domingo, 7 de febrero de 2016

Gate: Jieitai Kanochi Nite, Kaku Tatakaeri, Volumen 3, Capitulo 1


La Imperial Princesa Piña Co Lada se despertó después de un largo sueño.

Ella inmediatamente abrió su estudio a la luz del amanecer. A medida que las persianas se balanceaban hacia atrás, el sol de la mañana brillaba en su rostro y le hizo entrecerrar sus ojos.

La capital imperial estaba a dos días, entrando a pie, de la orilla del mar azul. La luz del sol era fuerte, pero el viento fresco que soplaba desde el glacial del norte lo hacía un lugar cómodo.

El Palacio Imperial estaba situado en la parte más oriental de las cinco colinas de la capital imperial, en las laderas de la colina Sadela.

Una de las mansiones en el ala este del palacio era de ella. Estaba bien ventilada, y el viento traía  el olor fragante de los cipreses en el bosque del este hacia ella. Piña amaba la forma en que esto  aclaraba su mente cuando respiraba.
"Su Alteza, no durmió en su cama de nuevo" Hamilton se quejó mientras abría cada una de las ventanas hacia el estudio.

Piña llevaba una prenda de vestir que la gente de este mundo llamaba "túnica", y la parte superior de su cuerpo estaba tendida sobre su escritorio, como si ella hubiera saltado sobre él.

El escritorio estaba cubierto de todo tipo de libros, así como las cartas de muchos lugares. La mayoría de ellos eran de pergamino, pero recientemente, habían empezado a utilizar papel de fotocopia, traídos de la Comunidad Viviente de Arnus (ALC).

"Ah, metí la pata...”

Ella se apresuró a tratar de arreglar el pergamino que había arrugado mientras dormía. Era un informe financiero de la Casa Formal. Ella debió quedarse dormida mientras lo leía.

Una mirada más de cerca a sus dedos reveló que estos tenían manchas de tinta. Si bien se las arregló para no ensuciar su ropa y su cara, su ropa estaba arrugada, y su cuerpo y cara se sentían incómodos.

"Su Alteza, ¿por qué no toma un baño antes de desayunar?”

"Lo lamento. Hagamos eso ", dijo Piña, lanzando sus manos en señal de rendición después de escuchar a Hamilton.

"Para la programación de hoy, los eventos más importantes son el almuerzo con Lord Cicero del Senado, y la fiesta-cena para celebrar el cumpleaños de la hija del Marqués Ducie. Entre el almuerzo y la cena, Shandy desea hablar con usted. Creo que quiere recomendar a las candidatas para la próxima líder de los Caballeros de la Rosa Blanca”.

"Creo que Panache y Shandy juraron un voto de hermandad, ¿verdad? ¿Eso no significa que Shandy Cuff debería ser la próxima líder de los Caballeros de la Rosa Blanca? "

"Tal vez ella no quiere ser la líder, pero en vez de eso, ¿quiere ir con Panache a Arnus?”

Piña arrugó su frente inmaculada con un fruncido de ceño. Si quería reponer la confianza depositada en ella mediante su propia hermandad jurada, ¿no sería mejor que se quedara y gestionara a los caballeros? ¿En qué demonios estaba pensando, diciendo repentinamente que estaba enferma de las tradiciones y normas de la banda de caballeros? Si era realmente como Hamilton dijo, ella no podría estar de acuerdo así como así. En cualquier caso, ella se reuniría con Shandy primero y decidiria qué hacer con ella más tarde.

"Hoy día, Sugawara-sama se reunirá con Lord Cicero, y luego está la fiesta de la casa Ducie, mm".

"Esta es la lista de los nombres del primer grupo de prisioneros que serán liberados. Se ha hecho los arreglos para que los familiares de las personas en la lista asistan a la fiesta, y luego, Sugawara-sama entregará la lista de los nombres a los distintos representantes de la familia. ¿Le gustaría repasar el borrador de la lista? "

"Ah ~ lo vi anoche. Creo que ellos arreglaron la liberación de 15 personas, pero yo sólo veo 14 nombres aquí. ¿Por qué hay un espacio vacío?

Mientras Piña estaba pensando en buscar los documentos necesarios entre las enormes pilas en su escritorio, una pila de ellos cayó sobre su cama, como un desprendimiento de rocas.

"Ah ~ ah...”

Después de detener a la princesa de que lo haga ella misma, Hamilton se dirigió a limpiar el desorden.

"Su Alteza... el espacio vacío en la lista de nombres es una tentación para Lord  Cicero. Creo que su sobrino estaba entre los prisioneros tomados por el JSDF. Con el fin de aumentar las posibilidades de éxito para nuestra reunión de hoy, he decidido dejar un espacio para que él sea incluido en el primer grupo.

Piña agarró su cabeza y contempló las palabras de Hamilton. Ella no sabía si su memoria había alcanzado su capacidad, o si ya no podía pensar en algo más.

"¿Está bien? Se ve cansada."

"Si te dijera que no estoy bien, ¿podrías tomar mi lugar?"

"Usted sabe que no puedo...”

"Entonces, eso significa que tengo que trabajar más duro, ¿no?"

Piña enrolló un documento y lo presiono en el pecho de Hamilton antes de salir a tomar un baño.


♦ ♦ ♦


Después de su baño, se ató su cabello rojo de nuevo, se puso algo de maquillaje ligero, y se vistió. Después de estos preparativos, Piña finalmente apareció en la mesa del desayuno, alrededor de una hora después de haber sido despertada por Hamilton. Eso fue muy rápido, considerando el tiempo que  las damas nobles normalmente toman para alistarse.

Dicho esto, Sugawara Kouji había esperado bastante tiempo antes de que Piña se presentara, y él se había servido para desayunar primero. El menú era gachas de cebada caliente con cecina de   carne, así como algunas frutas cítricas.

