambiar, miau", dijo Hans.

Inmediatamente después de salir del bosque, los Héroes escucharon los gritos de los Kyoma. Una batalla había entrado en erupción con Mora y los otros esperando para reunirse con ellos.

El camino hacia el templo había sido bloqueado por el Especialista Número 9 y sus soldados cadáveres, y ahora que este había muerto, los Kyoma en la zona fueron a detener a las Flores, Dozzu y Nashetania. Y encima de eso, la fuerza principal de Tgurneu probable se dirigía a este lugar también. Adlet predijo que sería en medio de la noche cuando llegaran, pero que no sabía lo que iba a suceder. Sin embargo, tenía la sensación de que iban a ser emboscados desde todas las direcciones.

Tenían que darse prisa. Independientemente de si había o no algo en el templo del destino, no podían dejar de moverse.

"Parece que la lucha continuará durante toda la noche", dijo Fremy y sacó su rifle.

Luego apunto su ojo en un Kyoma y le disparó un tiro en la cabeza. Hans y Goldof sacaron sus armas y se trasladaron hacia Mora y los demás.

En un abrir y cerrar de ojos, alrededor del 15 Kyomas murieron, entonces los ocho seres humanos y el Kyoma en forma de perro de inmediato comenzaron a correr de nuevo. No había tiempo para alegrase acerca de la seguridad de los demás.

"Llegaste tarde. ¿Qué estabas haciendo? "Preguntó Mora mientras corrían. Se suponía que iban a reunirse justo después de que Número 9 había sido asesinado

"¿Es esa estúpida vaca que de alguna manera nos desacelero? Ella debe acercarse, así Chamo puede golpearla hasta la muerte ", dijo Chamo.

"¡Hee" Rolonia gritó y saltó hacia atrás.

Fremy, Goldof, Dozzu y Nashetania estaban todos mirando a Rolonia con sospecha. No hay manera de evitar explicar lo que pasó, Adlet concluyó.

Pero Adlet estaba más preocupado por la situación porque sabía que probablemente debería decir a los demás lo que Raina había dicho. Adlet quería evitar ocultar información en la medida de sus posibilidades, ya que invitaría a la confusión inútil y dar lugar a sospechas mutuas, pero si él les decía entonces había una posibilidad de que mataran a Fremy allí mismo, en el acto.

Como Adlet dudó, de repente Hans dijo: "Meowhihihi, me sorprendió. Adlet repentinamente abrazo a Fremy”.

"¿Eh?", Dijo Mora en confusión.

"Luego trató de arrastrarla hacia los arbustos cercanos, miau. Tanto Rolonia y yo lo detuvimos, pero Adlet no nos escuchaba. Después, comenzó a quitarse la ropa y me quedé boquiabierto. Estaba sin palabras."

"Oye, no inventes historias."

La boca de Mora estaba abierta de asombro. Y Fremy miraba a Hans con irritación.

"¿Eh? ¿Por qué se quitó la ropa? Fue Adlet herido? "Chamo se rascó la cabeza, sin entender la conversación.

"¿Te importaría tomar esto en serio?" Preguntó Dozzu y Hans se encogió de hombros. Luego lanzó una mirada a Adlet, sus ojos decían claramente que hable.

Adlet sabía lo que estaba pensando Hans. Los dos estaban pensando en ocultar la verdad y dejar libre a Fremy.

Además de la cuestión de si Fremy era la Flor Negra o no, había una pregunta más seria. ¿Cuánto sabia ella? Tal vez ella no sabía que era la flor Negra, o tal vez sólo estaba ocultando la verdad.

Si Fremy ocultaba el hecho de que ella sabía, entonces ella sería definitivamente su enemiga; sin embargo, si ella no sabía entonces cambiaban las cosas. Eso significaría que Fremy estaba siendo utilizada por Tgurneu y había sido plantada entre las Seis Flores para viajar junto a ellos sin conocer su verdadera identidad. Si ese fuera el caso, entonces Fremy también se dedicaría a detener la flor Negra.

Por el momento Adlet se decidió. Él escondería un poco la verdad y vería la reacción de Fremy.

