Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 12, Capitulo 2, Parte 4


Parte 4

Caminaron por las calles de E-Rantel. El destino del grupo era la posada que los guardias de la puerta les habían dicho que era el establecimiento de clase más alta de esta ciudad, el Pabellón dorado.

Neia miró a la gente variada de las calles.

Las palabras de Ryurarius le habían dado la impresión de que esta nación estaba llena de demihumanos y no-muertos. Sin embargo, la realidad era diferente: la mayoría de los peatones eran humanos.

Los únicos no-muertos que ella vio eran grupos de los mismos no-muertos que habían visto cerca de las puertas de la ciudad, así como los no-muertos en forma de caballo con cuerpos de huesos y niebla que tiraban carruajes. No había otro tipo de gente aparte de ellos.

Por otro lado, había todo tipo de demihumanos.

Un grupo de goblins marcharon por las calles en formación cercana, cada uno de ellos irradiando el aura de un veterano experimentado. Eso inmediatamente destrozó la impresión que Neia tenía de los Goblins. No, no fue sólo Neia quien fue afectada así. Jadeos de sorpresa vinieron del contingente paladín.

También había demihumanos con rostros de conejos en uniforme de sirvienta, así como demihumanos bípedos, parecidos a ranas, pero sólo había visto un ejemplo de cada uno en la ciudad.

Parece más normal de lo que imaginaba... bueno, no tan normal, pero aún así, es bastante similar a una nación humana. Apenas se nota que está bajo el yugo de un terrible rey no-muerto.

No había miradas de miedo en los rostros de los ciudadanos que caminaban por las calles. Neia no estaba segura de que esto fuera así porque se habían resignado, se habían acostumbrado a ello o habían decidido que no había necesidad de preocuparse por vivir con los no-muertos. Sin embargo, no había señales de caos en las calles. A veces, hasta escuchaba el sonido de los niños riéndose.

Esto es mucho mejor comparado con Jaldabaoth, supongo.

En ese momento, Remedios detuvo repentinamente a su caballo. Como su líder, que viajaba a la cabeza del grupo, se había detenido, los demás no tuvieron más remedio que seguir su ejemplo.

"Disculpa, enano-san. ¿Puedo hacerle unas preguntas?"

Remedios se dirigía a tres enanos que trabajaban al lado del camino. Había también tres esqueletos haciendo movimientos de tierra bajo las órdenes de los enanos.

El choque cultural que había recibido después de entrar en la ciudad había sido tan grande que ahora pensaba que no era la gran cosa ver esqueletos. Había incluso un indicio de alivio en su mente que provenía de ver a un oponente contra el que incluso ella podía ganar.

"¿Qué? ¿Quiénes son ustedes? ¿De qué país vienes?"

"Pido disculpas por hablar desde el caballo. Sin embargo, somos del Reino Santo y estamos buscando el Pabellón Dorado. ¿Podemos preguntar cómo llegar?"

"¿El Pabellón Dorado? Ahhhh, ese es un lugar con clase."

Los Enanos les dieron una explicación aproximada. Sin embargo, difería ligeramente de lo que los guardias de la puerta les habían dicho y sentía como si estuvieran siendo enviados ligeramente fuera de curso. Sin embargo, el verdadero objetivo no era pedir indicaciones.

"Ya veo. Muchas gracias. Gustav, dales una muestra de aprecio ".

Gustav se desmontó de su caballo y produjo una pequeña bolsa de monedas.

"¿Están seguros? No hay necesidad de esto sólo para dar indicaciones".

"Está bien. Después de todo, hemos interrumpido su trabajo ".

"¿De verdad? Entonces, muchas gracias".

Los Enanos aceptaron el regalo de Gustav y sonrieron.

"Bueno, cuando comamos algo de comida, daremos las gracias a los hombres y mujeres del Reino Santo por ello."

"No, no hay necesidad... hablando de eso, ¿qué hacen aquí?"

"¿Hm? ¿No lo sabes? Estamos construyendo carreteras. Su Majestad mismo nos lo pidió. Aunque son principalmente los residentes los que están haciendo el trabajo, estamos aquí para servir como asesores técnicos ".

Gahahahahaha, los Enanos se rieron de corazón.

"Ya veo. ¿Y los no-muertos de allí son...?"

"Son esqueletos que nos prestó Su Majestad, ¿no? Ahhhh, honestamente, no puedes vencer a los no-muertos cuando se trata de puro trabajo manual. Ciertamente ha cambiado mi visión de ellos".

"Controlando a los no-muertos, huh..."

"No es que no haya nada raro... Bueno, supongo que no se puede evitar porque son viajeros. Aun así, es de esperar en el Reino Hechicero, ¿no? He oído que los no-muertos están trabajando en las aldeas cercanas. Después de todo, pueden completar tareas tediosas como la siembra y así sucesivamente con sólo un pedido. Mira, los muertos vivientes no se cansan, no duermen y no comen. Además, también entienden lo que queremos decir, por lo que lo hacen de forma fantástica cuando se les asigna una tarea dentro de sus posibilidades. Siendo las cosas lo que son, ya ni siquiera necesitas trabajar como un perro. Incluso nuestro país también está empezando a hacer uso de ellos ".

"¿Por tu país, te refieres a una nación de Enanos separada del Reino Hechicero?"

"Oh sí. De ahí venimos, pero ahora nos quedamos en el distrito demihumano del Reino Hechicero".

"¿Distrito demihumano?"