La mansión de Piña tenía muchas sirvientas, y ellas se aseguraban de que él no vaya a causar   problemas de ninguna manera. Sugawara llevaba su ropa formal, conocida como una toga, con el fin de no causar ningún problema. Sin embargo, si Piña no estaba cerca, él no podía hacer su  trabajo.

La diplomacia comenzaba con la reunión de la otra parte. Él no conocía a nadie más en la Capital Imperial, así que no importa con quien se reuniera, él necesitaría a Piña para presentarse. La razón por la que Sugawara había sido enviado como parte del Comité de Respuesta ante los Incidentes de la Región Especial del Ministerio de Asuntos Exteriores, era para aumentar su presencia en la Capital Imperial. Su trabajo consistía en construir relaciones con la gente de aquí, hacer los preparativos para que el equipo de las verdaderas negociaciones sea enviado, perfeccionar su habilidad con el idioma local, y llevar un control firme sobre los movimientos y asuntos de la sociedad imperial.

"Buenos días, Su Alteza."

"Buenos días, Sugawara-dono. Se ha levantado temprano, como siempre”.

Usted es la única que se levanta tarde, Sugawara pensó y se tragó esas palabras, mientras acompañaba a Piña con palabras bonitas que utilizaba para las reuniones de negocios. Era un truco que había aprendido durante sus estudios en Francia, y parecía que funcionaba bastante bien con las damas aquí.

Cuando Piña se sentó en la mesa, sólo tenía un poco de avena y un poco de fruta. El desayuno ante ella parecía ser templado, lo más que se podía para reducir la tensión en su estómago. La razón de esta reducción en el desayuno se explicaría pronto.

"Vamos a tener un almuerzo en la casa del Señor Cicero y luego una fiesta-cena en la casa Ducie. Francamente hablando, uno no tiene suficientes estómagos para eso".


Parecía que los problemas relacionados con las reuniones eran los mismos en todas partes. Sugawara había venido aquí después de acumular una gran cantidad de experiencias similares, así  que estabá totalmente de acuerdo con ella.

"Nuestro país tiene un dicho, un cuerpo sano comienza con el estómago. Aunque, es difícil preservar el estómago de uno en este tipo de trabajo, así que es bastante molesto. "

"Ah ~"

Para las mujeres en particular, la dieta tenía un efecto significativo sobre su piel, su cuerpo y apariencia.

Piña parecía estar contemplando estos temas cuando Sugawara le dijo: "Mi país hace buenas medicinas estomacales. ¿Le gustaría que le proporcione algunas? "

"Por favor, por todos los medios. Gracias, muchas gracias."

En el Imperio, las fiestas eran eventos donde uno tenía que estar preparado para comer y beber demasiado. Casi no había otros entretenimientos además de eso, y en el caso de Japón, la preparación de una cantidad adecuada de alimentos y alcohol  también era de esperarse. El problema de este lado del Gate era que la "cantidad adecuada" era muy grande, eso resultaba  problemático.

Naturalmente, el almuerzo del Lord Cicero era un lujo.

Había albóndigas hechas de carne de cordero, sopa a base de pescado y verduras, así como grandes cantidades de aves, peces, animales y otros vegetales.

Los frutos estaban enfriados con la nieve de las laderas de las montañas, y la variedad de los alimentos, así como la cantidad, era bastante impresionante. Los invitados de aquí mostraban su cortesía al comer, y la comida sin terminar era signo de buena bienvenida.


Fue todo gracias a la Princesa Piña que él podía recibir una cálida bienvenida. Si Sugawara hubiera  intentado ir por sí solo, podría haber recibido un recipiente de agua fría vertido en su cabeza.

Cicero La Maltose era un miembro de la familia Maltose, uno de los fundadores del Imperio. Sin embargo, no era más que la rama de una familia famosa, y estaba entro los rangos menores de    la nobleza imperial. Sin embargo, él tenía excepcionales habilidades de debate y liderazgo, y como  un senador, tenía una cantidad significativa de influencia política. Como no había otros Maltose en el Senado, lo llamaban Lord Cicero para evitar confusiones.

En esta guerra, él era miembro de la facción pro-guerra en el Imperio. En otras palabras, era un defensor de la idea "Como se trata de una emergencia, hay que reunir las fuerzas del Imperio y reconstituir las legiones bajo el emperador, y expulsemos a los bárbaros de Arnus con la fuerza militar!"

Oponiéndose a ellos estaba el Senado, la facción pro-paz. Ellos propusieron que "como esto se inició por las tontas acciones del emperador, debemos transferir su poder al Senado y reconstruir nuestro ejército en virtud de ellos. Al mismo tiempo, debemos hacer contacto con los enemigos en Arnus y pedirles que vuelvan al otro lado del Gate por medios distintos a la violencia”.

Cicero había sido elegido para las negociaciones porque él era un miembro de la facción pro-guerra con el que aún se podía razonar.

La facción pro-paz quería la paz a cualquier precio, pero había muy pocos de ellos. Por lo tanto, el plan era tratar de atraer algunos de los nobles de la facción pro- guerra a la facción pro- paz.

Sugawara le explicó esto a Piña, y luego le pidió que le presente a una persona adecuada. Basándose en sus experiencias anteriores, ella había elegido a Cicero.

"Lord Cicero, le presento a su Excelencia Sugawara Kouji, un embajador de la tierra llamada Japón."

Piña había exagerado artificialmente el estatus de Sugawara. Sugawara, que sabía lo que ella  pretendía, no la corrigió.

"Encantado de conocerte", ambas partes dijeron eso mientras se saludaban.

Con una actitud altanera, Cicero dijo: "Perdóname, pero no conozco tal país llamado Japón. ¿Puedo saber cómo es? "

El Imperio era una nación poderosa. Para empezar, tenía más de una docena de reinos vasallos,     y contando las naciones aliadas y las tribus rurales, que se unieron para formar un país, este tenía vínculos con más de un centenar de otros dominios. Cicero podría ser un senador, pero no era un diplomático, así que era comprensible que haya países que él no conozca.

