Ir al contenido principal

Chaotic Sword God – Capítulo 179

Traducción al español: Eduardo Ventura.

Capítulo 179: Atrapado en un tormento

Había una expresión de alegría en los ojos del hombre al oír la respuesta de Jian Chen. Esta frase era algo que él desde hace rato tiempo estaba esperando escuchar, por lo que no se sorprendió.
Él quería que Jian Chen los acompañara obedientemente de vuelta al clan Heiming, pero este deseo no se mostraba en su rostro: “Venga con nosotros de vuelta al clan Heiming de inmediato, de lo contrario, cuando todos los expertos lleguen al caer la noche, incluso el clan Heiming no podrá hacer nada para ayudarle”.
Un destello casi indetectable de burla cruzó por los ojos de Jian Chen mientras respondía: “¿Podría ser que si regreso contigo al clan Heiming, entonces, el clan Heiming definitivamente me salvará? ¿No acaba de decir que había numerosos poderes influyentes tras de mí? ¿Podría ser que el clan Heiming es capaz de resistir el asalto de ataques desde todas las direcciones?”.
El hombre se rió con confianza: “Por supuesto, aunque admito que los poderes detrás de usted son realmente fuertes, y casi pueden competir en el mismo nivel que nuestro clan Heiming; pero no se olvide que nuestro clan Heiming es lo suficientemente fuerte como para ser de los más fuertes de la Ciudad Fénix. Además, el clan Heiming se ha unido en secreto con algunos otros clanes, así que si usted se compromete a cooperar con nosotros, usted estará a salvo de las otras potencias”.
“Oh, ¿así que esto es así?” Jian Chen asintió con la cabeza como si de repente se dio cuenta de algo.
“Entonces ven conmigo rápido, la noche se acerca rápidamente. Nuestros hombres sólo pueden contenerlos por un pequeño momento, si nos tomamos demasiado tiempo, la situación será drástica.” Creyendo que Jian Chen ya había aceptado ir con ellos al clan Heiming, el hombre empezó a correr en una dirección.
Sin embargo antes de que pudiera llegar demasiado lejos, inmediatamente se detuvo y se dio la vuelta para mirar el nulo movimiento Jian Chen con las cejas fruncidas, “¿Por qué no te estás moviendo?”.
Jian Chen tenía algunas dudas sobre su rostro, “¿A dónde?”.
Al oír Jian Chen, el hombre sintió miedo en su corazón al darse cuenta de que esto no iría tan bien como él pensaba. “¿A dónde más? Por supuesto que de regreso al clan Heiming, o ¿Quieres morir estando en otro lugar?”
“Pero, yo nunca dije que iba a ir contigo.” Dijo Jian Chen sin ninguna emoción.
Las caras de todos los miembros del clan Heiming cambiaron abruptamente cuando el líder del grupo también mostro una sombría expresión en su rostro mientras fríamente miraba a Jian Chen: “Wu Yun, ¿Está usted jugando con nosotros?”.
Jian Chen rió, “No estoy jugando con ustedes, ¿me has oído decir que iría de vuelta con ustedes al clan Heiming?”.
El hombre de mediana edad dejó escapar un suspiro antes de tomar otra profunda bocanada de aire mientras su mirada se volvía maliciosa. Riendo con rabia, dijo: “Bien. Muy bien. Wu Yun, se ha negado a beber de la copa del ofrecimiento, por lo que tendrá lugar beber de la copa de la derrota, ¡No nos culpe por ser maleducados!”
Con eso dicho, el hombre de mediana edad cargó contra Jian Chen.
Los ojos de Chen Jian destellaron con frialdad mientras trajo su propia Arma Santa. Rápidamente una fina y delgada espada de plata apareció en su mano derecha. En contra de estos miembros del clan Heiming, Jian Chen podría decir que la diferencia entre sus fuerzas era tan clara como el día. El hombre de mediana edad que había hablado primero con él, era un Gran Maestro Santo Primaria y los otros hombres con él, estaban sólo en el nivel del Pico Maestro Santo. Un despliegue de fuerza como ésta no era en absoluto una amenaza para Jian Chen.
Al ver a los hombres cargaba contra él, la espada Viento Ligero de Jian Chen empezó a emitir un brillo nebuloso sobre los bordes, como señal del agudizamiento del filo de la espada Qi. Luego, con un solo golpe, un sonido extremadamente fuerte resonó por las calles, lo que sacudió hasta a los edificios.
“Jaja, miembro del clan Heiming, sus movimientos son realmente rápidos.” De repente, una cantidad extremadamente intensa de Qi Espada creció y se disparó hacia el hombre de mediana edad.
Con este cambio repentino, la cara del hombre se puso extremadamente seria al sentir la fuerte cantidad de Qi Espada emanando del objeto volando hacia él. Con un suspiro mental para sí mismo, su corazón sabía que la oportunidad de capturar a Jian Chen había sido perdida. Con un sonido ronco, una fuerte cantidad de Fuerza Santa llenó sus manos y con eso apareció una espada de dos manos. La utilizó para desviar hacia abajo la extremadamente veloz espada Qi volando hacia él.
En el momento en Jian Chen vio esa espada, con las piernas, se impulsó contra el suelo mientras se retiraba hacia atrás.
“¡Explosión!”
Justo cuando Jian Chen se retiró, una gran cantidad de energía se estrelló abajo contra el suelo y creó un fuerte torbellino de polvo y escombros. Los sonidos de devastación hicieron eco en todas las direcciones, ya que incluso las tiendas cercanas habían sido golpeadas por la onda de choque.
Los transeúntes en las calles que fueron afortunados y no se vieron involucrados, sin dudarlo, saltaron lejos de la zona inmediatamente. Por lo común que eran las guerras en el Continente Tian Yuan, este evento no era nada nuevo para nadie por lo que las personas presentes no tenían ningún aspecto de tener miedo o incluso sorpresa.
Después de que la onda de choque se disipó, el hombre de mediana edad del clan Heiming estaba de pie en su posición original con una expresión seria.
Al mismo tiempo, un grupo de personas se acercó en dirección a Jian Chen por detrás de él. Incluso las partes superiores de los edificios cercanos tenían muchas personas que saltan hacia la conmoción para llegar a Jian Chen.
Después de sólo un momento, toda la calle se llenó de cientos de personas formando una multitud impenetrable. Incluso los techos cercanos estaban llenos de gente.
“Cualquier persona que no esté relacionada con esto, debe retirarse de inmediato.” Repentinamente gritó una voz, haciendo que todos los espectadores sientan la necesidad de salir del lugar. Después de eso, la multitud formó un pasillo vacío para que los transeúntes se retiren de forma rápida.

