Ir al contenido principal

Overlord Volumen 12


Prólogo

La sala del trono en Nazarick se encontraba perfectamente iluminada por las luces mágicas de los candelabros, mientras la enorme figura de Cocytus ante él, entregaba su informe.

Ainz Ooal Gown había reunido a la mayoría de los guardianes del piso, así como a Sebas por dos razones. Una era escuchar y evaluar su progreso. Y el otro…

"Los Lizardmen ... están muy ... agradecidos .... por ... los regalos ... concedidos ... por Ainz-sama. - terminó su informe Cocytus.

Según Cocytus las 3 armaduras de adamantite hechas a mano por los enanos fueron dadas a Zenberu, Zaryusu y Shiryusu. Dejando al resto de Lizardmen admirados por la calidad de las armaduras y la generosidad de su señor Ainz Ooal Gown.

"Muy bien." - dijo Ainz - "La armadura protegerá a Zaryusu del daño ..." mientras la imagen de él siendo rodeado por muchos lagartos albinos destellaba en su mente. "Zenberu merecía una recompensa por ser nuestro guía con los enanos y es justo que Shiryusu reciba una armadura como el líder de los Lizardmen".

-¡Has hecho un excelente trabajo Cocytus! - Ainz lo elogió mientras asentía con la cabeza en aprobación. -Ya me habías pedido antes armaduras y armas para los Lizardmen y ahora que tenemos a los herreros enanos trabajando para nosotros, tus lizardmen estarán entre los primeros en recibir equipo rúnico.

-Su Siervo … esta … muy … agradecido … Ainz-sama. - respondió Cocytus, inclinándose profundamente hacia su amo.

-Ahora, Albedo, entiendo que tu visita a la Capital ha ido bastante bien.

"¡Sí, Ainz-sama!" - respondió Albedo, dándose la vuelta para mirar a Ainz. "Con la ayuda de la organización de los ocho dedos pudimos auspiciar a un ser humano sin valor, para crear una tercera facción en el reino. La princesa Renner también está demostrando ser un títere útil. Si puede abrir el regalo que se le dio, incluso podría valer la pena acogerla como un servidor de la gran tumba de Nazarick. "

"Todavía no sé qué es lo que Albedo y Demiurge planean con esta princesa, pero ¿Sera una buena idea dejar que alguien tan inteligente se acerque a mí?" Suzuki Satoru pensó lleno de preocupación. Su rostro de cráneo no mostraba ninguna emoción, por supuesto.

¡Te lo dejaré entonces! - Dijo Suzuki, mientras agitaba su mano con gracia. Las muchas horas que él practicaba tales movimientos delante del espejo habían comenzado a dar sus frutos, pues él podía ejecutar tal movimiento con el aspecto real de un gobernante verdadero.

-Haré lo mejor para complacer sus órdenes Ainz-sama -respondió Albedo, ruborizándose un poco mientras se inclinaba.

Purgando de su mente cualquier pensamiento sobre la razón de su ruborización. Miró a Demiurge, el único que aún no había dado su informe.

Demiurge, ¿puedes compartir tu progreso sobre el Reino Santo con los otros guardianes?

"Como usted ordene" - respondió Demiurge con un arco. "Mis preparativos con el Reino Santo por fin están completos. Podemos avanzar con el plan de usar un doppelganger".

Mientras Ainz se preguntaba por qué Demiurge requeriría usar un doppelganger, Shalltear hizo una pregunta: Pensé que el plan era usar a Jaldabaoth para sumergir al Reino Santo en la desesperación, forzándolos a pedir ayuda a nuestro reino.

Agradecido de que no todos sus subordinados poseyeran un nivel de inteligencia tan abrumador, Ainz esperaba la respuesta de Demiurge a la pregunta de Shalltear.

"Kuku" - Demiurge se rió "¿Realmente piensas que alguien tan insondable como Ainz-sama, el líder de todos los Seres Supremos usaría la misma mano dos veces?"

