lunes, 22 de febrero de 2016

Chaotic Sword God, Capitulo 73

Los bandidos sin límites (Parte dos)


Al oír el nombre bandidos sin límites, la cara de cada mercenario se estremeció.

"Bandidos sin límites!" Jian Chen frunció el seño. Él no estaba muy familiarizado con este grupo de bandidos. Cuando él había leído los libros, tanto en la mansión Changyang como en la Biblioteca Kargath, lo único que fue capaz de aprender acerca de los Bandidos sin límites, es que era un grupo de bandidos muy fuertes que llevaban 200 años de existencia.

Los Bandidos sin límites eran un grupo fuerte desde el principio. Vagaron sobre las fronteras de varios reinos y fueron la peor pesadilla de cualquier caravana. Los Bandidos sin límites eran implacables y siempre robaban a los comerciantes, así como no dejaban ningún sobreviviente. Innumerables mercenarios murieron debido a los bandidos sin límites, y estos habían atacado en ocasiones a muchos pueblos e incluso algunas ciudades menores. En el pasado, dos ciudades de Clase 3 habían sido saqueadas por ellos, y una ciudad de clase 2 había sufrido un daño tremendo. Con cada pueblo masacrado, su reino de terror se expandió e hizo que los comerciantes tuvieran miedo de viajar a lugares lejanos. Esto a su vez incurrió en grandes pérdidas para algunos de los principales reinos.

En ese momento, los cuatro grandes reinos: el reino Gesun, el reino Luna Azul, el reino Viento Azul y el Reino Var, finalmente habían descubierto el escondite principal de los Bandidos sin límites, por lo que enviaron a sus soldados para aniquilarlos. Por desgracia, los Bandidos sin límite tenían más poder de lo que estaba previsto, y aunque los cuatro grandes reinos habían tenido éxito al final, sufrieron bajas desastrosas.

Después de algunos intentos fallidos, los cuatro grandes reinos enviaron cada uno a su experto más fuerte para combatir a los bandidos sin límites a su base principal de la montaña-sin límites. Esos cuatro expertos llegaron a la montaña sin límites y lucharon con tanta fuerza que la montaña entera se sacudió y se abrió. Las explosiones de la batalla se prolongaron durante un día y una noche antes de detenerse. En algún momento durante la batalla, los seis picos de la montaña se habían derrumbado.

Cuando habían regresado los expertos, en sus rostros se veía una mirada ennegrecida. Poco después, el comandante que tenía la misión de aniquilar a los bandidos sin límites, había recibido una orden del rey para que retirase a todas sus tropas de la montaña sin límites.

A pesar de que nadie había visto personalmente lo que los expertos de los cuatro grandes reinos habían hecho dentro de la montaña, a pesar de eso, incluso los que no usaban su cerebro podían adivinar los eventos que habían ocurrido. El resultado era algo que los mercenarios y comerciantes tenían dificultades para aceptar, y así, como resultado, la reputación de los Bandidos sin límites se disparó. Para algunos mercenarios y comerciantes, los Bandidos sin límites se habían convertido en una figura mítica temida por un buen número de reinos vecinos.

Sin embargo, algo positivo salió de todo esto; después de que los expertos habían luchado en la montaña sin límites, las actividades de los bandidos se redujeron drásticamente. A pesar de que muchos comerciantes y mercenarios seguían muriendo a lo largo de los años, ya no era con tanta frecuencia como en el pasado. Los ataques sólo se producían una vez cada dos meses y sus métodos no eran tan violentos como antes. Esto dio a los comerciantes un montón de oportunidades. El único inconveniente era que no podían predecir los tiempos en que los bandidos sin límites atacarían, por lo tanto, si algunas de las caravanas querían viajar en momentos específicos con el fin de evitar los bandidos, su éxito no se podía garantizar.

"Motherf * cker, los Bandidos sin límites no son nada, los cortaré como hierba." Un mercenario gritó con odio, volviéndose hacia los bandidos sin límites, sin un rastro de miedo en sus ojos.