"... Ah, les diré todo. Permítanme comenzar."

Mientras corrían, Adlet comenzó a decirle a sus compañeros lo que había pasado en el centro del bosque. Mientras lo hacía, él sutilmente comprobó la expresión del rostro de Fremy.

#

El hecho de que había alguien vivo entre los soldados cadáveres. El hecho de que esa persona sabía de la flor Negra. El hecho de que Rolonia había sido la única persona que se había dado cuenta de eso. El hecho de que la persona en cuestión había sido amigo íntimo de Adlet. Y cómo se enteraron de la situación de la Flor Negra de él. Adlet brevemente les explicó esto.

Sólo había una cosa que él no les dijo. Él no les dijo las últimas palabras de Raina que detallaba cómo la Flor Negra era un instrumento santo con la apariencia de una chica humana con el pelo blanco y un cuerno en la cabeza.

"Raina ... ese soldado cadáver aún estaba tratando de decirnos algo. Pero su voz ya se había desvanecido. Rolonia trató desesperadamente de cubrirlo, pero... "

Adlet negó con la cabeza y un silencio cayó sobre todos los compañeros mientras continuaban corriendo en el bosque.

"No hay ninguna manera de que te pueda decir que no te desanimes... Pero Adlet, aunque sea doloroso, por favor trata de no dejar que te afecte demasiado", dijo Mora, tratando de consolarlo.

Los compañeros se detuvieron y Nashetania puso su mano en el pecho. "Ese joven valiente mostró honor", dijo.

Goldof siguió su ejemplo, colocando su mano sobre su pecho, y Dozzu se puso de pie sobre sus patas traseras y ligeramente alzó sus patas delanteras para mostrar sus condolencias. Chamo simplemente bajó la cabeza, la mirada en su cara mostraba claramente que ella no sabía que debía decir.

Al parecer, perdida en sus pensamientos, Fremy limitó a Adlet,

"¿Qué te pasa, Fremy?"

"…Lo siento. Nunca me enseñaron qué tipo de palabras debía decir cuando la gente muere”.

"¿Ya veo? No te preocupes por eso ", dijo Adlet y observó la expresión de su cara.

Él no podía decidir si estaba realmente preocupada o si sentía algo completamente distinto.

Hans también estaba observando a Fremy fuera de las esquinas de sus ojos. Tal vez había notado algo de su comportamiento.

"Pero lo más importante es la Flor estéril. Tenemos que usar la mayor parte de la información que nos dio Raina o nunca podrá descansar en paz”.

Los demás asintieron en respuesta a las palabras de Adlet y luego todos reanudaron su carrera.

"Robar el Poder del Destino... .Esa clase de instrumento Santo realmente puede existir? Yo no lo puedo creer ", dijo Mora, con el rostro completamente pálido.

"¿Por qué piensas eso?" Adlet le preguntó.

"Bueno, hay dos razones. La primera es que nunca he oído hablar de un método para robar el poder de una Santa. Sólo la persona en quien reside el Dios puede ejercer el poder de dios. Incluso si fuera posible crear un instrumento santo que pudiese pedir prestado el poder de un dios, para que tome el poder de una Santa... "

"Es muy probable que sea posible para Tgurneu", dijo Dozzu, interrumpiendo la explicación de Mora.

El tono de Dozzu no sonaba como una mera conjetura. Sonaba como si estuviera seguro de que Tgurneu lo había hecho.

"¿Por qué estás tan seguro? ¿Cómo lo sabes? ", Preguntó Adlet.

Estaba claro que Dozzu sabía más que Mora, que había investigado a fondo las habilidades de los Santos en el Templo Principal.

"Es gracias a Hayuha. Esa es la única cosa que puedo decir en este momento”.

Eso es extraño, pensó Adlet. Estaba seguro de que Dozzu había utilizado el poder de Hayuha para buscar el pasado, pero lo que él y Tgurneu habían visto debería haber estado relacionado con la verdadera identidad del Majin. Entonces ¿por qué ellos también poseían conocimientos sobre los instrumentos santos?

