lunes, 28 de septiembre de 2015

Overlord en español, Volumen 5, Capitulo 5, Parte 1

Parte 1


(Noveno mes), Día 3, 12:07

"El escondite se encuentra a través de esta puerta de acuerdo con el asesino; Debe haber otra entrada en ese edificio”.

De pie frente a la entrada del burdel, en frente de la puerta donde Tsuare había sido tirada, Sebas señaló un edificio de varias puertas más abajo. Aunque tanto Brain como Climb estaban presentes cuando extrajeron la información, nunca escucharon sobre el burdel y obedientemente aceptaron la explicación de Sebas.

"Eso es lo que he oído también. Ellos dijeron que la entrada se utiliza como salida de emergencia y siempre tienen al menos dos personas como guardias. En ese caso, yo creo que sería mejor dividirnos en dos grupos. Teniendo en cuenta nuestra capacidad de combate, ¿qué tal dejar a Sebas-sama tomar la entrada principal mientras Climb y yo atacamos desde ese lado? "

"Aunque no tengo ninguna objeción, ¿Climb que piensas de ello?"

"Me parece bien. Pero Unglaus-sama, una vez que entremos, ¿Qué debería hacer? ¿Debemos realizar la búsqueda juntos? "

"Por favor, llámame Brain, lo mismo para Sebas-sama. En fin... aunque debemos mantenernos unidos para estar seguros, podría haber un pasadizo secreto, incluso los asesinos no saben nada. Creo que vamos a tener que buscar rápidamente mientras Sebas-sama está distrayendo al enemigo de frente”.

Como si estuviera recordando algo, Brain murmuró que es común que haya un pasaje que sólo el jefe conozca.

"Entonces, ¿Nos separamos una vez que estemos dentro?"

"... Mientras que estemos preparados para los peligros, tenemos que actuar y esperar lo mejor."

A las palabras de Brain, Sebas y Climb asintieron con la cabeza.

"Entonces, ya que usted es más fuerte que yo, podría dejarle la tarea de buscar el interior para usted, Unglau- Brain-sama?"

"Creo que sería lo mejor. Dejaré que Climb-kun se ocupe de buscar la salida secreta”.

Ni que decir, investigar el interior del edificio lleva a un alto riesgo de encontrarse con el enemigo. Ya que Brain era mucho más fuerte que Climb, la tarea caería en él.

"Entonces esto será nuestra confirmación final."

A pesar de llevar a cabo una discusión general antes de llegar al burdel, dado que aún no habían visto la ubicación real, había partes que estaban todavía inciertas. Ahora, todo eso se había decidido y no había nadie que se opuso al plan de Sebas.

Sebas colocó un pie adelante y se acercó a la puerta de metal. La puerta que Climb pensó jamás sería capaz de abrir, no importa que hiciera, en comparación al lado de Sebas, parecía un trozo de papel.

El frente era donde las defensas estaban, naturalmente las más altas. A pesar de que estaban a punto de atacar ese lugar, no se sentían preocupados. Brain Unglaus, que luchó en igualdad de condiciones con Gazef Stronoff, el soldado más fuerte en los países a nuestro alrededor, había declarado que "los dos juntos no sería capaz de ganarle a Sebas". El ser que sólo puede ser descrito de estar en una liga diferente, ahora estaba dando un paso adelante.

"Entonces usted debe estar pendiente. De acuerdo a los asesinos, a cuatro pasos en esa entrada debe dar la señal para demostrar que usted es un aliado. No creo que se le ha olvidado, pero por si acaso”.

"Gracias."

No lo olvidó, pero independientemente, Climb agradeció a Sebas.

"Y si es posible, voy a tratar de capturarlos vivos. Pero en caso de que se resistan, voy a matarlos sin piedad. Supongo que no será un problema? "

Tanto Climb y Brain sintieron un escalofrío por sus espinas cuando Sebas habló con una sonrisa suave.

No estaba mal, la suya era la respuesta obvia. Ambos sabían que si ellos mismos se encontraban en la misma situación, ellos optarían por hacer lo mismo. La razón por la que se sorprendieron y sintieron un escalofrío por sus espaldas se debía a que la cara Sebas parecía como si tuviera una personalidad alternativa.

Un caballero amable y un guerrero de cabeza fría, los extremos de la bondad y la crueldad coexistían entre sí. Sentían una premonición; si Sebas llegara a salir con esa cara, significaría que todo el mundo habría muerto.

Climb nerviosamente habló con Sebas.

"Si se trata de evitar el derramamiento de sangre innecesario tanto como sea posible, entonces no puede ser evitado. Después de todo, somos pocos en número. Pero si ve a alguien que parece un miembro de alto rango, ¿podría capturarlo vivo? Interrogar a esa persona podría ser más beneficioso en el futuro”.