Aparte de él, todos los demás mercenarios habían mirado a los entrantes Bandidos sin límites con miradas de odio extremo. Los Bandidos sin límites habían matado a numerosos mercenarios y comerciantes, e incluso algunos de los miembros de su familia y amigos cercanos habían sido asesinados por estos bandidos. Así que, en sus corazones, los temores iníciales de los mercenarios habían sido superado por su intenso odio.

Los viajeros que dependían de sus puntos fuertes con el fin de sobrevivir como mercenarios, su naturaleza asesina superó a su moral, convirtiéndolos en hombres que no temían a nada, ni siquiera a la muerte.

"Hace 10 años, mi padre fue asesinado por las manos de los bandidos sin límites. Hoy, voy a tomar venganza por mi padre". Un viejo mercenario de 20 años miró a los bandidos entrantes con ojos sedientos de sangre. El dolor y la rabia lo habían consumido junto con el odio.

Otro hombre mayor los miraba con una feroz intención asesina, diciendo entre dientes, "Los Bandidos sin límites mataron a mi hermano hace 5 años. Incluso si yo sacrifico mi vida hoy, me quedaré con la vida de al menos uno de ellos para servir como la alfombra funeraria en venganza por mi hermano"

Las rayas negras de luz continuaban llegando a ellos sin pausa. Incluso ahora, algunos de los arqueros mercenarios seguían siendo presa de los extraños rayos de luz. Aunque algunos de los mercenarios trataron de protegerse, los demás siguieron disparando flechas a los bandidos entrantes.

Los bandidos llegaban cada vez más y más, haciendo más frenética la lucha para los mercenarios. La cantidad de bandidos que corrían alrededor tenían gran influencia sobre los mercenarios, creando temor sobre muchos de los que buscaban retirarse. El espíritu rebelde se había ido ya que no todo el mundo estaba dispuesto a luchar, había en las filas mercenarias algunos que eran muy cobardes.

Al ver cómo los mercenarios estaban perdiendo poco a poco el control de la situación, un hombre de mediana edad comenzó a preocuparse y gritó: "¡No se asusten! Estos son sólo una pequeña parte de los Bandidos sin límites y no son más fuertes que nosotros. Mientras trabajemos juntos, podemos derrotarlos. De lo contrario, todos vamos a morir aquí. Hermanos, para conservar nuestras vidas, ¡debemos unirnos!"

Tras oír el hombre de mediana edad, incluso los más cobardes mercenarios habían sentido un poco de valor retornando a sus corazones. Si querían sobrevivir, tendrían que luchar. El deseo feroz por sobrevivir, hizo que abandonaran su naturaleza cobarde, y estaban ahora dispuestos a arriesgar sus vidas.

Los mercenarios trataron de pensar en cualquier manera posible para esquivar las rayas oscuras de luz sin dejar de disparar a los bandidos. Después de que cien bandidos murieron, los Bandidos sin límites por fin estaban de frente a los mercenarios. En este punto, cada mercenario ya había disparado su última flecha, por lo que depusieron sus arcos y convocaron sus armas santas para pelear cuerpo a cuerpo contra los Bandidos sin límites.

"¡Ah!"

"¡Ah!"

Las dos partes comenzaron a rugir, sus gritos perforaron los cielos mientras las armas chocaban una contra la otra. Pero los mercenarios todavía no eran capaces de ver detrás de los bandidos, y los rayos de luz negra todavía eran capaces de golpear con precisión a cada mercenaria sin falta. Al cabo de unos momentos, una docena de mercenarios habían caído.

"Charles, Ge Sen Er y Mel, ustedes tres síganme. Sin duda, encontraremos los lugares escondidos de los arqueros. "Un mercenario armado gritó sobre el caos del momento. Inmediatamente después de decir eso, saltó sobre el cuerpo de un bandido y lo acabó.

Cuando el mercenario blindado mató a uno, los otros tres mercenarios mencionados lo siguieron, y usando las cabezas de los bandidos caídos para bloquear los rayos de luz negra, siguieron adelante.

