sábado, 20 de febrero de 2016

Chaotic Sword God, Capítulo 72


Los Bandidos Sin Límites (Parte Uno)


Cuando anocheció, Jian Chen terminó sus raciones y entró en su tienda de campaña. Con un Núcleo Monstruo de Clase 1 en la mano empezó a cultivar. Ahora que estaba viajando por el continente Tian Yuan, no habría peligros de que lo asechasen en cada esquina. Esto significaba que tenía que ser fuerte con el fin de mantenerse a salvo. Por lo tanto, Jian Chen no se atrevió a desperdiciar ni un segundo con el fin de aumentar su fuerza. No sólo eso, sabía que si se hacía más fuerte entonces él sería capaz de regresar al Reino Gesun y reunirse con su familia, sin temor a la secta Hua Yun. De lo contrario, si se atrevía a mostrar su cara allí, iba a ser perseguido hasta los confines de la tierra por la secta.

En este momento el exterior estaba relativamente tranquilo. Sólo se escuchaba el sonido ocasional de pasos de algunos mercenarios que vigilaban el campamento.

El tiempo paso tranquilamente hasta que se hizo tarde. En ese momento todos los mercenarios en sus tiendas de campaña estaban profundamente dormidos, y los mercenarios que estaban patrullando estaban somnolientos hasta el punto de no prestar atención.

En ese momento, apareció una hoja oscura. Bajo la cobertura de la noche y en silencio, cortó el cuello de uno de los mercenarios que patrullaban. Este flash oscuro era claramente el resultado del poder de un asesino y con un murmullo inaudible, el mercenario cayó en el suelo muerto.

El flash oscuro se había movido por el aire en silencio y rápidamente. Nadie podía percibir esta hoja venir. Dado que los campamentos estaban muy abiertos y el objetivo había sido un mercenario solitario que estaba en un lugar alejado, no había manera de que alguien podría notar su muerte antes de caer al suelo.

Justo cuando el primer mercenario cayó al suelo, innumerables flashes oscuros volaban hacia el campamento y mataron a todos los mercenarios que patrullaban lejos en el bosque.

Jian Chen no estaba demasiado lejos del campamento y así, cuando los mercenarios cayeron al suelo, había uno que cayó a sólo 30 metros de el. Jian Chen con las piernas cruzadas escucho el sonido mientras que sus ojos se abrieron bruscamente. Mirando a su alrededor, Jian Chen se inclinó hacia delante para abrir la puerta de su tienda solo un poco para ver lo que ocurría en el exterior.

Cuando Jian Chen abrió la solapa de su tienda para comprobar lo que estaba pasando afuera, otro flash de luz podía ser visto disparado a un mercenario que patrullaba. Como los demás, este hombre también cayó al suelo sin hacer ruido.

Los ojos de Jian Chen se abrieron de sorpresa por la vista. Estaba claro para él que la caravana estaba bajo ataque, pero con su experiencia previa, no se asustó. Rugiendo fuerte desde su tienda gritó, "¡Todo el mundo tenga cuidado, estamos bajo ataque!"

Jian Chen rugió fuerte para que se escuchara claramente en todo el campamento. Con su advertencia, el campamento previamente pacífico y en paz estalló en ruido con un sinnúmero de mercenarios saliendo fuera de sus tiendas. En tan sólo un breve momento, cientos de mercenarios haciendo ruido aparecieron en el previamente tranquilo campamento.

Las palabras de Jian Chen eran comunes en todos los que habían viajado por todo el continente Tian Yuan. Los que vivían por sus armas eran extremadamente sensibles al ruido, y así cuando escucharon a Jian Chen, inmediatamente vinieron cargando fuera de sus tiendas de campaña. Sin embargo, como todo el mundo salió corriendo de sus tiendas de campaña, miraron a su alrededor y sólo podían ver sus propios mercenarios sin ningún signo de un enemigo.

"¿Un enemigo? ¿Dónde está el enemigo?... "

"¿Quién fue el que grito? No veo a nadie..."

"¿Dónde está el enemigo? ¿Quién es el hijo de p*ta que gritó lobo? ..."

Muchos de los mercenarios comenzaron a llorar en voz alta de la ira. Si encontraban al chico que gritó lobo, no lo dejarían salirse con la suya.

"¡No es bueno, capitán Lang Tian, el centinela Du Mu Lan ha muerto!"

Al igual que muchos de los mercenarios estaban maldiciendo en voz alta, otro grito llegó llorando en voz alta sobre los demás, haciendo que muchos giraran la cabeza.

Escuchando eso, cada mercenario se giró hacia el grito en el silencio. Al mismo tiempo, otros tres flashes de luz llegaron volando hacia el grupo y golpearon directamente en el pecho a tres mercenarios.

Los tres mercenarios que fueron golpeados ni siquiera tuvieron la oportunidad de llorar incluso antes de desplomarse en el suelo. Pero antes de que pudieran caer al suelo, otros tres flashes de luces salieron volando y se cobraron la vida de otros tres mercenarios.

Los rayos de luz negra nunca dejaron de volar hacia los mercenarios. Bajo el manto de la noche, era difícil para la gente averiguar de dónde venían ni a dónde estaban dirigidas.

Puesto que la luz estaba siendo disparada a un ritmo rápido, una docena de mercenarios ya habían sucumbido al ataque antes de que nadie pudiera siquiera reaccionar. En este momento, un mercenario finalmente se lanzó con un grito de terror, "Tengan cuidado, los enemigos atac- ..." Pero antes de que pudiera terminar la frase, un rayo de luz voló hacia él y lo mató.

