Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 12, Capitulo 1.4


Nota: la escena de la pelea esta descrita de tal forma que simula el caos de la batalla. Si sienten que se perdieron de algo, lean detalladamente para no perder los puntos de vista.

Capítulo 1, parte 4


"¿Es decir?"

"Han llegado, el enemigo principal esta ahí" - fue una respuesta desalentadora.

Sentados en la mesa, observando una imagen proyectada en el aire frente a ellos, los dos observaron atentamente mientras se desarrollaba la batalla.

Cinco doncellas enmascaradas emergieron de la pared de llamas y observaron la batalla desde una colina, a unos 100 metros de donde los aventureros estaban luchando contra los demonios.

"Ellas no parecen listas para moverse. ¿Podrían ser que no piensan atacar a menos que probemos nuestra fuerza?" – se atrevió a pensar Potemur, cuando las criadas no atacaron aun después de varios minutos.

Es la arrogancia de los demonios, no, la arrogancia de los fuertes. Si ni siquiera pueden llegar hasta nosotros, entonces no hay necesidad de luchar contra ustedes. - replicó Felvia.

"No debería plantear un problema demasiado grande para que "Fortress" llegue a ellas, sin embargo, si fueran a combatir a las criadas, la formación de cuña se derrumbaría y las filas de aventureros serian abrumadas. En este momento los aventureros de menor rango ya están llegando a su límite, es sólo cuestión de tiempo antes de que su formación se derrumbe ". - comentó Potemur mientras observaba el campo de batalla.

"Deberíamos haber enviado a más grupos de alto rango para ayudar a " Fortress " después de todo - murmuró.

"Jaldabaoth mató a dos aventureros adamantite con un único ataque de área. No tiene sentido el envío de corderos al matadero. Tenemos que saber cuál es su verdadera fuerza antes de que podamos comprometer las vidas de nuestros compatriotas en batalla. -gritó Felvia con cólera.

"Por favor, acepte mis disculpas, Su Alteza"- Potemur dijo inclinando su cabeza hacia ella. Sabía que ella sentía lo mismo que él. Sin embargo, como emperatriz del Reino Santo tuvo que pesar la vida de unos pocos contra la vida de muchos. Incluso la vida de su hermano no podía influir en su decisión. No. Tal vez era porque su hermano luchaba allí mismo, que ella pensó que la victoria era posible.

-------------------------------------------------

Frente a las puertas de la ciudad de Cressa

"Parece que tendremos que abrirnos camino hacia ellas", gritó Baur mientras cortaba un Hellhound con su espada, después de que el escudo golpeara a un Mauler. "Leoh, abran paso para nosotros"

Al oír las órdenes de su líder, él se adelantó, colocando su espada horizontalmente y luego ...

[Torbellino]

Se extendió en un círculo, cortando todo en su camino. Él no giraba en un lugar, sino que se movía hacia adelante mientras se movía.

Los trozos de las partes cortadas de los demonios volaron por todas partes. Era su ataque de área más devastador, habilidad al mismo nivel del utilizado por Otoro. En cuestión de segundos se abrió camino a través de unos 30 metros de demonios. Sin embargo, la distancia entre ellos y las maids era todavía alrededor de 70 metros.

"¿Deberíamos dejar la columna y correr hacia ellas? La formación de cuña se derrumbará aun con nosotros de todos modos" - Leoh reflexionó. Mientras los aventureros corrían hacia adelante para alcanzar su posición.

¡Lo usaré! - gritó Baur.

Avanzó con una velocidad increíble. Utilizando su escudo como un ariete se estrelló contra la horda de demonios. Empujando hacia adelante, mando a volar a los demonios en su camino, permitiendo que su armadura lo protegiera de sus golpes. Siguió avanzando a través de la horda. Su fuerza sobrehumana le permitió avanzar. Finalmente, después de estar unos 30 metros por delante de los aventureros, se detuvo. Apuntó su espada al cielo, antes de sumergirla en el suelo.