"¿Cómo lo diría? ... Japón es un país de cuatro temporadas, con hermosas montañas y ríos."

Al oír esto, Cicero resopló en una risa tranquila. Su esposa lo miró con una mirada lerda en su cara y se encogió de hombros.

Él le había preguntado al embajador de una remansa nación primitiva sobre su tierra, y la respuesta que recibió fue alguna tontería de “un país hermoso”. En otras palabras, difícilmente era   una respuesta.

De un vistazo, Sugawara parecía que podría ser talentoso, pero al final, era un plebeyo nacido en una granja. Pasaría un largo tiempo antes de que él pueda coincidir con el ingenio con un patricio Imperial. Esa era la opinión de Cicero sobre Sugawara. Bueno, no era su culpa de que su país sea  atrasado. Cicero se enorgullecía de justicia, y por lo tanto, él debería elevar su baja opinión de Sugawara mediante una muesca o dos... o al menos, planeaba hacerlo.

Piña estaba mirando desde un lado, y ella podía ver las intenciones de Cicero.

Ella suspiró con fastidio y silenciosamente pensó en decir: "Ten más cuidado, estás jugando con fuego en tus manos..." Pero ella no era más que una intermediaria, y no una diplomática adecuada, por lo que no habló.

"He traído algunos regalos de mi país. Por favor acéptelos".


Ahora estaba el espectáculo de la presentación de los regalos. Sugawara chasqueó sus dedos. Los siervos de Piña, así como la escolta JSDF de Sugawara, el sargento Naoe, comenzaron a traer las cajas de regalo.

La fría sonrisa de Cicero se regocijo en una sonrisa sincera.

Apilados ante Cicero, había rollos de tela bellamente bordados, sedas del distrito Nishijin de Kyoto, cosidos con hilo dorado y plateado, lacados negro y rojo de Kanazawa, obras de arte  profusamente decoradas, abanicos brillantes con bordados plegables y cristalerías de Satsuma Kiriko.

Había perlas cultivadas de Shima, de los cuales un artesano legendario una vez dijo: "Si tan sólo pudiera decorar todos los cuellos de las mujeres del mundo con estas". También había una katana hecha por los espaderos Kansai.

Luego, estaban las resmas de papel wagami, papel de escribir con un estilo occidental, así como plumas estilográficas y demás instrumentos de escritura. Estas eran herramientas útiles que uno difícilmente podría sostenerlas para usarlas.

Además, había utensilios de comida hechos de oro, plata, cerámica y porcelana.

Esta era una exhibición del arte y rarezas útiles de Japón.

Piña estaba acostumbrada a ver a Sugawara en el trabajo en los últimos días. Él comenzaba con una actitud humilde, y luego mostraba objetos atractivos, con el fin de hacer que la gente quiere seguir hablando con él. Cicero era un patricio de buen gusto, y él entendía precisamente la capacidad tecnológica necesaria para producir las cosas que veía ante él.

La esposa de Cicero se distrajo por la seda Nishijin de colores vivos y la tela bordada. El propio Ciceró estaba encantado con la hermosa curva de la katana. A pesar de que era conocido como un político experto en el debate, aún era un hombre, y naturalmente, él sentía atracción por las armas.

"son maravillosos, ¿todos fueron hechos en Japón?"

"De hecho, todos fueron producidos por los artesanos de mi país."

"¿Qué clase de país es Japón? ¿Que produce este tipo de objetos maravillosos? Perdóneme, parece que tuve una mala impresión de usted anteriormente".

La actitud de Cicero había cambiado. Él echó su arrogancia inicial y la sustituyó por una cantidad equivalente de respeto. Su actitud era la de un conocedor de mercancías finas y la de un amante   sincero y honesto de la cultura.

"Sin embargo, su Excelencia Sugawara es bastante astuto. Usted habló del paisaje de su país,    cuando en realidad hay muchas más cosas para que usted se sienta orgulloso. Venga, dígame, ¿dónde queda esta tierra de Japón? "

Piña presionó su frente y pensó, se dirigió directo a ello.

Y así, la otra parte se puso al descubierto y bajó la guardia.

"Mi país Japón actualmente está en guerra con el Imperio. Somos del otro lado del Gate”.

Al oír esto, la mandíbula de Cicero se dejó caer.


♦ ♦ ♦


En su mayor parte, el ritmo de las negociaciones posteriores sería totalmente dictado por Sugawara.

Cicero era un difícil  partidario de la facción pro-guerra, y atraerlo requeriría toda su habilidad diplomática. Además, el hecho de que Piña haya traído a un embajador enemigo, no podría considerarse como una traición, pero se acercaba bastante.


Además, con el fin de recuperarse de su sorpresa, Cicero había amenazado con enviar tropas a través del Gate para conquistar Japón. Las legiones actualmente estaban siendo reconstituidas, y ese trabajo se completaría en unos pocos meses. Su nueva fuerza sería alrededor de 100.000 hombres, y en su pánico, él había revelado accidentalmente esa información, que debió haberse mantenido en secreto.

Sin embargo, esto se debió a que Cicerón aceptó la existencia de un país llamado Japón. Como él aceptó su existencia, podría subestimar las acciones de sus civiles.

Sugawara se había convertido en un ser de iguales condiciones, aceptado por el otro lado, y un punto de contacto para las futuras negociaciones. Esto significaba que en el futuro, estaría bien si él lo llamaba por sí mismo. Lo que quedaba era informar a la otra parte de los hechos.

En este punto, Sugawara sacó un pedazo de papel, y eso hizo que Cicero - que estaba regañando a Piña - se calmara. En ese papel estaba escrito el nombre de... el hijo de la hermana pequeña del Lord Cicero.

"Creo que este es el sobrino del Lord Cicero. En la actualidad, él es un prisionero en nuestro país”.

"¿Qué ha dicho, aún está  vivo?"

“sí, lo está.”

La esposa de Cicero, que estaba escuchando desde un lado, se desmayó de la alegría excesiva. Las sirvientas apresuradamente la llevaron lejos del comedor.