"Sí. Es donde viven todas las razas que no son humanas. Dicen que solía ser el distrito de los pobres de esta ciudad, pero fue demolido. Luego, fue reconstruida para permitir que razas de todo tipo vivieran cómodamente. Bueno, puede que pase un tiempo antes de que esté completo, pero el trabajo en las viviendas para razas más pequeñas que ustedes los humanos -como nosotros enanos, por ejemplo- ya ha comenzado."

"¡Estamos aquí para encargarnos de la construcción!"

El colega del Enano se metió en la conversación.

"Ya veo. Pero si derribaron el distrito de los indigentes, ¿adónde fueron los residentes originales?"

Los ojos de Remedios se dirigieron a los muertos vivientes.

"No estamos muy seguros, pero creo que los enviaron a las aldeas o algo así. Hay muchas aldeas abandonadas y en ruinas por aquí y escuché que las enviaron allí para reconstruir y trabajar en los campos. Ahí es donde ser capaz de dominar a los muertos vivientes es útil. Si no me equivoco, han empezado a cultivar a gran escala con los no-muertos, o algo así. Por eso los precios de los alimentos en este país son bastante baratos ".

"¡No importa que sea barato! ¡Lo importante es que es bueno! ¡Y el vino! Ohhhh, engordé justo después de mudarme a esta ciudad!"

"Si vuelvo así de gordo, mi mujer me gritará:" ¿Dónde está mi parte?" ¡Mejor me adelgazo antes de volver a casa!"

"Ahhhhh, tuvimos mucha suerte cuando lo decidimos al azar."

Guhahahahaha, los enanos volvieron a reír.

"Por último, esos no-muertos en forma de caballo. ¿Saben sus nombres?"

"Ni idea. Aun así, no importa si no lo sabemos, ¿verdad? No están haciendo daño a nadie. Son una bolsa de huesos, pero son tan fuertes que los hace perfectos para mover mercancías, ¿no?"

Lo mismo aquí. "¡Mucha suerte a todos!"

Después de despedirse de los Enanos, el grupo continuó hacia la posada una vez más.

"Capitana, ¿por qué les preguntó el nombre de esa criatura en forma de caballo?"

Neia estaba desconcertada. Ella había pensado que eso era lo que más disgustaba a su capitán.

"... Gustav. Eso fue porque actuabas de forma extraña cuando viste esa cosa ".

"¿En serio...?"

"Oye, ¿sabes el nombre de ese ser no-muerto?"

"... Bueno, un nombre me viene a la mente... pero creo que me equivoqué. No puede ser, probablemente me equivoqué. No puedo imaginarme a una criatura no-muerta como esa que podría ser controlada ".

"Bueno, si tú lo dices, que así sea."

Y eso fue el final de todo.

Poco después, las instrucciones que habían seguido les llevaron ante una lujosa posada, probablemente el Pabellón Dorado que los guardias de la puerta les habían recomendado. Mientras que su nombre estaba escrito en el letrero, la escritura del Reino era diferente a la del Reino Santo, así que sólo podían hacer una idea aproximada. El Reino y el Imperio habían sido una vez el mismo país, por lo que había muchas similitudes entre ellos, pero el Reino Santo nunca había estado atado a ninguno de esos países, por lo que había una gran diferencia entre ellos.

"Gustav, ve a reservar nuestras habitaciones".

"Entendido. Oi, dos de ustedes, conmigo."

Gustav trajo dos paladines con él a la posada. Varios minutos después, uno de ellos volvió.

"Capitana, hemos reservado con éxito las habitaciones. Los establos están detrás de la posada, así que esta bien que llevemos los caballos allí ".

"De acuerdo, lo entiendo. Escudera Baraja, traiga los caballos ".

"¡Entendido!"

Ató los caballos a un árbol delante de la posada y luego los llevó a los establos uno por uno. Cuidar de los caballos era un trabajo de escudero, pero la posada también estaba obligada a ayudar, así que Neia aceptó su buena voluntad y entró en la posada.

Quizás era para evitar que el olor de los establos entrara en la posada, pero había una fragancia en el aire que la hacía pensar precisamente eso.

¿Era algún tipo de madera fragante o perfume?

Desde el exterior, parecía del mismo grado que la posada del Reino, pero después de ver el interior, bien podría haber sido un corte por encima de esta última. Incluso se sintió un poco incómoda al caminar con su cuerpo sucio por dentro, pues bañarse para ellos era esencialmente sólo enjuagarse con agua hasta que pensaron que no apestaban, desde un largo viaje.

Neia se adelantó a la habitación de la que el personal de la posada le había hablado y llamó a la puerta.

"¿Quién es?"

"Escudera Neia Baraja."

Frente a la puerta había un paladín en armadura. Debido a la gran discrepancia entre la ciudad de E-Rantel en su imaginación y la realidad, sentía que incluso el tiempo necesario para aliviar la fatiga del viaje era una pérdida de tiempo y quería salir a explorar tan pronto como fuera posible.

"Has llegado justo a tiempo. Estamos a punto de empezar la reunión ".

Aunque se preguntaba si necesitaba participar, no servía de nada molestarse por eso. La gente de arriba había hablado y obedecerlos era el curso de acción apropiado.

"Entonces vamos a buscar una audiencia con el Rey Hechicero como planeamos. Gustav, cuento contigo ".

"Por supuesto, Capitana. Pero, ¿qué otra cosa debemos hacer aparte de eso? El plan original era conocer gente con poder y pedir ayuda..."

