Ir al contenido principal

Overlord, Volumen 12, Capitulo 2, parte 3



"¿Es así?" Entonces no se puede evitar. Por favor permanezcan como están y entren, todos. La verdad es que, pedirles sus espadas tenía la intención de garantizar su seguridad. En ese caso, prométanme que no desenfundarán sus armas sin importar lo que pase una vez dentro. Si no pueden hacer eso, les aconsejo que se vayan de esta ciudad ".

"Entendido. Devolveremos la confianza que has demostrado al permitirnos llevar nuestras espadas, no sacaremos nuestras armas mientras estemos dentro ".

Remedios se tocó el pecho con la mano, al emblema del Reino Santo, mientras hacía esa declaración. Ella juró hacerlo en su honor como paladín y en el del Reino Santo.

"Entonces confiaré en ti para que hagan eso. Primero, le pediré a la guardia que salga de esta zona."

En el Reino Santo, este juramento era un compromiso absoluto que incluso podría sorprender a los que lo vieron, pero fue recibido de manera mucho más leve en otros países. Después de esa respuesta suave, el guardia llamó a la puerta.

Después de eso, la puerta se abrió lentamente y lo que de repente apareció ante sus ojos fue--

Neia grito "Aiiiieeeeee" en un tono que estaba entre un jadeo y un lamento.

El ser que lentamente emergió era excesivamente grande en todas las dimensiones.

Su armadura de placa completa de color negro estaba cubierta de trazas rojas que se asemejaban a vasos sanguíneos y estaba cubierta de púas. Un par de cuernos demoníacos sobresalían de su cabeza y su casco abierto mostraba un rostro humano podrido. Sus vacías cuencas oculares contenían puntos de luz roja llenos de odio y sed de sangre.

La temperatura de la habitación se hundió, como si la oscuridad acabase de derramarse.

"¡Por favor, no desenvainen sus armas!"

Todos los hombros se estremecieron por el grito del guardia.

"¡Nada pasará si no desenvaináis vuestras espadas! ¡Pero si lo hacen, serán asesinados al instante! Después de eso, estarán atados a al eterno sufrimiento! ¡Por favor, no me hagan presenciar algo así otra vez!"

Su lúgubre grito sonaba como si ya hubiera experimentado este tipo de cosas antes. ¿Había presenciado personalmente tal acontecimiento en el pasado?

El no-muerto lentamente miraban a Neia y a los demás. Tenía la sensación de que estaba esperando a que sacaran sus espadas.

"... ¿Y este ser no-muerto es...?"

La voz de Remedios tembló levemente mientras hablaba.

"Son guardias que están apostados en gran número por toda la ciudad."

"... ¿En serio?"

La voz temblorosa de Remedios estaba entre sorpresa, miedo y consternación. Neia sentía lo mismo que ella. Era impensable que una nación poseyera tantos muertos vivientes de tan extraordinario poder.

"A-ah, discúlpame. ¿Está esta criatura esta bajo el control de Su Majestad, el Rey Hechicero?"

El guardia asintió en respuesta a la pregunta reflexiva de Neia.

"De hecho, así es. Además, gobierna sobre los no-muertos que son más poderosos que este de aquí ".

"¿No es peligroso?"

El soldado respondió inmediatamente a la pregunta de Gustav. Parecía que se moría por derramar su corazón hacia él.

"Bueno, hasta la fecha, no ha habido incidentes en esta ciudad donde la gente era asesinada sin provocación."

Los no-muertos eran seres que odiaban a los vivos. Como alguien que podría dominarlos completamente y evitar que dañaran a las criaturas vivientes, el Rey Hechicero debe ser una persona verdaderamente increíble. Neia quedó profundamente impresionada por el poderío del Rey Hechicero.

"... ya veo. Ah. Entonces, ¿Podemos seguir avanzando?"

"Por favor, síganme."

La negra criatura no-muerta se alejó lentamente de la puerta y el soldado caminó audazmente junto a él. En contraste, Neia y los demás parecían mirarse el uno al otro para ver quién daría el primer paso.