Y lo que es más, la santa de una flor debería haber dicho a los líderes del templo principal todo lo que sabía. Incluso si Dozzu miró hacia el pasado, no debería tener más conocimiento sobre los santos que Mora. ¿Y qué razón tendría la santa de una flor para no informar todo lo que sabía?

Sin embargo, en el momento tenían que hacerle frente a la flor Negra y a Fremy.

"Adlet-san, Rolonia-san, Hans-san, eso fue todo lo que escucharon del soldado muerto?", Preguntó Dozzu.

"Si, es correcto."

"¿Cómo se creó un instrumento Santo como La Flor Negra? Ese es el problema más importante... los instrumentos se hacen generalmente en joyas, escrituras, barreras, crestas, o incluso las flores... "

"Raina murió antes de poder explicar claramente todo."

"Eso es lamentable. Debería haber creído lo que decía Rolonia-san. Eso fue un error de mi parte. Vi la escritura también. "

"No tenían la culpa. Yo sobre todo no creía en Rolonia tampoco ", respondió Adlet, estudiando el pequeño rostro del Kyoma.

Dozzu no miraba a Adlet con sospecha, y no parecía que el Kyoma estaba escondiendo nada tampoco

"Se ha confirmado esta información?", Preguntó Fremy.

"Por lo menos no podemos pensar que es simplemente una trampa de Tgurneu, miau. Fue una casualidad haber encontrado al soldado muerto. Si se tratara de una trampa a continuación la información habría sido puesta en algún lugar que se pueda encontrar fácilmente, miau”.

Rolonia luego dijo: "y, ummm ... él no parecía estar del lado de Tgurneu."

"Ya veo" Fremy respondió con una voz carente de emoción.

"Pero para empezar todavía hay una posibilidad de que el soldado cadáver consiguiera información falsa. Tgurneu mintió no sólo a mí, sino también a otros Kyomas con el fin de ocultar sus verdaderas intenciones. El soldado cadáver podría haber sido engañado por una de estas mentiras”.

"Eso puede ser cierto, miau", dijo Hans.

Adlet también estaba considerando esa posibilidad.

"¿Cómo fue que ese soldado cadáver obtuvo esa información? ¿No has oído eso, ¿eh? "

"Antes de que pudiera, él murió. Si sólo lo hubiésemos encontrado un poco antes, habría sido capaz de decirnos todo, miau”.

"…Eso es desafortunado. Realmente lamentable”.

Fremy luego miró hacia otro lado en el pensamiento. Parecía como si estuviera realmente molesta de no haber sido capaz de obtener la información; ella podría ser fría, pero eso no significaba que ella nunca mostraba ninguna emoción.

"Pero, con sólo esta información no podemos tomar cualquier tipo de acción, por lo que parece que tenemos que ir al Templo del Destino después de todo," dijo Dozzu.

"Como se esperaba. Démonos prisa ", dijo Fremy.

No había nada anormal en su comportamiento, me pareció que estaba desesperada para reunir la más mínima parte de la información sobre la Flor Negra.

"Obachachan, pareces distraída", dijo Chamo de repente.

Mora parecía desconcertada cuando ella utilizó su segunda vista para buscar por la zona.

"Obachan, puedes utilizar tu técnica, para buscar un instrumento santo? Eso podría encontrar la flor Negra ".

"E-eso es correcto. Lo lamento."

"Entonces hazlo ya."

En un apuro, Mora comenzó a recitar un conjuro. Luego sus ojos comenzaron a brillar ligeramente. Con esos ojos empezó a observar no sólo a sus compañeros y sus alrededores, sino en todas partes.

"Parece que si la flor Negra no está cerca de las flores entonces no puede demostrar sus habilidades. Si ese es el caso, entonces me pregunto si el séptimo está en posesión de ella? ", Dijo Nashetania.

Chamo corto diciendo. "¿Y qué si la Séptima se acerca a Chamo y a todos los demás? Si lleva la Flor Negra entonces, sin tener que hacer nada las crestas desaparecerían y Chamo y todo el mundo moriría”.

"Excepto yo", añadió Fremy.

