sábado, 5 de marzo de 2016

Skyfire Avenue, cap 18

Capítulo 18: Un lugar llamado hospital


   Se recostó contra el pecho de él, haciéndola sentir segura.

   Su vestido blanco como una flor; su exquisita tiara; su velo danzante. Todo había sido puesto en el sofá.

   Él le acomodó el cabello, el cual se encontraba ahora suelto. Tres años de sufrimiento echados a perder en un día. A pesar de su enfermedad, él cerró sus ojos con alivio.

   Él no vio sus ojos temblar, ni la vio morderse el labio; pero cada movimiento de sus músculos eran percibidos por sus dedos. "¿Qué pasa, Jin Yu? ¿Por qué tiemblan sus pestañas?"

   "¿Me conoces? ¿Quién está aquí para curarte?" Sonó la profunda voz de Lan Jue. "No importa quién haya sido, lo haré pagar por lo que te han hecho."
  
    "¿Realmente me conoces?" Preguntó tímidamente Zhou Qianlin.

   "¿Hum?" Lan Jue la tomó entre sus brazos, mirándola a los ojos.

   Zhou Qianlin levantó su mano mientras lo miraba. Sentía como si aquél rostro hubiese estado marcado en su mente.

   "Por supuesto que te conozco. Eres mi esposa. Mi Hera. Mi Jin Yu. Zhou Jin Yu."

   Ella negó con la cabeza. "No soy Zhou Jin Yu. Soy Zhou Qianlin."

   "¿Qué -?" Iba a decir Lan Jue, moviéndose a su lado y ecaminandola de cerca. No, ¡definitivamente era Hera! Cabello negro, ojos azules... ¿Cómo podría ella no saber quién era? Incluso su escencia, igual que antes.

   "Mi amada...¿es amnesia?" Preguntó Lan Jue dubitativo.

   Zhou Qianlin se acercó a él, diciendo con temor. "¿Puedo preguntarte algo?"

   "Lo que sea", respondió Lan Jue.

   Los ojos de Zhou Qianlin brillaron cuando lo miró. "Dijiste que esta Jin Yu es tu esposa..entonces...¿han tenido relaciones antes?"

   "¡Por supuesto! ¿Realmente no lo sabes?" Lan Jue no estaba convencido.

   Zhou Qianlin agitó su cabeza, luego se corrió hacia su lado.

   Los rasgos de Zhou Qianlin enriquecieron, y giró su cara para evitar mirarlo. Su mano se deslizó por debajo de las sábanas y apuntó. "Bueno, entonces mira esto."

   Una sensación trepidante llenó el corazón de Lan Jue. Cuando bajó su cabeza para observar, quedó petrificado.

   Allí, había una fresca mancha roja.

   Estaba silencioso, como una tumba.

   Era Zhou Qianlin la que se había quedado sin palabras

   Después de un rato su humor se estabilizó. Dijo apretando Los dientes:

    "¡Ésta fue mi primera vez!"

   Lan Jue no tenía remedio. ¿Cómo podía ser posible? Negó con la cabeza. No...No puede ser verdad.

   ¿Primera vez? ¿A qué se refería con primera vez? Eso significaba...que no era Hera.

   My Hera, Mi Jinyu...Ella aún no ha regresado a mí. Lan Jue sintió que una espada lo había atravesado. El dolor en su corazón lo dejaba sin aliento.

  Viendo la cara de Lan Jue perdiendo el color ella se sintió incómoda. La habitación se ahogaba en un sofocante silencio.

   La voz de Lan Jue sufría mientras se decía a sí mismo. "Tres años...tres años. ¿Por qué Dios será tan injusto conmigo? ¿Por que me dio esperanzas? ¿No lo entiendes?...Entre más esperanza, Más devastador es cuando se va. Mi Hera...aún no regresa.

   "Lo que estás diciendo, lo que me hiciste no fue intencional entonces." Lo interrumpió la fría voz de Zhou Qianlin.

   "¿Huh?" Sus palabras despertaron a Lan Jue. Viéndola ahí, a esta mujer que era una réplica exacta de su Hera, hacía su su corazón se calmarse un poco.

   ¡Sí! No era su Hera, pero ambas..

   Y, había sido su primera vez.

   Además, la unificación de la Alianza Este Y la Alianza Oeste a través de este matrimonio.

   Más importante, ella sabía quién era ella. Incluso si no lo supiese, su familia lo sabría. En su arrogancia había dejado escapar su nombre, compartiendo con el padre de ella a pesar de la situación que su nombre era Zeus.

   ¿Qué podría hacer?

   Lan Jue sintió su corazón palpitar en su pecho. En toda su vida, nunca había pasado por una situación tan extraña. 

   Pero estaba hecho. Además de afrontarlo, ¿qué más podía hacer?

   "B-bueno, Zhou Qianlin, has sido envenenada. Estabas sufriendo a causa de sus efectos. Así que me vi forzado...en contra de mi voluntad..."

   Zhou Qianlin lo miró, sin decir palabra.

   Lan Jue era incapaz de año viajar la situación. Sólo se le ocurría una única solución para el problema.

   Los muertos no hablan.

   Matarla, ¡y el problema se habría ido!

   Aún así, ¿podría hacerlo?

   Zhou Qianlin inquirió, "Tengo una hermana mayor...Su nombre era Zhou Jinyu, creo. Desapareció cuando era joven. ¿Dónde la conociste?"

   Lan Jue la observó. "¿Una hermana mayor?" Ella era la hermana menor de Jinyu, pero Jinyu le había dicho que era huérfana.

   ¿Una hermana separada  por tanto tiempo?

   Él no sabía qué pensar.

   Incluso si pudiera hacerlo, silenciada no resolvería nada.

   Zhou Qianlin le dirigió otra fría mirada. "Dijiste que fui envenenada. ¿Es por eso que me hiciste tal cosa?"

   "¡Sí, sí!" Lan Jue asintió empáticamente.

   La expresión de Zhou Qianlin cambió, y se enderezó abruptamente. Se dirigió a Lan Jue y le gritó, "¿Alguna vez habías oído de aquellos lugares llamados HOSPITALES en este planeta? ¿Qué clase de veneno no podría curar un hospital moderno? Podrías haberme mandado al hospital. Si estoy envenenada, ¿cómo es que acostarte conmigo arregla las cosas?"

   "Yo..." Lan Jue comenzó a decir torpemente. Sin saber si reír o llorar, respondió, "Yo pensaba que eras otra persona."

   El rostro de Qianlin estaba sufriendo, probablemente por el dolor de su cuerpo.

   "Ponte tu ropa. No quiero mirar tu ser. Me da miedo que me salga un orzuelo." Ella agitó su cabeza violentamente para que él se fuera.

   Lan Jue se colocó rápidamente su ropa. Mientras lo hacía, sus ojos cayeron sobre el vestido de bodas en el sofá. "Probablemente fue tu fiancée el que te envenenó. Para ir tan lejos como envenenar a su propia esposa...estás mejor sin casarte con él."

   Zhou Qianlin lo miró. "¿Cómo sabes que fue él? Antes, nunca me había tocado. Incluso si lo hubiera hecho, él no rompió la ley. ¿Tú? Tú destruiste mi boda y mi cuerpo. ¿Qué vas a hacer acerca de eso?"



9 comentarios:

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top