Mientras que él decía que esta criatura no-muerta era gobernada por el Rey Hechicero, esas ataduras no eran visibles a simple vista. Esto hacía que caminar delante de el, fuera varias veces más aterrador para ellos que ir atrás, algo asi como, un carnívoro que estaba sin ataduras, pero no atacaría porque estaba saciado.

Remedios planeaba avanzar primero, pero Gustav la detuvo. Después de eso, miró a Neia.

Soy el canario, ¿eh?

No había nada malo en esa lógica cuando uno consideraba cuya vida importaría menos si se perdiera. Aun así, a pesar de su determinación de proteger a los débiles, su propia escudera era otra cosa.

Neia se acercó a lo que había delante, cerro los ojos y luego avanzo.

Después de dar varios pasos hacia adelante, lentamente abrió los ojos. No la habían cortado. Ella aceleró su paso y se apresuró a pasar al lado del no-muerto.

Después de ver que Neia había cruzado con seguridad, los otros paladines la seguían. Al final, nadie fue atacado y llegaron a su destino.

El soldado abrió la puerta, mostrando varias mesas y muchas sillas simples.

"Por favor, esperen en esta habitación un momento."

"Entendido. Gracias por guiarnos hasta aquí ".

Remedios le sacudió la barbilla y Gustav sacó una pequeña bolsa de su equipaje y se la entregó al soldado que los había traído aquí. Era una propina.

"¡Por favor, no lo hagas!"

Su rechazo era tan feroz que era casi como un grito de desesperación.

El soldado puso las manos sobre la cabeza, sin querer tocar esa bolsa.

Todos quedaron conmocionados por su reacción, al igual que Neia. No podía imaginar por qué el soldado reaccionaría tan dramáticamente.

"Su Majestad nos paga a todos, así que por favor, permítanme rechazar su muestra de consideración."

"Pero, pero como nos diste un buen servicio... Y no es una suma muy grande, ¿no?"

"No, no hay necesidad de eso. Esperaré afuera hasta que termine el curso ".

El soldado se retiró rápidamente de la habitación. El resto de la gente se miraba, desconcertada por la reacción forzada del soldado.

"¿Está bien así verdad?"

"Él dijo que no, así que no hay nada que podamos hacer al respecto."

La propina era algo natural. Aunque no dar propinas no era un problema, la mayoría de las personas practicaban el dar propinas. Por supuesto, algunas personas lo hicieron para minimizar el tiempo necesario para las inspecciones de equipaje y pedir a la gente que se ocupara de varios asuntos pequeños. Hablando francamente, simplemente estaban haciendo lo que se esperaba de la gente en su estación.

Si esa era una instrucción del Rey Hechicero, ¿entonces cuál era su objetivo al hacerlo?

"No nos dijeron dónde sentarnos. Así que es libre, entonces."

Después de que todos se sentaron como la Capitán había dirigido, pasó un corto tiempo antes de que la puerta se abriera una vez más.

Neia se volvió hacia atrás y entonces sus ojos se abrieron de par en par.

La entidad que había entrado no era humana.

Era una criatura cuya especie tenía un cuerpo superior humano y uno inferior de serpiente, un Naga.

Había varios vástagos de la raza Naga -por ejemplo, los Nagas Marinos que ocasionalmente aparecían en las costas del Reino Santo- pero a qué subespecie pertenecía éste no estaba claro. Sin embargo, todos ellos eran demihumanos que no tenían buena voluntad para la humanidad, pero Neia no se sentía terriblemente asustada.

Todo esto fue gracias a ese guardia no-muerto. Comparada con eso, al menos podia reunir una respuesta racional a esto.

Ah! ¿De eso se trataba? Esa espantosa criatura no-muerta no sólo tenía la intención de asustar a la gente, sino adormecer a la gente con el shock de ver a los demihumanos? Realmente pusieron mucho pensamiento en dejar que los demihumanos coexistieran con los humanos...

Parecería que el Rey Hechicero no era sólo un poderoso ser no-muerto.

El Naga se deslizó por la silenciosa habitación, sin prestar atención a la respuesta del grupo mientras se movía delante de ellos y luego se inclinó un poco.