[Holy Nova]

Una luz blanca brillante cubrió todo en un radio de 25 metros con él como su centro. Este era el poder de la sangre divina corriendo por sus venas. Un hechizo de nivel 6, amplificado por el efecto de su espada - todos los demonios en un radio de 25 metros fueron exterminados. Como "Fortress" fácilmente elimino a los demonios restantes detrás de él, la columna aparentemente interminable de demonios se redujo a sólo unas pocas filas. Aunque aún más fueron emergiendo de los fuegos.

Las criadas avanzaron. Y uno de ellos ordeno a los demonios para que dejaran de avanzar. Aunque comenzaron a rodear la ciudad en su lugar. No era mucho mejor, pero al menos por ahora no tenían que preocuparse de que los otros aventureros fueran asesinados mientras se encargaban de las criadas.

"Retirada" - Baur ordeno a los aventureros detrás de "Fortress".

Aunque parecían muy agotados, el líder de uno de los grupos de platino preguntó: "¿Estás seguro ?, podríamos seguir ayudando si los demonios atacan de nuevo".

"Está bien" - agitó su mano Baur "Si ese fuera su plan, habrían atacado de inmediato, en lugar de esperar a que nos reorganicemos".

"Entendido" - fue la respuesta que obtuvo. Como aventurero experimentado, el líder del grupo platino se dio cuenta de que no había nada que su grupo pudiera hacer para ayudar a " Fortress " en esta situación.

Después de que los otros aventureros se retiraron, sólo los miembros de " Fortress " y las cinco doncellas enmascaradas permanecieron en el campo de batalla.

-Los felicito por llegar a nosotras. - dijo una criada con el pelo recogido en un moño, en voz alta y clara. "Fue una jugada espléndida la de hace un momento, un humano capaz de usar hechizos de sexto nivel. será un honor pelear contigo"

- ¡Entonces aceptaremos su desafío! - Baur gritó a la criada.

"Veamos lo fuerte que realmente son". - dijo Otoro, mientras lanzaba su hechizo.

[power of divine]

Cuando los dos lados se acercaron, Otoro, que estaba a la izquierda de Baur, vio que una de las criadas estaba en su posición original. Tenía un extraño objeto en las manos, que no podía identificar.

"Un atacante a distancia de algún tipo" - pensó para sí. Lo que significa que su defensa debe ser baja. Si él puede eliminarla rápidamente, inclinaría la balanza a su favor.

Frente a él había dos sirvientas, aunque ninguna de los dos parecía querer quedarse con él. La que tenía lentes y guanteletes de metal con puntas se movía para interceptar a Beyrun, a la izquierda de Otoro. La otra sirvienta tenía el pelo atado en dos trenzas, armada con lo que parecía un cetro, se movía a su derecha para interceptar a Baur.

Otoro decidió que era una oportunidad tan buena como cualquiera de apuntar a la doncella en la retaguardia. Cuando empezó a correr en su dirección, vio a la doncella apuntarle como objetivo. Aunque no estaba seguro de lo que hacía, podía adivinar que dispararía algún tipo de proyectil. Levantó su maza delante de sí mismo, usándolo como un escudo. El sonido del metal que sonaba y la sensación de algo que rebotaba en su maza confirmaban su sospecha.

Aunque, la mayor parte de su atención estaba en la criada a lo lejos, en la esquina de su visión vio a la maid con guanteletes, que había luchado contra Beyrun, corriendo hacia él. Cambió de postura y estaba a punto de moverse ante la doncella que se acercaba, cuando otro proyectil le golpeó en la parte inferior de su pierna. Con su equilibrio comprometido, su swing no era nada poderoso.