"Yo no soy un asesino, Climb-kun. Por favor, este tranquilo, no he venido aquí para matarlos a propósito”.

Climb se sintió aliviado y esbozo una sonrisa.

"Me disculpo, por favor tenga cuidado".

♦ ♦ ♦


"Ahora bien, permítanme destruir rápidamente este lugar y ganar algo de tiempo."

Si Sebas destruía este burdel, debería de poner fin a sus relaciones con él, aunque sea temporalmente. Si tenía la suerte de encontrar documentos confidenciales y similares, tendría que centrarse en cómo tomar represalias e incluso poder olvidarse de Tsuare por completo.

En el peor de los casos, aunque el resultado termine únicamente comprando algo de tiempo, podría proporcionar una oportunidad para que Tsuare escape. Él incluso podía ser capaz de encontrar una mejor manera.

"Ahora que lo recuerdo, había un comerciante en E-Rantel que nos habló amigablemente. Tal vez podría pedir su ayuda”.

Incluso si la mente de Tsuare se recuperaba completamente, ella estaría más feliz si tuviera el apoyo de alguien en quien poder confiar.

Sebas se giró y miró de nuevo a la resistente puerta. Lo tocó y recordó de inmediato la escena donde Tsuare había sido desechada. La puerta era imponente, con hierro y partes en madera. Una sola mirada era suficiente para saber que sería difícil para un ser humano destruirla sin necesidad de utilizar herramientas.

"Me preocupa Climb...”

Él no tenía que preocuparse por el hombre llamado Brain Unglaus. Incluso si él se enfrentaba a Suculento, su oportunidad de ganar era alta. Pero Climb era diferente. Él no tendría ninguna oportunidad.

Climb fue el que se ofreció a participar en el asalto. Al ver cómo ofreció su ayuda, Climb parecía preparado. Sin embargo, la pérdida de una vida joven intentando ayudar sería lamentable, sobre todo si se trataba de la vida de una persona tan buena.

"Deseo que ese niño pueda vivir una larga vida...”

Sus palabras eran adecuados de ser pronunciadas por los que habían vivido mucho tiempo. Por supuesto, Sebas fue creado como un hombre viejo, pero teniendo en cuenta el tiempo desde su nacimiento hasta ahora, él sería más joven que Climb.

"Por lo menos, sería mejor si mato directamente a Suculento. Sólo espero que Climb-kun no se encuentro con él”.

Sebas oró a los 41 seres supremos por la seguridad de Climb.

Si Suculento era el más fuerte en este lugar, entonces probablemente Sebas sería el que se enfrente a él. Sin embargo, si él trabajaba como guardaespaldas de alguien, existía la posibilidad de huir, mientras cumplía su papel de protector. Con su corazón preocupado, Sebas agarró la manija de la puerta y la hizo girar.

Sólo podía darle vuelta a medio camino. Teniendo en cuenta el tipo de negocio donde se encontraba, era obvio que la puerta estaría cerrada.

"No soy experto en forzar cerraduras... otra opción sería ….. Voy a tener que abrir la cerradura a mi manera”.

Sebas murmuró con fastidio y bajó su cuerpo. Retiró la mano derecha mientras sostenía la mano izquierda delante de él. Era una espléndida posición, tan robusto como un viejo árbol de mil años profundamente arraigado.

"Hm!"

Lo que sucedió después fue imposible.

Su brazo había perforado los bordes de la puerta de acero, en las bisagras. No, no se detuvo allí. Su brazo continuó cavando más profundo.

Con un chillido, las bisagras anunciaron su separación de la pared.

Sebas abrió libremente la puerta que había perdido su resistencia.

"Pero qué…?"

Tan pronto como entró, había un pasillo y un hombre alto con pelo de punta se paró frente a una puerta entreabierta. Sus ojos y boca estaban muy abiertos mientras esbozaba una expresión atónita.

"Estaba un poco oxidada, así que forcé la puerta con un poco de fuerza. Usted debe mantener la puerta bien engrasada”.

Sebas habló con el hombre y cerró la puerta. No, tal vez sería mejor decir que la apoyó para arriba.

A medida que el hombre se quedó estupefacto, Sebas caminó más adentro sin reservas.

"Oye, ¿qué está pasando?"

"-¡¿Que fue ese ruido?!"

Las voces de los otros hombres se oían detrás de la habitación.

Sin embargo, al estar cara a cara con Sebas e incapaz de reaccionar incluso a las voces, el hombre habló.

"... B ... B-Bienvenido?"