"Gracias por esperar, queridos humanos que desean entrar en la ciudad. Este es uno de los oficiales de inmigración del Reino Hechicero, Ryurarius Spenia Ai Indarun. Bueno, no es una profesión que haga que entre en contacto con ustedes, así que olvidenlo si quieren. Entonces, sin más preámbulos, comencemos. Este
explicaremos brevemente las diferencias entre vivir en esta ciudad y los
ciudades circundantes, así como cosas de las que uno debe ser consciente... en primer lugar, blandir armas dentro de la ciudad está estrictamente prohibido."

Esa fue una advertencia muy razonable y Neia dejó que la tensión fluyera de sus hombros.

Muchos lo considerarían un simple recordatorio ", dijo Ryurarius señalando sus rostros con un delgado dedo. "Está escrito en todas sus caras. Sin embargo, me gustaría que recuerden que muchas razas caminan por las calles del Reino hechicero. Ya han visto a los no-muertos levantando la cabeza y caminando orgullosos. Incluso si se consideran como seres peligrosos, sacar sus arma sobre ellos sin provocación sería un grave crimen, ¿no?"

"Un momento, por favor. ¿Significa eso que debemos huir si aparece un ser peligroso?"

"Ese no es el caso. Aunque haya entidades peligrosas en la ciudad, ninguna de ellas les hará daño. Aun así, hay casos en los que la gente se siente asustada, siente que puede ser atacada y por lo tanto saca sus armas de todos modos. A eso es lo que me refiero".

"¿Puedes estar seguro de que no nos atacarán?"

"Oh sí... De las muchas criaturas peligrosas que caminan por este lugar, las que más te inquietarán son probablemente los subordinados de Su Majestad."

Ryurarius sonrió cansado.

"Una vez que se queden aquí por más de un día, su cautela decaerá y ya no les importará. Bueno, el primer día es el mayor problema. Ah, por supuesto, desenfundar sus armas en defensa propia está perfectamente bien ".

"Ya veo. Así que está bien mientras se haga en defensa propia ".

"Mm, sí. Además, la magia de control mental será usada en el curso de  investigación de crímenes en esta ciudad. Por favor, tengan eso en mente ". 

Los ojos de Neia se abrieron de par en par. Tampoco era la única que lo hacía. Una conmoción surgió de los paladines. Como su representante, Remedios expresó su opinión.

"Un momento, por favor. ¿Es el Reino Hechicero una nación tan laxa? ¿Se permiten los medios mágicos? ¿Los tribunales también son así?"

En general, la magia del control mental no se usaba cuando se preguntaba a la gente sobre crímenes.

Por ejemplo, al usar "Dominar", uno podría convertir a cualquiera en un criminal por un breve período de tiempo. Usando "Charm", uno podría encontrar un chivo expiatorio para cualquier crimen. El hecho de que la magia de control mental pudiera ser usada para fabricar delincuentes hizo que se viera como un acto salvaje y tiránico.

Los tribunales también usan medios similares. Oh, este puede estar seguro de que Su Majestad no los obligará a decir falsedades. En ese punto no tienen que preocuparse."

¿Cómo puede alguien creer eso? El uso de la magia de control mental significa que una vez que una nación decidiera que alguien era un individuo peligroso, podría pintarlos como criminales y luego tratar con ellos. Ningún ser humano confiaría en un muerto viviente que nunca antes había conocido.

Nadie dijo eso, pero probablemente todos sintieron lo mismo.

"Ademas, permitanme preguntar... si no quieren entrar ahora, ¿podrían volver después?"

"... No, no podemos hacer eso. Por favor, permítanos entrar ".

"Esa es la respuesta más rápida hasta ahora. Los comerciantes siempre piden tiempo y luego discuten entre ellos. Entonces, continuemos ".

Después de eso, Ryurarius se refirió a cómo "los caballos no-muertos tiraban carruajes a lo largo de los caminos" y otras cosas extrañas que parecían confundir sus mentes. Sin embargo, cuando dijo,"A veces los Dragones volarán sobre sus cabezas, así que no os alarméis o dejéis que vuestros caballos corran como locos", su cara se torció. 

Tener Dragones volando por encima de una ciudad no era sólo un "gran incidente". 