"Además, a cambio del duro trabajo de la princesa Piña al aceptar el papel de mediadora, vamos a regresarle incondicionalmente estas personas a usted, de acuerdo con los deseos de su alteza."

"¿Incondicionalmente?"

"De hecho, no vamos a imponerle ninguna exigencia a usted.”

"¿Qué hay del rescate?

"Estrictamente hablando, la cooperación de su Alteza es suficiente para el rescate. La seguridad de estos presos está enteramente dentro de sus manos... "

Cicerón comprendió lo que esas palabras implicaban; no interfiera con la situación de la princesa.

Piña estaba trabajando como una intermediaria porque temía por la vida de estos prisioneros. Cicerón pensó. Ella no tenía otra opción. No proteger a estas personas sería una traición a su propia razón. Ella hizo este sacrificio para proteger a los hijos y padres patricios, así como mi ego y   reputación.

Estas palabras significaban: "admito la derrota", o "Si quieres a tus prisioneros de vuelta, has la paz". Si Sugawara le hubiera exigido una demanda a Cicero por ellos, probablemente él lo hubiera    rechazado de inmediato, pero como el otro lado simplemente le estaba pidiendo a Piña que sirva  como mediadora, él no podía rechazarlo. Independientemente del oponente o circunstancia, el podía aceptar que la negociación en sí no era algo malo.

Si él interfería con sus acciones como mediadora, los prisioneros probablemente no regresarían. Además, por ahora, sólo unas pocas personas iban a regresar, pero una vez que Piña negocie con Japón, probablemente puedan traer más gente a casa. Por lo tanto, incluso un partidario de la facción pro-guerra como él, no podía hacer nada contra Piña. Después de todo, el que su sobrino llegue o no a casa era su decisión.

Para Cicero, él era el que tenía que pedirle el favor a Piña. Por lo tanto, silenciosamente tomó la mano de Piña. El gesto tranquilo de Piña representaba la aceptación de su petición.

"En realidad, va a haber una fiesta de cumpleaños para la hija del Marqués Ducie. Debió haber recibido una invitación también, ¿verdad? "

"Perdóname, no sé de lo que está hablando. No conozco a la hija del Marqués Ducie... "

"Bueno, en realidad, la tragedia ha caído sobre la Casa Ducie. El Marqués ha decidido hacer una fiesta para el cumpleaños de su hija para levantar sus ánimos. Pensé en darle las buenas noticias. ¿Me acompañaría allí? "

Cualquier político, que no pueda leer el significado de estas palabras, no sería un político en absoluto.

Con toda probabilidad, la Casa Ducie probablemente había enviado gente a través del Gate. Por lo tanto, la buena noticia de la que ella habló debía significar que estas personas habían sobrevivido. Si él se presentaba allí, el sobrino de Cicero podría tener una mejor oportunidad de llegar a casa.

Cicero amablemente bajó su cabeza y besó la parte posterior de la mano de Piña.

"Por favor, permítame unirme a vosotros para compartir las buenas noticias."


♦ ♦ ♦


Mientras Sugawara, del Ministerio de Asuntos Exteriores, estaba haciendo progresos en la Capital Imperial, la temporal zona de refugiados en Arnus había cambiado mucho en estos pocos meses.

Esto se debió a que este lugar era donde la Imperial Princesa Piña Co Lada envió a sus caballeros y sus seguidores (todos los cuales eran mujeres...) para que estudien el idioma japonés. Esto requería la creación de un edificio del campus.

Inicialmente, después de escuchar a Piña describir esa soñada ciudad de los rascacielos y el "arte", todos sus caballeros estaban ansiosas de ir a Japón y estudiar allí.

Sin embargo, como ninguna de ellas podía hablar una pizca del japonés, no había manera de que puedan ir al extranjero y estudiar allí. Tokio no las aceptaría así como así. Además, había muchas otras cosas que atender. Por lo menos, ellas tenían que ser capaces de mantener una conversación en japonés, así que el gobierno japonés estableció un instituto educativo en el campo de refugiados.

De esta manera, Japón también se había dado un respiro.

El campamento también era el hogar de la sabia que era la traductora oficial entre el lenguaje de la region especial y el japonés, así como la multitud de niños que estaban aprendiendo japonés con ella. Por todo lo que sabían, este podría ser un lugar mejor para aprender japonés que Tokio.

Además, también había gente de Japón en el campo. Por ejemplo, Itami Youji, otros miembros del JGSDF y determinados funcionarios diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores estaban  aprendiendo personalmente el lenguaje de la Región Especial en este lugar.

Sin embargo, ahora que había más personas presentes, no había suficiente espacio para todos ellos.

A pesar de haber entrenado en el campo y haber vivido de la tierra, las miembros de la banda de caballeros también eran damas patricias. Estar encerradas en los pequeños edificios prefabricados   solamente les daría estrés. Sus seguidoras, que tenían que tomar esta presión de frente, debían  estar aún más estresadas. Por lo tanto, proveerles las necesidades suficientes se convirtió en la tarea más crucial. Además, no era posible permitirle a los diplomáticos del Ministerio de Asuntos Exteriores que permanezcan en viviendas temporales, y hacer que las caballeros permanezcan en tiendas de campaña era apenas aceptable. Por lo tanto, decidieron abandonar la idea de un campamento temporal y construir más estructuras permanentes en lugar de las temporales.

Aparte de las excavaciones y la construcción de tanques de almacenamiento de agua, el JSDF también tuvo que cavar desagües adecuados y preparar las instalaciones de purificación de agua. Para darle energía a todo esto, se instalaron paneles de energía solar. A través de la constante acumulación de estas mejoras, la vida en el campamento comenzó lentamente a parecerse a la vida de Japón.

Dicho sea de paso, se detuvo la libre provisión de alimentos y otros suministros de vida. Como    los refugiados estaban haciendo una vida cómoda cosechando escamas de wyvern, nadie se opuso a eso.

