Ir al contenido principal

Saijaku Muhai No Bahamut


Autor: Akatsuki Senri
Ilustrador: Kasuga Ayumu
Traducción: Twin Dragons
Volúmenes: 01/07
Género: Comedia, Romance, Escolar, Ecchi, Mecha, Harem.

Sinopsis:


Lux fue príncipe de un imperio llamado Arcadia que fue derrocado por una rebelión hace cinco años. Accidentalmente, Lux se mete en la zona de baños de un dormitorio femenino, ve a la nueva princesa del imperio desnuda, y desata su ira. La muchacha, llamada Lisesharte, reta a Lux a un duelo con Drag-Ride, unas antiguas armas mecánicas blindadas que se han rescatado de ruinas de lugares de todo el mundo.

Lux solía ser conocido como el Drag-Knight más poderoso, aunque ahora se le conoce por el “invicto más débil”, porque nunca ataca en la batalla. Después del duelo con Lisesharte, Lux termina asistiendo a una academia femenina que entrena a miembros de la realeza para ser Drag-Knights.


Volumen 1

Comentarios

  1. Bryan loco te doy las gracias ahora con el anime me llene de curiosidad por esta novela y tu la traes. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Mejor miro el anime primero luego leeo la novela xd

    ResponderEliminar
  3. Espero con ancias los demás volúmenes

    ResponderEliminar
  4. Espero con ancias los demás volúmenes

    ResponderEliminar
  5. quiero mas al anime le cortan demasiado prefiero las novelas por favor suban las pronto :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Palabras Finales

Gracias por su arduo esfuerzo, queridos lectores que han hecho todo el camino hasta aquí. La mano con la que sostuvieron el libro debe estar cansada, ¿verdad?

Overlord, Volumen 13, Hojas de personaje

Neia Baraja
Fanática de ojos feroces
Vocación: Escudera del Ejército de Liberación del Reino Santo
Residencia: Casa familiar en Hoburns.

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.