"¡¿De qué está hablando?!" - pensó Suzuki Satoru mientras sentía su inexistente dolor de estómago. -¿No era ese exactamente el plan? Agradecido por su supresión emocional de no-muerto y aún más por su cara de cráneo, escuchó a los guardianes.

"¿Realmente conoces a nuestro amo tan poco? Ainz-sama es un ser verdaderamente inimaginable, cuyos planes van mucho más allá de lo que cualquiera de nosotros podría comprender." - concluyó Demiurge con una sonrisa.

Shalltear tenía una expresión de perplejidad en su rostro, los otros guardianes se sorprendieron también, con la excepción de Albedo, quien asintió con la cabeza aprobando felizmente el discurso de Demiurge.

"Pero ... no era subyugar al Reino Santo .. el siguiente paso en nuestra .. conquista?" - preguntó Mare, con su voz de pánico.

-Por favor … explíquelo ... a ... este ... pobre ... ser. - Dijo Cocytus mientras miraba a Ainz. Los ojos de Aura estaban sobre él también, ansiosa por conocer su incomparable plan.

-¡Explicar qué! ¡Sé lo mismo que tú! - Suzuki quería gritar. Naturalmente no lo hizo. Había anticipado este giro de los acontecimientos. De hecho, la otra razón para reunir a todos los guardianes aquí era para que no tuviera que estar a solas con Demiurge y Albedo mientras discutía los planes para el futuro.

"¿Qué fue lo que pasó la última vez?" Ainz pensó en su última reunión con Demiurge. Sucedió después de que los enanos se aliaron con su reino. En una conversación con Demiurge se distrajo y dijo algo en voz alta en el momento más desafortunado. "¿Diez mil años"? Trató de hacerlo parecer una broma, pero era obvio que Demiurge no lo tomó como tal. Estaba decidido a evitar esos errores en el futuro.

"Parece que Demiurge ha visto a través de mis planes una vez más" - Ainz dijo con una risa.

"No, en absoluto Ainz-sama, nunca podría haber imaginado hasta dónde irían sus planes, si no fuera por la luz que me brindo aquel día, estaría todavía en completa oscuridad en cuanto a sus verdaderos planes". - respondió Demiurge, inclinándose ante Ainz.

"¿De qué estás hablando?" - Ainz pensó - "¿Por qué siempre hacen las cosas tan difíciles para mí?"

Verdaderamente Suzuki estaba lleno de remordimientos. Al principio podría haberle dicho fácilmente a Demiurge y a Albedo que tenían que contarle sus planes para no interferir con sus ideas. Sin embargo, él no lo hizo. Y hacerlo ahora haría que ambos se sientan como si hubieran fracasado, que no podía confiar en ellos y que necesitaban su supervisión. También podría reflejar mal su propia imagen como un soberano que conoce todo, ya que todos los guardianes estaban convencidos de que Ainz ya conocía todos sus planes.

Con un suspiro, Ainz utilizó una nueva variación de su habitual herramienta de escape: "Parece que no todos los guardianes son tan perspicaces como tú, así que explícales nuestros planes para el Reino Santo" Ainz ordeno a Demiurge.

Después de inclinarse ante Ainz, Demiurge comenzó.

"Como tú, pensé que el objetivo de Ainz-sama era conquistar el mundo y gobernarlo como un Ser Supremo, sin embargo, empecé a dudarlo después de observar los hechos de Ainz-sama en el Imperio y el Reino Enano. La conquista del mundo parecía demasiada sencilla como meta para el líder de los Seres Supremos hasta que recientemente, en una conversación con Ainz-sama lo confirmó: ¡10,000 años! - proclamó Demiurge en voz alta.