El hombre cayó en la confusión y sólo podía mirar distraídamente cuando Sebas se acercó a su rostro. Normalmente, una persona que trabajaba en un lugar como este utilizaría la violencia. Sin embargo, la escena que el hombre acababa de presenciar era demasiado irreal.

Haciendo caso omiso de las preguntas de sus aliados detrás de él, el hombre dio a Sebas una sonrisa halagadora. Fue porque su instinto de supervivencia le dijo que ese era el mejor curso de acción. Él también podría haber estado mintiéndose desesperadamente suponiendo que este hombre era un mayordomo que servía a uno de sus clientes. El hombre y su espesa barba, mejillas infladas mientras trataba de mostrar una sonrisa hospitalaria, la comparecencia fue realmente una monstruosidad.

Sebas también llevaba una sonrisa; suave y gentil. Sin embargo, no había bondad en sus ojos. Llevaron a cabo un destello vicioso que podría cautivar a la gente, como una hoja afilada.

"¿Podría hacerse a un lado?"

Un 'latir', no, más bien como un "plaf". Un sonido repugnante sonó.

Un hombre rudo y su equipo pesarían fácilmente más de 85 kilogramos. Un hombre así fue girado en el aire como una broma y paso a una velocidad impresionante que era demasiado rápida para seguir con el ojo. El cuerpo del hombre se estrelló contra la pared con un fuerte chapoteo.

 La casa se sacudió como si hubiera sido golpeado por el puño de un gigante.

"... ¡Oh, no, creo que lo maté. Si me hubiera contenido un poco entonces él habría sido una buena barrera psicológica ... Bueno, parece que hay más a la izquierda, así que tendré que tener más cuidado de ahora en adelante."

Sebas se dijo a sí mismo que debía contener su fuerza un poco cuando él dejó el cadáver de este lado y se movió más hacia el interior.

Sebas abrió la puerta de par y entró en la habitación. Con movimientos gráciles, miró a su alrededor. En lugar de alguien que estaba cargando en el campo enemigo, parecía el de una persona que estaba tomando un paseo alrededor de una casa abandonada.

Había dos hombres.

Ellos miraban atónitos a la flor carmesí en la pared detrás de Sebas.

La sala se llenó con el olor a alcohol barato de la talla que nunca encontraría en Nazarick. Se mezcla con el olor de la sangre y las entrañas y dio lugar a un extraño aroma que revuelve el estómago.

Sebas armó la información que escuchó de Tsuare y el asesino y trató de trazar la estructura del interior de este edificio en su cabeza. Aunque la memoria de Tsuare estaba llena de agujeros y tenía poco que ofrecer, él oyó que la tienda real, se encontraba en el sótano. El asesino nunca había estado allí y no fue de ninguna ayuda en este punto en adelante.

Aunque Sebas observaba el suelo, no podía encontrar las escaleras que debían estar bien escondidas.

Si no podía encontrarlas por sí mismo, entonces él simplemente tenía que pedirle a alguien que supiese.

"Perdón, tengo una pregunta que me gustaría hacerle."

"Guaahh!"

Tan pronto como él habló con ellos, uno de los hombres dejó escapar un grito agudo. Parecía que ahora, la idea de la luchar había desaparecido de sus mentes. Sebas se sintió aliviado. No podía controlar su fuerza muy bien si pensaba en Tsuare y su puño terminaría matándolo instantáneamente.

Si ellos abandonaron la idea de luchar, podría ser suficiente solo romper sus dos piernas.

Los hombres que estaban temblando de miedo aplanaron la espalda contra la pared, todo ello en un intento de tratar de llegar lo más lejos de Sebas como sea posible. Sebas los miraba sin emoción y su boca se rompió en una sonrisa.

"Hiiii!"

El miedo creció y el olor a amoniaco se propago en el entorno.

Sebas pensó que podría haber ido demasiado lejos en asustarlos y frunció el ceño.

Uno de los hombres deshizo los ojos y se desmayó. La extrema tensión le había causado dejar de lado su conciencia. El otro hombre miró a su compañero con una expresión de envidia.

"Bien... como dije anteriormente, me gustaría hacerle una pregunta. Tengo asuntos a continuación. ¿Podría decirme cómo puedo encontrar mi camino? "

"... T-eso es."

Sebas vio la luz del miedo en los ojos del hombre mientras consideraba la traición. Aunque los asesinos pensaban de la misma manera, parecía que este hombre temía ser purgado de la organización. Recordando sobre el hombre que huyó con el dinero que recibió y cómo actuó, la muerte era algo seguro.

Desde que parecía que no iba a hablar sin ser presionado adecuadamente, Sebas dijo las palabras que talaron la vacilación del hombre.

"Parece que hay dos bocas aquí. No me importa si usted es el que habla”.