Sin embargo, era incómodo tener que ir a una ciudad lejana para comprar cosas. Como resultado, crearon una tienda en el campamento para vender diversos artículos de consumo. Naturalmente, el manejo esta tienda quedó en manos de los miembros de la Comunidad Viviente de Arnus (ALC).


Después de un tiempo, se podia ver a los niños refugiados mayores manejando la tienda. Pronto, ellos llamaron a esta tienda el PX. Como estaba cerca, era mucho más conveniente comprar cosas del PX, en comparación con el proceso extremadamente problemático de entrar y salir de Ginza.

A los refugiados no les importaba la expansión del PX.

La comunidad de Arnus no necesitaba expandirse. Todo lo que querían eran las cosas que necesitaban.

La idea original era utilizar la venta de las escamas de Wyvern para comprar la comida y ropa que necesitaban, y algún día reunir el dinero suficiente para volver al pueblo Coda y reconstruirlo. Todo lo que faltaba era el equipo de protección para el trabajo (máscaras de gas, ropa de protección y otros materiales de consumo), que lo suministraría el JSDF.

Sin embargo, el PX atrajo a más y más personas. Las damas de alta clase de la banda de caballeros a menudo venían por más y más, y sus sirvientas también compraban cosas. Ellas obtenían sus necesidades diarias, tales como ropa, té y otros lujos en un instante.

Los diplomáticos que vinieron a aprender el idioma también lo visitaban. Además, los soldados JSDF de la colina Arnus también venían al PX. No solo compraban artículos de Tokio, también  compraban grandes cantidades de locales productos de arte y recuerdos.

El PX tuvo que acomodar a más clientes, y pronto, ya no había suficiente espacio en su interior.

Después de que se construyera el edificio de la tienda, el número de cosas que se podían vender aumento. Pero, a medida que las ventas aumentaban, no había suficientes personas para que ayuden con la importación, venta y exportación de productos.

Cuando vieron que los niños y los ancianos tenían sus manos llenas manejando el lugar, las sirvientas traídas por las damas patricias se ofrecieron como voluntarias para ayudar (Esto se debía a que, después de ver el catálogo de artículos del lugar más allá del Gate... especialmente la ropa interior para damas, ellas se dieron cuenta de que, si ayudaban en el PX, podían comprar libremente las cosas que querían).


Como resultado, los jóvenes del JSDF se sintieron atraídos por ellas, y el número de clientes aumentó de nuevo, lo que condujo a un círculo vicioso, donde una vez más habia muy poco personal. Las damas que comenzaron como voluntarias terminaron haciendo el trabajo de tiempo completo... después de unos días, la necesidad de personal profesional se hizo evidente.

En la Región Especial, las personas fueron contratadas mediante las conexiones. Como no había centros de trabajo, tampoco había servicios de contratación. Por lo tanto, lo único que podían hacer era difundir el anuncio "se necesita ayuda " entre la gente. Después de eso, el intermediario recomendaría a las personas. Era muy importante que el intermediario sea bueno, de lo contrario, se podría terminar consiguiendo gente extraña.

La Casa Formal, que tenía estrechos vínculos con la ALC, anunció que tenían varias candidatas para ellos. Las personas que enviaron eran mujeres de las tribus mujer-gato. Como la Casa Formal necesitaba hacer frente a su situación financiera, era natural que enviaran a sus demi-humanos para trabajar. Sin embargo, eso aceleró aún más el círculo vicioso.

Y luego, otro problema alzó su horrendo rostro.

Las escamas de Wyvern eran muy valiosas y también muy rentables, y como resultado, los comerciantes de todas partes se sintieron atraídos por ellas. Estos comerciantes visitaron Arnus, uno tras otro, y lo que vieron fueron los valiosos bienes de conveniencia del otro lado del Gate.

Por ejemplo, papel, lápices, ropa de tela elástica... los comerciantes vinieron en multitudes por  estas cosas. Sin embargo, la gente en el campamento no eran comerciantes cualificados. Y así, más y más peticiones seguían llegando (los ladrones tambien aparecieron), y a los niños de más edad,  que constituían la mayoría de la ALC, les resultaba difícil rechazar estas peticiones.

Lelei suspiró mientras llenaba el formulario de pedido japonés que Itami le había dado. Entonces, él lo envió a las compañías mayoristas o empresas en Tokio. Después de que la compra se completó, les importaron los bienes, y después de la importación de los bienes, estos debían ser vendidos, y luego el ciclo se repetía indefinidamente. A este ritmo, ellos podrían instalar una línea telefónica o una máquina de fax, y algunos de los diplomáticos estaban solicitando una línea de fibra óptica para el acceso a Internet, que estaba siendo considerado.

En el momento en que ella se dio cuenta, la escala de las actividades económicas de aquí había crecido enormemente.

Donde había ganancias, había comerciantes. Sin embargo, la presencia de demasiada gente era preocupante. Después de todo, no había lugares para que  ellos se quedaran y no había  restaurantes para que ellos coman. Los comerciantes que venían tenían que acampar en el terreno peligroso, fuera del campo de refugiados. Y, por supuesto, las personas con malas intenciones habían aparecido con ellos. Con el fin de hacerse cargo de ellos, los soldados de seguridad se vieron obligados a trabajar en turnos.

Si se les pedía a los comerciantes que ya no vengan, la mercancía también dejaría de venir. Las personas que necesitaban aquí también desaparecerían, porque los convoyes mercantes necesitaban guardias. Desde luego, ellos no podían seguir confiando en el JSDF, así que   necesitaban mercenarios. Siendo ese el caso, esos mercenarios también necesitarían lugares para dormir, lo que significaba más edificios.