"¡10.000 años !, esa es la cantidad de tiempo que nuestro maestro ha calculado el futuro del Reino Sorcerer"

La sala del trono quedó en silencio antes de ser llena de palabras de temor y admiración. "Imposible." - concedió Cocytus, con aire frío escapando de su exoesqueleto. "Increíble" - dijo Sebas, con sus ojos llenos de asombro y admiración. "Maravilloso" - susurró Shalltear. "Ainz-sama .. es increíble" dijo Mare. "Wow" - exclamó Aura. Las alas de Albedo se habían abierto y cerrado por la excitación, mientras su cuerpo parecía estremecerse.

Le dije que era una broma, ¿no? Ainz pensó desesperadamente, mientras sufría por su inexistente dolor en el estómago “¿por qué tuvo que decirlo aquí?" Ahora todo el mundo piensa que es verdad también. "

"Es como Demiurge dice" - dijo Ainz con el tono de un verdadero gobernante. Incluso con su cuerpo y su rostro de no-muerto, sacar una cosa así tomaba la mayor parte de su energía. "Por favor, procede Demiurge"

"¡Sí, Ainz-sama!" Se inclinó Demiurge. Después de todo, si todo lo que Ainz-sama quería era conquistar el mundo, sólo tendría que dar un comando a las legiones de los no-muertos que se habían creado. Y permitir que observemos a cualquiera que pueda detenerlos, como la facción responsable del lavado de cerebro de Shalltear y entonces podríamos recopilar información sobre tales entidades y eliminarlas ".

"Sin embargo, este plan es demasiado corto de vista. Ciertamente, traería resultados inmediatos, pero a largo plazo causaría muchos problemas. Por otra parte, el plan de Ainz-sama es diferente. El piensa en un plano superior. Sus acciones en el Imperio y el Reino de los Enanos me habían permitido mirar sus verdaderos planes, aunque nunca pude entenderlos completamente ".

"¿De qué diablos está el hablando?" - se preguntó Ainz. Todo lo que hice en el Imperio fue demostrar mi poder en la arena de combate. Y aunque reclutar a los herreros rúnicos y recuperar la capital enana fue un buen logro, no creo que eso sea de lo que Demiurge esté hablando ".

"Todavía no entiendo" - dijo Shalltear, con la mirada de una estudiante que simplemente no podía captar la lección en su rostro.

"Yo también" - admitió Aura - "¿Ainz-sama no quiere conquistar el mundo?"

"Hay una diferencia entre hacerlo y hacerlo de una manera que resultará en que El Reino Sorcerer reine en paz por 10.000 años" - dijo Albedo. Ahora todos los ojos estaban en ella mientras ella continuaba explicando.

"De nuestra investigación sobre la historia de este mundo sabemos que cada doscientos años más o menos, seres poderosos aparecen en este mundo, similar a cómo Nazarick había sido transportado aquí." Según todos los informes, esos seres podrían estar al mismo nivel que nosotros.

Hubo una conmoción en la sala del trono mientras se escuchaban jadeos de sorpresa y exclamaciones de protesta.

"¡Naturalmente, nadie puede desafiar el poder de Nazarick!" - exclamó Albedo, abriendo y cerrando las alas con excitación. "Pero si usamos la fuerza para conquistar este mundo, sus habitantes estarían dispuestos a unir sus fuerzas con cualquier persona que pueda oponerse a nosotros, ya sean algunos seres recién transferidos, o los que ya están en este mundo".

El entendimiento se apoderó de todos los guardianes.

"Ya veo" - dijo Sebas. "Ainz-sama busca conquistar el mundo de tal manera que haría que el Reino Sorcerer no sea visto como un enemigo, sino como un faro para la gente de este mundo. Así prevendríamos que ellos se alíen con los enemigos en el futuro e incluso nos ayudaran a encontrar a cualquiera de los que ya están aquí.

"Así es" - respondió Albedo "Si nos fijamos en los logros de Ainz-sama verán que él ha estado persiguiendo este objetivo desde el principio. Villa Carne, los Lizardmen, El imperio Baharuth, el Reino de los Enanos, incluso su reorganización del Gremio de los Aventureros. No sólo logro la victoria sobre ellos por la fuerza, sino que inspiraron el tipo de admiración y adoración que un Ser Supremo merece ".