En ese momento Adlet se dio cuenta de lo pálida que estaba Chamo.

"¿Estás bien, Chamo?"

"... Chamo tiene miedo. Si el enemigo nos ataca, Chamo en definitivamente no va a perder. Pero, las cosas como una joya dentro de los estómagos de Jyumas de Chamo, o un instrumento santo que pueda eliminar las crestas. El poder de ..Chamo no puede hacer nada al respecto”.

"Cálmate, Chamo".

"Chamo esta calmada ", dijo Chamo, golpeando sus mejillas una y otra vez. Estaba claro que ella todavía estaba asustada. "Obachan, ¿cómo está la búsqueda? ¿Todavía no encuentras la Flor Negra? "

"El único rastro de un Instrumento Santo que puedo ver ahora son las ocho crestas aquí. No hay otros signos, en los alrededores, o en cualquiera de los caminos que conducen aquí”.

"Así que lo que estás diciendo es que la flor Negra no está aquí? Muy bien, Chamo está bien de nuevo ", dijo Chamo, estirando la cabeza hacia un lado.

Entonces Adlet habló: "Por supuesto, no se puede encontrar un instrumento santo que no está siendo utilizado."

"Eso es correcto. Sólo puedo encontrar instrumentos Santos que están en uso. También puedo detectar las áreas en las que se había utilizado el instrumento en el pasado”.

"Tal vez después de que se reveló las habilidades de la flor negra, su uso fue detenido en un apuro?", Preguntó Chamo.

"Lo más probable es que Tgurneu sepa de la existencia de una técnica para localizar Instrumentos santos. Probablemente ha tomado eso en cuenta ", dijo Dozzu.

Dudo mucho que la mayor arma de Tgurneu sea detectable a través de una sola técnica, Adlet pensó antes de preguntar: "Mora, ¿hay una manera de hacerlo de modo cauteloso?"

"No puedo decir que no lo haya. En el pasado muchos delincuentes trataron de hacer eso, y algunos de ellos pudieron haber tenido éxito. Sin embargo, sin saber qué tipo de forma tiene la flor Negra sería muy difícil... "Mora suspiró.

Adlet pensó en lo que pasó ayer. Cuando Adlet había estado buscando a Goldof, Mora le había prestado la capacidad de buscar instrumentos santos. En ese momento él había mirado a Fremy, pero que no había visto nada raro. No era Fremy la Flor negra? ¿O es que simplemente no funciono porque no había activado su capacidad. ¿O estaba su habilidad activa, y tenía una manera de aculatarla? Por el momento no tenía una respuesta para ninguna de esas preguntas.

"Por el momento, Mora-san, por favor sigue utilizando tu técnica en busca del Instrumento Santo. No puedo decir que será efectiva a ciencia cierta, pero su capacidad puede tener un efecto en que nos protege de la potencia de la Flor Negra ", dijo Dozzu.

"Correcto. No va a ser difícil de usar mi segunda vista mientras siga avanzando. Déjamelo a mí ", Mora aceptó y siguió corriendo.

"Rolonia", dijo Fremy con sólo una pizca de amabilidad en su voz fría. "Hiciste bien. Gracias. Si no estuvieras aquí, nunca hubiéramos conseguido esta información”.

"Co-correcto. Me alegro de que pienses así, "Rolonia respondió, haciendo una sonrisa torpe.

Si Fremy sabía que ella es la flor Negra, pensó Adlet, iba a hablar así? La información más importante aún no había sido revelada, por lo que en cierta medida debería parecer aliviada. Sin embargo, Fremy no parecía diferente de lo habitual.

Parece que Fremy no sabe que ella es la flor negra después de todo. Por lo menos eso es lo que pensaba Adlet.

"Unos treinta Kyomas se acercan por detrás," Mora advirtió. "Hay también Kyomas al acecho en el borde de la montaña."

Adlet chasqueó la lengua. Durante unos momentos el enemigo no había lanzado un ataque contra ellos, pero ahora parecía que sólo habían estado preparándose para enfrentarlos.