Yuri Alpha bloqueó fácilmente la maza del paladín con su guantelete izquierdo, mientras golpeaba el casco de Otoro con su derecha. Con un "oof", el sonido del paladín fue lanzado hacia el otro lado de su formación, donde Solution lo estaba esperando. Yuri se molestó por un momento cuando escuchó al paladín con quien estaba luchando preparar un hechizo. Pero el objetivo principal de esta pequeña escaramuza era permitir que Solutión hiciera frente a sus dos objetivos, con esa meta lograda, se dio la vuelta y se precipitó a su objetivo elegido.

En el otro lado de la formación Leoh se enfrentaba a una hermosa criada rubia con el pelo rizado. Equipada con una espada de una mano, su hoja parecía emanar veneno. Leoh decidió abrumarla con su fuerza. Moviéndose hacia adelante, activó su arte marcial

[horizontal swing]

Su hoja volaba en un arco horizontal, lista para cortar cualquier cosa en su camino. Sorprendentemente la doncella bloqueó su swing con su hoja, aparentemente con poco esfuerzo. Pero Leoh estaba preparado para esto. "No nos subestimes" pensó mientras rápidamente cerraba la distancia entre ellos y ...

Era un movimiento bastante inusual para un paladín y ese factor sorpresa había dado sus frutos. Con toda su fuerza y aprovechando su ímpetu, Leoh arremetió contra la doncella en su rostro. Bajo la fuerza de su armadura adamantite, la cara de la criada se derrumbó y la sangre voló por todas partes cayendo al suelo. Si todavía estaba viva era sólo debido a sus orígenes demoníacos.

Al menos eso era lo que se suponía que debía suceder. Sin embargo, Leoh no sintió la sensación familiar que producía este ataque, ni la maid se movió ni mostró ningún signo de dolor. Simplemente permaneció en su sitio como si nada hubiera pasado. Leoh estaba asombrado, sentía como si acabara de golpear un globo lleno de agua.

Trató de retroceder, pero no fue lo suficientemente rápido para evitar el movimiento de la doncella.

[Fortaleza]

Activó su habilidad para bloquear el ataque mientras retrocedía. Cuando finalmente había creado cierta distancia entre ellos, vio a Otoro caer hacia él.

En medio de la formación, Baur luchaba contra una maid morena con el pelo en dos largas trenzas. Él quería ayudar a sus compañeros de grupo, pero la criada frente a él lo hizo imposible. Ella usó su cetro para atacar y desviar su espada con velocidad y poder espantosos. De todos los oponentes a los que se había enfrentado, sólo su hermana sería más poderosa.

Aumentando su frustración debido a no ser capaz de acertar ningún golpe, señaló su espada a la criada

[Herir]

Un hechizo sagrado de 5to rango. Un rayo de luz blanca brillante apareció momentáneamente e ilumino a la doncella. Un grito de dolor indicó que funcionaba. Alentado por esto, Baur quería aprovechar la oportunidad, pero la criada se recuperó rápidamente y ataco furiosa.

[Fuego fatuo]

Podía verlo justo a tiempo, un pilar de llamas se precipitaba desde el cielo, apuntando a su posición. Saltando con toda su fuerza pudo salir de su camino justo a tiempo.

"Supongo que es mejor ir cuerpo a cuerpo", pensó para sí después de ver los efectos posteriores del hechizo.

Arremetió contra la doncella, balanceando su espada y esta fue bloqueada por su cetro. Sin dudarlo un solo segundo, empujo su escudo contra la maid, bloqueando su visión y poniendo todas sus fuerzas en su espada, apuñalo rápidamente.

[Stab]

Girando su cuerpo en el sentido de las agujas del reloj, movió la espada en un arco detrás de sí mismo, antes de sumergirla en el cuerpo de la doncella desde su lado izquierdo. incluso la criada no fue lo suficientemente rápida para bloquear la hoja que apareció de la nada. Sin embargo, sólo pudo herir ligeramente a su oponente, ya que su armadura absorbió la mayor parte de la fuerza. Sin embargo, él tenía impulso de su lado.

[Golpe de escudo] [salto] [apuñalar] [golpes rápidos]

Desató una serie de ataques salvajes. Tenía a la criada a la defensiva y ella estaba retrocediendo lejos de él. Aun así, la victoria aún se veía lejos.