Los cuatro mercenarios saltaron sobre los bandidos; los otros bandidos de pie no tenían ninguna oportunidad contra ellos. A pesar de que los bandidos sin límites eran lo suficientemente fuertes para algunos reinos rivales, esta pequeña porción no era suficiente. Por otra parte, los miembros de la élite ya estaban bloqueadas por unos pocos expertos durante la carga inicial, así que no había ningún bandido restante lo suficientemente fuerte para bloquear a los cuatro mercenarios.

Tres rayos de luz salieron volando fuera hacia los cuatro mercenarios. Claramente, los arqueros que poseían atributo oscuro se dieron cuenta de las intenciones de los mercenarios.

Inmediatamente después de que los tres primeros rayos fueran lanzados, otras tres rayas negras vinieron volando justo detrás, por lo que es un total de seis estrías que se acercaron en silencio hacia los cuatro mercenarios.

Los cuatro mercenarios no eran débiles, en realidad eran mucho más fuertes que los demás mercenarios. Cada uno de ellos invocó su Arma Santa y rompieron contra los rayos de luz con ellas. Cuando los dos chocaron, las luces negras directamente se disiparon. Los pasos de los mercenarios no fallaban en lo más mínimo a medida que continuaban avanzando hacia los arqueros bandidos. Los cuatro de ellos sabían que si no resuelven el problema de los arqueros, entonces su grupo de mercenarios continuaría sufriendo grandes pérdidas.

Aunque los tres grupos mercenarios tenían varios cientos de personas, la gran mayoría de sus mercenarios eran de rango bajo. Los mercenarios por lo general tienen el nivel de un Santo. Los que estaban al nivel de un gran santo eran muy pocos, sólo había unos cuantos Santos Maestros en el grupo: los tres Mercenario Capitanes y el segundo capitán. Sin embargo, eso cuatro son los que actualmente están en batalla contra los expertos del lado bandido, y no tenian tiempo para encontrar a los arqueros.

En el momento en que los cuatro mercenarios escaparon a la vista, los rayos de luz negra se detuvieron. Si se hicieron o no se hicieron cargo de los arqueros, por lo menos ganaron algo de tiempo precioso para los mercenarios, después de todo, los rayos de luz negra eran perjudiciales para los mercenarios ya que no podían ser fácilmente visibles con la noche. Sus velocidades de desplazamiento también eran extremadamente rápidas, por lo que los mercenarios más débiles no tendrían forma de detectar las luces.

Con el peligro oculto superado, los mercenarios ya no tenían que protegerse de cualquier ataque de largo alcance. Ahora podían luchar contra los bandidos con el 100% de su potencia y separarlos.

En este punto, cada mercenario tiró a la basura todo el miedo que tenían a los Bandidos sin límites. En aras de la sobrevivencia, todos ellos estaban usando sus máximos esfuerzos para matar a los bandidos, su única esperanza de terminar victoriosos.

La batalla se elevó a un punto ensordecedor cuando las Armas Santas se enfrentaron unas contra otras y la sangre salpicaba por todas partes en el campo de batalla. A medida que la batalla continuó, decenas de personas caían en ambos bandos.

Jian Chen también había entrado en la batalla, a pesar de usar sólo su poder de Arma Santa. Sin embargo, su formidable fuerza de combate era sin duda suficiente para escandalizar a cualquiera. Nadie podía ver los pasos de Jian Chen evadiendo los ataques procedentes de todas las direcciones. En su mano, sólo tenía una espada de plata que era de 1,3 metros de largo y 2 dedos de ancho. Está constantemente brillaba en su mano a velocidades ultrarrápidas, sus movimientos eran tan rápidos que sólo una delgada franja de luz plateada se podía ver mientras la blandía; a simple vista no había manera de echar un vistazo a la forma material de la espada.

La espada de Jian Chen no sólo era rápida, sino que también nadie podía defenderse de ella. Por otra parte, su manejo de la espada era extremadamente preciso. Cada vez que su espada atravesaba hacia el exterior, podía apuñalar con precisión al enemigo en la garganta, matando al enemigo de un ataque. Había muy pocas personas en el mismo nivel de fuerza como para evadir la espada a la velocidad del rayo de Jian Chen.

Traducido por: Alcides Carmona


7 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top