Por la forma en que estaban las cosas, ellos no podían desvergonzadamente pedirle al  JSDF que "por favor, construyan más refugios temporales para nosotros!" ellos tenían que encontrar a carpinteros y artesanos para la construcción de nuevos edificios. Por lo tanto, habían reunido   a artesanos y leñadores enanos, así como los comerciantes que trabajaban con ellos, algunos mercenarios que se veían un poco feroces... y, por supuesto, todas estas personas necesitaban lugares para comer y beber, y después, construyeron una taberna, y tenían que contratar a un cocinero. El cocinero hacia excelente comida y bebidas, esto atrajo a más clientes, y una vez que las tiendas y la taberna comenzaron a operar en la noche, los soldados JSDF también vinieron. Y, por supuesto, un lugar que vende alcohol naturalmente necesitaba camareras, así que le pidieron a la Casa Formal que les proporcione más reclutas. Las personas que vinieron tenían orejas de conejo, orejas de zorro, orejas de perro... eran chicas monstruo.

De esta manera, la gente de muchas tribus diferentes se mantenía fluyendo en el campamento de refugiados de Arnus. La creciente vitalidad del lugar se combinó con la llegada de la cultura japonesa y la expansión incontrolada... antes de darse cuenta, el campo de refugiados llegó a conocerse como la cuidad Arnus.


♦ ♦ ♦


La cuidad Arnus se había vuelto animada, y luego, se volvió aún más animada.


¿Quién iba a pensar que hace apenas unos meses, este lugar era un campo de refugiados que alojaba a menos de treinta personas?

Un martillo de madera golpeando una campana hacia sonar el mediodía, acompañado por el sonido de los discípulos siendo regañados por su maestro.

Los crujidos de las cargadas carretas a caballo de los comerciantes venían  de aquí y allá, escoltados por los mercenarios cuyos equipos resonaban mientras se movían, prometiendo que volverían... Todo eso ahora era la rutina de cada día.

Nadie sabía cuándo empezó, pero los vendedores ambulantes que viajaban comenzaron a establecer puestos callejeros. Ellos mostraban artesanías tribales, joyas valiosas y piedras, todo junto, mientras que las sirvientas le gritaban al personal uniformado JSDF "Oye, ¿deseas echarle un vistazo?"

Cuando el sol se ponía, la taberna cobraba vida, era un faro de luz en la oscuridad.

Había unas veinte mesas en el lugar de encuentro , lleno de enanos fornidos, arpías, chicas-gato trabajando en el PX, las sirvientas que trabajaban como camareras y los soldados JSDF codeándose  con ellos, sosteniendo tazas de cerveza espumosa en una mano y brindando con ganas los unos con los otros.

Había un viejo hombre musculoso con cabello blanco en el interior de la cocina, que tomaba las órdenes con gusto.

Naturalmente, cada mesa se estaba volviendo más y más ruidosa.

En varias mesas, había personas  que se veían  como ex soldados. Ellos sacaron sus espadas de sus  cinturas y se sentaron en las sillas. Uno de los hombres suspiró y puso su espada sobre la mesa.

"Oi, ¿cómo fue la entrevista?"


"No estuvo mal. Conseguí un trabajo como guardia de la ruta comercial que va de Itálica al Imperio" dijo un hombre con una cicatriz en la cara, mientras se inclinaba para decirle a su contraparte, un hombre con una enorme barba y sosteniendo una taza de cerveza, sobre los resultados de su entrevista.

Con el fin de humedecer la garganta, uno necesitaba ordenar "Oi, un ale*!" Poco después, la hermana mayor con orejas de conejo de la taberna respondió: "No tenemos ale, ¿quieres una cerveza?"

(Ale: Nombre que abarca a todas las cervezas de fermentación alta)

"¿Qué es una cerveza?"

"sabe muy bien. Sólo puedes obtenerla aquí. Haga la prueba. En el peor de los casos, solo tomalo  como si alguien te engañara para que lo bebas. "

Como había dicho demasiado de esto, lo único que él podía hacer era ordenar una taza. Después de un trago de cerveza fría y espumosa, volvió a hablar.

"¡es bueno!"

"Hay ocho convoyes manejando de aquí a Itálica, puedes unirte a mí, si quieres."

"Bueno, si terminamos juntos de nuevo, voy a estar a tu cuidado", uno de los hombres dijo mientras se estrechaban las manos. Luego, miró a su alrededor y bajó la voz.

"¿Qué paso después de eso?"
  
"Me tomó mucho tiempo conseguir este trabajo, no hables de ello. Me enteré de lo que le pasó a  los chicos que atacaron Itálica, eso me  asustó tanto que me hizo cagar".

"Entonces, ¿en serio estas buscando un trabajo? Jeje ... "

"Pasar a una nueva página y vivir tu vida correctamente es lo más importante."

"Ya veo, ya veo."

A la mitad de la conversación, una gran voz tronó: "¿Qué es esto?, grandes hombres como ustedes susurrándose entre sí! Muy bien, han esperado el tiempo suficiente! "

La mujer con orejas de  conejo, que se comportaba como una hermana mayor, puso grandes platos de carne y verduras ante ellos y les dijo: "Muy bien, coman!" El hombre de gran barba, lleno de deseo crudo, extendió su mano para apretar las nalgas atractivas delante de él, y recibió una patada que lo mandó a volar fuera de la taberna.

Después de ver al hombre siendo pateado fuera de la taberna, su compañero que estuvo junto a él se echó a reír a carcajadas. La conejo- hermana mayor apretó sus puños.

Entonces, ella gritó: "Mi trasero no es tan barato!"

Justo en ese momento, una voz dijo: "Yo, Dalila. ¿Cuánto cuesta tocarte?" El orador de este vil acoso sexual era Itami, acompañado por la oscura sacerdotisa gótica Rory Mercury, la sargenta Kurokawa y el Sargento Mayor Kuwabara.

Dalila, que en un inicio estaba hinchada por la ira, se puso roja. Dijo "Je-jefe Itami, usted es tan malo ~" antes de cubrir su rostro con ambas manos y lanzarse a la cocina. El jefe cocinero de pelo blanco gritó: "Jefe, las mesas VIP de adentro están listas para usted!" Eso era una suerte.

"Muy bien, eso es bueno."