Mientras tanto Pilin estaba luchando contra una criada armada con armas extrañas. En su mano izquierda estaba lo que parecía una espada ancha y en su mano derecha había un arma extraña que se parecía a un látigo largo, que parecía estar vivo. Antes de que pudiera pensar en cómo atacar, ella le lanzó el látigo.

Aunque lo bloqueó con su escudo, sintió que algo no estaba bien. El extremo del látigo lo envolvió a una velocidad anormal. Percibiendo el peligro, bajó su centro de gravedad y retrocedió, antes de que el látigo pudiera rodearlo. Mientras lo hacía, vio a la doncella arrojándole algo. Utilizó su escudo para bloquear la explosión, pero fue golpeado con un ataque relámpago de seguimiento.

Entoma balanceo su látigo ante el paladín delante de ella. Aunque sólo fue alcanzado por su talismán relámpago, el paladín tenía que usar eficientemente el escudo para cubrir los ataques. Al hacerlo, dejo partes de su cuerpo expuestas a la espada de Entoma.

La hoja en su mano izquierda voló adelante y golpeó su blanco en su pierna. Ella vio 2 balas que al mismo tiempo acertaron en la mano del escudo y en la otra pierna. Con un grito de agonía el paladín cayo tendido al suelo y recordando su misión Entoma uso su látigo para acabarlo rápidamente.

Con su movilidad comprometida y el brazo de su escudo herido vio el látigo corriendo hacia él. Aunque trató de bloquearlo con su espada, el látigo tenía demasiado impulso, siendo herido profundamente.

A su lado, Otoro se había puesto de rodillas y se había unido a Leoh para luchar contra la doncella con el pelo risado.

"Cuidado, hay algo raro en ella" - Leoh le dijo a Otoro mientras se levantaba.

"Supongo que no podemos perder el tiempo" - respondió Otoro.

Coordinando su movimiento con un simple movimiento de cabeza, atacaron juntos intentando rodearla.

[Horizontal Slash]

[Smash]

Cada uno ejecutó sus movimientos. El ataque de Leoh fue bloqueado nuevamente, tal como él esperaba, ya que no había forma de que la criada pudiera bloquear el ataque de Otoro al mismo tiempo.

Ella no lo hizo. La maza de Otoro se estrelló contra su abdomen con toda su fuerza. Pero en lugar de replegarse de dolor, la doncella inmediatamente lanzó su espada a Otoro, que estaba atónito al ver que su ataque no represento nada.

De inmediato saltó hacia atrás, su ataque lo rozó y el veneno comenzó a extenderse. Viendo a su amigo retorcerse del dolor, Leoh lanzo su hechizo.

[Curación de Veneno menor]

Un hechizo de nivel 2. Una luz rodeó el cuerpo de Otoro, antes de dispersarse.

- ¿No funcionó? - se preguntaba Leoh, y luego.

[Curación de Veneno] [Curación]

Oyó la voz de Baur. El veneno se curó esta vez y Otoro le indicó que estaba bien y listo para continuar.

Era imposible no sentirse molesta, cuando Entoma vio al paladín que acababa de vencer levantándose después de recibir curación.

Ella lanzó [Lightning Bird Swarm Talisman] a él, mientras balanceaba su látigo para golpearlo desde atrás. Parecía que el paladín vio su ataque en el último segundo, ya que levantó su escudo para bloquear el talisman, aun así, no pudo evitar el otro ataque.

El látigo lo golpeó directamente en la espalda, perforando su pecho y golpeándolo hacia adelante. Cayó de rodillas, incapaz de levantarse, luchando por levantar sus armas mientras ella se acercaba.

Una vez que estaba delante de él, Entoma usó su hoja afilada en su mano izquierda para perforar el corazón humano. "¡No volveré a ser humillada!" - pensó.