Ya que Momon era un aventurero, habían planeado en un principio ir al Gremio de aventureros. Sin embargo, según Ryurarius, el Gremio de Aventureros ahora estaba esencialmente cerrado y las peticiones eran manejadas por el Rey Hechicero ".

"Vamos a pasar por el Gremio de todos modos. Veamos si podemos atraer a algunos aventureros ociosos e individuos notables para que vengan al Reino Santo ".
"Entiendo, entonces..."

Gustav dio órdenes a dos paladines y de inmediato se pusieron en movimiento.

Neia se preguntaba qué tipo de tareas le asignaría.

Por lo general, era trabajo de un escudero pulir la armadura y las espadas de los paladines, lavar la ropa, entre otras tareas diversas. Planchar y arreglar sus ropas arrugadas también era parte de eso. La mayoría de los paladines ahora habían pasado por tales experiencias.

Por supuesto, nuestra increíblemente talentosa capitana, que se convirtió en un paladín sin tener que ser escudera, no pudo haber encontrado tales cosas...

"Entonces, ¿qué hay de los otros? ¿Esperarán dentro de la posada?"

Ahh, cuando estaba juntando rumores en el Reino, me llevaron a creer que esta sería una ciudad sombría y oscura. Sin embargo, es mucho más ordinario de lo que esperaba... confío en que dejar salir a unas cuantas personas ¿no sería un problema?"

"Aunque es difícil de decir en este momento, creo que no debería haber ningún peligro repentino en eso."

"¿Es así?" Que varias personas vayan a los templos y vean si pueden ayudarnos a conseguir a Momon".

"El rey de esta ciudad es el Rey Hechicero, un muerto viviente. No será demasiado bueno tener lazos con los templos, ¿no?"

"Aún así, somos paladines. ¿A dónde iremos si no a los templos?"

Gustav tenía una cara compleja. Remedios tenía razón.

"Eso también es verdad."

Y además del paisaje que el Rey Hechicero nos ha permitido ver, también sería bueno ver y escuchar la vida de la ciudad a través de su gente. ¿verdad?"

"Tienes un punto ahí..."

Pero, ¿qué harían si vieran algo que como paladines no podrían tolerar?

Gustav estaba teniendo problemas para responder porque estaba pensando en esa pregunta.

Neia respondió su propia pregunta.

Los paladines eran seres que encarnaban la justicia, así que tal vez lo correcto para un paladín sería censurar al Rey Hechicero. Sin embargo, si el resultado de hacerlo significaba que el Rey Hechicero no ayudaría al Reino Santo, es decir, que no podrían salvar a las masas de su sufrimiento, ¿seguiría siendo lo correcto?

Recordó que su padre una vez dijo que no entendía la justicia de un paladín. No lo había pensado mucho durante sus días de entrenamiento con el objetivo de convertirse en un paladín. Pero ahora que el Reino Santo estaba en este estado, tal vez su corazón se había vuelto blando y débil, pero ella había estado pensando en esto todo este tiempo.

Quizás sus dudas podrían aclararse si pudiera preguntarle a su madre, pero su madre ya no estaba entre los vivos.

Al final, ella sólo podía confiar en sí misma para encontrar la respuesta.

A medida que Neia continuaba reflexionando sobre estas cosas, el diálogo continuó. Un par de paladines irían a los templos de los Cuatro Dioses, mientras que dos grupos más de dos recogerían información en la ciudad. Remedios y los otros se quedarían atrás para ocuparse de cualquier cosa que pudiera pasar.

Como era de esperar, Neia recibió la orden de pulir su armadura.

Cuando terminó la reunión, Neia se encargó de la armadura de todos.

Las limpió de suciedad con un paño húmedo.

Como se podría esperar de una armadura mágica, estaba intacta y sin daños. Si hubiera alguna abolladura, habría que martillarlas desde el interior, pero si los dedos fueran torpes, eso haría que la superficie fuera desigual y fea. Como Neia no estaba segura de sus habilidades en ese sentido, la armadura mágica que llevaban los paladines era la mejor de todas.

Estaba muy feliz de enterrar su corazón y su mente en el trabajo, así que no necesitaba pensar en cosas innecesarias.

Y así, con su frente sudaba, Neia limpió la armadura de todos.


♦♦♦


Su audiencia con el Rey Hechicero llegó antes de lo esperado. Neia no pudo evitar sorprenderse. Eso fue porque estaba previsto que ocurriera el día después de que Gustav se hubiera ido a defender su caso.

Los paladines del Reino Santo -- arrastrados por Neia -- encontraron que la residencia del Rey Hechicero a la que llegaron era bastante austera. Tal vez podría haber sido bastante ostentoso para alguien que gobernaba una ciudad de este grado, pero no era totalmente apto para alguien que se llamaba a sí mismo rey. No había un sentido silencioso y reverente de la historia, no había aura de estatus y no mostraba los caprichos de alguien que tenía el poder. Parecía un edificio construido para propósitos prácticos.

Era demasiado triste comparado con los palacios reales del Reino o el Reino Santo. Sin embargo, este era el domicilio del Rey Hechicero. Como esta había sido una vez una ciudad regional del Reino, probablemente había decidido hacer uso de sus instalaciones después de tomar el control de la misma.

A medida que los paladines se quitaban los cascos y examinaban el castillo, había tenues rastros de desdén que sólo Neia podía captar. Tal vez comparaban su entorno con el palacio real de su pais.

¿Quién podría culparlos por eso?