"No necesitamos un plan, miau. Vamos a llevarlos hasta el final ", dijo Hans y se movió alrededor para luchar con el Kyoma detrás de él. El resto del grupo se unió a él sin perder el ritmo.

#

Durante las siguientes dos horas más o menos los héroes encontraron batalla tras batalla en el camino hacia el templo. Los Kyoma venían a los Héroes y tiraban sus vidas mientras trataban de detenerlos. Los Kyoma atacaban y luego se retiraban, entonces si los héroes trataban de avanzar más, los Kyoma volverían con otro ataque. Como el número de Kyoma fue disminuyendo con cada ataque, Adlet y los otros avanzaron lentamente su camino hacia adelante.

En primera línea estaban Goldof y Rolonia. A pesar de que eran aliados, ver a Goldof sin emoción derribar Kyomas y Rolonia arrojando maldiciones mientras luchaba, era un poco raro.

"Fremy! ¡Cuidado! "Adlet estaba en la parte trasera. Cuando Fremy estaba apuntando su rifle a una serpiente, un Kyoma se le acercó por detrás y estaba a punto de golpear su espalda.

Adlet enseguida se precipitó cerca de la cabeza y torció el cuello del Kyoma. Luego la cortó, pero siguió moviéndose alrededor y no se detuvo hasta que pinchó algunos dardos paralizantes en ella.

"Gracias por la ayuda."

"Siempre que lo necesites" Adlet dijo mientras presionaba la espalda de ella para que ambos pudieran ver a lo largo de la zona. Había un enjambre de Kyoma delante de él, por lo que utilizaba sus dardos y espada para detenerlos.

Adlet pensó en su situación mientras luchaba. Ser capaz de pensar en otras cosas mientras balanceaba una espada sería probablemente difícil para un espadachín ordinario, pero Adlet había entrenado exhaustivamente para poder hacer eso, y con todas las batallas que habían sucedido antes, se había acostumbrado a la situación.

Era difícil creer que Fremy supiese que ella era la Flor Negra. En la Barrera de Niebla había sido Fremy quien había salvado su vida, y ella le había ayudado a exponer la verdadera identidad de Nashetania. Incluso después de entrar en el territorio de los demonios, Fremy había seguido contribuyendo a la causa de las Flores. Cuando se habían escapado de Tgurneu, ella había tomado la parte trasera y en el Bosque de Severed había ido por delante y explorado la zona para el grupo. Además fue ella quien había disparado a Número 9. Ella no tomó ningún tipo de acción que pudiera interferir con Mora, Goldof o Rolonia.

Pero esto no era una prueba de que Fremy no supiese que ella era la flor Negra. Ella podría haber simplemente priorizado la exposición de la verdadera identidad del séptimo en la Barrera de Niebla. Y era posible que en las luchas en el territorio de los Lamentos, ella sólo estuviese actuando para no parecer sospechosa.

Lo que era antinatural, fue el momento en que Adlet la conoció justo antes de entrar a la Barrera de Niebla. Fremy había dicho que ella no se reuniría con las otras flores. Dijo que si se encontraba con ellos, luego la matarían. Adlet fue quien la obligó a acompañarlo.

Si Fremy era la Flor Negra y ella hubiese tenido la intención de matar a los otros, entonces sus acciones eran extremadamente ilógicas. Ella no habría sido capaz de utilizar su poder como Instrumento santo si ella no hubiera estado con las otras flores. Sea como sea, fui yo quien la arrastro.

Pensando en ello desde esa perspectiva, Adlet no tuvo más remedio que concluir que Fremy no era consciente de su verdadera identidad.

"Adlet. Pareces distraído, pero va a ser un problema para mí si no te concentras en la lucha”.

"no tienes que preocuparte. Puedo luchar y pensar al mismo tiempo. Yo soy el hombre más fuerte del mundo”.

"Eres el experto, pero como siempre estas demasiado confiado", dijo Fremy con un suspiro.

"Preocúpate por ti misma y no bajes la guardia. Será un problema si te lesionas".

"Todo el mundo, el camino de aquí en adelante será peligroso. Necesitaremos luz para seguir", dijo Mora a todos.