El hombre empezó a sudar profusamente de su frente y su cuerpo temblaba.

"OOO-Allá! No, ahí es donde está la entrada secreta! "

"Ciertamente."

En cuanto a donde él estaba señalando, realmente parecía que las costuras de ese piso eran diferentes.

"Ya veo. Gracias. Entonces usted ha hecho su parte”.

Cuando Sebas sonrió, el hombre comprendió el significado oculto detrás de sus palabras y tembló, su rostro se hacía cada vez más pálido. Aun así, él mantuvo un pequeño rayo de esperanza y habló.

"Yo-yo le ruego, -por favor no me mate!"

"Me niego."

La respuesta inmediata congeló la habitación en silencio. Los ojos del hombre casi se salían de su órbita, era la expresión de una persona que trataba de negar lo que acababa de escuchar.

"Pero, te lo dije! Hey, no voy a hacer nada, así que déjame vivir! "

"Eso es cierto, pero...”

Sebas exhaló un suspiro y sacudió la cabeza.

"Me niego."

"Tú... estás bromeando, ¿verdad?"

"Si eso es lo que desea creer. Sólo hay un resultado al final de esto”.

"… Por favor Dios."

Sebas recordó cuando recogió a Tsuare y ligeramente entrecerró los ojos.

¿Qué derecho tenía un hombre de esta profesión pedir algo a Dios? Y para Sebas, los 41 seres supremos eran sus dioses. Se sentía como si acabara de ser insultado.

"Esto es lo que te mereces."

De la voz acerada que rechazaba todo, el hombre parecía haberse dado cuenta de que iba a morir.

¿Iba a correr o pelear? El momento en que la elección se colocó delante de sus propios ojos, sin dudarlo, el hombre escogió- huir.

Incluso si tuviera que luchar contra Sebas, el resultado era obvio. En cambio, no importaba lo pequeña que fuese, tenía una mejor oportunidad de sobrevivir si corría. La idea detrás de su decisión era correcta.

Debido a esto en un par de segundos, no, en sólo una décima de segundo, su vida se había extendido.

Después de haber capturado al instante al hombre que corría hacia la puerta, Sebas ligeramente volvió su cuerpo. La ráfaga de viento cortó la cabeza del hombre y se derrumbó como si sus cuerdas hubiesen sido cortadas. Un objeto redondo golpeó la pared con un ruido sordo y rodó hasta el suelo, dejando tras de sí un rastro de sangre.

Un momento después, la sangre brotó del cuello sin cabeza del hombre y se pulveriza sobre el suelo.

Esa fue realmente una espléndida técnica. Para cortar una cabeza con una patada circular, aunque tenía la velocidad y el poder de hacer algo como eso, la parte más aterradora era que ni una sola mancha de sangre quedo en el zapato de Sebas.

Con el sonido de sus pasos, Sebas caminó hacia el hombre que se había desmayado con sus ojos en blanco y al instante lo golpeo. Como el sonido de un viejo árbol cayendo, el cuerpo del hombre convulsionó. Después de unos espasmos, ya no se movió.

"... ¿No es evidente lo que sucedería con todo el sufrimiento que han causado hasta ahora? Pero pueden estar seguros, por lo menos de haberse expiado con sus cuerpos”.

Así Sebas movió los cadáveres.

Alineó el área alrededor de las escaleras con los cuerpos totalmente destruidos. Incluso mirarlos era horrible; quería infundir miedo y duda a cualquiera que trate de huir. Era un método que Sebas pensó en caso de que no pueda destruir el punto de entrada.

Después de mover los cadáveres, Sebas trajo su pie en la entrada del piso secreto.

Primero fue el sonido de las partes mecánicas siendo activadas. Después de eso, un gran agujero se abrió en el suelo. La cubierta del piso roto ruidosamente cayó por las escaleras resistentes.

"Ajá ... Si tan sólo destruyo estas escaleras, entonces sería difícil que ellos escapan a través de este camino."


3 comentarios:

  1. Wuaaa!!!!!!!!!!, que rapido en un dia otra parte
    Muchisimas gracias ;D

    ResponderEliminar
  2. Oh no, estas partes son crueles, me alegro cuando veo una, la leo, pero no dura ni cinco minutos la lectura, luego viene la decepción... Pensaría que es como una droga, siempre quiero más y más... Oh, la ansiedad me puede.

    Gracias por la nueva parte.

    ResponderEliminar
  3. Me hice adicto a esta novela, ya quiero seguir leyendo y ojalá Shalltear y Albedo tengan más protagonismo en los próximos arcos, Sebas se está luciendo en este

    ResponderEliminar

Copyright © 2016 Espanipon | Designed With
Scroll To Top