Y entonces, Neia vio la Nave Fantasma que habían encontrado previamente. Así como los no-muertos caminando por las calles.

¿Por qué un rey que tenía dominio sobre los no-muertos de ese nivel elegiría quedarse en un palacio viejo tan destartalado?

Tengo la sensación de que hay alguna razón para ello... si él quisiera un lujoso palacio, todo lo que tendría que hacer es ordenar a los enanos que dirigieran a los incansables no-muertos para que construyeran uno...

Mientras pasaban por las puertas del palacio, había dos filas de criaturas no-muertos, parecidas a la que habían encontrado al llegar a la ciudad. A diferencia de los no-muertos que habían visto en la puerta, eran más delgados y cruzaban sus lanzas en el aire entre ellos.

Banderas colgaban de las puntas de las lanzas cruzadas. A la derecha estaban las banderas del Reino Hechicero y a la izquierda las banderas del Reino Santo.

Debajo de las banderas había un pasadizo por el que podían pasar.

Después de eso, sonó la música. Aunque era una melodía que no había oído antes, probablemente era mejor aceptarla como parte de la ceremonia de todo el asunto.

Neia recordó una conferencia que había recibido una vez.

El factor más importante para resistir los hechizos es tener una mente clara.

No, no había forma de que esto pudiera ser un ataque mágico. Si esto fuera una trampa, no habría necesidad de izar la bandera del Reino Santo.

Neia caminó en lo que parecía un camino sorprendente, mientras observaba su entorno al mismo tiempo.

Había una guardia de honor y las banderas del Santo Reino. Esto era una clara señal de que el Rey Hechicero estaba tratando a su delegación como invitados de honor; en otras palabras, reconoció a Neia y a los demás como embajadores oficiales en el Reino Hechicero, lo que significaba que Neia también tenía que mantener la reputación del Reino Santo.

Ese sentimiento le agrado, pero al mismo tiempo la llenó de un estrés cortante.

Caminó por el sendero bajo las banderas colgantes y al final del pasaje - Neia respiró sorprendida.

Era una belleza de clase mundial.

Es hermosa... es increíblemente hermosa...

Tenía una belleza inmaculada. Su vestido blanco, incalculablemente caro, carecía de alguna mancha o suciedad.

Su sonrisa compasiva era suficiente para convencerla, era una mujer que podría haber sido confundida con un ángel. Sin embargo, la realidad no era así, dado el par de alas negras que brotaban de su cintura.

"Bienvenidos, damas y caballeros al Reino Hechicero. Por favor permítanme que me presente; soy la Supervisora de los Guardianes de Piso y Guardianes de Área en todo el Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown. Para usar un término que les resulte más familiar, yo soy la Primer Ministro ".

"Le agradezco su cálida bienvenida. Soy la líder del grupo diplomático del Reino Santo, Remedios Custodio y estoy muy agradecida de que hayan hecho arreglos para reunirse con nosotros ".

"No hay necesidad de agradecer. Su Majestad el Rey Hechicero está profundamente preocupado por los acontecimientos dentro del Reino Santo y por lo tanto ha dicho que es evidente que les diese algo de tiempo ".

"Estamos muy agradecidos por eso."

Albedo era toda sonrisas y su presencia aplastó las palabras de Remedios. Su belleza antinatural era tal que incluso un miembro del mismo sexo -- no, era precisamente porque eran del mismo sexo – que sería devorada por ella. La línea de visión de Albedo parpadeó rápidamente sobre todos, incluida Neia.

"Ahora, Su Majestad os está esperando, así que os guiaré a la sala de audiencias. ¿Puedo pedirles que me sigan?"

"Sí, por supuesto. Entonces, ¿qué tal nuestras espadas?"

"Ah, sí, está el asunto ese."

Albedo sonrió entre risas.

¿Por qué sonreiría así, se preguntó Neia? No podían llevar armas a la presencia de un rey, así que normalmente se les pedía que entregaran sus armas. Esto también era una muestra de confianza de la otra parte.

“Normalmente, nos aferraríamos a ellas para su custodia, pero no hay necesidad de ello." Pueden llevar sus armas".

Albedo dijo algo que Neia no podía comprender.

Remedios también pensaba "¿por qué?". Seguramente alguien que había pasado todo su tiempo al lado de la Reina tendría aún más razones para cuestionar esto.

Ante sus justificadas dudas, Albedo volvió a sonreír.

Naturalmente, esto se debe a que confiamos en nuestros honorables invitados del Reino Santo y también porque nosotros, como nación que contiene muchos muertos vivientes, debemos parecerles un país bastante extraño. Por lo tanto, siento que permitirles mantener sus espadas los tranquilizará. Por supuesto, no tenemos intención de hacerles daño. Pero si ustedes desean dejarlas con nosotros, podemos cumplir esa petición ".

"Ya veo, siendo así nuestra patria aceptará la buena voluntad de Su Majestad... os ruego que resguardéis las espadas de todos aparte de mí. Le pido disculpas, pero porto un tesoro nacional de mi país, así que espero que entienda que no puedo desprenderla de mis manos bajo ninguna circunstancia ".

"Entiendo".

Albedo miró hacia un lado y la criatura no-muerta que apareció tomo sus espadas para guardarlas.

Quizás había paladines que no estaban contentos de dar sus espadas a los no-muertos, pero como su Capitán se los había ordenado, no había forma de que pudieran negarse.

Neia miró a Albedo mientras entregaba su arma.