El sol ya se estaba poniendo y la lucha se estaba desarrollando bajo la tenue luz del sol poniente, al oeste por un tiempo. Pero ahora eso también estaba a punto de desaparecer. Adlet tocó la joya de luz en una de las bolsas en su cintura y cantó el encantamiento sagrado que le habían enseñado. Aunque el riesgo de ser descubierto era bajo, aseguró la piedra en la bolsa manteniendo la luz tan tenue como fuese posible, por si acaso.

Los Kyoma estaban despreocupados por la oscuridad. Sólo atacaban desde adelante en sincronización con la voz del Kyoma que parecía ser su comandante.

"¡Avancen!"

Con la fuerza de su cuerpo blindado, Goldof arremetió en la manada de Kyomas por él mismo. Sus ataques rebotaron en él inútilmente y en respuesta fueron arrojados hacia atrás por la fuerza de su carga.

A medida que la lucha continuaba, Adlet se mantuvo pensando. Fremy no conoce su verdadera identidad. Si eso fuera cierto, entonces el corazón de Adlet sufriría aún más.

Si Fremy fuese completamente su enemiga, entonces Adlet probablemente sería capaz de matarla. Los recuerdos que tenía con ella, e incluso las formas leves que había sido capaz de afectar su corazón, él sería capaz de olvidarlos como un sueño.

Sin embargo, si Fremy estuviese luchando junto a las flores... si todo lo que había dicho hasta ese momento había sido la verdad...

"…Mierda."

No puedo matarla. No importa qué, Adlet no podía matar a Fremy. Incluso si eso significaba traicionar al mundo. Incluso si eso invitaba a su propia muerte. Y todo eso, a pesar de que había arriesgado su vida entera en búsqueda de su venganza.

¿Por qué? Adlet preguntó.

Desde la primera vez que conoció a Fremy, había pesado en la mente de Adlet. Sólo mirarla abrazando a su perrito era suficiente para capturar el corazón de Adlet. En ese momento él había visto a una niña que fue herida terriblemente. Ella parecía estar sufriendo mucho más que el perro que estaba sosteniendo.

El amor de Adlet no comenzó como un aleteo, sino como un dolor punzante en el pecho.

Este dolor inicio desde que había oído sobre el pasado de Fremy. Ella había sido ferozmente leal a Tgurneu y a su madre y ella había asesinado a guerreros que eran posibles candidatos para convertirse en héroes de las Seis Flores, pero tan pronto como había sido vencida por Chamo, se había decidido que su utilidad había terminado y había sido tirada.

Cuando Adlet se escapó de la otra Flores, Fremy le había dicho la razón por la que quería venganza. No era porque la habían traicionado o que la hubiesen usado como un peón. Era porque Tgurneu, su madre, y sus supuestos amigos, habían usado su amor para conseguir lo que querían. Escondiéndose detrás de su falso afecto, habían engañado a Fremy durante años.

"... Lo que no puedo perdonar, no es que trataran de matarme. Es que ellos pretendían amarme”

Y cuando se lo dijo a Adlet, este nunca pudo olvidar la expresión que vio en su rostro.

Fremy estaba usando su odio como una muleta para seguir viviendo. Ella había sido completamente engullida por la soledad de la pérdida de su hogar. Y mirando a sus ojos entonces, Adlet solo podía ver la desesperación.

Adlet entendía el sufrimiento de Fremy, tanto que le dolía. Él tenía el mismo tipo de existencia que ella. También había perdido todas las razones para seguir viviendo y ahora sólo vivía para la venganza. No era más que un asesino, completamente solo.

Sin embargo, Adlet pensó que sólo la desesperación y el odio no eran los sentimientos bases en el corazón de Fremy. Adlet había visto la verdadera Fremy cuando ella había abrazado al perrito y cuando ella lo había salvado cuando estaba herido. Quitando todo el dolor y el sufrimiento, no era más que una chica dulce y de buen carácter. Adlet estaba seguro de eso.

Adlet quería probar y ver a la verdadera Fremy, pero en el momento estaba siendo aplastada y escondida por la desesperación y el odio. ¿Sera que Fremy piensa que su verdadero yo, murió hace mucho tiempo? No sabía la respuesta a esa pregunta, pero no importaba. Él todavía quería tratar de liberarla de su prisión.