"Sin embargo, todavía hay obstáculos -algunos idiotas simplemente no saben su lugar" - dijo Demiurge con un ceño fruncido en su rostro "Ese tonto, Jircniv del Imperio Baharuth. Parece que había renunciado a oponerse abiertamente, pero aún sigue buscando una salida "

"Lo que nos trae al Reino Santo. Vamos a usar a este país para enaltecer la leyenda de Ainz Ooal Gown, convirtiéndolo en un héroe para la gente de este mundo. Mientras expulsamos a los que se oponen a nosotros e inspiramos aún más la lealtad de aquellos que son leales al Reino Sorcerer "

"Demiurge ha explicado mis metas bastante bien", dijo Ainz "Ahora que ya saben de mis verdaderos planes, espero que trabajen duro para cumplirlos"

Todos los guardianes se inclinaron para reconocer las palabras de su amo.

"Su inteligencia no conoce límites Ainz-sama" - dijo demiurgo, en un tono lleno de admiración - "Pensar que ya había predicho este curso de acción cuando creo a Actor de Pandora".

"¡¿Qué?!" - Ainz pensó, agradecido por su cara de cráneo que no podía traicionar ninguna emoción "¿Por qué está mencionando a Actor de Pandora ahora? Realmente no entiendo sus planes"

"Temo que me das demasiado crédito Demiurge, es sólo una coincidencia" - Ainz dijo. Debería estar seguro diciendo esto, ¿no? Suzuki se preguntó.

"Sin embargo, todo el plan no sería posible si no fuera por la habilidad de doppelganger de Actor de Pandora. ¿Cómo el único en Nazarick lo suficientemente proficiente como para parecerse a nadie, podría ser una coincidencia que él mismo fuese creado por Ainz- Sama? " - preguntó Demiurge con una sonrisa.

-¿Cómo debo responderle? Ainz se preguntó, ni siquiera estoy seguro de porque necesita a Actor de Pandora, o por qué es la clave para su plan. Ainz agonizó durante unos segundos, antes de ir con lo que él pensaba que era su opción más segura.

"Yo había considerado varias posibilidades en ese momento, aunque ni siquiera yo puedo prever todas las posibilidades, ahora Demiurge, explica nuestro plan de acción para el Reino Santo, para que todos los presentes puedan entenderlo a su manera". - Ainz ordenó a Demiurge.


Nota: 3 a 4 publicaciones por semana. no hay horario fijo.


Comentarios

  1. Queeeeeeee no puede ser decian que hubiese salido el 30 de septiembre el vol 12 como puede ser verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esta es un fanfiction .... no es la novela real, pero hay que admitir que es muy buena :)

      Eliminar
  2. http://animegaroom.com/overlord12kan/ según esta página el vol.12 salía en agosto y el 13 en diciembre, joder ya no sé a quién creele :'v

    ResponderEliminar
  3. Aca esta en ingles el volumen 12.... y va muy adelante
    https://www.fanfiction.net/s/12207050/17/Volume-12-The-Two-Monsters

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 0, Capitulo 10

Capítulo 10: Los Dioses se reúnen
Ella había salido, para pedir a todos los dioses que volvieran a la Gran Tumba, por orden de su Maestro.

Ella, pálida y hermosa, vestida con los dones de lo divino, fue enviada a cumplir su voluntad.

Primero, a las ruinas de Villa Carne, donde la ira de un dios de los planos exteriores había aniquilado a los indignos. Allí, Bukubukukuchagama la Impecable trabajó para crear algo dentro del cráter ardiente, dando a luz cosas con nada más que su dulce y poderosa voz.

Overlord, Volumen 0, Capitulo 9

Capítulo 9: Las consecuencias de sus actos

Tick, tock. Tick, tock.

El hombre ociosamente pulgó el reloj plateado en su mano. Mientras lo hacía, sus ojos miraban hacia el horizonte, hacia el sol que debería aparecer allí pronto.