No había manera de saber lo que estaba pensando mientras seguía sonriendo esa hermosa sonrisa suya. Más bien, se podría decir que ella los había mirado con pura buena voluntad, como si estuviera prodigando bondad de corazón a Neia y a los demás. Sin embargo, ¿era correcta la evaluación de Neia? Por ejemplo, si hubiera un significado más profundo--

Permitió que gente armada se pusiera de pie ante su amo. ¿Fue debido a la orden del Rey Hechicero? O... ¿fue porque sabía que no había forma de que pudiéramos hacerle daño?

El Rey Hechicero era un mago increíblemente poderoso. ¿Quizás era la arrogancia de creer que ninguna cantidad de paladines del Reino Santo podía derrotarlo?

O quizás tenga guardias no-muertos listos para la batalla. Albedo-sama no parece que tenga ninguna habilidad para pelear...

La Primer Ministro, cuya belleza estaba lo más alejada posible de la violencia, sonrió con gentileza.

"Ahora, todos. El Rey Hechicero espera. Por favor, entren y reúnanse con él ".


♦♦♦


La sala del trono tampoco era tan lujosa como ella se había imaginado. Parecería que había sido puesta en servicio inmediatamente después de ser tomada, sin ninguna renovación.

Sin embargo, el trono mismo resplandecía brillantemente; se podría decir que irradiaba un resplandor dorado. Seguramente no fue forjado de oro macizo; debió ser dorado con láminas de oro. Pero aun así, uno podía ver cuánto esfuerzo y gasto debió haber sido necesario para hacerlo, dado el tamaño del trono.

A continuación, la bandera detrás del trono era igual de impresionante. Estaba hecha de algún tipo de tela y de color negro azabache, con una profundidad inconmensurable. Una ligera alteración en los niveles de luz podría hacer pensar que era de un púrpura profundo.

"Saludos, Su Majestad."

"Todos, inclinaos", ordeno Remedios.

Paladines inclinándose ante los no-muertos; aunque Neia se sorprendió de cómo Remedios pudo tomar una decisión como esa, no ofreció resistencia al caer sobre una rodilla y bajar la cabeza. Fue porque era escudera que había aprendido esta práctica ceremonial. Dicho esto, su experiencia con los reyes se limitaba a ver al Rey Santo una vez, como escudera. Bajó la cabeza mientras movía los ojos, frenéticamente robando miradas a los paladines que la rodeaban.

Parece... que todo está bien.

Por supuesto, esa fue su impresión tomada con base en mirar sus espaldas. Quizás si ella los hubiese visto de frente, podría haber visto la cara pálida de la mayoría de ellos .

¡Estará bien! No fui regañada por nadie, ni siquiera delante del Rey Santo-sama. Papá dijo que yo también lo hice bien e incluso me elogió.

"Anunciando la llegada de Su Majestad, Ainz Ooal Gown."

Mientras Albedo hablaba desde donde estaba delante y al lado de su grupo, Neia escuchaba un sonido muy tenue que sólo ella podía captar, como el de un papel rasgandose, seguido por el sonido de pisadas y un pon pon, un sonido de algo duro golpeando el suelo. Pronto, sintió que alguien estaba sentado en el trono.

"Les doy la bienvenida, levanten la cabeza."

Fue muy difícil respirar durante este tiempo. Mirar hacia arriba demasiado temprano o demasiado tarde sería una violación de la etiqueta. Después de unos segundos, levantó silenciosamente la cabeza.

Y entonces, el ser delante de Neia capturó su atención.

Es el Rey Hechicero, Ainz Ooal Gown...

Puntos de luz roja brillaban dentro de las orbitas oculares de su cráneo desnudo, junto con una apariencia dignamente no-muerta. Sin embargo, Neia sabía que era algo totalmente distinto.

Lo primero que la sorprendió fue su ropa.

Vestido más ricamente de lo que un noble estaría en su fiesta para celebrar la herencia de su título.

La longitud y extensión de sus túnicas parecía muy cómodas y las mangas estaban sorprendentemente sueltas. El dobladillo y las mangas estaban ligeramente decoradas con oro y púrpura. Llevaba atada a la cintura una banda, pero era extraña y no extraña al mismo tiempo. Por muy raro que fuera, exudaba un sabor exótico y "bello" era la única palabra que ella podía usar para describirlo.

Después de eso, usó un par de guantes del mismo color que sus ropas, provistos de placas de metal que brillaban en todos los colores del arco iris y esa mano sostuvo un bastón místico que parecía como si fueran siete serpientes enrollándose una alrededor de la otra. Debe haber sido la fuente del sonido duro de antes.

Sin embargo, fue el halo de irradiación obsidiana que había detrás de él lo que fue verdaderamente sorprendente.

... ¿Es realmente un no-muerto? De ninguna manera...

En la mente de Neia, los no-muertos eran criaturas como Zombis, Esqueletos, Ghasts y otras criaturas semejantes.

En ese caso, el Rey Hechicero no podría ser descrito como uno de los no-muertos a los ojos de Neia. misteriosamente su cara esquelética no la asustó. De hecho, se podría decir que tenía un aire de pureza y santidad.

Era un ser poderoso, un ser asombroso, un ser cuyo poder excedía la capacidad de su mente para captar -- en otras palabras, era un Ser Supremo.

Neia olvidó a Albedo, que estaba junto al trono y miró con ternura al Rey Hechicero.

Lo que la trajo de vuelta a sus sentidos fue el "Bien entonces", que dijo el Rey Hechicero.