El hecho de que él amaba a Fremy no parecía real para Adlet; era como un sueño en el que él sólo quería hacerla vivir una vida feliz. Pero incluso ese sueño pronto podría venirse abajo si confirmaban que Fremy era la Flor Negra. Era muy probable que si eso sucediera no tendrían otra forma de detener el Instrumento Santo aparte de matarla.

"Encontré el Templo del Destino!" La voz de Mora reverberó a través del bosque.

Mora estaba usando su segunda vista desde el centro del grupo. Su gama única se extendía a través de la montaña donde estaban actualmente.

"El templo está en el corazón de esta montaña. Vayamos enseguida! Sólo tenemos que empujar un poco más! "

Los compañeros asintieron en acuerdo y rápidamente escalaron la pendiente.

"¿Cuantos Kyoma hay?"

"Lo estoy comprobando ahora. Dentro del templo... no parece haber ninguno. Todos los Kyomas están saliendo a atacarnos. Si nos ocupamos de los Kyomas que nos rodean no debería quedar nada en nuestro camino”.

Adlet levantó la vista al cielo. La noche empezaba a palidecer. Todavía tenían tiempo para que la fuerza principal que Tgurneu mandaba llegara a su posición. Lo que significaba que había tiempo suficiente para buscar dentro del Templo.

"Goldof, Chamo, protejan a Mora. Los otros encárguense del resto de Kyomas, miau. "

En respuesta a las palabras de Hans, el grupo se trasladó a la vez y se dispersó.

"Mora, no es necesario que luches. Busca en el interior del templo. Específicamente algún puesto de observación para un Instrumento Santo”.

Mora asintió y comenzó a concentrarse. Mientras tanto, Adlet lanzó dardos envenenados en los restantes Kyomas. Entonces Hans, se le acerco.

¿Qué es lo que quieres? Adlet preguntó.

Era un momento oportuno. Adlet también tenía algo que quería hablar con Hans. Hans había sido una de las tres personas que había escuchado las verdaderas últimas palabras de Raina. Él debe haber estado pensando en la información, por lo que sería bueno comprobar sus pensamientos respecto a las acciones de Fremy.

"¿y qué piensas?" Hans dijo con voz apenas audible; si hablaba en voz alta, Mora podría ser capaz de recoger algo de información con su segunda vista.

"No hay nada extraño en el comportamiento de Fremy. Incluso pensando en todo lo que ha sucedido hasta ahora, creo que Fremy no sabe que ella es la flor Negra "Adlet respondió con confianza.

Sin embargo, Hans se quedó mirando a Adlet con una mirada fría. Adlet nunca había visto a Hans mostrar tal emoción.

"Esta es la primera vez, miau."

"…¿De qué?"

"La primera vez que me he sentido decepcionado de ti."

Esas palabras golpearon a Adlet como un martillo. Él había sido ridiculizado y burlado más veces de las que podía contar. Sin embargo, las palabras de Hans ahora tenían un significado completamente diferente.

"Desde que avanzamos el camino hacia el templo, Fremy ha estado dándole vueltas a algo, y parece como si estuviera tratando de no revelar algo que nos preocuparía a todos nosotros. ¿Estás diciendo que tu mente está tan nublada que no podías siquiera darte cuenta de eso? "

"¿ella está ocultando algo?"

"No lo sé, miau", dijo Hans y luego suspiró.

"Yo pensaba que eras un hombre de acción, miau ... pero eres sólo un niño, después de todo."

Como un asesino Hans había tenido que lidiar con diversos objetivos y clientes, mientras que Adlet había vivido cerca de la mitad de su vida en la montaña de Atro. La diferencia en su experiencia y la diferencia en sus habilidades para leer la gente eran evidentes.

Pero Adlet creía que él y Fremy se habían conectado a un nivel emocional. Eso era algo que Hans no tenía. No importa lo que Hans digiera, Adlet no desconfiaría de Fremy.