Era llamado una taberna, pero parecía más como una cantina con techo y paredes. O más bien,   debería haber sido una cantina desde el principio, pero debido al enorme aumento de los clientes, tuvieron que empezar a sentarlos afuera.


Ahora, las llamadas mesas VIP eran los lugares utilizados por los residentes originales, los diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, las damas de la banda de caballeros y los oficiales JSDF. Eran básicamente un lugar para cenar.

Como primer teniente, Itami tenía permitido usar este tipo de asientos VIP, pero él, personalmente, prefería los asientos más ruidosos y más animados del exterior.


♦ ♦ ♦



 "Entonces, ¿estabas diciendo...?"

Después de que Itami se sentara, Kurokawa se sentó frente a él, mientras que Rory se sentó junto a Itami, y Kuwabara tomo un lugar al lado de Kurokawa. Ellos estaban aquí para discutir algo concerniente al tercer reconocimiento, o sus miembros.

Como de costumbre, Rory ordenó una ronda de cerveza fresca para todos. En lugar de Dalila, que estaba escondida dentro de la tienda y no quiso salir, un chica -zorro llama Dora vino a tomar su orden.

Después de que llegara la cerveza, Kurokawa tomó un bocado rápido antes de hablar en voz baja.

"Se trata de Tuka. ¿Cuánto tiempo vas a dejarla así? "

La elfo en cuestión, Tuka, se acercaba por detrás de Kurokawa. Se acercaba lentamente, mientras  observaba el interior de la taberna. Parecía que estaba buscando a alguien.

"Tuka! ¿Qué estás haciendo?" Rory la llamó.

"Mm, mm. Solo.... algo."

"¿Estás buscando a alguien?"

"Hmmm?"

"Como dicen, ¿un hombre?"

Tuka agitó sus manos y le dijo: "No, no", y se fue después de sonreír amargamente.

Mientras Kurokawa la observaba irse, dijo, "Esto es a lo que me refiero. Ella viene buscando a alguien que no está allí todo este tiempo , todos los días ".

Una vez más, ella miró a Itami, preguntándose qué iba a hacer él.

A su lado, Kuwabara observaba a la oscura chica gótica beber una botella de cerveza, y no pudo evitar suspirar. Kuwabara era un hombre con firmes morales, y la escena de alguien que se parecía a una animosa chica joven acabándose el alcohol sólo lo hacía sentirse mal. Sin embargo, cuando él trató de preguntarle sobre esto, Rory lo llamó "mocoso”. Después de todo, ella tenía más de 900 años, e incluso si él mismo tuviera 50, probablemente no sería más que un niño ante sus ojos. Aun así, de alguna manera, él se sentía insultado por esto, pero cuando se dio cuenta de que ella debió haberse sentido insultada por sus palabras, un sentimiento complicado nació en su corazón.

"Pero, ¿es necesario obligarla a enfrentar la realidad?" Rory parecía estar diciendo eso en un estado de ebriedad, y obviamente Kurokawa, el consejero ,estaría de acuerdo.

"Por supuesto que lo es."

"¿ella no está tratando desesperadamente de imaginar que su padre aún está vivo, porque no puede enfrentar esa realidad?"

"Ella está alejándose de la realidad."

"¿Y qué hay de malo en eso?"


"¿qué hay de malo en eso? La gente puede enfrentar el mañana porque pueden ver la realidad y aceptarla. Al negar la realidad, empañarás el presente y el mañana nunca llegará. No, puedes empañarlo, pero tu mañana será mucho más cruel. El padre de Tuka está muerto. Él...probablemente murió en ese pueblo que se quemó. Si ella no puede aceptar ese hecho, se perderá a sí misma en sus fantasías y pasara sus días en la prisión de el ahora".

Rory giro sus hombros y suspiró como si estuviera agotada. La taza en su mano estaba vacía. Detrás de ella, una niña, que estaba luchando con lo que acababa de oír, dijo: "Eso no es todo lo que hay en la vida."

Rory estaba pensando en lo mismo que Kurokawa reflexionaba. No, sería más exacto decir que ella  siempre había estado pensando en eso. Sin embargo, esto no era más que "la verdad".

La verdad no podía proteger a nadie.

Kurokawa ahora estaba caminando su propio camino. Ante eso, ella no se daría cuenta si alguien decía algo. Tendría que esperar a que ella se dé cuenta de eso por sí misma. Junto con los recuerdos dolorosos... Estas son mis experiencias personales, pero ¿Cómo debería explicarlas a ella? que dolor...

Itami habló.

"Entonces, Kurokawa. Digamos que arrinconamos a Tuka y le decimos "Tu padre está muerto", y hacemos que acepte la realidad. ¿Qué tal eso?"

"¿Qué tal eso? Una vez que transcurra el período de tristeza llamado 'duelo', ella estará en condiciones de aceptar la muerte de su padre. Su esperanza de vida será mucho más larga que la nuestra. Incluso podría ser eterna, por lo que sabemos. Una eternidad pasada en el engaño sobre  una persona muerta es demasiado triste".

"Eso... bueno, eso puede ser verdad."

Rory engrano sus dedos detrás de su cabeza y miró las estrellas en el cielo. 961 años. Era largo... o corto, una pequeña voz en su cabeza dijo eso. En estos 960 años, ella había conocido y se había vuelto cercana a la gente. Naturalmente, ella se había despedido de ellos. Ella había superado estas cosas por sí misma. Así que audazmente podría decir que tratar de cambiar el pensamiento de otra persona era pura arrogancia. Al mismo tiempo, como eran seres humanos, ellos no eran  capaces de darse cuenta de que estaban siendo arrogantes. Si ellos aún no encontraban la respuesta, probablemente nunca lo harían.