"Han recorrido un largo camino desde el Reino Santo, Remedios-dono y ustedes, damas y caballeros de la orden paladina."

"Muchas gracias, Su Majestad."

Aunque podríamos haber organizado un banquete de bienvenida para ustedes, no confío en que ninguno de ustedes esté de humor para tal cosa. Por lo tanto, he tomado el tiempo fuera de mi apretada agenda para arreglar una audiencia con ustedes. Siendo así, en lugar de perder el tiempo en juegos de palabras inútiles -- y halagos insinceros -- vayamos directo al corazón del asunto. Espero que no haya objeciones a esto.

"Para nada, Su Majestad."

"Muy bien. Entonces, dígame el estado actual del Reino Santo. Hablar sin engaño u omisión le permitirá al Reino Hechicero ayudarlos mejor ".

Después de que Remedios le indicara su comprensión, ella derramó su corazón con respecto al estado del Reino Santo.

Neia no entendía cuál era el razonamiento que la había llevado a ser tan comunicativa con su información. Aunque, era muy probable que Remedios sintiera que pensarlo por sí misma era problemático.

El contenido de su discurso era como el que Gustav le había dicho a Blue Rose y terminó diciendo que la situación en primera línea estaba tensa. Probablemente no quería decir algo como que el Reino Santo estaba en vísperas de la destrucción a otro país y mucho menos a un rey no-muerto.

"Ya veo. Entonces, ¿cuál es su objetivo al venir a mi país?"

Deseamos presentar una petición a Su Majestad; dicen que el aventurero llamado Momon que ha jurado ante usted, podría luchar a la par con Jaldabaoth, así que nos gustaría poder tomar prestado a ese guerrero. Le ruego que envíe al guerrero Momon a nuestro país ".

El resplandor carmesí en los ojos del Rey Hechicero desapareció repentinamente y luego se volvió a encender un momento después.

"Como pensaba. También he preparado una respuesta para esta eventualidad -- que sería no."

"¿Puedo preguntar por las razones que llevaron a esa respuesta?"

"Bueno, él es algo así como un símbolo en mi nación. Una parte irremplazable de mi país. Precisamente porque él está cerca, la gente puede vivir tranquila con su corazón ".

"¿Pero no comanda usted legiones de muertos vivientes, Su Majestad?"

"Huhuhuhu", el Rey Hechicero se rió en silencio. Parece que ustedes, damas y caballeros del Reino Santo, han visto mis fuerzas de no-muertos y las han considerado bastante satisfactorias. Entonces, ¿no aceptaréis un préstamo de estas tropas de no-muertos en lugar de Momon? confío en que todos habréis visto que todos los no-muertos que mando son bastante potentes. Deberían ser capaces de eliminar un simple levantamiento demihumano ".

Remedios quedó sin palabras.

Probablemente se imaginaba la vista de sí misma dirigiendo un ejército no-muerto de regreso al Reino Santo. No, era inimaginable. Comandar a los no-muertos era totalmente antitético para un paladín.

Era verdad que los no-muertos tenían muchas ventajas como tropas. No necesitaban comer, podían esperar en medio de la selva primitiva y se les podía llamar un ejército ideal.

Sin embargo, reclutar a los no-muertos -- llamados enemigos de todas las criaturas vivientes debido a su odio a la vida -- en sus fuerzas era más aterrador que cualquier otra cosa. Para empezar, traer las tropas de otra nación a su propio país era una fuente de malestar. Después de resolver sus problemas, ellos podrían entonces proceder a conquistar el Reino Santo.

"En, en ese caso..."

El Rey Hechicero se rió entre dientes ante la perturbación de Remedios.

"Efectivamente, Remedios-dono. Hay algunos en mi país que piensan igual que tú. El uso de los no-muertos para la agricultura, la labranza y la seguridad son aplicaciones que la gente está aceptando cada vez más. Pero, desafortunadamente, aquellos de mis ciudadanos que tienen poco contacto con estas actividades no han llegado a aceptarlas por completo. Por supuesto, la situación es mucho mejor que cuando estaba estableciendo mi Reino, pero se necesitará más tiempo para ello. Momon puede escuchar sus preocupaciones y aliviarlas de muchas maneras. Si lo envío ahora, no se sabe cómo el descontento de la gente podría estallar ".

En ese caso, seguramente los paladines podemos quedarnos aqui y completar el trabajo de construir la confianza en los no-muertos, ¿no es así? Mucha gente sabe que los paladines son los enemigos de los no-muertos. ¿No sería muy eficaz que nos quedáramos y declaráramos que los no-muertos de Su Majestad son dignos de confianza?"

"Umu... esa es una propuesta digna de consideración."

Después de un breve período de meditación, el Rey Hechicero volvió su rostro hacia la mano que no llevaba su bastón.

"... Hm. Uno puede confiar en alguien que ha pasado por las mismas dificultades que ellos; seguramente no hay manera de que crean a alguien que apareció de la nada y dijo que los no-muertos eran sus amigos, ¿verdad? Como yo pensaba, no podrás reemplazar a un aventurero adamantita, que ya es famoso en toda la ciudad ".

Su lógica era impecable.

Por lo tanto, ella no podía refutarlo con lógica. Además, Remedios sintió que usar cualquier forma de atracción emocional sería aún menos efectiva.

