Ir al contenido principal

Fate/Zero


Novela ligera
Autor: Gen Urobuchi
Traductor: Lanove
Género:  Acción, fantasía, suspenso
Volúmenes: 4/4
Estado: Finalizada

Argumento


Fate/Zero ocurre 10 años antes de los acontecimientos de Fate/stay night, en la cual se detalla los sucesos que desencadenaron en la 4.ª Guerra por el Santo Grial en la ciudad de Fuyuki.1 La Guerra por el Santo Grial es una competencia a muerte en la cual siete magos (denominados “Masters”) convocan siete espíritus heroicos (llamados “Servants”) para que libren una batalla entre sí, en la cual el único equipo ganador que quede en pie será el merecedor del poder del Santo Grial, el cual puede conceder cualquier deseo. Después de tres guerras inconclusas en las cuales no hubo un ganador, la 4.ª Guerra por el Santo Grial está a punto de empezar.

El Grial fue creado hace siglos atrás por las familias Einzbern, Matoû y Tōsaka. Los Einzbern, después de tres fracasos sucesivos, están decididos a obtener el Grial a cualquier costo, y por ello deciden en representación de ellos enviar como Master en esta 4.ª Guerra a Emiya Kiritsugu, un “magus killer” (asesino de magos). Él es un mercenario de élite sumamente conocido, tanto por su reputación como por sus tácticas, ya que es capaz de hacer cualquier cosa para lograr su objetivo. A pesar que en el pasado Kiritsugu deseaba ser un héroe y salvar a todo el mundo, él decidió abandonar su ideal al darse cuenta de que el salvar la vida de un persona siempre costará la vida de otras. Es así como decidió destruir despiadadamente a quien sea con tal de obtener la paz de otros.

Sin embargo, Kiritsugu se encuentra profundamente dividido entre el amor que él quiere dar a su nueva familia —su esposa Irisviel von Einzbern y su hija Illya— y el objetivo que deberá conseguir en esta 4.ª Guerra.

Comentarios

  1. WOW, gran aporte
    Estoy deseando leerla, aunque para ello antes tenga que terminar de leer Fate/stay night

    Por cierto, podriais poner un link a la pagina de la traducción de Fate/stay night cuando la terminen (les queda relativamente poco, pero conociendo su extrema extension...), para aquellos incautos que lean esta primero?

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, de entre todos los trabajos que ha hecho Type-Moon Fate/Zero es mi favorito, sinceramente muchas gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 14?, Palabras del Autor

El rincón de expresión del autor conocido como el Afterword ha comenzado.

Y así debo decir que, este es el decimocuarto volumen del libro para mí. Por lo tanto, mientras pido disculpas a las personas que esperan el Volumen 14, el corazón de Maruyama está lleno de la sensación de que ha terminado el Volumen 14. El siguiente será el Volumen 15~

¿Cómo te sientes después de leer esta historia?

¿Crees que Suzuki Satoru, como MC de una LN, se siente diferente de lo que ha sido Overlord hasta ahora?

La escena de la batalla en este libro podría haber terminado siendo confusa. Originalmente, tal vez hubiera sido necesario decir algo como "por eso lo hizo y así lo hizo", pero yo lo omití deliberadamente. Esta obra realmente supone una gran carga para sus lectores. Tal vez haya fracasado como autor de LN, pero como he dicho muchas veces, personalmente creo que "no importa si no lo entiendes".

Por cierto, mientras mi editor sigue diciéndome "por favor, hazlo más fácil de…

Overlord, Volumen 14?, Epilogo

Epílogo
Había un desierto al suroeste del centro del continente.

Se llamaba el Desierto del Dolor, o tal vez el Desierto de Di Gavorsa, según el gran imperio que una vez estuvo aquí.

Aunque era un desierto bastante extenso, algunas regiones recibían lluvias, por lo que varias razas - y monstruos - vivían aquí. Estaba el Gran Reino de los escorpiones Pabilsag, la pequeña nación de los Genios de Slutarn, y el grupo religioso que veneraba al Dragón de la Luz como su deidad principal -cuya fe era generalizada entre los nómadas- tenía su santuario principal en este lugar.

Overlord, Volumen Alternativo, Prologo

Prólogo
Mientras estaba sentado en el trono, Momonga ignoró la débil satisfacción y redobló la vergüenza que sentía por un momento y comenzó a mirar el interior de la habitación, tras lo cual vio a Sebas y a las doncellas paradas, inmóviles y sin hacer nada. Estar de pie tan rígidamente en esta habitación lo hacía sentir un poco solo.

Recordó que había una orden para ello. Momonga recordó las palabras que había escuchado antes, y luego extendió una mano antes de agitarla suavemente de arriba a abajo.