Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 192

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 192: Encontrándose con otro fuerte enemigo


Los cadáveres de veinte Gran Maestros Santos estaban esparcidos por el suelo, con sangre carmesí cubriendo la calle. Las personas de alrededor miraban fijamente con los ojos abiertos en estado de shock los ojos sin vida de los cadáveres y al ensangrentado Jian Chen. Nadie se había esperado encontrarse con semejante lucha.
Muchos de estos observadores eran meros plebeyos comunes, aun así, fácilmente podían decir que esos veinte cadáveres eran de Gran Maestros Santos. Cuando esos veinte Gran Maestros Santos se reunieron, su increíble poder barrió a través de la Ciudad Fénix. Pero nadie había pensado que tantos Gran Maestros Santos morirían a manos de un único joven que ni siquiera tenía 25 años en tan solo un momento.
Si no lo hubieran visto con sus propios ojos, probablemente no lo hubieran creído sin importar que. Pero a pesar de que ellos lo habían visto, algunos todavía no podían creerlo y pensaron que era una ilusión y no la realidad. Era algo difícil de creer.
Los ojos de Jian Chen barrieron lentamente los veinte cuerpos en tierra, con su respiración todavía irregular. Después de tantas batallas en tan poco tiempo, había perdido una gran cantidad de Fuerza Santa, causando que se sintiera exhausto.
Jian Chen sabía que quedarse aquí no era prudente. Las bestias mágicas de clase 5 habían atraído a mucha gente a Ciudad Fénix, y provocó una situación muy caótica. Aunque había presentes algunas personas con una fuerza decente, Jian Chen estaba más asustado de que un grupo de mercenarios y fuertes viajeros lo convirtieran en su objetivo desde las sombras. Después de todo, Jian Chen estaba muy herido y no se encontraba en su mejor estado. Además, con el tentador núcleo de monstruo clase 5 y una habilidad de batalla, una oportunidad como esta podría tentar a cualquiera.
Ahora que él había acabado de ponerse a prueba y había matado a varios Gran Maestros Santos con su Espada Espiritual, su energía había disminuido en gran medida por su estado actual. En este momento, Ciudad Fénix era aún más peligrosa que el exterior.
En ese momento los ojos de Jian Chen accidentalmente aterrizaron en los cinturones espaciales de los Gran Maestros Santos, haciendo que sus ojos se iluminaran. Inmediatamente usó la Espada Viento Ligero para recoger los cinturones espaciales, rápidamente recogió todos ellos de los cadáveres, pero lo que le hizo más feliz fue que, mientras tomaba los cinturones espaciales, descubrió tres anillos espaciales.
No era una exageración decir que los anillos espaciales eran incluso más preciados y útiles que los cinturones espaciales. Los anillos espaciales, en el Continente Tian Yuan, eran símbolos de reputación y fuerza, a diferencia de los cinturones espaciales. No importa como de extravagantes fuesen los cinturones espaciales, eran de un grado inferior e incomparablemente más débiles que un anillo espacial.
Después de recoger los veinte cinturones espaciales y los tres anillos espaciales, Jian Chen no perdió más tiempo con el resto de la gente que todavía lo estaba viendo, e inmediatamente dejó la zona.
Viendo como Jian Chen se dirigía hacia ellos, los observadores inmediatamente despertaron de su estupor y se apresuraron en salir del camino de Jian Chen para que pasara.
La Espada Viento Ligero en la mano de Jian Chen todavía goteaba sangre mientras salía de la multitud. Su presencia era tan aterradora que cualquiera en sus inmediaciones se apresuró para apartarse rápidamente lo más lejos posible. A pesar de la joven apariencia de Jian Chen, nadie se atrevió a menospreciarlo.
Fue sólo cuando Jian Chen llegó a una montura de bestia mágica clase 1 que él se detuvo. Sacando unas monedas púrpuras, se las entregó al dueño y habló fríamente:
“Véndeme tu montura.”
Sin ni siquiera esperar por una respuesta, inmediatamente saltó sobre la bestia mágica y tiró de las riendas, partiendo rápidamente hacia las puertas de la ciudad.
El dueño de la montura era solo un Maestro Santo, pero había presenciado como Jian Gen mataba a los veinte Gran Maestros Santos. Así que, aunque Jian Chen le hablo rudamente, no se atrevió a contestarle de forma arrogante.
Incluso si Jian Chen no hubiese pagado el costo de la montura de bestia mágica clase 1, el hombre no se habría atrevido a quejarse.
Sentado encima de la montura, Jian Chen volaba por las calles a tal velocidad cegadora que rápidamente lo llevó hasta las puertas de la ciudad.
Afortunadamente, Jian Chen no se había encontrado con ningún obstáculo a lo largo del camino. Aunque había muchos clanes poderosos dentro de Ciudad Fénix, también había muchos grupos de mercenarios fuertes y mercenarios solitarios que querían los artículos en posesión de Jian Chen. Un núcleo de monstruo de clase 5 y una habilidad de batalla eran tesoros demasiado tentadores para ser ignorados. Sin embargo, después de darse cuenta de que treinta Gran Maestros Santos habían conocido la muerte a manos de esta persona, se sintieron como si les hubieran tirado un cubo de agua fría por encima, e inmediatamente renunciaron a sus planes de pelear con él.
A lo lejos, uno de los guardias en lo alto de las puertas de la ciudad vio la figura ensangrentada montando una bestia mágica clase 1, e inmediatamente gritó a sus compañeros guardias. Las puertas de la ciudad comenzaron a abrirse para permitir salir a Jian Chen, ya que ellos ya habían recibido órdenes del señor de la ciudad de hacerlo.
En el centro de la ciudad, el señor de Ciudad Fénix esperaba que Jian Chen saliera de forma segura de la ciudad. Si Jian Chen se quedara aquí, atraería la atención de muchos clanes poderosos que el señor de la ciudad bajo ningún concepto querría ofender.
Viendo las puertas de la ciudad abiertas, Jian Chen continuó a su velocidad habitual antes de finalmente atravesar las puertas para shock de todos los que estaban viendo.
El momento en el que salió por las puertas de la ciudad, Jian Chen dejó salir un suspiro de alivio. Para él, el exterior era mucho más seguro, ya que no se cruzaría con tal cantidad ‘infinita’ de perseguidores. A parte de los poderes de Ciudad Fénix, a saber cuán fuertes serían los forasteros. Ya hubiera o no Maestros Terrenales de alto nivel ocultos a la espera, después de matar a todos esos Gran Maestros Santos, las potencias que había ofendido definitivamente no se quedarían dormidas. Permanecer en Ciudad Fénix significaría enfrentarse contra una gran cantidad de problemas.
“Je, je, el señor Wu Yun tiene un increíble talento, eres bastante fuerte a pesar de ser tan joven. Debe ser gracias al poder de esa habilidad de batalla”. A pesar de los rápidos movimientos de Jian Chen, una voz anciana podía ser escuchada hablándole de cerca.
Al oírla, la cara de Jian Chen palideció mientas giraba su cabeza para mirar hacia atrás. Una figura estaba rápidamente aproximándosele desde unos cinco kilómetros de distancia a una velocidad mucho más rápida que la suya.

“¡Maldita sea!”. La cara de Jian Chen se volvió aún más pálida al darse cuenta de que, a juzgar por la velocidad del hombre, su fuerza era probablemente mucho mayor que la de un Gran Maestro Santo.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.