El Rey Hechicero preguntó entonces a Remedios sin palabras:

"... muy bien. Entonces cambiemos de tema. Deseo preguntar por algunas personas que no mencionaste, Remedios-dono. En el pasado, Momon me dijo que Jaldabaoth comandaba doncellas de considerable poder. ¿Puedo preguntarles si ustedes, damas y caballeros, se han encontrado con gente vestida así en el Reino Santo?"

"No hemos encontrado a nadie vestido así en el Reino Santo. De hecho, sólo nos enteramos de ellas por primera vez cuando conversamos con Blue rose del Reino ".

"Ya veo... lo que significaría que las doncellas podrían ser la carta de triunfo de Jaldabaoth? ¿O eso significa que están activas en otros lugares?"

"No podemos estar seguros."

"... creo que mencionaste que el Reino Santo del Sur seguía aguantando. ¿Mantiene comunicaciones secretas con ellos?"

"Hasta cierto punto, sí."

"... ¿Entonces no se han infiltrado todavía en el sur? Tal vez estaba pensando demasiado las cosas. Umu..."

El Rey Hechicero de repente miró al techo.

"¿Su Majestad siente que los secuaces de Jaldabaoth se han infiltrado en el sur?"

"Yo no dije eso. Pero yo estaba pensando que, si él poseía peones tan poderosos, ¿por qué no los ha usado todavía... y creo que le pedí una revelación completa al principio, no lo hice? Por lo tanto, permítanme ir al grano -- ¿qué tipo de remuneración puede ofrecerme el Reino Santo a cambio de la ayuda que mi nación puede proveer?"

Era una pregunta perfectamente normal y totalmente esperada. Sin embargo, contestarla fue muy difícil.

"Podemos ofrecer la amistad, confianza y respeto de mi país."

El Rey Hechicero resopló en la respuesta de Remedios.

Sin embargo, no se podía concluir que la respuesta de Remedios hubiera sido incorrecta. Hubo momentos en los que todo eso era lo que un paladín necesitaría para precipitarse en una batalla de vida o muerte. Aquel que defendió un pueblo pobre que no podía permitirse pagar una recompensa adecuada y desafió a una horda demihumana, sería considerado un ejemplo ante los paladines.

Eso es lo típico que diría un paladín. Quizás uno de mis amigos del pasado bien podría haber estado dispuesto a tomar medidas basándose sólo en eso. Pero desafortunadamente, esas palabras no pueden conmoverme. He dicho antes que no se dejen engañar por los halagos sin sentido. ¿Puedes ofrecerme algún beneficio tangible?"

¿Está diciendo que Momon-dono es amigo del Rey Hechicero? ¿Está dirigiéndose a él tan familiarmente porque no es sólo un subordinado?

Mientras Neia reflexionaba sobre esa pregunta, Remedios permaneció en silencio.

No.

La verdad que no se podía decir era que Remedios Custodio no estaba en posición de hacer ninguna promesa de ese tipo.

¿Qué pasaría después de que derrotaran a Jaldabaoth?

Por supuesto, necesitarían nombrar al próximo Rey Santo. Sin embargo, la probabilidad de que tal persona escuche las palabras de un paladín sería muy baja. Si fuera elegido de los nobles del sur, que nunca se habían llevado bien con ella, Remedios y los otros probablemente estarían bajo arresto domiciliario por su incapacidad para proteger a la Reina Santa.

En ese caso, incluso si forjaran un pacto con el Rey Hechicero, no había garantía de que dicho pacto realmente sería respetado. No, antes de eso, era muy dudoso que este grupo tuviera el derecho de representar a su nación. En última instancia, el verdadero propósito de esta delegación de embajadores había sido crear simpatía entre los comuneros que no entendían la situación.

Por esa razón, no tenían la capacidad de hacer promesas. Nadie podía representar por sí solo a un país entero; el único que podía hacer eso era su rey.

"Perdóneme, Su Majestad. Soy el vicecapitán Gustav Montanis, sirviendo bajo el mando de la capitána Custodio. Por favor, permítame hablar en su nombre ".

El Rey Hechicero levantó levemente su barbilla, para indicar que el hombre debía continuar.

"Muchas gracias." Lo que Su Majestad pide es algo que no podemos garantizar. Incluso si reclamamos el territorio del Reino Santo, restaurar la tierra que ha sido devastada por Jaldabaoth llevará mucho tiempo. No creo que podamos ofrecerle nada de lo que prometemos aquí con tanta prisa. Sin embargo, hay una cosa que quiero decirle a Su Majestad y es el peligro de Jaldabaoth."

"Umu... sigue adelante."

"Sí. Los demihumanos desorganizados que amenazaron al Reino en el pasado están ahora bajo el dominio de Jaldabaoth. Si Jaldabaoth no es detenido ahora y se le permite esconderse, no hay manera de saber qué tipo de preparativos puede hacer y dónde se mostrará de nuevo ".

En otras palabras, está diciendo que ahora es el mejor momento para matarlo, dado que ha mostrado su rostro.  Por lo tanto, uno debe erradicar las semillas de cualquier posible discordia lo antes posible. ¿Es eso lo que estás diciendo?"

"Es como usted dice. No esperaba menos de Su Majestad. Por lo tanto, ¿podemos suplicarle que envíe a Momon-dono?"

"Ya veo. Es una razón perfectamente comprensible. De hecho, ya es hora de que este Jaldabaoth sea exterminado ".

"En ese caso..."

Justo cuando la cara de Gustav se iluminaba de alegría, el Rey Hechicero extendió una mano para detenerlo antes de golpear a su bastón en el suelo.