Los dragones eran criaturas contra las que incluso héroes completamente armados y preparados podrían caer en combate. Por eso todos los guerreros soñaban con matar a un dragón. Matar a una criatura abrumadoramente superior con la fuerza que habían afinado, con sus camaradas y sus armas era una acción gloriosa y una acción que sólo los guerreros más extraordinarios podían realizar.

Seguramente causaría una gran perturbación si tal Dragón apareciera en una morada para humanos.

Los no-muertos están bien, porque ya los hemos visto como guardias, pero los Dragones... no, aún así, tener a uno que vuele sobre ellos como centinela debería estar bien, ¿no? Además, tienen muchas categorías de edad y su fuerza varía mucho dependiendo de sus años...

Los Dragones recién nacidos seguían siendo Dragones. Sin embargo, tal pequeño Dragón era más fácil de controlar que la criatura no-muerta de ahora.

"Entonces, eso es todo. Gracias por escucharme. Ahora, ¿pueden seguir al soldado hasta la puerta después de salir de esta habitación?"

"Perdóname, pero ¿puedo hacerte una pregunta?"

Remedios levantó una mano.

"¿Hm? ¿Y qué podría ser?"

"No pretendes matarnos o comernos, ¿verdad?"

"Tal vez podría haber pensado en hacerlo en el pasado. Sin embargo, eso está estrictamente prohibido ahora. Además, después de ver a Su Majestad, siento que no tiene sentido pelearse con formas de vida inferiores ".

"¿Su Majestad es realmente tan poderoso?"

Ryurarius sonrió cansado.

"Es diez veces más poderoso de lo que puedas imaginar. Aparte de él, incluso sus subordinados son extraordinariamente poderosos... francamente hablando, no hay ciudad más segura que la que Su Majestad defiende."

Quizás estaba pensando en algo, pero Remedios se quedó en silencio.

"Este no sabe por qué han venido aquí. Sin embargo, permíteme darte un consejo sabio, que un viejo amigo - un cierto contemporáneo mío - aprendió con su propio cuerpo. Declarar su oposición a Su Majestad sería una tontería extrema. Te serviría mas si te arrepintieras ante él y le suplicases por misericordia ".

Esas palabras tenían un sentido palpable de la realidad. Aunque dijo que lo había oído de un amigo, era más parecido a que el Naga llamado Ryurarius hablaba por experiencia personal.

"Gracias por tu consejo".

Remedios se puso en pie, seguida de cerca por todos los demás.

Neia se inclinó ante Ryurarius desde donde estaba al fondo del grupo antes de salir de la habitación.

Comentarios

  1. Se agradece la velocidad de traduccion les agradesco

    ResponderEliminar
  2. En verdad muchas gracias! Sigan así

    ResponderEliminar
  3. Una buena traduccion y mas rapida que otras paginas se agradece el esfuerzo

    ResponderEliminar
  4. Aun no lo leo, y voy a esperar hasta que esté listo. Aunque me gustaría saber como cuánto te falta jejeje.

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la traducción, es imposible esperar para ver que mas nos espera por leer el siguiente fragmento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, FINAL

Parte 4

Tanto la recuperación de la ciudad como la liberación de sus ciudadanos eran algo triviales ante el poder del Rey Hechicero.

Los paladines y reclutas atacantes estaban virtualmente ilesos y aunque algunos de los residentes encarcelados perdieron la vida en el caos, fue una cantidad sorprendentemente pequeña.

Overlord, Volumen 12, Afterword

Epilogo
Estoy seguro que mucha gente debe haber deseado que agosto tuviera sesenta días de duración cuando hacían sus deberes de vacaciones mientras sus padres los regañaban o cuando hojeaban el calendario en agosto.

Overlord, Volumen 12, Capitulo 3, Parte 3

Aún así, eso me hizo pensar. ¿De dónde había aprendido el Rey Hechicero tales tácticas?

Un ser con la piel dura de un demihumano no llevaría armadura encima. Con garras afiladas, uno no necesitaría espadas. Los humanos llevaban armadura y portaban espadas por sus frágiles cuerpos.

Si no hubiera necesidad de confiar en el ingenio, entonces las tácticas serían naturalmente innecesarias también. ¿Por qué conocía el rey hechicero, un ser abrumadoramente poderoso las tácticas de asedio?