Ir al contenido principal

Staff
















Comentarios

  1. Gracias, así que las leyendas son ciertas, ESPANIPON a renacido, jaja hace mucho creí que esta página había muerto y me entristecia, pero ahora veo que regreso y con más fuerza, gracias por resucitar a la página que me había metido en este mundo de novelas ligeras, muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Excelente pagina. Me quiero unir y colaborar con la pagina con alguna novela, como puedo hacer? saludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Quisiera compartir un fanfic que estoy realizando, como lo puedo hacer? si es que se puede jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. con que estos son el staff no pense que hubiera tantos xd

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias x traernos las novelas ligeras q tanto nos gusta leer.

    ResponderEliminar

  8. Podrás darme info de Sakurako no san no ashimo (Beautiful Bones) en cualquier idioma gracias

    ResponderEliminar
  9. como se puede subir o mandar una historia a esta pagina?

    ResponderEliminar
  10. Disculpen, no sé si respondan esto pues hay unas cuantas preguntas parecidas en la parte de arriba, pero ¿sería posible publicar una novela original en esta página? Si es posible me gustaría publicar la mía. Esperare atentamente a su respuesta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Overlord, Volumen 13, Epilogo

Después de la victoria del Rey Hechicero, las cosas se resolvieron de manera muy sencilla. Los demihumanos ya habían perdido la voluntad de luchar, así que todo lo que quedaba era eliminarlos. Prácticamente no hubo bajas del Reino Santo, pero el suelo estaba lleno de cadáveres demihumanos.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 5, Parte 2

Neia cerró en silencio la puerta de la habitación del Rey Hechicero y se giró sobre sus talones. Y entonces... su cuerpo se estremeció.

Ella palmeó suavemente sus mejillas rojas y algo ardientes para forzar su cara a tensarse antes de que colapsara completamente. Una de las razones era porque sabía que su rostro relajado hacía que otros desconfiaran, mientras que la otra razón, más importante, era porque se sentía profundamente avergonzada.

Overlord, Volumen 13, Capitulo 4, Parte 1

El asedio Parte 1

Faltaba mucho para el final del invierno, por lo que el aire era muy frío. Sin embargo, eso no fue una dificultad para él, gracias a la piel que cubría su cuerpo. Su torso estaba envuelto en una brillante piel negra, y otra capa de ropa encima de ella que hacia un excelente aislante. No temblaría de frío, aunque llevara una armadura completa de metal.

Sin embargo, ahora estaba temblando por una razón diferente.

Esa razón era la ira.