Sin embargo, enviar a Momon sigue siendo muy difícil. Incluso si derrota a Jaldabaoth, la ausencia de Momon provocará malestar en nuestra situación política y alarmará a la gente. En ese caso, ¿qué se debe hacer? Si tuviera más tiempo para estabilizar la política interna de mi nación, enviaría a Momon -- con su aprobación, por supuesto. Según lo que han dicho hasta ahora, deberían ser capaz de aguantar un poco más, ¿no?"

"Pero, por supuesto... ¿cuánto tiempo llevará?"

"Umu... Albedo, ¿qué te parece?"

La Primer Ministro que había estado al margen de todo esto mientras tanto informó a su amo por primera vez.

Después de considerar la inducción gradual de los demihumanos en nuestra nación, demorará el proceso más de lo anticipado. Podría tomar varios años. Sí... si tuviéramos cinco años, no sería un problema ".

"Sólo eso. Confío en que será suficiente."

Cinco años. Gustav probó las palabras en su boca antes de agitar suavemente la cabeza.

"En ese caso, el tiempo..."

"Ya veo... de hecho. Debería haber considerado la situación de su país. Después de todo, es un pedido de una nación amiga ".

El Rey Hechicero puso especial énfasis en las palabras "nación amiga"

"Nuestro país hará todo lo posible para acortarlo esta vez. Albedo, ¿cuánto tiempo mínimo se necesita para llevar esto a cabo?"

"En ese caso, ¿qué tal tres años? Sin embargo, eso podría llevar a disturbios en nuestro país ".

"Eso no se puede evitar. Estamos salvando un país amigo, después de todo. Supongo que habrá alguna pérdida de vidas por nuestra parte... bueno, metafóricamente hablando."

El Rey Hechicero parecía estar bromeando, pero nadie se reía.

"... Hm. Entonces, ¿qué te parece eso? Lo hemos acelerado por dos años ".

Ya había hecho una concesión de dos años, pero incluso tres años eran demasiado tiempo. ¿Cuánto daño podría ocurrir durante ese tiempo? Y entonces, estaba la pregunta de si el Reino Santo podría incluso sobrevivir como nación durante ese tiempo -- no, no había manera de que pudieran. Sin embargo, si salieran y dijeran eso, tal vez incluso la promesa de enviar a Momon después de tres años también podría convertirse en algo discutible.

Sin embargo, la posibilidad de salvación del Reino Santo estaba ante sus ojos.

Tal vez había venido aquí para este momento. Debería apostar su vida por ello.

Después de prepararse para morir, Neia respiró hondo y habló.

"Mis más sinceras disculpas, Su Majestad el Rey Hechicero."

"... ¿Quién eres tú?"




Anterior - Indice - Siguiente

Comentarios

  1. (*_*).... gracias por el aporte!!
    La sacan directo de la version en ingles? o japones?
    Si es asi, donde puedo encontrarla?
    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingles y china. y lo puedes encontrar aqui
      http://overlordvolume10.blogspot.cl/2017/09/volume-12-paladin-of-holy-kingdom-first.html

      Eliminar
    2. Me lo temia... estaba buscando alguien que este mas avanzado que
      Nigel(el traductor ingles) ... U.U
      Bueno, gracias!
      Espero tu traduccion!

      Eliminar
    3. http://overlordvolume10.blogspot.com.ar/2017/09/volume-12-paladin-of-holy-kingdom-first.html
      cada dia pero tienes que ver el horario porque es diferente en cada pais

      Eliminar
    4. Ya sabes que si estas desesperado, siempre puedes comprar el ebook por amazon. obviamente en japones xD!!

      Eliminar
    5. Ajajajajaja lo compraria solo por las ilustraciones y el fanatismo, no estoy tannn desesperado.... solo estoy frustado por como termina cada capitulo... en uno te dicen que ainz muere... en otro que demiurgo se puso a masacrar gente... como que quiero respuestas... diganme soy el unico sufriendo?
      (Como termino el ultimo cap2 parte4 me tranquiliso un poco, ya estaba por llorar de la intriga que me dejaba cada final de cap) u.u

      Eliminar
    6. Bueno, algo puedo decirte con seguridad. y es que la historia se va a terminar en la mejor parte, ya que te recuerdo que el volumen 12 y el 13 estan conectados. De hecho Ainz nisiquiera va a pelear con Jaldaboah , hasta el volumen 13.

      Eliminar
    7. Lo supuse,.. peleara contra el Rey de los Demihumanos segun las ilustraciones, y poco mas... me dejaran con un mal sabor de boca U.U

      Eliminar
  2. gracias, muchas gracias por traducirlo

    ResponderEliminar
  3. Ese momento. Sama es cool
    Bryan tu eres cool

    ResponderEliminar
  4. Joder, aparte de la traduccion, ahora me traen las peliculas recopilatoria del anime con contenido adicional! LA PTM! USTEDES SON HEROES!!!! PD: Gracias por sus aportes en Overlord

    ResponderEliminar
  5. que los seres supremos te bendigan amigo. Gracias por las traducciones y las películas =P

    ResponderEliminar
  6. gracis por le capitulo y por la pelicula
    si te es posible puedes conseguir la de no gmae no life por favor :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Overlord, Volumen 12, Afterword

Epilogo
Estoy seguro que mucha gente debe haber deseado que agosto tuviera sesenta días de duración cuando hacían sus deberes de vacaciones mientras sus padres los regañaban o cuando hojeaban el calendario en agosto.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?