Mientras tanto, Yuri Alpha estaba luchando contra su oponente. Después de intercambiar unos cuantos golpes con él, decidió que la mejor manera de evitar su escudo era con una finta.

Moviéndose a la derecha, bloqueo su maza con su guantelete. Ella replicó con su izquierda, y predeciblemente el humano delante de ella usó su escudo para bloquear. Yuri detuvo su ataque de finta a medio camino, moviéndose a su izquierda y golpeando con la derecha. Sorprendentemente fue capaz de mover el escudo para interceptar su ataque en el momento preciso. Sin embargo, el rápido movimiento lo hizo perder el equilibrio y fue enviado rodando por la fuerza del golpe.

"Una finta doble entonces" - Yuri Alpha decidió.

La maid era más fuerte que él y su capacidad defensiva era bastante buena. Cada vez que la veía sentía que las esperanzas de ganar la pelea iban perdiéndose poco a poco. Aun asi no podía rendirse.

"No voy a caer en el mismo truco dos veces." - pensó, mientras bloqueaba el nuevo ataque de la doncella.

Al instante experimentó un choque bastante crudo cuando en vez de sentir el ataque ser bloqueado, él vio a la criada aparecer en su lado izquierdo y golpearlo desprevenidamente.

Maldijo a la doncella por su velocidad y poder demoníaco, mientras su cuerpo caía por el suelo.

- ¿Cómo demonios se supone que voy a detenerla? - él se preguntó. Esperaba que los otros pudieran estar mejor y tuvieran enemigos más fáciles y quizás así podrían ayudarlo con el suyo. Aunque eso era improbable.

Una vez que se levantó, la sirvienta se movió alrededor de él: ahora estaba frente a la ciudad de Cressa, con el muro de llamas detrás de él.

-¿Qué planea ella? - el se preguntó. Y entonces...

La sangre salió de la boca de Beyrun después de ser golpeado en la espalda. Bang, bang, bang, 3 proyectiles impactaron en su espalda. Tropezando hacia delante, su escudo y su maza se sentían insoportablemente pesados, mientras colgaban de sus brazos. Lo último que vio fue a la criada que lo remato con un golpe a la cabeza.

Después de darle un puñetazo en la cabeza con su derecha, Yuri acomodo sus lentes e inspecciono el enemigo frente a ella. Un cuerpo sin vida yacía en el suelo.

"Lo voy a usar" - le dijo Otoro. Y Leoh asintió.

Una vez más ejecutaron una maniobra de emboscada. Leoh no se molestó en usar una habilidad marcial, todo lo que necesitaba era distraer a la criada. Como era de esperar, bloqueó su espada con su espada.

[Smash] [release]

Otoro activó sus habilidades. Su maza se estrelló contra el suelo a un metro de distancia de la doncella. Era muy difícil controlar el punto exacto del impacto, pero no importaba, la explosión y la onda de choque que siguieron hicieron innecesaria la orientación precisa.

Los dos miraron a la criada en estado de shock. Ella no fue despedazada como los demonios de antes, ni siquiera se movió de su lugar. Incluso si ella sufrió algunos daños no podrían haber sido muchos. Mientras la miraban con la boca abierta. Ella contraatacó. Balanceando su cuchilla en el cuello de Leoh.

[Fortress]

Activó su habilidad marcial para bloquear su ataque. Habría bloqueado su ataque, si continuaba. Sin embargo, en lugar de que la hoja se balanceara en su cuello, la sirvienta utilizó su fuerza demoníaca para cambiar la trayectoria de la hoja, ejecutando un ataque penetrante dirigido a su estómago en su lugar.

Cuando sintió que la hoja se hundía en su cuerpo, un dolor insoportable atacó sus sentidos.

"Veneno" - él entendió. Con su fuerza escapando rápidamente de su cuerpo, utilizó todo su poder para agarrar la mano de la doncella.

¡de nuevo! - gritó a Otoro.

