Ir al contenido principal

Noticia, The Great Ruler.








Hola a todos, aquí el traductor de The Great Ruler, empiezo pidiendo disculpas porque los capítulos de la semana pasada no fueron publicados, ellos están realmente traducidos, sólo que falta corregirlos y no he tenido tiempo, y ese es el propósito de esta noticia.

Se busca un corrector, los requisitos son:

*Principalmente ganas y tiempo.

*Buen conocimiento de gramática y ortografía,  principalmente adaptar lo que suene "raro".

Beneficios:

Ninguno JAJA... Bueno sí, tendrán acceso a capítulos por adelantado, ayudaran enormemente a que más capítulos se publiquen semanalmente y realmente no toma mucho tiempo al día, y ayudar en gran manera a la calidad de las publicaciones.

Eso es todo, si alguien esta interesado dejar un correo en los comentarios.

Comentarios

  1. Yo me apunto (se que nunca comento, pero quiero ayudar a esta comunidad)

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo tiempo y esta novela me gusta bastante, asique no tendria ningun inconveniente

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 1

El asedio Parte 1

Faltaba mucho para el final del invierno, por lo que el aire era muy frío. Sin embargo, eso no fue una dificultad para él, gracias a la piel que cubría su cuerpo. Su torso estaba envuelto en una brillante piel negra, y otra capa de ropa encima de ella que hacia un excelente aislante. No temblaría de frío, aunque llevara una armadura completa de metal.

Sin embargo, ahora estaba temblando por una razón diferente.

Esa razón era la ira.

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 5

—Deprisa...

—¡Uooooohhhhh!

Un fuerte ruido resonó alrededor de Neia mientras las piedras volaban. El sonido parecía barrer con la ansiedad de su corazón.

Las piedras lanzadas golpearon a los demihumanos, que aún dudaban. Aunque distaba mucho de ser fatales, parecía que habían causado cierto daño.