"¡Todo el mundo dispérsense y pónganse a cubierto!" Gritó otro mercenario. Era un hombre de mediana edad con una gran cicatriz en la cara. Dos martillos rojos se materializaron en sus manos cuando fue hacia la dirección de donde provenían los ataques.

"Capitán Lang Tian, tenga cuidado..."

Observando la carga del hombre hacia la dirección del enemigo, muchos de los mercenarios lanzaron un grito de preocupación.

A medida que el hombre avanzaba, unas pocas docenas de los más fuertes mercenarios comenzó a seguir su ejemplo y empezó a correr hacia la fuente de los ataques.

Sin embargo, los rayos de luz seguían volando; Esta vez habían cambiado de objetivo y comenzó a golpear a aquellos mercenarios que empezaban a venir hacia ellos.

Aunque era una carga precipitada sin conocer toda la información, esta docena de mercenarios no eran débiles. El capitán Lang Tian ataco con sus martillos rojos y el área alrededor de ellos se encendieron como una linterna.

Cuando vio dos flashes de luz hacia la cabeza de él, Lang Tian se burló y balanceó sus martillos golpeándolas lejos de él

Mientras los dos se golpean entre sí, los martillos de Lang Tian rompieron completamente los rayos de luz. En silencio la luz desapareció; aunque eran lo suficientemente fuertes como para tomar la vida de otra persona, no eran lo suficientemente fuertes como para resistir un ataque real.

Los mercenarios detrás de Lang Tian no eran débiles, y sin miedo sus Armas Santas comenzaron a aparecer y destruir las luces negras que fueron dirigidas a ellos.

En ese momento se había producido otra situación, un silbido perforando el aire rompió el silencio. A medida que los mercenarios giraron la cabeza hacia el sonido, sólo podían ver una gran concentración de flechas volando a ellos, como un enjambre de langostas.

Al ver la cantidad de flechas, unas pocas docenas de los mercenarios inmediatamente detuvieron su carga y se pusieron a cubierto.

"Ding ding ding ding ..."

Las flechas aterrizaron inmediatamente contra sus Armas Santas, creando una cacofonía de sonidos. [Cacofonía: Secuencia de sonidos desagradables]

Lang Tian y algunos otros mercenarios no se molestaron en detener su carga. Ante la lluvia de flechas, muchos de los mercenarios solamente gruñeron en voz alta y utilizaron su Fuerza Santa para envolverse completamente a sí mismos. A pesar de que la capa era muy delgada, su poder defensivo era extremadamente fuerte. Estas flechas revotaron y cayeron al suelo, completamente incapaz de penetrar a través de las capas de protección.

"¡Compañeros hermanos, vamos a matarlos!"

Justo cuando los mercenarios estaban a punto de iniciar la carga en el terreno del enemigo, una voz clara gritó desde la oscuridad de la noche. El grito sacudió los cielos y con esto llegó una débil sombra oscura corriendo hacia los mercenarios.

"¡Los bandidos han salido, preparen sus flechas!"

Dentro del campamento de mercenarios, un mercenario gritó para advertir mientras que muchos de ellos comenzaron a apuntar sus arcos. Apuntando a los borrones, esperaban la distancia correcta antes de que ellos dispararan.

Jian Chen se encontraba en las afueras de la batalla, con los ojos fríos mientras miraba a las sombras que venían. Aunque estaba todavía relativamente lejos del campamento y la noche habían reducido la visibilidad a casi cero, Jian Chen podía contar a unos pocos cientos de sombras. Este número no era más bajo que el número de los mercenarios. Además, con la reciente lluvia de flechas, algunos de los mercenarios habían muerto, disminuyendo aún más su número.

"¡Fuego!"

En este punto, los bandidos ya habían entrado en el rango de tiro. Con la orden de una persona, las cien flechas fueron liberados en el aire por los mercenarios y volaron hacia los bandidos con un silbido perforante.

Entre los bandidos había unos pocos fuertes, pero la mayoría de ellos eran bastante débiles por lo que unas pocas docenas de ellos fueron víctimas de la lluvia de flechas.

Tres rayos de luz salieron volando en silencio detrás de los bandidos y acabaron con la vida de tres de los arqueros mercenarios. Esos tres rayos de luz dejaron agujeros del tamaño de un dedo pequeño en ellos mientras cayeron al suelo.

La frecuencia de los rayos de luz era alta y siempre llegó en grupos de tres. En un corto periodo de tiempo, un total de nueve arqueros cayeron muertos.

Al ver las heridas en los cadáveres de los mercenarios, un hombre de mediana edad gritó, "Todo el mundo tenga cuidado, hay un Santo de atributo oscuro entre los bandidos."

Mientras hablaba, otros tres rayos de luz salieron volando hacia el hombre que acababa de hablar.

El hombre de mediana edad no era de ninguna manera débil. Su rostro estaba endurecido mientras que un hacha apareció brillando en su mano derecha, que luego utilizo para destruir los rayos de luz negro.

"¡Bang!"

El rayo de luz negro se enfrentó con el hacha del hombre de mediana edad, causando una gigantesca explosión de sonido antes de que desaparecieran.

El hombre se movió ligeramente a medida que su rostro se endureció. "Maldita sea, los enemigos tienen tres Santos con atribuido oscuro especializado en arqueros. En esta área, sólo los bandidos tienen un poder sin límites".

"Vice Capitán Liu, ¿Qué estás diciendo?, ¿Podría ser que estos son los Bandidos Sin Límites?"

"Santo cielo, estos son los Bandidos Sin Límites ..."

"Qué desastre, pensar nos encontramos con los Bandidos Sin Límites ..."



6 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top