Viendo que la gente que lo rodea le supera en número, al menos por cien, la cara de Jian Chen, finalmente, se tornó más seria de lo habitual. Entre este grupo, él podría sentir que muchos de ellos eran bastante fuertes, mientras que los otros eran por lo menos de nivel de Gran Maestro Santo.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 14?, Palabras del Autor

El rincón de expresión del autor conocido como el Afterword ha comenzado.

Y así debo decir que, este es el decimocuarto volumen del libro para mí. Por lo tanto, mientras pido disculpas a las personas que esperan el Volumen 14, el corazón de Maruyama está lleno de la sensación de que ha terminado el Volumen 14. El siguiente será el Volumen 15~

¿Cómo te sientes después de leer esta historia?

¿Crees que Suzuki Satoru, como MC de una LN, se siente diferente de lo que ha sido Overlord hasta ahora?

La escena de la batalla en este libro podría haber terminado siendo confusa. Originalmente, tal vez hubiera sido necesario decir algo como "por eso lo hizo y así lo hizo", pero yo lo omití deliberadamente. Esta obra realmente supone una gran carga para sus lectores. Tal vez haya fracasado como autor de LN, pero como he dicho muchas veces, personalmente creo que "no importa si no lo entiendes".

Por cierto, mientras mi editor sigue diciéndome "por favor, hazlo más fácil de…

Overlord, Volumen 14?, Epilogo

Epílogo
Había un desierto al suroeste del centro del continente.

Se llamaba el Desierto del Dolor, o tal vez el Desierto de Di Gavorsa, según el gran imperio que una vez estuvo aquí.

Aunque era un desierto bastante extenso, algunas regiones recibían lluvias, por lo que varias razas - y monstruos - vivían aquí. Estaba el Gran Reino de los escorpiones Pabilsag, la pequeña nación de los Genios de Slutarn, y el grupo religioso que veneraba al Dragón de la Luz como su deidad principal -cuya fe era generalizada entre los nómadas- tenía su santuario principal en este lugar.

Overlord, Volumen Alternativo, Prologo

Prólogo
Mientras estaba sentado en el trono, Momonga ignoró la débil satisfacción y redobló la vergüenza que sentía por un momento y comenzó a mirar el interior de la habitación, tras lo cual vio a Sebas y a las doncellas paradas, inmóviles y sin hacer nada. Estar de pie tan rígidamente en esta habitación lo hacía sentir un poco solo.

Recordó que había una orden para ello. Momonga recordó las palabras que había escuchado antes, y luego extendió una mano antes de agitarla suavemente de arriba a abajo.