[Poder divino]

[Smash] [Release]

No había necesidad de tácticas, con Leoh usando sus últimas fuerzas para agarrar la mano de la criada, ella no iría a ninguna parte, ni podría usar su espada para bloquear.

Su maza se estrelló en su sección media como antes. Sin embargo, esta vez hubo un resultado diferente.

Con un grito de "uuuuaaahhh" la doncella voló varios metros por el aire antes de golpear el suelo. Aunque ella se levantó de inmediato, había algo de sangre goteando de su boca.

Reflexionando sobre lo que debía hacer a continuación, su visión captó algo volando hacia él. Bloqueó el látigo con su maza, golpeándolo a un lado. Sin embargo, la cabeza del látigo hizo un círculo alrededor de él y perforó su cuerpo desde un lado. Mientras gimió de dolor, un proyectil le golpeó en el estómago y cayó de rodillas.

Un momento después, una hoja perforó su casco. Su cuerpo sin vida cayó al suelo.

Después de repeler el veneno y curar a sus aliados, Baur había perdido el impulso que tenía al atacar a la criada frente a él.

Se había dado cuenta de que justo a tiempo, la criada había lanzado [fuego sagrado] de nuevo. No podía esquivarlo a tiempo, tenía que bloquearlo con su escudo, mientras un pilar de llamas caía encima de él. Vio que la doncella se precipitaba hacia él y le lanzo el arma. Al instante fue capaz de bloquearlo con su escudo, perdiendo el equilibrio cayó en el suelo.

Cuando se levantó vio a la doncella, con la palma de la mano apuntada hacia él

Llama santa

Una línea de llamas salió de su palma hacia él. Él levantó su escudo para bloquear el hechizo y perdió la visión de la criada por un momento. Cuando su cetro lo golpeo en la espalda, se dio cuenta de que el hechizo que ella lanzó era sólo una finta, para distraer su atención.

-A tal grado -gruñó Potemur, mientras observaba cómo el cuerpo de Baur caía al suelo.

"¡Aaaaarrrgghhh!" - gritó la emperatriz, con los dientes apretados, una expresión de ira en su rostro. Ella había hecho esto cada vez que un miembro de "Fortress" cayó y su mirada se había puesto progresivamente más enojada.

Por otro lado, Potemur se puso cada vez más pálido a medida que avanzaba la lucha. Ver a los aventureros adamantinos más fuertes del Reino Santo perder en menos de dos minutos ... completamente demolidos, con el otro lado sin ningún signo de daño ... era demasiado.

Incluso si lo anticipaban, ver tal poder con sus propios ojos, era diferente.

Vieron a Baur levantarse. La robustez de su armadura le había protegido del golpe de la doncella. Pero ahora estaba solo, frente a las cinco sirvientas. Respirando profundamente apuntó con la espada hacia el cielo, ambos sabían lo que iba a hacer. Con sus compañeros muertos, ya no era necesario preocuparse por el fuego amistoso, no había necesidad de contenerse. ¿Su santa Nova mataría a las criadas? No quería pensar en ello.

De repente, todas las criadas se giraron y se inclinaron ante la figura que emergía de las llamas.

Un hombre enmascarado, con el tipo de ropa popular en el sur, una máscara en la cara y una cola detrás de él. No se podía confundirlo, era Jaldabaoth.

Las criadas se retiraron mientras Jaldabaoth caminaba hacia Baur.

Observaron como Baur lanzaba un hechizo para aumentar su fuerza, antes de precipitarse hacia Jaldabaoth, que se había detenido y extendido los brazos como si quisiera darle un abrazo a su atacante.

Vieron a Baur lanzar un hechizo, un rayo de luz blanca apareció dirigido a Jaldabaoth, aunque al llegar a él se desvaneció. Esto era lo que se esperaba y no la finta cuando Baur apuntó su espada en el cielo antes de sumergirlo en el suelo.

¡Vamos, tiene que funcionar! - gritó Potemur.