"Kurokawa, vayamos con lo que dijiste. Tuka no puede soportar el dolor, ¿no? Así que ahora, mientras ella esta perdida en la brecha entre la realidad y la fantasía, si de repente nosotros la obligamos a aceptar la realidad, ¿tú puedes decir con seguridad que ella no va a perderse aún más profundo en el pasado y  apartar sus ojos lejos de la verdad? "

Estas palabras sorprendieron a  Rory. Ella no había esperado que Itami diga algo así en absoluto.

La verdad era como una inyección de medicamento fuerte. Cualquiera podía guardar silencio, y debido a que esto era tan eficaz, ellos podían estar confiados. Ese era el porque la gente podía ser conducida a su fin. Rory pensó, no puedo imaginar a un hombre, que estaba tan alejado de la realidad, saber acerca de estas cosas, y luego sonrió. Ella siempre había estado interesada en Itami, y ahora ese interés se había profundizado.

"Eso, eso es...”

"¿Estás absolutamente segura de que esto estará bien? ¿Cuánto sabes de Tuka? ¿Nosotros tenemos, no, tú tienes el poder para ayudarla? Ninguno de nosotros somos psicólogos o trabajadores sociales. No podemos seguir consintiéndola constantemente. Si la obligamos a aceptar la realidad hoy, ¿qué pasara si nos ordenan retirarnos mañana? "

"... Es decir, ¿deberíamos dejarla así?"

"Ahhh, voy a decir algo que no te gustará oír. Si no tienes la voluntad de asumir la responsabilidad de ella hasta el final, entonces no hagas nada innecesario" Itami fríamente le dijo a Kurokawa.

El Tercer Reconocimiento iba a salir mañana a una misión. Iban a establecer contacto con la diplomacia en la capital. Diciendo que tenía que prepararse, Kurokawa salio en una rabieta, con una expresión de enojo en su rostro. Kuwabara salió poco después, diciendo que tenía que escoltarla de regreso a los cuarteles.

Los únicos que se quedaron eran Itami y Rory. Se miraron entre sí y bebieron.

"Bueno, sigamos bebiendo, grandísimo idiota."

Rory le ofreció su taza a él para que pueda tener más. Itami sonrió y chocó tazas con ella.

"¿De verdad tenías que decirlo de esa manera? Se sintió bastante cruel. No creo que Kurokawa   pueda odiarte más que ahora”.

"Mi corazón no es tan grande como para ser tan amable con todos. No se puede evitar ".

"Hmph ~ entonces no tienes una gran cantidad de personas en tu corazón.”

Mientras decía esto, Rory pensó: mentiroso.

Itami estaba fingiendo su crueldad. Si a Kurokawa se le hubiera permitido hacer lo que quisiera, algo terrible hubiera ocurrido, y ella habría llegado a la conclusión: "¡Qué pena que no pudimos  hacerlo bien."

"Ya es bastante difícil tratar de cuidar a una o dos personas."

"Bueno, entonces decídete por una, o piensa sólo en una".

"¿Qué?"

"Le gustaras a las chicas de esa manera."

"Si no soy agradable, ellas no me querrán, ¿no?"

"Eso está mal. Para una chica, un hombre que es agradable con todas... hm, supongo que funciona como un ejemplo, para un hombre, sería como una mujer que le abre las piernas a cualquiera”.

"¿Hah?"

"La gente quiere compañeros para que puedan satisfacer con rapidez sus necesidades de amor y afecto. Una mujer quiere a un hombre que sólo le muestre su amor a ella. "

"Hm ~ ¿Es así...? Rory, eres bastante agradable, a pesar de que adoras a Emroy, el dios de la muerte y el juicio. Quiero decir, eres una de sus apóstoles, y eres llamada 'la segadora' ".

"¿Ara ~? Eso es un error. Para gobernar la muerte también se debe gobernar la vida. La meta de toda la vida es la muerte, y la forma en que uno muere también es la forma en que uno vive. Por lo tanto, aquel que da la bienvenida a la muerte no puede dejar de respetar a la vida. La muerte que sigue la vida de una persona es el resultado de todos los días que él ha vivido”.

"Es así…"

"Lo es" Rory sonrió, y terminó la cerveza en su taza.

"¡Una más!"

"Oi oi, detengámonos aquí por esta noche, si te emborrachas, te dejaré aquí...”

"Aw, vamos, se amable conmigo ~"

"Si vas a estar así, te llevare a la cama primero."

“Cruel”

Rory le pateó a Itami en la pantorrilla.

"Aiee, eso duele...”

Mientras Itami frotaba su  pantorrilla, Rory rió como el tintineo de una campana.

Luego, la voz grave de una mujer los interrumpió.

"¿Qué pasa? ¿Por qué una mocosa está bebiendo aquí? ¿O puede ser que este hombre tiene la intención de emborrachar a una joven chica para algún propósito? ¿Puede ser que usted tenga  intenciones lascivas en mente? "

De repente, todos en la escena se quedaron en silencio, como si hubieran sido rociados con agua fría.

La charla que llenaba la taberna se desvaneció, y el único sonido que quedaba era el crepitar de las linternas.

Las crudas caras de los mercenarios y de los enanos estaban en blanco, y ellos se callaron. Después de echar un vistazo a la persona que acababa de decir lo inexpresable, desviaron la mirada.

Era un hombre flaco que llevaba un barbijo blanco... no, era una mujer.

Ella tenía la piel de color café-marrón, y orejas largas y puntiagudas.

Ella era una mujer que pertenecía a la raza conocida en este mundo como Elfos Oscuros.


Traducido por Nando



10 comentarios:

  1. sorpresivamente frosfire acaba de sacar dos capitulos nuevos de overlord, asi k vere si puedo publicarlos mañana :v ( al menos una noticia buena )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :v tienes suficiente materia para aprovechar por 6 dias o 7 como maximo :V

      Eliminar
    2. Nando-sama, son capitulos de la novela 10!?

      Eliminar
    3. el volumen 10 si no me equivoco sale en marzo o mayo no recuerdo xD

      Eliminar
  2. gracias por el cap esta genial, por favor continúen traduciendo esta genial historia

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Nando!! Nuestra droga para lectores adictos

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top