Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 223

Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.

Capítulo 223: Destrucción del Clan Tianxiong (4)


Mientras los gritos de batalla y muerte resonaban en el patio, allí ya se habían reunido prácticamente más de un centenar de personas y bloquearon la zona tan fuertemente que ni siquiera el agua sería capaz de pasar.
El Jian Chen en túnica blanca sostenía su Espada Viento Ligero mientras continuaba abriéndose paso a través del grupo de personas. Con cada movimiento que hacía, mataba a otro miembro del Clan Tianxiong. La luz plateada de su espada nunca dejó de parpadear mientras que cada golpe de espada que hacía golpeaba directamente a través de la garganta de cada persona y reclamaba su vida.
Sus movimientos eran como el agua, e incluso después de haber sido rodeado por un grupo de un centenar de personas, su rostro permanecía tan tranquilo como siempre.
“¡Alto!”
De repente, se escuchó un grito fuerte, causando que el grupo de guardias inmediatamente retrocediera con sus ojos vigilantes todavía mirando fijamente a Jian Chen.
Tianxiong Lie voló hacia el patio con un grupo de hombres justo detrás de él. Esos hombres eran los mismos con los que acababa de estar hablando en el salón principal; cada uno de ellos representaba una facción diferente de los diversos poderes de Ciudad Despertar.
Tianxiong Lie entró en el círculo de personas en el patio con una expresión seria. Cuando vio a varios guardias muertos, su rostro se oscureció. En un instante, sus ojos aterrizaron sobre Jian Chen e inmediatamente se congeló.
En el momento en el que vio a Jian Chen, su cara comenzó a temblar antes de que sus ojos emitieran una gran cantidad de intención asesina. Estaba mirando a Jian Chen como si fuera un animal peligroso.
“¡Tú eres Jian Chen!”
Tianxiong Lie dijo cada palabra furiosamente a pesar de que mostraba una expresión relativamente tranquila en su rostro. Aunque en sus ojos, se podía ver un leve matiz rojo.
Jian Chen sonrió.
“Líder del Clan Tianxiong, no pensé que todavía me recordarías.”
Ahora todo el cuerpo de Tianxiong Lie temblaba. Justo delante de él estaba el asesino de su hijo Tianxiong Kang. ¿Cómo podría olvidarlo? Incluso todas las noches, en sus sueños, recordaba constantemente la existencia de Jian Chen a pesar de solo haberlo visto en un pequeño número de ocasiones hace un año. Aunque, al mismo tiempo, la cara de Jian Chen se quedó grabada para siempre en lo profundo de la mente de Tianxiong Lie y nunca sería capaz de olvidarla.
“Jian Chen, este viejo hombre estaba preparado para buscarte, pero no pensé que tomarías la iniciativa de venir a llamar a mi puerta. Ya que es así, deberías prepararte para no volver a salir de este lugar con vida.”
Tianxiong Lie escupió mientras sus ojos lo miraban con una gran enemistad.
Con una sonrisa de desdén, Jian Chen dijo:
“Tianxiong Lie, no pudiste evitar que escapara hace un año. Y aquí estamos, un año después, contigo diciéndome lo que harán. Con tan solo tu pequeño Clan Tianxiong, no estás cualificado para hacerlo.”
Los ojos de Tianxiong Lie brillaron peligrosamente. Cuando Jian Chen tenía el nivel de Maestro Santo había escapado después de todo lo que había causado, había dejado una marca imborrable en su honor.
Sin embargo, lo que Tianxiong Lie no sabía era que en ese momento, Jian Chen era meramente un Gran Santo nivel pico con una gran distancia hasta el reino de Maestro Santo.
“¡Mocoso, hoy voy a ver cuánto has cambiado desde hace un año! ¡Guardias, bloquear sus rutas de escape!”
Un resplandor amarillo comenzó a fluir por el brazo de Tianxiong Lie mientras rápidamente agarraba el hacha de batalla recién formada y volaba rápidamente hacia Jian Chen para luchar.
“¡Ha!”
Con un único rugido, Tianxiong Lie levantó su hacha de batalla en el aire y con un grito ensordecedor, la hizo girar hacia Jian Chen.
Una burla fría apareció en la cara de Jian Chen. Hace un año, este golpe atronador de Tianxiong Lie había forzado a Jian Chen a esquivar en lugar de bloquear, pero ahora la situación era diferente.
Un resplandor débil comenzó a aparecer alrededor de la espada de Jian Chen cuando la levantó para bloquear el arma de Tianxiong Lie sin ningún miedo.
Viendo como Jian Chen no estaba intentando esquivar su golpe, los ojos de Tianxiong Lie brillaron de forma extraña, pensaba que Jian Chen era estúpido al no tratar de esquivar. Cuando peleó contra él hace un año, podía decir claramente que Jian Chen estaba abrumado por él. Hoy, nunca habría creído que la fuerza de Jian Chen hubiera crecido a un grado tan devastador.
Con un sonido chirriante, el hacha de batalla se enfrentó contra la Espada Viento Ligero en un intento de romperla con su fuerza santa.
“¡Ding!”
Las dos armas se enfrentaron la una contra la otra con un estallido fuerte cuando la fuerza santa de las armas se rechazó entre si y se dispersó en ondas masivas de energía que era visible a simple vista. Al llegar al suelo de piedra bajo ellos, este instantáneamente se agrietó y se dividió como si fuera tofu con una serie de grietas que eran como telarañas que se extendían por todas partes.
Después de que las armas golpearan la una contra la otra, los ojos de Tianxiong Lie se ensancharon mientras miraba a Jian Chen con incredulidad. Reflexionando profundamente, el miedo empezó a surgir en sus ojos.
Tras este intercambio, Tianxiong Lie tenía una mejor comprensión de la fuerza de Jian Chen. El Jian Chen de ahora tenía una fuerza que era completamente distinta comparada a la de hace un año. En aquel entonces, si Jian Chen no fuera tan rápido, no habría sido capaz de esquivarlo constantemente y habría muerto como una hormiga bajo los pies de Tianxiong Lie. Pero ahora, la hormiga anteriormente débil había crecido para convertirse en un dragón poderoso que podía pelear contra él al mismo nivel. Ese hecho hizo que Tianxiong Lie temblara de incredulidad.
De hecho, Tianxiong Lie sentía que este Jian Chen frente a él y el Jian Chen del pasado eran dos personas completamente distintas. La diferencia entre los dos era demasiado grande.
Jian Chen retrocedió unos pasos. Aunque era capaz de defenderse del golpe de Tianxiong Lie, todavía no estaba completamente emparejado en fuerza pura. Aunque Tianxiong Lie era un Gran Maestro Santo medio y tenía una fuerza que era mayor que la de Jian Chen en un cierto grado, era su fuerza santa de atributo tierra la que realmente le garantizaba una superioridad abrumadora. Incluso un Gran Maestro Santo pico no era mucho más fuerte que él en términos de fuerza de combate. Jian Chen era claramente el más débil en esta colisión de ataques.
En cambio, Tianxiong Lie todavía seguía de pie donde había estado antes. Sin embargo, ahora sus piernas se habían hundido en el suelo por unos tres centímetros.
“Mocoso, no pensé que tu fuerza sería tan diferente en el periodo de tiempo de un solo año.”
Tianxiong Lie miró sombríamente a Jian Chen.
“Sin embargo, incluso con este gran cambio, todavía no serás capaz de salir vivo.”

Con eso, voló hacia Jian Chen una vez más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

Prólogo La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.