"Por supuesto que es preocupante. Sin embargo no estoy convencido de que ella sea el enemigo. Sería bueno observarla un poco más, miau”.

Adlet tenía ese mismo pensamiento. Que había en el Templo del Destino? E incluso si descubrimos algún tipo de secreto no sería demasiado tarde?

Si hablaban demasiado tiempo, los demás empezarían a sospechar, por lo que Adlet estaba a punto de distanciarse de Hans cuando este susurró.

"Te diré una cosa. Se lo puedes decir a Rolonia después. Pero tengo que decir que en el momento nuestra conversación no va a ninguna parte, miau ".

Adlet miro a Rolonia delante de él, pero ella estaba ocupada escupiendo maldiciones en los Kyoma. Tal vez era difícil hablar con ella en este momento.

"Si confirmamos que Fremy es la flor Negra, la mataré."

Tratando de ocultar lo mucho que esas palabras significaban para él, Adlet respondió, "Fremy no sabe que...”

"No importa. Es verdad que hay una posibilidad de que ella no sepa que es la flor Negra. Aun así, voy a matarla”.

Antes de que Adlet pudiera decir algo, Hans anticipó su respuesta y añadió:" no me puedes detener, Adlet."

Como si no hubiera nada de qué hablar, Hans se retiró. Mirando a su espalda, Adlet tomó una decisión.

Si Fremy sabía que ella era la flor Negra y todo este tiempo les estuvo mintiendo, entonces Adlet la mataría personalmente. Esa era la misma conclusión a la que Hans había llegado.

Pero si Fremy no sabía y ella estaba siendo utilizada, entonces Adlet la protegería. Tendría que encontrar una manera de evitar morir y evitar que los demás la maten.

Tal vez era peligroso. Tal vez había una posibilidad de la aniquilación total. Sin embargo, Adlet se decidió a no proceder de cualquier otra manera, y las palabras sin corazón de Hans en realidad estimularon su resolución.

Definitivamente había una manera de proteger a Fremy. Si finalmente llegaban al Templo del Destino, entonces podría encontrar una manera de sellar los poderes de la Flor Negra. Incluso podría haber una manera de evitar que sus poderes sean absorbidos.  Si encontraban algo por el estilo, entonces no sería necesario matar a Fremy.

Y Adlet tenía otro plan. Raina había dicho que si la flor Negra no estaba junto a las flores, entonces no podía manifestar su efecto. En otras palabras, eso significaba que estaría bien si Fremy y las flores se fueran por caminos separados.

Adlet estaba preocupado por dejar a Fremy sola, pero ella era fuerte. Probablemente no sería difícil que ella sobreviva.

La pérdida de un miembro les haría daño, pero aún tendrían suficiente gente para organizar un desvío o trampa, por lo que probablemente no sería tan problemático. Tal vez esa sería la única manera en que Adlet podría protegerla.

El sueño de Adlet era hacer feliz Fremy. Simplemente no podía hacer frente a la idea de no volver a ver la sonrisa de la persona más importante para él en este mundo.

"Yo ... soy el hombre más fuerte del mundo", Adlet murmuró.

Y no había forma en que el hombre más fuerte del mundo no podría hacer su sueño de ayudar a una chica a encontrar la felicidad, una realidad.



9 comentarios:

  1. Me gustaría ayudar en la traducción del libro si me pudieran indicar los requisitos o lo necesario así se podrían subir más rápido los capítulos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviame un correo a bcchamorroc@gmail.com y hablamos

      Eliminar
  2. Mas o menos cuanto tardarias en traducir todo el volumen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pa k kieres saber eso jaja, saludos, no pero enserio, ¿cuanto tardarías?

      Eliminar
    2. El problema es que si la traduccion japones/ingles no avanza ya tampoco podre, asi que estoy ligado al avance que hagan ellos. Pero lo mas probable es que tarde de 2 a 3 meses

      Eliminar
    3. me muero al leer esa respuesta D:
      animo con el proyecto aqui estaremos esperando

      Eliminar
  3. QUEEEEE como que esto es todo? -.- No saben para cuando estara traducido lo que resta del libro?

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top