Todo dentro de un radio de 25 metros estaba cubierto por una cegadora luz blanca. Cuando la luz desapareció, vieron a Jaldabaoth, aparentemente ileso, de pie allí, con los brazos extendidos.

Baur se precipitó hacia adelante y atacó a Jaldabaoth, ejecutó un arte marcial tras otro, pero no tuvo efecto. Era como si hubiera una barrera que no pudiera atravesar.

Jaldabaoth bajó la mano izquierda, mientras que las garras de su mano derecha se alargaron más de 80 centímetros de largo. Se quedó así por un momento antes de atacar a Baur, que todavía se balanceaba contra él.

Su ataque atravesó el pecho de Baur, las garras del demonio atravesaron fácilmente la armadura. Jaldabaoth levantó su mano derecha, levantando el cuerpo pegado a sus garras, antes de arrojarlo.

"Nooooooooooo!" -gritó la emperatriz a su lado, con una expresión de dolor en su rostro. Ella golpeo la mesa rompiéndola a la mitad, incapaz de contener sus emociones. Segundos después se levantó y comenzó a caminar de un lado a otro mientras maldecía a Jaldabaoth.

Potemur se sentía de la misma manera, pero tenía que seguir observando, ya que tal vez habria una pista que podría extraer de estos demonios.

Desde los muros de la ciudad de Cressa, los guardias, los aventureros, así como los ciudadanos, vieron cómo los héroes que estaban allí para protegerlos cayeron uno por uno. Cuando vieron el cuerpo de Baur Olan Valur caer al suelo, un gran lamento de desesperación llenó el aire. Rodeados por hordas de demonios y con sus salvadores muertos, no había nadie que pudiera protegerlos.

Acompañado por sus criadas, Jaldabaoth caminó hacia las puertas de la ciudad. A medida que se acercaba, varios grupos de platino se alinearon a su encuentro. No creían poder detenerlo, pero era mejor morir en la batalla que morir sin hacer nada. Y luego lo sintieron ...

¡Su sed de sangre, su poder inimaginable, sus ojos viéndolos como insectos que deben ser limpiados! Ver esos ojos era como mirar fijamente a una bestia potente que estaba a punto de comerte, como ver cientos de flechas volando hacia ti. Era un mal puro, abrumador e imposible de tratar. Mientras caminaba hacia ellos, aquellos valientes aventureros cayeron al suelo. Querían atacarlo, pero no pudieron, quisieron huir, pero no pudieron, querían gritar, pero toda su esencia fue envuelta por un miedo inimaginable.

A medida que se acercaba a las puertas de la ciudad, los que estaban en la muralla también lo sentían. Algunos lloraban, otros gemían, otros miraban incapaces de apartar la vista, mientras algunos reían histéricamente. Sin duda, muchos se habían vuelto locos al verse expuestos a un aura tan horrible.

Con la atención de todos en él, Jaldabaoth estiró los brazos hacia los lados en una postura similar a la de un comandante y luego ...


Comentarios

  1. entoma se redimio con esta pelea gracias por tu trabajo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord Volumen 12

El Emperador Demonio Jaldabaoth
Parte 1
El Reino Santo era una nación que ocupaba la península al suroeste del Reino de Re-Estize.

Era un país altamente religioso, dirigido por una Santa Reina que podía usar la magia divina y que estaba estrechamente afiliada a las iglesias. Dicho esto, no estaban tan orientados a la religión como la Teocracia  Slaine.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Youjo Senki, Novela Ligera, Volumen X

Sigue a Tanya Degurechaffen en su camino por reestablecer la gloria del imperio, que tras multiples batallas ahora es una sombra de lo que fue.

No hace falta haber leído los anteriores volúmenes de Youjo senki, ya que esta es un After War. Solo deben haberse visto el anime, manga o tener un poco de interés por la segunda guerra mundial.

NOTA: Antes de seguir leyendo, recomiendo que refresquen su memoria mirando la entrada de "Personajes", asi podran relacionar bien los nombres cuando se mencionen.